ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

13. STORYTELLER

“Seamos prolíficos en elogios y carentes de adulación. El elogio autentico nace de la convicción del mérito, del talento, o de la virtud ajena que es reconocida por quien elogia.”

Luis Aníbal López

-77 Claves de Asertividad Comunicacional-

“La admiración por las cosas buenas de cada persona permite valorarlas, tener armónicas relaciones con ellas y aprender sus cualidades.”

Julio Ponce de León / Carlos Lemoine Amaya

-Como Manejar la Libertad-

“Luchas que pueden culminar en un triunfo (…) Ha pasado el tiempo de pensar y ha llegado el de hacer (…) Poco dinero, pero constante y suficiente para asegurar la supervivencia y los gastos básicos (…) Los problemas de la pareja no son graves, sino que es aquello que forma su entorno lo que tiene importancia y relevancia (problemas familiares, económicos, etc) (…)  Inteligencia y habilidad para transformar la propia vida, habla de talentos potenciales y habilidades creativas, predice una oleada de energía e intuición como motor para poner en marcha nuevas oportunidades (…) Oportunidad para una nueva vida si se consigue desprenderse de la anterior. El paso a una etapa completamente nueva.”  

Libro del Tarot

-Julia Querol-

Hace un año tuve unas sesiones de interacción terapéutica con Luis Roberto Hernández. Mis colegas de la Universidad Católica de Colombia lo conocen y saben el tipo de ser humano que es. Yo lo admiro mucho y siento por él una profunda gratitud. Gracias a sus generosas palabras y a su capacidad de conexión empática, logré encaminarme hacia mi máxima meta existencial: COMPARTIR LA VIDA CON MI NÚCLEO FAMILIAR.

Lo logramos Luis Roberto!!!, gracias. Gracias de verdad.

Que estas palabras compartidas en el Ágora de los tiempos ultramodernos, llamado redes sociales, queden como evidencia de tu calidad y de tus cualidades. Aprendí por ahí con otro colega nuestro, que la admiración de lo bueno y lo bello es una forma de manejar la libertad. Te admiro por lo que eres y por lo que esa mente brillante y prolífica ha producido. Sin duda que has sido una gran influencia para mí. Me conoces, hemos compartido escenarios de la vida y somos amantes de las palabras.

Miguel de Zubiria, quien ha sido mi mentor durante toda mi carrera como psicólogo, dice que el afecto es más determinante para la supervivencia que el alimento. Y yo le creo. Por eso hace un año empecé ese proceso con Luis Roberto, porque tenía como meta retornar a la vida familiar, sin duda alguna, la mayor fuente de afecto para mí.

Plasmo estas palabras el 26 de enero de 2018, hace dos años exactamente empezó a gestarse Tiempos de Paz, el primer libro que tuve la fortuna de crear; en aquellos días estaba atravesando por una dura prueba existencial, y experimentando la más dura soledad. Vivía en los Alcázares, compartía apartamento con Harold Franco, mi compañero y amigo de infancia en los tiempos del internado en la Escuela de Trabajo la Linda.    

Hoy es un día especial para mí porque celebro el inicio de mi camino como creador de libros, y es curioso que lo haga expresándole gratitud a Luis Roberto, otro creador de libros. Yo estoy convencido que el haber empezado este camino de creación me ayudó a lograr la reconexión con el núcleo familiar del cual soy parte.

Coincide esta celebración con el inicio de la segunda parte de la creación de este libro que he llamado DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR. Por eso me remonto al principio, al primer relato con el que empecé este intuitivo viaje. ¿Lo recuerdas?

Una madrugada de noviembre me desperté con unas palabras dando vueltas en mi mente:

“Será mejor que lo cuentes”, “Será mejor que lo cuentes”.

Lo primero que conté fue un reconocimiento de mi realidad material:

“Yo soy un hombre materialmente pobre, esta es mi realidad.”

Por eso me preguntaba:

¿QUÉ HACER PARA EVOLUCIONAR DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR?

Con esta pregunta en mente continué caminando, tenía la intensión de escribir intensamente todos los días, levantándome a las cuatro de la mañana dizque para recibir la energía creadora de esa hora de la vida. Pero no ha sido así, pareciera ser que los libros tienen su propio ritmo, van surgiendo según como les plazca.

En lo que llevo de este viaje me hice consciente de otras dos riquezas. Primero de mi riqueza afectiva, representada en el hecho de estar viviendo con un grupo, con mi núcleo familiar. Eso hizo que superara esa dolorosa sensación de soledad que me acompañó durante el tiempo que estuve en el exilio afectivo. Por primera vez en mi vida, pude disfrutar de una navidad y fin de año en paz y cerca a los seres que más amo en mi vida: Luz Adriana, Orianna y Dante. ¿No es verdad que estar cerca a la familia que has cocreado es una gran riqueza afectiva?

La segunda riqueza de la que me hice consciente es la riqueza intelectual. Reflejada en el hecho de estar creando libros que me ayudan a conocerme y relacionarme. Me di cuenta que este es el propósito de estos libros, saber qué soy, quién soy, qué quiero y qué hago. Esta es una gran riqueza intelectual, ¿No crees? Además, es un puente para relacionarme con aquellos seres que por alguna u otra razón, entran en contacto con estas palabras y sienten curiosidad por conocer a quien está detrás de estas letras. Esto me encanta, que los libros que creo me lleven a conocer personas es para mí una gran fuente de alegría. Miguel lo sabe muy bien, cada nuevo vinculo es una fuente de felicidad. Más oxitocina, más serotonina, más dopamina, más endorfinas, es la recompensa del cerebro cuando constata que hemos logrado establecer una nueva conexión con otro ser humano. Ayer me quedó muy claro esto luego del encuentro con Rodolfo y Yuri, el vínculo es lo más importante. El vínculo en sí mismo, no como medio, sino como fin. Ser consciente de esto es una gran riqueza, ¿No crees?

Con estas dos grandes riquezas deseo atraer la riqueza material. Ya la estoy sintiendo, hoy tengo $9.600 pesos en mi billetera de Mario Bros, éste es todo mi capital material, pero no estoy pobre. Disfruto de esas dos grandes riquezas; la riqueza afectiva: representada en la cercanía con mi núcleo familiar y ese par de amigos (Rodolfo y Yuri) que son un inmenso tesoro para mí, además de muchos otros vínculos que tengo por ahí listos para ser cultivados; y la riqueza intelectual, de la cual me hice más consciente luego de escuchar a una mujer extraordinaria llamada  Eva que dijo:

“Las palabras son cosas”

¿POR QUÉ EVA SNIJDERS DIRÁ QUE LAS PALABRAS SON COSAS?

Si las palabras son cosas entonces es posible producir palabras reflexionando sobre la relación entre las cosas y las experiencias de la vida. Las experiencias propias y comunes, mutuamente influyentes.

Si las palabras son cosas las puedo conectar y compartirlas en forma de relatos. Con estos relatos practico el Storytelling y doy a conocer mi servicio.

¿Cuál es mi servicio?

¿Qué palabras puedo crear para compartir este servicio que estoy destinado a prestar?

Producir palabras es crear cosas.

Las cosas no son solo tangibles sino también intangibles.

Yo soy un creador de cosas intangibles que le sirven a las personas para descubrir el sentido de su vida.

La esencia es el sentido.

El elixir vital es el sentido, así lo aprendí de Antonio Núñez, el primer ser humano al que escuché hablar sobre Storytelling, me encanta su libro:

SERA MEJOR QUE LO CUENTES.

-Los relatos como herramientas de comunicación-

Eva, una Storyteller, me ayudó a ser consciente de una parte esencial de lo que soy:

Un Storyteller.

Aquella madrugada de noviembre, sin ser consciente de ello, me levanté a dar comienzo a mi camino como Storyteller.

Quizá, en esencia, eso es Luis Roberto, un narrador, que al igual que yo, estudió psicología para intentar comprender un poco los misterios de la naturaleza humana, y que también estudió filología para hallarle el sentido a las palabras, y que no contento con ello estudio también filosofía para preguntarse a lo mejor por la razón de nuestra existencia en este plano de la vida.

En fin, conjeturas para darle sentido a lo que vivo, me gusta mucho como ha quedado este relato, ahora que ya soy consciente de ser un Storyteller, pretendo tejer este libro partiendo de la reflexión de los trece primeros relatos. Y así hasta completar las seis partes de este libro, una cosa que me servirá para conocerme un poco más, pero más importante aún, para relacionarme con aquellos que se conecten con estas palabras.

Ahí nos vemos.

Abracadabra.

Anuncios
ANDRES PAZ

¿QUIÉN SOY? ¿QUÉ ESTUDIO? ¿QUÉ SE? ¿QUÉ HAGO?

 

“Revolucionario será aquel que pueda revolucionarse a si mismo”

Ludwig Wittgenstein

 

El primer empleo formal que tuve en mi vida fue como mensajero. Tenía 16 años y recién había salido de un internado de los Terciarios Capuchinos en el que viví durante tres años de mi existencia.

Ese primer empleo lo tuve en 1997 y se lo debo a los Terciarios Capuchinos. En la OPAN hice carrera. Después de cuatro años como mensajero fui ascendido a vigilante. En esa época trabajaba de noche y estudiaba Psicología de día en la Universidad Católica de Colombia.

Egresé en el 2004 y para abril del 2005 ya estaba trabajando en el Colegio Seminario Espíritu Santo. Otra institución de los Terciarios Capuchinos. Ahí me estrené como Psicólogo. El padre Arnoldo Acosta, mi protector desde los 13 años, me dio la siguiente oportunidad.

Un día de octubre de 2006, ya con 26 años, amanecí sintiendo que no quería ir a trabajar.

Ese día se mostró ante mí la posibilidad de elegir: seguiría siendo empleado, dependiendo de un salario y de la renovación anual de un contrato, o lucharía para algún día llegar a ser un Psicólogo Autónomo.

¿Seguridad o Libertad? Ese fue el dilema existencial al que me enfrenté.

Con la misma osadía que me impulsó a salir de casa a los 12 años, opté por la Libertad. Desde el primero de enero de 2007 empecé a construirla. En mi mente estaba muy claro que no seria un Psicólogo empleado, seria un Psicólogo Autónomo.

Mi primer experimento fue una revista de diversidad sexual que estaba pensada para la población LGBTI.

En octubre de 2008 recogí los primeros frutos en mi lucha por conquistar la Autonomía. Fui contratado por el hospital Rafael Uribe Uribe para ayudar a posicionar la política pública para la población LGBTI en las Localidades Rafael Uribe y Antonio Nariño. Hice ese trabajo hasta agosto del 2009.

En ese mismo año 2008, en septiembre, me encontré con mi destino: conocí la Psicología Afectiva, una hermosa y poderosa creación de un psicólogo y pedagogo colombiano.

Con mi mentor y maestro Miguel de Zubiria
Con mi mentor y maestro Miguel de Zubiria

En la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani, hice un diplomado sobre “inteligencia emocional”. Y desde entonces, no he parado de estudiar y aplicar en mi trabajo como Psicólogo Afectivo y Formador Afectivo, la obra de quien se convertiría en mí querido maestro: Miguel de Zubiría.

Casi siete años después de aquella mañana de octubre de 2006, cuando a los 26 años amanecí sintiendo que no tenia ganas de ir a trabajar, hoy junio 10 de 2013 y a mis casi 33 años de edad, me levanté a las 4am lleno de energía para contarle al mundo que he conquistado mi Autonomía.

Soy libre!!!

Me he revolucionado a mi mismo!!!!

Soy dueño de mi mismo!!!

Soy un Psicólogo Autónomo. He creado una forma de vivir, estudiar y trabajar la Psicología que me permite satisfacer mis necesidades afectivas, intelectuales y materiales. La he denominado como Escuela-Taller de Psicología Afectiva y Formación Afectiva.   

Y lo mejor es que esta nueva forma de vivir, estudiar y trabajar nuestra bella psicología –como bien lo dice mi maestro Miguel de Zubiría-, tiene como uno de sus propósitos ayudarle a mis colegas psicólogas, a conquistar su Autonomía. A ser libres, a liberarse de la dependencia a un salario. A un empleo. A poner toda su pasión y amor por la Psicología al servicio de la Orientación y la Formación Existencial de si mismas y de los demás.

Siete arduos y dolorosos años me tomó esta lucha. Pero ha valido la pena.

Ser Autónomo no es una mera palabra. Significa que como Psicólogo  he logrado desarrollar una forma de vida, una solida estructura teórica y un funcional modelo de trabajo enfocado en la Orientación y la Formación Existencial, que nos permite a los profesionales de la Psicología satisfacer con tranquilidad –aunque no sin esfuerzo- nuestras necesidades afectivas, intelectuales y materiales.

Justo a partir de este relato empiezo a compartir sistemáticamente esta innovadora propuesta. Y a partir del próximo domingo 16 de junio arrancaré con mi ciclo de conferencias sobre “Cómo conquistar tu Autonomía Vital” (en la biblioteca Virgilio Barco) dirigido principalmente a mis colegas. Aunque también es útil para profesionales de las ciencias sociales y humanas. Docentes, trabajadores sociales, psicopedagogos, filósofos, etc.

Mi meta es tu Bien-Estar, colega, mi objetivo es que conquistes tu Autonomía. Para ello pongo a tu disposición lo que soy, lo que estudio, lo que se y lo que hago. Yo ya aprehendí. A los trancazos, pero aprehendí. Todavía sigo aprehendiendo, pero ahora mi deber es enseñar. Así funciona la vida, compartiendo lo aprehendido. Aprehender para enseñar y de paso aprehender dos veces.

De esta forma, podremos establecer una relación de interdependencia. Trabajar Juntos en el desarrollo de la Psicología Afectiva como un nuevo enfoque que ha nacido para convertirse en el  más influyente en Colombia y América Latina.  Y también en el posicionamiento de la Formación Afectiva como un oficio que  permite darle forma a nuestra Mente, y ganarnos la Vida (es decir, conquistar nuestra Autonomía) Orientando y Formando a los demás.

Hecha esta somera introducción, procedo entonces a desplegar todo el modelo. Lógicamente que no te voy a abrumar con toda la información de un solo “tacazo”. Por lo pronto, te voy a dejar planteado mediante unos esquemas geométricos lo que aquí te vas a encontrar.

Ser Autónomo significa tener muy claro lo que se es, lo que se estudia, lo que se sabe y lo que se hace.

 

  

GEOMETRIA AFECTIVA