TRIBU FAMILIAR

UNA NUEVA MISIÓN -Tío Psicólogo-

NUEVA MISION

Cuando se práctica la espiritualidad, no existe división entre la vida laboral y la vida familiar, cada nuevo caso que me llega es una nueva misión familiar.

Yo soy tío, prácticamente el único tío de mis seis sobrinos. Cuatro niños y dos niñas.

Y soy psicólogo, como tal, estoy al servicio de las personas que por mi labor me buscan.

¿Si le sirvo como psicólogo a particulares por qué no le voy a servir a mis familiares?

Es mi deber!!!!

Yo soy el tío psicólogo de mis sobrinos.

No puedo ser indiferente a este hecho vincular porque si no mi corazón no palpitara en paz.

Este es un punto clave de mi filosofía de vida.

La crianza de un niño necesita de la Tribu Familiar.

Una de mis funciones en mi Tribu es ser tío.

Aportar y compartir lo que soy, lo que se y el fruto de lo que gano en mi que hacer como psicólogo.

En la foto estoy conversando con Sandra, una madre que esta viviendo la enriquecedora experiencia de acompañar a su hijo en un proceso en el Centro de Orientación Juvenil Luis Amigó.

El mismo sitio al que yo llegue cuando tenía 13 años.

Esta foto la tomamos en la entrada de esta institución de los Terciarios Capuchinos ubicada en Cajica.

Practicar la espiritualidad me permite sentir que todo esta conectado, que nada ocurre por casualidad y que Dios junta a las personas para cumplir una misión.

Yo lo creo así.

Y así lo vivo.

Por eso es que siento fuego en mi corazón, por eso creo que no hay que alimentar la preocupación, sino emprender la acción para que se produzca la transformación.

Estoy convencido que vivir es un arte, y en ese arte, practicar la espiritualidad es muy importante.

Anuncios
ANDREZ PAZ, CAUSA

LA CAUSA DE UN PSICÓLOGO AFECTIVO

ESPIRITUALIDAD Y PSICOLOGIA

Hay muchas formas de ser psicólogo y de hacer psicología.

Algunos se ocupan de los trastornos de la mente, otros de los asuntos del corazón.

Yo soy de los segundos, la mía es una psicología afectiva, mi tema central es el amor.

Vivo la psicología con un espíritu activista, por eso trabajo en pro de una causa:

La lucha contra la pobreza afectiva.

LIBRO AMOR Y TRABAJO, SERVICIOS

Y TU, ¿YA TIENES TU PSICÓLOGO?

¿YA TIENES TU PSICÓLOGO?

Reflexionando mi que hacer llegue a una conclusión:

Yo no trabajo, yo sirvo.

Vivo la psicología como una vocación, como un llamado al servicio.

Cada vez que se me brinda la oportunidad de servir es para mi un motivo de celebración.

¿Que pasaría en la vida de las personas si cada uno tuviera un psicólogo de cabecera?

¿Cuantas enfermedades físicas se evitarían?

Estoy convencido que el acompañamiento psicológico es sumamente importante para enfrentar los desafíos que nos plantea la adultez en sus dos juegos principales:

El amor y el trabajo.

Los psicólogos no solo trabajamos con trastornos clínicos, también servimos para ayudar a construir soluciones en la vida afectiva y laboral.

Como psicólogo afectivo, me interesa servirle a mis colegas psicólogos, contribuir con su fortalecimiento mental.

La estabilidad emocional es clave para nosotros, para nuestra vida personal, familiar y laboral.

Invertir en tu estabilidad emocional y en tu equilibrio psicológico resulta vital en estos tiempos de tanto acelere y presión social.

LIBRO AMOR Y TRABAJO

VOLVER A EMPEZAR EN EL AMOR DE PAREJA

SER PAREJA HOY

 

Dice el psicólogo Jesús, que si uno quiere ser feliz debe dar la vida por sus amigos.

Yo quiero ser feliz, y utilizo esta red social para encontrar amigos y dar la vida por ellos.

Entiendo esta idea de dar la vida como compartirla, ofrecer nuestras experiencias cotidianas en el amor y el trabajo.

Compartir las alegrías de nuestros logros, pero también las lecciones aprendidas de las tristezas que nos dejaron nuestros fracasos.

El amor de pareja es como un partido de fútbol, cuando pierdes, pruebas el amargo sabor de la derrota, te entristeces y enfureces por no haber hecho bien las cosas, por no haber jugado en equipo.

Cuando aceptas la inapelable derrota, reconoces tus errores y te das cuenta que estas en un juego, comprendes, que como tal, puedes volver a empezar.

Como dice la canción: si te caes y te paras eres digno de crecer. Cada vivencia tiene su aprendizaje.

Con esos aprendizajes, estoy volviendo a empezar en el juego del amor de pareja.

Con esta foto hoy te comparto una alegría de mi vida.

Estoy convencido que mi Dios me ha escuchado y un bello regalo me ha dado.

Karol

Una nueva Eva, para una nueva era en mi vida.

Nuevamente la canción:

Ayer me apresure, luego mis pulsos baje, al Amor me entregue y sentí que me hizo bien.

Salud!!!

LIBRO AMOR Y TRABAJO

EL JUEGO DEL AMOR

imagen espalda

amado mas

En este juego se gana y se pierde.

Se sufre y se goza.

Lo importante es levantarse después de la derrota, aceptarla y volver a empezar

Si actuamos de corazón, en el juego volveremos a estar.

En mi trabajo como psicólogo de pareja, he conocido muchas historias de hombres cuyas mujeres con valentía les dieron la espalda.

Y cuando esto ocurre, cuando una mujer te da la espalda, no hay nada que hacer, es mejor aceptar la derrota y emprender la retirada.

Ahí es el momento del amor propio y cuando menos lo esperes, llegará el amor de otra mujer que te amará con ganas.

Yo se porque te lo digo.

Pienso en mi amigo Juan Forero, el sabe de lo que hablo y de quien hablo.

Amor y Trabajo

TRABAJAR POR PASION ES UNA BENDICIÓN

trabajar por pasion

Escribir es mi pasión y mas que un trabajo es una bendición.

Escribir para mi es un trabajo porque lo tengo que hacer todos los días.

Y así como el laborioso campesino cultiva pacientemente la tierra para cosechar sus frutos, yo como escritor cultivo la palabra para cosechar pensamientos que fructifiquen en un libro.

Pues bien, en esta foto que hoy te comparto estoy con mi maestro Miguel De Zubiria, a quien en este dia le presente los manuscritos de mi primer libro de psicología afectiva practica.

Ahí los tengo en mis manos, feliz porque es un logro que me confirma en mi labor como escritor.

Lo cual para mi es una bendición, porque es un trabajo que hago con pasión y me proporciona muchos recursos afectivos, intelectuales y materiales.

ESPIRITUALIDAD

VINCULARSE CON TU DIOS

CONFIO EN MI DIOS

Yo prefiero tener un Dios que no tenerlo.

Gracias a este pensamiento, como dice una canción por ahí:

“Aprendí a respetarme, aprendí a conectarme con Dios”.

“Aprendí a volar alto y hoy espero poder aprender a bajar”.

Yo no te voy a transmitir una doctrina sobre Dios, yo te voy a compartir mi experiencia personal con mi Dios, con el mismo que conduce mi vida, el que la gobierna, en el que confió plenamente para enfrentar los desafíos que me plantea diariamente la vida.

Con todo Vínculo Afectivo es posible establecer tres procesos:

  • Conocer
  • Valorar

¿Puede uno conocer a su Dios?

¿Puede uno valorar a su Dios?

¿Puede uno compartirse con su Dios?

Justo en este instante escucho:

“Tu enseñanza llega siempre cuando debe ser, que perfecta es tu forma de hacerme crecer”

Lo que conozco de mi Dios lo he obtenido de dos fuentes:

La vida y todo lo que me ocurre día a día. Creo que ÉL se expresa en todo lo que puedo ver y sentir; empezando con las personas y continuando con todo lo demás. Creo que mi Dios se manifiesta de todas las formas posibles. ÉL está en todo y todo está en ÉL.

Depende de mí crear un mundo en el que ÉL esté en mi mundo.

Si ÉL está en mi mundo, yo viviré en el mejor mundo posible para mí.

Este es un entendimiento que se da solo con paciencia.

A mi Dios también lo conozco en el pensamiento, en las palabras.

A mí me gustan tres palabras; me alimento de tres corrientes de pensamiento:

  • El pensamiento bíblico
  • El pensamiento taoísta
  • El pensamiento científico

“Siempre intenta descifrar lo que te enseña la vida”, por eso la escucho, me encanta captar sus mensajes. Ver lo que otros pueden ver y gracias a esto sentir lo que otros pueden sentir: ¿Qué?

La presencia de Dios en tu vida, la manera como tu Dios se comparte contigo.

La forma como Dios se comunica contigo.

Mi Dios es un gran comunicador; claro y contundente, tanto que para este instante de meditación creativa me envió una oración para comunicarme con ÉL.

”Ayúdame a ver mi vida con mayor claridad para tener una buena idea de lo que necesito, de la intensidad con la que necesito amar, de la intensidad con la que necesito trabajar, de lo mucho que necesito compartir con la gente que me ama, de lo mucho que necesito un espacio a solas en el que solo pueda escucharte a ti, ayúdame a planear mejor, para así dar los pasos más firmes”.

Justo para este día, un pensamiento de “El man está vivo”, un oracional de pura psicología espiritual. Grato alimento para mí, como persona y como psicólogo afectivo.

“Con la verdad se llega lejos”. Así me despide Cancerbero.

ANDREZ PAZ, PSICOLOGIA AFECTIVA

 ¿CUÁLES SON LOS SERVICIOS DE UN PSICÓLOGO AFECTIVO?

SERVICIOS ANDREZ PAZ

Descubrí que un Psicólogo Afectivo pone a disposición de quien lo necesite tres servicios:

  • Consultoría Afectiva.
  • Evaluación Afectiva.
  • Coaching Afectivo.

Y también descubrí que estos mismos tres servicios me los debía ofrecer primero a mí mismo. ¿Si esto no me sirve a mí, como pretendo que le sirva a los demás?

Vamos a suponer que Eduardo Andrés Granada Becerra, un hombre de 35 años, soltero, padre de dos hijos y psicólogo de profesión, busca a Andrez Paz, Psicólogo Afectivo, para hacerle  una Consulta Afectiva.

¿Cómo se enteró Andrés de la existencia de este Psicólogo Afectivo? ¿Acaso ha leído alguno de sus relatos en internet? ¿Lo vio en Facebook o en su blog de wordpress? ¿O de pronto lo escuchó algún día mientras viajaba en Transmilenio? ¿O se lo recomendó un amigo, o un colega? ¿Es acaso una referencia de otro usuario? ¿Supo de él en alguna de sus conferencias?

El caso es que finalmente acuerdan una cita y se encuentran en el consultorio de Andrez, ubicado en la calle 76 con 26, a unas cuadras de la estación el Polo de Transmilenio.

Lo primero que Andrez me pregunta es: bueno hermano, ¿Cómo está tu vida afectiva?

¿Cómo está la relación contigo mismo?

¿Cómo están tus vínculos?

¿Cómo va tu trabajo? ¿Cómo van tus proyectos?

¿Estás en paz? ¿Eres feliz? ¿Productivo? ¿Te sientes pleno?

Después de esta primera consulta, que dura alrededor de dos horas, Andrez me lleva a reflexionar con más profundidad en mi vida afectiva, me ayuda a tomar conciencia de cuál es mi realidad afectiva y me empieza a mostrar cómo podría comenzar a mejorar y transformar esa realidad.

Para ello entonces me propone que hagamos una exhaustiva Evaluación Afectiva, que miremos como estoy a nivel de cualidades y defectos, que comprendamos como estos últimos afectan mi vida afectiva y laboral y como las cualidades pueden mejorar mi vida laboral y afectiva. En últimas, el propósito es que me haga más consciente de lo que soy, para poder fortalecer mis cualidades y modificar o atenuar mis defectos, por mi propio bien, como diría el maestro Miguel.

Esta Evaluación Afectiva se complementa con una medición de mis niveles de felicidad, con un Afectograma, me dice Andrez, que me permita ver con claridad mis índices de felicidad o infelicidad.

Son en total tres sesiones, una de consultoría y dos de evaluación en las que a través de la conversación, aplicación y comprensión de estos instrumentos afectivos, podemos obtener unas conclusiones y recomendaciones que me sirvan de insumo para emprender el tercer servicio que me ofrece Andrez.

Un proceso de Coaching Afectivo, un entrenamiento para en primer lugar, trabajar en el fortalecimiento de mis cualidades y debilitamiento de los defectos. En segundo lugar, un entrenamiento para mejorar mis vínculos afectivos y aumentar mis niveles de felicidad, y por último, un entrenamiento para diseñar y empezar a construir conscientemente mi proyecto de vida, tanto laboral como afectivo, en otras palabras, para llevar a cabo las tareas laborales y amorosas propias de mi adultez.

Consultoría, Evaluación y Coaching, estos son los servicios de un Psicólogo Afectivo.

Lo que estoy haciendo por mí y ahora puedo hacer por ti.

PSICOLOGIA DE LA VIDA

ADULTOS DISCIPLINADOS

enfoque-autodisciplina-300x200
Disciplina es lo que ahora necesito.
 
Un talento sin disciplina es improductivo.
 
Pero… ¿Qué es la disciplina?
 
Lo primero que viene a mi mente es que se trata de un trabajo constante y sistemático.
 
La disciplina, cualquiera sea, requiere un conjunto de practicas respaldadas por unos conceptos.
 
Mi proyecto de vida laboral es Hacer Psicología, y para ello requiero una disciplina.
 
Lo curioso del asunto es que esta disciplina que requiero para Hacer Psicología, es la misma que necesito para ser un humano adulto, el cual es mi proyecto de vida afectivo.
 
Necesito disciplina para trabajar y para amar.
 
Como diría mi apreciado maestro Miguel de Zubiría; en el amor y en el trabajo los adultos nos jugamos la calidad de nuestra vida.
 
De nuestro desempeño en el amor y en el trabajo depende nuestro bienestar y felicidad en esta etapa de la vida llamada adultez.
 
De eso depende nuestro equilibrio, nuestra salud mental.
 
Por eso es tan importante la disciplina.
 
Sin disciplina nos quedamos anclados en la adolescencia, nos convertimos en adultos adolescentes, quejándonos de lo que los demás no nos dan, sin ser conscientes que la clave esta en dar y compartir.
 
Por eso un adulto consciente es un adulto disciplinado.
 
Al menos cronológicamente ya llegué a la adultez. Ahora soy un hombre de 35 años, que tiene ante si dos caminos:
 
La adultez consciente o la adultez adolescente.
 
Reflexiono porque estoy determinado a ser un Adulto Consciente, pero no basta con la palabra, además de ésta, lo que ahora se necesitan son hechos, hechos y mas hechos, porque la palabra sin hechos es infértil, no produce nada, son solo ilusiones.
 
Para disciplinar mi mente necesito una estructura.
 
Ya la tengo.
 
A esa estructura yo le llamo Psicología de la Vida.
 
La Psicología de la Vida es mi disciplina.
 
Indago un poco más y veo que disciplina es método, orden, regla, pauta, norma.
 
En ese orden de ideas, comprendo que la disciplina es la base del crecimiento.
 
Sin disciplina no es posible Crecer, avanzar, progresar.
 
Sin disciplina nos limitamos a la mera lucha por la supervivencia.
Con disciplina no solamente es posible el crecimiento, sino también la trascendencia y de paso se asegura con creces la supervivencia.
 
De modo que aunque mi mente se resista, debo disciplinarla para poder avanzar, porque si no me voy a estancar.
 
Llegó el momento de la disciplina.
 
Llegó el momento de la Psicología de la Vida.
 
Andrez Paz // Taller de Psicología de la Vida