ANDRES PAZ, EL VIAJE HACIA EL BIENESTAR, Metagramas, PENSAMIENTO CREATIVO, PERSONALIDAD AUTOTELICA, psicologia afectiva

CREAR DE MADRUGADA

En lo que a mi propia vida respecta, siento que El Bienestar es la meta maestra de la existencia.

Una gran meta que se divide en submetas.

La gran meta es la vida entera en pro del bienestar.

Las submetas son el día a día construyendo nuestro bienestar.

Dia a día que uno mismo puede diseñar.

¿Si tu pudieras elegir tu día a día, que harías?

Yo elegí ser feliz haciendo lo que amo y compartiendo mi día a día con los seres que más amo.

Amo escribir.

Hoy más que nunca amo el oficio de escribir porque ya no es una labor para sobrevivir en el exilio, sino para avanzar en el viaje hacia el Bienestar en que me he encaminado de la mano de mi núcleo familiar, mi mayor soporte afectivo.

Hoy me levanté muy temprano a escribir, en un par de horas tengo nuevamente la oportunidad de estar frente a un grupo de familias en el Colegio Rafael Núñez y quería empezar la jornada cultivando estas palabras.

Mi conciencia me dice que la felicidad es el camino hacia el Bienestar.

El Bienestar es la Meta y la Felicidad es el camino.

Entra en sintonia con estas dos palabras y prestales la atención necesaria hasta que se vuelvan parte de ti. Conocelas, reflexionalas, vivelas!!!

Levantarme temprano a producir estas palabras me produce una gran felicidad, una grata dosis de dopamina, serotonina, endorfinas.

Y en unos minutos una descarga de oxitocina por ver de nuevo a mis hijos y a su mamá.

Y en un rato otro tanto de la felicidad que se cosecha al hablar en público.

Y después, la felicidad que se recolecta al conversar con los seres que se conecten con este relato pedagógico.

De lo que se trata es de Fluir.

Encauzar la vida por una corriente creativa y afectiva.

Esto es lo que estoy viviendo…

Andréz Paz Pedagogo Psicologo

#desarrollandomimetagrama
#personalidadautotelica
#psicologiaAfectiva
#pedagogiaconceptual
#papisa

Anuncios
CONFERENCIAS

UNA CONFERENCIA PARA TI

UNA CONFERENCIA PARA TI

Tengo algo para compartirte:

Una experiencia de vida, unos conocimientos y una estrategia para aprender a estar en paz a pesar de las naturales adversidades de la vida.

La paz es un afecto muy importante, hay quienes dicen incluso que esta por encima del amor. Porque un corazón en paz atrae el amor, en cambio, un corazón en guerra espanta el amor.

La Paz es una construcción constante que requiere herramientas, son estas las que te comparto por medio de esta Conferencia.

Se trata de una Conferencia que como los partidos de fútbol, tiene una duración de 90 minutos.

Esta diseñada para ser llevada a cabo en grupos grandes, y también en grupos pequeños, incluso, te la puedo ofrecer de forma personalizada o con tu pareja o tu familia.

La Paz es más que una palabra, es un estilo de vida.

A este estilo de vida estoy entregado de tiempo completo.

Si logramos aprender a estar en paz con nosotros mismos, abriremos las puertas para conectarnos con los demás.

No es cliché es realidad:

La paz empieza por nosotros mismos.

Si te interesa esta propuesta para que la lleves a tu vida personal, familiar y laboral, me puedes contactar al siguiente número:

3142666337

PROYECTOS

PASIÓN POR LA PSICOLOGÍA

PASION POR LA PSICOLOGIA

Ser un apasionado de la psicología significa sentirla, conocerla, practicarla.

Yo decidí consagrar mi vida a la psicología porque estoy convencido que ser psicólogo va mas allá que simplemente tener un diploma que lo acredite a uno como tal.

El mio lo conseguí en la facultad de psicología de la Universidad Catolica de Colombia, pero hoy, 12 años después de haber salido, creo que uno no se hace psicólogo en una academia sino en la vida misma.

Nuestra maestra es la vida, con todas sus circunstancias; las agradables y las desagradables.

Nunca serví para hacer para hacer psicología de oficina, para pasar horas enteras de mi vida sentado detrás de un escritorio. Soy mas bien un psicólogo guerrero, de esos que les gusta salir a la calle, subirse a Transmilenio, durante algún tiempo incluso llegué a hacer sesiones en escenarios sociales, una biblioteca, un centro comercial, un café.

Por eso me tuve que volver un psicólogo emprendedor, o mejor, iniciador.

Un iniciador de proyectos de psicología.

Hoy te presento mis tres proyectos centrales, ya se están construyendo, ya están andando, ya somos varios que estamos en esta labor social:

Construir proyectos de psicología a partir de nuestras pasiones. Las mías son tres:

La Psicología Afectiva.

La Psicología Espiritual

Y la Psicología de Pareja.

Estas tres psicologías me parecen claves para construir una buena vida, no exenta de adversidades, pero si con algunas claridades y convicciones que nos permitan cosechar muchas comprensiones y bendiciones.

Hay que ser un apasionado de la psicología para creer vivir dignamente de ella.

Te propongo estos tres proyectos,¨¿en cual de los tres te gustaría participar?

ESPIRITUALIDAD

VINCULARSE CON TU DIOS

CONFIO EN MI DIOS

Yo prefiero tener un Dios que no tenerlo.

Gracias a este pensamiento, como dice una canción por ahí:

“Aprendí a respetarme, aprendí a conectarme con Dios”.

“Aprendí a volar alto y hoy espero poder aprender a bajar”.

Yo no te voy a transmitir una doctrina sobre Dios, yo te voy a compartir mi experiencia personal con mi Dios, con el mismo que conduce mi vida, el que la gobierna, en el que confió plenamente para enfrentar los desafíos que me plantea diariamente la vida.

Con todo Vínculo Afectivo es posible establecer tres procesos:

  • Conocer
  • Valorar

¿Puede uno conocer a su Dios?

¿Puede uno valorar a su Dios?

¿Puede uno compartirse con su Dios?

Justo en este instante escucho:

“Tu enseñanza llega siempre cuando debe ser, que perfecta es tu forma de hacerme crecer”

Lo que conozco de mi Dios lo he obtenido de dos fuentes:

La vida y todo lo que me ocurre día a día. Creo que ÉL se expresa en todo lo que puedo ver y sentir; empezando con las personas y continuando con todo lo demás. Creo que mi Dios se manifiesta de todas las formas posibles. ÉL está en todo y todo está en ÉL.

Depende de mí crear un mundo en el que ÉL esté en mi mundo.

Si ÉL está en mi mundo, yo viviré en el mejor mundo posible para mí.

Este es un entendimiento que se da solo con paciencia.

A mi Dios también lo conozco en el pensamiento, en las palabras.

A mí me gustan tres palabras; me alimento de tres corrientes de pensamiento:

  • El pensamiento bíblico
  • El pensamiento taoísta
  • El pensamiento científico

“Siempre intenta descifrar lo que te enseña la vida”, por eso la escucho, me encanta captar sus mensajes. Ver lo que otros pueden ver y gracias a esto sentir lo que otros pueden sentir: ¿Qué?

La presencia de Dios en tu vida, la manera como tu Dios se comparte contigo.

La forma como Dios se comunica contigo.

Mi Dios es un gran comunicador; claro y contundente, tanto que para este instante de meditación creativa me envió una oración para comunicarme con ÉL.

”Ayúdame a ver mi vida con mayor claridad para tener una buena idea de lo que necesito, de la intensidad con la que necesito amar, de la intensidad con la que necesito trabajar, de lo mucho que necesito compartir con la gente que me ama, de lo mucho que necesito un espacio a solas en el que solo pueda escucharte a ti, ayúdame a planear mejor, para así dar los pasos más firmes”.

Justo para este día, un pensamiento de “El man está vivo”, un oracional de pura psicología espiritual. Grato alimento para mí, como persona y como psicólogo afectivo.

“Con la verdad se llega lejos”. Así me despide Cancerbero.

ANDRES PAZ, libertad afectiva

LIBERTAD AFECTIVA

RELATO LIBERTAD AFECTIVA

Mi causa es la Libertad Afectiva.

Por ella lucho todos los días de mi vida.

A esta causa he consagrado mi vida.

Mi misión dentro de esta causa es trabajar en pro del Desarrollo Afectivo de las personas.

Sé que a mayor Desarrollo Afectivo, mayor Libertad Afectiva.

Yo quiero ser libre afectivamente, no dependiente sino interdependiente.

Estoy convencido que la Libertad Afectiva es la que me libera para aprehender a amar de verdad.

La Libertad Afectiva es el punto de partida de la felicidad.

Es el máximo logro de la adultez.

Si soy libre afectivamente, soy feliz.

Por eso, entre más ayude a otros a liberarse afectivamente, más libre afectivamente seré yo.

Surge este relato luego de una nutritiva conversación con mi maestro Miguel y su hijo Juan Sebastián, en un encuentro de libertarios, el tema central:

Las libertades humanas.

Pero como existen tantos tipos de libertad, yo estoy enfocado en una:

La Libertad Afectiva.

Esta libertad, para mí, un simple mortal, es la más importante libertad de la vida.

Muy por encima, de la tan publicitada “libertad financiera”, que muchas veces no trae soluciones sino más problemas.

Empezando por su angustiosa y obsesiva búsqueda.

Estoy convencido que con Libertad Afectiva todo lo demás llega por añadidura.

¿Habrá algún  ser humano que no desee ser libre afectivamente?

¿Habrá alguno que no quiera dejar de sufrir y empezar más bien a fluir?

El sufrimiento está en la dependencia.

Por eso vale la pena luchar por la independencia para poder establecer vínculos de interdependencia.

Por eso vale la pena luchar por conquistar la Libertad Afectiva, probablemente, el mayor logro de la vida.

Ser dueño de tu amor, pero ya no para pedirlo, ni mucho menos mendigarlo, sino para compartirlo y estar dispuesto a recibirlo.

Creo yo que esta es la Libertad Afectiva.

¿Y tú qué crees?

 

ANDRES PAZ, LIBRO, Psicologo Afectivo

AHORA, AMAR ES MI TRABAJO

“No te quejes Andrés, no te quejes por nada, si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada.”

¿Te suena esa tonada?

Acaba de despertarme de mi letargo.

Hace rato amaneció y en mi cama estoy pensando.

¿Y ahora qué?

En el relato anterior de este libro que estoy escribiendo para ti, mi apreciado lector que inviertes tú tiempo en estas líneas, terminé con una pregunta:

¿Qué hago?

¿Qué hace un Psicólogo Afectivo para ganarse el sustento de su vida?

Luego de hacerme esas preguntas, salí a buscar algo de comer; un tamal con pony malta y dos panes. Mientras esperaba que me trajeran el alimento me puse a leer unas líneas de un libro que había encontrado hace unos días caminando por la séptima con 22.

Decía:

“Cuando venga la pena y quiera amontonarse en el corazón, olvídate de ti mismo, y sumérgete profundamente en el servicio del amor, y no tendrás pena. Tu servicio es el del amor; todo mundo está pidiendo amor”

Y como si tratara de un contundente mensaje proveniente de no sé dónde, remataba:

“Deja que el pasado desaparezca con el pasado; sal de las preocupaciones de las cosas carnales y da tu vida a aquellos que viven.”

¿Qué tal, ah?

Así me llego la respuesta de la Vida a mi pregunta.

Amar es mi trabajo.

Mi servicio es el amor.

Así lo creo y con estas palabras estoy creando esta realidad.

Practicar la Afectividad es amar.

Cada quien podrá tener su propia idea de lo que es amar, para mí; como ser humano y Psicólogo Afectivo:

Amar es valorar.

Amar es conocer.

Amar es compartir.

Valorar, conocer, y compartir es mi trabajo:

Personal.

Familiar.

Profesional.

Comer acompañado es una delicia, no solo alimenta uno el estómago, sino el corazón, y aunque no tuve compañía para alimentarme en este día, comí con mucha alegría, con la satisfacción propia de aquel que ha descubierto la misión de su vida.

Ahora, amar es mi trabajo.

¿Cómo te parece?

Una última línea, ¿no será esto más bien un delirio, de esos que le dan a aquellos que la soledad está enloqueciendo?

Espero que no.

Quiero creer más bien que esto es una toma de conciencia  para trabajar con paciencia en eso que verdaderamente alimenta mi esencia:

Amar.

Ellos tienen razón:

“No eres lo que tienes, solo eres lo que das”.

CONSULTORIA DE PAREJA

¿ESTAS VIVIENDO UNA CRISIS DE PAREJA?

¿ESTAS VIVIENDO UNA CRISIS DE PAREJA?

Este relato tiene como propósito presentarte mi servicio de consultoría de pareja.

Las crisis son parte de la vida.

Si no existieran las crisis no podríamos Crecer.

Una de las bondades de la crisis, es que si queremos superarlas tenemos que echar mano de lo mejor de nosotros mismos.

Por muy dura que sea la crisis estamos dotados para superarlas.

Esto aplica para todo tipo de crisis, incluyendo las crisis de pareja.

¿Estas viviendo una crisis de pareja?

Si es así, déjame decirte que me solidarizo contigo, se lo que se siente, mas aun cuando la herencia que te dejó esa relación es un pesado desamor que cuesta enormemente superarlo.

Lo se, por eso te comprendo.

Porque también me ha tocado vivirlo.

Estoy a punto de cumplir 35 años, y tengo muy claro que una de mis labores como ser humano y como psicólogo, es ayudar a superar crisis de pareja.

Que dolorosa es la crisis en este escenario de la vida.

Que necesario es el acompañamiento en este momento de la existencia.

Yo mismo lo he necesitado.

Ahora mi camino es poder compartir esa experiencia que se ha convertido en conciencia.

Solo compartiendo lo que he aprendido con esta amarga experiencia, tendrá sentido todo lo sufrido.

¿De que manera puedo compartir esta experiencia de superar una crisis de pareja?

En primer lugar, dando testimonio a través de estos relatos.

En segundo lugar, a través de un servicio de consultoría de pareja.

Este es un servicio fundamental en la sociedad actual.

No es fácil porque las crisis de pareja traen consigo una alta carga emocional.

No obstante esa exigencia afectiva, me siento en el deber de hacerlo.

Lo necesito como ser humano, y es mi deber como psicólogo.

Creo en la psicología y en su capacidad para mostrarnos salidas de los laberintos sentimentales, en los que nos metemos sin darnos cuenta a que hora pasó todo, a que hora nos complicamos la vida, a que hora se nos confundió la película, a que hora se nos enredo la pita.

Así mismo, estoy convencido que el servir a otros a partir de nuestra experiencia y lecciones aprendidas, es la mejor vía para sanar nuestra propia alma.

Quiero servir.

Necesito sanarme.

Soy conciente que solo sirviendo y sanándome podré Crecer.

Entre mas sirvas, mas sanarás.

Y entre mas sanes, más crecerás.

Así las cosas, pongo a tu disposición mis servicios de consultoría de pareja, lo hago a titulo individual, como psicólogo, pero también colectivo, como Taller de Psicología.

Las crisis de pareja son como un cáncer, si le prestas atención a tiempo, podrás evitar que tu actual relación muera,

Si ya murió tu relación, también podrás evitar que ese dolor se te convierta en una innecesaria depresión.

La vida sigue, y si procesas bien esa perdida, si elaboras un buen duelo, lo que ganarás será mucho mayor que lo que has perdido.

Con el tiempo solo te reirás de lo que has vivido.

De modo que aquí estoy,

Listo para servirte.

Andréz Paz // Psicología de la Vida

-Pareja, Familia, Trabajo-

ANDRES PAZ, Psicologo Afectivo

¿POR QUÈ NO HE VUELTO A PUBLICAR?

“La palabra es un instrumento poderoso por ser la mejor herramienta de expresión comunicativa del espíritu.”

Antonio Paolasso

 

Hay vínculos afectivos que a pesar de la distancia se mantienen vivos a través del tiempo.

Son vínculos con los que no hay mucha interacción, pero se sabe que hay conexión.

Este relato lo motiva precisamente uno de esos vínculos.

Lina me preguntó en estos días:”Por qué no has vuelto a publicar?”

A Lina la conocí hace 14 años en la facultad de psicología de la Universidad Católica de Colombia, fuimos compañeros de estudio.

Lina es uno de esos vínculos afectivos que he cosechado gracias a mi pasión por la reflexión sobre la Vida.

Siempre he sentido su buena energía, su atención, siento que conversamos a través de los relatos.

Ahora comprendo su inquietud.

Le extraña que no haya vuelto a publicar.

“¿Qué habrá pasado con Andrés?” Me imagino que se preguntará.

Es como si le estuviéramos haciendo seguimiento a una novela y de repente dejaran de emitirla, le queda a uno esa sensación, ¿qué habrá pasado?

Pues bien mi querida Lina, aquí estoy de regreso.

No había vuelto a publicar porque mi conciencia me pidió hacer un alto en el camino. En su momento me dijo:

-“Andrés, es el tiempo apropiado para la manutención y reparación, no de seguir avanzando.”

Y este tiempo mí apreciada Lina lo he utilizado para poder estar en “sintonía con los poderes superiores de la vida”, los cuales para mi son el amor, la sabiduría, la conciencia; y preguntarles por mi esencia:

¿Quién soy realmente?

¿De dónde vengo?

¿Para dónde voy?

¿Por qué hago lo que hago?

¿Cuál es mi verdadera misión en esta Vida?

¿Qué significado tiene mi existencia?

¿Para qué he vivido lo que he vivido?

¿Cuál es el mensaje que tengo que transmitir?

¿Es realmente la psicología mi vocación?

¿En realidad es la palabra mi Don?

¿De que manera le puedo servir a los demás?

¿Cómo puedo contribuir con la Felicidad de quienes están a mí alrededor?

Aunque parezca difícil creerlo, han sido justamente esos poderes superiores de la Vida los que te motivaron a hacerme la pregunta.

Y son esos mismos poderes los que me llevaron a darte esta respuesta, y con ella, simbolizar mi regreso a esta película de la Vida.

Algo ha pasado en mi conciencia. Y ese algo me señala “un nuevo inicio. Me indica que debo perdonarme mis propios errores y los de los demás. Me pide que arregle rápidamente mis asuntos pendientes, y que después de salvarme, no huya, sino que retroceda para poner todo en orden.”

Mira todo lo que tu pregunta ha suscitado. Por eso te doy las gracias mi recordada Lina. Como me encanta que nuestras conciencias sigan conectadas.

Para terminar, te cuento mi querida colega que en este nuevo inicio vengo con una pregunta en mente:

¿Cómo ser un psicólogo feliz en medio de una sociedad de consumo?

::::::::::::::::::::::::::::::

 

Andres Paz

Psicólogo Afectivo

Terapeuta Formativo de Pareja y Familiar 

 

HERRAMIENTAS AFECTIVAS

ANTES QUE AUTOADMINISTRAR-SE ESTA AUTOCONOCER-SE Y AUTOVALORAR-SE -Lecciones Afectivas del Maestro Miguel De Zubiría-

VINCULOS SAGRADOS
Lo que más AMO en este mundo y por ende le da pleno sentido a mi existencia, es mi esposa Luz Adriana, mis hijos Orianna y Dante y mi trabajo como Formador Afectivo.

“Una estructura sin vida es inmóvil.

Pero una vida sin estructuras pasa inadvertida.”

John Cage

 

Como si se tratara de un campesino, un Formador Afectivo es un cultivador de Vínculos.

Al igual que el laborioso campesino, el Formador Afectivo también tiene sus herramientas.

El Formador Afectivo cultiva sus vínculos con Herramientas Afectivas.

El vínculo consigo mismo es el primer vínculo que cultiva un Formador Afectivo.

Yo soy Formador Afectivo, y por eso, hace unos días empecé a cultivar más conscientemente un mejor vínculo conmigo mismo.

Para llevar a cabo este cultivo intrapersonal, revise mi caja de herramientas y la primera que se me ocurrió utilizar fue la Autoadministracion. Sentía que primero debía planear todo el trabajo que iba a emprender.

De modo que acudí a la fuente de la cual me estoy nutriendo, y lo hice con un claro propósito: aprender a utilizar mejor esta herramienta de la Autoadministración.

Yo estoy aprendiendo de un maestro: Miguel De Zubiría. El padre de la Psicología Afectiva.

En su libro “Formar, no solo educar”, encontré que planear, ejecutar y monitorear son tres acciones muy útiles para uno ejercitarse en el manejo de la Herramienta Afectiva Autoadministracion. Con base en esta información produje un relato y se lo hice a llegar a mi maestro De Zubiría. 

Dicho relato tenía un sentido auto crítico, en la medida en que reconocía mis propias limitaciones autoadministrativas. No obstante, en ese mismo relato daba cuenta de la conexión existente entre el oficio de la Formación Afectiva y la figura del campesino.

Lógicamente mi maestro captó el espíritu de ese ejercicio y pronto me hizo una muy nutritiva retroalimentación. A continuación te comparto una parte de lo que me escribió:

“Me parece magnífica tu auto crítica. Por alguna curiosa razón, esta madrugada estaba pensando en escribirte ¡en idéntica dirección a lo que dices de ti mismo! Fue sorprendente comprobar la identidad de ideas. Y me encantó la figura del campesino, ella nos ayuda a entender-te.”

Seguí escribiendo sobre Autoadministracion y luego el maestro me hizo llegar otra retroalimentación:

“Muy claros tus artículos, pero tampoco olvides que antes que auto administrar-se esta autoconocer-se y auto valorar-se.”

La primera te dice quien eres, cuales son tus anhelos, sueños, posibilidades, logros, fracasos. Desde los anhelos más sencillos y básicos, hasta los más altos.

La segunda tiene la labor delicadísima de valorarlos, jerarquizar y decidir de cara a ti y al a mundo (que casi siempre son otros) las prioridades. Una vez clara la meta, toma el timón la auto administración.

Muchas veces los problemas auto administrativos pueden ser de auto conocimiento, no saber QUIEN, me lo temo. O de auto valoración, no saber en QUE, en verdad ocupar-se: en que ocupar nuestro tiempo de la mejor manera de cara a nuestros genuinos anhelos, metas.

Tema para pensar.”

Mi maestro con sus reflexiones me pone a pensar. Y aquí estoy, dando cuenta de esa recomendación.

La lección en esta oportunidad es muy clara:

“(…) antes que auto administrar-se esta autoconocer-se y auto valorar-se.”

 Así las cosas, la pregunta que debo hacerme es:

¿Quién Soy?

A los 13 años empecé a escribir. A dejar huella de mi existencia. Los diarios personales son un ejercicio de Autoconocimiento que cobra gran relevancia con el paso del tiempo. Como si se tratara de un banco de recuerdos, en esos diarios uno deja consignado sus sentires, pareceres y experiencias. Todo lo que va configurando una personalidad.

A los 26 años, ya graduado como psicólogo de la Universidad Católica de Colombia y viviendo los placeres del noviazgo con mi Luz, empecé a reflexionar más conscientemente sobre mi realidad y mi entorno social. Aun recuerdo que el relato inaugural de mi primer blog fue una reseña de un libro que recién había leído en aquellos días: “La verdad sobre las mentiras” del ya fallecido Santiago Medina, celebre por su vinculación con el proceso 8.000 en los tiempos del expresidente Samper. Esa primera época fue muy política, me gustaba mucho opinar sobre política.

A los 28 años descubrí la Psicología Afectiva. Y desde entonces me convertí en un estudioso de la obra de Miguel De Zubiría.

Con mi maestro MIguel De Zubiria en la clausura de nuestro diplomado en Afectividad Humana en el 2010. La foto fue tomada en el viejo auditorio del COLSES.

En su libro “La afectividad humana”, el maestro De Zubiría plantea la tesis central de Psicología Afectiva:

“Una subjetividad la arman creencias, afectos y roles.”

Hoy, cuando he llegado a los 33 años, ya tengo claro QUIÉN SOY y QUE ES lo que he venido a hacer en esta Vida.

Yo soy Andrés Paz.

Creo en la Formación Afectiva.

Lo que más AMO en este mundo y por ende le da pleno sentido a mi existencia, es mi esposa Luz Adriana, mis hijos Orianna y Dante y mi trabajo como Formador Afectivo.

Esto soy yo; un esposo, un padre y un formador.

A partir de mi propia experiencia vital, la misión de mi vida es ayudar a construir una Sociedad Formativa.

En este orden de ideas, el Autoconocimiento entonces es un punto de partida. Es vital tener claro quién eres y para dónde vas.

Y es aquí cuando cobra relevancia la enseñanza del maestro De Zubiría:

Una vez clara la meta, toma el timón la auto administración.”

Si señor. Así lo estoy sintiendo y experimentando.

En consecuencia entonces con lo aprendido, el siguiente paso es aplicar otra enseñanza del maestro De Zubiría, esta vez a propósito de mi conexión entre el oficio de la Formación Afectiva y la figura del campesino, ya no solo como un cultivador de vínculos, sino también como un cultivador de ideas:

Sobre el particular, lo siguiente fue lo que el maestro De Zubiría recientemente me escribió:

“Lo primero que los campesinos genuinos hacen   es conocer y valorar sus opciones para este semestre o año. Saben que no le pueden apostar a todos los sembrados, sino a uno o dos,… o tres. En particular, saben que su labor no es solo colgar cada día una nueva semilla en el espacio, sino conocer y valorar cual es su mejor, más útil y valioso cultivo para esta temporada. ¿Papa, tomate, lechuga,…?

Conocen, valoran ¡y deciden!”

Esta enseñanza sobre el que hacer del campesino, me permitió expandir la metáfora del Formador Afectivo como un campesino y pensar entonces que es posible hablar de una Granja de Formación Afectiva.

Una granja donde se cultive el equivalente ideativo a las frutas y verduras que cultiva un campesino.

De modo que la tarea es conocer, valorar y decidir las opciones que tenemos para cultivar el próximo año.

El resultado de esta tarea la publicaré en el próximo relato, justamente para dar respuesta a la pregunta que el maestro De Zubiría me planteó:

“¿Cuál es TU cultivo para el 2014?”

Aunque mas que una pregunta es un autentico desafío. Y lo asumo teniendo muy presente sus propias palabras a propósito de mi oficio como productor de ideas:

“Si, llegarás a ser un campesino de ideas,…  todavía no lo eres. De momento, eres un esparcidor de variadas ideas.“

De manera que estos cinco años de estudio de Psicología Afectiva, tendrán que verse reflejados en la producción de nuestro primer libro. Ya hemos entrenado a través de los cientos de artículos que hemos producido y publicado. Pero ha llegado el momento de la graduación.

En conclusión, para un Formador Afectivo no basta con saber la teoría, para ser considerado como tal, es vital la practica.

Es vital conocer-se, valorar-se y administrar-se.

Y el único camino para lograr esto es demostrándolo.

No hay de otra.