Archivo del sitio

EL AFECTO

hombre feliz

El afecto es una necesidad vital, tan vital como el agua.

Tenemos necesidad de afecto.

He ahí el sufrimiento, cuando el afecto que alimenta nuestra vida brilla por su Ausencia y en su lugar solo quedan apariencias.

Cuando nos fijamos mas en la apariencia que en la esencia, nos privamos de alimentarnos con un afecto que nutra nuestra existencia.

Esa actitud pone de relieve una carencia.

La mas dolorosa carencia de la existencia:

La carencia afectiva.

De entrada, defino este tipo de carencia como la satisfacción insuficiente de las naturales necesidades afectivas humanas.

Esta insatisfacción es lo que configura una personalidad afectada por la carencia afectiva.

Esa es la primera consecuencia psicológica que identifico observándome y observando a las personas con quienes me relaciono en mi vida personal y laboral.

Cuando somos movidos por la carencia nos invade un sentimiento de urgencia, acompañado de punzante impaciencia.

He ahí la primera característica de la personalidad carente:

La impaciencia.

Y como la paciencia es la ciencia de la paz, fácilmente se concluye que el carente afectivo esta en permanente conflicto consigo mismo, no tiene paz.

Y esa crisis personal, lo lleva a desatar crisis de pareja, familiares y laborales.

Configurándose así una auténtica crisis existencial.

Que te sume en un pesado estancamiento y te deja al borde del derrumbamiento, pero también, en el preámbulo de un gran crecimiento.

Continuará….

Andrez Paz // Psicología de la Vida
-Pareja, Familia, Trabajo-

UN NUEVO CAMINO

UN NUEVO CAMINO

En la sabiduría taoísta el 4 señala la necesidad de un mentor en la vida.

Cuando disfrutamos de la conexión con un mentor o tutor, nos alimentamos de su aprecio y sabiduría.

Si lo escuchamos con criterio, el tutor nos ayuda a Crecer.

Yo tengo dos mentores que guían mi vida.

Ambos me valoraron y llegaron a la misma conclusión:

“Debes comenzar un camino nuevo a nivel afectivo y consolidarte a nivel laboral.”

Para lograr esto, uno necesita una Estructura mental que le permita pensar con la mayor claridad posible.

Yo encontré esa Estructura en dos visiones de la vida que me parecen muy complementarias:

La psicología de Jesús y la psicología afectiva.

El tema central de ambas psicologías es el amor.

El amor desde una perspectiva espiritual.

Y el amor desde una perspectiva científica.

Porque el amor es una ciencia,

El amor es un arte.

El amor es un oficio.

De modo que para lograr que el amor florezca desde nuestro corazón, se requiere Trabajo, Creatividad y Conocimiento.

Oficio, Arte y Ciencia.

Con esta foto te muestro mi apariencia de hoy, y con este relato te comparto la esencia que estoy cultivando.

A la luz de este par de psicologías que he sintetizado con el nombre de Psicología de la Vida, entiendo el amor como un ejercicio constante de Valoración, Conocimiento e Interacción.

Prácticas que permiten el cultivo de vínculos afectivos, la mayor riqueza de un ser humano.

Hoy a mis casi 35 años tengo muy claro que mi propósito es cultivar afectos, pensamientos, dones y talentos.

Por eso necesito compañeros, interlocutores, amigos y socios que quieran caminar por este sendero y construir conmigo una nueva psicología.

Una psicología practica que nos permita cultivar y construir Comunidad.

Porque en Comunidad es posible descubrir el sentido de nuestras vidas.

Porque en Comunidad, aumentan las posibilidades de construir una vida con Bien estar; espiritual, mental y material.

Saludos y si tienes alguna pregunta no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Andrez Paz // Psicología de la Vida
-Pareja, Familia, Trabajo-

PROCESANDO EL FIN DE UNA RELACIÓN DE PAREJA

FIN DE UNA RELACION PAREJA

Yo fui feliz contigo.

Después infelices fuimos los dos.

Tu te alejaste para ser feliz,

Me dolió,

Pero ahora también estoy empezando a ser feliz sin ti.

Lejos de ti.

Lo cual me demuestra una verdad:

De desamor nadie se muere.

Gracias por tu valentía.

Sigue adelante con tu vida.

Que mi vida ha entrado en una nueva avenida.

Con nuevos vínculos que alegran y nutren mi existencia.

Vínculos afectivos que renuevan mi fe y confianza en esta hermosa Vida.

A eso me dedicó ahora;

A cultivar concientemente los vínculos afectivos que generosamente, me trae la misteriosa corriente de la Vida.

Descubrí que en ese cultivo esta la mayor fuente de afecto,

Sabiduría

Y pan.

Gracias por haberme dejado…

Ser.

Andrez Paz // Psicología de la Vida
-Pareja, Familia, Trabajo-

APREHENDER DEL DESAMOR EN LAS RELACIONES DE PAREJA

DESAMOR

 

Toda relación de pareja tiene un propósito:

Aprender algo para seguir creciendo en esta Escuela de la Vida.

La relación de pareja es como un organismo vivo:

Se concibe,

Nace,

Crece,

Se reproduce,

Y muere.

Algunas relaciones son mas longevas que otras, pero todas tienen fecha de caducidad.

Sabemos cuando empieza una relación, pero nunca cuando termina.

El problema es que muchas veces muere y nos negamos a aceptarlo.

Y el ego se apodera de nosotros y nos aferramos a una ilusión que lo único que nos provoca es una amarga desilusión.

Cuando aceptamos la realidad, empezamos a experimentar un doloroso desamor que mal gestionado, se puede convertir en una pesada depresión.

Decae tu animo y la existencia se te vuelve pesada.

Pero si se procesa con sensatez ese desamor, se convierte en la antesala de tu transformación.

En tu descubrimiento personal del verdadero amor.

En tu liberación de tu falsa idea del amor.

Porque un amor falso lo único que produce es dolor.

En cambio un amor verdadero es fuente de gozo, porque es sincero y hermoso.

Es ese amor verdadero el que nunca muere, las que mueren son las relaciones.

Por eso cuando muere una relación lo que sigue es elaborar el duelo, aprender las lecciones correspondientes y pasar al siguiente nivel.

Construir una nueva relación sobre la roca del descubierto amor, y no sobre la arena de la efímera ilusión.

Por eso resulta vital sanarse de las heridas, liberarse de las dependencias y desprenderse de los apegos.

Cuando esto se logra, la vida comienza a sonreír de nuevo.

Así es como se Crece en esta vida, superando dolores y aprendiendo las lecciones.

Ya sabes que puedes contar conmigo.

Andrez Paz // Psicología de la Vida.
-Pareja, Familia, Trabajo-

DESAMOR

DESAMOR

El desamor es la oportunidad que nos da la Vida de descubrir el amor.

El dolor del desamor nos puede llevar a una conexión con el verdadero amor.

Cuando sucede esto nos damos cuenta que el amor es vida.

Sin amor se nos hace pesada la vida.

Con amor, la vida es mas fluida.

El desamor no es una tragedia sino una bendición.

Es el llamado que te hace la Vida a descubrir el amor.

Por eso es tan importante vivir el dolor del desamor con dignidad.

Esto significa que para superar el dolor debes caminar hacia el amor y dejar atrás a quien te abrió las puertas del desamor.

No intentes calmar tu dolor buscando a tu verdugo, de esta forma retrocederas y te privaras de descubrir el verdadero amor y te condenaras a prolongar tu desamor.

Has del desamor un descubrimiento no un sufrimiento.

Levantate y anda.

El amor te espera.

Deja de sufrir y comienza a vivir.

Si estas experimentando un desamor, el amor estas por descubrir.

Yo pase por ahí y mi experiencia te quiero compartir.

En el compartir esta la puerta de entrada al verdadero amor.

Al bien vivir.

Andrez Paz // Psicología de la Vida
-Pareja, Familia, Trabajo-

MIS MAESTROS -Arnoldo Acosta y Miguel de Zubiria

mis maestros

“Ten paciencia, hasta que a ti llegue la vivencia, así aprenderás a conciencia”

Como psicólogo, yo escribo a partir de mis vivencias. Esto quiere decir que soy un psicólogo práctico.

Pero al mismo tiempo, valoro mis vivencias a partir de una teoría, de una visión de la existencia, a esa teoría yo la he llamado Psicología de la Vida.

Esto significa también que soy un psicólogo teórico, me encanta teorizar, me fascina pensar. A mi juicio, la actividad mas satisfactoria de la existencia humana.

El 8 de julio de 2015, lo voy a recordar como el día en el que salí de un laberinto sentimental que estaba absorbiendo mis energías, gastándome la vida, haciéndome pesada la existencia.

En ese miércoles, en Bogotá, que de por si es fría, estaba haciendo mas frio de lo habitual. Sin embargo, para mi fue un día caluroso. En la mañana, trabajando en el CETA, sentí la calidez de mi apreciado padre Arnoldo, quien acostumbra ir todos los miércoles a oficiar la eucaristía en la institución. Tuve la oportunidad de saludarlo en el comedor y con un abrazo sentir su energía.

Ya en la noche, pude experimentar la calidez de la interacción con mi maestro Miguel de Zubiría, con  quien nos reunimos en su apto a una sesión de trabajo en su Taller de Psicología Afectiva.

En un mismo día me compartí con mis dos maestros, esto es, con mis tutores, mentores, guías, orientadores, formadores.

El padre Arnoldo ha sido mi maestro desde que yo tenía 13 años. Es decir, ya casi 22 años siendo estructurado para llevar una constructiva y productiva vida.

Este padre ha sido mi segundo padre.

Miguel de Zubiría ha sido mi maestro desde que yo tenia 27 años, es decir, ya casi 8 años aprendiendo a pensar, asimilando una estructura de pensamiento psicológico y pedagógico.

He llegado a una conclusión personal:

El padre Arnoldo ha sido mi maestro de Psicología de Jesús, y Miguel ha sido mi maestro de Psicología Afectiva.

Para mí, esta es una prueba que todo en la vida esta conectado.

TODO.

En este día pude comprender que yo soy un aprehendiz de la Psicología de Jesús, es decir, de su forma de pensar, sentir y actuar.

Para mi Jesús es un autentico psicólogo de la vida que enseñó con palabras y hechos como cultivar y construir una vida con sentido.

Su mensaje fue muy claro:

Con amor.

Y fue tan re-evolucionario ese mensaje que dio origen a toda una civilización.

Sin duda alguna, un mensaje espiritual que trascendió en el tiempo y que hoy mas que nunca esta vigente, pero mas en su necesidad que en su practica.

El amor es una práctica, un arte, una ciencia, un oficio.

Así lo he escuchado de labios de mi maestro Miguel de Zubiría. Justamente en este día, en el que Claudia Blandon y yo, tuvimos el privilegio de recibir una presentación de su teoría del amor.

El amor es el tema central de la Psicología Afectiva.

De manera que el mensaje de Jesús, no es solo un asunto espiritual, sino una realidad psicológica, que por supuesto tiene repercusiones biológicas y socioculturales.

Todavía no comprendo del todo porque como psicólogo me ha tocado hacer esta conexión. Sin embargo, lo primero que llega a mi mente es la idea del pasado, presente y futuro y aunque algunos piensan que el tiempo es nada, yo pienso que el tiempo es todo.

Simplemente veo una línea de continuidad:

En primer lugar, un mensaje del amor que tiene un largo pasado.

En segundo lugar, una explicación del amor que tiene un amplio presente.

Y en tercer lugar, una puesta en practica de ese mensaje y esa explicación, que tiene un profundo futuro.

Del pasado viene el mensaje de Jesús sobre el amor.

En el presente está la explicación del amor que ofrece la Psicología Afectiva.

Y en el futuro esta la puesta en practica de ese mensaje y esa explicación. Esta es la tarea de la Psicología de la Vida.

Esa es mi labor como psicólogo.

Esa es nuestra misión como Taller de Psicología Practica.

Todo esta conectado.

El año pasado mientras mi vida de pareja estaba sumida en una profunda crisis, luchaba por mantenerme a flote avanzando en mi vida laboral.

Dos personajes fueron determinantes en ese momento.

El padre Arnoldo Acosta y el maestro Miguel de Zubiría.

El 22 y 24 de julio, el padre Arnoldo me abrió las puertas de la Escuela de Trabajo El Redentor, en una actividad de re-inducción, me contrató para ofrecer unas conferencias testimoniales con todo el personal del Centro Educativo Amigoniano, mas de 200 personas escucharon mi testimonio de vida.

Con ese acto me conecté con la Comunidad Amigoniana y con la Psicología de Jesús.

Esas dos conferencias las disfruté enormemente, fue un sueño cumplido. Un logro personal y profesional.

pedagogo conceptualTres meses después, mi maestro Miguel me graduó como Pedagogo Conceptual en el congreso conmemorativo de los 25 años de pedagogía conceptual.

Debuté como conferencista en el mundo de la pedagogía y la psicología, ante un auditorio de más de 300 personas.

¿Y adivinen de qué hablé?

Del amor!!!

Con esta conferencia me afirmé como Psicólogo Afectivo.

Avanzaba laboralmente, pero las emociones que en el trabajo ganaba, en el hogar las perdía. La crisis de pareja persistía.

Este año 2015 aparecieron nuevamente estos dos personajes en la obra de mi vida.

El 24 de marzo empecé a trabajar en la Escuela de Trabajo El Redentor con el padre Arnoldo.

El 16 de mayo empecé a trabajar en el Taller de Psicología Afectiva de mi maestro Miguel.

Dos auténticos logros laborales porque no es fácil acceder a formar parte de dos laboratorios sociales tan importantes:

Un Centro de Reeducación y un Taller de Psicología.

Estos son mis dos proyectos laborales y son el sustento del trabajo que estoy edificando:

Mi Taller de Psicología Practica, el cual lancé formalmente el 1 de julio de este año, día en el que publiqué el concepto a través de un mentefacto conceptual, una herramienta que aprehendí a utilizar en el Taller de Psicología Afectiva de mi maestro Miguel.

Todo está conectado.

En la sesión de trabajo con el maestro Miguel, acordamos que le ayudaríamos a los jóvenes del Centro Educativo Amigoniano, a diseñar y construir sus proyectos de vida afectivo y laboral.

Si esos muchachos atrapadados por las feroces garras de la delincuencia, comprenden las dinámicas del amor, contaran con herramientas para edificar un Hogar en paz y un Trabajo con sentido.

Tarea en la que todos aprendemos lo que nos corresponde aprender.

Después de cuatro meses; dos en El Redentor y dos en el CETA, por fin me asignaron el trabajo psicológico con dos sesiones completas; Avanzar y Futuro.

El 9 de julio, después de unas cuantas retroalimentaciones de tipo operativo, pedagógico y psicológico, Inca, el coordinador del CETA, me notificó esa responsabilidad.

Coincide este avance laboral, con una declaración de libertad afectiva que me permitió salir de ese laberinto sentimental en el que duré atrapado durante 18 dolorosos meses.

Con un camino nuevo en mi vida afectiva, y un sendero abierto en mi vida laboral.

Soy libre para vivir y crear.

Andrez Paz // Psicología de la Vida.
-Pareja, Familia, Trabajo-

ESTOY APREHENDIENDO A VIVIR SIN TI

VIVIR SIN TI

Me estoy acostumbrando a vivir sin ti.

Ya no tengo recuerdos de tu aroma,

Ya no recuerdo tu sabor.

Ya no recuerdo a que huele tu ser; tu cuerpo, tu mente, tu espíritu.

Ya no recuerdo a que saben tus besos.

Ya no recuerdo el calor de tus caricias.

Ya puedo vivir sin ti.

Trabajo.

Le sirvo a jóvenes atrapados por las feroces garras de la delincuencia.

Me siento profundamente identificado con ellos.

Me hace feliz compartirme con ellos.

Me siento seguro en medio de esa poderosa energía juvenil.

Llenos de afecto,

De experiencias productoras de sabiduría.

Son una verdadera fuente de aprendizaje sobre la vida.

En este entorno, 8 horas al día, estoy construyendo la psicología de la vida.

Sabes cómo lo estoy haciendo?

Valorando a esos muchachos.

Son sumamente valiosos.

Por eso los trato con afecto.

Cada día conozco una historia de vida nueva,

Conocer a esos muchachos es muy enriquecedor.

El primer fruto es que ha sido una labor que me ha permitido conocerme un poco más a mi mismo.

Comprender un poco mas quien soy?.

En cada historia de esos muchachos, hay una parte de mi propia
historia.

Por eso me encanta compartirme con ellos.

Porque aprendo de ellos y disfruto de su aprecio y aprendo de su historia.

Es ese alimento lo que me ha mantenido con vida, construyendo una vida sin ti, no porque yo quiera, sino porque tu lo elegiste así.

Yo respeto tu elección.

De modo que para sanarme y realizarme, yo también he elegido alejarme de ti.

Sera la Vida la que conduzca nuestros destinos.

Se feliz, que yo me ocupare de mi.

Gracias por lo vivido.

Gracias por lo concebido.

Gracias por esos bellos hijos que son mis maestros.

Gracias por las ideas cultivadas y compartidas.

Gracias por haber creído en mi.

Gracias.

Buen viento y buena mar.

¿AMOR O DOLOR?

VALORAR PARA NO EXTRAÑAR

La vida es un cultivo.

Siembra dolor y cosecharas sufrimiento.

Siembra Amor y cosecharas Felicidad.

Siembra dolor y cosecharas conflictos.

Siembra Amor y cosecharas Paz.

Siembra dolor y cosecharas tristezas.

Siembra Amor y cosecharas Alegrías.

Siembra dolor y cosecharas rechazo.

Siembra Amor y cosecharas Aceptación.

Siembra dolor y cosecharas despedidas.

Siembra Amor y cosecharas Bienvenidas.

Nunca olvides que siempre, tarde o temprano, cosecharas lo que siembras.

¿Qué estas cultivando en tu vida?

¿Amor o dolor?

Andréz Paz // Psicología de la Vida

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.508 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: