Publicado en ANDREZ PAZ, LICEO SUPERIOR RAFAEL POMBO, NO SOLO EDUCAR

FORMAR, NO SOLO EDUCAR. -LA MISIÓN PEDAGÓGICA DEL LICEO SUPERIOR RAFAEL POMBO-

Apreciada Comunidad Liceista:

En septiembre de 2008 empezó mi romance con Pedagogía Conceptual, a decir verdad no fue un buen comienzo, ¿por qué?

Me conecté con este modelo pedagógico gracias a un diplomado en Inteligencia Emocional que organizó la Fundación Alberto Merani, ellos querían formar un grupo de docentes para nutrir su red de colegios, a mi me llamó la atención la convocatoria porque por aquella época estábamos embarazados de Orianna y me parecía importante aprender del tema,

Tomé el diplomado pero finalmente no lo aprobé, no por incompetencia cognitiva, sino por incompetencia afectiva; muy egocéntrico, con dificultades para aceptar las normas, prepotente y con una actitud que no me ayudaba justamente para ser profesor de este tema.

No obstante ese fracaso, quedé conectado con esta corriente, a tal punto que me compré toda la obra del maestro Miguel De Zubiria, precisamente en uno de sus libros: “FORMAR, NO SOLO EDUCAR”, me escribió una dedicatoria que decía:

“Para Andrés:

Aquí está el fundamento final de Pedagogía Conceptual”.

Seis años después de aquel día, el 7 de octubre de 2014, el chaman de la tribu de Pedagogía Conceptual me graduó como Pedagogo en una conferencia que ofreci en la celebración de los 25 años del modelo.

Ahí estuvieron presentes Mercedes, Pedro, Carlos, Andrea, en ese momento quedó sembrada la semilla que un par de años después me llevaría de Misión Pedagógica a San Gil.

Y justamente en el último viaje, en el que casualmente coincidimos con la visita de la secretaria de educación, tomamos conciencia de la Misión Pedagógica del colegio:

Formar, no sólo educar.

Esto me tiene muy contento porque es una gran oportunidad para expandir la Pedagogía Conceptual y con ello contribuir con la evolución del sistema educativo.

Ahora tenemos un reto:

Llevar a cabo el primer seminario de Pedagogía Conceptual en San Gil, la idea es llevar al maestro Miguel y a varios de sus más cercanos discípulos.

El propósito es fortalecer esta misión y apoyar con entusiasmo el desarrollo de este emprendimiento educativo, que lleva ya 7 años de viaje, una aventura que empezó con un poco más de 47 estudiantes y el sueño compartido de Merceditas y sus amigos: Chechi, Laura, Freddy.

Ahora el barco transporta alrededor de 500 estudiantes, y este año sale la primera promoción.

Muy bonito ser parte de esta historia.

Una historia que ahora es parte de la mía.

De mi historia profesional y también de mi historia familiar.

Esta es mi vida….

Una vida consagrada a Formar, no sólo educar.

Nos veremos pronto, anhelo la hora en que llegue el día de escribir un nuevo capítulo de esta historia.

Andréz Paz Pedagogo Psicologo

#liceosuperiorrafaelpombo
#pedagogiaconceptual

Publicado en ANDREZ PAZ

GRAFICAR TUS METAS

METAGRAMA AGOSTO 30 PASO 10

Representar gráficamente tus metas es una buena estrategia para darle estructura a tu vida.

A esta conclusión he llegado luego de estar utilizando los METAGRAMAS, una herramienta de Psicología Afectiva que poco a poco me ha permitido definir con mas claridad lo que sueño, anhelo y proyecto construir en esta vida adulta por la que ahora ando caminando.

Cuando uno gráfica sus metas tiene un mapa mas claro de lo que quiere, ademas también funciona como una tabla de contenido de la historia que se quiere escribir y vivir.

Algo me dice que en la medida que uno escriba sobre lo que quiere, y también sobre lo que va viviendo, se hace mas consciente y permanece presente en este viaje del vivir.

Pareciera ser que la Palabra es la manera como uno va construyendo su realidad, por eso resulta tan importante ser muy conscientes de lo que decimos y como lo decimos.

Me propongo pues desarrollar este Metagrama, aspiro mostrarme y explicarme de forma constante estas metas, lo hago publico porque en mi rol de pedagogo es muy importante compartir lo que se va aprendiendo, de igual forma es una manera muy útil de recibir retroalimentación, la cual es clave para seguir avanzando.

Te invito que me acompañes en este viaje de aprendizaje y se te animas a conversar al respecto será un placer para mi, es mas, me atrevo a proponerte que elabores tu propio Metagrama y trabajemos juntos en la construcción consciente de nuestra vida adulta, con mi Comunidad de Amigos ya lo estamos haciendo y nos estamos fortaleciendo.

Publicado en Taller de Psicologia Afectiva Miguel De Zubiria

TALLER DE PSICOLOGIA AFECTIVA -MIGUEL DE ZUBIRIA-

 

taller de psicologia afectiva

En mi encuentro conmigo mismo, hoy me llegó un mensaje:

“Es de sabios aprender a escuchar”

En su juventud, Miguel De Zubiria, un apasionado de la música, decidió escuchar a un maestro de la psicología: Alberto Merani.

Esa decisión marcó su vida, a tal punto, que junto con su hermano Julián, fundo el Instituto Alberto Merani, a finales de la década de los 80 y años después, junto a su esposa Georgie, la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani.

Alberto Merani ha sido el gran maestro de Miguel De Zubiria.

Ahora Miguel está viviendo los años de la trascendencia, hoy esta es su tarea existencial, trabajar para dejar un legado, continuar con la tradición intelectual que heredó de su maestro Alberto.

Después de 20 años dedicados al estudio de la inteligencia, el ahora maestro Miguel, lleva más de 15 años consagrado al estudio de la afectividad humana, el fruto de estas investigaciones es lo que él mismo denomina como Psicología Afectiva.

Esta nueva psicología, que está sólidamente fundamentada en los hallazgos científicos de la Psicología Positiva y en los aportes de las neurociencias afectivas, se enfoca en tres aspectos centrales para la vida de todo individuo:

  1. Sus vínculos afectivos e interacciones con cada uno de ellos, que pueden ser fuente de felicidad o infelicidad.
  2. Sus cualidades afectivas e incompetencias (defectos), que pueden favorecer o complicar la interacción con cada uno de sus vínculos.
  3. Sus proyectos de vida, que serán determinantes para darle sentido y dirección a su vida.

Vínculos, cualidades y proyectos previenen al individuo de padecer los tres mal-estares de nuestro tiempo:

La soledad, por fallar en la interacción con los demás.

La depresión, por fallar en la interacción consigo mismo.

Y el suicidio, por perderle el sentido a la vida y no poder poner su vida al servicio de otras vidas.

Hace ya 8 años yo era un psicólogo desorientado, profesional, pero sin identidad. Llevaba 4 años de egresado y 2 de graduado, pero sentía que en la elección de carrera me había equivocado, y para continuar con el verso, la psicología que en la universidad aprendí, me había desilusionado.

Hasta que un día de septiembre del 2008, llegué a la Fundación Alberto Merani a tomar un diplomado en inteligencia emocional, esa fue la primera vez que entre en contacto con la Psicología Afectiva, y desde entonces estoy conectado con este tema de la afectividad humana.

Decidí escuchar a Miguel De Zubiria, lo elegí como mi maestro y él me aceptó como su discípulo.

En octubre de 2014, en la celebración de los 25 años de su teoría pedagógica, mi maestro me graduó como Pedagogo Conceptual, recuerdo que lo hice con una conferencia ante más de 300 personas y que llamé Ego vrs Amor.

Unos meses, en mayo de 2015, el maestro me convocaría a ser parte de su equipo de creativos para darle vida a lo que hoy es la FICA (Fundación Internacional de Coaching Afectivo). La institución que hemos concebido para divulgar los conceptos y herramientas de la Psicología Afectiva y para formar Expertos en Evaluación y Coaching Afectivo.

Como discípulo de mi maestro, siento que mi misión es multiplicar su mensaje, dar testimonio del poder transformador y estructurante de la Psicología Afectiva.

Para lograr este propósito, y fiel a la sabiduría popular, según la cual una sola golondrina no hace verano, decidí diseñar y darle vida a mi proyecto laboral independiente:

Un Taller de Psicología Afectiva, que en homenaje y gratitud con mi maestro, lleva el nombre de Miguel De Zubiria.

Este Taller de Psicología Afectiva tiene un doble propósito. En primer lugar; ofrecer servicios de Consultoría Afectiva, Evaluación Afectiva y Coaching Afectivo. Y en segundo lugar, conformar un grupo de estudio, práctica y trabajo de la Psicología Afectiva, una Tribu que se convierta en el equipo pionero de esta nueva rama de la psicología.

¿Serás tu uno de nosotros?

¿Te unirías a esta Tribu de Psicólogos Afectivos?

Publicado en MAESTROS

MIS MAESTROS -Arnoldo Acosta y Miguel de Zubiria

mis maestros

“Ten paciencia, hasta que a ti llegue la vivencia, así aprenderás a conciencia”

Como psicólogo, yo escribo a partir de mis vivencias. Esto quiere decir que soy un psicólogo práctico.

Pero al mismo tiempo, valoro mis vivencias a partir de una teoría, de una visión de la existencia, a esa teoría yo la he llamado Psicología de la Vida.

Esto significa también que soy un psicólogo teórico, me encanta teorizar, me fascina pensar. A mi juicio, la actividad mas satisfactoria de la existencia humana.

El 8 de julio de 2015, lo voy a recordar como el día en el que salí de un laberinto sentimental que estaba absorbiendo mis energías, gastándome la vida, haciéndome pesada la existencia.

En ese miércoles, en Bogotá, que de por si es fría, estaba haciendo mas frio de lo habitual. Sin embargo, para mi fue un día caluroso. En la mañana, trabajando en el CETA, sentí la calidez de mi apreciado padre Arnoldo, quien acostumbra ir todos los miércoles a oficiar la eucaristía en la institución. Tuve la oportunidad de saludarlo en el comedor y con un abrazo sentir su energía.

Ya en la noche, pude experimentar la calidez de la interacción con mi maestro Miguel de Zubiría, con  quien nos reunimos en su apto a una sesión de trabajo en su Taller de Psicología Afectiva.

En un mismo día me compartí con mis dos maestros, esto es, con mis tutores, mentores, guías, orientadores, formadores.

El padre Arnoldo ha sido mi maestro desde que yo tenía 13 años. Es decir, ya casi 22 años siendo estructurado para llevar una constructiva y productiva vida.

Este padre ha sido mi segundo padre.

Miguel de Zubiría ha sido mi maestro desde que yo tenia 27 años, es decir, ya casi 8 años aprendiendo a pensar, asimilando una estructura de pensamiento psicológico y pedagógico.

He llegado a una conclusión personal:

El padre Arnoldo ha sido mi maestro de Psicología de Jesús, y Miguel ha sido mi maestro de Psicología Afectiva.

Para mí, esta es una prueba que todo en la vida esta conectado.

TODO.

En este día pude comprender que yo soy un aprehendiz de la Psicología de Jesús, es decir, de su forma de pensar, sentir y actuar.

Para mi Jesús es un autentico psicólogo de la vida que enseñó con palabras y hechos como cultivar y construir una vida con sentido.

Su mensaje fue muy claro:

Con amor.

Y fue tan re-evolucionario ese mensaje que dio origen a toda una civilización.

Sin duda alguna, un mensaje espiritual que trascendió en el tiempo y que hoy mas que nunca esta vigente, pero mas en su necesidad que en su practica.

El amor es una práctica, un arte, una ciencia, un oficio.

Así lo he escuchado de labios de mi maestro Miguel de Zubiría. Justamente en este día, en el que Claudia Blandon y yo, tuvimos el privilegio de recibir una presentación de su teoría del amor.

El amor es el tema central de la Psicología Afectiva.

De manera que el mensaje de Jesús, no es solo un asunto espiritual, sino una realidad psicológica, que por supuesto tiene repercusiones biológicas y socioculturales.

Todavía no comprendo del todo porque como psicólogo me ha tocado hacer esta conexión. Sin embargo, lo primero que llega a mi mente es la idea del pasado, presente y futuro y aunque algunos piensan que el tiempo es nada, yo pienso que el tiempo es todo.

Simplemente veo una línea de continuidad:

En primer lugar, un mensaje del amor que tiene un largo pasado.

En segundo lugar, una explicación del amor que tiene un amplio presente.

Y en tercer lugar, una puesta en practica de ese mensaje y esa explicación, que tiene un profundo futuro.

Del pasado viene el mensaje de Jesús sobre el amor.

En el presente está la explicación del amor que ofrece la Psicología Afectiva.

Y en el futuro esta la puesta en practica de ese mensaje y esa explicación. Esta es la tarea de la Psicología de la Vida.

Esa es mi labor como psicólogo.

Esa es nuestra misión como Taller de Psicología Practica.

Todo esta conectado.

El año pasado mientras mi vida de pareja estaba sumida en una profunda crisis, luchaba por mantenerme a flote avanzando en mi vida laboral.

Dos personajes fueron determinantes en ese momento.

El padre Arnoldo Acosta y el maestro Miguel de Zubiría.

El 22 y 24 de julio, el padre Arnoldo me abrió las puertas de la Escuela de Trabajo El Redentor, en una actividad de re-inducción, me contrató para ofrecer unas conferencias testimoniales con todo el personal del Centro Educativo Amigoniano, mas de 200 personas escucharon mi testimonio de vida.

Con ese acto me conecté con la Comunidad Amigoniana y con la Psicología de Jesús.

Esas dos conferencias las disfruté enormemente, fue un sueño cumplido. Un logro personal y profesional.

pedagogo conceptualTres meses después, mi maestro Miguel me graduó como Pedagogo Conceptual en el congreso conmemorativo de los 25 años de pedagogía conceptual.

Debuté como conferencista en el mundo de la pedagogía y la psicología, ante un auditorio de más de 300 personas.

¿Y adivinen de qué hablé?

Del amor!!!

Con esta conferencia me afirmé como Psicólogo Afectivo.

Avanzaba laboralmente, pero las emociones que en el trabajo ganaba, en el hogar las perdía. La crisis de pareja persistía.

Este año 2015 aparecieron nuevamente estos dos personajes en la obra de mi vida.

El 24 de marzo empecé a trabajar en la Escuela de Trabajo El Redentor con el padre Arnoldo.

El 16 de mayo empecé a trabajar en el Taller de Psicología Afectiva de mi maestro Miguel.

Dos auténticos logros laborales porque no es fácil acceder a formar parte de dos laboratorios sociales tan importantes:

Un Centro de Reeducación y un Taller de Psicología.

Estos son mis dos proyectos laborales y son el sustento del trabajo que estoy edificando:

Mi Taller de Psicología Practica, el cual lancé formalmente el 1 de julio de este año, día en el que publiqué el concepto a través de un mentefacto conceptual, una herramienta que aprehendí a utilizar en el Taller de Psicología Afectiva de mi maestro Miguel.

Todo está conectado.

En la sesión de trabajo con el maestro Miguel, acordamos que le ayudaríamos a los jóvenes del Centro Educativo Amigoniano, a diseñar y construir sus proyectos de vida afectivo y laboral.

Si esos muchachos atrapadados por las feroces garras de la delincuencia, comprenden las dinámicas del amor, contaran con herramientas para edificar un Hogar en paz y un Trabajo con sentido.

Tarea en la que todos aprendemos lo que nos corresponde aprender.

Después de cuatro meses; dos en El Redentor y dos en el CETA, por fin me asignaron el trabajo psicológico con dos sesiones completas; Avanzar y Futuro.

El 9 de julio, después de unas cuantas retroalimentaciones de tipo operativo, pedagógico y psicológico, Inca, el coordinador del CETA, me notificó esa responsabilidad.

Coincide este avance laboral, con una declaración de libertad afectiva que me permitió salir de ese laberinto sentimental en el que duré atrapado durante 18 dolorosos meses.

Con un camino nuevo en mi vida afectiva, y un sendero abierto en mi vida laboral.

Soy libre para vivir y crear.

Andrez Paz // Psicología de la Vida.
-Pareja, Familia, Trabajo-

Publicado en ESCUELA DE PSICOLOGÍA DE LA VIDA

ESCUELA DE PSICOLOGÍA DE LA VIDA

Escuela de Psicologia de la Vida

 

El Trabajo es el sustento de un Hogar.

Sin Trabajo, es apenas lógico que el Hogar corra el riesgo de derrumbarse.

El Trabajo asegura la supervivencia del Hogar.

Nosotros no logramos consolidar una forma de trabajar juntos, aun nos faltaba Crecer mas como seres humanos, sobre todo a mi. Porque como bien lo leí por ahí, primero hay que ser persona antes de ser pareja. Esta fue una de las razones por las cuales nuestro Hogar se derrumbó.

Si has tenido la oportunidad de emprender la construcción de tu Hogar, y experimentar la dolorosa sensación producida por su derrumbamiento, podrás identificarte con lo que te estoy diciendo.

Sin embargo, esta claro que toda crisis es una oportunidad de crecimiento, y como toda oportunidad, uno la puede tomar o dejarla pasar.

Yo decidí aprovechar esta oportunidad para Crecer, esto es, en mi forma de pensar, sentir y actuar, por eso, en lugar de dejar mi Hogar derrumbado y cargar con esa frustración, opté por comprometerme con su reparación y reconstrucción.

No es fácil, pero me lo debo y se lo debo a mis hijos, y a todos mis familiares, amigos y conocidos. ¿Cómo voy a tirar la toalla? ¿Cómo no voy a luchar?

“Lucha”, así le digo de cariño a Luz Adriana, y así me digo a mi mismo cada día:

Lucha Andrés, lucha. Vale la pena dar la vida por esta Causa, ¿O acaso hay algo más importante en esta vida terrenal que el Hogar?

Yo creo en el Hogar.

Esta creencia es la base de mi Trabajo, y es así porque estoy convencido que un Hogar es el mayor regalo que Dios nos puede dar.

Y para sustentar ese Hogar hay que trabajar, y he aquí que se me presenta la oportunidad de expresar otra creencia:

Yo creo que para sustentar un Hogar, Dios nos ha dotado de dones y talentos, es nuestra tarea descubrirlos y cultivarlos, porque son semillas que bien trabajadas, tarde o temprano empezaran a dar sus frutos.

Por eso es que creo que todos somos Talentos Creativos en potencia, de lo que se trata es de descubrir esos dones y talentos y participar activamente con Dios en la co-creacion de nuestra vida; en la construcción de nuestro Hogar y nuestro Trabajo.

Como bien lo señalé en el relato anterior, el punto de partida de mi Proyecto de Vida Laboral como Talento Creativo, es ser un Psicólogo Divulgador. Esto significa ser conferencista, escritor y profesor.

Con conferencias, relatos y clases, los psicólogos podemos dar a conocer la potencia y los alcances transformadores de la Psicología.

Yo creo en la Psicología, por eso decidí consagrar mi vida a su divulgación. Ya lo hago como conferencista, hace siete años lo hago como escritor bloguero y ahora lo voy a hacer formalmente como profesor.

Parafraseando una frase popular: si las personas no van donde el psicólogo, entonces el psicólogo debe ir donde las personas. Por eso divulgo la Psicología en Transmilenio, por eso escribo y comparto mis relatos psicológicos en las redes sociales, por eso hago conferencias de Psicología en colegios y empresas.

Llevo ya 16 años en este mundo de la Psicología, 5 años de educación en una facultad, y 11 años de formación en la vida. Esta experiencia académica y vivencial, sumada a mis 7 años de estudio de la teoría de la afectividad humana de mi maestro de psicología afectiva, Miguel De Zubiría, me ha servido como fundamento para crear una teoría psicológica a la que he llamado Psicología de la Vida. La cual considero como un conjunto de herramientas para construir un proyecto de vida afectivo y laboral; un Hogar y un Trabajo.

Así como a nivel afectivo mi Causa personal es la reparación y reconstrucción de mi Hogar, a nivel laboral mi Causa es la Democratización de la Psicología.

Para mi la Psicología debe ser un derecho de todos, no un privilegio de unos pocos.

Comprender cómo funciona nuestra mente y actuar en consecuencia, indudablemente nos ayuda a Crecer como seres humanos. Es decir, nos permite aprehender a pensar, sentir y actuar como adultos responsables, con nuestro Hogar y nuestro Trabajo. Los dos máximos desafíos que enfrentamos en la adultez.

De modo que para enfrentar este desafío, he decidido dar el siguiente paso y poner en marcha una Escuela de Psicología de la Vida.

Esta es una Escuela de Psicología en la que estoy compartiendo toda mi experiencia afectiva, intelectual y laboral.

Una Escuela en la que, al igual que yo, y si te identificas con la causa de la Democratización de la Psicología, podrás ejercer como conferencista, escritor y profesor, como un divulgador de la psicología, que tanto lo necesita. El Hombre lo dijo muy claro; “la mies es mucha y los obreros pocos”.

Pero mas importante todavía, una Escuela en la que estudiando, practicando y trabajando en comunidad, podrás Crecer en tu forma de pensar, sentir y actuar.

Como podrás ver, yo no vivo la Psicología como un negocio sino como una Causa.

Por eso yo no vendo Psicología, yo comparto Psicología.

No soy un mercader de la Psicología, sino un activista de la Psicología.

Todo activista tiene su Causa, la mía es luchar y trabajar por la Democratización de la Psicología.

Por esta misma razón yo no me dirijo a un mercado, sino a la sociedad.

Yo no busco atraer clientes, sino conectarme con compañeros, colegas, amigos y socios que quieran apoyar esta Causa y hacerla parte de su propia vida.

Esta Escuela es una Psicología Practica sustentada en una teoría, pero más que en una teoría, en una experiencia de vida.

Como bien lo dirían mis colegas Antonio y Wilson, esta Escuela es una Psicología para la vida cotidiana y familiar; para el Hogar y el Trabajo. Para edificar un proyecto  de vida afectivo y laboral.

Esta es una Escuela de Psicología sustentada en la ciencia y en lo mejor de las tradiciones espirituales de las diferentes culturas del mundo, por eso es una Psicología Afectiva y Espiritual, una Escuela de Psicología de la Vida.

Si quieres más información acerca de cómo te puedes vincular a esta Escuela de Psicología, el siguiente paso es que me escribas, ahí conversaremos un rato sobre este proyecto y luego daremos otro paso, nos veremos, nos tomaremos un café y acordaremos horarios, aportes y demás aspectos operativos.

De esta manera activo oficialmente este proyecto laboral, un Trabajo con el que anhelo cultivar y cosechar los recursos vitales; afecto, sabiduría y pan necesarios para contribuir con el sustento de mi Hogar y el Crecimiento en su forma de pensar, sentir y actuar de las personas que trabajen conmigo.

Saludos.

Publicado en ANDRES PAZ, CARTAS AL MAESTRO, MIGUEL DE ZUBIRIA

SOY DISCÍPULO DE MIGUEL DE ZUBIRÍA. QUE ALEGRÍA!!!!

Con mi mentor y maestro Miguel de Zubiria
Con mi mentor y maestro Miguel de Zubiria

Que bello es poder decir que eres discípulo de Miguel De Zubiría. Y más bello aún es que él te asuma como tal.

Yo soy Andrés Paz; Psicólogo Afectivo de profesión y Formador Afectivo de oficio. Y me enorgullece decir que soy discípulo de Miguel De Zubiría.

Cuando le escribo a mi maestro Miguel o cuando hablo sobre él, pienso mucho lo que voy a decir. No quiero sonar adulador. Desconfío de los aduladores.

Mi propósito sobre todo es reconocer públicamente lo que ha significado su pensamiento y guía en mi Vida.

Metafóricamente hablando, sus enseñanzas y consejos han sido como un nutritivo alimento para mí. Leer, estudiar su obra, reflexionarla y escuchar sus recomendaciones alimentan mi pasión.

Y la pasión es clave. Porque la construcción de una Tribu Familiar, una obra conceptual, y una obra social, requiere altísimas dosis de pasión, entrega, voluntad, resistencia, paciencia. Solo así se puede uno mantener firme ante las naturales adversidades de la Vida.

Solo con pasión se puede mantener uno en el camino, sin desviarse.

Miguel De Zubiría ha contribuido enormemente con mi evolución afectiva, intelectual y material.

Sigo siendo un aprehendiz, aun cometo “errores” en este Juego de la Vida, pero se que cada “error” me deja una Lección Vital. Sin importar la presión existencial, hay que jugar siempre con convicción, fiel a si mismo, es decir a sus creencias, sus afectos, y leal a su Tribu Familiar.

Tener lo anterior muy presente puede traer como recompensa, que los aparentes “errores” que hoy cometiste, resultaran ser buenas jugadas vitales que requerirán de tiempo para ser justamente valoradas. Jugadas que contribuyeron a que cada quien asumiera su responsabilidad y aportara lo mejor de si en beneficio de la Tribu Familiar.

En conclusión, Miguel De Zubiría me ha enseñado a pensar, a sentir y a “trabajar”. Pongo “trabajar” entre comillas porque amo profundamente lo que hago y cuando esto ocurre, el trabajo deja de ser trabajo y se convierte en un entretenido juego que es parte a su vez del gran Juego de la Vida.

Si sientes pasión por lo que haces, entonces lo sientes, lo aprehendes, lo vives, lo disfrutas.

No es Miguel De Zubiría mi único referente teórico, pero si es el único que me considera su discípulo y yo lo considero mi maestro.

Esto, me produce una inmensa alegría!!!!

 :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Andrès Paz 

Psicologo Afectivo y Formador Afectivo

Mi meta es tu Bien-Estar

Publicado en CARTAS AL MAESTRO, PSICOLOGÍA AFECTIVA

¿DEBEMOS IR LOS PSICÓLOGOS AL PSICÓLOGO? -CARTA A MI MAESTRO MIGUEL DE ZUBIRIA-

Mi estimado maestro Miguel:

El 17 de mayo de 2013 va a quedar en mis recuerdos como uno de los momentos más trascendentales de mi vida. Yo, que soy psicólogo, ese día fui por primera vez al psicólogo. Sentí lo que quizá sienten las personas que lo buscan a uno para escuchar unas palabras confortables y una explicación a los dilemas de la Vida.

Que gratificante fue esa experiencia maestro. Pensar que la Psicología solo sirve para curar las enfermedades de la Mente es desconocer la otra gran función de este bello Oficio: Formar la Mente, estructurarla, prepararla para afrontar los grandes retos de la existencia.

Por eso es que pienso que mi encuentro con usted fue muy gratificante. Porque su creación, la Psicología Afectiva, es justamente esa rama que le estaba faltando al potente árbol de la Psicología. Una rama cuyos frutos son precisamente, mentes estructuradas, mentes afectivamente preparadas para crear la mayor obra humana: nuestra propia vida!!!! En otras palabras, la Psicología Afectiva es una poderosa herramienta para hacer realidad un viejo anhelo artístico: “el hombre como creador de si mismo”.

Desde que me encontré con la Psicología Afectiva este ha sido mi propósito, darle forma a mi mente, crearme a mi mismo. El haber asumido este reto existencial me convirtió en su discípulo, me hizo Psicólogo Afectivo. Al parecer mi conversión usted la intuyó porque en su libro –la afectividad humana– me escribió:

Para Andrés: joven y futuro discípulo critico.”

Corría el año 2008 y desde entonces, en lugar de ponerme a hacer un posgrado, me dediqué con ahínco e intensidad a estudiar su obra, a comprehenderla, pero sobre todo, a vivirla. Cinco años llevo ya en esta apasionante tarea y el encuentro con usted para mi fue una graduación, no solo como Psicólogo Afectivo, sino como hombre Cro-Magnon y continuador de su obra en mi generación.

Los psicólogos necesitamos psicólogo. Pero no porque  estemos “locos”, sino porque requerimos de la guía y orientación de quienes ya han recorrido un camino vital, conceptual y social, porque con su sapiencia nos pueden dar luces que alumbren nuestra vida de pareja, nuestros deberes como padres, nuestros desafíos como profesionales de una disciplina que pone a nuestra disposición todas las herramientas que se requieren para contribuir con la transformación profunda de nuestra sociedad.

Usted maestro Miguel ha sido testigo de mi proceso, de hecho usted ha sido mi formador afectivo, intelectual y existencial. Como se lo conté en nuestro encuentro, tengo sistemáticamente organizados todos los correos electrónicos que hemos intercambiado en estos cinco años. Su tutoría, su obra, sus mensajes, sus consejos y sugerencias son gran parte de la materia prima que estoy utilizando en la construcción de mi obra social; una Comunidad Formativa que lleve al siguiente nivel las enseñanzas de la Psicología Afectiva.

La primera Institución Formativa que he creado en el marco de la Comunidad Formativa El Taller, es la Escuela-Taller de Formación Afectiva. Con esta institución me propongo atraer para la causa a colegas que quieran hacer de la Psicología Afectiva su profesión y de la Formación Afectiva su oficio.

Mi meta es muy clara: me voy a hacer responsable de la Formación de 48 personas. Esta es la capacidad que tiene mi Escuela-Taller. Ni más, ni menos. Estos serán los pioneros de la Psicología Afectiva (su creación) y de la Formación Afectiva (mi creación). Es decir, vendrían a ser sus nietos intelectuales.

Cuando en nuestro reciente encuentro le hablé sobre esta Escuela-Taller y de cómo estoy utilizando la Biblioteca Virgilio Barco para llevar a cabo la Formación de mis Aprehendices, a usted le pareció sorprendente y me preguntó que les enseñaba. Recuerdo que le contesté que el núcleo de las Enseñanzas eran las Habilidades Psicoafectivas, lo que en su Sistema eran las competencias afectivas y ahora según usted mismo me lo confirmo, se llaman Cualidades Humanas.

Pues bien mi querido maestro Miguel, lo que yo le enseño a mis Aprehendices es un Sistema de Formación Humana que esta integrado por 12 Enseñanzas básicas que permiten darle Estructura Afectiva a la Mente del ser humano.

Como es apenas lógico, la primera de estas Enseñanzas son las Habilidades Psicoafectivas, cuya práctica nos permite aprehender a vivir y convivir con Sabiduría y Bien-Estar.

La segunda Enseñanza es que los seres humanos somos seres afectivos, pensantes y actuantes que podemos evolucionar nuestra forma de sentir, pensar y actuar.

La tercera Enseñanza es que estamos conectados afectivamente con la Vida. Yo soy yo y mis vínculos afectivos, como suele decir usted maestro.

La cuarta Enseñanza es que tenemos Necesidades Afectivas de Comunidad, Estructura Mental y Sentido Vital. Necesidades que pobremente satisfechas producen malestares afectivos. El origen de esta Enseñanza esta en la Tercera Ola de Alvin Toffler.

La quinta Enseñanza es que podemos elegir una Personalidad. Esto lo aprehendí de mi abuelo intelectual, es decir, de José Antonio Marina. El autor que usted me presentó en nuestro primerísimo encuentro por allá en el 2008, y que para mi ha resultado tremendamente iluminador.

La sexta Enseñanza es que de acuerdo con lo anterior, si podemos elegir una Personalidad entonces también podemos elegir una Estrategia de Vida. Es decir, vivir de una determinada forma que nos permita existir con Bien-Estar.

La séptima Enseñanza es que necesitamos Recursos Vitales para existir. Como se lo adelanté en un correo reciente, estos son Recursos Afectivos (Vínculos), Intelectuales (Conocimientos sobre la Vida) y Materiales (dinero). Quien cuenta íntegramente con estos recursos, cuenta con Riqueza Existencial.

La octava Enseñanza tiene que ver con el Sufrimiento. El cual, según lo aprehendí de Lou Marinoff, es un estado de animo que puede cambiar e incluso, según lo enseña el budismo, eliminar. Sin desconocer, claro esta, lo que el mismo Marinoff señala, esto es, que el Sufrimiento, aun no siendo necesario ni bueno por si mismo, puede ser un gran maestro, el medio para un fin mejor.

La novena Enseñanza esta relacionada con los Conflictos Afectivos, los cuales son inherentes a nuestra Naturaleza Humana y lógicamente son fuente de profundo malestar si no se previenen o manejan adecuadamente (¿con la mente adecuada?)

La décima Enseñanza hace referencia a un hecho que yo mismo estoy experimentando, con las herramientas adecuadas es posible construir nuestra Autonomía afectiva, intelectual y material, necesaria para liberarnos de las dependencias que nos causan sufrimientos innecesarios en cada uno de estos dominios.

La Enseñanza numero once sostiene que el Conocimiento, la Riqueza y la Voluntad son las fuentes de Poder Intrapersonal, Interpersonal y Sociogrupal. Siendo esto una síntesis entre el prospectivismo toffleriano y la Psicología Afectiva De Zubiriana.

Por ultimo, la Enseñanza numero doce, según la cual, los seres humanos estamos en una constante búsqueda del Bien-Estar y del aumento de nuestras posibilidades, al decir de nuestro querido José Antonio Marina.

Mi querido maestro Miguel, ese encuentro que tuvimos el pasado 17 de mayo y que amenizamos con un par de sabrosos wiskysitos, para mi representó el encuentro de dos generaciones. Hoy yo tengo la edad que usted tenia (32 años) cuando decidió renunciar a ese lúgubre empleo como profesor de la universidad nacional. Intuía usted que su destino no estaba por los lados de la carrera como funcionario del Estado. Gracias a esa decisión, se lanzo usted a la creación de la obra de su vida. Algunos habrán pensado en ese momento que eso fue una locura, porque renunciar a la estabilidad que da servirle al Estado no es cosa de cuerdos. 30 años después el tiempo le dio la razón.

La locura es contagiosa maestro. Y como usted mismo me lo dijo: yo ya estoy condenado. Este es el propósito de mi vida. Para esto naci. Ya llegué en este viaje por la Vida a un punto de no retorno. Que mas da, si usted en la convulsionada década de los 80, cuando Internet era apenas un privilegio de unos pocos en Silicon Valley, logró lo que logró; hoy, cuando Internet es una realidad global, y somos la primera generación con mayor acceso a la información y el conocimiento en la historia de la humanidad, no hay excusas para Crear y menos hay excusas para no Creer.

Creo en mi, maestro. Creo en lo que soy, lo que se y lo que hago. Si esto es estar loco, entonces que viva la locura.

Si creer que la Psicología Afectiva puede y debe contribuir con la transformación profunda de nuestra sociedad es cosa de locos, entonces que viva la locura.

Al fin de cuentas, toda sociedad es una suma de mentes individuales. De manera que para transformar una sociedad, primero hay que transformar las mentes de los individuos, el primero de ellos: nosotros mismos.

¿Seremos capaces los psicólogos de mi generación de asumir este reto?

Yo estoy plenamente convencido que si.

Solo se necesitan 48 pioneros, bueno, 44, porque ya me están acompañando 4 “locos” en este viaje: Didier, Diana, Liliana y Rocío.

Así las cosas, gracias maestro Miguel, gracias por existir. Gracias por su generosidad. Gracias por Creer en usted. Gracias por Crear.

Muchas gracias!!!!

Con inmenso afecto,

Su adulto y presente discípulo critico.

Andrés Paz

Psicólogo Afectivo de profesión y Formador Afectivo de oficio.

 

Publicado en Andres Paz Pareja, AUTOCONOCIMIENTO

NACÍ COMO EDUARDO ANDRES GRANADA BECERRA Y MORIRÉ COMO ANDRÉS PAZ PAREJA

El 7 de agosto de 2012 me encontraba en una jornada de lectura en la montaña. No estaba solo sino en compañía de mi mismo, sumergido en la exploración de un libro que me ha resultado muy revelador, pero sobre todo inspirador porque me ha adentrado en el mundo de la filosofía AristotélicaBudista y Confuciana. Al terminar de leer el capitulo 15 de ese libro que trataba sobre los “extremos terroristas”, comprehendi que uno puede nacer tres veces en la vida.

El primero es el nacimiento biológico. El mio fue el 16 de septiembre de 1980. Vi por primera vez la luz de este mundo en una pequeña ciudad colombiana llamada Pereira. Nací en una casa y según la historia que me han contado, fui recibido por mi tía Chila. A mi parecer, la más bondadosa de las mujeres de la Tribu Familiar Becerra Escobar, o por lo menos de la que tengo los mas gratos recuerdos; aunque tampoco me olvido de mi otra tía: Ofelia, quien en varias ocasiones me brindó una calida acogida en su finca, una agradable tierra a las afueras de Pereira, que yo solia visitar en mis salidas de fin de semana del internado de la Escuela de Trabajo la Linda en Manizales.

 

El 1ro de junio de 1993 emprendí mi viaje hacia el nacimiento psicológico. Esta vez no fueron nueve meses de gestación, tardé casi 13 años caminando hacia mi Luz. En efecto, el 28 de enero de 2006 encontré a la mujer que se convirtió en mi mayor fuente de Amor.

Hoy, cuando me estoy acercando a los 33 años, comprehendo que me fui de casa a los 12 años porque tenia hambre de Amor, y también comprehendo que 13 años después tuve la fortuna de encontrar lo que Sali a cazar: el Amor de una Tribu Familiar, mi Neofamilia: el inmenso Amor de Luz Adriana (mi pareja) de Dante y Orianna (mis hijos). Fundar una familia, ese es el nacimiento psicológico.

Con nuestro tutor y maestro Miguel De Zubiria

Justo en este instante recuerdo nítidamente algo que aprehendi de nuestro tutor Miguel De Zubiria“Formar una familia constituye la mayor, mas sofisticada y delicada tarea que enfrentan un hombre y una mujer en su vida.”

Cuanta razón tienes Miguel. Es la mas sofisticada y delicada tarea de la existencia y como toda tarea, necesita aprehenderse. Paradojicamente, vivimos en una sociedad cuyo sistema educativo no nos prepara para esta tarea de formar una familia, de elegir una pareja, de profundizar el vinculo, de desconflictuarlo, en pocas palabras, de amar y dejarse amar.

Cuando llegué a Luz Adriana yo no sabía amar, ni mucho menos dejarme amar. No tenia siquiera una mediana noción de lo que esto realmente significa. Por eso es que mi unión a ella representa mi nacimiento psicológico, por eso es que nuestra relación tuvo las complicaciones que tuvo después de transitada la etapa de los gozosos, inevitablemente llegaron los dolorosos, salió a flote toda esa carencia afectiva que cargaba en mis hombros. Ambos fuimos victimas de la fuerza de esos instintos y genes que me fueron legados, por eso hubo traición, engaños, infidelidades, mentiras de mi parte, por eso estuve a punto de engrosar las filas de los padres irresponsables, por eso estuve a punto de ser un esclavo eterno de mi pipí.

¿Qué me salvo? Tengo perfectamente claro que fueron dos cosas. En primer lugar, el Sentido de Comunidad que me brindaron Luz Adriana y su Tribu Familiar. Y en segundo lugar, la Estructura proporcionada por la Formación Afectiva. Ambas cosas se empezaron a configurar en el año 2008. Este hermoso año la vida me hizo dos preciosos regalos: en mayo quedamos embarazados de Orianna y en septiembre llegó a mi existencia la Formación Afectiva, gracias a un diplomado sobre “inteligencia emocional” que tomé en la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Sin saberlo todavía, con ese diplomado se empezaba a gestar lo que sería mi nacimiento sociocultural; 4 años después.

Un nacimiento biológico es posible gracias a la unión entre una hembra y un macho. Un nacimiento psicológico es posible gracias a la unión entre una mujer y un  hombre que deciden formar una familia y construir una Tribu Familiar alimentada de genuino Amor. Y un nacimiento sociocultural es posible gracias a la unión de una profunda experiencia vital y una reveladora experiencia conceptual.

Siento que la experiencia vital es el terreno y la experiencia conceptual son las semillas que depositamos en ese terreno, de modo que bien cultivadas y pacientemente trabajadas, terreno y semillas se fusionan para dar sus frutos, en esta oportunidad, un nacimiento sociocultural; una Vocación, un Oficio. En mi caso, el Oficio de la Formación Afectiva. Según esto, nací, he vivido lo que he vivido y he aprehendido lo que he aprehendido para SER un Formador Afectivo.

El tema central de mi experiencia vital es la familia. Lo que soy está definitivamente marcado por mis circunstancias familiares. Es en este territorio de mi Mundo Afectivo donde están presentes con mayor claridad el caos y la armonía. Hasta mis 25 años, momento en que me encuentro con Luz Adriana, mi vida familiar fue caotica y a partir de este providencial cruce de caminos, mi vida Neofamiliar me ha permitido experimentar la armonía. Por eso soy lo que soy: un Formador Afectivo, porque la Vida me puso a experimentar las dos caras de la moneda; cuando eso sucede y uno se da cuenta, es porque ha descubierto la misión de su vida, el propósito de su existencia.

Mi Familia de Origen

Al nacer, mis padres biológicos (Ines y Eduardo) me bautizaron como Eduardo Andrés Granada Becerra. En el internado y en la universidad me conocieron como Eduardo, y el martes 7 de agosto de 2012, –después de terminar la lectura del capitulo 15 del libro de Lou Marinoff, donde habla sobre los extremos terroristas y en el que señala como los colombianos hemos padecido una dolorosa experiencia con terroristas tanto de la izquierda política (“guerrilleros”) como de la derecha política (“paramilitares”) dedicados por igual al secuestros, la extorsion, el asesinato  el narcotráfico-, descubrí mi nuevo nombre: en adelante me llamaría Andrés Paz Pareja.

¿Por qué Andrés Paz Pareja?

Porque desde el prisma de la Formación Afectiva, el caos y la violencia social tienen el mismo origen que la armonía y el orden social: la familia, y la primera célula de la familia es la pareja. Donde hay una pareja sana, habrá una familia sana; y donde hay una familia sana habrá una sociedad sana. Esto es justamente lo que hemos aprehendido Luz Adriana y yo.

De modo que la paz empieza en la relación de pareja. Lo cual me permite concluir que el problema social de nuestro país es un problema que tiene su raíz en las relaciones de pareja y si esto es así, entonces, para transformar nuestra sociedad primero tenemos que transformar nuestra vida de pareja y esto significa vivir y convivir en paz con nuestra pareja.

Como cosa curiosa, días después de tomar conciencia de mi nueva identidad, perdí mi cédula.  Pero mas curioso aun es que haya sido durante una sesión de Orientación Afectiva en los relajantes prados del parque Simón Bolívar. Aquel día estaba trabajando con una pareja de padres separados que habían dejado sus diferencias a un lado porque su hijo adolescente había caído en una profunda depresión.

Esta es la hora que no he hecho el tramite de recuperación de mi cédula  de manera que aprovecharé para llevar a cabo el cambio oficial de identidad, para de esta forma poder simbolizar con un acto concreto la metamorfosis que ha operado en mi y con ello poder morir formalmente como Andrés Paz Pareja.

De esta forma entonces ejerzo soberanía sobre mi mismo. No solamente he elegido una nueva personalidad (personalidad formativa), sino también una nueva identidad (Formador Afectivo) y por lo tanto un nuevo nombre (Andrés Paz Pareja).

De esta manera compruebo en carne propia que uno si puede nacer tres veces en la vida:

Mi nacimiento biológico fue el 16 de septiembre de 1980

Mi nacimiento psicológico fue el 28 de enero de 2006

Mi nacimiento sociocultural fue el 7 de agosto de 2012

Tres seres en uno. Un ser biológico alimentado con comida orgánica. Un ser psicológico alimentado con comida afectiva (principalmente Amor) y un ser sociocultural alimentado del servicio a los demás. Amor y Trabajo. Nada mas se necesita para bien vivir.

Publicado en CARTAS DEL MAESTRO MIGUEL DE ZUBIRIA

CARTAS DEL MAESTRO MIGUEL DE ZUBIRÍA (# 3)

Esta es una sugerencia del maestro Miguel De Zubiria.

Muy estimado Andrés:

De entrada, me disculpo por mi tardía respuesta. Estuve una semana en el bello Perú, hablando de las más bella psicología afectiva, y hasta ahora, comienzo a retomar el ritmo. Fue una semana muy satisfactoria, si bien agobiante, puesto que me correspondieron ¡cinco exposiciones!

Este escrito tuyo (carta # 3) es, para mi, el más claro y preciso de todos. Mil felicitaciones. Tanto que nos permite comenzar a conceptualizar tu comunidad formativa el TALLER. Donde aparecen nítidas dos isoordinadas.

La primera, muy limpia su propósito: “Desde nuestra perspectiva, lo esencial de la COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER es su Propósito. Para combatir las tres mayores epidemias psicológicas de nuestro tiempo: la soledad, la depresión y el suicidio”.

“¿Cómo combatimos la soledad? Proporcionándole al individuo un sentido de Comunidad. Dándole la posibilidad de tener interacciones afectivas sanas. Estar deprimido según el psicólogo Aaron Beck –citado por usted mismo[9]– significa estar mal:

  • Con lo que se hace (no enfrentar activamente las dificultades, ser frágil)
  • Con los otros (estar solo)
  • Consigo mismo (núcleo depresivo)”

“Reflejan la insatisfacción de una Necesidad Vital Psicológica: la Estructura. La Estructura Vital entonces maestro no es otra cosa que, en parte, tener lo que usted denomina como “Competencias Intrapersonales” y nosotros en nuestro sistema denominamos como Habilidades Afectivas. Razón tiene usted maestro, es imposible convivir con un desconocido (auto desconocimiento), que se valora poco (auto devaluación) y sobre quien se tiene poca influencia (deficiente autoadministración). Mucho peor cuando esa persona ¡es uno mismo!”

Y sin duda, “un individuo que adolece de un sentido de Comunidad y carece de una Estructura Vital, es un serio candidato al suicidio”.

En suma, El TALLER apunta a tres ambiciosísimas metas. Formar personas con vidas muy satisfactorias, y bien preparados para superar los tres grandes males del siglo XXI. Magnífico.

¿Pero cómo?

Esta es una sugerencia del maestro Miguel De Zubiria.

 Mediante, “las Micro comunidades que conformamos integradas por máximo 8 personas que tienen afinidades en roles, afectos y creencias. Madres solteras que comparten el rol de crianza de hijos adolescentes. Profesionales que están construyendo Sistemas de Trabajo Talentoso alrededor de sus oficios. Parejas de jóvenes. Solo por citar unos cuantos ejemplos de las diferentes Micro comunidades que en estos momentos están activas”. Y con la aplicación de un sencillo, pero poderoso, ingrediente didáctico, con sus tres fases.

Ya tienes lo esencial, ¡lo definitivo! del nuevo objeto M-3, que has diseñado. Si bien quedan por resolver algunas preguntas cruciales, para que el TALLER no solo sea una experiencia exitosa, sino una utopía comprensible y seductora para cualquier persona: comenzando por ustedes dos.

Aprovecho para enviarle un fuerte abrazo de felicitación a tu ángel de la guarda, que todos lo necesitamos: Luz Adriana. sin quien nada de este sueño sería posible, definitivamente.    Ahora bien:

            1– ¿Es la supra ordinada la que coloco en el mentefacto?

            2– ¿Existen exclusiones, cuáles?

            3– ¿Sólo son esas dos isoordinadas?

            4– ¿Hay infra ordinadas?

            Aparte del fuerte abrazo que le envío a tu ángel de la guarda, sabes que tienes una grata tarea por delante. Quedo QAP.

            Con gran afecto

Miguel