Publicado en ANDREZ PAZ, fluir, Metagramas, PENSAMIENTO CREATIVO, PERSONALIDAD AUTOTELICA, PSICOLOGÍA AFECTIVA

PERSONALIDAD AUTOTELICA

El Metagrama es como una radiografía de las metas.

Una radiografía que le permite a uno ver el rumbo que tiene su vida, el destino que le quiere dar, hacia dónde queremos encauzar nuestra existencia.

Observando mi Metagrama en este día, me doy cuenta que una de mis metas intrapersonales es forjar una personalidad autotelica.

¿Esto que significa?

El maestro Miguel De Zubiría me ha hablado mucho de autotelia, es tan importante este concepto que es uno de los propósitos de la Pedagogía Conceptual: formar seres autotelicos.

En este tercer día de viaje hacia el Bienestar, me doy cuenta que la autotelia es fundamental.

¿Por qué?

Resulta curioso, pero, justo lo que estoy haciendo en este efímero momento es una actividad autotelica.

Son las 5:32 am, hoy la jornada empezó a las 4:30, estoy determinado a crearme el hábito de crear entre entre las 4 y las 7 de la mañana, quiero enfocarme en este momento de la madrugada en el cultivo de las mágicas palabras.

Llevar a cabo esta actividad me permite experimentar una poderosa sensación de flujo. Me siento conectado conmigo mismo y con mi entorno; Fluyendo mientras escucho Personal Jesús, Depeche Mode me acompaña en este momento de fluido viaje hacia el Bienestar.

Y ahora escucho El Carretero diciendo:

“Yo trabajo sin reposo para poderme cazar, que yo trabajo sin reposo para poderme cazar, y si lo puedo lograr, seré un guajiro dichoso.”

Jejejeje, esto de cultivar la palabra es una delicia, lo disfruto mucho, me hace muy feliz, más aún porque me permite comprobar en la práctica que la Felicidad si es el camino al Bienestar.

Ahora tengo claro que la Meta es el Bienestar.

La Felicidad es el Camino.

La Creatividad es el Vehículo.

Amar es el Combustible.

Ahora escucho Hotel California y me remontó a mis 12 años, a la edad en que empezó mi vida en libertad.

25 años después cuando dejé mi casa paterna y me embarquè en mi viaje hacia el Bienestar, hacia este punto al que hoy he llegado.

Creo que este es el tiempo que ha durado mi formación, 25 años.

25 años de experiencias, de aprendizajes, de supervivencia, de superación de la violencia, de alegrías y tristezas, de logros y constructivos fracasos.

Fluir, Fluir, Fluir.

Ahora en este momento de alegría me llega una deliciosa melodia: Sweet Dreams.

Dulces sueños que se pueden hacer realidad si los cultivamos todos los días.

Yo me fui de casa a los 12 años a estudiar y 25 años después, vivo mi vocación de pedagogo y ejerzo mi profesión de psicólogo.

Hago lo que más me gusta, escribir libros y hacer conferencias.

Soy libre de construir mi vida, por eso me quiero forjar de forma consciente una personalidad autotelica.

Ya son las 6:38 de la mañana, ya amaneció, y escucho la Zenaida saliendo temprano del tugurio. Me transporto a Pereira, la ciudad en la que nací, y pienso en una prima que murió en un accidente de bus.

Me puse a leer un rato sobre el tema y aprendí que Autotelico es una palabra compuesta por dos raíces griegas:

“Auto (yo) y telos (meta).

Una actividad autotelica es aquella que hacemos por si misma, porque vivirla es su principal meta.

Dice el autor que si se aplica a la personalidad, la expresión autotelico designa a una persona que generalmente hace las cosas por sí misma en vez de hacerlas para conseguir después un objetivo externo.

También dice este chaman de la Psicología Positiva, que las personas autotelicas son más autónomas e independientes porque no pueden ser fácilmente manipuladas con amenazas o recompensas externas. Al mismo tiempo están implicadas en todo lo que les rodea porque están totalmente inmersas en la corriente de la vida.

Mi meta entonces es vivir esta actividad creativa todos los días!!! Con perseverancia y paciencia se forja una personalidad autotelica.

7:05, hora de cambiar de actividad, igualmente autotelica.

Un relajante baño con agua fría y después a escribirle una carta a mi amada hija Orianna.

Andréz Paz Pedagogo Psicologo

#desarrollandomimetagrama
#forjarpersonalidadautotelica
#Pedagogiaconceptual
#psicologiaAfectiva
#emperatriz

Anuncios
Publicado en AUTOADMINISTRACIÓN

AUTOADMINISTRARSE

“Primero es menester creer-se, creer en si mismo.”

Miguel De Zubiría 

Ayer sentí la intensa necesidad de adentrarme en los terrenos de la Autoadministración.

Alguna vez leí que el mapa no es el territorio, por eso decidí pasar del estudio de la Autoadministración, a la dura practica de administrarse a si mismo.

La perenne sabiduría taoísta enseña que uno debe estimular el espíritu para gobernar el cuerpo. Recién empiezo a comprender lo que significa esto.

Por eso he empezado a vivirlo.

Este relato es de hecho la huella de esta primera jornada de Autoadministración.

La práctica consciente de la Autoadministración empieza con un ejercicio de planeación.

Este ejercicio fue el que hice ayer.

De modo que este es el primer relato de monitoreo de esta planificación.

Lo primero que percibo es que se siente muy bien cuando canalizas tus energías psicológicas hacia un objetivo claro.

Esta madrugada por ejemplo di cuenta de una tarea que siempre se me acumula: lavar mi ropa.

La acumulación de tareas de mantenimiento es un síntoma de la deficiencia autoadministrativa. Y si que roba energías!!!

En este momento recuerdo una frase celebre que leí por allá cuando despuntaba en mis años 20:

“El trabajo pesado es de por si la acumulación de tareas livianas que no se hicieron a tiempo”.

Trabajar por parcelas, tal y como lo hace un campesino, favorece el surgimiento del flujo al que hace referencia Csikszentmihalyi.

Pero más que trabajar por parcelas, lo primordial es creer fervorosamente en lo que haces.

En esta creencia esta la motivación intrínseca, la autotelia.

Cuando uno llega a este punto ya no es el miedo ni la ambición lo que le mueve, es la convicción de estar haciendo lo que se debe hacer.

Es la pasión.

Es el convencimiento de estar cumpliendo una misión.

He aquí el antídoto contra la pereza.

El sentido de vida.

Así es como se estimula el espíritu para gobernar el cuerpo.

Poco a poco esta tozuda mente va comprendiendo.

Siento la voz de mi maestro Miguel De Zubiría susurrándome al oído:

No olvides Andrés que “Autoadministrarse es un punto de llegada, nunca de partida: se conquista.”

Publicado en BITACORA DE UN FORMADOR AFECTIVO

UN DÍA EN LA VIDA DE UN FORMADOR AFECTIVO (Bitácora 4)

Barbara Fredrickson me enseñó que tardamos unos tres meses en aprehender un nuevo habito o hacer un cambio notable en nuestro estilo de vida.[1] Según esto me hacen falta 85 días para desarrollar el habito  de levantarme temprano, de empezar con el alba la lucha diaria en pro de la causa de la Formación Afectiva y con ella seguir alimentando la liberación progresiva del sistema.

Estoy haciendo un experimento sobre Positividad, con estas bitácoras pretendo retratar mi propia vida afectiva, reconstruirla día tras día para mostrarle a mi entorno cómo es la cotidianidad de un Formador Afectivo, de alguien que ha decidido entregar su existencia a una Causa.

Ayer en lugar de escribir la bitácora me dediqué a reflexionar sobre la infidelidad, tenía unas líneas acumuladas sobre el tema y cobraron vida para recordar y comunicar el mensaje de lo nocivo que es para la Salud Afectiva tener una amante, tarde casi dos horas escribiendo ese artículo y ahora caigo en cuenta que experimenté Flujo, no fue difícil el ejercicio, disfruté de la actividad, no sentí el paso del tiempo, ejercité la habilidad de escribir, de pensar; y tuve una retroalimentación inmediata: la satisfacción de haber escrito un nuevo artículo, de estar cumpliendo con el objetivo de producir intensamente en esta temporada. De modo que fue un momento de Positividad muy poderoso porque la producción intelectual requiere concentración, atención sostenida; la recompensa emocional es la alegría, el orgullo de obtener una nueva victoria contra la postergación y la pereza.

Ayer también se limaron las asperezas con la Mincha. Como toda pareja tenemos en ocasiones diferencias, nos tensionamos, nos exasperamos; no obstante, si para algo ha servido trabaja juntos en esta Causa de la Formación Afectiva, es para aprehender a solucionar adecuadamente nuestros conflictos.

Reflexionábamos con la Mincha sobre como los conflictos entre las parejas se acentúan debido a las diferencias de género, a la naturaleza BioPsicoSocial de hombres y mujeres; desconocer esta naturaleza es una de las razones por las que en muchos casos los conflictos de pareja son tan difíciles de resolver y lo triste es que cuando no se solucionan asertivamente, los conflictos se escalan y cada nueva diferencia va deteriorando el vínculo hasta un grado de desespero tal, que la separación se hace inevitable, se llega a un punto de no retorno.

La Mincha hacia énfasis en un hecho que quiero destacar: “no basta con conocer las diferencias de género, hay que comprehenderlas, interiorizarlas y actuar en consecuencia.” También es vital cultivar y desarrollar las habilidades afectivas necesarias para resolver constructivamente los conflictos. Quizá las dos más importantes: la asertividad y la empatía.

Haber resuelto este reciente conflicto con la Mincha me devolvió la tranquilidad, tanto que dedique la tarde a divulgar  con entusiasmo en los Buses de esta ruidosa ciudad. ¿Sabes? Me siento inspirado, percibo e interpreto este acto de Formar en los Buses como una acción social, política, generacional. Como Sociedad estamos atrapados en un círculo vicioso de Violencia Intrafamiliar de una magnitud alarmante, motivo por el cual no se deben escatimar esfuerzos  para sensibilizar y Formar en todos los escenarios posibles; además he constatado que la mayoría de las personas son agradecidas y nos animan a seguir con la Causa, además de que nos apoyan con recursos, de hecho, muchos de los casos que hemos orientado han sido gracias a ese ejercicio. Por eso es que le tengo tanta Fe a este trabajo, porque satisface una necesidad humana, porque contribuye con la construcción de una mejora Sociedad. Además he acumulado cientos de horas hablando en público, destreza clave para divulgar este mensaje.

Después de la jornada de divulgación me esperaba otro momento de alegría. Esta vez proveniente de alguien que ya considero un amigo, una amistad en ciernes que cultivaremos asiduamente durante este año y ojalá el resto de la vida. Omar ha estado presente desde mis tiempo con El Altavoz, por allá en el 2007 (una aventura universitaria que me llevo a publicar un periódico estudiantil cuando estudiaba Derecho en la Católica). En varias ocasiones hemos intentado hacer algo y todo parece indicar que en esta oportunidad el camino se nos ha cruzado. Llegamos a un pequeño acuerdo, nosotros vamos abrirle un espacio en nuestros blogs para hacerle publicidad a su negocio y él nos ha patrocinado un paquete de folletos de los que distribuimos en los buses. Entiendo este acuerdo como una ayuda mutua y como la cuota inicial de otras futuras colaboraciones.

En conclusión, fue un día en el que cultivé Positividad en cinco de mis siete Escenarios de Interacción: en la mañana interactué con la Madre Naturaleza, Conmigo Mismo, después alimentamos la relación con la Mincha, luego me ejercite como Formador Afectivo en los Buses y al final del día estrechamos un lazo de amistad con Omar, una amistad basada en la reciprocidad.


[1] Barbara Fredrickson “Vida Positiva: Cómo superar las emociones negativas y prosperar” Bogotá, Grupo Editorial Norma, 2009.

Publicado en BITACORA DE UN FORMADOR AFECTIVO

ESCRIBIR: DESDE EL CORAZÓN A LA RAZÓN (Bitácora # 3)

Desde que empecé a escribir en este blog, siempre he soñado con alimentarlo todos los días, pero hasta ahora se ha quedado solo en eso: en un sueño. Cuando despierto a la realidad me doy cuenta que para obtener algo no basta con desearlo, hay que lanzarse a construirlo.

Nunca he tomado un curso de escritura, sin embargo he llegado a una conclusión: se hace más ligero el proceso cuando se escribe desde el corazón, desde lo que se siente, desde lo que se vive, no se puede reflexionar adecuadamente tomando distancia de la propia experiencia vital. Será por eso que en los 4 años de edad que tiene este blog, no he podido cumplir mi sueño de alimentarlo diariamente, porque siempre he partido desde la Razón y muchas veces la Razón se bloquea, el corazón no la deja trabajar.

¿Qué bloquea la Razón? Pienso que los problemas que surgen a diario en el desempeño de cada uno de nuestros roles vitales (la familia, la pareja, el trabajo, los amigos, uno mismo), aunque también hay algo adicional: nos tragamos esos problemas, nos creemos invencibles y si no los exteriorizamos, éstos nos carcomen. Definitivamente a la mayoría de personas nos pesa mucho el qué dirán.

Ahora le estoy haciendo caso a mi intuición y ésta mi indica que para darle vida a este blog, debo cultivarlo a partir de mi propia experiencia vital; sin reservas, sin miedo. No tengo nada que perder, más allá de las cadenas biológicas y sociales que me atan.

El oficio que he creado para ganarme la vida me obliga a ser sincero. He construido una identidad, soy Formador Afectivo. Pero desde ahora debo advertir que no soy perfecto; a diario lucho contra mis propias incompetencias, de hecho creo que elegí este camino porque no me resigno a convivir pasivamente con lo peor de mi naturaleza, o con lo que me imponga el sistema; como ser humano siento que estoy obligado a mejorar, a ser un buen ejemplar de esta especie y de esta sociedad en la que me tocó vivir. Sin embargo, he comprendido que este viaje debe partir de mi Ser, de lo que Soy ahora; porque si lo planteo desde el Deber Ser inevitablemente me estrellaré contra el pesado muro de la incoherencia. Y esto sí que bloquea la Razón, salvo que uno quiera auto engañarse y nadar en un mar de mentiras.

Por eso ser Formador Afectivo no es una cuestión solamente de tener conocimientos o un diploma que lo acredite como tal. No se Forma únicamente a partir de un concepto, también se hace desde el ejemplo, desde la vida misma, reconociendo nuestras falencias y fortalezas, nuestra animalidad, pero también nuestra humanidad. Sin olvidar nunca que estamos entre humanos y no entre ángeles, que como bien lo señala mi maestro José Antonio Marina: estamos en una lucha constante por alejarnos de la selva.

Esta tercera bitácora que hoy les presento está permeada por un sinsabor vital en uno de mis Escenarios de Interacción, específicamente en el escenario Pareja.  La verdad es que en los últimos días he tenido algunas diferencias con la Mincha que me tienen un poco bajo de tono y como éste es un suceso que todavía está en desarrollo, no quiero adelantarme a nada, basta con dejar esta evidencia para que vean ustedes que tan cierto es eso de que “hasta los médicos también se mueren”.

Por otro lado, ayer lunes le gané nuevamente la batalla a la levantada. A las 6 de la mañana empezó la jornada. Eso me hizo sentir muy bien, es una pequeña victoria contra la pereza (ya vamos 2×0, espero mantenerla a raya para no dejarla reaccionar). Cerca de mi casa hay una montaña, se siente la naturaleza, sin lugar a dudas es relajante, ayuda a pensar, a encontrarse consigo mismo. La Salud Afectiva se ve favorecida cuando estamos en contacto con la hermosa naturaleza: siempre se escuchan los pájaros, se disfruta de la briza matutina, se presencia como va despertando el entorno. Esta fue la primera actividad del día y fue una nutritiva fuente de serenidad y tranquilidad.

Luego vino el momento de la pasada en limpio de las bitácoras, ahí me sentí activo, dueño de mí mismo, contento por estar cumpliendo la rutina, por estar motivado intrínsecamente. Me alcanzó el tiempo hasta para transcribir una página de un libro fundamental para mi ideología política: se llama la Netocracia, está en inglés y fue escrito por un par de Suecos que al parecer tienen muy claro hacia va donde va la Democracia y Quiénes son, pero sobre todo Qué hacen las nuevas elites del poder, a quienes ellos le llaman los Netocratas. En su momento te compartiré esta valiosa información.

Ahí se fue la mañana, al medio día salí de casa en Soacha con rumbo a la ruidosa Bogotá, entusiasmado porque estaba viviendo un día acorde a lo planeado y eso me mantiene equilibrado. Durante el trayecto aproveché para leer unas cuantas páginas de “Vida Positiva”, el magnífico libro de Barbara Fredrickson, de hecho ya lo terminé y debo confesar que he quedado impresionado, muy pero muy contento con haberme encontrado con el concepto de la Positividad.  Desde ya estoy sintiendo su influencia, es más, este ejercicio de la bitácora es una puesta en práctica de sus enseñanzas. Ya te iré contando en detalle la potencia de este aporte científico a la Salud Afectiva de las personas. Por lo pronto déjame decirte que ya son tres los conceptos que iremos aplicando y desarrollando en el marco de la Formación Afectiva: 1) El Desarrollo Afectivo; 2) La Positividad; y 3) El Flujo.

La tarde se me fue en publicar las bitácoras, había contemplado solamente una hora para esta tarea, pero internet me atrapó. Qué fácil es distraerse en ese mundo, me puse a ver unos videos de las Conferencias Ted y ahí quedé. No perdí el tiempo pero dejé de hacer lo planeado y eso me genera ansiedad porque en estos momentos –como dirían las abuelas- “el palo no está pa cucharas” y no pude divulgar en los buses, lo cual quiere decir que fue un día en blanco en lo que al metálico respecta. Y eso, como es apenas natural, no deja de angustiar.

Y aquí es donde entra mi Padre. Verme con él me produce una sensación agridulce, emociones encontradas. Por un lado me alegra porque me gusta verlo, sentirlo, disfrutarlo, compartirme con él. Pero también me estresa porque no comprende lo que hago, porque para él yo debería buscarme un empleo; siente que me estoy desperdiciando, que perdí el tiempo estudiando psicología, y esa negatividad –aunque no lo quisiera- me afecta. Como me gustaría escuchar de sus labios unas palabras de aliento, me encantaría que me dijera: “Bien Andrés, si eso te hace feliz, síguelo haciendo, me enorgullece lo que haces”, pero no es así, a él sólo le preocupa verme corto de metálico, pero bueno, como dirían los talentosos de ChocQuibTown: “Eso es lo que hay”, como hijo y Formador Afectivo me corresponde comprehenderlo y seguir luchando para algún día mostrarle que no estoy tan loco.

¿O, si?

Publicado en MODELO CONCEPTUAL

ESTRUCTURA DE ESTUDIO

Desde que estamos metidos en esto de la Formación Afectiva, hemos aprendido que cuando se trabaja con el conocimiento es necesario ejercitarse en tres campos: Leer, Escribir y Enseñar. Estos tres procesos es lo que nosotros entendemos por estudiar.

Si de verdad se quiere dominar un concepto es fundamental leer, escribir y enseñar sobre él. Sólo de esta forma se logra comprehender y por ende producir conocimiento. Por eso, para lograr una Producción Mental como la que demanda el Modelo Conceptual de la Comunidad Formativa El Taller, necesitamos tener una solida estructura de estudio que nos permita dominar los frentes temáticos que alimentan el Modelo.

Ya hemos definido una estructura para escribir, ahora nos planteamos otra para leer y aquí te la presentamos. Los siguientes son los libros que exploraremos con mi esposa Luz Adriana en este primer ciclo de lecturas que emprendemos luego de haber publicado el Modelo Conceptual de la Comunidad.

Son seis bloques de lectura, el primero de ellos lo denominamos Paradigma Formativo. Yo me dedicaré a explorar el concepto de Flujo, para ello leeré cuatro textos de Mihaly Csikszentmihalyi: “Experiencia Optima –Estudios Psicológicos del Flujo en la Conciencia-“ “Fluir –Una Psicologia de la Felicidad-”“Aprender a Fluir” y “El Yo Evolutivo”. Estos libros los complementaré con la lectura de una serie de artículos introductorios al mundo de la Psicologia Positiva. Por los lados de Luz Adriana, ella navegará por el concepto de Desarrollo Afectivo. El cual, dicho sea de paso es la evolución de la vieja noción de “inteligencia emocional”. Precisamente, iniciará este viaje leyendo el ya clásico libro de Daniel Goleman: “La Inteligencia Emocional”; lo complementará con otros dos textos del mismo autor: “La Inteligencia Emocional en la Empresa” y “La Inteligencia Social”.

El segundo bloque de lectura es para alimentar lo que nosotros denominamos en el Modelo como Paradigma Informacional. En este frente, Yo daré cuenta del concepto de Informacionalismo, para ello leeré la trilogía de Manuel Castells: “La Era de la Información”. En cuanto a Luz Adriana, ella indagará por el concepto de Innovación Conceptual leyendo el texto de Gary Hamel “Liderando la Revolución” y se introducirá también en el estudio del concepto de Análisis Simbólicocuya fuente principal es “El trabajo de las naciones” de Robert Reich.

El tercer bloque de lectura es el de Habilidades Lingüísticas. Nos interesa comprehender las técnicas para leer de forma sistemática, escribir de manera convincente y enseñar con claridad. Para lograr este propósito, Yo re-exploraré los dos tomos de la “Teoría de las seis lecturas” de Miguel De Zubiria, y Luz Adriana leerá el libro “Mentefactos –El arte de pensar para enseñar y de enseñar para pensar” de éste mismo autor. También dará cuenta del texto “La argumentación escrita” de Alvaro Díaz.

El cuarto bloque de lectura es para alimentar nuestro Modelo de Parejas Formativas. En mi caso exploraré “El mito de la monogamia” de David Barash; y “Los 100 secretos de las parejas felices” de David Niven. Por los lados de Luz Adriana, su viaje será por la obra de una de nuestras Maestras, Helen Fisher. Leerá entonces “La Anatomía del amor” y “Por qué amamos: naturaleza y química del amor romántico”.

El quinto bloque de lectura es para alimentar el Modelo de Crianza Formativa. Yo leeré “El mito de la educación” de Judith Rich Harris; y los “100 secretos de las familias felices” de David Niven. Luz Adriana leerá los dos textos que consideramos como inaugurales de este Modelo planteado por otro de nuestros Maestros, Miguel De Zubiria. Me refiero a la serie “Ser mejores padres”.

Por ultimo, tenemos el bloque de lectura para alimentar nuestro Modelo de Trabajadores Talentosos. Yo leeré una exquisita trilogía de  otro de nuestros Maestros: Richard Sennet. “El Respeto”“La Corrosión del Carácter”; y “La Cultura del Nuevo Capitalismo”Luz Adriana leerá “El Artesano” también de Sennet, y “Marca Personal: cómo convertirse en la opción preferente”, de Andrés Pérez Ortega, uno de nuestros guías.  

Este es nuestro primer ciclo formal de lecturas en el marco del Modelo. A medida que vayamos dando cuenta de cada uno de estos textos, procederemos a escribir los respectivos artículos; y para completar el estudio de estos conceptos, diseñaremos charlas y conferencias que compartiremos contigo.

Un Modelo Conceptual como el de la Comunidad Formativa El Taller no surge de la noche a la mañana, ni mucho menos por generación espontanea. Toma su tiempo y tiene unos fundamentos que lo sustentan. Con este ejercicio queremos dejar una huella de las fuentes teóricas que nutren nuestras mentes para poder alimentar el Modelo.