EMPRENDIMIENTO SOCIAL Y ARTESANO

EL MANIFIESTO CLUTREAIN : EL OCASO DE LA EMPRESA CONVENCIONAL

Si eres emprendedor o emprendedora, y estas pensando en montar un nuevo negocio, estudiar el Manifiesto Clutreain no sólo es un deber sino una obligación. Eso que los “sabiondos” llaman las nuevas tendencias, no es más que la anticipación de las oportunidades que las nuevas tecnologías traen consigo.

De acuerdo con la Wikipedia[1]: “El Manifiesto Cluetrain es un listado de 95 conclusiones ordenadas y presentadas como un manifiesto, o una llamada a la acción, para todas las empresas que operan en lo que se sugiere un mercado con nuevas conexiones. Las ideas expresadas dentro del manifiesto buscan examinar el impacto de Internet tanto en los mercados (consumidores) como en las organizaciones. Además, ambos, consumidores y organizaciones, son capaces de utilizar Internet y otras redes para establecer un nivel de comunicación que anteriormente no existía entre estos dos grupos. El manifiesto sugiere los cambios necesarios para que las organizaciones respondan a un nuevo ambiente de mercado.

“El manifiesto fue creado en 1999 por Rick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger. Los autores afirmaron que Internet es distinto a los medios de comunicación convencionales utilizados para el mercadeo masivo, ya que permite a las personas tener conversaciones de “humano a humano”, que tienen el potencial de transformar las prácticas tradicionales de negocios radicalmente”.

La denominada Era de la Información, o en palabras tofflerianas la Tercera Ola, transforma radicalmente el universo empresarial. Surgen en el panorama nuevos formatos de empresas, más acordes con el nuevo paradigma. Por supuesto, los beneficiarios y explotadores del anterior orden se resistirán al cambio y combatirán contra los nuevos emprendedores. Éstos, ya no tendrán como incentivo únicamente la maximización de beneficios, ahora el cumplimiento de objetivos sociales y el trabajo por pasión y sostenible son características de dos nuevos tipos de emprendedores: el emprendedor social y el emprendedor artesano. Pero de éstos te hablaré en otra oportunidad.

Por lo pronto, ahí te dejo las 95 Tesis[2] del Manifiesto. Analízalas y después conversamos:

1. Los mercados son conversaciones.

2. Los mercados consisten de seres humanos, no de sectores demográficos.

3. Las conversaciones entre seres humanos suenan humanas. Se conducen en una voz humana.

4. Ya sea transmitiendo información, opiniones, perspectivas, argumentos en contra o notas humorosas, la voz humana es abierta, natural, sincera.

5. La gente se reconoce como tal por el sonido de esta voz.

6. La Internet hace posible tener conversaciones entre seres humanos que simplemente eran imposibles en la era de los medios masivos de comunicación.

7. Los hiper-enlaces socavan a las jerarquías.

8. En los mercados interconectados como entre empleados intraconectados, la gente utiliza nuevas y poderosas formas de comunicación.

9. Las conversaciones en red hacen posible el surgimiento de nuevas y poderosas formas de organización social y de intercambio de conocimientos.

10. Como resultado los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados. La participación en un mercado interconectado hace que las personas cambien de una manera fundamental.

11. Las personas que participan en estos mercados interconectados han descubierto que pueden obtener mucha mejor información y soporte entre si mismos que de los vendedores. Ya basta de la retórica corporativa acerca de añadir valor a productos de consumo general.

12. No hay secretos. El mercado en red sabe más que las empresas acerca de sus propios productos. Y ya sea que las noticias sean buenas o malas, se las comunican a todo el mundo.

13. Lo que ocurre en los mercados, también sucede entre los empleados. Una construcción metafísica llamada “Compañía” es lo único que queda entre los dos.

14. Las corporaciones no hablan en la misma voz que estas conversaciones interconectadas. Para su “audiencia objetivo”, las compañías suenan huecas, opacas, literalmente inhumanas.

15. En sólo unos pocos años, la actual “voz” homogenizada del mundo de los negocios — el sonido de misiones corporativas y folletos oficiales — parecerá tan rebuscada y artificial como el lenguaje de la corte francesa en el siglo 18.

16. Hoy en día, las compañías que hablan el lenguaje del charlatán, ya no logran captar la atención de nadie.

17. Las compañías que asumen que los mercados en linea son iguales a los mercados que ven sus anuncios por televisión, se engañan a si mismas.

18. Las compañías que no se dan cuenta que sus mercados ahora están interconectados persona-a-persona, y por consecuencia volviéndose más inteligentes y profúndamente unidos en conversación, están perdiendo su mejor oportunidad.

19. Las empresas ahora pueden comunicarse con sus mercados directamente. Esta podría ser su última oportunidad si la desperdician.

20. Las compañías deben darse cuenta que sus clientes se ríen frecuentemente. De ellas.

21. Las empresas necesitan “alivianarse” y tomarse menos seriamente. Necesitan tener sentido del humor.

22. Tener sentido de humor no significa poner chistes en el Web corporativo. Requiere tener valores, un poco de humildad, honestidad y un punto de vista sincero.

23. Las compañías que intentan “posicionarse”, necesitan adoptar una posición. Idealmente relacionada con algo que realmente le importe a su mercado.

24. Las declaraciones exageradas — “Estamos en posición de convertirnos en el principal proveedor de XYZ” — no constituyen una posición.

25. Las compañías necesitan bajar de su pedestal y hablarle a la gente con quien esperan establecer relaciones.

26. Las relaciones públicas no se relacionan con el público. Las compañías tienen un temor profundo de sus mercados.

27. Al usar un lenguaje que resulta distante, poco atractivo, arrogante, levantan muros que las distancian de sus mercados.

28. La mayoría de los planes de mercadeo se basan en el temor de que el mercado pueda enterarse de lo que realmente sucede dentro de la compañía.

29. Ya lo dijo Elvis Presley: “No podemos seguir juntos si sospechamos mutuamente.”

30. La lealtad a la marca es la versión corporativa de una relación estable, pero el rompimiento es inevitable — y se aproxima rápidamente. Gracias a que están interconectados, los mercados inteligentes pueden renegociar sus relaciones con velocidad increible.

31. Los mercados interconectados pueden cambiar de proveedores instantáneamente. Los “empleados de conocimiento” interconectados pueden cambiar de empleador durante la comida. Las propias iniciativas de reducción de tamaño en las empresas nos enseñaron a preguntar: “¿Lealtad? ¿Qué es eso?”

32. Los mercados inteligentes encontrarán proveedores que hablen su mismo lenguaje.

33. Aprender a hablar con una voz humana no es un truco de magia. No puede ser aprendido en alguna conferencia.

34. Para hablar en una voz humana, las empresas deben compartir las preocupaciones de sus comunidades.

35. Pero primero, deben pertenecer a una comunidad.

36. Las empresas deben preguntarse a sí mismas hasta dónde llega su cultura corporativa.

37. Si su cultura acaba antes que comience su comunidad, entonces no tendrán mercado.

38. Las comunidades humanas se basan en el diálogo — conversaciones humanas acerca de inquietudes humanas.

39. La comunidad del diálogo es el mercado.

40. Las compañías que no pertenecen a una comunidad de diálogo, morirán.

41. Las compañías han hecho una religión de su seguridad, pero esto no sirve de nada. La mayoría se protegen menos en contra de sus competidores que de su propio mercado y fuerza de trabajo.

42. Tal como en los mercados interconectados, las personas también se comunican entre sí directamente dentro de la compañía — y no solamente hablan acerca de las reglas y regulaciones, la linea oficial, rentabilidad.

43. Estas conversaciones se llevan a cabo a través de los intranets corporativos. Pero sólo cuando las condiciones son favorables.

44. Las compañías instalan sus intranets desde arriba para distribuir sus políticas de recursos humanos y otra información corporativa que sus trabajadores están tratando de ignorar.

45. Los intranets tienden a centrarse en el aburrimiento. Los mejores se construyen desde abajo por individuos participativos que cooperan para construir algo mucho más valioso: una conversación corporativa interconectada.

46. Un intranet saludable organiza a los empleados en varios sentidos de la palabra. Su efecto es más radical que la agenda de cualquier sindicato.

47. Aunque esto asusta mucho a las empresas, también dependen en gran medida de estos intranets abiertos para generar y compartir conocimientos críticos. Necesitan resistirse a la tentación de “mejorar” o controlar estas conversaciones.

48. Cuando los intranets corporativos no se limitan por el temor y normativas, el tipo de conversación que promueven resulta notablemente parecido a una conversación de los mercados conectados en red.

49. Los organigramas funcionaron en la vieja economía en que los planes podían entenderse completamente desde el tope de las empinadas pirámides administrativas y se podían pasar detalladas órdenes de trabajo desde arriba.

50. Hoy en día, el organigrama está hiperenlazado, no jerarquizado. El respeto al conocimiento práctico resulta más importante que la autoridad abstracta.

51. Los estilos administrativos de “control de mando”, surgen de, y refuerzan la burocracia, las luchas de poder y una cultura general de paranoia.

52. La paranoia mata la conversación. Esa es su meta. Pero la falta de una conversación abierta mata a las empresas.

53. Existen dos conversaciones llevándose a cabo. Una dentro de la empresa. Otra con el mercado.

54. En general, ninguna de estas conversaciones va muy bien. Casi invariablemente, la causa del fracaso puede encontrarse en las ideas obsoletas de “control de mando”.

55. Como política, estas ideas son venenosas. Como herramientas, están descompuestas. Las prácticas de “control de mando” chocan con la hostilidad de los “empleados de conocimiento” intraconectados y generan desconfianza en los mercados interconectados.

56. Estas dos conversaciones quieren encontrarse. Hablan el mismo idioma. Reconocen sus voces mutuamente.

57. Las empresas inteligentes harán lo que sea necesario para lograr que lo inevitable suceda cuanto antes.

58. Si el coeficiente intelectual se midiera como la disposición de “abrir paso” o quitarse de en medio, resultaría que muy pocas compañías se han vuelto sabias.

59. Aunque en este momento es un poco subliminal, hay millones de personas en linea que perciben a las empresas como algo un poco más que curiosas ficciones legales tratando activamente de evitar que estas conversaciones se intersecten.

60 . Esta es una actitud suicida. Los mercados quieren conversar con las empresas.

61. Desafortunadamente, la parte de la empresa con la cual se quieren comunicar los mercados se esconde tras una cortina de humo, de un lenguaje que suena falso — y las más de las veces lo es.

62. Los mercados no quieren conversar con charlatanes y vendedores ambulantes. Quieren participar en las conversaciones tras la pared de protección corporativa (firewall).

63. Ponerse en un nivel más personal: Nosotros somos esos mercados. Queremos charlar contigo.

64. Queremos tener acceso a tu información corporativa, a tus planes y estrategias, a tus mejores ideas y a tu conocimiento genuino. No nos vamos a conformar con tus folletos a cuatro colores, o con tu Web sobrecargado de chucherías visuales pero con muy poca sustancia.

65. También somos los empleados que hacemos funcionar sus empresas. Queremos conversar directamente con los clientes con voz propia, no con frases trilladas escritas en un guión.

66. Como mercados, como empleados, estamos hastiados de obtener nuestra información por control remoto. ¿Por qué necesitamos reportes anuales impersonales y estudios de mercado de tercera mano para presentarnos unos a otros?

67. Como mercados y como trabajadores, nos preguntamos ¿por qué no escuchas? Pareciera que hablas un idioma distinto.

68. El lenguaje inflado y pomposo que utilizas — en la prensa, en tus conferencias — ¿qué tiene que ver con nosotros?

69. Quizás impresiones a tus inversionistas. Tal vez impresiones a la bolsa de valores. No nos impresionas a nosotros.

70. Si no causas gran impresión en nosotros, tus inversionistas van a salir perdiendo. ¿Que no entienden esto? si lo entendieran, no te permitirían hablar en la forma que lo haces.

71. Tus ideas anticuadas acerca de “el mercado” nos hacen voltear la vista al cielo. No nos reconocemos en tus proyecciones — tal vez porque sabemos que ya estamos en otro lugar.

72. Este nuevo mercado nos parece mucho mejor. De hecho, nosotros lo estamos creando.

73. Estás invitado, pero es nuestro mundo. Quitate los zapatos y déjalos junto a la puerta. Si quieres comerciar con nosotros, ¡baja de tu camello.

74. Somos inmunes a la publicidad. Olvídalo.

75. Si quieres que te dirijamos la palabra, dinos algo. Que sea algo interesante para variar.

76. También tenemos algunas ideas para tí: nuevas herramientas que necesitamos, algún mejor servicio. Cosas por las cuales estamos dispuestos a pagar. ¿Tienes un minuto?

77. ¿Estas tan ocupado “haciendo negocios” que no puedes contestar nuestro correo electrónico? Por Dios, vaya, volveremos mas tarde. Tal vés.

78. ¿Quieres que pongamos nuestro dinero? Nosotros queremos que pongas atención.

79. Queremos que descartes tu viaje, que salgas de tu introversión neurótica, ven a la fiesta.

80. No te preocupes, aún puedes hacer dinero. Eso sí, mientras no sea lo único en tu mente.

81. ¿Te has dado cuenta que, por sí mismo, el dinero es unidimensional y aburrido? ¿De qué más podemos platicar.

82.Tu producto falló. ¿Por qué? Nos gustaría preguntarle a la persona que lo hizo. Tu estrategia corporativa no tiene sentido. Nos gustaría platicar con tu Director General. ¿Cómo que no está?

83. Queremos que trates a 50 millones de nosotros tan seriamente como tratas a un reportero del diario financiero.

84. Conocemos algunas personas en tu empresa. Son buena onda en linea. ¿Tienes más de esos escondidos por ahí? ¿Pueden salir a jugar?

85. Cuando tenemos dudas, nos apoyamos en el resto de nosotros para aclararlas. Si no tuvieras control tan estricto sobre “tu gente” tal vez nos apoyaríamos en ellos también.

86. Cuando no estamos ocupados siendo tu “mercado objetivo”, muchos de nosotros somos tu gente. Preferimos hablar con amigos en linea que estar viendo el reloj. Eso ayudaría a difundir tu nombre mejor que tu Web del millón de dólares. Pero tu dices que hablar con el mercado le corresponde al departamento de mercadotecnia.

87. Nos gustaría que entendieras lo que está pasando aquí. Eso estaría muy bien. Pero sería un error pensar que vamos a esperar con los brazos cruzados.

88. Nos preocupan cosas más importantes que si vás a cambiar a tiempo para hacer negocio con nosotros. El negocio es sólo una parte de nuestras vidas. Parece ser todo en la tuya. Piénsalo bien: ¿quién necesita a quién?

89. Tenemos poder real y lo sabemos. Si no alcanzas a ver la luz, alguien más vendrá y nos dará mayor atención, será más interesante y divertido para jugar.

90. Aún en el peor de los casos, nuestra nueva conversación es más interesante que la mayoría de las ferias comerciales, más entretenida que un programa de televisión y ciertamente más apegada a la vida real que cualquier Web corporativo que hayamos visitado.

91. Nuestra lealtad es para con nosotros mismos — nuestros amigos, nuestros nuevos aliados y conocidos, hasta nuestros compañeros de batalla. Las empresas que no juegan un papel en este mundo, tampoco tienen futuro.

92. Las compañías gastan millones de dólares en el problema Y2K. ¿Cómo es que no pueden escuchar el tic-tac de esta bomba de tiempo? En riesgo está algo más importante.

93. Estamos tanto adentro de empresas como fuera de ellas. Los límites que separan nuestras conversaciones semejan el muro de Berlin hoy, pero son sólo un estorbo. Sabemos que caerán. Trabajaremos de ambos lados para hacerlos caer.

94. Para las corporaciones tradicionales, las conversaciones interconectadas parecen un mar de confusión. Pero nos estamos organizando más rápido que ellas. Tenemos mejores herramientas, más ideas nuevas, y ninguna regla que nos detenga.

95. Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando. Pero no estamos esperando.


[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Manifiesto_Cluetrain

[2] http://tremendo.com/cluetrain/

Anuncios
andres granada, COMPETENCIAS DE TERCERA OLA

ARTICULO # 71 COMPETENCIAS DE TERCERA OLA

COMPETENCIAS DE TERCERA OLA

Los moradores de la tierra están divididos no solamente por la raza, la nación, la religión o la ideología, sino también, en cierto sentido, por su posición en el tiempo.[1] Es decir, una parte vive en el pasado, otros en el presente y unos pocos viven en el futuro. Viven ya en la Tercera Ola. ¿Donde queremos vivir nosotros? ¿En el pasado? ¿Nos satisface el presente? ¿Estamos preparados para el futuro?

Los colombianos debemos hacernos una pregunta fundamental: ¿Qué ciudadanos queremos para el futuro? Por estar pensando en lo urgente muchas veces nos olvidamos de lo importante. En medio de esta zozobra política, social y económica que estamos viviendo, no podemos olvidar que estamos obligados a construir un mejor país para nuestros hijos. Pero… ¿En que andamos? no voy a hacer un trillado diagnostico, más bien, presentaré formalmente el resultado de mis reflexiones, lecturas y escrituras en los últimos años.

Quienes han seguido este blog saben que se ha tratado de un proceso. Lo que empezó como una solitaria reseña de los libros que iba leyendo, se convirtió en una vitrina para opinar sobre el acontecer político; posteriormente evolucionó hacia una propuesta denominada herramientas para la vida; después se llamó competencias para la vida y ahora como resultado de todo este ejercicio he configurado lo que se ha convertido en un apasionante proyecto profesional, al que he denominado como COMPETENCIAS DE TERCERA OLA.

De acuerdo a mi estudio y experiencia he podido concluir lo que considero son las competencias que hoy debemos dominar para enfrentarnos a los profundos cambios que estamos viviendo y que se avecinan. Debemos empezar a prepararnos, tener una clara visión de futuro. Pues bien, dichas COMPETENCIAS DE TERCERA OLA son:

Marca Personal

Educación Financiera

Educación para la Sexualidad

Emprendimiento Social

Competencias Afectivas Intrapersonales, Interpersonales y Sociogrupales.

Aprehender a Ser Padres (Formación de Seres Humanos)

Analistas Simbólicos (Crear e Innovar)

Tecnologías de Internet

Alfabetización Política

Conciencia Ecológica.

¿Existe alguna institución donde podamos desarrollar las anteriores competencias? ¿Son útiles realmente estas competencias?

En adelante entonces, profundizaremos semana tras semana en cada una de las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA, el propósito es posicionar este concepto. Se empezará también con el ciclo de conferencias[2] y se procederá a constituir las dos primeras instituciones enfocadas en desarrollar las dos primeras competencias, a saber, MARCA PERSONAL y EDUCACIÒN FINANCIERA.

Las anteriores actividades tienen como objetivo demostrar la importancia de dominar dichas competencias, y sobre todo, la utilidad para nuestras vidas.

Espero poder aportar en el desarrollo y posicionamiento de estas competencias y que lo aquí se va a publicar, le pueda servir para aplicar en su propia vida.


Te invito a mi grupo de lectores en Facebook.

http://www.facebook.com/group.php?gid=6072579613


[1] Alvin Toffler “El Shock del Futuro” 1970.

[2] En las conferencias utilizare el sistema de TRUEQUE.

COMPETENCIAS DE TERCERA OLA, EMPRENDIMIENTO, MARCA PERSONAL

ARTICULO # 70 ¿ETERNO EMPLEADO O AGUERRIDO EMPRENDEDOR?

¿ETERNO EMPLEADO O AGUERRIDO EMPRENDEDOR?

Recientemente, en el Hospital donde presto mis servicios, prescindieron de 150 empleados. Hace poco, uno de mis compañeros en Salud Mental contaba jocosamente como se había quedado sin sal para preparar sus comidas porque no tenía un centavo, dado que no le habían pagado a tiempo su salario. Un amigo psicólogo me encargaba suplicante estar pendiente de alguna oportunidad laboral así fuera por medio tiempo. Y no son pocas las historias de profesionales que se “quemaron las pestañas” con la ilusión de una mejor calidad de vida y se encontraron con una dura realidad. Hay poco empleo, y el que hay, no se corresponde con todo lo invertido.

Esta semana quiero compartir con ustedes mi impresión sobre la juiciosa lectura que estoy haciendo de un personaje que se ha vuelto muy popular en Colombia y en el mundo, pero que es probable tenga cierta resistencia sobre todo en las gentes mas preparadas, pues se trata de literatura creada exclusivamente para vender. Me refiero a Robert Kiyosaki, el celebre autor de “Padre Rico, Padre Pobre”.

Pues bien, debo confesar que he vencido la resistencia y me he permitido estudiarlo. No puedo negar que a pesar de que es un “betseller” y que no cuenta con mucha acogida en los círculos de intelectuales, particularmente si me ha resultado de gran provecho. He encontrado algunas respuestas que explican mi vehemente rechazo a ser un anónimo obrero, resignado a vivir de un paupérrimo salario que para muchos profesionales en Colombia ya no se distancia mucho de lo que gana un operario común y corriente con escaso bachillerato (con el respeto que estos me merecen)

He ahí entonces la razón del titulo de este articulo, ¿Estamos condenados a ser obreros? ¿Somos el resultado de un sistema que se ha encargado de producir en masa obreros y soldados? ¿Será que tendremos que aceptar estoicamente la triste realidad de estudiar con denuedo durante cinco años para luego salir a engrosar las filas de los desempleados o mal remunerados? En uno de sus libros, titulado “Antes de renunciar a tu empleo” -el cual motivó este escrito- Kiyosaki cuenta que uno de los momentos más aterradores de su vida fue el día en el que dejó su empleo y se convirtió oficialmente en emprendedor.

Ese día supo que “no habría más sueldo, ni seguro médico, ni plan de retiro. No habría más días de incapacidad ni vacaciones pagadas”. Es decir, diò el gran salto y cambió la seguridad que aparentemente brinda un empleo por la libertad y la esperanza de empezar a construir algo propio.

Pero… ¿Cuántos de los miles de profesionales que a diario entran al mercado laboral están dispuestos a darse la pela por ser emprendedores? ¿Cuantos están decididos a renunciar a un ingreso fijo por buscar su libertad financiera?

Quisiera pensar que muchos, que miles. Pero me temo que en nuestro país no es esa la regla, porque se trata de una cuestión de mentalidad, porque desde pequeños nos han metido en la cabeza, tanto en la escuela como en la casa, que debemos estudiar duro y sacar muy buenas calificaciones para conseguirnos un excelente empleo.

No nos han enseñado a ser emprendedores y es por ello que muchos lo ven como algo lejano, como una utopía y se llenan de excusas para lanzarse al ruedo. Y ahí se nos van pasando los años, repartiendo hojas de vida a granel, de trabajo en trabajo, de entrevista en entrevista, lamentando nuestra mala fortuna. Ya ni siquiera basta con tener maestrías y doctorados, los hay que se regalan por tres pesos, y en no pocos casos ven la partida del país hacia otras latitudes como única opción de superación y de mejoramiento de su calidad de vida, porque sienten que la inversión hecha, no es valorada en Colombia. Ante este panorama, por lo menos, deberíamos aprehender a promocionarnos y posicionarnos como profesionales competentes en medio de este mar de uniformidad.

A lo anterior súmele que gran parte de los profesionales recién egresados, cometemos el error de creernos el cuento de que ahora ya somos “doctores” y que por ende debemos llevar una vida de “doctores” es decir, ya contamos con un “status” que debemos mantener y la competencia con los miembros de nuestra generación por demostrar quien es el mas “exitoso” nos lleva a endeudarnos de forma estrepitosa: que el carrito, que el apartamento, que las tarjetas de crédito, que las vacaciones y cuando volteamos a mirar, ya estamos ahogados en las deudas y con un salario que difícilmente nos alcanza para cubrir nuestras múltiples obligaciones.

Es ahí entonces cuando se produce el ingreso a ese círculo vicioso que impide renunciar a un empleo, quitarnos las cadenas de la madrugada, del regaño del jefe, de la humillación en algunos casos y dedicarnos a construir nuestros propios negocios, o por lo menos a posicionar nuestra marca como profesional.

¡Ah! y olvidaba algo, no falta los que se les da por casarse con su eterna novia de la universidad y nuevamente las deudas crecen, y nos engañamos pensando que los ingresos de ambos aliviaran las cargas, es por ello que creen que casarse es un buen negocio pues se dividen los gastos, al contrario, lo que se acumulan son las deudas y si se les da por tener hijos, las responsabilidades, las mismas que una y otra vez nos atan a un trabajo o a que regale èste por cualquier peso, aumentan.

De manera que terminamos trabajando por el dinero sin importar lo que ganemos, bajo esa lógica no dejaremos de ser empleados y la regla indica que por idiosincrasia tendemos a gastar mas de lo que ganamos.

Y no quiero ni imaginarme que irá a ser de esta generación cuando llegue a la inevitable tercera edad y la pensión ya no sea más que una lejana ilusión. Porque como van las cosas, para cuando seamos “viejos” nuestra única esperanza será la caridad

De modo que ahí nos queda la inquietud. Miremos a ver, el tiempo es oro como dirían por ahí, y lo peor es que se lo estamos dando a otros que si aprendieron la lección y se están enriqueciendo a costa de nuestro “trabajo” y nuestra miseria.

La pregunta entonces es ¿Obrero o EMPRENDEDOR? en nuestras manos está.

Te invito a mi grupo de LECTORES EN FACEBOOK

http://www.facebook.com/group.php?gid=6072579613

Nota:

Una versión de este artículo lo publiqué el 3 de septiembre de 2007 en mi anterior blog.

http://andresgranada.blogspot.com/2007/09/eterno-empleado-o-aguerrido-empresario_03.html

Lo retomo haciéndole algunas modificaciones por su vigencia y porque me permite  allanar el camino de lo que sigue en este proyecto.

COMPETENCIAS DE TERCERA OLA

ARTICULO # 69 LA MISIÒN

CONTRIBUIR CON LA ERRADICACION DE LA POBREZA A TRAVES DE LA FORMACION DE SERES HUMANOS

Una Empresa Social debe tener como base de su accionar una poderosa MISION. Esta debe estar compuesta por un componente espiritual y otro de negocio.[1] Es decir, le debe apuntar al cumplimiento de objetivos sociales que luchen contra la inequidad, al mismo tiempo que debe ser autosostenible y productiva para no depender de la caridad de quienes dicen tener “responsabilidad social empresarial” o de aquellos que hacen de las “donaciones” un negocio meramente lucrativo.

Después de haber expuesto las Raíces Intelectuales[2] del proyecto que estoy proponiendo, lo mismo que el tipo de perfil de las personas que se requieren para este sueño, es decir, los Analistas Simbólicos[3] y los Campos de Acción[4] sobre los que se actuará, ha llegado la hora de presentarles lo que considero es la Misión y la Visión de esta apuesta.

Así las cosas, convencido de que nuestra generación tiene el deber de ir más allá de absurdas polarizaciones políticas y que debe hacer uso de su conocimiento para ponerlo al servicio de la solución de los verdaderos problemas del país, me he puesto como MISIÒN “Contribuir con la ERRADICACIÒN de la pobreza y la FORMACIÒN de  SERES HUMANOS”.

Al igual que Yunnus, no tengo ninguna duda que la humanidad ya cuenta con las herramientas para superar el problema de la pobreza, no obstante, se trata de una misión que necesita contar con el concurso de entusiastas activistas que con los pies en la tierra se unan a la causa de una forma creativa e innovadora.

Pero además de la pobreza, este mundo necesita de verdaderos SERES HUMANOS. Tanta violencia, tanto maltrato infantil, tanta intolerancia, tantos abusos, son la prueba de la maldad natural del hombre, es por eso que se hace necesario la formación de personas que aprendan a valorarse a si mismo, a respetar a los demás y a querer a su especie como tal.

Contribuir con la erradicación de la pobreza y formar seres humanos es una apuesta que bien vale la pena. Un proyecto de vida que realmente produce satisfacción.

Por eso, para cumplir con esa MISION, me he trazado 1 ESTRATEGIA y 5 TÁCTICAS:

La ESTRATEGIA es AYUDAR a las personas a desarrollar Competencias Afectivas Intrapersonales, Interpersonales y Sociogrupales. PROMOVER el Emprendimiento Social; la Educación para la Sexualidad; las Tecnologías de Internet; la Educación Financiera Básica; la Alfabetización Política. INCENTIVAR la Formación de Seres Humanos (Aprender a Ser Padres) y Analistas Simbólicos (Crear e Innovar) y la Marca Personal. Lo que en conjunto denomino como COMPETENCIAS DE TERCERA OLA.

Las TÀCTICAS, es decir, las acciones que llevaré a cabo para aplicar la estrategia, son:

1. Publicar un artículo semanal donde aborde alguna de las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA. El propósito es crear conciencia sobre la utilidad y necesidad  de desarrollar y dominar dichas competencias para hacerle frente a la sociedad del mañana.

2. Ofrecer conferencias, talleres, seminarios y capacitaciones sobre las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA, en Colegios, Empresas, Organizaciones Sociales, Comunidades Barriales, Municipios y público en general.

3. Utilizar en todas mis presentaciones las herramientas de la Pedagogía Conceptual para facilitar un mejor aprendizaje.

4. Crear una COMUNIDAD que se identifique con esta MISION y el desarrollo de las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA. Para ello utilizaré herramientas como Blogs, Boletines Electrónicos, Redes Sociales (FACEBOOK, NING, YOUTUBE, TWITTER) Paginas Web, Directorios y Portales. El propósito es llegar a la mayor cantidad de personas posible y lograr que se conviertan a su vez en MULTIPLICADORES de lo que aquí se promueve.

5. Realizar ALIANZAS ESTRATEGICAS con Personas y Organizaciones que estén interesadas en desarrollar productos educativos que le apunten al desarrollo de las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA y el cumplimiento de esta MISIÒN.

Todo lo anterior le apunta a una VISIÒN, y es la creación de las instituciones o Empresas Sociales que materialicen la misión de contribuir con la erradicación de la pobreza y la formación de seres humanos.

En otras palabras, sueño con la creación de Empresas Sociales autosostenibles, con rentabilidad social, conformadas y administradas por creativos e innovadores profesionales que además de estar comprometidos con lo social, vean en este modelo una forma digna de desarrollo profesional y personal.

Me gustaría conocer tu opinión y que me ayudaras a mejorar la idea, porque éste, es sólo el inicio de un largo viaje.

Te invito a mi grupo de LECTORES EN FACEBOOK

http://www.facebook.com/group.php?gid=6072579613



[1] Esto lo aprendió Robert Kiyosaki de su Padre Rico. Para profundizar en el tema le recomiendo leer la “Guía para invertir”

[2] Articulo 66

[3] Articulo 67

[4] Articulo 68

EMPRENDIMIENTO, emprendimiento social

EL OFICIO DE EMPRENDER

Sólo aquellos (as) que deciden hacer del emprendimiento su proyecto de vida, saben y experimentan los obstáculos y sinsabores a la hora de sacar adelante un proyecto. No obstante, la satisfacción del proceso y el aprendizaje que este conlleva son lo suficientemente grandes como para seguir en la lucha.


El verdadero emprendedor sabe que su principal enemigo está en su interior. Son sus temores, sus inseguridades, su falta de confianza en si mismo lo que pueden llevarlo a perder la fe en su emprendimiento.


Seguramente esos momentos en los que las cosas no salen como han sido planeadas, los recursos no llegan, las personas en quien confió se “bajan del bus” son instantes de incertidumbre, de duda. Por eso es importante tener claro lo que se quiere y para donde se está caminando. Quizás lo más difícil sea eso, tener claridad, lo demás, cuando se tiene la convicción, necesariamente llega.


El oficio de emprender no es fácil, pero tampoco es imposible. Cuando se toma la firme decisión de ser un emprendedor de tiempo completo no basta con tener arrojo y voluntad; es necesario capacitarse, asesorarse, rodearse también de emprendedores, de gente que hable su mismo idioma, no de esos individuos pesimistas, con alma de perdedores, cuya máxima aspiración es conseguir un empleo “bien pago” que les dé algo de aparente “seguridad”.


Quienes inician este viaje sin retorno saben que al principio se paga la novatada. No se tiene experiencia en la negociación, la relación con los proveedores es compleja, liderar un equipo en ocasiones es una tarea titánica, tocar y tocar puertas a veces resulta desgastante y frustrante. La clave estriba en no desfallecer, la automotivación es fundamental, mirar siempre lo positivo de los hechos, ser consciente que se trata de un aprendizaje continuo.


Una vez el emprendedor vence sus propios miedos, se hace imbatible. Su mente esta trabajando constantemente en la búsqueda de nuevas oportunidades, en la creación de estrategias. El emprendedor es parte de una “raza” especial, es un guerrero de la vida, un amante y apasionado por lo que hace, lo motiva la independencia, lo ilusiona la promesa de libertad.


Lo más importante de escoger el camino del emprendimiento no es el dinero, es el conocimiento, es la experiencia adquirida. Eso no tiene precio. Un emprendedor sabe que si se “quiebra” se puede volver a levantar fácilmente una y otra vez, no le tiene miedo al “fracaso”, lo enfrenta, lo reta. Lo importante realmente es el aporte hecho a la familia, a la comunidad, al país. El emprendedor que aprende las lecciones se vuelve responsable, se convierte en una mejor persona.


Por eso es que vale la pena emprender. Porque es bueno probarse, medírsele al reto de la vida, crear, innovar, ser productivos. En últimas la tarea de un emprendedor nunca termina, es un oficio permanente, culmina una empresa y ya está pensando en la otra, o por lo menos en buscar su crecimiento, su expansión.


Lo mejor de todo es que el emprendedor no escatima a la hora de compartir sus conocimientos, su experiencia. Hace parte de la filosofía de vida de estos individuos ayudar a sus pares, a quienes están empezando a recorrer el camino hacia la libertad. Ese es su legado, ese es el OFICIO DE EMPRENDER.

emprendimiento social

ARTICULO # 68 CAMPOS DE ACCIÒN

CAMPOS DE ACCION

Si nos diéramos a la tarea de hacer un diagnostico de las problemáticas que aquejan a la sociedad colombiana, ¿Cuáles serian para usted las mas relevantes? Para quien esto escribe, además de la corrupción, la politiquería, el clientelismo, el conflicto armado, el desempleo, la falta de educación, la pobreza y un laaaargo etc; es preocupante el alto índice de embarazos en adolescentes, la proliferación de ITS, la violencia intrafamiliar, el maltrato infantil, el suicidio en niños y adolescentes, la violencia en los colegios, la baja calidad de la educación, la falta de cultura política, entre muchos otros. El propósito de este artículo no es hacer un inventario lleno de lamentaciones, sino, contribuir con propuestas concretas que le hagan frente a estas situaciones y de paso nos prepare para el futuro.

Parafraseando a Alvin Toffler, necesitamos adquirir y dominar nuevas competencias que nos preparen para el futuro y, más importante, nos ayuden a cambiar el presente.

Es por eso que desde este espacio queremos apostarle a la promoción y desarrollo de aquellas competencias que le apuntan a la formación de mejores Seres Humanos, con una mayor conciencia social, y con la preparación suficiente para hacerle frente a las exigencias actuales y venideras.

Desde aquí nos la jugamos entonces por la Educación para la Sexualidad; la “Inteligencia Emocional” y el desarrollo de competencias afectivas intrapersonales, interpersonales y sociogrupales; la Educación Financiera; la Formación de Analistas Simbólicos; el Emprendimiento Social; la Alfabetización Política; y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

La promoción de la Educación para la Sexualidad, se hará teniendo como base los hilos conductores del programa del Ministerio de Educación Nacional, precisamente denominado “Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía”. Dicho programa propone como componentes de la sexualidad: la identidad de género, los comportamientos culturales de género y la orientación sexual. De acuerdo con el programa, además de los componentes, la sexualidad tiene cuatro funciones fundamentales: 1) Comunicativa relacional, 2) Reproductiva, 3) Erótica, y 4) Afectiva.[1]

La “Inteligencia Emocional” y por ende el desarrollo de competencias afectivas intrapersonales, interpersonales y sociogrupales, es la apuesta para promover la formación de mejores Seres Humanos. Personas que sean talentosas para autoconocerse, autovalorarse y autoadministrarse. Personas capaces de establecer relaciones funcionales con los otros, con habilidad para relacionarse con los otros; y personas con conciencia política, es decir, personas capaces de interpretar las emociones de los grupos y que actúen en beneficio del colectivo.

Le apostaremos también a la Educación Financiera básica. El propósito es dejar de depender de un empleo, de una empresa, del Estado, de la caridad. La mente se debe entrenar ya no sólo para buscar opciones laborales, sino, para identificar buenas y rentables oportunidades económicas. Se debe aprender a reconocer y aprovechar las múltiples formas de generar ingresos, se debe aprender a invertir, a crear activos y hacer que en últimas el dinero trabaje para nosotros y no al contrario.

Le apostaremos también a la formación de Analistas Simbólicos. Colombia necesita personas y profesionales talentosos y creativos,  capaces de RECREAR el conocimiento; de diseñar y poner en práctica productos y servicios en todas las áreas, especialmente en el área social. Estamos convencidos que la solución a muchos de los problemas sociales que actualmente padece nuestro país, no provendrán de medidas gubernamentales, ni gracias al accionar de ONGs tradicionales, sino, de propuestas innovadoras de Analistas Simbólicos, comprometidos con la erradicación de la pobreza y la formación de mejores Seres Humanos.

La iniciativa de los Analistas Simbólicos la denominamos Emprendimiento Social. Precisamente este será otro de nuestros campos de acción. En este país se habla mucho de emprendimiento y de responsabilidad social empresarial, no obstante, ninguna de las dos figuras tiene un verdadero compromiso con la erradicación de la pobreza. El Emprendimiento Social en cambio, tiene como propósito el diseño y puesta en marcha de empresas sociales autosostenibles, donde la finalidad no sea generar unas utilidades para repartir entre un puñado de socios, sino, apuntarle al cumplimiento de metas sociales y al trabajo remunerado con dignidad al interior de dichas organizaciones.

Para nadie es un secreto que la política en un país como el nuestro, es una lucha de intereses, ciertos sectores y grupúsculos están enfrascados en confrontaciones ideológicas que dejan como únicos perdedores a los ciudadanos de a pie. Los cuales, en no pocas ocasiones son victimas de la manipulación de quienes dicen ser los “dignos y honorables” representes del pueblo. Pues bien, la vacuna contra la manipulación es la Alfabetización Política. Todo ciudadano tiene el derecho, pero más aun el deber, de conocer y aprender como funciona el mundo de la política, de esa forma tendrá mayores elementos de juicio a la hora de escoger un candidato determinado, lo mismo que sabrá utilizar las herramientas de control, y ejercerá veeduría sobre la actuación de los gobernantes.

Todo lo anterior debe ser apalancado por lo que se conoce como las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Sin lugar a dudas, resulta de vital importancia promover las herramientas que hoy están disponibles en la red. Hacer uso de ellas en la creación de redes sociales, blogs, canales de TV, emisoras y demás medios que pueden ser manejados por los mismos usuarios; quienes a su vez pueden contribuir con la veeduría ciudadana, la construcción de conocimiento y el control político.

Esta es pues nuestra apuesta. La misma, cobrará vida y se materializará en la medida en que tenga eco en hombres y mujeres que deseen unir fuerzas para hacer su aporte en la construcción de un mejor país, de abajo hacia arriba y no al contrario, como siempre nos lo han querido imponer.

¿Se anima?


[1] Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía. Guía Nro. 1

EMPRENDIMIENTO

PONLE TU SELLO A LA VIDA

MOHAMMAD YUNUS / FUNDADOR BANCO GRAMMEN
MOHAMMAD YUNUS / FUNDADOR BANCO GRAMMEN

Cada quien es el dueño de su destino y de cada uno depende que tan lejos quiere llegar. Ahora ya no quiero escribir sólo de política, me atreveré a tratar de despertar espíritus adormecidos, alienados, resignados a su “suerte”, entregados al vaivén monótono de su existencia; y por ello el titulo de este articulo -Ponle tu sello a la vida-

De todos es sabido que dicha frase corresponde al lema de una reconocida marca de café, y al margen de la estrategia publicitaria, considero que llevado a la práctica es una provocadora invitación. –Ponle tu sello a la vida- ¿qué le dice a usted esto? ¿Es usted de los que hacen que las cosas pasen? O de los que preguntan ¿Qué está pasando? O en el peor de los casos, ni se da por enterado y al final pregunta ¿Qué pasó?

Esos tres tipos de personas hay en la vida –según reza por ahí un viejo refrán- ¿Cuál de los tres es usted? ¿Se siente feliz con lo ha llegado a ser actualmente? O por el contrario, ¿Se siente estancado? ¿Hace cuanto que no se detiene a hacer un balance de su existencia? Muchas veces los avatares del día a día nos absorben tanto que no nos queda tiempo ni para dedicarnos a nosotros mismos. De la casa al trabajo, del trabajo al estudio, del estudio a la casa y así todos los santos días, a lo anterior agréguele el cuidado de los hijos, el cumplimiento de responsabilidades, las obligaciones que no dan espera. ¿A qué hora hacemos tanto?

¿Es usted de los que está determinado a dejar huella en la vida o simplemente es un borreguito que prefiere ir detrás, sin ton ni son para donde lo lleve la marea? ¿Qué tanto se esfuerza usted más allá de lo normal por hacer feliz a los suyos? Los trata bien, con cariño, les recuerda que los quiere, evita hacerlos sufrir lo menos posible. Esto lo digo porque a veces somos más duros con nuestros seres queridos que con los particulares, somos más generosos con nuestros supuestos amigos que con nuestros hermanos.

Ponle tu sello a la vida, -me gusta esa frase- eso significa ser un referente para los demás, ser un modelo a seguir, vale la pena trabajar por los otros, es rentable, de hecho, entre a más personas beneficies con tus actos, mas grande es la recompensa, estoy convencido de ello. Ni siquiera es una cuestión de ego o de vanidad. Uno debiera levantarse todas las mañanas decidido a ayudar al menos a una persona, esa sería una excelente inversión con la vida.

Al fin de cuentas, el ser humano no deja de ser más que un animal dizque racional, estoy seguro que no faltará el personaje que considere que lo anterior no es más que basura, pero eso no importa, habrán otros que si se sentirán motivados a hacer un alto en el camino y reflexionar sobre su existencia, sobre el sentido de su vida, y se cuestionaran sobre su realidad, si al menos uno lo hace me daré por bien servido porque en este mundo que va tan a la carrera hace falta que hagamos una pausa y nos preguntemos:

¿Le estoy poniendo mi sello a la vida?

EMPRENDIMIENTO, emprendimiento social

¿QUÉ TAN ALTO QUIERES LLEGAR?

QUE TAN ALTO QUIERES LLEGAR

Alguna vez leí por ahí un personaje que decía: “Sueñe en cosas elevadas, y así como sean sus sueños, así llegará a ser usted”. En ese orden de ideas, ¿A que aspira Usted realmente en la vida? En ésta oportunidad, quiero acudir nuevamente al recurso de los lemas que utilizan algunas reconocidas marcas, ésta vez, un banco que le pregunta a sus clientes ¿Qué tan alto quieres llegar?

En un país como el nuestro, donde muchos se quejan de la falta de oportunidades, de la inequidad en la distribución del ingreso, de los paupérrimos salarios, de la dificultad para al acceso a la educación superior, de la falta de verdadero apoyo para la creación de empresa, de la ausencia de credibilidad en los jóvenes, ¿Es posible soñar?

Yo diría que si, es más, estoy convencido que Colombia es una tierra llena de oportunidades, lo importante es tomar conciencia que éstas no van a llegar a la puerta de la casa, se debe salir a buscarlas, ahí es donde está la clave, es necesario ir tras de ellas con determinación y sobre todo con firmeza. No es una cuestión de suerte, ni se requiere ser un genio, basta con recordar al gran inventor Thommas Alba Edison, quien señalaba que “el genio es 10% inspiración y 90% transpiración” es decir, sólo se necesita trabajar con denodado esfuerzo.

Así las cosas, ¿A qué aspira Usted realmente en ésta vida? Pero antes de contestarse éste interrogante, primero recuerde ¿Dónde estaba hace 5 años? Los propósitos que tenía entonces ¿Los alcanzó? ¿Siente que ha progresado? Sus ingresos económicos ¿Han mejorado? O ¿Todavía sigue con el mismo pirrico salario, en el mismo trabajo, o saltando de empleo en empleo y por tanto continúa pasando angustias para pagar sus deudas? Pero lo más importante, ¿Es mejor persona?

Ahora, proyéctese a 5 años, ¿Cómo se ve? ¿Dónde se ve? ¿Tiene un plan a seguir? Escríbalo para que quede evidencia de lo que Usted está hoy deseando, ese plan, es la medida de que tan alto quiere llegar una persona en la vida e indica igualmente, que tanto estamos dispuestos a sacrificar, porque lo cierto es que entre mayor sea el sacrificio, mayor será la recompensa, eso todo mundo lo sabe, pero muy pocos lo hacen realidad. Para la gran mayoría es más cómoda la aparente seguridad de un trabajo y el anonimato; que la promesa de la libertad venidera y el reconocimiento.

Pese a lo anterior, hay un hecho que no se puede desconocer; y es que en Colombia aun están muy arraigadas ciertas prácticas que para nada le hacen honor a la meritocracia, seguimos viendo como en muchos casos se sigue haciendo necesario tener un “contacto” o “palanca” para acceder a ciertos cargos, vemos como la práctica del nepotismo (hacer uso de sus influencias para ubicar laboralmente a familiares) sigue siendo habitual, cerrándose así la oportunidad para que lleguen personas capaces y deseosas de servirle a su comunidad.

Por eso es que para llegar alto, en lo posible debemos depender de nosotros mismos, de nuestro talento, de nuestra capacidad de trabajo, pero para ello hay que marcar diferencia, hay que ofrecer más de lo que da el individuo promedio, hay que salirse del montón; escenarios hay de sobra, su universidad, su barrio, su familia, su trabajo, sus amigos, en fin, hay que sembrar, sembrar y sembrar, porque de seguro, algún día la cosecha será abundante, y estando arriba podremos preguntarle a los que vienen detrás de nosotros, con la satisfacción del deber cumplido:

¿Qué tan alto quieres llegar?

PRINCIPAL, RAICES INTELECTUALES

ARTICULO # 66 LAS RAICES DE UN SUEÑO

LAS RAICES INTELECTUALES
Alvin Toffler, Mohammad Yunus, Miguel de Zubiria y Robert Kiyosaki

Hay personas que hacen que las cosas pasen. Son aquellos que tienen como meta existencial, trascender, dejar huella. Seguramente en ese camino tienen sus propios héroes, otros seres humanos que les antecedieron e influyeron en la forma como ven el mundo y sobre todo, en la forma como actúan sobre el mundo.

Quien opta por la trascendencia, lo hace a sabiendas de que tendrá un recorrido más difícil y lleno de obstáculos. Por lo menos hasta que sus sueños se cristalicen, sus ideas son vistas como utopías propias de románticos y quijotes que luchan solos contra el mundo. Por supuesto que me refiero a aquellos que tienen como arsenal el poder de la palabra y la firmeza de sus convicciones; y no a quienes creen que la única vía para construir un mundo mejor sea acudir al uso de las armas, influenciados por ideologías polarizantes y excluyentes.

Claro esta que las utopías de alguna manera son respuesta a las injusticias de cada época. No obstante, esta época que nos ha tocado vivir, -la de los inicios del siglo XXI, la de la transición entre una era industrial a una era postindustrial- requiere una respuesta creativa, innovadora y capaz de proponer alternativas de solución eficaces a los problemas que aun aquejan al mundo. Dos de ellos, la pobreza y la carencia de mejores Seres Humanos.

Pues bien, después de casi tres años de buscar, pensar, repensar, leer, escribir e indagar. Creo que he encontrado el camino y las luces que me guiarán. De modo que esta semana les presento lo que considero son las raíces de lo que vengo proponiendo y de lo que voy a proponer.

Para poder entender la sociedad en que vivimos, sus cambios, sus veloces transformaciones y el impacto que estas tienen sobre las personas y las principales instituciones occidentales; el autor que considero fundamental es Alvin Toffler[1]

Según Toffler, hubo una ‘primera ola’, de una muy larga vigencia histórica, en la que las aplicaciones tecnológicas estaban asociadas al esfuerzo humano, a la fuerza biológica del ser humano, con un predominio de la actividad agrícola. La ‘segunda ola’ alcanzó su apogeo con la revolución industrial, con una duración histórica mucho más corta, en la que el esfuerzo mecánico, el maquinismo, sustituyó al esfuerzo humano, y dio origen a la sociedad de masas. Y, por fin, la ‘tercera ola’, hija de la revolución tecnológica, de la que surge una sociedad regida por los flujos de información y lleva a la concepción de nuevos paradigmas, a una nueva cosmovisión. Los usos tecnológicos favorecen el desarrollo de las extensiones de la mente, por lo que el esfuerzo prevalente, en la nueva etapa, es el que se deriva del conocimiento. El mundo no sólo se transforma en su matriz tecnológica, sino que el cambio conlleva a un cambio psicológico de la sociedad, a una redefinición de las relaciones sociales y, también, de las relaciones de poder.[2]

La tercera ola entonces, demanda la creación de nuevas instituciones, con nuevos paradigmas. Y es precisamente el segundo de mis guías intelectuales quien ha creado una institución típica de tercera ola y con ello ha mostrado una nueva y eficaz manera de luchar contra la pobreza, me refiero a Muhammad Yunus.[3]

Yunus tuvo la clarividencia de dar un nuevo y revolucionario enfoque al tema de la financiación[4], fundador del Banco Grammen y premio Nobel de la Paz, Yunus es el creador de los microcréditos, el innovador programa bancario que proporciona a los pobres –especialmente a las mujeres- pequeños prestamos que les permiten fundar modestas empresas y librar a sus familias de la pobreza. En los últimos treinta años, los microcréditos se han implantado en todos los continentes y han beneficiado a más de cien millones de familias.[5]

Pero Yunus va más allá de los microcréditos y en su libro Un Mundo sin Pobreza lanza la idea de la empresa social, una forma totalmente nueva de emplear el dinamismo y la creatividad de las empresas para abordar problemas sociales, desde la pobreza y la contaminación, hasta la sanidad y la educación. En este libro, Yunus nos explica sus planes para transformar el mundo con miles de empresas sociales, y avanzar hacia un nuevo capitalismo con rostro humano[6]. Claramente, se constituye la empresa social –que nada tiene que ver con la cacareada “responsabilidad social empresarial”, en una institución de tercera ola. He aquí mi segunda raíz intelectual.

Mi tercera raíz intelectual es Miguel De Zubiria Samper.[7] Mas exactamente el que denomino como el De Zubiria de segunda época. Aquel que fue capaz de corregir sus presupuestos básicos y volcar su talento al desarrollo de una teoría de la afectividad humana, “sobre hombros de gigantes” como Howard Gardner, Daniel Goleman, Robert Stemberg y Steve Mithen.

Solamente un hombre que ha trasegado en todas sus dimensiones el concepto de la inteligencia, que le ha dedicado buena parte de su vida a hacer de él, el sentido de su quehacer psíquico y laboral, que ha convertido esta idea en un paradigma de valor ideal de la cultura y que ha intentado que su conceptos rijan un proceso educativo, sólo un hombre así, repito, esta autorizado para decir que la inteligencia es un MITO y que el cociente intelectual es hoy por hoy una peligrosa estratagema de las actuales ciencias psicológicas. Ese hombre es Miguel De Zubiria.[8]

Tantos embarazos en adolescentes, tanta delincuencia juvenil, tanta violencia intrafamiliar, tanta violencia en las escuelas, tanta intolerancia en general, tienen sus bases –entre otras variables- en una falta de desarrollo de competencias afectivas intrapersonales, interpersonales y sociogrupales.

Pues bien, el Maestro De Zubiria, a través de la psicología y la pedagogía afectiva, da un paso adelante en el camino abierto por Gardner con su “Teoría de las inteligencias múltiples” y Goleman[9] con su teoría de la “inteligencia emocional” para hablar del desarrollo de competencias afectivas, donde las emociones son una parte más de una dimensión mas amplia de la mente humana, como lo es su dimensión afectiva, compuesta igualmente por sentimientos, actitudes, principios y valores que también median en las acciones de las personas. De modo pues que, apuntarle al desarrollo de competencias afectivas, es una ambiciosa apuesta en la siempre necesaria formación de mejores Seres Humanos. Tal y como lo requiere una sociedad de tercera ola.

Por ultimo, mi cuarta influencia es Robert Kiyosaki.[10] Él, Además de ser un crítico de la educación industrial, ha visibilizado la necesidad de aprender educación financiera básica. Promoviendo también la importancia de buscar la independencia financiera como una forma de liberarse del yugo de tener que trabajar por dinero y no hacer que el dinero trabaje para uno. Quedando así tiempo para dedicarlo a pensar y diseñar estrategias que contribuyan a la erradicación de la pobreza y la construcción de un mundo mejor. Bajo esta lógica, el trabajo se convierte en una fuente de satisfacción, más que una obligatoria y mal paga actividad para obtener recursos limitados con que subsistir.

De modo pues que Alvin Toffler con su paradigma de la tercera ola. Mohammad Yunus con su promoción de los microcréditos y el emprendimiento social. Miguel De Zubiria con su propuesta del desarrollo de competencias afectivas y Robert Kiyosaki con su misión de elevar el bienestar financiero de la humanidad, se constituyen en la columna vertebral o mas bien, en las raíces de un proyecto que busca convocar a hombres y mujeres que se identifiquen con esta misión y deseen aunar esfuerzos para darle vida a las nuevas instituciones que requiere la sociedad de hoy para responder a las exigencias del mañana.



[1]De Alvin Toffler he estudiado su obra completa, a saber: El Shock del Futuro, La Tercera Ola, El Cambio del Poder, La Creación de una Nueva Civilización (la política de la tercera ola) y La Revolución de la Riqueza.

[2] Alvin Toffler “Perfil biográfico y académico” En http://www.infoamerica.org/teoria/toffler1.htm Para conocer que opina Toffler sobre Colombia recomiendo leer la entrevista de Semana “Colombia esta en el pasado” http://www.semana.com/noticias-enfoque/colombia-esta-pasado/22948.aspx

[3] De Mohammad Yunus he estudiado su caso y los libros donde cuenta la historia del Banco Grammen y su posterior expansión, a saber: El Banquero de los Pobres y Un Mundo sin Pobreza.

[4] Yunus, Mohammad “¿Es posible acabar con la pobreza? Universidad Complutense. En http://books.google.es/books?id=mLEcZlzpmb0C&printsec=frontcover&source=gbs_summary_r&cad=0#PPA5,M1

[5] Yunus, Mohammad “Un Mundo sin Pobreza: Las empresas sociales y el futuro del capitalismo”. Editorial Paidos. España. 2008

[6] Ibid

[7] De Miguel De Zubiria he leído y estudiado su obra de segunda época, a saber: Pedagogía Conceptual: Desarrollos Filosóficos, Pedagógicos y Psicológicos. La serie ABC de Pedagogía Conceptual compuesta por cuatro números que son: 1) Los fines y el método de Pedagogía Conceptual. 2) Formar, no solo educar. 3) Las teorías de Pedagogía Conceptual y 4) Como funciona la mente humana. Como Prevenir la Soledad, la Depresión y el Suicidio en niños y jóvenes. La afectividad Humana. ¿Qué es el amor?. Psicología de la Felicidad. El Mito de la inteligencia. Psicología del Talento y la Creatividad. Mentefactos 1 y la Teoría de las seis lecturas.

[8] Carvajal, Guillermo. Prologo del libro de Miguel De Zubiria “El Mito de la Inteligencia” Serie Psicología y Pedagogía Afectiva 1. Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Bogotá. 2006

[9] Daniel Goleman también es uno de mis referentes, no obstante lo considero como una fuente secundaria en la medida en que De Zubiria plantea una teoría que es una solida continuación de sus planteamientos que beben a su vez de Gardner. Sin embargo, también he estudiado parte de su obra, a saber: La inteligencia emocional. La inteligencia social. La inteligencia emocional en la empresa. El espíritu creativo

[10] Robert Kiyosaki ha sido influenciado a su vez por Alvin Toffler, Howard Gardner y Daniel Goleman. De él he leído y estudiado los siguientes libros: Si desea ser rico y feliz ¿No vaya a la escuela?. Padre Rico Padre Pobre. El Cuadrante del flujo de dinero. La guía para invertir. Antes de renunciar a tu empleo. Niño rico, niño listo. Retírate Joven y rico. El juego del dinero. La escuela de negocios. Historias de éxito. Padre rico, padre pobre para jóvenes.