Publicado en ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

15. EL YO ELEGIDO

 

“Yo elijo que quiero en mi vida”

-Patricia Castañeda Paz-

“Enfócate en ganar vínculos, no solo en ganar dinero, porque si ganas vínculos, el dinero llegará naturalmente a ti. La clave maestra es una sola: SERVIR.”

-Ándrez Paz-

“Todo inicio necesita por lo menos tres actitudes: Esperanza, Confianza y Disposición al trabajo. No puedes iniciar ningún proyecto creyendo que vas a fracasar, ni puedes dejar que el pesimismo sea el motor que te mueva a actuar en tu vida diaria. Para empezar un nuevo día, mes, o cualquier proyecto, es necesario tener la esperanza de que todo va a ser mucho mejor de como venía siendo.”

-Alberto Linero-

“Si uno es indiferente a los problemas de los demás, los demás serán indiferentes a los problemas de uno.”

Swami Paramadvaiti 

“Recuerda siempre que tu identidad es una identidad compartida, y que en eso reside Su realidad.”

UCDM

 

EL YO ELEGIDO

Estoy creando una vida, la mía, no sé qué tan bien lo esté haciendo, lo cierto es que me levanto cada día con este proyecto en mente que me mueve el corazón.

¿QUÉ VIDA QUIERO?

Quiero una vida con Bienestar.

Es lo primero que a mi conciencia llega:

Bienestar.

Deseo fervorosamente una vida con Bienestar.

Nacen estas palabras en el centro de operaciones de nuestra Fundación; Luz Adriana guarda silencio, reflexiona, de vez en cuando mira a su compañero, quien mientras tanto, plasma estas palabras con la esperanza de cultivar memoria. Sé que volveré por estas líneas y encontraré más respuestas a la pregunta:

¿QUÉ VIDA QUIERO?

Quiero una vida con Bienestar en todas las áreas de la existencia. TODAS. Pase lo que pase, y haga pasar lo que haga pasar, lo que deseo con todas las fuerzas de mi Ser Consciente es una vida con Bienestar.

La quiero para mí.

Y como anhelo tanto que esto sea asi, entonces hago un alto en el camino, respiro profundo y digo para ti:

Mi meta es tu Bienestar.

Si tu creces, yo crezco.

Si tu estas bien, yo estoy mejor.

Ya me di cuenta que la única manera de experimentar este Bienestar que quiero es Sirviendo.

Servir es clave.

Ya lo capté.

Casi que no florece esta semilla sembrada hace tantos años en mi inconsciente.

Servir. Si, ya lo capté.

Servirte a ti.

A ti.

El Bienestar que deseo será una realidad en mí, si te sirvo a ti.

Ganamos los dos.

Ganas tú y gano yo.

Es una Ley del Bienestar.

Ganar-Ganar.

Vivimos tiempos exigentes y desafiantes para nuestras mentes y nuestros espíritus, gracias a Internet vamos a una gran velocidad, el tiempo, al menos para mí, está pasando muy rápido, como si los años de hoy, fueran más cortos que los años de ayer, por esta razón es vital conectarse con el Bienestar.

Hay que estar bien para poder movernos con lucidez por estos tiempos ultramodernos como diría el gran Filósofo José Antonio Marina. “De una vez te las canto”, como dirían mis parceros; yo admiro la obra de este intelectual español. JAM, puras siglas de súper héroe.

José Antonio Marina ha creado una obra muy profunda además de bella, alguna vez interactuamos, le causo curiosidad mi experiencia pedagógica en Transmilenio. El caso es que el trabajo de este hombre es muy valioso y día a día está muy presente en mis constantes lecturas y reflexiones.

Los conceptos que JAM ha desarrollado y la lucidez con la que procesa la información de los campos que ha cultivado, -de la neurociencia a la ética, como él mismo lo dice- son muy útiles y relevantes en mi trabajo como Psicólogo Amigo.

¿PSICOLOGO AMIGO?

Jejejeejej, estoy muy contento.

Psicólogo Amigo.

Me parece muy bonito.

Llega a mi mente una foto del Padre Arnoldo Acosta con el Maestro Miguel De Zubiria.

Y luego sube a mi conciencia este pensamiento:

“La vida no tiene sentido, a la vida hay que darle sentido.”

Por eso escribo y plasmo estas palabras que ahora tú estás leyendo (me encantaría conocerte), porque escribiendo le doy sentido a mi vida, es decir, con la escritura proceso las experiencias que significan algo para mi subsistencia, crecimiento y trascendencia.

Yo creo que me hice psicólogo gracias a las experiencias vividas con mi papá Eduardo, especialmente en los primeros 12 años de mi vida. Y creo que el tipo de psicólogo que soy está muy influenciado por los años que viví la experiencia amigoniana internado en los programas de la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos, particularmente entre los 13 y los 16 años, cuando el rector de la Linda el padre Arnoldo Acosta. Y soy un Psicólogo Amigo por los 10 años llevo que llevo interactuando con el concepto de Psicología Afectiva, y con su creador, el maestro Miguel de Zubiria, lo cual hizo que me convirtiera en un entusiasta divulgador de la Afectividad.

Y llega a mi mente la foto donde están los tres, aquel 7 de diciembre de 2015. Un día único en mi vida. Como un milagro ver juntos a  esos tres seres que han marcado mi destino.

Hoy es 8 de febrero, mi hermana Viviana ha llegado al nivel 33 del Juego de Su Vida. Celebro este día y plasmo estas palabras como evidencia de que te tuve en mente hermanita querida. Tú eres la del medio, por eso siento que eres la conciencia del Nucleo Familiar del cual provenimos. ¿No ha sido fácil, verdad? Pero estamos vivos hermanita, somos sobrevivientes. Dos canciones me llegaron en este instante gracias a ti:

“Sin Ver Ni Oír”

“Mi Amigo Está En Casa”

Que mensajes hermanita, muchas gracias por esas dosis de conciencia, de polo a tierra.

La imagen que acompaña este relato es como una presentación que he hecho para aquellas personas que estén interesadas en darme la oportunidad de ser su Psicólogo Amigo, de que me elijas como tu psicólogo, para que trabajemos juntos, para que nos entrenemos afectivamente. Para que nos ayudemos en la Formación y Sanación de nuestros Núcleos Familiares.

Esa imagen es como el resumen de mi hoja de vida. Con esas palabras sintetizo lo que soy y elegí ser.

El 15 de noviembre del año pasado, en el relato 2 de este seria me preguntaba:

¿QUÉ HACER PARA EVOLUCIONAR DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR?

Y en el mismo me respondía:

“Crear, creo que el viaje de la pobreza hacia el bienestar se hace creando.“

Han pasado 11 semanas desde entonces y trece relatos después me doy cuenta que lo hay que crear es una personalidad elegida.

Pues bien, esta es la mía, te la presento.

No ha surgido de la noche a la mañana, llevo años ya practicando el Autoconocimiento que me trajo a este punto, 25 diría yo, haciendo este viaje que empezó en realidad cuando salí de casa a los 12 años.

Hoy tengo 37 y estoy listo para vivir estas palabras:

“Sirve a los demás.

Mahatma Gandhi una vez dijo que “la mejor manera de encontrarte a ti mismo es perderte en el servicio hacia los demás.” La introspección y no alcanzar a los demás puede causar que te alejes de la gente. Servir a otras personas y a la comunidad es la mejor manera de encontrar el propósito y el sentido del lugar en el mundo. Cuando veas lo dura que puede ser la vida de las personas más necesitadas que tú, puede ser una llamada para que despiertes y pongas en perspectiva tus preocupaciones. Te ayudará a ver qué has tenido oportunidades durante tu vida. Descubrirás lo que realmente importa. Pruébalo. Te gustará.”

Este es mi Yo Elegido.

Y quien mejor que José Antonio Marina para ir concluyendo este relato que hoy te comparto:

“Somos seres impulsados a vivir, a actuar, a enfrentarnos con la realidad. Pero no estamos movidos solo por impulsos y por objetivos fijados biológicamente, sino también por metas que conscientemente nos proponemos y con las que nos seducimos desde lejos, con mayor o menor fortuna.”

El 26 de julio de 2016, escribía en el día 17 de Tiempos de Pan:

“El amor que más necesito experimentar es el amor familiar.”

Desde el 1 de octubre de 2017 lo estoy experimentando de nuevo, y por eso estoy tan inspirado creando. Porque estoy compartiendo la vida con mi Nucleo Familiar.

Hoy justamente me llegaron estas palabras:

“Se camina hacia la funcionalidad familiar, o se continua en la disfuncionalidad, tú eliges, consciente o inconscientemente, tú eliges.”

Y me quedo con este mensaje que a través del amigo Yuri me llegó:

“No tenga miedo de luchar. Recuerde sus convicciones y su origen.”

-YU-

I Ching 16

 

Anuncios
Publicado en DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR

3. ¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE DESEAS?

“El hombre moderno vive bajo la ilusión de saber lo que quiere, cuando, en realidad, desea únicamente lo que se supone (socialmente) ha de desear. Saber lo que uno realmente quiere no es cosa tan fácil como algunos creen, sino que representa uno de los problemas más complejos que enfrentan al ser humano.”

Erich Fromm

La persistencia es una cualidad capitalista intrapersonal fundamental para evolucionar de la pobreza hacia el bienestar.

Pues bien, aquí estoy persistiendo de nuevo en mi empeño de construir la realidad que quiero a partir de la palabra que busca ser guía para la acción. Logré empezar la jornada nuevamente a la hora cuarta del día, sigo sintiendo que crear a esta hora es mágico, algo pasa que todavía no comprendo muy bien, pero espero tomar conciencia a medida que vaya avanzando en este viaje que me he embarcado.

Quiero plasmar estas líneas desde el sentir y desde el pensar, es decir, a partir de lo que estoy sintiendo y reflexionando, ni puro sentimiento ni puro pensamiento, sino una mezcla de los dos, sentipensar, como le gusta expresar a Luz Adriana. Pero especialmente quiero escribir también a partir de lo que estoy haciendo.

¿Y qué estás haciendo Ándrez?

Bueno, creo que estoy intentando construir conscientemente la vida que quiero vivir. Hace exactamente 70 días sentí un fuerte impulso de encaminarme hacia el bienestar en todas las esferas de mi vida, cuando arranqué no tenía ni idea de lo que eso significaba, pero de todas formas empecé a caminar. Ahora ya tengo un mapa, una hoja de ruta, como una especie de puerta de entrada cuyo primer umbral es una pregunta que tarde o temprano uno tiene que hacerse de forma consciente:

¿Qué es lo que realmente deseas?

Creo que reflexionar esta pregunta es fundamental para aclarar lo que verdaderamente se desea en la vida. Son las 5:55am, y la primera respuesta a esta pregunta viene insistiendo con apremio para que la deje salir de mi mente.

Deseo Desarrollar mi Potencial.

Sea lo que sea que tenga para aportarme y aportarle al mundo, lo que más anhelo es desarrollar mi potencial, permitirme crecer. No quiero quedarme como un niño anhelante, lleno de ilusiones y empezando proyectos con un entusiasmo efímero, sino, ser un hombre consciente de sus sueños que trabaja constantemente por construirlos, por hacerlos realidad día tras día. En otras palabras, no quiero vivir en torno únicamente a la satisfacción de mis necesidades vitales, sino, en pro de la materialización de mis sueños.

El hecho de estar viviendo nuevamente con mi familia, me permite dar fe que los sueños se cumplen, pero no basta con desearlos fervorosamente, también hay que estudiar, trabajar, crear, amar y jugar; la vida no es solo soñar, y esto es algo que me digo muchas veces a mí mismo, porque no quiero quedarme como un loco ensoñador, también anhelo ser un mago hacedor. 

Yo creo en la magia; en la magia de soñar, en la magia del poder de la palabra, en la magia de la acción, en la magia de la transformación.

Así las cosas, a partir del Desarrollo de mi Potencial, he llegado a la conclusión que esto es lo que sueño y realmente deseo:

  1. Ser Consciente.
  2. Ser parte de un Nucleo Familiar Unido y Funcional.
  3. Ser Familiar.
  4. Ser Constructor de Paz.
  5. Ser un hombre consagrado a la Pedagogía y la Psicología.
  6. Ser Escritor y Conferencista.
  7. Ser un Servidor.
  8. Ser un Afectivista, es decir, un activista de la Formación Afectiva.

Son las 7:24am, y doy por terminada la tarea de hoy, dedico estas líneas a la memoria de la hermana de mi padre, la tía Ibelice Granada partió de este mundo el día de ayer a los 81 años, una gran caminante que ahora es parte de los espíritus cuidadores de la Tribu.

 

Publicado en LIBRO

MIS TRES PADRES

Uno me dio la vida.

Otro me la rescató.

Y el tercero me la estructuró.

Eduardo Granada es mi padre biológico.

Arnoldo Acosta Benjumea es mi padre espiritual.

Miguel De Zubiria es mi padre intelectual.

Tres paternidades que han contribuido con mi construcción como ser humano, los tres tienen parte en lo que fui, soy y seré.

En este día, que será histórico en mi vida, pude tomar mas conciencia de la presencia de Dios en mi existencia.

De mi padre Eduardo heredé el Don de la palabra.

De mi padre Arnoldo aprendí el amor por la Palabra.

Y de mi padre Miguel, aprendí a cultivar y construir palabras.

Los tres son fuente de sabiduría. para mi.

Eduardo me ha enseñado a través de su vida y de los tangos que hablan de la Vida.

Arnoldo me ha enseñado a través de su vocación y del evangelio que habla de la Vida y de una nueva vida.

Miguel me ha enseñado a través de su obra y de su pasión por la psicología y la pedagogía.

Como no valorar la vida, cuando nos da estas bellas y generosas alegrías.

Este fue un día histórico en mi vida, los tres hombres mas importantes de mi existencia, se encontraron el mismo día y dejaron una huella para el resto de mis días.

Valiosa es mi vida porque valiosas son sus vidas.

Es una dicha tener clara la paternidad.

Mis padres me aprecian.

Y por eso yo aprecio a mis padres.

Son valiosos para mi.

Eduardo, Arnoldo y Miguel.

Publicado en FAMILIA DE ORIGEN

MI PADRE ME BUSCÓ

MI PADRE ME BUSCÓ

“Su forma de abordar los problemas influye en cómo abordaran otros los suyos. Abórdelos sabiamente y no sólo los resolverá, sino que dará así mismo un buen ejemplo que otros podrán seguir. Abórdelos neciamente y no sólo los exacerbará, sino que provocará asimismo una reacción en cadena que agravará las cosas para otras personas”

LOU MARINOFF[1]

 

El día que en Colombia se celebraron 202 años de aparente independencia, mi padre me buscó. Era un viernes soleado, apenas eran las 8 de la mañana cuando mi padre tocó a la puerta de la casa donde vivo con mi Neofamilia. En casa solo estábamos mi esposa, los niños y patito. Los jefes de la tribu estaban en una convención familiar que les recargó de energía luego de haberse reunido con todos los Tirado, gracias a una titánica labor del sacerdote de esta cohesionada Tribu Familiar.

Muchos días llevábamos sin vernos con mi padre. Dado sus comportamientos autodestructivos opté por tomar distancia en lugar de confrontarlo y cuestionarlo. Pasé varios dias pensando la manera en que debía interactuar con él, tenia claro que no podía ser indiferente, tampoco permisivo, ni mucho menos agresivo; de modo que opté por actuar formativamente.

Asumir una postura formativa con nuestros Vínculos Afectivos significa utilizar Herramientas Afectivas que favorecen el dialogo entre las personas. Como Formador Afectivo me siento éticamente conminado a poner en práctica lo que predico. Por tal motivo, para tender un lazo de dialogo con mi apreciado padre, decidí utilizar la EMPATIA: ponerme en su lugar, tratar de comprender sus comportamientos, sentir sus afectos, analizar el porque y para qué de sus acciones, indagar por las razones. Revisar en su historia de vida. Esa Lectura Afectiva que hice de mi padre me dio muchas respuestas que me permitieron ser más compasivo con él. Y de ahí surgió entonces la segunda Herramienta Afectiva: la ASERTIVIDAD.

Por el conocimiento que tengo de mi padre sabia que no podía buscarlo, debía expresarle mi malestar de una forma diferente. Así que elegí escribirle una carta. De forma muy respetuosa le manifesté lo que estaba sintiendo y pensando. Y lo hice públicamente para que sirviera como un ejercicio formativo. Todos sabemos que en muchas familias las relaciones entre padres e hijos son muy difíciles y se hace necesario modelos de acción que muestren formas adecuadas de resolver conflictos. Al fin de cuentas, se trata de un Vinculo Afectivo que nos marca, para bien o para mal.

Mi padre todavía no es un hombre de internet. De modo que le pedí el favor a mis hermanas que imprimieran la carta y se la hicieran llegar. Según me cuenta una de ellas, no la quiso leer. Pero ella se la leyó. Y al parecer tuvo efecto porque se animó a visitarme el día en que celebramos la “independencia” de este país.

Cual fue mi sorpresa y alegría cuando mi cuñada me aviso que mi padre había llegado. Sentí que la carta había surtido efecto. Tuve una oportunidad grandiosa de hacerle ver lo importante que es para la armonía de la familia el hecho de que asuma un Liderazgo Formativo. Que nos de ejemplo. Siempre he pensado que mi padre es un guerrero, y ahora está enfrentado al desafío mas grande de su vida: gobernarse a si mismo y mantener el barco familiar a flote.

El mensaje que le deje a mi padre se resume en una sola palabra: Tranquilidad. “Tienes que ser fuente de tranquilidad mi querido padre”. Ese es el aporte más nutritivo y poderoso para la familia. Ojalá haya calado ese mensaje en el corazón de mi padre. Todavía sigo soñando –como se lo dije a él- que llegue el día en que podamos hacer un tour visitando todos esos lugares que hacen parte de su historia y que por ende también es parte de la mía. Lugares que habitó desde sus tiempos de militar, sitios en los que vivió cuando fue policía, historias y más historias son las que tiene mi padre para contar. Además le gusta, porque es un gran conversador. Este es el padre que me ilusiona, al que le encanta la fotografía, el que colecciona recuerdos, el que se apasiona hablando de política, el que me transmitió la pasión por la lectura. El imbatible jugador de parques, el hábil jugador de cartas. El amante del tango y los boleros.

Este también es mi padre y espero que esta nueva etapa sea más fructífera para los dos. Le seguiré escribiendo y lo seguiré cultivando. Su felicidad es la mía. Es un Vinculo Afectivo muy importante para mí.


[1] LOU MARINOFF “EL ABC DE LA FELICIDAD: BUDA, ARISTOTELES Y CONFUCIO” EDICIONES B. 2007

Publicado en CARTAS A MI PADRE

CARTAS A MI PADRE (# 1) ALIMENTA NUESTROS CORAZONES!!!

Apreciado padre:

Un Vínculo Afectivo puede ser una dolorosa fuente de tristeza o un dichoso manantial de alegría. ¿Qué tiene que suceder en tu vida para que seas un manantial de alegría en nuestras vidas?

Tus hechos parecen evidenciar que no has tomado conciencia de lo afortunado que eres. La Vida, -quizá sin merecerlo- te ha privilegiado con una Familia. Grande por demás: una esposa, tres hijos y ocho nietos. ¿No es este regalo de la Vida suficiente para ti, mi querido padre?

La última vez que nos vimos te prometí que te iba a escribir. Lo que no te dije fue que lo haría públicamente, en el marco de un Proyecto Vital que empecé cuando tuve que alejarme de tu lado por primera vez cuando apenas tenia 12 años de edad. ¿Te acuerdas?

En ese lejano 1 de junio del 93 empezó mi viaje. ¿Sabes que ha sido lo mejor de esta única aventura por la vida? Ayer lo descubrí mientras conversaba con mi Mincha: Mi presente es el futuro que siempre soñé. Es la existencia que empecé a construir desde entonces. ¿Y sabes por qué esto me hace tan feliz? Porque tengo una brillante y bella esposa, un par de hijos sanos y hermosos; y gracias a esta Tribu Familiar que me adoptó, logramos darle vida a un proyecto trascendente: la Comunidad Formativa El Taller. Es decir, soy un hombre que aprendió el duro arte de Vivir, Convivir y Supervivir. Junto con Luz Adriana nos convertimos en una Pareja Formativa, unos Padres Formativos y unos Trabajadores Talentosos.

Como ves, a mis casi 32 años, mi vida ya está estructurada y por eso te estoy escribiendo, porque ahora mi tarea es poner mi experiencia vital, mis conocimientos y mi Oficio al servicio de la estructuración de la vida de los demás.  ¿Y cómo no empezar por casa?

Un viejo refrán dice que “en casa de herrero, azadón de palo”. Esta es una posibilidad y como tal, se puede aceptar o descartar. Yo prefiero lo segundo porque estoy dispuesto a luchar, a poner de mi parte. Pero la Felicidad de tu Tribu no depende solamente de mí; todos tenemos nuestros Deberes. ¿Cuándo vas a asumir los tuyos?

A lo mejor dirás: ya los estoy asumiendo!!! Los he asumido toda la vida!!! ¿No es suficiente con el arriendo? ¿No es suficiente con el mercado? ¿No es suficiente con los servicios? ¿Acaso no me mato trabajando?

A lo cual yo te contesto: No padre, no es suficiente con eso. Además de suplir esas necesidades materiales –biológicas en nuestros términos- es urgente satisfacer las Necesidades Psicológicas de tu Tribu. ¿Sabes cuales son éstas? Sospecho que no lo tienes muy claro y por eso te comportas como te comportas.

Esto que te acabo de decir no es una mera especulación. Pruebas hay de sobra en tu  pasado y tu presente como para llegar a la conclusión que –aunque duela reconocerlo- has sido en muchas ocasiones una angustiante fuente de estrés para nosotros, los miembros de tu Tribu. Y de no ser por esos pequeños momentos de alegría que también nos has brindado y por la compasión que debemos practicar, ni siquiera te estaría escribiendo esta carta.

Mi querido padre, la Necesidad Psicológica que debes empezar a satisfacernos es la Tranquilidad. Necesitamos Vivir y Convivir tranquilos. ¿Te has preguntado que nos quita la Tranquilidad y por ende nos preocupa, nos angustia, nos llena de Malestar Afectivo? Si no eres consciente, yo te ayudo con esto: Tú falta de Autocontrol.

No estas gobernando tu vida!!! Tu barco esta a la deriva, estas a punto de naufragar. Te estas dejando dominar por tus impulsos. La ira y la agresividad se están apoderando de ti. Tu egoísmo y tu insensibilidad te están alejando de tu Tribu. Y a los 63 años no es un lujo que te puedas dar. ¿No captas eso padre? Estas sembrando indiferencia y si no tomas conciencia, cosecharas indiferencia.

Padre, prefiero la reflexión a la confrontación. Por eso te escribo esto. Tu Tribu te necesita. Pero te necesita bien. No necesita tu dinero. Necesita tu aprecio, tu cuidado, tu protección, tu apoyo, tu acompañamiento, tu orientación, tu guía, tu sabiduría. Estas a tiempo de despertar.

Quiero sentirme orgulloso de ti mi querido padre. Me ilusiona ser testigo de cómo te transformas en un guerrero que tiene como propósito hacer feliz a su Tribu Familiar, no simplemente regalarle una casa, lo material llega y se va; lo afectivo queda en el corazón. Llena nuestros corazones padre!!! Eso es lo que  hoy te pido.

¿Será mucho pedir?

Con Afecto,

Tu Hijo