Publicado en ALFABETIZCION INFORMATICA, andres granada, competencias para la vida, PRINCIPAL

ARTICULO # 64 LA ALFABETIZACIÓN INFORMATICA

ALFABETIZACION INFORMATICA

“Hoy es casi imposible imaginar el mundo sin internet, e internet sin la World Wide Web, dos de los instrumentos de conocimiento más poderosos jamás inventados.”

ALVIN TOFFLER

 

La escuela de hoy es un producto de la revolución industrial. Fue concebida para producir obreros en masa, mano de obra barata y calificada en todos los niveles. La masificación de la educación, llevó a que los gobiernos tuvieran como meta erradicar el analfabetismo, de hecho, hasta hace muy poco se consideraba una gran conquista que todos los ciudadanos supieran al menos leer y escribir. Hoy, en plena era de la información, los avances tecnológicos están produciendo un nuevo tipo de analfabetismo, denominado como “analfabetismo funcional o informático”

En la era industrial bastaba con aprender a leer y escribir para medianamente defenderse ante las demandas del medio. Hoy, en la era de la información, saber hacerlo ya no es suficiente. Quienes, como mínimo no aprendan a dominar y moverse como pez en el agua por el gran océano de la Internet y las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), se verán relegados y pasaran a ser los nuevos analfabetos.

De modo pues que a las brechas sociales básicas existentes (la pobreza, el hambre, la marginalidad y la miseria) se le suma como consecuencia y subsidiaria de las anteriores, la brecha digital[1]. Porque ya no podemos decir que la era digital está por venir o que será cosa del futuro. Sin lugar a dudas, ya estamos en ella. [2]

Ahora bien, no basta con tener acceso a dichas tecnologías, es necesario plantearse de qué forma se debe hacer. Sobre el particular existen dos caminos: uno, el de consumidores pasivos, que reduce a la persona a un acceso a la tecnología en condiciones de “receptor pasivo” o con escasa participación siempre encuadrada en un formato dado e inmodificable. Y dos, el de ciudadanos y ciudadanas, capaces de crear y compartir conocimiento en la red, que utilizan las TICs para crear y construir culturas y nuevas sociedades. Ciudadanos y ciudadanas capaces de crear una red multinodal de difusión y que pueden construir sistemas de información porque comprenden, hablan y ponen en práctica la lengua informática. Estos ciudadanos usan la computadora como centro y gestión de comunicación.[3] Son alfabetizados en cultura digital o técnicamente hablando: Digeratis.[4]

De manera pues que aunque muchos se resistan, y tal y como lo señala Alvin Toffler “hoy es casi imposible imaginar el mundo sin internet, e internet sin la World Wide Web, dos de los instrumentos de conocimiento más poderosos jamás inventados.[5]

Se trata de una transformación sin precedentes porque es un nuevo medio con el potencial de incluir a todos los demás. Nunca un sistema de comunicaciones ha jugado tantos papeles en nuestras vidas -o ejercido semejante influencia sobre nuestros pensamientos- como Internet hace hoy[6]

En Colombia apenas estamos entrando a la cultura digital, no obstante, de acuerdo con la Comisión de Regulación de las Telecomunicaciones, la cantidad de conexiones o contratos de acceso a la Red en el país es de dos millones y en total, los usuarios de Internet  llegan a 17 millones. Es decir, 38 de cada 100 habitantes en nuestro país usan Internet.[7]

Así las cosas, resulta de vital importancia promover la Alfabetización Informática, hacer uso de ella en la creación de redes sociales, blogs, canales de TV, emisoras y demás medios que puedan ser manejados por los mismos usuarios; quienes a su vez pueden contribuir con la veeduría ciudadana, la construcción de conocimiento y el control político. Constituyéndose así en una forma de resistir a la manipulación mediática de los tradicionales medios de comunicación y los eternos poseedores de la “verdad”.

 


[1] Busaniche, Beatriz “Analfabetizacion Informática” en http://bo.unsa.edu.ar/docacad/softwarelibre/articulos/analfa/

[2] Silva, Jorge “Estamos en la era digital” en  http://www.dinero.com/noticias-opinion-on-line/estamos-digital/56981.aspx

[3] Busaniche, Beatriz “Analfabetizacion Informática” en http://bo.unsa.edu.ar/docacad/softwarelibre/articulos/analfa/

[4] El término digerati (combinación de las palabras del inglés digital y litterati), se refiere a las personas que hacen un alto uso de las tecnologías digitales para expresarse como individuo; es decir aquellos individuos que usan blogs, guardan sus fotos en internet, etc. En un sentido más restrictivo también se referiría exclusivamente a las élites de las comunidades virtuales y la industria informática que utilizan extensivamente estos medios. “http://es.wikipedia.org/wiki/Digerati

[5] Toffler, Alvin “La Revolucion de la Riqueza” Editorial Debate. Bogotá, 2006

[6] Carr, Nicholas ensayista estadounidense experto en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) citado por Grau, Abel “Internet cambia la forma de leer… ¿y de pensar?”   en http://www.elespectador.com/impreso/actualidad/articuloimpreso43106-internet-cambia-forma-de-leer-y-de-pensar?page=0,0

[7] Enter 2.0 “Usuarios de Internet en Colombia llegan a 17 millones” http://www.eltiempo.com/enter/internet/usuarios-de-internet-en-colombia-llegan-a-17-millones_4875240-1

 

 

Anuncios
Publicado en competencias para la vida, OTROS ARTICULOS

EL URIBISMO ¿UNA NUEVA RELIGIÒN?

el-uribismo-una-nueva-religion

Muchas son las explicaciones que podrían darse a propósito de la popularidad del presidente Uribe. Por supuesto, estas vienen mediadas por la posición que se tenga frente a su gobierno. Si se es uribista, es obvio que lo consideran el mejor presidente que ha tenido el país. Por el contrario, sus detractores realizan denodados esfuerzos para no sucumbir ante la avalancha mediática y analizar la situación colombiana con la fuerza de la razón dejando a un lado la emoción y los argumentos superfluos. En esta oportunidad entonces se intentará una explicación más, pero esta vez tratando de hacer una analogía con la religión y los elementos que la constituyen, toda vez que he encontrado algunas coincidencias con el fenómeno del “uribismo” y que en la presente semana quiero compartir con ustedes.[1]

Según Antony Jay (2002) para que una religión sea efectiva requiere: fe, doctrina, culto colectivo y un ser supremo. Estos elementos aplican perfectamente para describir lo que se conoce como el “uribismo”. Veamos: la fe es la “creencia en algo sin necesidad de que haya sido confirmado por la experiencia o la razón”. Quienes se definen como “uribistas” manifiestan abiertamente su fe en el presidente, y es tanto el fervor hacia su figura que por muy sólidos y fuertes que sean los argumentos en contra de su gobierno, sus seguidores no aceptan razones, de hecho, prefieren descalificar a quien se atreve a criticar a su “viejo querido”. Este crítico viene a ser como el hereje, quien, tal y como lo señala Jay (2002) “debe ser descartado no por la probabilidad de que esté equivocado, sino porque podría tener razón.”

El segundo elemento es la doctrina. Y es claro que la religión uribista tiene la suya. En palabras del “filosofo” e “ideólogo” de palacio, ésta se conoce como el “cuerpo de doctrina del uribismo” y según este mismo personaje “marcará la historia nacional” sus dogmas mas significativos son: I) En Colombia no existe un conflicto armado sino una amenaza terrorista. II) La distinción entre izquierda y derecha es ambigua y pertenece a los días de la guerra fría. III) La seguridad democrática es el único camino para alcanzar la paz. IV) El que no está con Colombia (con Uribe) está con el terrorismo. V) Todo aquel que piense diferente y este en contra del gobierno es simpatizante de la guerrilla. Entre otros.

El culto colectivo de esta nueva religión esta representado por ese 84% de colombianos que creen en su presidente. El rebaño es variado: campesinos, obreros, estudiantes, amas de casa, profesores, religiosos, militares, artistas, empresarios, ganaderos, caficultores; todos, -sin excepción- eficazmente orientados (o quizás ¿desorientados?) por unos poderosos e influyentes medios de comunicación que como nunca antes están alineados alrededor de la Casa de Nariño. Y así como la Iglesia Católica cuenta con su Opus Dei, su Compañía de Jesús, sus Dominicos y Franciscanos; esta nueva religión tiene su Cambio Radical, su Convergencia Ciudadana, su Alas Equipo Colombia, su Colombia Viva, su Partido Conservador y su oportunista partido de la U. (también como los católicos, con algunas de sus ovejas descarriadas) En fin, sus fieles se cuentan por millones, y éstos estarían dispuestos a dar su voto cuantas veces sea menester para continuar con el “privilegio” de tener un presidente de semejante talante, único e irrepetible en la historia patria.

Ha sido tanto el fanatismo que ha despertado el presidente Uribe, que incluso es considerado “un ser supremo” he aquí el cuarto elemento de esta nueva religión. De hecho, se considera que es un hombre de “inteligencia superior” que está más allá del bien y del mal, es un superdotado, sobrenatural, con un poder de resistencia tal que es capaz de trabajar durante 24 horas seguidas y con el don de la ubicuidad y sobre todo infalible, nunca se equivoca, su palabra es verbo divino, es vox dei. Cualquier ataque a su gestión es un sacrilegio, una ofensa, una calumnia, una persecución. Es un Mesías, es el enviado que ha venido a liberarnos de las garras de la subversión.

Tales son, en síntesis, los cuatro elementos de esta nueva religión. Además, tiene también sus propios ritos, a saber: en vez de una eucaristía, se le rinde culto al salvador en largos consejos comunales, donde es prohibido ofender a la divinidad. Tiene sus símbolos: la mano fuerte y el corazón grande, la agüita de valeriana, el sombrero y el poncho. Cuenta también con sus sumos sacerdotes que propagan la nueva doctrina a lo largo y ancho, no solo de Colombia sino del mundo bajo el lema de “Colombia es pasión”. Tiene en su nomina al equivalente del recientemente fallecido Cardenal López Trujillo, cuya misión es estigmatizar y perseguir al opositor político (el mismo que funge de “filosofo e ideólogo y jefe de propaganda”) y como religión que se respete cuenta con la anuencia del establecimiento económico, mediático, político y clerical. Y como si fuera poco, alimentan su fe con sus propios mandamientos. (Leerlos, si quiere)

Concluyamos, entonces, que sí es posible hablar del “uribismo” como una nueva religión, cuyos estrategas han sido muy hábiles en el manejo de la imagen de su líder, y en la combinación de todos los elementos anteriormente nombrados, tanto que, en tan solo seis años lograron construir una verdadera y exitosa maquinaria, sin embargo, al parecer, correrá la misma suerte que el antiguo imperio romano, que llego a su fin por su propio peso.

Juzgue usted.

 

Referencias

Jay, Antony (2002) “Maquiavelo: lecciones para directivos” Ediciones Gestión 2000, Barcelona


Manifiesto Uribista

http://donalvar.blogspot.com/2006/11/manifiesto-uribista.html

http://www.wordreference.com/definicion/fe


[1] Este articulo lo escribí hace una año, y ya que estamos en semana santa, creo oportuno publicarlo de nuevo, dado su pertinencia y el momento político actual.

Publicado en aprender a ser padres, competencias para la vida

ARTICULO # 63 BIENVENIDA A UNA HIJA

 

MI BELLA ORIANNA

La principal tarea de los padres con sus hijos, no es criarlos, sino HUMANIZARLOS”

ANDRÉS GRANADA

Si usted tuviera la oportunidad de darle la bienvenida a una hija recién nacida, de mostrarle el mundo, de contarle a donde llegó, de describirle la tierra en que vivimos, ¿Qué le diría? ¿Cuáles serian sus primeras palabras para ese nuevo ser? ¿Le contaría una versión romántica o una versión real? ¿Seria objetivo o subjetivo en su relato? Pues bien, yo le diría lo siguiente:

Mí apreciada hija:

No se de dónde vengas, ni mucho menos podría especular con saber para dónde vas. Lo cierto es que por lo menos de mi parte, haré todo lo que este en mis manos para que algún día te conviertas en un buen Ser Humano y por supuesto, llegues a ser una gran mujer. Por lo pronto no eres más que una indefensa creatura, que necesita del cuidado constante de tus padres para aferrarte con ahincó a un mundo totalmente nuevo para ti.

Y es precisamente de este mundo del que te quiero hablar. De antemano debo decirte que no puedo ser neutral, mi relato, obviamente esta mediado por la cultura en la que me ha tocado crecer, sin embargo, he intentado liberarme de unas cuantas taras, de unos cuantos condicionamientos, de unas cuantas construcciones sociales que forman la realidad de un individuo y que en no pocas ocasiones lo esclavizan y lo llevan a discriminar y maltratar al otro por no pensar o ver el mundo como él lo ve.

Un cantante centroamericano dice en una de sus canciones que en este mundo hay “más religiones que niños felices”. Y razón no le falta. De hecho, se cuentan por millones, querida hija, las personas que han muerto “defendiendo y expandiendo” su fe. A lo largo de la historia se han arrazado pueblos enteros en nombre de algo que los hombres han dado en llamar “DIOS”, “ALA”, “YAVHE”, “JEHOVA”. La verdad no tengo certeza sobre algo que muchos dan por sentado, aun sigo preguntándome si en verdad es cierto eso de que Dios creo al hombre, o por el contrario, dios, no es mas que un ingenioso invento del hombre para aliviar su soledad. Eso es algo que tú tendrás que descubrir por ti misma, no me atrevo a matricularte en religión alguna, es más, tendrás la libertad de creer en lo que a bien creas.

El hombre, mi estimada hija, es una paradoja. Se precia de ser el mas inteligente de todos los habitantes de esta tierra, pero al mismo tiempo, esa supuesta inteligencia podría llevarlo a su perdición. Con esa inmensa capacidad creativa que es privilegio exclusivo de su especie, ha podido conquistar el mundo y allende las estrellas. No obstante, por primera vez en su larga historia, esta en capacidad de autodestruirse en un solo instante, bastarían unos cuantos artefactos nucleares y no quedaría rastro de su paso por estos lares.

Hija, el hombre como especie es uno solo. Sin embargo, te darás cuenta que existe una gran variedad y diversidad. Los hay negros, blancos, amarillos. Heterosexuales, homosexuales, bisexuales. Están odiosamente divididos en clases sociales: descaradamente ricos, muy ricos, aparentemente ricos, pobres, muy pobres y en la miseria, es decir, un puñado que lo tiene casi todo, y el resto que no tiene nada.

Por fortuna, naces en una época en la que la mujer ha ganado espacio en la sociedad, por lo menos en occidente, porque en algunos países de oriente, la mujer no es más que un objeto y su sumisión esta legitimada por algo que llaman dizque el “coran” que es como la biblia de los cristianos. Y seguramente para cuando crezcas, vivirás en un mundo dominado por las mujeres, cosa que me alegra, pues después de miles de años de dominio patriarcal no es mucho lo positivo que se pueda destacar. Y posiblemente nos esperarían mejores días si viviéramos en un mundo maternal.

De antemano te advierto que la vida no será fácil para ti, todo lo tendrás que ganar con esfuerzo y dedicación. Mi afecto no será incondicional, aplaudiré tus triunfos, te acompañaré en tus derrotas, pero no aceptaré tus malquerencias, no celebraré tus injusticias, no compartiré tus desplantes al otro, tus humillaciones al otro, tus discriminaciones al otro.

Para cuando tengas uso de razón, posiblemente, el mundo al que recién llegaste sea diferente de lo que es en la actualidad. ¿Mejor? ¿Peor? No lo se. Aunque tengo la percepción de que si seguimos como vamos, no tenemos mucho futuro. La naturaleza esta pasando su cuenta de cobro: huracanes, terremotos, inundaciones, grandes desastres naturales, que son el producto de la forma tan irresponsable como “cuidamos” nuestro hogar.

Se que es una mirada un poco pesimista, pero no pretendo asustarte, por el contrario, es mi deseo que conozcas el mundo real, que no crezcas en una burbuja donde todo es bello y color de rosa. Eso no quiere decir que no te vayas a encontrar con cosas sublimes, vivirás momentos de mucha felicidad, de alegría.

Como te dije en líneas previas, el hombre es una paradoja, y también ha creado maravillas. Grandes obras literarias, pinturas y esculturas inmortales, versos y sonetos melodiosos. Creaciones que nos muestran ese lado HUMANO del hombre. Espero ponerte en contacto con ellas tan pronto puedas hacerlo, ya me imagino contigo visitando museos, asistiendo a cine arte, disfrutando de las bibliotecas.

Conocerás la historia de este mundo a través de muchos medios. De entrada te prevengo, no creas ciegamente todo lo que te cuentan, mastícalo, digiérelo, te lo recomiendo porque la historia no es objetiva, la escriben los “vencedores” y casi siempre dejando por fuera otros relatos, otras versiones.

No te cases con una ideología, ni mucho menos con un dogma. No permitas que laven tu cerebro, ni que manipulen tus emociones, ni te pongas al servicio de intereses mezquinos. Estos en vez promover la fraternidad, despiertan los odios, los rencores, las envidias. Observa, escucha, coteja, consulta fuentes alternativas, nunca des nada por sentado (ni siquiera lo que te estoy escribiendo).

Este mundo mi querida hija, necesita buenos seres humanos. Solidarios, incluyentes, respetuosos de la diversidad, y como soy un convencido de que esa formación empieza por casa, pues me alegra de sobremanera la tarea que ahora emprendo contigo. Por fortuna, quien me acompaña en este loable oficio, es decir tu madre, es precisamente un bello ser humano, una gran mujer, un buen modelo para ti.

Esto es todo por ahora, ya te seguiré contando más detalles de este mundo al que llegaste. Espero poder contribuir con tu felicidad, en últimas eso es lo que todo padre desea, que su hija sea FELIZ.

Bienvenida al mundo, mí querida ORIANNA.

Tu papá

Andrés

 

Publicado en aprender a ser padres, competencias para la vida

ARTICULO # 62 APREHENDER A SER PADRES: EL CAMINO HACIA LA HUMANIZACIÒN DEL HOMBRE

la-humanizacion-del-hombre

“El hombre es el único ser que al nacer no sabe nada, que no puede aprender sin ser enseñado. No puede hablar, ni caminar, ni comer; en pocas palabras, no puede hacer nada únicamente con el apoyo de la naturaleza, más que llorar.”

Plinio, 70 dc

El oficio de ser padres es el único que dura toda la vida y para el que nadie esta preparado de antemano. Es una tarea de suma responsabilidad que va más allá de las cuestiones meramente cotidianas de la crianza. No existen recetas mágicas, ni basta con la lectura de unos cuantos libros o revistas sobre el tema. Ser padres significa asumir la formación de una creatura que algún día podrá convertirse en un verdadero SER HUMANO.

Los hijos no son una propiedad, simplemente son prestados, son puestos en nuestro camino para ser formados y convertidos en seres humanos. La pregunta entonces es ¿Sabemos como hacerlo? Desafortunadamente, en ninguna parte nos enseñan, la gran mayoría repetimos la forma como fuimos criados por nuestros padres, con sus defectos y sus virtudes.

Otras instituciones, como la iglesia, la escuela y el Estado no se preocupan verdaderamente por enseñarles a las personas a desempeñarse óptimamente en este rol. En el caso de la iglesia, dictan unos cursillos pre-matrimoniales que más parecen un sermón que una útil enseñanza. En la escuela no se han tomado en serio la tarea, salvo contadas excepciones, son muy pocos los centros educativos que colaboran articuladamente con los padres de familia en la humanización de esos individuos aspirantes a SERES HUMANOS. Y el Estado? Ni se diga. No se conoce ninguna política pública destinada a promover esta enseñanza.

De modo pues que en este siglo XXI deben surgir centros especializados en asumir esta tarea. No se puede seguir esperando la acción de instituciones estáticas que ni saben y al parecer no están interesadas en comprender la magnitud de esta responsabilidad. Así las cosas, los padres de familia han de tener una actitud proactiva y ponerse la camiseta en la formación de sus hijos y el primer paso es educarse (o reeducarse, quizás?) al respecto.

Sin lugar a dudas, la principal tarea de los padres es humanizar a sus hijos, bloquear ese instinto natural que nos hermana con nuestros cercanos primates y que nos hace preferir satisfacer en exceso nuestras necesidades biológicas (comer, beber, dormir, sexo) por encima de las necesidades humanas (la autorrealización, la trascendencia) Para el primer tipo de necesidad solo basta con existir, la segunda en cambio, requiere dedicación, voluntad y esfuerzo. Cualidades que no hacen parte de nuestra dotación al nacer y que junto con otras vienen a constituir lo que desde la Pedagogía Conceptual se denominan como las ENSEÑANZAS HUMANAS y de paso, se convierten en las principales tareas de los padres.

Según Miguel de Zubiria Samper, dichas enseñanzas humanas son de orden tecnológico, afectivo e intelectual. A la fecha, se ha experimentado con diferentes métodos para proporcionar estas enseñanzas, lo mismo que se han identificado diferentes estilos de padres, los cuales a su vez, producen cierto tipo de hijos.

Pues bien, en esta línea de reflexión dedicada a promover la importancia de aprender a ser padres, se dará cuenta de cuáles son esas enseñanzas humanas. Revisaremos los diferentes estilos de crianza ejercidos por los padres, y las consecuencias psicológicas que trae para los hijos cada uno de estos estilos. Teniendo siempre presente que la principal tarea de los padres es formar SERES HUMANOS. Si aprehendemos a hacerlo, el aporte para la HUMANIDAD será incalculable y las próximas generaciones nos lo agradecerán.

Te invito a mi grupo de lectores en Facebook

http://www.facebook.com/group.php?gid=6072579613


Publicado en OTROS ARTICULOS, PRINCIPAL

ARTICULO # 61 ALFABETIZACIÒN POLITICA EN TIEMPOS DE “PAN Y CIRCO”

alfabetizacion-politica

Las ideas ejercen poca influencia en las decisiones políticas. El verdadero motor de las sociedades son los intereses materiales”

Gary Becker

Cada pueblo tiene el gobierno que se merece. Para bien o para mal, somos responsables –por acción u omisión- de la forma como gobiernan nuestros países quienes ejercen la política y administran el Estado puesto al servicio de intereses particulares, bajo la falacia del interés general. De espaldas a las verdaderas necesidades, las clases dirigentes se pelean por acceder al poder y una vez en él, distraen al pueblo con puro “pan y circo”[1] a la antigua usanza romana.

La vacuna contra la manipulación es la Alfabetización Política. Todo ciudadano tiene el derecho, pero más aun el deber de conocer y aprehender como funciona el mundo de la política, de esa forma tendrá mayores elementos de juicio a la hora de escoger un candidato.

La Alfabetización Política no es adoctrinamiento, ni mucho menos esta al servicio de ideología alguna. Tampoco persigue fines electorales, es formación y su tarea sencillamente es mostrarle a la ciudadanía los vicios y artimañas a las que acuden los políticos para satisfacer su voraz apetito de poder.

La Alfabetización Política tiene dos objetivos. En primer lugar, poner en evidencia las malas prácticas y anomalías de la política. En segundo lugar, mostrarle a la comunidad como puede ser protagonista y veedora de lo publico. Como puede hacer control social. Como puede ser un actor político con verdadera injerencia.

A través de la Alfabetización Política se pone en evidencia la corrupción, se identifican las empresas electorales, el clientelismo, el populismo, la demagogia. Se aprende como funciona la propaganda, la manipulación mediática; se reconocen los dictadores, los caudillos, los tiranos.

La Alfabetización Política nos enseña cuáles son las diferentes formas de gobierno, incluyendo la democracia, cómo funciona, cuáles son sus tipos, sus bondades y sus defectos.

La Alfabetización Política nos enseña a debatir los verdaderos problemas de un país, a no distraernos en asuntos superfluos, a no caer en la trampa de los políticos que suelen elevar cortinas de humo para despistar a la opinión pública.

La Alfabetización Política, promueve la diversidad, la pluralidad de pensamiento, el respeto por los derechos humanos, el reconocimiento de las minorías, es incluyente, esta al servicio de la comunidad.

Por medio de la Alfabetización Política, podemos aprender qué significa la izquierda, la derecha, el centro, ser independiente. Nos daríamos cuenta si de verdad existen en la práctica estas etiquetas, o si por el contrario, no son mas que empaques para vender lo mismo, pero con diferente color.

Con la Alfabetización Política, podremos preguntarnos por la oligarquía, el nepotismo, las palancas, y todas aquellas practicas tan comunes en nuestro país, que a fuerza de la cotidianeidad, ya parecen “normales”, cuando están lejos de serlo y en mora de desaparecer. Lo mismo que se puede llamar la atención sobre la ausencia de la meritocracia y la transparencia en el manejo de lo público.

La Alfabetización Política nos previene de los peligros de mezclar la religión con la política. Los fundamentalismos y fanatismos que tanto daño le han causado a la humanidad. De igual modo, nos muestra como los líderes religiosos manipulan a sus feligreses para obtener réditos políticos a costillas de la ciega fe de sus creyentes.

La Alfabetización Política se nutre de disciplinas como la psicología política, el derecho constitucional, la ciencia política, la historia, la economía política entre otras. Ahora bien, vale la pena preguntarse ¿A quien le corresponde la tarea? De entrada podría pensarse que al Estado, se debería incluir como cátedra en la escuela. Pero siendo realistas, esto nunca va a ser posible, porque a los gobernantes no les interesa enseñar a pensar a su población. De modo que la tarea es responsabilidad de personas e instituciones independientes del andamiaje de las estructuras políticas tradicionales.

Concluyamos diciendo pues que en estos tiempos de “pan y circo”, donde la pasión política sobrepasa la razón, y las emociones son fácilmente manipulables, la importancia de la Alfabetización Política es vital para la formación de ciudadanos conscientes y comprometidos con la suerte de su país. Lejos de caer en adoctrinamientos, dogmatismo y fanatismos, las nuevas generaciones debemos superar esa funesta herencia de nuestros mayores, quienes no fueron capaces de construir una nación incluyente y al servicio de los intereses generales y no de unas camarillas explotadoras, usurpadoras y vividoras de lo publico, que en últimas es de todos y no de unos pocos.

Sitios recomendados

www.dejusticia.org[2]

http://www.ocasa.avanza.org.co/[3]


[1] Panem et circenses» («Pan y circo») (literalmente, «pan y juegos del circo») es una locución latina peyorativa de uso actual que describe la práctica de un gobierno que para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos, provee a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas. (wikipedia)

[2] El Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (DeJusticia) interviene en debates sobre el derecho, las instituciones y las políticas públicas, con base en acciones y estudios que promuevan la inclusión social, la democracia y los derechos humanos en Colombia y América Latina.

[3] OCASA, por una democracia transparente. Es una corporación sin ánimo de lucro, no partidista, cuyo propósito es luchar contra la corrupción.

Publicado en HABILIDADES PARA VENDER, PRINCIPAL

ARTICULO # 60 EL ARTE DE VENDER

el-arte-de-vender

“Si quieres ser VENDEDOR, debes saber que la mayor virtud es saber venderse uno mismo.”

Sergio Rodríguez

Consciente o inconscientemente, siempre estamos vendiendo algo. De hecho, vender es considerado el oficio universal. No obstante esta innegable realidad, poco se hace por cultivar esta competencia, y muchos de quienes la desarrollan, no la aplican bien o por lo menos no con loables propósitos.

Una venta es la interacción entre dos o más personas y va más allá de un simple intercambio comercial. Las transacciones económicas son sólo una parte. Se venden también cosas menos tangibles, pero mucho más importantes. Se vende una idea, un proyecto, un currículum, un carisma; se vende un estilo de vida, un cuerpo ideal, una creencia religiosa, un lugar en el más allá; se vende una moda, un partido político, una reputación y se vende humo.[1] Hasta para conseguir pareja se requiere vender.

De modo pues que el arte de vender esta presente en nuestras vidas, en todo momento y en todo lugar. Si es así, ¿Por qué entonces no nos preocupamos por desarrollar esta competencia? Hacerlo traería al menos dos beneficios: 1) Aprenderíamos a vender nuestros servicios, proyectos, ideas, sueños, convicciones y por supuesto, necesariamente redundaría en bienestar para uno mismo y su entorno. 2) Aprenderíamos a detectar a los charlatanes, a esos que se aprovechan de la ingenuidad de las personas y les venden productos, servicios e ideas que no precisamente le son de utilidad o le representan un verdadero beneficio. Para la muestra unos cuantos botones:

Los típicos programas de tele ventas que venden cremas milagrosas para adelgazar. Los políticos demagogos y populistas que hacen falsas promesas como la de acabar con el clientelismo, la politiquería, el nepotismo, la corrupción y terminan convirtiéndose en falsos mesías y caudillos hambrientos de poder. El pastor de iglesia que promete una salvación eterna a cambio de un generoso diezmo, los “brujos” y “pitonisas” que “venden” el éxito y la felicidad con velas y esencias. Los motivadores que mueven las emociones de las personas para vender “kits” de superación personal. Y un largo etcétera, etcétera, etcétera….

Por todo lo anterior, indudablemente es muy importante aprender a vender. La pregunta es ¿Dónde? Lastimosamente, no es una competencia que se enseñe en la escuela tradicional industrial, concebida ésta para producir eficaces y obedientes obreros y no personas con profundos deseos de conseguir algo más que un “empleo seguro” y “buena” remuneración. De tal manera que es necesario empezar a introducir esta enseñanza en las escuelas o en su defecto en centros de formación que tengan como uno de sus propósitos el desarrollo de esta competencia.

Recordemos, como se decía en líneas previas, que vender va más allá de un simple intercambio comercial. Es un verdadero arte, y como todos, se puede y -me atrevo a afirmar- se debe aprender. Lo primero que debemos hacer entonces es quitarnos esa imagen del clásico vendedor de enciclopedia, charlatán y acosador que solo esta interesado en vender por vender para cobrar su comisión. Y tener una percepción mas benevolente frente al acto de vender, el cual, esta presente en absolutamente todas las esferas de la vida, al fin de cuentas, nuestra resistencia a este noble oficio no es más que el resultado de nuestro temor a ser rechazados.

Aprender a vender entonces, requiere no solo el dominio de ciertas técnicas, sino, del desarrollo de competencias interpersonales que nos lleven a establecer mejores relaciones caracterizadas por ser confiables, duraderas, beneficiosas y sobre todo funcionales. En muchas de ellas están nuestros futuros clientes.

Te invito a mi grupo de lectores en Facebook

http://www.facebook.com/group.php?gid=6072579613

Publicado en EMPRENDIMIENTO, PRINCIPAL

ARTICULO # 59 EL EMPRENDIMIENTO: UNA OPCIÒN DE VIDA

zona-de-emprendimiento

“Los talentos creativos se enriquecen, mientras que los viejos trabajadores y profesionales se empobrecen”

Miguel De Zubirìa Samper[1]

Sólo los pueblos emprendedores se vuelven prósperos. Hoy más que nunca, Colombia necesita del empuje de sus nuevas generaciones para salir adelante. Los jóvenes y los nuevos profesionales preocupados por su futuro, han de saber que ya no es suficiente con estudiar una carrera tradicional para aspirar a un “buen empleo”, es urgente desarrollar y cultivar una actitud emprendedora que nos lleve a transformar el conocimiento en productos y servicios innovadores al servicio de nuestra sociedad.

Argumentos hay de sobra para sustentar con solidez la necesidad de promover el emprendimiento. Las sociedades a lo largo de la historia han privilegiado ciertos conocimientos y practicas necesarias para su supervivencia, las cuales, con el normal devenir del tiempo, se vuelven obsoletas porque entran en escena otras tecnologías que requieren de nuevas competencias. Alvin Toffler[2], habla de tres grandes periodos que él denomina OLAS. En la primera de ellas, se produce la revolución agrícola, en la segunda, la revolución industrial y en la tercera la sociedad post-industrial. El paso de una Ola a la siguiente produjo grandes cambios sociales, culturales y económicos que dejaron perdedores y ganadores. Justamente estamos atravesando por la tercera ola, y como antaño, dejará muchos rezagados, pero también aventajados. La pregunta es ¿En cual grupo nos queremos quedar?

En la misma línea de Toffler, al respecto, Miguel De Zubiria, padre de la Pedagogía Conceptual señala que “durante dos mil cuatrocientos noventa y ocho generaciones (…) cada comunidad desarrolló el talento de cada quien. Si era un pueblo guerrero, seleccionó el talento guerrero; si era un pueblo agricultor, el talento agrícola; si era un pueblo religioso, el talento religioso; si era una sociedad industrial, la inteligencia académica. La sociedad postindustrial selecciona el talento y la creatividad”[3] En otras palabras, selecciona a los emprendedores. De modo que “la sociedad actual requiere talentos creativos, empresarios, lideres. Ya nunca más buenos estudiantes “inteligentes””[4] y con buena memoria, propios de la sociedad industrial.

Ser profesional hoy en día ya no es prenda de garantía para tener mejores ingresos, y por tanto una mejor calidad de vida. De hecho, a medida que pasa el tiempo se va reduciendo la brecha salarial entre trabajadores profesionales y bachilleres. De acuerdo con el estudio “Los profesionales colombianos en el siglo XXI, ¿más estudian, más ganan?”, hacia el 2002 los trabajadores con educación universitaria ganaban 3,2 veces lo que recibían trabajadores hasta con educación secundaria. Desde entonces, esa relación ha caído a 2,6 veces.”[5] Es cierto, conozco psicólogos que ganan 800 mil pesos mensuales haciendo selección masiva de personal o en ONGs que explotan al pobre profesional necesitado.

Hay dos opciones entonces igualmente validas y respetables. Por un lado, decidir ser un empleado por el resto de la vida y de paso quedarse sentado esperando una pensión que nunca va a llegar. Rogar para que cada año el aumento de sueldo sea decente, de lo contrario, salir a las calles a marchar y protestar contra la “avaricia” de los empresarios que se niegan a compartir su riqueza. Y por otro, sentarse del otro lado de la mesa, convertirse en un aguerrido emprendedor, justo, con conciencia social, que sabe leer su época, que interpreta las necesidades de su tiempo, que sabe que las reglas han cambiado, que tiene a la mano todas las posibilidades de emprender y sobre todo, que esta convencido de la generosa recompensa para si mismo, su familia y la sociedad, producto de su esfuerzo y dedicación.

No es tarea fácil de emprender, tampoco se convierte uno en un emprendedor de la noche a la mañana. Es un proceso que requiere pasión, dedicación, entusiasmo, tolerancia a la frustración, aguante, mucha fortaleza y lo mas importante de todo FE, creer en si mismo, en sus capacidades, en sus sueños, jamás debe perder las esperanzas, en fin, ha de seguir adelante con tesón y convicción.

Entonces…

¿Qué camino escogemos?


[1] De Zubiria, Miguel. ABC de Pedagogía Conceptual “Los fines y el método de Pedagogía Conceptual” Tomo 1 Fundamentos. Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Bogota 2008

[2] Toffler, Alvin “La Tercera Ola” Plaza et Janes Editores. Barcelona 1980

[3] De Zubiria, Miguel ABC de Pedagogía Conceptual …..

[4] Ibídem

[5]Periódico El Tiempo “Se reduce la diferencia salarial entre trabajadores profesionales y bachilleres” http://www.eltiempo.com/vidadehoy/educacion/se-reduce-la-diferencia-salarial-entre-trabajadores-profesionales-y-bachilleres_4704329-1


Publicado en PRINCIPAL

ARTICULO # 58 LA EDUCACIÒN FINANCIERA: MÀS QUE UNA OPCIÒN, UNA OBLIGACIÒN

ROBERT KIYOSAKI

“Educa financieramente al niño y no tendrás que mantener al hombre”

Andrés Granada

Para tener una vida digna y estable económicamente, no basta con aprender a leer y escribir, no es suficiente con tener un titulo profesional, es necesario y vital recibir educación financiera. Lo primero se aprende en la escuela, lo segundo en la universidad y lo tercero… ¿Dónde? ¿Es un desatino afirmar que gran parte la causa de la crisis financiera mundial, los desfalcos económicos, el fraude de las pirámides y las dificultades económicas por la que atraviesan tantas personas, se debe a su analfabetismo financiero? en otras palabras ¿A su falta de educación financiera? Mucho me temo que estoy en lo cierto.

Si un niño recibiera educación financiera de la misma forma en que aprende historia patria o geografía, seguramente le seria mas útil para su vida adquirir conocimientos sobre como funciona el mundo del dinero, que gravarse en su memoria los nombres de los “próceres” de la nación y las fechas de sus grandes “gestas”. A la larga, toda esa información se olvida y en la práctica, no sirve para nada en el mundo real.

Si un niño recibiera educación financiera, de adulto sabría como funciona el sistema bancario, como se puede hacer un buen uso de él, y no ser ESCLAVO de él. Aprendería que la deuda no es buena, ni mala en si misma, sino que depende del uso que se le de. Que es buena cuando se destina para adquirir activos que a su vez produzcan ingresos y mala cuando se usa para adquirir pasivos, que por el contrario solo generan egresos.

Si aprendiéramos educación financiera, no sucumbiríamos a las generosas ofertas de los bancos que nos invitan a consumir y consumir. No caeríamos en el juego de quienes nos invitan a endeudarnos una y otra vez, sumiéndonos en un circulo vicioso que nos lleva a trabajar como seres atados a una deuda eterna, enriqueciendo, eso si, a quien aprendió a jugar el juego. (Ver el ejemplo de los grandes banqueros, quienes no tienen ninguna consideración)

Si aprendiéramos educación financiera, difícilmente nos dejaríamos tentar por magos e ilusionistas que prometen “centuplicar” el dinero como por arte de magia. En realidad, si es posible multiplicar el dinero, pero para ello se necesita EDUCACIÒN, EXPERIENCIA y EXCEDENTE DE EFECTIVO.[1] Tres características propias de aquellos que detentan el poder económico, y por tanto, se pueden dar el lujo de hacer grandes inversiones con elevado riesgo. No como hicieron tantos incautos que pretendieron asegurar su futuro hipotecando su casa y empeñando hasta al gato con la esperanza de que la Pirámide de moda les hiciera el “milagrito”. Pero como dice el viejo y conocido refrán: “El que juega por necesidad, pierde por obligación”

Si aprendiéramos educación financiera, dejaríamos de depender de un empleo, de una empresa, del Estado. Nuestra mente se entrenaría ya no para buscar opciones laborales, sino, para identificar buenas y rentables oportunidades económicas. Aprenderíamos, reconoceríamos y aprovecharíamos las múltiples formas de generar ingresos; aprenderíamos a invertir, a crear activos y hacer que en últimas, el dinero trabaje para nosotros y no al contrario.

Es tan importante la educación financiera, que ya “El Parlamento Europeo aprobó una propuesta legislativa que busca educar a sus ciudadanos desde la escuela primaria en temas como créditos, hipotecas y demás cuestiones de las finanzas personales. (…) La medida clave sería implantar en todas las escuelas de los 27 Estados miembros de la UE una asignatura de ‘educación financiera’, que sería impartida a niños y jóvenes de entre 6 y 18 años.”[2]

Ha llegado el momento pues de la educación financiera y ya no es sólo una opción, es una OBLIGACIÒN. La cual, deberá estar enfocada en dos frentes: 1) la enseñanza de los mecanismos de créditos, hipotecas, acciones y demás productos bancarios y financieros. Y 2) la enseñanza de las múltiples formas de alcanzar la libertad financiera y de asegurarse un futuro económico digno y sin dependencias de ninguna índole. (Familia, estado, empresa, etc)

Nunca es tarde para empezar, pero entre más pronto lo hagamos mejor. Es necesario asumir con responsabilidad y compromiso nuestra educación financiera, de ella depende no solo nuestro futuro, sino, el de nuestros hijos. La pensión y la estabilidad laboral, son asunto del pasado, así las cosas, es hora de empezar a actuar.

Por lo pronto, le recomiendo muy especialmente toda la obra de Robert Kiyosaki, hoy más que nunca su mensaje cobra un invaluable sentido. De igual modo, lo invito a seguir muy pendiente de este Blog, pues la educación financiera es una de las cinco competencias que hace parte de mi misión y aquí encontrará información que le puede ser de mucha utilidad.

Te invito a mi grupo de lectores en Facebook

http://www.facebook.com/group.php?gid=6072579613


[1] Recomiendo el libro “GUIA PARA INVERTIR” de Robert Kiyosaki. El maestro y máximo exponente de la educación financiera en el mundo.

[2] El Tiempo “Educación Financiera para niños se abre paso en Europa” http://www.eltiempo.com/mundo/europa/home/educacion-financiera-para-ninos-se-abre-paso-en-europa_4681810-1