Publicado en ANDRES PAZ, PSICOLOGÍA AFECTIVA, REFLEXIONES VITALES

COMPREHENDO

 

Comprehender es sentir, es conocer, es actuar.

Comprehendo que somos un cuerpo, una mente y una conciencia.

Comprehendo que puedo ser un observador de lo que pienso y de lo que siento, pero que no necesariamente me tengo que identificar con eso que siento y pienso.

Comprehendo que a veces experimento emociones negativas, que el miedo y la culpa intentan darme un golpe estado, para lograr que el ego retome su poder ya perdido en mí.

Comprehendo que aunque esté vacunado contra la culpa, a veces los ataques de quien quiere hacerme sentir culpable son avasalladores y me cuesta mucho mantenerme indiferente.

Comprehendo que esos estados afectivos negativos son pasajeros y que en mis manos está el no dejarlos anclarse en mi conciencia dispuesta.

Comprehendo que es normal que de repente se crucen por mi mente pensamientos pesimistas que me llenen de dudas. Pero no los rechazo, simplemente los observo y me esfuerzo en identificar de dónde vienen.

Todo esto es normal, máxime cuando estas viviendo un profundo desafío existencial.

He llegado a un punto sin retorno.

Solo resta caminar.

Solo resta jugar.

Esto es lo que comprehendo.

 

Anuncios
Publicado en ANDRES PAZ, REFLEXIONES VITALES

¿PRE-OCUPARSE DE LOS DEMÁS U OCUPARSE DE SI MISMO?

Los seres humanos tenemos una corrosiva tendencia a mirar la viga en el ojo ajeno y no revisar el nuestro.

Nos pre-ocupamos innecesaria e imprudentemente por lo que piensan, sienten y hacen los demás.

Esta tendencia saca a flote dos realidades humanas que por ser tan dolorosas, son muy difíciles de aceptar.

En primer lugar, cuando nos pre-ocupamos por los demás nos hacemos daño a nosotros mismos.

Nos contaminamos con tóxicos afectos negativos: rencor, resentimiento, celos, envidia, odio. Malestares que envenenan todo nuestro sistema afectivo.

Y como es tan abrumador ese envenenamiento afectivo, nos autoengañamos creyendo que ese malestar es culpa de los demás.

Por eso entonces es que empezamos a criticar, a juzgar, a señalar, a ver en el otro un reflejo ignorado de nosotros mismos.

Terminamos atrapados en un círculo vicioso que no nos permite comprehender; que mientras sigamos pre-ocupándonos por lo que el otro piensa, siente y hace, vamos a estar perdiendo tiempo valioso y escaso de nuestra existencia, que bien podríamos destinar a ocuparnos de nosotros mismos.

Y he aquí la segunda y dolorosa realidad humana:

Quien no se ocupa de si mismo, sino que vive  pre-ocupado por los defectos y errores de los demás, está bajo la tiranía del líder natural de la mente: el ego.

Los ataques a los demás son las defensas del ego.

Cuando el ego domina nuestra existencia, adormece tanto nuestra conciencia que nos hace creer que son los demás los culpables de nuestras desgracias afectivas.

Esta situación no nos permite comprehender que Yo y solo Yo, soy el responsable de mi mismo.

El ego, como comandante supremo de la mente, tiene bajo sus órdenes a un general de cinco soles: el autoengaño.

Juntos, despliegan toda su artillería para atacar a los demás. Para vilipendiar a los demás. Para acusar a los demás. Para criticar, señalar, juzgar y condenar.

Quien hace esto, está bajo la tiranía del ego y es tal el yugo, que difícilmente es consciente de ello. Se convence a si mismo de que tiene la razón. Por eso su lucha es una lucha por tener la razón, no por comprehender la Verdad.

Es el ego el que pelea por tener la razón.

Es la conciencia la que busca la Verdad.

Te hablo a ti conciencia para que despiertes!!!!

No le hagas más el juego a ese tiránico ego. Libérate!!!!

Cuando esto ocurra podrás comprehender que el otro es un ser humano y que tú no tienes ningún derecho a juzgarlo, criticarlo, ni mucho menos a condenarlo públicamente.

Deja eso a la justa Vida.

Deja que el otro se ocupe de si mismo.

Y tu, haz lo propio contigo mismo.

Se compasivo; con el otro y contigo mismo.

Solo así se podrán derribar los muros que te separan de ese otro.

Y podrás así comprehender que siempre es mejor apuntarle a la construcción que a la destrucción.

A la unión que a la separación.

Al dialogo que a la confrontación.

A la cooperación que a la competencia.

Nunca lo olvides:

Quien NO juzga, NO critica y NO condena, está dispuesto. Y por lo tanto, presto a servir a los demás.

En cambio, quien critica, juzga y condena, esta indispuesto. Y por lo tanto, no tiene como servirle a los demás.

Y una conciencia indispuesta nunca podrá despertar.

Y una conciencia dormida nunca podrá estar en paz.

Publicado en ANDRES PAZ, PAREJA

LAS RELACIONES DE PAREJA SON COMO UNA ESCUELA

Hay relaciones de pareja cuyo propósito es servirnos de escuela.

Ganar el año no necesariamente es continuar con la relación, sino comprehender las Lecciones Vitales que ese vínculo nos dejó.

Si aprehendimos la Lección, en la siguiente relación cometeremos menos errores que en la anterior.

Si pasamos por alto la Lección, esa nueva ilusión se convertirá en otra dolorosa desilusión.

De manera que no te preocupes si tu pareja te dejó, mas bien ocúpate de aprehender tu Lección.

Quien te deja no te merece.

Por eso no ruegues, quiérete.

Publicado en ANDRES PAZ, REFLEXIONES VITALES

¿CRISIS U OPORTUNIDAD?

CRISIS

Las crisis no son solamente crisis, son oportunidades.

En el Juego de la Vida las crisis son las pruebas para pasar al siguiente nivel existencial.

Creer que la crisis es solamente una crisis, es perder la oportunidad de poner a prueba lo que has aprehendido en el Juego de la Vida.

Ningún ser humano está libre de afrontar una crisis. A todos nos llega, pero muy pocos lo aprovechan en profundidad.

La crisis es la manera como la Vida prueba que tanto has evolucionado como ser humano.

Por eso la crisis más que una tragedia es una bendición.

Para mantener la mente equilibrada, hay que aceptar la crisis como una bendición y no como un castigo.

Porque las bendiciones señalan que después de la tempestad vendrá la calma. Después del caos vendrá la armonía.

Las bendiciones representan Bien-Estar.

Si aprehendes la Lección Vital que esta crisis te ha venido a traer, el siguiente nivel del Juego de tu Vida será de Bien-Estar.

Por eso es tan importante que no te aferres a lo que supuestamente tienes.

Ni las personas ni las cosas nos pertenecen. Si te aferras, sufrirás, y la crisis te derrumbará.

Si no te aferras, les permitirás a los otros aprehender también su Lección Vital.

Si el vínculo es de sangre, tarde o temprano se volverán a encontrar. Es inevitable, ni siquiera la muerte los puede separar.

No te aferres, pero mantén el vínculo en tu corazón.

Se libre y deja a los otros también ser libres.

Por eso esta crisis no es solo una crisis, es una gran oportunidad.

Está ante ti la posibilidad de graduarte como un ser humano Responsable. Esto es, como un Ser Autónomo.

Un Ser Autónomo cuida de si mismo.

Y cuando alguien aprehende a cuidar de si mismo, aprehende a cuidar de los demás.

Esta es la Lección Vital, no lo pienses más. Ahora empiézala a aplicar.

Si lo haces; afecto, sabiduría y trabajo cosecharas. Con estos Recursos Vitales te cuidaras a ti mismo y podrás cuidar a tus demás.

Por eso esta crisis que estas viviendo es una gran oportunidad.

¿Lo has captado?

Publicado en SABIDURIA

Enseñar

ENSEÑAR

Enseñar

Retribuye lo aprendido.
Comparte tu experiencia.

Si estás en posición de enseñar a otros, deberías enseñar sin reservas. ¿Qué necesidad hay de retener información? Podrías contar el secreto de la vida más de diez veces, y seguiría estando seguro. Después de todo, el secreto es sabido sólo cuando la gente lo hace realidad en sus propias vidas, no cuando simplemente lo oyen.

En el pasado, los maestros eran egoístas. Habían aprendido sólo con extrema dificultad, y a su vez se lo hacían difícil a otros. Además, tenían miedo de ser superados por sus alumnos, por lo que siempre retenían alguna clave. Qué actitud tan tonta! ¿Cómo puede un alumno siquiera desafiar al maestro, a menos que ese maestro deje que sus habilidades declinen? Deberías enseñar desapasionadamente y sin guardarte nada.

Cuando cultivas el poder interior, comienza a acumularse en tu interior. Pero hay algo extraño. No puedes retenerlo por siempre. Si tratas de hacerlo, la energía espiritual te destruirá. Pero si la usas prudentemente –para sanar a otros, para enseñar a otros, para confortar a otros- entonces la energía se recargará más y más intensamente, como un pozo que se rellena a sí mismo. Mientras más das, más recibes a cambio. Mientras más desinteresado eres, mayores los propios beneficios.

 

Deng Ming-Dao

Fuente

http://www.vivirtao.com/

 

Publicado en REFLEXIONES

¿PESIMISTAS U OPTIMISTAS? LOS CIUDADANOS ACTIVISTAS

 

Estoy preparando un ensayo sobre las “inteligencias personales”: el origen conceptual de las Habilidades Psicoafectivas. Digo esto porque el tema del que voy a hablar en este relato nace en los jardines psicopedagógicos de Howard Gardner, un pensador que me hizo percibir la diferencia que existe entre los intelectuales norteamericanos y los intelectuales europeos. Lógicamente no soy yo el primero que se da cuenta de esto, pero por lo menos para mi conciencia si resulta un descubrimiento. Al menos desde la perspectiva de la Formación Afectiva.

Afectivamente hablando, el pensador europeo es pesimista; yo siento a Sartre pesimista, siento a Nietzsche pesimista, siento a Freud pesimista. En cambio, del lado norteamericano siento a William James optimista, siento a Richard Sennett optimista, siento a Daniel Dennett optimista, siento a Alvin Toffler optimista. Solo por citar unos cuantos ejemplos. De hecho, ahora recuerdo que Martin Seligman (un optimista) hace un comentario al respecto en su bello libro: “La Autentica Felicidad”.

¿Cuál será el origen de ese pesimismo del intelectual europeo?

No puedo dejar de pensar que quizá se trata del hecho de que Europa es una tierra llena de campos santos.

¿Cuántos muertos dejaron las guerras en Europa en los últimos cien años?

¿El dolor de esas muertes ya se habrá superado?

¿Será un asunto espiritual?

¿Tendrá algo que ver el ateísmo y el posmodernismo?

¿Tendrá algo que ver el socialismo?

No todo el pesimismo es malo, tiene su lado bueno, su dosis de realismo. Y esto resulta útil sobre todo para los optimistas extremos, cuyo ingenuo positivismo los lleva a creer que la vida es color de rosa, y que basta con desear las cosas para que se hagan realidad. No resulta casualidad que Estados Unidos sea una tierra fértil para las iglesias cristianas conducidas por telepredicadores, mas interesados en llenar sus bolsillos que en alimentar sus conciencias.

Mi pregunta es ¿Cuál será el clima intelectual que esta llegando a Latinoamérica? A juzgar por el crecimiento de las iglesias cristianas tipo telepredicación gringa, podríamos pensar que somos marcadamente optimistas. Esto me hace aterrizar en la paradoja de Medellín.

La capital antioqueña es una ciudad catalogada como la más innovadora del mundo, pero a su vez está bajo el yugo del miedo impuesto por el poder de la violencia. Un poder que respaldado por las armas, somete psicológicamente a una indefensa población gobernada por el miedo. Hace falta un gran componente de innovación social en Medellín. Cultura afectiva superior que le gane la batalla a los Neandertales que se imponen por la fuerza.

¿Dónde están los batalladores intelectuales de Medellín? ¿Los que no solamente describen la problemática sino que diseñan y ponen en marcha soluciones culturales? O mejor aun, ¿es el asunto de Medellín solo una cuestión de los paisas?

Hace poco reflexionaba sobre lo que pasa en Venezuela y argumentaba que lo ocurrido allá, inevitablemente tendría repercusión acá. Si esto es así ¿entonces que podríamos decir de lo que ocurre en Medellín?

En mi barrio por ejemplo (Ciudadela Sucre / Soacha), circulan rumores de que volverá la “limpieza social”. Se dice que “los niños juiciosos se acuestan a las 9pm y que a los demás los acuestan ellos: “la mano negra”. Y no son unas meras amenazas, cuentan los testigos de la época que hace diez años hicieron la última limpieza. Las leyendas urbanas hablan de 70 jóvenes asesinados.

Frente a esta dura realidad social, la cuestión entonces es qué opción tomar: ¿la del pesimismo o la del optimismo? Depende con la lupa con la que se mire.

Si nos ponemos a mirar con la lupa de la actual clase política a la usanza aristotélica, son unos maquilladores profesionales; maquillan cifras, maquillan resultados, maquillan promesas, sin lugar a dudas, no son de fiar, o, ¿confiaría usted en los políticos actuales?

La prueba de ello es que cuando se les pone en evidencia esas innegables realidades sociales, en lugar de abrir sus mentes y escuchar propuestas, estos personajes se victimizan y se declaran perseguidos por la oposición. Que genios de políticos, no obstante lo farsante de su actuación, siguen en la escena sostenidos por una clientela que poco conocimiento tiene de la política altruista, esa que siempre pone por encima del bien particular, al bien general.

Con una clase política así, no se puede ser optimista.

En cambio, si miramos la realidad social actual con la lupa de los Ciudadanos Activistas, no hay lugar para el pesimismo.

La razón es muy sencilla. Los Ciudadanos Activistas no se la pasan quejándose por los problemas sociales, además de reflexionar, asumen una actitud proactiva y se dedican a construir soluciones. Saben que los problemas sociales los resuelven los Ciudadanos, no los políticos, y existe una gran diferencia entre unos y otros: los primeros son coherentes, los segundos aparentes.

Quizá hoy los Ciudadanos Activistas no tienen el poder político, pero están trabajando con bajo perfil, están creciendo desde las raíces, y sobre todo, están nutriendo sus mentes y sus conciencias. Están acumulando poder intelectual, saben que el conocimiento, el talento y la creatividad son la materia prima de estos nuevos tiempos y con ello, están cimentando y tejiendo el poder social y económico que los llevará al poder político para ampliar el alcance de sus obras, no para hacer promesas.

El mundo esta viendo surgir una nueva clase dirigente. Los suecos le llaman netocratas. Alexander Bard y Jan Soderqvist lo describen con detalle en su libro Netocracy: the new power elite and life after capitalism”. Llegará el día en que los políticos sean un objeto de museo. Llegará el día en que no se necesiten gobernantes sino administradores. Llegará el día en que estos cómicos personajes sean reemplazados por Ciudadanos Activistas que entienden la política como un bello arte al servicio de la sociedad –tanto en la teoría como en la práctica- y no como una burda pelea de machos alfa agarrados por el poder.

Con Ciudadanos Activistas trabajando en la construcción de nuevos modelos de organización social, nuevos modelos de formación humana, nuevos modelos de empresas, nuevos modelos de trabajo, nuevos modelos de iglesias, no se puede ser pesimista. Es solo cuestión de tiempo y trabajo. No esta en manos de nadie. Solo en las nuestras.  Y estas son manos optimistas-realistas.

Son las manos de los Ciudadanos Activistas.

Publicado en ANDRES PAZ, OBRA EXISTENCIAL

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE MI VIDA?

“…uno de los mejores predictores de felicidad es si una persona considera que su vida tiene un propósito. Sin un propósito claramente definido, siete de diez individuos no se sienten a gusto con su vida; con un propósito, casi siete de cada diez se sienten satisfechos.. Vivir una vida feliz como adulto es como tratar de conseguir un helado cuando se es un niño. Usted debe saber qué quiere y utilizar una estrategia para conseguirlo”[1].

[1] David Niven (2003) Los 100 Secretos de la Gente Feliz. Editorial Norma.

Practicar el Autoconocimiento me hizo tomar conciencia que yo nací para crear una Obra Existencial, este es el propósito de mi vida. Cada día de mi existencia lo estoy dedicando a la construcción de una Obra Vital, mi Tribu Familiar. No obstante las dificultades que esto conlleva, son más las satisfacciones que se experimentan cuando se vive rodeado de personas que te aman genuinamente y que por lo tanto, están aportándote desinteresadamente en tu evolución como ser humano.

Con la tranquilidad que proporciona el vivir en el seno de una Tribu Familiar, estoy trabajando en la construcción de una Obra Conceptual. Mi mente está enfocada en investigar y aprehender cómo es que funcionamos afectivamente los seres humanos.

El Mundo Afectivo humano es un mundo al que las ciencias biológicas, psicologías, socioantropologicas y sociobiologicas recientemente le están prestando atención. No obstante, de este Mundo Afectivo vienen ocupándose hace miles de años las mitologías, las religiones, la filosofía, el arte, la ética y otras epistemologías que desde sus respectivas lupas se han dedicado a observar y describir el misterioso y problemático fenómeno del sentir humano.

Sentires que se traducen en afectos (emociones, sentimientos, actitudes, valores, principios). Afectos que nos hacen experimentar una vida paradisíaca o una vida infernal. Afectos que le dan sabor a la vida; una vida que en algunas ocasiones es amarga y otras veces dulce, y no pocas veces agridulce. Afectos que le dan color a la vida. Afectos que en últimas le dan sentido a la vida, o en su peor expresión, le quitan el sentido a la existencia.

Mi Tribu Familiar alimenta mi corazón. Mi pasión intelectual por el Mundo Afectivo alimenta mi mente. Estos dos alimentos son el combustible que le da energía a la Obra Social que estoy empeñado y comprometido en construir: una Comunidad Formativa, el alimento de mi conciencia. La labor que ocupa y ocupará el resto de mis días.

Creo que la mejor manera de ayudarse a sí mismo es ayudar a los demás. Esto significa poner nuestra experiencia de vida y nuestros conocimientos al servicio de los demás. También creo que nuestro Sistema Educativo (desde el pre-escolar hasta la universidad) padece un profundo vacío formativo.

Lo anterior significa que en ninguna fase del proceso educativo nos forman para vivir. Esto es, no nos enseñan a Conocernos, a Valorarnos, ni a Interactuar con nosotros mismos (Administrarnos; gobernarnos, motivarnos). Mucho menos nos enseñan a Conocer a los Otros, ni a Valorar a los Otros, ni que decir, a Interactuar con los Otros. Tampoco nos enseñan a Conocer a los Grupos, a Valorar a los Grupos, ni a Interactuar con los Grupos.

Este vacío formativo tiene profundas y nefastas consecuencias personales, familiares, comunitarias y sociales.

Quien no se Conoce a Sí Mismo, navega por la vida a la deriva; satisfaciendo solamente sus necesidades biológicas, sin un propósito que le dé sentido a su existencia.

Quien no se Valora a Si Mismo no se cuida, no se aprecia. Cae en uno de dos extremos: o se vuelve esclavo del ego y se supravalora, o carece de autoestima y se infravalora. Esto lleva al individuo a la autodestrucción lenta pero segura; a establecer vínculos afectivos tóxicos, a generar dependencias afectivas enfermizas.

Quien no se Administra a Si Mismo, termina siendo un postergador crónico, esclavo de sus placeres, a merced de la pereza y gobernado por sus miedos, sus culpas y sus iras.

Quien padece estas incompetencias afectivas, inevitablemente tendrá serios conflictos consigo mismo, con su pareja, su Tribu Familiar, su trabajo, su comunidad y su sociedad. El malestar será su permanente compañero. Y no solo el suyo, sino de quienes se compartan con esa persona.

¿No es este el pan de cada día en nuestra sociedad?

¿No son la soledad, la depresión y el suicidio las epidemias de nuestro tiempo?

¿Por qué la violencia intrafamiliar?

¿Por qué la violencia escolar?

¿Por qué el aumento de la delincuencia juvenil y el pandillismo?

¿Por qué el hacinamiento en las cárceles?

¿Por qué el aumento de los crímenes violentos?

¿Por qué los crímenes pasionales?

¿Por qué el aumento de los adictos a las drogas, el alcohol, el juego y el sexo?

¿Por qué el aumento de las bandas criminales?

¿Por qué la corrupción endémica de la clase política?

La respuesta podría ser la siguiente:

Como individuos, como Tribus Familiares y como sociedad padecemos de algo que me hizo tomar conciencia mi maestro Miguel De Zubiria: un profundo vacío formativo, para ser más exactos, carecemos de Habilidades Psicoafectivas. La real pobreza de nuestro país entonces no es material, es Mental.

No se nos Forma desde pequeños para desarrollar una solida Estructura Mental que nos permita coexistir pacíficamente con nosotros mismos, ni mucho menos, vivir en Comunidad, dedicados a descubrir el Sentido de nuestra existencia. Se nos pasan los años apenas sobreviviendo y luchando arduamente para llegar a fin de mes. Y si la carencia no es material, padecemos una carencia aun más dolorosa, la carencia afectiva.

La tesis es muy clara: donde hay Riqueza Mental, hay Riqueza Existencial. Esto es, Riqueza Afectiva; representada en sólidos y nutritivos vínculos afectivos (Tribu Familiar, amigos, colegas). Riqueza Intelectual; representada en profundos conocimientos sobre el arte de vivir y convivir. Y Riqueza Material; representada en la Autonomía económica que logran quienes descubren y desarrollan sus talentos, dones o facultades –como enseña Aristóteles-, y los ponen al servicio de sus semejantes –como enseña Confucio-. Para de esta manera, ganarse la vida rectamente –como enseña Buda-.

Como ha ocurrido en todas las épocas de la historia humana, el hombre siempre encuentra la manera de satisfacer sus necesidades. Pues bien, vivimos una época con una acuciante necesidad de Formación, y más específicamente, de Formación Afectiva. Esto es, de cultivar y desarrollar Habilidades Psicoafectivas que le permitan al individuo aprehender a tener una mejor relación consigo mismo y con los demás.

Las Habilidades Psicoafectivas son el recurso mental para darnos forma a nosotros mismos, para construir solidas Tribus Familiares, para crear fuertes Comunidades, para edificar funcionales Sociedades.

Ahora bien, ¿cómo hacemos para que estos conocimientos lleguen al conjunto de nuestra sociedad actual?

Yo como Psicólogo Afectivo de profesión y Formador Afectivo de oficio, ya lo estoy aplicando a mi propia vida. Además, he empezado a Formar a otros ciudadanos en mi Escuela-Taller de Formación Afectiva. Ellos a su vez serán multiplicadores. Esta es mi Obra Social, para esto vivo y de esto vivo. A esta tarea he consagrado mi existencia.

He asumido un doble compromiso: continuar dándome forma a mí mismo y a partir de mi experiencia y conocimientos, Formar a 48 personas en mi Escuela-Taller. De igual manera, lo hago practicando los principios del Altruismo Reciproco. Esto significa sin cobrar una suma especifica por mi trabajo, a cambio, solo pido un aporte económico que cada Aprehendiz este en capacidad de hacer, acorde a su sentido de justicia, gratitud y satisfacción. Aprehender sobre la Vida no tiene que ser un negocio, sino una Causa. Una causa autosostenible.

Creo en lo que alguna vez dejo dicho Henry David Thoreau:

Ha llegado el momento de que contemos con escuelas fuera de lo común, de que no abandonemos nuestra educación cuando empezamos a convertirnos en hombres y mujeres.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NACI COMO EDUARDO ANDRES GRANADA BECERRA Y MORIRE COMO ANDRES  PAZ PAREJA

¿QUIÈN SOY? ANDRÈS PAZ