Publicado en ANDRES PAZ, PSICOLOGIA AFECTIVA, QUE ESTUDIO, QUE HAGO, QUE SE, QUIÉN SOY

REPRESENTACIÒN GEOMETRICA DE LO QUE SOY, LO QUE ESTUDIO, LO QUE SE Y LO QUE HAGO

PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO
PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO

 

PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO
PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO

 

PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO
PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO

 

PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO
PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO

 

PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO
PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO

 

PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO
PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO

 

Anuncios
Publicado en ANDRES PAZ

¿QUIÉN SOY? ¿QUÉ ESTUDIO? ¿QUÉ SE? ¿QUÉ HAGO?

 

“Revolucionario será aquel que pueda revolucionarse a si mismo”

Ludwig Wittgenstein

 

El primer empleo formal que tuve en mi vida fue como mensajero. Tenía 16 años y recién había salido de un internado de los Terciarios Capuchinos en el que viví durante tres años de mi existencia.

Ese primer empleo lo tuve en 1997 y se lo debo a los Terciarios Capuchinos. En la OPAN hice carrera. Después de cuatro años como mensajero fui ascendido a vigilante. En esa época trabajaba de noche y estudiaba Psicología de día en la Universidad Católica de Colombia.

Egresé en el 2004 y para abril del 2005 ya estaba trabajando en el Colegio Seminario Espíritu Santo. Otra institución de los Terciarios Capuchinos. Ahí me estrené como Psicólogo. El padre Arnoldo Acosta, mi protector desde los 13 años, me dio la siguiente oportunidad.

Un día de octubre de 2006, ya con 26 años, amanecí sintiendo que no quería ir a trabajar.

Ese día se mostró ante mí la posibilidad de elegir: seguiría siendo empleado, dependiendo de un salario y de la renovación anual de un contrato, o lucharía para algún día llegar a ser un Psicólogo Autónomo.

¿Seguridad o Libertad? Ese fue el dilema existencial al que me enfrenté.

Con la misma osadía que me impulsó a salir de casa a los 12 años, opté por la Libertad. Desde el primero de enero de 2007 empecé a construirla. En mi mente estaba muy claro que no seria un Psicólogo empleado, seria un Psicólogo Autónomo.

Mi primer experimento fue una revista de diversidad sexual que estaba pensada para la población LGBTI.

En octubre de 2008 recogí los primeros frutos en mi lucha por conquistar la Autonomía. Fui contratado por el hospital Rafael Uribe Uribe para ayudar a posicionar la política pública para la población LGBTI en las Localidades Rafael Uribe y Antonio Nariño. Hice ese trabajo hasta agosto del 2009.

En ese mismo año 2008, en septiembre, me encontré con mi destino: conocí la Psicología Afectiva, una hermosa y poderosa creación de un psicólogo y pedagogo colombiano.

Con mi mentor y maestro Miguel de Zubiria
Con mi mentor y maestro Miguel de Zubiria

En la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani, hice un diplomado sobre “inteligencia emocional”. Y desde entonces, no he parado de estudiar y aplicar en mi trabajo como Psicólogo Afectivo y Formador Afectivo, la obra de quien se convertiría en mí querido maestro: Miguel de Zubiría.

Casi siete años después de aquella mañana de octubre de 2006, cuando a los 26 años amanecí sintiendo que no tenia ganas de ir a trabajar, hoy junio 10 de 2013 y a mis casi 33 años de edad, me levanté a las 4am lleno de energía para contarle al mundo que he conquistado mi Autonomía.

Soy libre!!!

Me he revolucionado a mi mismo!!!!

Soy dueño de mi mismo!!!

Soy un Psicólogo Autónomo. He creado una forma de vivir, estudiar y trabajar la Psicología que me permite satisfacer mis necesidades afectivas, intelectuales y materiales. La he denominado como Escuela-Taller de Psicología Afectiva y Formación Afectiva.   

Y lo mejor es que esta nueva forma de vivir, estudiar y trabajar nuestra bella psicología –como bien lo dice mi maestro Miguel de Zubiría-, tiene como uno de sus propósitos ayudarle a mis colegas psicólogas, a conquistar su Autonomía. A ser libres, a liberarse de la dependencia a un salario. A un empleo. A poner toda su pasión y amor por la Psicología al servicio de la Orientación y la Formación Existencial de si mismas y de los demás.

Siete arduos y dolorosos años me tomó esta lucha. Pero ha valido la pena.

Ser Autónomo no es una mera palabra. Significa que como Psicólogo  he logrado desarrollar una forma de vida, una solida estructura teórica y un funcional modelo de trabajo enfocado en la Orientación y la Formación Existencial, que nos permite a los profesionales de la Psicología satisfacer con tranquilidad –aunque no sin esfuerzo- nuestras necesidades afectivas, intelectuales y materiales.

Justo a partir de este relato empiezo a compartir sistemáticamente esta innovadora propuesta. Y a partir del próximo domingo 16 de junio arrancaré con mi ciclo de conferencias sobre “Cómo conquistar tu Autonomía Vital” (en la biblioteca Virgilio Barco) dirigido principalmente a mis colegas. Aunque también es útil para profesionales de las ciencias sociales y humanas. Docentes, trabajadores sociales, psicopedagogos, filósofos, etc.

Mi meta es tu Bien-Estar, colega, mi objetivo es que conquistes tu Autonomía. Para ello pongo a tu disposición lo que soy, lo que estudio, lo que se y lo que hago. Yo ya aprehendí. A los trancazos, pero aprehendí. Todavía sigo aprehendiendo, pero ahora mi deber es enseñar. Así funciona la vida, compartiendo lo aprehendido. Aprehender para enseñar y de paso aprehender dos veces.

De esta forma, podremos establecer una relación de interdependencia. Trabajar Juntos en el desarrollo de la Psicología Afectiva como un nuevo enfoque que ha nacido para convertirse en el  más influyente en Colombia y América Latina.  Y también en el posicionamiento de la Formación Afectiva como un oficio que  permite darle forma a nuestra Mente, y ganarnos la Vida (es decir, conquistar nuestra Autonomía) Orientando y Formando a los demás.

Hecha esta somera introducción, procedo entonces a desplegar todo el modelo. Lógicamente que no te voy a abrumar con toda la información de un solo “tacazo”. Por lo pronto, te voy a dejar planteado mediante unos esquemas geométricos lo que aquí te vas a encontrar.

Ser Autónomo significa tener muy claro lo que se es, lo que se estudia, lo que se sabe y lo que se hace.

 

  

GEOMETRIA AFECTIVA

Publicado en ANDRES PAZ, OBRA EXISTENCIAL

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE MI VIDA?

“…uno de los mejores predictores de felicidad es si una persona considera que su vida tiene un propósito. Sin un propósito claramente definido, siete de diez individuos no se sienten a gusto con su vida; con un propósito, casi siete de cada diez se sienten satisfechos.. Vivir una vida feliz como adulto es como tratar de conseguir un helado cuando se es un niño. Usted debe saber qué quiere y utilizar una estrategia para conseguirlo”[1].

[1] David Niven (2003) Los 100 Secretos de la Gente Feliz. Editorial Norma.

Practicar el Autoconocimiento me hizo tomar conciencia que yo nací para crear una Obra Existencial, este es el propósito de mi vida. Cada día de mi existencia lo estoy dedicando a la construcción de una Obra Vital, mi Tribu Familiar. No obstante las dificultades que esto conlleva, son más las satisfacciones que se experimentan cuando se vive rodeado de personas que te aman genuinamente y que por lo tanto, están aportándote desinteresadamente en tu evolución como ser humano.

Con la tranquilidad que proporciona el vivir en el seno de una Tribu Familiar, estoy trabajando en la construcción de una Obra Conceptual. Mi mente está enfocada en investigar y aprehender cómo es que funcionamos afectivamente los seres humanos.

El Mundo Afectivo humano es un mundo al que las ciencias biológicas, psicologías, socioantropologicas y sociobiologicas recientemente le están prestando atención. No obstante, de este Mundo Afectivo vienen ocupándose hace miles de años las mitologías, las religiones, la filosofía, el arte, la ética y otras epistemologías que desde sus respectivas lupas se han dedicado a observar y describir el misterioso y problemático fenómeno del sentir humano.

Sentires que se traducen en afectos (emociones, sentimientos, actitudes, valores, principios). Afectos que nos hacen experimentar una vida paradisíaca o una vida infernal. Afectos que le dan sabor a la vida; una vida que en algunas ocasiones es amarga y otras veces dulce, y no pocas veces agridulce. Afectos que le dan color a la vida. Afectos que en últimas le dan sentido a la vida, o en su peor expresión, le quitan el sentido a la existencia.

Mi Tribu Familiar alimenta mi corazón. Mi pasión intelectual por el Mundo Afectivo alimenta mi mente. Estos dos alimentos son el combustible que le da energía a la Obra Social que estoy empeñado y comprometido en construir: una Comunidad Formativa, el alimento de mi conciencia. La labor que ocupa y ocupará el resto de mis días.

Creo que la mejor manera de ayudarse a sí mismo es ayudar a los demás. Esto significa poner nuestra experiencia de vida y nuestros conocimientos al servicio de los demás. También creo que nuestro Sistema Educativo (desde el pre-escolar hasta la universidad) padece un profundo vacío formativo.

Lo anterior significa que en ninguna fase del proceso educativo nos forman para vivir. Esto es, no nos enseñan a Conocernos, a Valorarnos, ni a Interactuar con nosotros mismos (Administrarnos; gobernarnos, motivarnos). Mucho menos nos enseñan a Conocer a los Otros, ni a Valorar a los Otros, ni que decir, a Interactuar con los Otros. Tampoco nos enseñan a Conocer a los Grupos, a Valorar a los Grupos, ni a Interactuar con los Grupos.

Este vacío formativo tiene profundas y nefastas consecuencias personales, familiares, comunitarias y sociales.

Quien no se Conoce a Sí Mismo, navega por la vida a la deriva; satisfaciendo solamente sus necesidades biológicas, sin un propósito que le dé sentido a su existencia.

Quien no se Valora a Si Mismo no se cuida, no se aprecia. Cae en uno de dos extremos: o se vuelve esclavo del ego y se supravalora, o carece de autoestima y se infravalora. Esto lleva al individuo a la autodestrucción lenta pero segura; a establecer vínculos afectivos tóxicos, a generar dependencias afectivas enfermizas.

Quien no se Administra a Si Mismo, termina siendo un postergador crónico, esclavo de sus placeres, a merced de la pereza y gobernado por sus miedos, sus culpas y sus iras.

Quien padece estas incompetencias afectivas, inevitablemente tendrá serios conflictos consigo mismo, con su pareja, su Tribu Familiar, su trabajo, su comunidad y su sociedad. El malestar será su permanente compañero. Y no solo el suyo, sino de quienes se compartan con esa persona.

¿No es este el pan de cada día en nuestra sociedad?

¿No son la soledad, la depresión y el suicidio las epidemias de nuestro tiempo?

¿Por qué la violencia intrafamiliar?

¿Por qué la violencia escolar?

¿Por qué el aumento de la delincuencia juvenil y el pandillismo?

¿Por qué el hacinamiento en las cárceles?

¿Por qué el aumento de los crímenes violentos?

¿Por qué los crímenes pasionales?

¿Por qué el aumento de los adictos a las drogas, el alcohol, el juego y el sexo?

¿Por qué el aumento de las bandas criminales?

¿Por qué la corrupción endémica de la clase política?

La respuesta podría ser la siguiente:

Como individuos, como Tribus Familiares y como sociedad padecemos de algo que me hizo tomar conciencia mi maestro Miguel De Zubiria: un profundo vacío formativo, para ser más exactos, carecemos de Habilidades Psicoafectivas. La real pobreza de nuestro país entonces no es material, es Mental.

No se nos Forma desde pequeños para desarrollar una solida Estructura Mental que nos permita coexistir pacíficamente con nosotros mismos, ni mucho menos, vivir en Comunidad, dedicados a descubrir el Sentido de nuestra existencia. Se nos pasan los años apenas sobreviviendo y luchando arduamente para llegar a fin de mes. Y si la carencia no es material, padecemos una carencia aun más dolorosa, la carencia afectiva.

La tesis es muy clara: donde hay Riqueza Mental, hay Riqueza Existencial. Esto es, Riqueza Afectiva; representada en sólidos y nutritivos vínculos afectivos (Tribu Familiar, amigos, colegas). Riqueza Intelectual; representada en profundos conocimientos sobre el arte de vivir y convivir. Y Riqueza Material; representada en la Autonomía económica que logran quienes descubren y desarrollan sus talentos, dones o facultades –como enseña Aristóteles-, y los ponen al servicio de sus semejantes –como enseña Confucio-. Para de esta manera, ganarse la vida rectamente –como enseña Buda-.

Como ha ocurrido en todas las épocas de la historia humana, el hombre siempre encuentra la manera de satisfacer sus necesidades. Pues bien, vivimos una época con una acuciante necesidad de Formación, y más específicamente, de Formación Afectiva. Esto es, de cultivar y desarrollar Habilidades Psicoafectivas que le permitan al individuo aprehender a tener una mejor relación consigo mismo y con los demás.

Las Habilidades Psicoafectivas son el recurso mental para darnos forma a nosotros mismos, para construir solidas Tribus Familiares, para crear fuertes Comunidades, para edificar funcionales Sociedades.

Ahora bien, ¿cómo hacemos para que estos conocimientos lleguen al conjunto de nuestra sociedad actual?

Yo como Psicólogo Afectivo de profesión y Formador Afectivo de oficio, ya lo estoy aplicando a mi propia vida. Además, he empezado a Formar a otros ciudadanos en mi Escuela-Taller de Formación Afectiva. Ellos a su vez serán multiplicadores. Esta es mi Obra Social, para esto vivo y de esto vivo. A esta tarea he consagrado mi existencia.

He asumido un doble compromiso: continuar dándome forma a mí mismo y a partir de mi experiencia y conocimientos, Formar a 48 personas en mi Escuela-Taller. De igual manera, lo hago practicando los principios del Altruismo Reciproco. Esto significa sin cobrar una suma especifica por mi trabajo, a cambio, solo pido un aporte económico que cada Aprehendiz este en capacidad de hacer, acorde a su sentido de justicia, gratitud y satisfacción. Aprehender sobre la Vida no tiene que ser un negocio, sino una Causa. Una causa autosostenible.

Creo en lo que alguna vez dejo dicho Henry David Thoreau:

Ha llegado el momento de que contemos con escuelas fuera de lo común, de que no abandonemos nuestra educación cuando empezamos a convertirnos en hombres y mujeres.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NACI COMO EDUARDO ANDRES GRANADA BECERRA Y MORIRE COMO ANDRES  PAZ PAREJA

¿QUIÈN SOY? ANDRÈS PAZ

Publicado en CARTAS APREHENDICES

CARTA A MIS APREHENDICES: ¿ÉXITO O BIEN-ESTAR?

Estimados Aprehendices de Formación Afectiva:

Con esta carta inauguro mi comunicación a través de este medio con ustedes. Nuestros encuentros no solamente serán presenciales, la idea es que mantengamos conectados afectiva e intelectualmente, de esta manera podremos seguir conversando y aprehendiendo.

Por una extraña razón, sentí la necesidad de inaugurar esta serie de cartas hablándoles sobre el Bien-Estar. Entre otras, una de nuestras doce Enseñanzas.

Para empezar, déjenme contarles que el “éxito” es un término que no logra calar en mi conciencia. La razón es que en una sociedad consumista como la nuestra, inevitablemente el “éxito” esta predominantemente relacionado con el Tener y no con el Ser.

portada_ansiedad_por_el_estatusSe cree que alguien es exitoso porque tiene posesiones materiales, lo cual resulta bastante engañoso, porque en lugar de ser el reflejo de su progreso material, es más bien un síntoma de su ansiedad por el estatus. Entre otras cosas porque el genuino progreso material no se ostenta. Además, esto despierta envidias y las envidias pueden causar ataques.

En una sociedad consumista como la nuestra, el cacareado “éxito” va de la mano de las apariencias y las apariencias no son más que el reflejo de las carencias. Sobre todo de las carencias afectivas.

Por eso no me gusta el “éxito”, prefiero más bien hablar de Bien-Estar.

Estoy convencido que uno tiene que ser el artífice de su propio Bien-Estar. Entiendo por Bien-Estar el hecho de vivir una vida equilibrada a nivel afectivo, intelectual y material.

Estar equilibrado a nivel afectivo, mis queridos Aprehendices, significa que por tu Sistema Afectivo circulan predominantemente afectos positivos; emociones, sentimientos, actitudes, valores y principios que te permitan tener una mejor relación  contigo mismo y con los demás (tu Tribu Familiar, tus compañeros de trabajo).

El equilibro intelectual hace referencia a adoptar y alimentarse de creencias constructivas. Creencias que te permitan vacunarte contra los prejuicios, los cuales te impiden tener una mejor relación contigo mismo y con los demás.

Con un pensar sano, y un sentir sano, vas a tener una mente y una conciencia despejadas para construir  tu equilibrio material. Esto es, poner todo tu intelecto y toda tu pasión al servicio de la conquista de tu Autonomía económica. Una Autonomía que no solo te permita alimentar tu estomago, sino también, seguir alimentando tu corazón y sobre todo tu cabeza.

flores-de-pensamientosAhora bien, para conquistar tu Autonomía puedes elegir una de dos actitudes: competir o cooperar. Ayer justamente, mientras reflexionaba en la montaña, me encontré con cuatro pensamientos que he importado a mi mente y ahora exporto a la tuya. Estos bellos pensamientos provienen de los fértiles jardines intelectuales de la obra conceptual de Lou Marinoff[1].

El primero de estos pensamientos es que en tiempos de crisis, la mejor actitud es la cooperación, no la competencia. Esto para la relación con tu pareja, tu Tribu Familiar, tus amigos, tus colegas de profesión y oficio.

Coopera, que como bien lo dice Marinoff, los intereses de cada persona siempre se fomentan mejor a través de la cooperación. Así mismo, a un individuo le resulta más fácil prosperar si encuentra aliados o personas que lo ayuden.

Tu tarea entonces es elegir vínculos que te planteen relaciones de cooperación y no de competencia. Dice Marinoff que el espíritu de cooperación es el aglutinante que mantiene al grupo unido y que permite a cada uno obtener mayores logros en colaboración con los demás, que los que obtendría por sí mismo.

Como ves, cooperar contribuye con tu Bien-Estar en todo el sentido de la palabra. Si cooperas, obtendrás satisfacciones, éstas, son nutritivos afectos positivos. Si cooperas, obtendrás conocimientos, porque cuando se está en grupo se accede a la inteligencia colectiva, aprehendemos los unos de los otros. Y si cooperas, accederás a recursos materiales que te ayudaran a construir tu Autonomía económica.

Si yo creyera en cuentico del “éxito”,  les diría que este es el camino para alcanzarlo. Pero no, ya ustedes saben que mi propósito no es ir detrás de esa inalcanzable zanahoria. Como les mostré en nuestra pasada sesión, el propósito de este viaje que ahora han emprendido en la Escuela-Taller de Formación Afectiva que podamos poner nuestro Ser al servicio de una transformación y evolución social.

Nunca olviden esto:

Servirle a nuestros semejantes –como diría Confucio– es la mayor fuente de Bien-Estar y por lo tanto, de realización personal.

¿Habrá algo mejor que esto en esta vida?

Un abrazo y espero sus comentarios.

Andrés Paz

Psicólogo Afectivo y Formador Afectivo –Tutor-

Escuela-Taller de Formación Afectiva

Comunidad Formativa El Taller

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LECCIÓN FORMATIVA # 1: LA LECCIÓN DE ARISTÓTELES 

 


[1] Lou Marinoff “preguntale a platon: como la filosofía puede cambiar tu vida.

Publicado en COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER, ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA, SISTEMA DE FORMACIÓN HUMANA

ESCUELA-TALLER DE FORMACIÒN AFECTIVA: PLAN DE FORMACIÒN

 

ARBOL DE LA VIDA DE LA COMUNIDAD FORMATIVA  EL TALLER
SISTEMA DE FORMACIÓN HUMANA / COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER

“Ha llegado el momento de que contemos con escuelas fuera de lo común, de que no abandonemos nuestra educación cuando empezamos a convertirnos en hombres y mujeres”

Henry David Thoreau

“Todas las grandes cosas del mundo empiezan en algo pequeño (…) un vieja de miles de jornadas empieza en el punto que se encuentra bajo nuestros pies”

Laozi

 

NIVEL INTRODUCTORIO

EL SISTEMA DE FORMACIÓN HUMANA DE LA COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER

  • Fundamentos Filosóficos
  • Enseñanzas
  • Practica y Oficio de la Formación Afectiva
  • Instituciones Formativas

NIVEL BÁSICO I

FUNDAMENTOS FILOSÓFICOS

Los Fundamentos Filosóficos son el Terreno donde se siembra el Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.  

  • Ética Aristotélica
  • Ética Budista
  • Ética Confuciana

NIVEL BÁSICO II

ENSEÑANZAS

Las Enseñanzas son las Raíces que sustentan el Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.

  1. La Práctica de Habilidades Psicológicas Afectivas nos permite aprehender a vivir y convivir con sabiduría.
  2. Somos seres Afectivos, Pensantes y Actuantes.
  3. Estamos Conectados Afectivamente con la vida.
  4. Tenemos Necesidades Afectivas de Comunidad, Estructura y Significado.
  5. Podemos elegir una Personalidad.
  6. Podemos elegir una Estrategia de Vida.
  7. Necesitamos Recursos Vitales para vivir una vida con Riqueza Existencial.
  8. El Sufrimiento no es un simple hecho, es un estado de ánimo y como tal, se puede reducir al máximo e incluso suprimir.
  9. Los Conflictos Afectivos son inherentes a nuestra naturaleza humana.
  10. Es posible construir nuestra Autonomía.
  11. El conocimiento, la riqueza y la fuerza son la fuente del poder intrapersonal, interpersonal y sociogrupal.
  12. Los seres humanos estamos en una constante búsqueda del Bien-Estar y del aumento de nuestras posibilidades.

NIVEL APLICADO I

FORMACIÓN AFECTIVA

La Práctica y el Oficio (enseñanza) de la Formación Afectiva es el Tronco que le da fortaleza al Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.

1.   Construcción de una Obra Existencial 

  • Obra Vital (Ser el corazón de una Tribu Familiar)
  • Obra Conceptual (Darle vida a una Tribu de Conceptos sobre el Mundo Afectivo Humano)
  • Obra Social (Crear y liderar una Tribu Formativa, es decir, una Comunidad Formativa)

2.   Lenguaje Afectivo

  • Lectura Afectiva
  • Escritura Afectiva
  • Radiografía Afectiva

 3.   Matemáticas Afectivas

  • Resta Afectiva
  • División Afectiva
  • Multiplicación Afectiva
  • Geometría Afectiva

 4.   Filosofía Practica

  • Filosofía Occidental
  • Filosofía Hindú
  • Filosofía Oriental

NIVEL APLICADO II

INSTITUCIONES FORMATIVAS

Las Instituciones Formativas son las Ramas que expanden el Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.

Primera Rama

Escuela-Taller de Formación Afectiva

Frutos

  • 48 Formadores Afectivos por cada Escuela-Taller (Aprehendices, Compañeros y Tutores)
  • Un Formador Afectivo hace Orientación Afectiva individual, a parejas y a padres de familia.
  • Un Formador Afectivo enseña Habilidades Psicológicas Afectivas a Individuos, al Sistema Educativo (Jardines, escuelas, colegios, institutos y universidades), y al Sistema Productivo (pequeñas, medianas y grandes empresas).
  • A partir de cada Formativo Afectivo que alcance el nivel de Tutor, se crea una nueva Comunidad Formativa.

Segunda Rama

Empresas Altruistas

Frutos

  • Recursos materiales para financiar objetivos sociales (Formación de Talentos y Tribus Familiares).

Tercera Rama

Talleres de Formación Humana

Frutos

  • Talentos Pràxicos
  • Talentos Psicológicos
  • Talentos Conceptuales y Artísticos

Cuarta Rama

Templos Formativos de Parejas

Frutos

  • Tribus Familiares

Quinta Rama

Casas-Taller de Formación Humana (Internados)

Frutos

  • Talentos (Pràxicos, Psicológicos, Conceptuales y Artísticos)
  • Tribus Familiares

Sexta Rama

Comunidades Formativas Espirituales

Frutos

  • Sana evolución espiritual.
  • Talentos (Pràxicos, Psicológicos, Conceptuales y Artísticos)
  • Tribus Familiares

NIVEL AVANZADO

RECURSOS VITALES

Los Recursos Vitales son el abono para alimentar el Terreno donde se siembra el Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.

Recursos Vitales Afectivos (Vínculos)

  • Tribu Familiar
  • Aprehendices

Recursos Vitales Intelectuales (Conocimientos)

Afectologìa

La Afectologìa es el estudio sistemático del Mundo Afectivo Humano. Se alimenta de las Ciencias Afectivas y de Otras Epistemologías.

Ciencias Afectivas

  • Biología del Afecto
  • Psicología del Afecto
  • Socioantropologia del Afecto
  • Sociobiologia del Afecto

 Otras Epistemologías

  • El Afecto en las Mitologías
  • El Afecto en las Religiones
  • El Afecto en los Sistemas Espirituales
  • El Afecto en la Economía
  • El Afecto en la Política
  • El Afecto en la Pedagogía
  • El Afecto en el Arte
  • El Afecto en la Prehistoria y la Historia
  • El Afecto en la Tecnología
  • El Afecto en la Ética

Recursos Vitales Materiales (Dinero)

Fuentes:

  • Aportes de los Aprehendices
  • Aportes de los Consultantes
  • Aportes de los proyectos en el Sistema Educativo (Jardines, escuelas, colegios, institutos y universidades)
  • Aportes de los proyectos en el Sistema Productivo (pequeñas, medianas y grandes empresas).
  • Aportes de recursos didácticos (Cartillas, revistas, libros, CDs, fascículos, bitácoras).

 

 

Publicado en AUTONOMIA

SOBRE LA AUTONOMÍA # 1

FORMACIÓN AFECTIVA -Construye tu Autonomía-

Hace poco descubrimos con la Mincha que la Formación Afectiva es el Oficio de la Construcción de Autonomía. Por eso llegamos a la conclusión que el propósito de la Formación Afectiva es formar personas Autónomas para gobernar sus vidas; vivir en pareja; criar a sus hijos; trabajar por sí mismos y por los otros.

A continuación te comparto ocho reflexiones sobre lo que significa la Autonomía. Es la introducción a este fascinante tema que enmarca nuestro trabajo como Formadores Afectivos.

  1. Hablar de Autonomía es hablar de liberarnos de las cadenas que no nos dejan avanzar. ¿Cuáles son esas cadenas? Podríamos decir que son vínculos nocivos para nuestra Salud Afectiva. También nos encadenan nuestras creencias destructivas, esas que no nos permiten tener una buena relación con nosotros mismos, ni con los otros, ni con los grupos. Si tengo creencias machistas por ejemplo, tendré dificultades con mis relaciones de pareja. Si creo por ejemplo en el amor incondicional me veré forzado a aceptar cualquier tipo de maltrato por parte de mi pareja. También son cadenas las prácticas autodestructivas. Practicas que necesariamente llevan al deterioro de mis relaciones.
  2. Tenemos que ponernos al frente del  barco de nuestra vida. Dedicarnos a construir nuestra Autonomía. Practicar en todo momento y en todo lugar. En cada situación que vivimos día a día tenemos la oportunidad de ser más Autónomos. Mas libres. La recompensa es una vida más tranquila, fluida. Pletórica de satisfacciones.
  3. La Autonomía se caracteriza por un estado de flujo constante. Por más y mejores afectos. Por más y mejores pensamientos. Por más y mejores prácticas. Por conexiones insospechadas. Por nuevas acciones que alimentan tu Autonomía.
  4. Construir la Autonomía significa que mi estado afectivo es mayoritariamente positivo. Que hago circular por mi sistema afectivo afectos positivos. Que estos actúan como un mecanismo inmunológico que me protege del ataque de los afectos negativos. No los puedo evitar, pero si los puedo controlar. Mantenerlos a raya para que no alteren mi estado afectivo en general.
  5. Cuando uno se dedica a construir conscientemente su Autonomía, produce afectos positivos, irradia emociones y sentimientos que le alegran la vida a quienes se cruzan con uno. También, lleva a cabo prácticas beneficiosas para si mismo y quienes le rodean, para su comunidad. Cuando esto es así, es recompensando con mas y mejores vínculos; personas que te aprecian y te comparten sus buenas energías. Esas personas te permiten seguir aprendiendo de la naturaleza humana, de la dinámica de la vida. Cuando se juntan estas dos cosas: nutritivos vínculos y profundos conocimientos vitales, inevitablemente el elemento material llega. Esa es la potencia de construir la Autonomía.  Un jugoso círculo virtuoso.
  6. Visto desde la Formación Afectiva, el sufrimiento es un dolor crónico provocado por un vínculo que nos afecta negativamente. Ese vínculo puede ser conmigo mismo. Yo mismo puedo ser la fuente de mi sufrimiento. El problema es que darse cuenta de esto al parecer es sumamente difícil. Un mecanismo psicológico actúa como un poderoso obstáculo: el autoengaño.   Y cuando este opera, vemos en los demás la fuente de nuestro sufrimiento, pero esto no soluciona nada, solo prolonga nuestra agonía.
  7. Cada uno de nosotros es responsable de su Salud Afectiva. Y esa responsabilidad pasa por llevar a cabo actividades que sean fuente de satisfacción y compartirnos con personas que sean fuente de satisfacción. Si hago lo que no me gusta y estoy rodeado de personas que no me gustan, corro un serio riesgo de afectar mi Salud Afectiva. Porque hacer lo que no nos gusta produce frustración. Y estar con personas que no nos gusta produce irritación. Ambos, afectos negativos que bien podrían evitarse. ¿Cómo? Construyendo tu Autonomía para no ser dependiente; ni afectiva, ni intelectual, ni económicamente.
  8. El problema de la envidia es que no te deja avanzar. Porque por andar perdiendo el tiempo deseando y sufriendo por lo que los otros tienen, dejas de hacer lo que debes hacer. Construir tu Autonomía para valorar lo que tienes y luchar por lo que quieres.