ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA

EL AUTOGOBIERNO

Estudiando el concepto de Libertad, que lógicamente está directamente relacionado con la Felicidad, me encontré con unas palabras que me parecen muy pertinentes para este momento: “Hay un mejor Yo en todos nosotros. Debemos dejar qué él nos gobierne y nos mande porque es nuestro verdadero Yo, a quien le encomendaron la bella tarea de vivir nuestra vida”.

Es ese mejor Yo que cada uno de nosotros tiene en su interior, el que debemos elegir día tras días para generar una nueva realidad en nuestra vida.

Ha terminado la contienda electoral, un nuevo presidente ha llegado a la Casa de Nariño. Como soy optimista por naturaleza, quiero creer que Iván Duque será capaz de hacer historia por luchar con denuedo contra la corrupción y evitar que se expanda la cleptocracia en Colombia. Ardua tarea.

Algunos piensan que hemos empezado a transitar hacia la dictadura uribista, otros creen que no hay cuña que más apriete que la del mismo palo y será Duque quien termine siendo el presidente que lleve a la cárcel a Álvaro Uribe. Muchos son los escenarios que se pueden dar.

Cualquiera sea el desenlace de esta historia, lo cierto es que Iván Duque encarna en sí mismo el dilema de esta generación: ¿Qué tipo de sociedad le vamos a dejar a nuestros hijos? ¿Una sociedad capturada por la Cleptocracia o una sociedad abierta y con una profunda Democracia?

Con todas y sus imperfecciones, yo creo en la Democracia. Pero igualmente creo que la auténtica Democracia solo la pueden construir seres humanos genuinamente libres. Hombres y mujeres capaces de gobernarse a sí mismos. Yo creo en el Autogobierno. Sueño con que esta nueva generación seamos capaces de gobernarnos a nosotros mismos. Así quizá algún día no necesitaremos de tanto gobierno, de tanto Estado.

Iván Duque puede encarnar una nueva generación de hombres libres que fueron capaces de llegar al poder, pero no solo de un Estado, sino y sobre todo de un estado mental. Ser capaz de gobernarse a sí mismo, creo que es la mayor proeza de la mente humana.

O también podría ser que Iván Duque sea simplemente la cabeza de una nueva generación de burócratas  corruptos que han explotado y usurpado la gallina de los huevos de oro llamada Estado. Una gallina alimentada por el trabajo de millones de Ciudadanos que por estar divididos, terminan una parte de ellos eligiendo a sus verdugos.

Estoy luchando para poder terminar esta columna, hoy es domingo 24 de junio, hace una semana 10 millones de conciudadanos le dieron el poder ejecutivo a un hombre joven, nacido el 1 de agosto de 1976, apenas cuatro años mayor que yo, impresionante. ¿Cómo logro esta hazaña este hombre? ¿Es verdaderamente un títere del expresidente o un hombre libre capaz de gobernarse a sí mismo y por lo tanto a todo un país?

¿Será Iván Duque el hombre de la liberación de la corrupción y el líder de la reconciliación de este país?

Espero que el nuevo presidente de Colombia sea capaz de construir un gobierno propio. Que escuche, pero que tome por sí mismo sus propias decisiones. Que piense en sus tres hijos, que son una representación de todos nuestros hijos. Los que hoy son menores de 10 años y esperamos puedan disfrutar de un país en paz. Libres del yugo de la corrupción y comprometidos con la transformación de la Educación.

Espero que Iván Duque gobierne de cara al futuro y no se quede amarrado por el pasado. Por eso, más que oposición a su gobierno, estaré a disposición para tender puentes de dialogo en torno a objetivos en común: en mi caso, la Paz y la Educación.

Creo que la Pedagogía es esencialmente constructiva, y debe estar al servicio no de un gobierno en particular, sino de una sociedad que requiere voces que expresen su sentir. Yo hoy siento que el país está polarizado, pero no está dividido entre derecha e izquierda, como muchos creen, sino entre Cleptocracia y Democracia, entre corrupción y ciudadanías libres. Esta es la polarización que debe superar Duque, porque Estado y Sociedad debe unirse en torno a una misma lucha:

La lucha contra la corrupción.

Y como dicen que el ejemplo empieza por casa, tremenda tarea la que tiene Duque para “traicionar” a quienes lo montaron en la presidencia.

Ojalá llegué ese día, mientras tanto, como individuo espero poder sentir algún día que en verdad me gobierno a mí mismo.

 

Anuncios
AMOR, ANDRES PAZ, Escuela Taller de Psicología Afectiva y Formación Afectiva, SABIDURIA

LA CARENCIA EXISTENCIAL -MAS QUE LA FALTA DE DINERO ES LA FALTA DE SABIDURÍA PRACTICA-

La pobreza intelectual engendra la pobreza afectiva y la pobreza material.

Cuando hablo de pobreza intelectual no me refiero a la carencia de conocimientos, sino a la carencia de Sabiduría Practica.

Hay personas que saben mucho de las cosas, pero poco de si mismos y de los otros.

Quien carece del conocimiento de si mismo y de los otros, carece de Sabiduría Practica.

Quien carece de Sabiduría Practica, cree erróneamente que sus problemas existenciales son solo cuestión de economía.

Quien carece de Sabiduría Practica cree erróneamente que si superan sus carencias materiales, volverá la tranquilidad a su vida y podrá satisfacer sus carencias afectivas e intelectuales.

No!!!! El problema no es de dinero, el problema es de Sabiduría Practica, de carecer de ella para afrontar los retos de la Vida.

Y uno de esos retos es la cuestión material.

El problema es que cuando se tiene carencia material, no se tiende a pensar con la cabeza sino con el estomago.

Y cuando se piensa con el estomago, no eres tu el que actúa, son tus instintos.

Y los instintos actúan a través de tus emociones.

Y el miedo se apodera de ti. Por eso es que te aferras a quien te ofrece la posibilidad de llenar tu estomago. Pero esto es una ilusión. Así nunca llenaras tu estomago. En cambio si llenaras los bolsillos de ese ilusionista que te pinta pajaritos en el aire.

La sabiduría de las abuelas es muy clara cuando afirma: “quien juega por necesidad, pierde por obligación”.

No son tus miedos los que te van a sacar de tu carencia material, sino tus pasiones. Es lo que te gusta, es lo que disfrutas, es lo que mejor haces, es para lo que naciste, es lo que el mundo necesita de ti.

Y el mundo es tu mundo. Es tu entorno, es tu Tribu Familiar, son tus amigos, tus colegas. Las personas que esperan de ti no una oportunidad de negocio, sino una oportunidad de Vida, de aprehender el Juego de la Vida. De cultivar su Sabiduría Practica. De conquistar su Autonomía.

Entonces, si quieres empezar a resolver ese problema material de una vez por todas, no pienses mas con el estomago, ahora piensa con tu corazón. Hazle mas caso a tus intuiciones y menos a tus miedos.

Sabiduría Practica es saber elegir. Saber jugar este fascinante Juego de la Vida. Saber ejecutar los movimientos adecuados.

Sientes que estas en crisis, ¿verdad?

Pues bien, la crisis es una gran oportunidad.

Significa que se avecina un profundo cambio en tu Vida.

En este instante experimentas un dilema existencial. Tienes frente a ti dos caminos.

El uno te ofrece una ilusión. Quien te atrae a ese camino sabe que tienes miedo. Mucho miedo. Y por eso te pinta un mundo lleno de prosperidad material, de supuesta “libertad financiera”.

Y para calmar aun más ese miedo, ese ilusionista te dice que una vez resueltas tus carencias materiales, puedes empezar a practicar la solidaridad, ayudar a los demás. Combatir la pobreza material de los demás, entonces reviste su ilusión de “noble causa”. Te hace creer que le estas aportando al mundo. Como careces de Sabiduría Practica, terminas atrapada por esa ilusión, porque serás incapaz de distinguir la fantasía de la realidad.

El otro camino entonces es el camino de la Sabiduría Practica. De aprehender las reglas del Juego de la Vida. De satisfacer tus carencias intelectuales.

Este camino no te ofrece “libertad financiera”, te ofrece algo mucho mejor y sobre todo,  real:

Te ofrece Libertad Personal.

Te ofrece Bien-Estar.

Te ofrece conocimientos vitales

Y te ofrece Trabajo.

Si aprehendes a Valorarte, Conocerte, Administrarte, Motivarte y  Gobernarte, aprehenderás a tomar buenas decisiones. A hacer buenas jugadas vitales.

Aprehenderás a jugar el Juego de la Vida!!!!

Y si lo aprehendes, atraerás para tu Vida los recursos necesarios para satisfacer tus carencias afectivas.

El primero de esos recursos es el amor propio. Es creer en ti, es confiar en ti, es cuidarte.

Y cuando hay amor propio empiezas a atraer el amor de los demás, pero un amor real, no ilusorio. Las personas te empezaran a buscar.

Satisfechas tus carencias afectivas, empezaras a satisfacer tus carencias materiales. Porque esas personas que te buscan querrán que los orientes, y sobre todo, que los formes. Que les enseñes lo que sabes.

Eso representará para ti gran satisfacción. Propia de quienes experimentan que son útiles para los demás, no útiles de los demás, como ocurre con el cuento de la “libertad financiera”.

Así las cosas, este camino que hoy te muestro nuevamente, te ofrece la posibilidad de alimentar primero tu corazón (afecto), luego tu Mente y tu Conciencia (Sabiduría Practica) y por ultimo tu estomago (Trabajo con Sentido. Y con trabajo, hay dinero).

Primero lo primero.

Recuerda: piensa con tu corazón, no con tu estomago.

La paradoja es que cuando se piensa con el corazón, se abre la puerta para resolver el hambre del estomago.

Hazle caso a tu intuición, no a tu emoción, es decir a tu miedo.

Y no olvides que la carencia existencial más que la falta de dinero es la falta de Sabiduría Practica.

SISTEMA AFECTIVO HUMANO

CARTAS FORMATIVAS (#1) ¿QUIÉN GOBIERNA TU VIDA?

Estimado Monarca:

Esta es la primera vez que le escribo a un Rey, sobre todo a un Rey de la actuación, es decir de la Vida. Alguna vez aprehendí de Alain de Botton que el arte es una critica de la vida. De modo mí estimado Rey que tu pasión es vivir la vida, sentirla, pero no para padecerla, sino para disfrutarla, para sacar el mejor provecho posible de este fugaz viaje por la existencia.

Ahora bien, ¿Qué significa disfrutar la vida?

La respuesta a esta pregunta depende de las tierras donde uno viva. El mundo afectivo tiene cinco continentes: los áridos e ilusorios terrenos de las emociones. Las duras y escarpadas montañas de los sentimientos. Las hermosas llanuras de las actitudes. Las fascinantes costas de los valores, y el paraíso de los principios.

Cada continente tiene sus habitantes. Y cada uno a su manera tiene su propia versión de lo que significa disfrutar la vida. De igual manera, y como es apenas natural, cada territorio tiene sus propios gobernantes.

En el continente de las emociones por ejemplo, los gobernantes son reyes tiránicos. Mantienen a sus habitantes distraídos con “pan y circo”, a merced de sus caprichos, tanto, que estos habitantes ni siquiera piensan en si mismos a la hora de actuar. Sin ser conscientes, son gobernados por dos jerarcas sumamente poderosos que los mantienen esclavizados: los genes y los memes.

Los genes son mejor conocidos como los instintos y los memes son los reyes de las creencias. Ambos se refuerzan mutuamente. Son aliados para hacerte creer que eres libre, te ofrecen el placer desmedido como la solución a tus problemas, cuando no son más que una vía de escape al dolor que estas padeciendo. Sin que seas del todo consciente te siembran el autoengaño para que le eches a los demás la culpa por tus desgracias. Además, te hacen creer que necesitas Tener para Ser; que necesitas llenar con accesorios el vacio que hay en tu interior. Esos dos reyes le sirven a un perverso dios: el ego.

No obstante, te tengo una buena noticia: no estamos obligados a vivir eternamente en esas tierras!!! Aunque esos tiranos mantienen las fronteras cerradas, tú te puedes sublevar y escapar. Puedes elegir. No es fácil, es una ardua batalla, pero otros que ya escapamos de ese yugo te podemos dar fe que se puede hacer, yo lo hice y por eso te estoy enviando esta carta. Es mi Deber, como lo será también el tuyo cuando te llegue el momento.

Pero el largo viaje hacia el paraíso de los Principios tiene sus etapas. No se llega de la noche a la mañana. La Vida, si nosotros lo queremos, nos va acercado lenta y paulatinamente. Una vez hayas escapado de las tierras del dios ego, es decir del árido e ilusorio continente emocional, el siguiente destino es el continente de los Sentimientos. Para que te vayas haciendo a una idea, este continente es una zona montañosa en el que hay que alcanzar importantes picos, pero cuando llegues a la cima, podrás vislumbrar la hermosa llanura de los Actitudes.

El primer pico que debes escalar es el del Autoconocimiento. Fundamental porque necesitas empezar a comprehender que tipo de Rey eres. Esta parte de la montaña tiene reservada para ti una generosa recompensa: la de saber de dónde vienesen dónde estas y lo más importante, para dónde vas. Para esta escalada vas a  necesitar un equipaje con tres elementos que deberás conocer muy bien: tus afectos, tus creencias y tus prácticas.

El siguiente pico es el de la Autovaloración. Este es muy exigente porque obliga a luchar contra el autoengaño. Requiere tener un fino equilibrio para no caer en los abismos de la supravaloración o de la infravaloración. En el primer caso te evalúas mejor de lo que en realidad eres y en el segundo, te subestimas y desconoces lo bueno que haz hecho. Tu sentido de Autoestima estará acorde a como te evalúes a ti mismo el desempeño que haz tenido en tu viaje por la vida. Tu Autoevaluación y tu Autoestima deberán repercutir sobre tu Autocuidado. Si te evalúas con justicia y te aprecias con generosidad necesariamente te cuidaras mejor. Pero ¡ojo! Aquí no estas todavía a salvo de los alcances del dios ego. En las montañas a veces te puedes encontrar lobos vestidos con piel de oveja que intentan hacerte desistir de tu empeño. Cuando eso suceda, apela a tu conciencia, a lo correcto. Recuerda los momentos difíciles que viviste en esas tierras que estas dejando atrás.

El tercer pico es la Autoadministración. Este es muy importante también porque durante el viaje deberás generar y administrar muy bien tus recursos. Para una aventura de estas características necesitas tres tipos de recursos: afectivos, intelectuales y materiales.

Los Recursos Afectivos son los vínculos. Las personas que son fuente de afecto para ti. Tu pareja, tu hija, tu familia de origen, tus orientadores. Pero sobre todo, tú mismo, la fe y creencia en ti mismo.

Los Recursos Intelectuales son los conocimientos que vayas adquiriendo sobre la Vida, sobre el oficio de Vivir y Convivir con Bien-Estar.

Y los Recursos Materiales son tu tiempo y tu dinero. Nuevamente te recuerdo que no estas a salvo todavía de la influencia de los genes y los memes egoístas. Aunque la escalada de este pico es dura y fatigante, no deberás dormir más de lo necesario. No olvides lo que tu mismo me dijiste: “para dormir tenemos la eternidad”. De modo que a aprovechar el tiempo Rey porque el viaje es largo y hay mucho trabajo por hacer.

Y con respecto al dinero, ten muy presente lo que aprehendas en el pico del Autoconocimiento, allí tomaras conciencia de tus talentos y habilidades. Los cuales, deberás explotar para ponerlos al servicio de la generación de más y mejores recursos monetarios. Además esto tendrá un efecto muy saludable sobre tu Autoestima, te hará sentir útil y capaz.

Por último, para llegar a la cima de este pico necesitas administrar muy bien un recurso que es muy esquivo: tu atención. Hay que mantenerse concentrados, con la energía puesta en la tarea. No te distraigas con el pasado, ni tampoco te hagas películas con el futuro. Mantente en el presente, consciente.

Finalizo esta carta estimado Rey con el Autogobierno. Quizá, el punto más alto de este territorio. O por lo menos para mi ha resultado clave en mi propio viaje. ¿La razón? Conquistar este pico es alcanzar el poder sobre ti mismo. Es darle un golpe de estado a los tiranos genes y memes egoístas. Esto significa, ni mas ni menos, gobernar tres emociones que sin ningún tipo de control hacen estragos en nuestra vida. Te hablo del placer, el miedo y la ira. Si a uno lo domina el placer pierde el año porque lo esclaviza, lo hace adicto. Si a uno lo domina el miedo también pierde el año porque lo paraliza, le bloquea la existencia. Y si a uno lo domina la ira, pierde totalmente el año porque lo puede eliminar del juego de la vida. Te puede enviar a un hospital, a una cárcel o al cementerio antes de tiempo.

Esto es todo por ahora Rey, de los demás territorios te hablaré más adelante si te mantienes firme en tu viaje. La Vida te ha puesto en mi camino y a mí en el tuyo. ¿Te imaginas sumar nuestros talentos en pro de una causa en común? Te veo mucho potencial, creo en ti y por eso te escribo.

Nunca olvides que vinimos a este mundo a algo mucho más grande que crecer, reproducirnos y morir. Vinimos a  Vivir y Convivir con Bien-Estar, a trascender y como te lo expresé en nuestro primer encuentro, esto lo logramos comprendiendo y practicando las reglas del juego de la Vida, a ser diestros en sus tres tableros principales: la pareja, la crianza y el trabajo.

Con iniciado afecto,

Andrés Paz

Formador Afectivo

HABILIDADES PSICOLOGICAS

¿PREOCUPARNOS U OCUPARNOS?

¿Por qué nos preocupamos? ¿Qué es lo que nos quita el sueño? ¿Qué es lo que se apodera de nuestra mente y nos pone a pensar? He llegado a la conclusión que preocuparse es perjudicial para la salud, lo  más sano es ocuparse.

La preocupación es prima-hermana de la inquietud. Cuando un “problema” te da vueltas en la cabeza te llenas de ansiedad, te pones inquieto, no hallas que hacer; y esto puede resultar bastante peligroso, porque si te descuidas, corres el riesgo de quedar atrapado en un Circulo Vicioso. Las preocupaciones te llevan a tener pensamientos negativos, éstos, a experimentar emociones negativas, y la mezcla de ambos necesariamente repercute sobre nuestro comportamiento. Inevitablemente nuestras acciones son más erradas, nuestro desempeño en nuestros Roles Vitales se afecta y llega la baja en la Autoestima, se apodera de ti el estrés, empieza el cortisol a hacer estragos en tu sistema inmunológico y así sucesivamente. Atrapados y con la angustiosa sensación de hallarse en un callejón sin salida.

Quizá, de los Escenarios de Interacción, el que más puede llegar a preocuparnos es el Trabajo. Este escenario exige  el despliegue de Habilidades Psicológicas que de no tenerlas cultivadas puede traernos serias complicaciones en la vida. Pienso en estos momentos por ejemplo en el Autogobierno. Según lo relata un experto en estos temas: “en el trabajo, la demostración máxima de responsabilidad personal puede ser tomar el mando de nuestro propio estado de animo. El humor ejerce una atracción poderosa sobre el pensamiento, la memoria y la percepción. Cuando estamos enojados recordamos con más facilidad los incidentes que apoyan nuestra ira, los pensamientos se concentran en el objeto de nuestro enojo y la irritabilidad altera de tal modo nuestra visión del mundo que un comentario benigno puede parecernos hostil. Resistirse a esta despótica cualidad del humor es esencial para trabajar productivamente.”[1]

Tomar el mando sobre nuestro estado de ánimo significa Autodominarse. Y otro ejemplo habitual es el manejo del tiempo: “para respetar un horario cotidiano se requiere Autodominio, así sólo sea para resistir las demandas que parecen urgentes -aunque en realidad son triviales- o la carnada de los placeres y las distracciones que nos hacen perder tiempo.”[2]

Y esa perdida de tiempo, mas el sucumbir a los embates de la ira, es lo que nos va desgastando psicológicamente, hasta llevarnos a la preocupación crónica. Este tipo de preocupación se manifiesta como una sensación de impotencia, la cual “con respecto a las presiones laborales es perniciosa por si sola. Entre empleados y pequeños comerciantes, los que tienen una fuerte sensación de manejar lo que les sucede en la vida tienden a enojarse, deprimirse o agitarse menos cuando se enfrentan a conflictos y tensiones en el trabajo, pero quienes se sienten faltos de control son más propensos a inquietarse y hasta renunciar.”[3]

El Escenario Trabajo puede ser una fuente de mucha satisfacción en nuestra vida. Sin embargo, cuando se nos sale de las manos la preocupación que entraña el sentir que no estamos siendo productivos o que estamos teniendo muchas dificultades con las personas que interactuamos en este escenario, puede incluso llegar a enfermarnos. Sobre este particular, se ha encontrado que tener dificultades con un superior causa el estrés suficiente para disminuir la resistencia inmunológica. De hecho, en los vínculos anatómicos recientemente descubiertos entre el cerebro y el cuerpo, que conectan el estado mental con la salud física; los centros emocionales desempeñan el papel crítico, pues tienen la red más rica en conexiones con el sistema inmunológico y el cardiovascular. Estos vínculos biológicos explican por qué los sentimientos inquietantes (tristeza, frustración, enojo, tensión, ansiedad intensa) duplican el riesgo de que un cardiaco pueda experimentar una peligrosa disminución del flujo de sangre al corazón a pocas horas de haber experimentado esos sentimientos. Estas disminuciones pueden, en ocasiones, provocar un ataque cardiaco.[4]

Ante este gris panorama la realidad es una sola y está muy clara. Para salir de ese dañoso Circulo Vicioso de la preocupación, debemos, o más bien, tenemos que dejar de pre-ocuparnos y en su lugar, OCUPARNOS en la solución de esas inquietudes que no nos dejan estar tranquilos. Desde la Formación Afectiva, dicha solución pasa por el cultivo y practica de Habilidades Psicológicas que nos ayudan a ingresar en un Circulo Virtuoso de una mayor Productividad Personal y un manejo adecuado de nuestros estados de ánimo.

Así las cosas, lo primero que debemos hacer es ejercitarnos en el habito de ser conscientes de nuestras emociones. Incluso, “el solo hecho de traer a la conciencia los sentimientos ocultos puede tener efectos saludables”[5]. Una Habilidad Psicológica como el Autoconocimiento “resulta ser una habilidad clave para manejar el estrés. Cuanto mejor podamos monitorear nuestras alteraciones emocionales, mas rápido nos recuperaremos de la inquietud.”[6]

Las personas mas hábiles para manejar la inquietud –y por ende la preocupación- suelen utilizar alguna técnica a la que recurren cuando es necesario. Ya sea un largo baño, un rato de ejercicio físico o una sesión de yoga.[7] En mi caso personal es escribir. He tomado conciencia que escribir me relaja, me hace sentir que he aprovechado el tiempo, que he sido productivo y cuando experimento esto, las demás actividades las llevo a cabo con mayor tranquilidad y efectividad. Como Formar en los buses por ejemplo.

Contar con uno de esos métodos de relajación no nos salvará de sentirnos nerviosos e inquietos de vez en cuando. Pero la practica cotidiana regular parece reacomodar el punto de activación de la amígdala, haciéndola menos fácil de provocar. Este ejercicio de reacomodamiento neural nos brinda la capacidad de recobrarnos con mas celeridad de los asaltos de la amígdala, además de tornarnos menos propensos a ellos. El resultado neto es que somos menos susceptibles a la inquietud – y por lo tanto a la preocupación- y sus ataques son más breves.[8]

En conclusión, ser hábil psicológicamente es pre-ocuparse menos y ocuparse mas. ¿No crees? Te dejo un abrazo y si quieres aprehender Habilidades Psicológicas, aquí nos puedes encontrar. Hemos dedicado el 100% de nuestras vidas a su estudio, cultivo y desarrollo, de modo que con mucho gusto te podemos compartir lo que hemos aprehendido.

Montañas de Soacha, 2:30pm


[1] Daniel Goleman “La Inteligencia Emocional en la Empresa” Editorial Vergara. Buenos Aires, 2000, pag 113.
[2] Ibid pag 112
[3] Ibid pag 114
[4] Ibid pag 115
[5] Ibid
[6] Ibid pag 116
[7] Ibid
[8] Ibid
EL MUNDO DE LA PAREJA

TENER UNA AMANTE ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD AFECTIVA (Reflexión # 1)

Uno de los más potentes beneficios de cultivar la Positividad es que amplia nuestra mente. Alimentarse de Emociones Positivas nos permite tener una mayor apertura, poco a poco nos va liberando de las cadenas, de la tiranía de nuestros genes y nuestros memes.

Hoy voy a hablarte de una esclavitud; de un comportamiento que nuestra sociedad de consumo celebra y padece. Quizá mi postura sea políticamente incorrecta, incluso corre el riesgo de ser tildada de moralista y mojigata. Sin embargo, dados los problemas individuales, familiares y sociales que dicho fenómeno causa, bien vale la pena atreverse a reflexionar al respecto.

Empecemos pues por la tesis:

“Tener una amante es perjudicial para la salud”

Para no dar lugar a interpretaciones “romanticonas” del concepto, entiéndase por amante a la moza, querida, concubina, vacilón, arrocito en bajo, tinieblo, amigos especiales, etc…

¿Por qué es tan perjudicial para la salud mental y afectiva tener una amante?

En primer lugar, arranquemos con el componente biológico del fenómeno.

Quien se busca una amante esta ávido de experimentar emociones intensas. Al principio, la dopamina es la recompensa por alcanzar el objetivo, entonces sentimos un gran placer –efímero por demás-, pero detrás de éste –en la gran mayoría de los casos- viene la culpa y con ella el estrés, es decir, la cortisol liberada por las glándulas suprarrenales cuando estamos expuestos a algo que psicológicamente nos inquieta; esconder la pilatuna, inventar mentiras, planear coartadas. Todos estos actos demandan el gasto de una gran cantidad de energía psíquica, e inevitablemente activan otra emoción: el miedo a hallarnos descubiertos.

Psicológicamente hablando, se pone en evidencia la fragilidad afectiva de quienes participan de esta tragicomedia. Cuando una mujer se presta para el juego básicamente son varios los motivos que la mueven: una profunda soledad, una baja Autoestima, un pobre Autocuidado o en su defecto, el deseo de mejorar sus condiciones materiales a través de los recursos que le provee su interlocutor.

Los hombres buscan novedad y si es necesario pagar por ella, se hace. Aunque hoy en día tampoco es extraño ver hombres que también sucumben al metálico con damas maduras. En ambos casos se pone en evidencia su falta de Autogobierno.

Ambos actores, finalmente son egoístas, solo actúan pensando en sus propios intereses.

A la larga esta es una dinámica que atrapa porque dichas relaciones se ven envueltas en una lógica de consumo, de usar y “tirar”, nos vamos convirtiendo en marionetas desechables, y esto, inevitablemente tarde o temprano pasa la cuenta de cobro.

Y aquí es donde entra el componente sociológico.

La infidelidad es la segunda causa de divorcio después de la infertilidad. Cuando explota la bomba aparece la tragedia; lo peor es que es una catástrofe psicológica cuyos daños colaterales dejan a su paso víctimas inocentes. Los más de ellos: nuestros hijos, a quienes decimos “amar”, por quienes aparentemente damos la vida; son ellos los que más sufren, son ellos lo que terminan pagando los platos rotos por nuestra incompetencia afectiva.

Cuando tenemos una amante no solamente engañamos a nuestra pareja, también a nuestros hijos y lo peor del caso: a nosotros mismos. Claro, somos muy hábiles para hallar excusas, construir sofisticadas justificaciones, como la que alguna vez le escuche a un actorcito mexicano: “se es infiel porque se busca por fuera lo que no hay en casa” falso!!!, yo diría más bien que se es infiel porque buscamos por fuera lo que no hay en nosotros mismos.

Desde que existimos como especie e incluso más atrás, la infidelidad ha estado siempre presente. No fuimos diseñados para ser monógamos por naturaleza, la promiscuidad viene programada en nuestros genes, esa es nuestra animalidad; pero la buena noticia es que podemos alterar esa programación, de hecho, es eso lo que nos hace humanos.

Aprehender a construir vínculos sanos, afectivamente estables, debería ser una apuesta de nuestra sociedad. Propósito que nos beneficia como individuos, pero también como parejas, padres, ciudadanos. Basta con revisar los datos de Medicina Legal para encontrar toda la cantidad de delitos relacionados con el solo hecho de tener una amante: crímenes pasionales, suicidios, violencia intrafamiliar, maltrato infantil y un largo etc.

Cuando una familia se rompe es como si un órgano de nuestro cuerpo se afectara, si es verdad que las sociedades son sistemas complejos, quiere decir que éstas también se enferman, desarrollan patologías sociales y el origen de muchas de esas patologías está precisamente en las familias rotas, en los hijos que se quedan sin padres, sin tutores afectivos, sin adultos equilibrados que los preparen para sobrevivir, vivir y convivir, quedando así como casi seguros candidatos a engrosar las filas de los denominados antisociales: adictos, asesinos, suicidas, ladrones, delincuentes de todo tipo, desde el más callejero, hasta el más encopetado de cuello blanco. ¿No lo vemos a diario en las noticias? ¿No sientes Tú los efectos?

Por todo lo anterior y por muchos motivos más que poco a poco iremos desarrollando, es que tener una amante es perjudicial para la  salud, no sólo del individuo, sino de la familia y la sociedad en general.

Por eso es que no voy a tener una amante y como bien dirían los Talentosos de Shakira y Alejandro Saenz:

“Te lo agradezco, pero no”