Publicado en IDENTIDAD, PSICOLOGIA DE LA VIDA

HE DESCUBIERTO POR FIN MI IDENTIDAD

ANDRES PAZ

“Tu identidad es algo que se descubre, no se inventa”

Andrés Pérez Ortega

“Se tu mismo sabiendo quien eres”

Pindaro

 

“Tu identidad es algo que se descubre, no se inventa”

Andrés Pérez Ortega

“Se tu mismo sabiendo quien eres”

Pindaro

¿Cuál es tu identidad?

¿Sabes en realidad quién eres?

En mi trabajo como Terapeuta he podido constatar que una de las mayores crisis vitales de la existencia es la crisis de identidad. No tener claridad de dónde se viene, en dónde se está y para dónde se va; ser como un barco a la deriva, vivir solamente para subsistir.

Como bien lo enseñara Viktor Frankl, somos seres humanos en busca de sentido, el sentido es la identidad, la claridad de lo que somos, queremos y podemos.

Ahora bien, la pregunta que surge en este instante es:

¿Cómo descubrir tu identidad?

Llevo años en esta tarea vital. A lo mejor esta es una de las razones por las que entré al mundo de la Psicología hace ya 15 años. En el segundo semestre de 1999 empecé esa búsqueda en la Universidad Católica de Colombia.

Cuando egresé en el 2004, salí más confundido que cuando ingresé. De hecho, con una profunda crisis de identidad, tanto que llegué a pensar que la Psicología no era lo mío, entonces me incliné por el mundo del Derecho, otra vez en la misma universidad. Tres semestres me duró esa aventura. Seguía igual de confundido, naufragando por la Vida.

En septiembre de 2008 llegó mi salvavidas. Entré en contacto con la Psicología Afectiva y empecé a cultivar una relación con el que hoy es uno de mis dos mentores y Guías Vitales: Miguel De Zubiría.

En los terrenos de la Psicología Afectiva encontré una herramienta poderosa para descubrir la identidad: el Autoconocimiento. Desde entonces he venido descubriendo pieza por pieza de este rompecabezas de mi propia identidad personal.

Conocerse es una Práctica Psicológica Afectiva, el fruto del cultivo de esta práctica es la comprensión de ti mismo. Es el descubrimiento de tu identidad.

Cuando empezamos a comprendernos, el barco de nuestra vida toma otro rumbo. De hecho, adquiere un destino. Un lugar hacia donde dirigirse. El combustible afectivo de esta nueva etapa vital es una potente mezcla de amor propio, autoconfianza, y seguridad.

La comprensión que tengas de ti mismo va a determinar lo que sientas por ti,  y lo que sientas por ti va a determinar lo que hagas por ti y por los demás.

Lo mejor que puedes hacer por ti es conocerte y comprenderte.

El tiempo que inviertas en esta tarea vital nunca será en vano porque entre más te ejercites en el cultivo de esta práctica, más sentido le encontrarás a tu vida, y entre más sentido tenga tu vida, más recursos vitales cosecharás; más amor, sabiduría y pan obtendrás; con estos recursos nutrirás tu identidad y crecerás como ser humano.

Así las cosas, me propongo con este relato compartirte lo que he descubierto de mi mismo; mi propia identidad, no como un ejercicio egocéntrico, sino como una manera de mostrarte los frutos que se pueden cosechar cuando se cultiva esta práctica de forma constante, consistente y consciente.

Los elementos que hasta la fecha he descubierto de mi identidad son los siguientes:

DON

La palabra.

VOCACIÓN

La Psicología.

OFICIO

Formador Psicológico

PROFESIÓN

Psicólogo

TRABAJO

  • Escritos Psicológicos
  • Formación Psicológica
  • Orientación Psicológica
  • Terapia Psicológica
  • Conferencias Psicológicas
  • Consultoría Psicológica

TEMA VITAL

Psicología de la Vida.

MENSAJE VITAL

Todos los seres humanos han nacido para ser Grandes, para Crecer, no solo física, sino también psicológica y espiritualmente. Este es el sentido de la Vida, Crecer.

CORRIENTE PSICOLÓGICA

Psicología Positiva

PRACTICA PSICOLÓGICA

Psicología Afectiva

PROPÓSITO VITAL

Explorar la vida psicológica de los seres humanos.

CAUSA

Formación Psicológica para la vida adulta.

VISIÓN

Veo una sociedad en la que la Formación Psicológica para la vida adulta, será una práctica cultural que estará presente en todas las instituciones sociales.

MISIÓN

Ayudar a construir y divulgar un sistema de Formación Psicológica para la vida adulta.

LEMA

Tu Bienestar es mi Bienestar.

HIMNO

Caminante no hay camino…

PARADIGMAS

COMUNIDADES

NICHO SOCIAL

FILOSOFÍA DE VIDA

Creo que la Vida es un cultivo en el que cada individuo debe trabajar con ahínco para cosechar el alimento vital necesario para su crecimiento como ser humano. Así mismo, creo que los más valiosos terrenos vitales que se pueden cultivar a lo largo de la existencia son:

  • La Vida Familiar
  • La Vida Laboral
  • La Vida Social
  • La Vida de Pareja
  • La Vida Personal

PROYECTOS DE VIDA

  • Ayudar a edificar una Tribu Familiar.
  • Cultivar una carrera profesional como formador, orientador, terapeuta, conferencista, escritor y consultor.
  • Construir una Comunidad Psicológica para crear una red de Escuelas de Formación Psicológica para la Vida.
  • Tejer una Vida de Pareja que sea fuente de gratificaciones, satisfacciones y placeres.
  • Descubrir y desarrollar una identidad personal para navegar con fluidez por la Vida.

RELIGIÓN

La Vida

HISTORIA DE VIDA

  • Familiar
  • Laboral
  • Social
  • De Pareja
  • Personal

PENSAMIENTOS

  • Conceptos
  • Reflexiones
  • Meditaciones

 

Anuncios
Publicado en ANDRES PAZ, AUTONOMÍA VITAL, PSICOLOGÍA AFECTIVA

¿CÓMO SABER SI TU CONCIENCIA ESTA DORMIDA O DESPIERTA?


“No nos mueven los pies, nos mueve la mente”

Antiguo proverbio chino

 

El piloto automático de una Conciencia dormida es el egoísmo. Las emociones son el combustible que mueve nuestras vidas.

El problema es que las emociones no son buenas consejeras.

Cuando actuamos movidos por la culpa, el miedo, la ira, o el placer, solemos estrellarnos y como estamos dormidos, el ego nos lleva siempre a echarle la culpa a los demás de nuestras estrelladas.

Hay que despertar la Mente y por ende la Conciencia, para que se ponga al volante de nuestra vida. Y una vez despierta hay que trabajar arduamente para no dejarla dormir.

No dejar dormir la Mente significa mantenerla despierta  practicando la Autovaloración, el Autoconocimiento y la Autoadministración. De esta manera el combustible de nuestra Vida será mucho mas refinado, ya no nos moverán las básicas emociones, sino nuestros sentimientos.

El primero de esos sentimientos que moverá nuestra vida será el amor propio.

Si yo me amo a mi mismo, podré amar a los demás.

Si no me amo a mi mismo, dependeré del amor de los demás.

Es preferible amarse a si mismo y a los demás, que amargarse a si mismo y mendigarle amor a los demás.

Quien se ama a si mismo no mendiga amor, da.

Quien se ama a si mismo se valora, se cuida, se corrige y se mejora. Se queja menos y actúa más. Deja de  buscar culpables y asume su responsabilidad.

El segundo de estos sentimientos es la confianza en si mismo.

Esta confianza en si mismo se reafirma cuando se tiene fe en si mismo, cuando se cree en si mismo; en lo que se es, en lo que se estudia, en lo que se sabe, en lo que se intuye, en lo que se hace.

Quien confía en si mismo se conoce, se comprende. Sabe lo que tiene y lo que le falta. No duda de si mismo. Sabe de dónde viene, en dónde esta y para dónde va.

Con amor propio y con confianza propia, se tiene la fuerza de Voluntad suficiente para administrar con eficacia los dos recursos vitales más escasos que tenemos: nuestro tiempo y nuestra atención.

Quien se administra con eficacia obtiene la recompensa de la Autonomía.

Ser Autónomo es una nutritiva fuente de satisfacción.

Ser Autónomo es experimentar un profundo sentimiento de valía personal, familiar, comunitaria y social.

En este punto la conciencia esta despierta y va disfrutando tanto del viaje por la Vida, que prefiere no volver a dormir.

Cuando la conciencia esta despierta el viaje hacia la plenitud existencial se vuelve una realidad en nuestras vidas. Dejamos de soñar y desear y empezamos a vivir, a crear una Vida Autónoma.

A partir de la Autonomía el combustible de nuestras vidas son las emociones positivas, los sentimientos positivos y la mezcla de estos da como origen un combustible existencial mucho más poderoso: las Actitudes.

Una conciencia movida por actitudes es una conciencia que empieza a ser altruista. Es una conciencia que empieza a sentir a los demás, a pensar en los demás, a actuar por los demás, en pocas palabras, es una conciencia empática.

Es la empatía la que nos permite crear conexión afectiva con los demás.

Es la empatía una deliciosa y nutritiva fuente de gratificaciones. Recompensa de aquellos que logran sentir la Vida como lo que es, no como lo que aparenta.

Y tú ¿Ya despertaste o aun sigues soñando?

La Vida no mejora con deseos sino con propósitos y el mayor de ellos ha de ser la conquista de tu Autonomía. Ha de ser tu evolución afectiva, intelectual y material.

¿No crees?

Publicado en AMOR, ANDRES PAZ, Escuela Taller de Psicología Afectiva y Formación Afectiva, SABIDURIA

LA CARENCIA EXISTENCIAL -MAS QUE LA FALTA DE DINERO ES LA FALTA DE SABIDURÍA PRACTICA-

La pobreza intelectual engendra la pobreza afectiva y la pobreza material.

Cuando hablo de pobreza intelectual no me refiero a la carencia de conocimientos, sino a la carencia de Sabiduría Practica.

Hay personas que saben mucho de las cosas, pero poco de si mismos y de los otros.

Quien carece del conocimiento de si mismo y de los otros, carece de Sabiduría Practica.

Quien carece de Sabiduría Practica, cree erróneamente que sus problemas existenciales son solo cuestión de economía.

Quien carece de Sabiduría Practica cree erróneamente que si superan sus carencias materiales, volverá la tranquilidad a su vida y podrá satisfacer sus carencias afectivas e intelectuales.

No!!!! El problema no es de dinero, el problema es de Sabiduría Practica, de carecer de ella para afrontar los retos de la Vida.

Y uno de esos retos es la cuestión material.

El problema es que cuando se tiene carencia material, no se tiende a pensar con la cabeza sino con el estomago.

Y cuando se piensa con el estomago, no eres tu el que actúa, son tus instintos.

Y los instintos actúan a través de tus emociones.

Y el miedo se apodera de ti. Por eso es que te aferras a quien te ofrece la posibilidad de llenar tu estomago. Pero esto es una ilusión. Así nunca llenaras tu estomago. En cambio si llenaras los bolsillos de ese ilusionista que te pinta pajaritos en el aire.

La sabiduría de las abuelas es muy clara cuando afirma: “quien juega por necesidad, pierde por obligación”.

No son tus miedos los que te van a sacar de tu carencia material, sino tus pasiones. Es lo que te gusta, es lo que disfrutas, es lo que mejor haces, es para lo que naciste, es lo que el mundo necesita de ti.

Y el mundo es tu mundo. Es tu entorno, es tu Tribu Familiar, son tus amigos, tus colegas. Las personas que esperan de ti no una oportunidad de negocio, sino una oportunidad de Vida, de aprehender el Juego de la Vida. De cultivar su Sabiduría Practica. De conquistar su Autonomía.

Entonces, si quieres empezar a resolver ese problema material de una vez por todas, no pienses mas con el estomago, ahora piensa con tu corazón. Hazle mas caso a tus intuiciones y menos a tus miedos.

Sabiduría Practica es saber elegir. Saber jugar este fascinante Juego de la Vida. Saber ejecutar los movimientos adecuados.

Sientes que estas en crisis, ¿verdad?

Pues bien, la crisis es una gran oportunidad.

Significa que se avecina un profundo cambio en tu Vida.

En este instante experimentas un dilema existencial. Tienes frente a ti dos caminos.

El uno te ofrece una ilusión. Quien te atrae a ese camino sabe que tienes miedo. Mucho miedo. Y por eso te pinta un mundo lleno de prosperidad material, de supuesta “libertad financiera”.

Y para calmar aun más ese miedo, ese ilusionista te dice que una vez resueltas tus carencias materiales, puedes empezar a practicar la solidaridad, ayudar a los demás. Combatir la pobreza material de los demás, entonces reviste su ilusión de “noble causa”. Te hace creer que le estas aportando al mundo. Como careces de Sabiduría Practica, terminas atrapada por esa ilusión, porque serás incapaz de distinguir la fantasía de la realidad.

El otro camino entonces es el camino de la Sabiduría Practica. De aprehender las reglas del Juego de la Vida. De satisfacer tus carencias intelectuales.

Este camino no te ofrece “libertad financiera”, te ofrece algo mucho mejor y sobre todo,  real:

Te ofrece Libertad Personal.

Te ofrece Bien-Estar.

Te ofrece conocimientos vitales

Y te ofrece Trabajo.

Si aprehendes a Valorarte, Conocerte, Administrarte, Motivarte y  Gobernarte, aprehenderás a tomar buenas decisiones. A hacer buenas jugadas vitales.

Aprehenderás a jugar el Juego de la Vida!!!!

Y si lo aprehendes, atraerás para tu Vida los recursos necesarios para satisfacer tus carencias afectivas.

El primero de esos recursos es el amor propio. Es creer en ti, es confiar en ti, es cuidarte.

Y cuando hay amor propio empiezas a atraer el amor de los demás, pero un amor real, no ilusorio. Las personas te empezaran a buscar.

Satisfechas tus carencias afectivas, empezaras a satisfacer tus carencias materiales. Porque esas personas que te buscan querrán que los orientes, y sobre todo, que los formes. Que les enseñes lo que sabes.

Eso representará para ti gran satisfacción. Propia de quienes experimentan que son útiles para los demás, no útiles de los demás, como ocurre con el cuento de la “libertad financiera”.

Así las cosas, este camino que hoy te muestro nuevamente, te ofrece la posibilidad de alimentar primero tu corazón (afecto), luego tu Mente y tu Conciencia (Sabiduría Practica) y por ultimo tu estomago (Trabajo con Sentido. Y con trabajo, hay dinero).

Primero lo primero.

Recuerda: piensa con tu corazón, no con tu estomago.

La paradoja es que cuando se piensa con el corazón, se abre la puerta para resolver el hambre del estomago.

Hazle caso a tu intuición, no a tu emoción, es decir a tu miedo.

Y no olvides que la carencia existencial más que la falta de dinero es la falta de Sabiduría Practica.

Publicado en ANDRES PAZ, MI TRABAJO, PSICOLOGÍA AFECTIVA, QUE HAGO

¿QUÉ HAGO? -MI TRABAJO- 1/6

PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO
PSICÓLOGO AFECTIVO DE PROFESIÓN Y FORMADOR AFECTIVO DE OFICIO

“Muy pocas personas pueden empezar totalmente nuevas líneas de trabajo. La mayoría de las personas creativas no siguen una profesión establecida, sino que inventan su trabajo a medida que lo hacen.”

Mihaly Csikzentmihalyi

-Aprender a fluir-

Una vez definida la Geometría de mi Vida, es decir lo Qué Soy, lo Qué Estudio, lo Qué Se y lo Qué Hago, ahora la tarea es desarrollar cada uno de esos elementos que constituyen mi Sistema de Orientación y Formación Existencial.

Intuyo que debo empezar por lo Qué Hago, esto es, por mi Trabajo.

Aristóteles enseñó que nuestra realización personal como seres humanos reside en nuestro interior y no depende de nada externo. También, que todos tenemos un Talento, y que para desarrollar ese  Talento, es necesario adquirir hábitos virtuosos y corregir los hábitos viciosos.

Yo creo fervorosamente en lo que enseñó el gran Aristóteles.

Sentirse pleno en la Vida, es decir, realizarse como ser humano, pasa por comprender que debemos asumir la responsabilidad en la conducción de nuestra Vida.

Debemos ser responsables de nosotros mismos.

Nadie hará por Ti, lo que no hagas por Ti mismo.

Cuando uno comprende esto se libera de las dependencias malsanas.

Una de esas dependencias absurdas, sobre todo en estos tiempos, es la dependencia a un empleo, a un salario, a la renovación de un contrato.

Yo renuncié a esa dependencia y preferí emprender mi lucha personal hacia la conquista de la Autonomía. Sabia que este logro estaba en mis manos, y aunque para la época en que tomé la decisión (octubre de 2006), no tenia ni idea cómo hacerlo, estaba convencido que tenia que dar el salto. La satisfacción conmigo mismo dependía del emprendimiento de esa tarea existencial.

Han pasado ya siete años, y durante este tiempo descubrí mi Talento: lo mío es Orientar, Formar y Liderar. Este es mi Trabajo, esta es la labor de mi Vida. Para esto nací.

Los hábitos virtuosos a los que hace referencia Aristóteles, son los que José Antonio Marina llama hábitos afectivos, cognitivos y operativos. Estos son los hábitos que hay que cultivar para desarrollar cualquier tipo de Talento.

Visto desde la Psicología Afectiva, los hábitos afectivos son el Autoconocimiento, la Autovaloración y la Autoadministracion.

El Autoconocimiento es la llave que abre la puerta del Talento. Conocer lo que nos gusta, lo que se nos facilita, lo que disfrutamos. Lo que la Vida nos ha puesto en el camino. Practicar el Autoconocimiento indudablemente nos permite descubrir nuestro Talento.

Toda esa información que recogemos de nosotros mismos es necesario evaluarla. En este punto hay que tener cuidado con no caer en ningún extremo; ni en la supravaloración, es decir, creernos mas de lo que realmente somos, ni en la infravaloración, esto es, creernos menos de lo que realmente somos.

Se requiere equilibrio, y éste solo se logra con la práctica. Mucha practica. El Talento es práctica. Por lo tanto, cualquiera lo puede desarrollar. Es solo cuestión de Voluntad. No es privilegio de unos pocos, es un derecho de Todos. Pero es un derecho que toca conquistar.     

Administrarse significa ejercer un férreo control sobre nuestros dos recursos materiales más escasos y volátiles: el tiempo y la atención.

Tenemos una marcada tendencia a malgastar nuestro tiempo, a desperdiciarlo. Tratamos el tiempo como si fuera un recurso renovable. Vivimos como si no fuéramos a morir, y se nos escapa el tiempo como el agua entre los dedos.

Cuando se esta en la lucha por conquistar la Autonomía, la Autoadministración es clave. Dos son los enemigos a vencer: la pereza y la falta de concentración. Estos dos hábitos viciosos que apareados engendran la corrosiva postergación o procastrinacion, nos mantienen atados. Nos condenan a la eterna dependencia.

Con respecto a los hábitos cognitivos, estos son el cultivo de la Mente. ¿Y como se cultiva la Mente?

Leyendo y escribiendo.

Estas son justamente dos de mis máximas pasiones. Leer y escribir. Cuando tomé conciencia de mi tercera pasión, en ese momento descubrí mi Talento.

Mi tercera pasión es Orientar y Formar.

El Talento va de la mano de las pasiones, de hecho, ser Talentoso es ser apasionado.

Cuando uno Orienta y Forma, necesariamente Lidera. Este es Mi Trabajo, esta es mi responsabilidad.

Practicar el Autoconocimiento me ayudó a comprehender que lo mío es la Orientación Existencial; de las mujeres en general y de las psicólogas en particular. Sean estas profesionales o estudiantes.

¿Por qué mujeres? Y ¿Por qué psicólogas? De esto daré cuenta en el próximo relato.

Por lo pronto, solo me resta señalar que la Formación Existencial la llevo a cabo a través de mis Conferencias, en las que comparto mis experiencias y conocimientos en esto de la Conquista de la Autonomía Vital. Un logro cuya última etapa me tomó 7 años, pero que en realidad fue un viaje que empecé hace ya 20 años cuando teniendo 12, me enfrente a mi primer dilema existencial que me llevó a salir de casa a buscar mi destino.

El tercer y último componente de Mi Trabajo esta centrado en la Escuela-Taller de Psicología Afectiva y Formación Afectiva.  Esta es una Institución Formativa que he creado para enseñarle a mis colegas todo el modelo de Orientación y Formación Existencial que he diseñado y que es la base de Mi Trabajo y puede ser también la base del suyo.

Un Trabajo Autónomo y con Sentido cuya meta es el Bien-Estar de mis colegas.

Un Bien-Estar que, acorde con mi propia experiencia, pasa por la Conquista de la Autonomía Vital.

Y cuando hablo de Autonomía Vital me refiero a la Autonomía Afectiva, Intelectual y Material.

Me refiero a disfrutar una Vida Autónoma. En contraposición a padecer una vida dependiente.

Conquistar la Autonomía Afectiva significa liberarnos de nuestras dependencias afectivas. Nuestros miedos, culpas, iras, inseguridades, desconfianzas, celos, apegos, resentimientos, odios y obsesiones. Al igual que de corrosivos hábitos como la pereza, la postergación y la desconcentración.

Conquistar la Autonomía Intelectual significa liberarnos de las falsas creencias, los prejuicios y los dogmas que dificultan la relación con nosotros mismos y con los demás.

Y conquistar la Autonomía Material significa liberarnos de la dependencia a un empleo paupérrimamente remunerado. Un empleo que consume nuestros valiosos y escasos recursos de tiempo y atención a cambio de muy poco. No solo en términos de dinero sino en términos de valoración y de evolución intelectual.

Esta es pues, una somera introducción a lo Qué Hago. Poco a poco iré profundizando y mostrándote este modelo de vida, conceptual y de trabajo que te puede ayudar a Conquistar tu Autonomía.

Tal y como lo está haciendo conmigo.

Publicado en ANDRES PAZ, CARTAS AL MAESTRO, MIGUEL DE ZUBIRIA

“Es muy bella esta carta, la más de todas.” Carta de respuesta de mi maestro Miguel De Zubiria

Con mi maestro Miguel De Zubiria Samper

El 17 de mayo tuve un encuentro muy agradable con mi maestro Miguel De Zubiria. Fue tan impactante y definitiva para mi esa experiencia que me vi en la necesidad de escribirle una carta al maestro donde le expresaba mis impresiones de ese encuentro.

Pues bien, el maestro me ha contestado y esta es la carta que me ha enviado.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Mi muy querido discípulo:

Es muy bella esta carta, la más de todas. Por esto me demore tanto en responderla, a fin de degustarla, revisarla, reflexionarla,… y lograr decir algo sensato.

Cuando adviertes que otra opción definitiva para nuestra bella psicología es la de “…formar la Mente, estructurarla, prepararla para afrontar los grandes retos de la existencia”, hay dos aspectos relacionados muy cercanos entre si: la pedagogía afectiva y la psicología afectiva.

Para mi la primera es la definitiva, pues se ocupa de enseñar, no a uno ni a otro, sino a inmensa cantidad de niños y jóvenes a desplegar sus potencialidades humanas; unas de las cuales, no las más importantes, son las cualidades intelectuales. Más que a curar, y más que a prevenir a FORMAR. Por supuesto, que esta tiene que ser la tarea colosal de futuro, hoy con internet las posibilidades son infinitas.

La psicología afectiva se ocupa principalmente de estudiar la génesis de las cualidades humanas, de sus factores propiciadores o frenos. Por ejemplo, la génesis del entusiasmo o de la bondad. Asunto en el cual estamos absolutamente atrasados.

Conocimiento con dos magníficas aplicaciones. La primera, la orientación existencial, que hoy prefiero denominar AUTO DISEÑO. Palabra que ira agregando significado durante los próximos años, personalmente no veo otra labor más útil, necesaria, práctica que esta. De ello trata la existencia humana, de conocernos, valorarnos a fin de tomar las mejores decisiones para llevar magníficas vidas. Las mejores para nosotros, los nuestros y los demás.

Muy bien lo dices: “Los psicólogos necesitamos psicólogo. Pero no porque  estemos “locos”, sino porque requerimos de la guía y orientación de quienes ya han recorrido un camino vital, conceptual y social. Orientación existencial. Desde que me encontré con la Psicología Afectiva este ha sido mi propósito, darle forma a mi mentecrearme a mi mismo”.

La tesis de las 12 enseñanzas es poderosa. Sin embargo, hay un hecho práctico de la vida actual: todos tenemos muy poco tiempo. Te propongo, en paralelo, desarrollar un sistema de orientación existencial preciso, puntual, barato, de solo tres a cuatro sesiones, ya has trabajado en ello. Tremendamente personalizado, e industrial a la vez, que a mediano plazo podría subirse a internet. Una especie de auto diagnóstico mecánico para un carro.

 Sesión 1. Auto conocimiento 

 ¿Cómo estoy existencialmente?

 Sesión 2. Auto valoración

 Mis potencialidades y mis vacios esenciales

 Sesión 3. Auto diseño               

 Armo un programa de auto mejora

 Sesión 4. Supervisión

 Lo ejecuto con indicadores precisos

 Me cuentas, mil gracias por tu bella carta

Miguel

Publicado en ANDRES PAZ, OBRA EXISTENCIAL

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE MI VIDA?

“…uno de los mejores predictores de felicidad es si una persona considera que su vida tiene un propósito. Sin un propósito claramente definido, siete de diez individuos no se sienten a gusto con su vida; con un propósito, casi siete de cada diez se sienten satisfechos.. Vivir una vida feliz como adulto es como tratar de conseguir un helado cuando se es un niño. Usted debe saber qué quiere y utilizar una estrategia para conseguirlo”[1].

[1] David Niven (2003) Los 100 Secretos de la Gente Feliz. Editorial Norma.

Practicar el Autoconocimiento me hizo tomar conciencia que yo nací para crear una Obra Existencial, este es el propósito de mi vida. Cada día de mi existencia lo estoy dedicando a la construcción de una Obra Vital, mi Tribu Familiar. No obstante las dificultades que esto conlleva, son más las satisfacciones que se experimentan cuando se vive rodeado de personas que te aman genuinamente y que por lo tanto, están aportándote desinteresadamente en tu evolución como ser humano.

Con la tranquilidad que proporciona el vivir en el seno de una Tribu Familiar, estoy trabajando en la construcción de una Obra Conceptual. Mi mente está enfocada en investigar y aprehender cómo es que funcionamos afectivamente los seres humanos.

El Mundo Afectivo humano es un mundo al que las ciencias biológicas, psicologías, socioantropologicas y sociobiologicas recientemente le están prestando atención. No obstante, de este Mundo Afectivo vienen ocupándose hace miles de años las mitologías, las religiones, la filosofía, el arte, la ética y otras epistemologías que desde sus respectivas lupas se han dedicado a observar y describir el misterioso y problemático fenómeno del sentir humano.

Sentires que se traducen en afectos (emociones, sentimientos, actitudes, valores, principios). Afectos que nos hacen experimentar una vida paradisíaca o una vida infernal. Afectos que le dan sabor a la vida; una vida que en algunas ocasiones es amarga y otras veces dulce, y no pocas veces agridulce. Afectos que le dan color a la vida. Afectos que en últimas le dan sentido a la vida, o en su peor expresión, le quitan el sentido a la existencia.

Mi Tribu Familiar alimenta mi corazón. Mi pasión intelectual por el Mundo Afectivo alimenta mi mente. Estos dos alimentos son el combustible que le da energía a la Obra Social que estoy empeñado y comprometido en construir: una Comunidad Formativa, el alimento de mi conciencia. La labor que ocupa y ocupará el resto de mis días.

Creo que la mejor manera de ayudarse a sí mismo es ayudar a los demás. Esto significa poner nuestra experiencia de vida y nuestros conocimientos al servicio de los demás. También creo que nuestro Sistema Educativo (desde el pre-escolar hasta la universidad) padece un profundo vacío formativo.

Lo anterior significa que en ninguna fase del proceso educativo nos forman para vivir. Esto es, no nos enseñan a Conocernos, a Valorarnos, ni a Interactuar con nosotros mismos (Administrarnos; gobernarnos, motivarnos). Mucho menos nos enseñan a Conocer a los Otros, ni a Valorar a los Otros, ni que decir, a Interactuar con los Otros. Tampoco nos enseñan a Conocer a los Grupos, a Valorar a los Grupos, ni a Interactuar con los Grupos.

Este vacío formativo tiene profundas y nefastas consecuencias personales, familiares, comunitarias y sociales.

Quien no se Conoce a Sí Mismo, navega por la vida a la deriva; satisfaciendo solamente sus necesidades biológicas, sin un propósito que le dé sentido a su existencia.

Quien no se Valora a Si Mismo no se cuida, no se aprecia. Cae en uno de dos extremos: o se vuelve esclavo del ego y se supravalora, o carece de autoestima y se infravalora. Esto lleva al individuo a la autodestrucción lenta pero segura; a establecer vínculos afectivos tóxicos, a generar dependencias afectivas enfermizas.

Quien no se Administra a Si Mismo, termina siendo un postergador crónico, esclavo de sus placeres, a merced de la pereza y gobernado por sus miedos, sus culpas y sus iras.

Quien padece estas incompetencias afectivas, inevitablemente tendrá serios conflictos consigo mismo, con su pareja, su Tribu Familiar, su trabajo, su comunidad y su sociedad. El malestar será su permanente compañero. Y no solo el suyo, sino de quienes se compartan con esa persona.

¿No es este el pan de cada día en nuestra sociedad?

¿No son la soledad, la depresión y el suicidio las epidemias de nuestro tiempo?

¿Por qué la violencia intrafamiliar?

¿Por qué la violencia escolar?

¿Por qué el aumento de la delincuencia juvenil y el pandillismo?

¿Por qué el hacinamiento en las cárceles?

¿Por qué el aumento de los crímenes violentos?

¿Por qué los crímenes pasionales?

¿Por qué el aumento de los adictos a las drogas, el alcohol, el juego y el sexo?

¿Por qué el aumento de las bandas criminales?

¿Por qué la corrupción endémica de la clase política?

La respuesta podría ser la siguiente:

Como individuos, como Tribus Familiares y como sociedad padecemos de algo que me hizo tomar conciencia mi maestro Miguel De Zubiria: un profundo vacío formativo, para ser más exactos, carecemos de Habilidades Psicoafectivas. La real pobreza de nuestro país entonces no es material, es Mental.

No se nos Forma desde pequeños para desarrollar una solida Estructura Mental que nos permita coexistir pacíficamente con nosotros mismos, ni mucho menos, vivir en Comunidad, dedicados a descubrir el Sentido de nuestra existencia. Se nos pasan los años apenas sobreviviendo y luchando arduamente para llegar a fin de mes. Y si la carencia no es material, padecemos una carencia aun más dolorosa, la carencia afectiva.

La tesis es muy clara: donde hay Riqueza Mental, hay Riqueza Existencial. Esto es, Riqueza Afectiva; representada en sólidos y nutritivos vínculos afectivos (Tribu Familiar, amigos, colegas). Riqueza Intelectual; representada en profundos conocimientos sobre el arte de vivir y convivir. Y Riqueza Material; representada en la Autonomía económica que logran quienes descubren y desarrollan sus talentos, dones o facultades –como enseña Aristóteles-, y los ponen al servicio de sus semejantes –como enseña Confucio-. Para de esta manera, ganarse la vida rectamente –como enseña Buda-.

Como ha ocurrido en todas las épocas de la historia humana, el hombre siempre encuentra la manera de satisfacer sus necesidades. Pues bien, vivimos una época con una acuciante necesidad de Formación, y más específicamente, de Formación Afectiva. Esto es, de cultivar y desarrollar Habilidades Psicoafectivas que le permitan al individuo aprehender a tener una mejor relación consigo mismo y con los demás.

Las Habilidades Psicoafectivas son el recurso mental para darnos forma a nosotros mismos, para construir solidas Tribus Familiares, para crear fuertes Comunidades, para edificar funcionales Sociedades.

Ahora bien, ¿cómo hacemos para que estos conocimientos lleguen al conjunto de nuestra sociedad actual?

Yo como Psicólogo Afectivo de profesión y Formador Afectivo de oficio, ya lo estoy aplicando a mi propia vida. Además, he empezado a Formar a otros ciudadanos en mi Escuela-Taller de Formación Afectiva. Ellos a su vez serán multiplicadores. Esta es mi Obra Social, para esto vivo y de esto vivo. A esta tarea he consagrado mi existencia.

He asumido un doble compromiso: continuar dándome forma a mí mismo y a partir de mi experiencia y conocimientos, Formar a 48 personas en mi Escuela-Taller. De igual manera, lo hago practicando los principios del Altruismo Reciproco. Esto significa sin cobrar una suma especifica por mi trabajo, a cambio, solo pido un aporte económico que cada Aprehendiz este en capacidad de hacer, acorde a su sentido de justicia, gratitud y satisfacción. Aprehender sobre la Vida no tiene que ser un negocio, sino una Causa. Una causa autosostenible.

Creo en lo que alguna vez dejo dicho Henry David Thoreau:

Ha llegado el momento de que contemos con escuelas fuera de lo común, de que no abandonemos nuestra educación cuando empezamos a convertirnos en hombres y mujeres.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NACI COMO EDUARDO ANDRES GRANADA BECERRA Y MORIRE COMO ANDRES  PAZ PAREJA

¿QUIÈN SOY? ANDRÈS PAZ

Publicado en REFLEXIONES VITALES

LAS LECCIONES DEL PASADO

LECCIONES DEL PASADO

“No son las circunstancias en si lo que nos causa bienestar o malestar, sino la forma en que las vemos nosotros.”

Epicteto

“Si quiere tener mejores recuerdos, empiece  a esforzarse en el presente. Las cosas buenas que haga hoy, serán los buenos recuerdos del mañana”

Lou Marinoff

Si tenemos un pasado significa que estamos vivos. En este hecho hay dos presentes: nuestro pasado y nuestra vida.

Sin importar como haya sido nuestro pasado, sea lo que fuere que haya sucedido, es un regalo que nos puede alegrar la vida. La cuestión no son los hechos acontecidos, sino como los interpretamos y sobre todo que lecciones nos deja nuestro pasado.

Las lecciones del pasado son las herramientas para construir nuestro futuro.

De manera que no deberíamos lamentarnos de lo que pudo haber sido y no fue, sino agradecer lo que fue. Cuando uno asume esta actitud produce afectos positivos que generan Bien-Estar. En cambio, la lamentación produce afectos negativas que generan Mal-Estar.

Así pues, gracias Vida por el pasado que me diste y gracias Vida por la oportunidad de seguir existiendo.

Con estos dos regalos; mi pasado y mi presente, podré seguir descubriendo y construyendo mi futuro.

 

Publicado en andres granada

NUESTROS RECURSOS

Desde la Formación Afectiva  planteamos que los seres humanos disponemos potencialmente de tres tipos de recursos:

  • Psicológicos
  • Conceptuales
  • Materiales

En el artículo sobre los Recursos Personales hacemos una introducción a este concepto y lo argumentamos desde la teoría de los tres mundos de Karl Popper y de la Arqueología de la Mente de Steven Mithen.

En este artículo vamos a hacer una aplicación de dicha teoría para mostrarte nuestros propios recursos y de paso enseñarte como puedes hacer un inventario de los tuyos. Tener claridad sobre estos recursos nos permite valorar nuestra verdadera riqueza.

Empecemos con los Recursos Psicológicos

En dicho artículo decíamos que los recursos psicológicos por excelencia son los Vínculos y que éstos son de tres tipos:

  • Intrapersonales
  • Interpersonales
  • Grupales

Sobre el Vinculo Intrapersonal decíamos que es la relación que se tiene consigo mismo. También, que es un Recurso tremendamente valioso aunque paradójico, pues de la forma como administre este vinculo dependerá si soy mi mejor aliado o mi peor enemigo. Los dos componentes principales de este vínculo son el Autogobierno y la Automotivación.

El Autogobierno es tener la posibilidad de gobernarse a si mismo. De tener el poder para dirigir su existencia. Hace referencia al hecho de regular nuestras emociones imponiéndole instrumentos afectivos superiores (sentimientos, actitudes, valores y principios). Son dos las emociones básicas que se deben aprehender a regular: la ira y el placer.

Este recurso lo podemos valorar desde la perspectiva de los roles vitales. Nosotros por ejemplo desempeñamos los roles propios de la vida adulta: somos pareja, padres y trabajadores.

Como pareja, hemos aprendido a solucionar nuestros conflictos de forma pacifica, a negociar, conciliar, a regular nuestra ira. ¿Fácil? De ninguna manera, aun seguimos creciendo, pero al menos nuestro entorno está a salvo de una reacción violenta de parte de alguno de los dos. Con respecto al placer, hemos aprendido a postergar la gratificación, es decir, nada de comidas costosas, de lujos innecesarios, de gastos ostentosos; preferimos la satisfacción permanente y no fugaces episodios de placer. Por ejemplo un recurso clave para nosotros es el logro de la fidelidad.

Como padres, son muchos los episodios en los que se ha puesto a prueba nuestra capacidad para regular la ira. Nuestro rol lo guiamos por un principio: cero maltrato, ni físico ni verbal. Hemos descubierto que la más efectiva forma de corregir el mal comportamiento de nuestros hijos es sancionar con el afecto.

Trabajamos juntos y como tal, hemos aprendido a llegar a acuerdos, a manifestarnos nuestras inconformidades, hemos tenido largos debates, a veces acalorados, pero siempre controlados. Cuando se trabaja con la pareja, y sobre todo cuando se hace en casa, hay que poner a prueba la capacidad de postergar la gratificación. La razón es que siempre esta latente la posibilidad de entregarse a las delicias del placer: hacer pereza, ver televisión, retozar un rato, “consentirse”, etc.

La Automotivación es el combustible para vivir. Es un recurso determinante en nuestra existencia, dado que nos da la energía vital para construir este proyecto de vida compartido que hemos emprendido. Hoy nuestra energía está enfocada en la construcción de nuestra relación de pareja, en la crianza de nuestros hijos (Orianna y Dante) y en el desarrollo del modelo conceptual de la Comunidad Formativa El Taller.

Lo anterior nos hace pensar que el recurso de la Automotivación depende o está directamente relacionado con el hecho de tener un claro proyecto de vida, en la medida en que esto sea así, mas difícil es caer en estados de aburrimiento o depresión. De modo que tenemos en la Automotivación un recurso fundamental para seguir luchando.

Ahora continuemos con los Vínculos Interpersonales. En el artículo sobre los Recursos Personales decíamos que estos son los que se tienen con los otros. Son un recurso fundamental, dada nuestra naturaleza y necesidad de vivir en contacto con los demás. Motivo por el cual resulta tan dolorosa la soledad. Estos vínculos son de dos tipos: Naturales y Sociales.

Los vínculos naturales son los consanguíneos. Gracias a nuestro trabajo hemos tomado conciencia de la importancia de cultivar los vínculos con los diferentes miembros de la familia. Los hermanos, primos, tíos, abuelos. Estos vínculos son un recurso demasiado importante, por eso resulta clave construirlos y aceitarlos. Y en esa tarea estamos. Ambos tenemos nuestras respectivas familias de origen, y sabemos que hay mucho por hacer, máxime cuando crecimos en un entorno en el que las familias han estado disgregadas por diferentes partes del país, lo cual ha sido una dificultad para compartirnos, conocernos y por ende, estrechar el vinculo.

Los vínculos sociales son los establecidos a lo largo de la vida. En nuestro caso los más estrechos los estamos constituyendo ahora que estamos transitando por la adultez. El vínculo social por excelencia es el que se establece con la pareja. Nosotros por ejemplo llevamos ya 6 años en esta fascinante aventura de construir una vida en común.

Después de la pareja, el vínculo social fuerte es el que se establece con los amigos. Éste se construye con tiempo, requiere también conocerse, compartirse y apreciarse. Nosotros tenemos la convicción de trabajar con los amigos, de ser socios, de edificar proyectos en común. Entre otras cosas para eso hemos creado la Comunidad Formativa El Taller, para construir sólidos vínculos de amistad con aquellos que se unan a esta causa de la Formación Afectiva.

Finalmente están los Vínculos Grupales, estos son los que como su nombre lo indica se tienen con diversos grupos. Es un Recurso clave porque responde a la innata necesidad del ser humano de vivir en comunidad, además proveen estructura y significado vital. También son de dos tipos: Familiares y Sociales.

Es muy importante vivir en grupo. En nuestro caso, gozamos del privilegio de vivir en el seno de una familia extensa. 2 abuelos (Imelda y Silvino), dos tías (Patito y Marleny), dos primos (Damián y Sander) papá y mamá (Andrés y Luz Adriana) y dos bebes (Orianna y Dante), hasta el perro Merlín acompaña la familia.

Grupos sociales hay de todo tipo. Religiosos, culturales, artísticos, académicos, deportivos, políticos. Nosotros estamos construyendo uno: la Comunidad Formativa El Taller. Y lo estamos haciendo para que refleje nuestros valores, nuestras creencias y nuestras prácticas.

Estos son pues nuestros recursos psicológicos. Los nutritivos y deliciosos vínculos que alimentan la existencia, que le dan sentido a nuestras vidas.

A continuación te presentaremos nuestros Recursos Conceptuales.

Recordemos que la Formación Afectiva concibe como recursos conceptuales el Conocimiento. Específicamente el conocimiento necesario para:

  • Vivir
  • Convivir
  • Supervivir

El conocimiento para Vivir lo hemos tomado de la Psicologia Afectiva. Uno de nuestros mayores activos fue aprehender a Autoconocernos. Identificar nuestros afectos y pasiones. Nos gusta el mundo afectivo, indagar por la mente humana, comprehender su naturaleza biológica, psicológica y socioantropologica. Nos produce un gran disfrute leer, escribir, enseñar. Dado el oficio que hemos creado para nosotros, nos esforzarnos en interiorizar y practicar un modelo de pareja, de crianza y de trabajo talentoso. Hacer el ejercicio de Autoconocernos nos ha servido para construir nuestro proyecto de vida, tener claras nuestras metas. Definir criterios sólidos sobre el estilo de vida que queremos practicar.

Para Vivir también hemos tenido que aprehender a Autogobernarnos. Tenemos claridad sobre lo que esto significa, sobre los beneficios que trae para nuestra relación. Vivir significa también aprehender a Autovalorarse. Sabemos que la Autoestima está directamente relacionada con el desempeño que tenemos en cada uno de nuestros roles vitales.

El conocimiento para Convivir también es un recurso que tenemos en nuestro haber. Aprehender a conocer al otro es algo que no se inculca en la escuela, es una necesidad social. Nosotros hemos adquirido la habilidad de conocer profundamente a las personas con quienes interactuamos. Eso nos facilita la tarea de iniciar vínculos, profundizarlos o culminarnos cuando vemos que existen diferencias que a larga pueden resultar nocivas. Esto nos ayuda a constituir verdaderos vínculos de amistad y a no perder el tiempo en relaciones superfluas.

Una sana interacción con el otro requiere del uso de habilidades afectivas cruciales para que el vinculo se mantenga y fortalezca. Por eso hemos aprendido a ser más empáticos, asertivos, sociables, generosos.

El conocimiento para Supervivir lo hemos materializado en el desarrollo de nuestros talentos. Aprendimos a sacar provecho de nuestra pasión por la lectura, la escritura y la enseñanza. La Comunidad Formativa El Taller es el resultado de ello. Comprendimos que para tener una excelente calidad  de vida, es necesario construirnos como trabajadores talentosos. Para nosotros al menos no existe otro camino al de crear un mundo, divulgarlo y alimentarlo el resto de nuestras vidas.

Nuestros recursos escenciales son nuestros vínculos y el conocimiento que tenemos para vivir, convivir y supervivir. Lo interesante del caso es que con su uso éstos no se agotan, al contrario, se hacen mas sofisticados y nos producen mayor disfrute.

Hoy, cuando tenemos 31 y 29 años, dos hijos biológicos (Orianna de casi 3 años y Dante de 6 meses) y un hijo intelectual (la Comunidad Formativa El Taller), sentimos que los Recursos Materiales inevitablemente empezarán a incrementarse.

Recordemos que vistos desde la Formación Afectiva, los Recursos Materiales son:

  • Tiempo
  • Espacio
  • Artefactos
  • Dinero

Ya somos dueños de nuestro Tiempo, lo distribuimos acorde a las necesidades que tenemos como pareja, como padres y como constructores de la Comunidad.

Habitamos un Espacio que nos ofrece la suficiente comodidad para sacar adelante la fase actual de nuestro proyecto.

Tenemos los Artefactos básicos para llevar a cabo nuestro trabajo.

Y por último, hemos concebido y estamos desarrollando un sistema que solo depende de nuestra capacidad de trabajo, constancia, disciplina, fuerza de voluntad y entrega, para generar el dinero que nos permita sostener y mejorar nuestro estilo de vida.

Estos son pues nuestros Recursos, este somero inventario de ellos son el punto de partida de esta aventura que hemos decidido emprender como pareja, padres y formadores afectivos. Al fin de cuentas nos ganamos la vida aprendiendo a vivirla.