PSICOLOGIA Y ARTE

PSICOLOGIA Y ARTE PARA TRANSFORMARTE

PSICOLOGIA Y ARTE

 

Mi amigo Rodolfo es mi primer amigo de la adultez.

Además de ser mi amigo es mi compañero y mi socio.

Desde que nos conocimos venimos cultivando, además de nuestra amistad, una provechosa fusión entre la Psicología y el Arte.

Tan es así, que hoy estamos materializando esta fusión en lo que hemos llamado como la COMUNIDAD PROYECTO SER.

En esta Comunidad practicamos el Arte de Hacer Psicologia.

El Arte de Conocernos.

El Arte de Vincularnos.

El Arte de Construirnos.

Practicando este Arte hemos descubierto que Conocerse, Vincularse y Construirse es una poderosa Terapia Emocional y además, una gran estrategia de Educación Afectiva.

Nos hemos dado cuenta que fusionar la Psicología con el Arte puede transformarte, por eso queremos invitarte a vincularte a este proyecto, y parafraseando a mi amigo Rodolfo te digo a ti:

Nuestra propuesta es bastante sencilla:

Permitenos acompañarte en la búsqueda de tu lugar en el mundo, mientras también vamos construyendo el nuestro.

¿Te animas?

TESTIMONIOS

YURI ALBERTO

Este amable hombre es un testimonio de los efectos que tiene la psicología que estoy ofreciendo.

Estoy completamente convencido que la Psicología puede transformar tu vida.

Hoy es domingo, escribo desde mi nueva morada, un remanso de paz a dos cuadras de mi familia.

Estoy cerca…

Esta cercanía me ha llenado de energía para emprender mi tarea de ofrecer lo que tengo para ofrecer:

* Un Libro de Autoconocimiento, escrito a partir de mis propias experiencias de vida, las cuales reflexiono e intento captar las lecciones para mejorar la calidad de vida; afectiva y laboral.

* Una Conferencia Vivencial que te puede mostrar el camino de una vida en paz, libre, feliz y productiva.

* Una Terapia Emocional, que te puede ayudar a tener el gobierno de tus emociones, y sacar mayor provecho de ellas, poniéndolas al servicio de tu supervivencia, crecimiento y trascendencia.

* Una Comunidad para que puedas practicar el arte de conocerte, vincularte y construirte. El arte de ser un ser.

Me siento muy inspirado, entrando en una sinergia de movimiento que me tiene emocionado, como alzando vuelo…

Te comparto este video, capta el espíritu de tres amigos:

Yuri Alberto, Rodolfo y Andréz.

Que buena energía.

ANDREZ PAZ

ESTO ES LO QUE CREO SER

Bueno, les presento los planos de mi identidad.

He logrado esquematizar en una sola imagen mi personalidad heredada, aprendida y elegida.

Lo veo como una especie de guion para construir mi vida.

Es la aplicación practica de la idea aportada por el Filosofo Jose Antonio Marina en su libro el “Aprendizaje de la Sabiduria”, y por los aportes de mi maestro Miguel De Zubiria, quien me enseñó la idea de los roles afectivos.

También veo este esquema como una herramienta para seguir practicando el Autoconocimiento, de forma mas constante y sistemática.

Estoy convencido que conocerse mejora la autoestima, y por lo tanto las relaciones con nuestros vínculos mas significativos.

También creo que practicando el arte de conocerse descubre uno sus dones y talentos, su vocación y misión en esta vida.

Su función en la humanidad.

Estoy muy contento porque llegar a este modelo representa un gran paso en mi vida personal y profesional, me marca un rumbo que me ayudará a crecer como ser humano y como psicólogo.

De paso te cuento que esta es la estructura de los próximos vídeos que publicaré.

Agradezco mucho tus comentarios y retroalimentacion.

Por ultimo, creo que los psicólogos debemos ser los primeros usuarios de nuestras herramientas, de esta forma podemos dar testimonio a partir de nuestra propia vida.

Conocerse produce felicidad.

Sin duda alguna.

Esta es mi manera de ejercer mi libertad de determinar mi forma de Ser, es decir, de sentir, pensar y actuar.

¿Habra, despues de la vida, algo mas importante que la libertad?

GABO, TRIBU FAMILIAR

TÍO PSICÓLOGO

SOBRINOS

Dice Jose Antonio Marina que la crianza de un niño requiere la participación de la Tribu entera.

Cada uno de los miembros de la Tribu Familiar cumplimos una función.

¿Cual es la función del Tío?

Ser un tutor afectivo.

Prestar atención.

Escuchar..

Jugar.

Compartir.

Hoy fuimos a cine con Dylan, Pipe y Gabo
Nos vimos una película colombiana llamada “Las Tetas de mi Madre”.

Una radiografía de una dura realidad, mujeres que dejan a un lado a sus hijos y se enfrascan en tóxicas relaciones con hombres maltratadores.

Niños que son lanzados a torear la calle, a merced de lobos y cazadores.

Estoy muy contento de asumir este rol de forma mas activa y consciente.

Hay que cultivar el vínculo con los sobrinos. Crearles momentos familiares.

Influenciarlos para bien.

Fortalecerlos mentalmente.

Ahí vamos.

Estuvimos en la Cinemateca Distrital.

Ahora que tengo claro mi rol como psicólogo afectivo, voy aclarando mis diferentes roles familiares.

Ser Tío es una función fundamental.

Gracias por tu buena energia.

TRIBU FAMILIAR

UNA NUEVA MISIÓN -Tío Psicólogo-

NUEVA MISION

Cuando se práctica la espiritualidad, no existe división entre la vida laboral y la vida familiar, cada nuevo caso que me llega es una nueva misión familiar.

Yo soy tío, prácticamente el único tío de mis seis sobrinos. Cuatro niños y dos niñas.

Y soy psicólogo, como tal, estoy al servicio de las personas que por mi labor me buscan.

¿Si le sirvo como psicólogo a particulares por qué no le voy a servir a mis familiares?

Es mi deber!!!!

Yo soy el tío psicólogo de mis sobrinos.

No puedo ser indiferente a este hecho vincular porque si no mi corazón no palpitara en paz.

Este es un punto clave de mi filosofía de vida.

La crianza de un niño necesita de la Tribu Familiar.

Una de mis funciones en mi Tribu es ser tío.

Aportar y compartir lo que soy, lo que se y el fruto de lo que gano en mi que hacer como psicólogo.

En la foto estoy conversando con Sandra, una madre que esta viviendo la enriquecedora experiencia de acompañar a su hijo en un proceso en el Centro de Orientación Juvenil Luis Amigó.

El mismo sitio al que yo llegue cuando tenía 13 años.

Esta foto la tomamos en la entrada de esta institución de los Terciarios Capuchinos ubicada en Cajica.

Practicar la espiritualidad me permite sentir que todo esta conectado, que nada ocurre por casualidad y que Dios junta a las personas para cumplir una misión.

Yo lo creo así.

Y así lo vivo.

Por eso es que siento fuego en mi corazón, por eso creo que no hay que alimentar la preocupación, sino emprender la acción para que se produzca la transformación.

Estoy convencido que vivir es un arte, y en ese arte, practicar la espiritualidad es muy importante.

PROYECTOS

PASIÓN POR LA PSICOLOGÍA

PASION POR LA PSICOLOGIA

Ser un apasionado de la psicología significa sentirla, conocerla, practicarla.

Yo decidí consagrar mi vida a la psicología porque estoy convencido que ser psicólogo va mas allá que simplemente tener un diploma que lo acredite a uno como tal.

El mio lo conseguí en la facultad de psicología de la Universidad Catolica de Colombia, pero hoy, 12 años después de haber salido, creo que uno no se hace psicólogo en una academia sino en la vida misma.

Nuestra maestra es la vida, con todas sus circunstancias; las agradables y las desagradables.

Nunca serví para hacer para hacer psicología de oficina, para pasar horas enteras de mi vida sentado detrás de un escritorio. Soy mas bien un psicólogo guerrero, de esos que les gusta salir a la calle, subirse a Transmilenio, durante algún tiempo incluso llegué a hacer sesiones en escenarios sociales, una biblioteca, un centro comercial, un café.

Por eso me tuve que volver un psicólogo emprendedor, o mejor, iniciador.

Un iniciador de proyectos de psicología.

Hoy te presento mis tres proyectos centrales, ya se están construyendo, ya están andando, ya somos varios que estamos en esta labor social:

Construir proyectos de psicología a partir de nuestras pasiones. Las mías son tres:

La Psicología Afectiva.

La Psicología Espiritual

Y la Psicología de Pareja.

Estas tres psicologías me parecen claves para construir una buena vida, no exenta de adversidades, pero si con algunas claridades y convicciones que nos permitan cosechar muchas comprensiones y bendiciones.

Hay que ser un apasionado de la psicología para creer vivir dignamente de ella.

Te propongo estos tres proyectos,¨¿en cual de los tres te gustaría participar?

AUTOCONOCIMIENTO, PSICOLOGIA AFECTIVA

REFLEXIONAR PARA CONOCERSE

  PENSAMIENTOS PARA EL FACEBOOK  plantillas 

Dice una meditación taoísta  que nosotros hablamos y escribimos  para explicarnos a nosotros mismos y yo estoy de acuerdo, porque eso es lo que siento al estar escribiendo este libro. Estoy tratando de explicarme mi vida, de construir mi vida a partir de la vida.

Creo que si uno reflexiona sobre su Ser y su Que Hacer, encuentra respuestas a sus inquietudes, se abren caminos, se inician proyectos, se cierran ciclos.

Yo soy un Psicólogo Afectivo, y como tal, me parece vital reflexionar sobre lo que soy y lo que hago, la verdad, me parece maravilloso que esta se pueda hacer.

Llevo varios años cultivando esta práctica, y ahora que tengo clara mi identidad, quiero hacerlo de una forma más profesional.

Reflexionar sobre lo que uno es y hace como profesional y como persona, es fundamental para crecer; como trabajador y como ser humano.

La consecuencia más notoria de esta reflexión constante es la toma de conciencia de sí mismo. Reflexionar es un ejercicio de autoconocimiento por excelencia.

Podría decirse sin lugar a dudas, que quien reflexiona se conoce.

Quien reflexiona se valora.

Quien reflexiona se conduce.

La reflexión es propia de una personalidad autotelica, como diría mi maestro Miguel, de personas que definen ellas mismas sus metas.

¿No es esto lo que estoy haciendo yo con este libro?

Acabo de tomar plena conciencia de que estoy construyéndome una personalidad autotelica.

Ahora comprendo porque hace días siento la necesidad de escribir sobre mis proyectos. Quiero empezar a hablarme de ellos y a compartirte lo que aprendo en esta actividad creativa.

Cartas revista semana

CARTA PARA LA REVISTA SEMANA -LA POBREZA AFECTIVA-

 

 CARTA SEMANA

MI MUY APRECIADA REVISTA SEMANA:

Esta es la segunda carta que este año escribo para ti.

Escribirte cada semana es uno de mis propósitos.

Quiero conocerte  y que me conozcas.

Personalmente, te admiro por tu valentía y te respeto por tu seriedad.

Profesionalmente, te aprendo y me valgo de tus enseñanzas para compartir en mi trabajo como Psicólogo Afectivo.

En esta edición nos hablas de una Colombia empobrecida, veo que la economía te preocupa, ¿sabes?, yo me ocupo de otro tipo de economía, a mí me llama la atención la economía afectiva, de modo que sospecho que la principal pobreza de este país es la pobreza afectiva.

La pobreza afectiva produce conflictos, guerras a nivel micro y a nivel macro.

Desde la violencia doméstica, intrafamiliar, que no tiene estrato, pasando por la violencia barrial de grupos enfrentados por el control territorial, hasta bandas criminales de alcance regional.

Donde no hay amor, sino odio y temor no puede haber paz; ni en el corazón de una persona, ni el seno de una familia, ni en la vida de una sociedad.

En esta edición, la 1758!!! Hablaste de la soledad.

La soledad es una forma de pobreza afectiva, la más dolorosa, tanto, que si no se le presta atención, se puede convertir en una pesada depresión, y lo que resulta más grave aún, puede llevar a la desaparición, al suicidio como última opción.

La soledad es carencia de vínculos, y si los hay, carencia de calidad afectiva en esos vínculos.

La soledad es carencia de fortaleza para afrontar la adversidad.

La soledad es carencia de proyectos.

De manera que además de pensar en la forma de intervenir en esta epidemia, debemos plantearnos estrategias de prevención.

¿No crees, mi querida Semana?

La soledad, como un virus que carcome el corazón, se puede prevenir y una vez presente en la vida se puede transformar de una soledad que mata a una soledad que aviva.

Una soledad para conocerse, para valorarse, para aprender a compartirse consigo mismo.

Una soledad así transforma la vida y le devuelve el sentido a la vida.

Muchas gracias mí apreciada Semana.

Que responsable de tu parte llamar la atención sobre este fenómeno que corre el riesgo de convertirse en una auténtica pandemia.

Yo soy un combatiente contra la soledad, estoy convencido que conocerse y trabajar por su Desarrollo Afectivo son prácticas que pueden ayudar al ser humano a construir una vida feliz y plena.

En  consecuencia con lo anterior, te cuento, mi querida Semana, que una vez termine esta carta para ti, me lanzo a recorrer Bogotá, lo haré en Transmilenio; escucharé, observaré y documentaré la Afectividad en ese escenario social. Y hablaré, pedagogía afectiva haré. Y con esa actividad me sustentaré; afecto, sabiduría y pan cosecharé.

Sentiré el ambiente afectivo de Transmilenio en la mañana, en las tardes, en las noches, como vaya llegando cada día.

Ha comenzado mi misión.

Y a esta sociedad en la que nací y vivo, quiero servirle de corazón.

La psicología es mi vocación.

El Autoconocimiento y el Desarrollo Afectivo mi convicción.

ANDRES PAZ, libertad afectiva

LIBERTAD AFECTIVA

RELATO LIBERTAD AFECTIVA

Mi causa es la Libertad Afectiva.

Por ella lucho todos los días de mi vida.

A esta causa he consagrado mi vida.

Mi misión dentro de esta causa es trabajar en pro del Desarrollo Afectivo de las personas.

Sé que a mayor Desarrollo Afectivo, mayor Libertad Afectiva.

Yo quiero ser libre afectivamente, no dependiente sino interdependiente.

Estoy convencido que la Libertad Afectiva es la que me libera para aprehender a amar de verdad.

La Libertad Afectiva es el punto de partida de la felicidad.

Es el máximo logro de la adultez.

Si soy libre afectivamente, soy feliz.

Por eso, entre más ayude a otros a liberarse afectivamente, más libre afectivamente seré yo.

Surge este relato luego de una nutritiva conversación con mi maestro Miguel y su hijo Juan Sebastián, en un encuentro de libertarios, el tema central:

Las libertades humanas.

Pero como existen tantos tipos de libertad, yo estoy enfocado en una:

La Libertad Afectiva.

Esta libertad, para mí, un simple mortal, es la más importante libertad de la vida.

Muy por encima, de la tan publicitada “libertad financiera”, que muchas veces no trae soluciones sino más problemas.

Empezando por su angustiosa y obsesiva búsqueda.

Estoy convencido que con Libertad Afectiva todo lo demás llega por añadidura.

¿Habrá algún  ser humano que no desee ser libre afectivamente?

¿Habrá alguno que no quiera dejar de sufrir y empezar más bien a fluir?

El sufrimiento está en la dependencia.

Por eso vale la pena luchar por la independencia para poder establecer vínculos de interdependencia.

Por eso vale la pena luchar por conquistar la Libertad Afectiva, probablemente, el mayor logro de la vida.

Ser dueño de tu amor, pero ya no para pedirlo, ni mucho menos mendigarlo, sino para compartirlo y estar dispuesto a recibirlo.

Creo yo que esta es la Libertad Afectiva.

¿Y tú qué crees?

 

andres granada, REVISTA SEMANA

DE ANDREZ PAZ PARA REVISTA SEMANA

CARTAS A SEMANA DE ANDREZ

Mi muy apreciada SEMANA:

Me gusta mucho tu nombre.

Tienes nombre de mujer.

De mi maestro aprendí que la mujer es un ser muy especial, tiene vocación de maestra.

La mujer es una maestra de la vida.

¿Acaso no son ustedes las primeras responsables de nuestra educación?

¿Acaso no son ustedes nuestra primera fuente de amor?

Ahora comprendo, a mis 35 años, que ustedes nos alimentan el cuerpo con su leche, desde el primer día de nuestros días y hasta el último día de nuestra vida. Su leche es el amor.

Pero también comprendo, que son ustedes las primeras en alimentar nuestra mente.

Sus pensamientos y palabras van dando forma a nuestra mente.

Pero también tus emociones y sentimientos y sobre todo tus comportamientos, le van dando forma a nuestro corazón.

Y más me alegra comprender, por fin, que son ustedes las primeras en alimentar nuestro corazón, nuestro espíritu se nutre de tu amor; de madre, cuando somos hijos, y de mujer, cuando somos hombres dispuestos a dejarnos amar.

Son ustedes vitales para nosotros.

Por eso me gusta tu nombre, SEMANA, tienes espíritu de mujer.

Yo te veo a ti, mi querida SEMANA como una maestra.

Contigo, puedo aprender de la historia de una de mis madres, la conocemos como Colombia.

Todas tus ediciones son como retratos hablados de una época.

En todas tus ediciones se ve el sistema nervioso de esta sociedad colombiana. Lo que somos; lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos como parte de este pedazo de tierra que lleva un poco más de 200 años llamándose Colombia.

Yo soy hijo de Colombia, nací en esta bella tierra, una tierra cafetera, allá, en el eje, germine yo.

Pereirano soy, en mis viajes he pasado por Cali, Manizales, y ahora, desde hace 20 años, Bogotano soy.

Esas son mis raíces.

Quiero conocer la historia de dónde vengo, y encuentro que tú, mi sabia SEMANA, me puedes ayudar con este propósito, además de mantenerme al tanto de lo que ocurre en Colombia y el mundo.

Pero también quiero conocer tu mentalidad, las creencias que hay detrás de ti, tus prácticas, tus afectos.

Mi tema central, mi querida SEMANA, es el afecto.

Yo soy Psicólogo Afectivo.

Como tal, me interesan tres grandes afectos:

El Amor.

La Paz.

La Felicidad.

Yo soy un asiduo lector tuyo, desde hace muchos años, más de 20.

Pero desde el año 2007 especialmente, empecé a sentir un profundo aprecio por ti, luego de participar en el Foro de Líderes en la U, que en ese año se llevó a cabo en la Universidad Externado.

Desde entonces quedé conectado con la Red.

En ese Foro conocí Facebook, y de ahí salí  motivado a construir un Blog. Han pasado ya 8 años y hoy tengo una bitácora con más de 600 relatos en los que hablo de mi vida y mi psicología.

En los últimos años he visto con alegría como te has interesado por los temas psicológicos, especialmente los afectivos.

Siempre hablas de amor.

Últimamente te la pasas hablando de paz, y no dudas en hablar de la felicidad.

De hecho, en esta edición, la 1757!!!, haces dos menciones a la felicidad, que como psicólogo afectivo no puedo dejar de comentar.

En primer lugar, encontraste en un estudio de la Universidad de British Columbia en Vancouver, Canada, que el tiempo libre es la mayor fuente de felicidad.

Si señora, ese estudio al parecer tiene razón, me lo confirmó mi propio maestro Miguel De Zubiria, el padre de la Psicología Afectiva y quien me adentró en estos terrenos de la Afectivida.

Según ese estudio entonces, las personas más felices son aquellas que disponen de más tiempo libre para hacer lo que más les gusta y no los que se preocupan solo por acumular dinero.

Así mismo, el estudio destaca la importancia de valorar el tiempo y saber priorizarlo, como un requisito clave para el logro de la felicidad.

El tiempo es clave.

Si lo miramos como un recurso, son 86.400 segundos diarios.

Toda una fortuna!!!

De la sabia inversión que de ese tiempo hagamos depende la felicidad que experimentemos en nuestra vida.

Y en el segundo artículo sobre la felicidad asumiste una postura crítica, la cual comparto porque las encuestas que pretenden medir la felicidad se quedan cortas al indagar solamente por el sentir, y no tener en cuenta el hacer y el pensar como fuente de felicidad.

¿Qué es Colombia el país más feliz del mundo? Ja, ja, ja.

Al igual que tú, mi apreciada SEMANA, esa conclusión me causa risa.

Un país con niveles tan altos de violencia y profunda desigualdad, no da cuenta de la felicidad sino del sufrimiento de sus habitantes.

Éste históricamente ha sido un país violento.

Un país en guerra.

No en vano estamos buscando estar en paz como sociedad, y ni que decir como individuos, o parejas y familias.

De hecho, valorándola psicológicamente, esta encuesta presenta una gran contradicción.

Mientras que el 87% de los colombianos respondió ser muy feliz o feliz, solo el 36% se declara optimista hacia adelante.

La prueba de que los colombianos no tenemos claro que es eso de la felicidad, es que no existe una persona feliz que sea pesimista, porque el optimismo es propio de las personas felices.

Yo soy optimista.

Durante un tiempo fui idealista, y luego de unos cuantos golpes en la vida, ahora soy realista.

Por eso creo que, contrario a lo que planteas en tu portada, este año puede no ser tan duro, sobre todo si empezamos a tener una mirada más amplia de la economía, más cercana incluso a la psicología.

Yo me atrevo a hablar incluso de una economía afectiva, intangible, pero presente en la vida de todas las personas.

En esta economía los recursos no son el dinero sino los afectos.

Tres de ellos son la máxima riqueza que todo ser humano puede disfrutar:

El Amor.

La Paz.

La Felicidad.

¿Podrías tú, admirada SEMANA, algún día hacer pedagogía afectiva?

¿Podrías tu contribuir con el Desarrollo Afectivo de los colombianos?

¿No sería esta una gran contribución en la construcción de una Colombia en paz?

Alguna vez leí por ahí que para transformar las estructuras sociales, primero hay que transformar las estructuras mentales.

Tú, respetada SEMANA, tienes todo para contribuir con ello.

Estoy para servirte, mucho me gustaría estar junto a ti, conocerte más íntimamente.

Con profundo aprecio,

Andrez Paz

Psicólogo Afectivo.