Publicado en EMPAREJAMIENTO FORMATIVO

NUESTRA HISTORIA DE AMOR -UNA HISTORIA DE EMPAREJAMIENTO FORMATIVO-

“Todas las grandes cosas del mundo comienzan siendo pequeñas…

Un viaje de mil kilómetros comienza cuando das el primer paso.”

Lao Tze

 

Los designios de la Vida, Dios, del Amor, como quiera que se le llame, da igual, nos llevaron a Trabajar Juntos.

Trabajar Juntos en la representación de una historia.

Según lo aprendimos recientemente[1], representar una historia es vivir de manera que esa historia se convierta en realidad. En otras palabras, representar una historia es esforzarse por hacerla realidad.

Según esa misma fuente, toda historia es la elaboración de una premisa.

La premisa de nuestra historia es que las parejas debemos Trabajar Juntos.

De acuerdo con esta premisa, las parejas que Trabajamos Juntos practicamos el Emparejamiento Formativo.

Grosso modo, la historia de las parejas que practicamos el Emparejamiento Formativo reza así:

Por razones biológicas, psicológicas y socioculturales, las mujeres y los hombres nacemos para Estar Juntos.

Para Caminar Juntos en nuestro viaje por la Vida.

Para Trabajar Juntos en la construcción de un Nosotros para nuestra propia relación de pareja.

Para Trabajar Juntos en la crianza formativa de nuestros hijos.

Para Trabajar Juntos en la generación y consecución de recursos vitales con los cuales alimentar y cuidar nuestra Tribu Familiar.

Siete años, ocho meses y diecinueve días llevamos preparándonos para emprender este viaje. Creemos que el equipaje ya esta listo y que ha llegado la hora de empezar a caminar.

Este es nuestro primer paso.

Durante este viaje reflexionaremos públicamente sobre lo que significa el Emparejamiento Formativo y sus implicaciones sociales, económicas, políticas, educativas, culturales en suma.

Te compartiremos nuestras vivencias y aprendizajes en esto de Trabajar Juntos.

Te compartiremos nuestra historia de amor.

Un amor que se alimenta de nuestro vinculo como pareja, de la relación con nuestros hijos Orianna y Dante, y del trabajo que hemos emprendido.

Como los dos disfrutamos del oficio de escribir, algunas veces te hablaremos en plural, y en otras ocasiones escucharas la voz de cada uno.

Como todo viaje, este también necesita recursos para llevarse a cabo. Comprendemos que los recursos no son solamente económicos, sino también afectivos y sapienciales.

Estos recursos vitales son el combustible que necesitamos para caminar hacia nuestro destino. Para obtenerlos, ofreceremos nuestros servicios de OrientaciónFormación y Consultoría.

Estamos en capacidad de poner toda nuestra experiencia como pareja y conocimientos sobre este fenómeno del emparejamiento humano, al servicio de las personas que requieran asesoría para Solucionar sus Conflictos de Pareja. De igual manera, ofreceremos charlas, talleres y procesos de Formación Afectiva en empresas, ONGs, colegios, jardines y hogares infantiles.

Así financiaremos este viaje.

Un viaje que ya es inevitable para nosotros. Porque lo necesitamos como pareja y porque nuestra sociedad lo esta pidiendo a gritos.

De hecho, el emparejamiento es el Vínculo Afectivo por excelencia. No existe otro vínculo que determine tanto la vida como éste. Y no solamente la vida personal, sino también la de los hijos, la familia, la comunidad y la sociedad.

Suele decirse que la familia es el núcleo de toda sociedad. Lo cual es cierto. Pero se desconoce, que hay algo anterior a la familia.

Ese algo es la pareja.

Por lo tanto, podríamos concluir que la pareja es la semilla de toda sociedad.

No es exagerado afirmar que donde hay una pareja sana, habrá una familia sana, y donde hay una familia sana habrá una sociedad sana.

La pregunta obligada entonces es:

¿Cuál crees tú que es el estado de salud actual de nuestra sociedad?

Nosotros creemos que nuestra sociedad esta enferma.

Nosotros creemos que estamos atravesando por una profunda crisis social.

¿Por qué?

Porque la familia esta enferma y derrumbándose.

Porque la pareja esta enferma y banalizándose.

Porque el compromiso brilla por su ausencia.

Porque nuestra generación esta siendo testigo de una violencia social, de pareja, intrafamiliar, escolar, de genero, sumamente peligrosa para la armonía de una sociedad.

Por eso creemos firmemente que la mejor manera de sanar nuestra sociedad es empezar sanando su semilla.

Es empezar sanando las relaciones de pareja.

Y como bien reza un adagio popular: el ejemplo empieza por casa.

Para nosotros, la mejor forma de sanar es formar.

Por eso creemos firmemente en el Emparejamiento Formativo.

Siete años, ocho meses y diecinueve días llevamos sanando nuestra relación.

Durante este mismo tiempo hemos echado las raíces y sentado las bases para encarnar y construir este modelo de Emparejamiento Formativo.

Ahora pasamos de la sanación a la formación.

En el horizonte vemos entonces:

  1. La consolidación de nuestra relación de pareja.
  2. La publicación de nuestro primer libro sobre el Emparejamiento Formativo.
  3. La creación de la primera Escuela de Parejas Formativas.

Estos son nuestros objetivos, hacia ellos caminaremos.

Para terminar con el prologo de esta historia te dejamos un adelanto de las reflexiones que te compartiremos en estos primeros días de viaje.

Nos hemos ideado una metodología de publicación consistente en utilizar las iníciales del alfabeto. Y cada reflexión es un paso más de nuestro viaje.

Este prologo es el paso # 1.

Paso # 2

Armonía y Paz en la relación de pareja.

Paso # 3

Búsqueda y Descubrimiento del propósito de nuestra relación de pareja.

Paso # 4

Construyendo nuestra relación de pareja.

Paso # 5

Dar Amor a tu pareja.

Paso # 6

Emparejamiento Formativo: un modelo de emparejamiento para el siglo XXI.

Paso # 7

Formación Afectiva: la Filosofía de Vida del Emparejamiento Formativo.

Paso # 8

Ganar-Ganar: la estrategia del Emparejamiento Formativo.

Paso # 9

Herramientas Afectivas: las herramientas para construir un Emparejamiento Formativo.

Paso # 10

Interactuar con tu pareja: Empatía y Asertividad las mejores herramientas para lograrlo.

Paso # 11

¿Juntos o Separados? Las formas de vivir en pareja.

Paso # 12

Kun: la sabiduría femenina en el Emparejamiento Formativo

Anuncios
Publicado en POESIA

TENGO HAMBRE DE TI

I
Tengo hambre de escucharte,
de sentir tu melodiosa voz susurrándome al oído.

II
Tengo hambre de olerte,
de sentir el delicioso aroma de tu cuerpo impregnando mis sentidos.

III
Tengo hambre de tocarte,
de sentir como mis dedos recorren cada parte de tu ser.

IV
Tengo hambre de saborearte,
de sentir el deleite que me produce degustarte.

V
Y sobre todo tengo hambre de verte,
de sentir y contemplar tu embriagante belleza natural.

………

En conclusión,

Tengo hambre de ti

¿Cuándo me alimentaras?

Publicado en Andres Paz Pareja, OBRA EXISTENCIAL

¿QUIEN SOY? ANDRÉS PAZ

  

Con este relato presento oficialmente mi nueva identidad. Antes me llamaba Eduardo Andrés Granada Becerra, y no era solamente un nombre; era también una forma de pensar, de sentir y de actuar.

No me avergüenzo de lo que era, ni de donde vengo, simplemente esas fueron mis circunstancias. He tomado las riendas de mi vida y esta evolución de mi identidad es la primera muestra de ello.

Desde que aprehendí que uno puede elegir su personalidad, me sentí liberado para empezar a crearme a mí mismo. Y aquí estoy, en plena metamorfosis; esforzándose por salir de mi zona de confort, por mantener a raya mis instintos animales; por vencer esos miedos al qué dirán. Luchando para Ser, para Existir, para despertar plenamente a la Vida.

Ahora soy Andrés Paz Pareja y esta nueva identidad me exige asumir mis Deberes como Hombre. Esto es, como individuo, como pareja, como padre, como miembro de una tribu familiar, como trabajador y como ciudadano.

Estos Deberes son la base de lo que hago como Psicólogo y como Formador.

Además de un nombre y de unos Deberes, mi nueva identidad significa que soy Psicólogo Afectivo de Profesión y Formador Afectivo de Oficio. ¿Esto qué significa?

Quiere decir que practico y enseño Habilidades Psicoafectivas. Estas son de tres tipos:

Habilidades Psicoafectivas Intrapersonales

  • Conocimiento Intrapersonal
  • Valoración Intrapersonal
  • Interacción Intrapersonal

Habilidades Psicoafectivas Interpersonales

  • Conocimiento del Otro
  • Valoración del Otro
  • Interacción con el Otro

Habilidades Psicoafectivas Sociogrupales

  • Conocimiento de los Grupos
  • Valoración de los Grupos
  • Interacción con los Grupos

 

Con un nombre coherente con mi forma de pensar, sentir y actuar (Andrés Paz Pareja); con un compromiso ético representado en mis Deberes como Hombre (individuo, pareja, padre, miembro de una tribu familiar, trabajador y ciudadano); con una profesión (Psicólogo Afectivo), un oficio (Formador Afectivo); con una practica y unos conocimientos (Habilidades Psicoafectivas); estoy construyendo una Obra Existencial.

Esta Obra Existencial que estoy construyendo está integrada por tres creaciones: una obra vital, una obra conceptual y una obra social.

TRIBULa Obra Vital que estoy construyendo es mi Tribu Familiar, cuyo núcleo es mi neofamilia: mi pareja Luz Adriana, mis hijos Orianna y Dante; mis suegros Imelda y Silvino; mis cuñadas Patricia y Marleny; y mis sobrinos políticos Damian y Sander. Además de este nucleo tengo a mi familia de origen: mis padres Ines y Eduardo; mis hermanas Viviana y Gloria; y mis sobrinos Dylan, Felipe, Maria Fernanda, Juan David, Gabriel y Juliana.

Por su parte, la Obra Conceptual que estoy edificando es una creación conjunta con mi pareja Luz Adriana. Se trata de un Sistema de Formación Humana, cuya finalidad es ser un solido sustento teórico de la Obra Social que estamos construyendo.

LA FAMILIA DE ORIGENEsta Obra Social es una Comunidad Formativa. Un nuevo tipo de organización social que tiene como propósito –a través de Instituciones Formativas-, satisfacer las eternas necesidades de ComunidadEstructura Mental y Significado Existencial que tenemos todos los seres humanos.

Así las cosas, mi experiencia de vida; es decir, mis vivencias como hijo, hermano, tío, sobrino; pareja, padre, yerno, cuñado, tío político; amigo, estudiante, empleado, emprendedor, lector, “escritor”. Además de mi educación en la calle, escuelas, colegios, internados y universidades. Mas mi formación como Psicólogo Afectivo y como Formador Afectivo. Y mis horas de práctica y enseñanza de Habilidades Psicoafectivas, me llevaron a descubrir el sentido de mi existencia:

Yo nací para crear una Obra Existencial.

Publicado en Andres Paz Pareja, AUTOCONOCIMIENTO

NACÍ COMO EDUARDO ANDRES GRANADA BECERRA Y MORIRÉ COMO ANDRÉS PAZ PAREJA

El 7 de agosto de 2012 me encontraba en una jornada de lectura en la montaña. No estaba solo sino en compañía de mi mismo, sumergido en la exploración de un libro que me ha resultado muy revelador, pero sobre todo inspirador porque me ha adentrado en el mundo de la filosofía AristotélicaBudista y Confuciana. Al terminar de leer el capitulo 15 de ese libro que trataba sobre los “extremos terroristas”, comprehendi que uno puede nacer tres veces en la vida.

El primero es el nacimiento biológico. El mio fue el 16 de septiembre de 1980. Vi por primera vez la luz de este mundo en una pequeña ciudad colombiana llamada Pereira. Nací en una casa y según la historia que me han contado, fui recibido por mi tía Chila. A mi parecer, la más bondadosa de las mujeres de la Tribu Familiar Becerra Escobar, o por lo menos de la que tengo los mas gratos recuerdos; aunque tampoco me olvido de mi otra tía: Ofelia, quien en varias ocasiones me brindó una calida acogida en su finca, una agradable tierra a las afueras de Pereira, que yo solia visitar en mis salidas de fin de semana del internado de la Escuela de Trabajo la Linda en Manizales.

 

El 1ro de junio de 1993 emprendí mi viaje hacia el nacimiento psicológico. Esta vez no fueron nueve meses de gestación, tardé casi 13 años caminando hacia mi Luz. En efecto, el 28 de enero de 2006 encontré a la mujer que se convirtió en mi mayor fuente de Amor.

Hoy, cuando me estoy acercando a los 33 años, comprehendo que me fui de casa a los 12 años porque tenia hambre de Amor, y también comprehendo que 13 años después tuve la fortuna de encontrar lo que Sali a cazar: el Amor de una Tribu Familiar, mi Neofamilia: el inmenso Amor de Luz Adriana (mi pareja) de Dante y Orianna (mis hijos). Fundar una familia, ese es el nacimiento psicológico.

Con nuestro tutor y maestro Miguel De Zubiria

Justo en este instante recuerdo nítidamente algo que aprehendi de nuestro tutor Miguel De Zubiria“Formar una familia constituye la mayor, mas sofisticada y delicada tarea que enfrentan un hombre y una mujer en su vida.”

Cuanta razón tienes Miguel. Es la mas sofisticada y delicada tarea de la existencia y como toda tarea, necesita aprehenderse. Paradojicamente, vivimos en una sociedad cuyo sistema educativo no nos prepara para esta tarea de formar una familia, de elegir una pareja, de profundizar el vinculo, de desconflictuarlo, en pocas palabras, de amar y dejarse amar.

Cuando llegué a Luz Adriana yo no sabía amar, ni mucho menos dejarme amar. No tenia siquiera una mediana noción de lo que esto realmente significa. Por eso es que mi unión a ella representa mi nacimiento psicológico, por eso es que nuestra relación tuvo las complicaciones que tuvo después de transitada la etapa de los gozosos, inevitablemente llegaron los dolorosos, salió a flote toda esa carencia afectiva que cargaba en mis hombros. Ambos fuimos victimas de la fuerza de esos instintos y genes que me fueron legados, por eso hubo traición, engaños, infidelidades, mentiras de mi parte, por eso estuve a punto de engrosar las filas de los padres irresponsables, por eso estuve a punto de ser un esclavo eterno de mi pipí.

¿Qué me salvo? Tengo perfectamente claro que fueron dos cosas. En primer lugar, el Sentido de Comunidad que me brindaron Luz Adriana y su Tribu Familiar. Y en segundo lugar, la Estructura proporcionada por la Formación Afectiva. Ambas cosas se empezaron a configurar en el año 2008. Este hermoso año la vida me hizo dos preciosos regalos: en mayo quedamos embarazados de Orianna y en septiembre llegó a mi existencia la Formación Afectiva, gracias a un diplomado sobre “inteligencia emocional” que tomé en la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Sin saberlo todavía, con ese diplomado se empezaba a gestar lo que sería mi nacimiento sociocultural; 4 años después.

Un nacimiento biológico es posible gracias a la unión entre una hembra y un macho. Un nacimiento psicológico es posible gracias a la unión entre una mujer y un  hombre que deciden formar una familia y construir una Tribu Familiar alimentada de genuino Amor. Y un nacimiento sociocultural es posible gracias a la unión de una profunda experiencia vital y una reveladora experiencia conceptual.

Siento que la experiencia vital es el terreno y la experiencia conceptual son las semillas que depositamos en ese terreno, de modo que bien cultivadas y pacientemente trabajadas, terreno y semillas se fusionan para dar sus frutos, en esta oportunidad, un nacimiento sociocultural; una Vocación, un Oficio. En mi caso, el Oficio de la Formación Afectiva. Según esto, nací, he vivido lo que he vivido y he aprehendido lo que he aprehendido para SER un Formador Afectivo.

El tema central de mi experiencia vital es la familia. Lo que soy está definitivamente marcado por mis circunstancias familiares. Es en este territorio de mi Mundo Afectivo donde están presentes con mayor claridad el caos y la armonía. Hasta mis 25 años, momento en que me encuentro con Luz Adriana, mi vida familiar fue caotica y a partir de este providencial cruce de caminos, mi vida Neofamiliar me ha permitido experimentar la armonía. Por eso soy lo que soy: un Formador Afectivo, porque la Vida me puso a experimentar las dos caras de la moneda; cuando eso sucede y uno se da cuenta, es porque ha descubierto la misión de su vida, el propósito de su existencia.

Mi Familia de Origen

Al nacer, mis padres biológicos (Ines y Eduardo) me bautizaron como Eduardo Andrés Granada Becerra. En el internado y en la universidad me conocieron como Eduardo, y el martes 7 de agosto de 2012, –después de terminar la lectura del capitulo 15 del libro de Lou Marinoff, donde habla sobre los extremos terroristas y en el que señala como los colombianos hemos padecido una dolorosa experiencia con terroristas tanto de la izquierda política (“guerrilleros”) como de la derecha política (“paramilitares”) dedicados por igual al secuestros, la extorsion, el asesinato  el narcotráfico-, descubrí mi nuevo nombre: en adelante me llamaría Andrés Paz Pareja.

¿Por qué Andrés Paz Pareja?

Porque desde el prisma de la Formación Afectiva, el caos y la violencia social tienen el mismo origen que la armonía y el orden social: la familia, y la primera célula de la familia es la pareja. Donde hay una pareja sana, habrá una familia sana; y donde hay una familia sana habrá una sociedad sana. Esto es justamente lo que hemos aprehendido Luz Adriana y yo.

De modo que la paz empieza en la relación de pareja. Lo cual me permite concluir que el problema social de nuestro país es un problema que tiene su raíz en las relaciones de pareja y si esto es así, entonces, para transformar nuestra sociedad primero tenemos que transformar nuestra vida de pareja y esto significa vivir y convivir en paz con nuestra pareja.

Como cosa curiosa, días después de tomar conciencia de mi nueva identidad, perdí mi cédula.  Pero mas curioso aun es que haya sido durante una sesión de Orientación Afectiva en los relajantes prados del parque Simón Bolívar. Aquel día estaba trabajando con una pareja de padres separados que habían dejado sus diferencias a un lado porque su hijo adolescente había caído en una profunda depresión.

Esta es la hora que no he hecho el tramite de recuperación de mi cédula  de manera que aprovecharé para llevar a cabo el cambio oficial de identidad, para de esta forma poder simbolizar con un acto concreto la metamorfosis que ha operado en mi y con ello poder morir formalmente como Andrés Paz Pareja.

De esta forma entonces ejerzo soberanía sobre mi mismo. No solamente he elegido una nueva personalidad (personalidad formativa), sino también una nueva identidad (Formador Afectivo) y por lo tanto un nuevo nombre (Andrés Paz Pareja).

De esta manera compruebo en carne propia que uno si puede nacer tres veces en la vida:

Mi nacimiento biológico fue el 16 de septiembre de 1980

Mi nacimiento psicológico fue el 28 de enero de 2006

Mi nacimiento sociocultural fue el 7 de agosto de 2012

Tres seres en uno. Un ser biológico alimentado con comida orgánica. Un ser psicológico alimentado con comida afectiva (principalmente Amor) y un ser sociocultural alimentado del servicio a los demás. Amor y Trabajo. Nada mas se necesita para bien vivir.

Publicado en METAFORAS

NUESTRA VIDA ES COMO UN VEHICULO

Autokunst b

Hay quienes dice que la Vida es como un negocio; otros que la Vida es un juego; no pocos que la Vida es una obra de teatro.

Unos dicen que la Vida tiene sentido, y la viven como tal.

Otros dicen que la Vida no tiene sentido, y la padecen como tal.

De todas las metáforas que sobre la Vida he leído, la que mas me gusta es la que Lou Marinoff me ha enseñado.

Según él, nuestra Vida es un vehículo.

Nuestro cerebro es el motor de ese vehículo.

Si el motor funciona correctamente (y todos los demás sistemas también), el vehículo puede moverse.

A continuación surgen otras grandes preguntas: ¿hacia dónde se moverá  ¿con cuanta rapidez o lentitud? ¿Cuántas paradas hará? ¿Quién mas lo acompañará en el viaje?

Para que estas preguntas sean significativas necesitamos un conductor. Ese conductor es nuestra mente. Sin una mente, el vehículo sin conductor de nuestra vida no va a ninguna parte.

Ahora bien, si nuestra mente se pone al volante, el vehículo puede llevarnos a un viaje maravilloso. Literal y figuradamente, será el viaje de nuestra vida.

Me encanta esta metáfora, me pone a pensar que la Formación Afectiva es como un curso de conducción, porque no basta con tener una mente, de hecho todos la tenemos; es necesario que nuestra mente aprenda a manejar el vehículo de nuestra Vida, porque de lo contrario, esa misma mente nos puede hacer estrellar. Y no solo corremos el riesgo de perder nuestra Vida, sino que, como suele ocurrir con las mentes ebrias, podríamos atropellar a los demás  quitarle la vida o afectarle profundamente la existencia a los demás.

¿Y que debería aprehender nuestra mente para poder conducir con destreza nuestra Vida?

Para mi esta muy claro.

Nuestra mente debe aprehender a Conocer, a Valorar y a Interactuar.

Conocerse a si mismo; conocer a otras mentes individuales; y conocer otras mentes grupales.

Valorarse a si mismo; valorar a otras mentes individuales; y valorar otras mentes grupales.

Interactuar consigo mismo; interactuar con otras mentes individuales; e interactuar con otras mentes grupales.

Se supone que para aprender a manejar un vehículo es necesario tomar un curso en una escuela de conducción  la pregunta es ¿dónde enseñan a conducir la Vida?

Hoy pareciera que no es muy claro. Aparentemente esto se aprende en la escuela, la casa o en la iglesia. Si esto fuera del todo así  las escuelas actuales, las familias actuales y  las iglesias actuales tendrían todas las respuestas para tantas mentes desorientadas que hay,  para tantos vehículos que están circulando por esta congestionada existencia.

Quizá en cada una de esas instituciones sociales (escuela, familia e iglesia) se encuentran parcelas de conocimientos, pero hoy, en general, no están fluyendo sus relaciones, estas instituciones están desconectadas entre si, culpándose las unas a las otras por nuestro caos social.

Hacen falta entonces nuevas instituciones sociales que nos enseñen a conducir nuestra Vida.

Nosotros hemos creado una, se llama Escuela-Taller de Formación Afectiva. (Aquí la puedes conocer)

Publicado en REFLEXIONES VITALES

LAS LECCIONES DEL PASADO

LECCIONES DEL PASADO

“No son las circunstancias en si lo que nos causa bienestar o malestar, sino la forma en que las vemos nosotros.”

Epicteto

“Si quiere tener mejores recuerdos, empiece  a esforzarse en el presente. Las cosas buenas que haga hoy, serán los buenos recuerdos del mañana”

Lou Marinoff

Si tenemos un pasado significa que estamos vivos. En este hecho hay dos presentes: nuestro pasado y nuestra vida.

Sin importar como haya sido nuestro pasado, sea lo que fuere que haya sucedido, es un regalo que nos puede alegrar la vida. La cuestión no son los hechos acontecidos, sino como los interpretamos y sobre todo que lecciones nos deja nuestro pasado.

Las lecciones del pasado son las herramientas para construir nuestro futuro.

De manera que no deberíamos lamentarnos de lo que pudo haber sido y no fue, sino agradecer lo que fue. Cuando uno asume esta actitud produce afectos positivos que generan Bien-Estar. En cambio, la lamentación produce afectos negativas que generan Mal-Estar.

Así pues, gracias Vida por el pasado que me diste y gracias Vida por la oportunidad de seguir existiendo.

Con estos dos regalos; mi pasado y mi presente, podré seguir descubriendo y construyendo mi futuro.

 

Publicado en andres granada, FORMACION AFECTIVA Y POLITICA

¿CUÁNDO MADURARÁ VENEZUELA? (Relato # 16)

LUZ ADRIANA TIRADO VELANDIA Y ANDRÉS PAZ PAREJA

EL PAJARO MADUROPartiendo del marco teórico de la Formación Afectiva, voy a hacer un ejercicio de prospección política sobre las elecciones presidenciales en Venezuela.

No lo hago por capricho. Esta mañana mientras me deleitaba contemplando el amanecer en las montañas de Soacha evoqué un pensamiento de Confucio: “Quien no se preocupa de lo que tiene lejos, no tardará en encontrar cerca algo peor que preocupaciones”.

Todos los venezolanos son nuestros hermanos, lo que ocurra en Venezuela inevitablemente tendrá repercusiones en Colombia, por lo tanto, los colombianos moderados debemos aportar desde nuestros respectivos campos para que la situación en Venezuela no sea empeorada por los venenos extremistas.

Así las cosas, empezaré por recordar que la prospección es la “exploración de posibilidades futuras basadas en indicios presentes.

Desde el punto de vista de la Formación Afectiva, los indicios presentes, para el caso de la política, son las creencias, afectos

Ver la entrada original 898 palabras más