biografia

ARTICULO # 116 HOJA DE RUTA: UN PLAN DE PRODUCCION INTELECTUAL


Una de las habilidades clave de un Analista Simbólico es ayudar a las personas a comprender sus necesidades. Muy diferente a crearlas, como ocurre con el marketing estandarizado, el cual, y de acuerdo con Robert Reich[1]; requiere persuadir a un gran numero de consumidores de las virtudes de un producto, preparar cantidades de pedidos y responder a las cuotas de venta, apelando siempre a la persuasión, sin importar si a larga el producto o servicio resulte de utilidad o no para quien lo adquiere.

En concordancia con la filosofía artesana, una buena forma de ayudar a las personas a comprender sus necesidades, es compartiéndole material intelectual que le aporte en la solución de sus dificultades y en la construcción de su Proyecto de Vida. Por eso el Analista Simbólico escribe, reflexiona, hace conexiones y comparte sus hallazgos con su comunidad, con la gente que lo lee.

Así las cosas, como Psicólogo Afectivo y Analista Simbólico, mi propósito es ayudarte a comprender tus necesidades; específicamente, aquellas relacionadas con tu dimensión afectiva y particularmente con tu rol de padre o madre de familia, con tu vida de pareja y si es tu caso, con tu experiencia como emprendedor (a).

¿Cómo pretendo lograr esto?

Para cumplirte con el propósito, he diseñado un plan de producción intelectual que será como mi hoja de ruta. Lo público para tener una guía y para que te enteres de lo que te puedes encontrar en este Blog de aquí en adelante.

La columna vertebral de este plan es la Psicología Afectiva. Mi pasión, la disciplina que le da sentido a mi existencia, y a la cual he decidido dedicarle el resto de mis días. Gran parte de lo que aquí te encuentres, esta permeado por esta novísima rama de la Psicologia creada por mi maestro Miguel De Zubiria Samper. Una de mis tareas entonces es dar a conocer su obra, interpretarla, aplicarla a la vida cotidiana, desarrollar sus tesis básicas, sus postulados, sus conceptos, sus fundamentos evolutivos y epistemológicos; refutar las tesis que esta teoría supera con creces, y que todavía siguen siendo utilizadas por mis despistados colegas (Un par de ejemplos: la cacareada “inteligencia emocional” y su “evolución”, la “inteligencia afectiva”. Ambos conceptos erróneos y hasta mal entendidos)

Como una estrategia para multiplicar las enseñanzas de la Psicología Afectiva, con mi esposa le hemos dado vida al Taller. El Taller es un Centro de Formación Afectiva que tiene como propósito “Procurar la Felicidad de las Personas a través de la Formación Afectiva”. Es un modelo de emprendimiento que iremos explicando poco a poco y de paso te contaremos como te puedes unir a nuestro equipo de trabajo. También te compartiremos nuestras experiencias en este proyecto, los actos formativos que vamos llevando a cabo y las líneas de trabajo que iremos desarrollando. Por lo pronto, te cuento que nos hemos enfocado en dos temas muy importantes. El Oficio de Ser Padres y Las Relaciones de Pareja y sus Historias. Ambos temas los desarrollaremos en detalle con Boletines que publicaremos cada 15 días.

Como El Taller es un emprendimiento, su desarrollo va dejando unas invaluables enseñanzas. Fiel a la ética hacker, es muy importante compartirlas, dejarlas en la red para que otros tomen atenta nota, se apoderen de lo que les sirva y no cometan los mismos errores que muy seguramente se cometen por la falta de experiencia. A esto le llamaré Lecciones Emprendedoras.

La Psicología Afectiva es un desarrollo de Pedagogía Conceptual. Por eso es muy importante dominar este modelo pedagógico. Además, su didáctica es la base de la pedagogía afectiva y por ende de los actos formativos (conferencias, talleres, seminarios, cursos, diplomados y jornadas de formación afectiva) que llevamos a cabo en El Taller. Por tal motivo, con mi esposa hemos abierto un blog en el que cada semana te compartiremos un par de artículos sobre este modelo creado por el maestro Miguel De Zubiria.

Mi maestro De Zubiria suele decir que “somos nuestros aprehendizajes” y ¿de dónde viene lo que aprendemos? En parte, de lo que él mismo -citando al gran Karl Popper- denomina el Mundo 3 o el mundo de los productos de la mente. Los libros son el depósito por excelencia de los productos de la mente. ¿Qué productos? Principios, leyes, teorías, ideologías… por eso, me daré a la tarea de hacer una reseña de cada libro que voy leyendo, los cuales son fuente primaria para todo lo que publico en este Blog. Sobre el particular, permíteme contarte que en estos momentos estoy llevando a cabo cuatro líneas de lectura. En primer lugar, Psicología Afectiva, es decir, la obra De Zubiriana; en segundo lugar, estoy leyendo sobre Mente Humana, particularmente Teorías Modulares Evolucionistas y Memetica. En tercer lugar, estoy intentando comprender el concepto de Informacionalismo; y por ultimo, estoy nutriéndome de fuentes que me dan insumos para fortalecer el Modelo del Taller; tendencias, innovación conceptual, posturas críticas hacia el capitalismo industrial, nueva economía y cultura artesana.

Hace mucho tiempo que vengo planeado escribir una serie de cartas. Hoy hemos perdido lo que en una época era la norma y no la excepción. El genero epistolar ha sido celebre porque de alguna manera da cuenta de las características de la época. Quiero escribir cartas a familiares lejanos; a personas que ocupan determinados cargos de relevancia política, económica, social; a instituciones y gremios que de acuerdo con mi parecer obstaculizan el desarrollo del país; a organizaciones que para bien o para mal, juegan un papel importante en el circo nacional y latinoamericano; a entidades que se ocupan de temas como la educación, la niñez, la mujer, la religión, los derechos humanos, etc.

Desde que conocí la obra de Steven Pinker y del divulgador científico Antonio Velez me enamoré del concepto de Naturaleza Humana y por ende de la Psicologia Evolucionista. Misma que le da un solido fundamento a la Psicología Afectiva. De hecho, el descubrimiento cumbre de la Psicologia es el de utilizar el prisma evolutivo para mirar a través de él la psiquis humana. Sin esta mirada, todo intento por entender a los hombres terminará en el más completo fracaso.[2] De modo que, en este Blog, -parafraseando a Velez- no se hablará de naturaleza O cultura, sino más bien de naturaleza Y cultura. Es falso que el hombre “nace”, y es igualmente falso que el hombre “se hace”. El hombre “nace” Y se “hace”.[3] Gran parte de nuestra vida afectiva tiene su base en nuestra propia naturaleza heredada de los antropomorfos y los primeros homínidos. Esto es muy importante comprenderlo, porque como bien lo señala Anton Chejov –citado por Pinker- “El hombre se volverá mejor cuando le muestres como es”.

Muy probablemente ya te habrás preguntado: ¿Y qué es un Analista Simbólico? Este es un término acuñado por Robert Reich en su libro “El Trabajo de las Naciones”. Obra publicada en 1990, y que representó un aporte considerable para comprender como se están configurando las categorías de trabajo en la nueva economía global. En la cual, aquellos que desarrollen habilidades metacognitivas para la intermediación estratégica, la identificación y resolución de problemas serán los grandes beneficiados de una economía que ha dejado de ser nacional para convertirse en mundial; economía centrada principalmente en el procesamiento de información y la producción de conocimiento relevante. Esto es determinante para comprender los cambios que se están dando en el ámbito laboral, y por eso en este Blog se reflexionará sobre ello, haciendo una férrea critica a nuestro obsoleto sistema educativo industrial, concebido para producir obreros en masa y no para aprehender.

La dimensión afectiva del ser humano ha sido objeto de múltiples interpretaciones. O mejor, de incontables tergiversaciones, especulaciones, conjeturas, juicios de valor provenientes de la religión, el esoterismo y la pseudociencia, carentes a todas luces de validez científica, que infortunadamente han hecho carrera y han contaminado las mentes de generaciones enteras, generando confusión y malos entendidos. Hasta ahora venimos a tener idea de como funciona ese mundo afectivo, la Psicología Afectiva apenas es una niña, pero son tan sólidos sus fundamentos que muy pronto ganará fuerza y ayudará a comprender ese motor de la existencia que es la afectividad. Por lo pronto, baste empezar con una seria Alfabetización Afectiva; Jose Antonio Marina nos ayuda en esa tarea, “El Laberinto Sentimental” y “El Diccionario de los Sentimientos” son dos obras clave para este propósito. Tenemos que aprehender con claridad que es una emoción, un sentimiento, una actitud, un valor y un principio. Sólo así podremos aspirar algún día a comprender como es que funciona este esquivo mundo afectivo.

La Psicología Afectiva se nutre de la casuística. Voy a compartir contigo entonces casos que nos permitan aprender sobre la afectividad de las personas en sus cinco dimensiones: Familia, Pareja, Amigos, Trabajo y Si Mismo.

En la Era de la Información la riqueza de un país ya no está representada en sus recursos naturales. La Verdadera Riqueza la poseen sus ciudadanos; parece una frase cliché, pero así es. Los verdaderos activos de una nación son las capacidades de sus ciudadanos para aportarle a la economía global. En otras palabras, el nivel de vida de la población de un país depende cada vez más de lo que pueda aportar a la economía mundial en términos del valor de sus conocimientos y habilidades.[4]

¿Y quienes son estas personas? Indudablemente los Talentosos. Aquellos que al decir de mi maestro De Zubiria “producen realizaciones u obras sobresalientes” demandadas por la economía mundial. Formar el Talento de TODOS nuestros niños y jovenes es vital para el desarrollo del país. Hay que pasar de la perversa lógica de la “selección del talento”, a la democratización del Talento. Esta es la tesis que defiende el maestro, sostiene que cada estudiante, por lógica tiene un campo que reúne su mayor interés y sus mejores aptitudes cognitivas y expresivas. El Talento surge entonces de conjugar estas condiciones psicológicas con la resonancia cultural y la formación del talento, su condición social. Al coincidir las condiciones psicológicas, con las condiciones sociales todo joven despliega su talento potencial y a futuro aportará riqueza a su nación, pues el talento y la creación humana son la materia prima de la ciencia, la tecnología, el arte y de las empresas, las cuales crean la riqueza y el bienestar colectivo… o su ausencia la pobreza.[5] Tremendamente importante, ¿no?, por eso en este Blog te encontraras con este tema que también tiene una intima relación con la Psicología Afectiva.

Mi intención es que este Blog se convierta en un lugar de referencia para aprender sobre Psicología Afectiva. Por eso también compartiré contigo entrevistas realizadas a personajes que tengan algo para decirnos al respecto. Indagaremos sobre sus posturas sobre los temas centrales de la existencia humana; la familia, los hijos, la pareja, los amigos, el trabajo, el talento, la educación, el amor, la felicidad, la soledad, la depresión y el suicidio, entre otros.

Antes de incursionar en esto de los blogs, acostumbraba a dejar evidencias de mi existencia en libros, por ahí tengo varios tomos de memorias, de historias, de recuerdos de infancia y adolescencia. Desde pequeño he tenido la necesidad de escribir, de contar. De dejar huellas para revisarlas con el paso de los años y comprender el rumbo que ha tomado la vida. Detrás de toda obra humana hay una biografía, una historia de vida, y como me asiste la firme motivación de trabajar fuertemente para convertirme en las próximas décadas en el heredero intelectual de mi maestro Miguel De Zubiria, considero que es importante contar mi historia personal; para ello hablaré sobre mi vida familiar, recordaré mis orígenes, lo publicable de mis relaciones de pareja, mis experiencias en el mundo del trabajo, mi vida escolar –desde la escuela hasta la universidad-, los vínculos con los amigos, aquellos hechos que marcaron mi existencia.

Lo anterior será una reconstrucción del pasado. Pero también hablaré de mi presente. De mis roles, afectos y creencias. De lo que hago, amo y creo. Pero también de lo que me disgusta, de lo que me genera aversión, de todo aquello en lo que no creo. De esos dogmas y falsas creencias impuestas por la “tradición”.

El estudio de la afectividad tiene un correlato bioquímico. Cuando estamos expuestos a la acción de las emociones y los sentimientos, nuestro cerebro produce unas sustancias que nos estimulan o nos atormentan. La felicidad, el amor, la soledad, la depresión y otros estados, están acompañados de esas sustancias que nos alegran la existencia o nos entristece la vida. Comprender esto, y sobre todo aprender a producir dichas sustancias de forma natural, a través del fortalecimiento de los vínculos, resulta fundamental para tener una mejor calidad de vida.

Por ultimo, todo lo dicho hasta aquí no podría ser posible si no tuviéramos una Mente que nos lo permitiera. Por eso, me ocuparé de lo que realmente es el objeto de estudio de la Psicologia: la Mente Humana, ese sistema que nos permite ser lo que somos.

Esta es pues mi hoja de ruta de producción intelectual, una guía que me orientará en esta viaje que he emprendido y el cual ya no tiene vuelta atrás.

Me anima poner en práctica un principio universal: Dar para Recibir. Quiero ser tenido en cuenta para dictar muchas conferencias, talleres, cursos, seminarios, jornadas de formación afectiva. No tengo más opción, a esto le dedico el 100% de mi tiempo. Necesito tener tranquilidad para seguir adelante con este propósito de multiplicar las enseñanzas de la Psicología Afectiva. Y eso sólo se logra Dando, compartiendo los conocimientos, ayudando a los demás. Ya comprendí que definitivamente lo primero que hay que hacer es DAR. Si se hace con convicción, voluntad y entrega, tarde o temprano empezaré a Recibir. Tengo confianza absoluta en este principio.


[1] Robert Reich “El Trabajo de las Naciones: hacia el capitalismo del siglo XXI” Javier Vergara Editor. Buenos Aires, 1993.

[2] Antonio Velez “Homo Sapiens”. Villegas Editores. Bogotá, 2006

[3] Ibid, pag 30

[4] Robert Reich “El Trabajo de las Naciones: hacia el capitalismo del siglo XXI” Javier Vergara Editor. Buenos Aires, 1993. Pag 154

[5] Miguel De Zubiria Samper “Psicologia del Talento y la Creatividad” Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Bogotá, 2006

Anuncios
andres granada, EL TALLER

PROYECTOS DEL TALLER

Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Teoría BioPsicoSocial Mental (Modularidad de la Mente).
  • Teoría Evolucionista de la Mente.
  • Psicología de la Mente (Sistema Afectivo, Sistema Cognitivo y Sistema Expresivo).
  • Afectividad Humana (Praxica, Psicológica y Cultural).
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal y Afectividad Sociogrupal).
  • Instrumentos Afectivos (Emociones, Sentimientos, Actitudes, Valores y Principios).
  • Desarrollo Afectivo.
  • Afectogramas.
  • Psicología Afectiva.
  • Pedagogía Afectiva.
  • Felicidad.
  • Fuentes de Felicidad.

Formación para la Sexualidad desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Formación para la Sexualidad.
  • Afectividad Humana.
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal y Afectividad Sociogrupal).
  • Instrumentos Afectivos (Emociones, Sentimientos, Actitudes, Valores y Principios).
  • Desarrollo Afectivo.
  • Psicología Afectiva.
  • Pedagogía Afectiva.
  • Felicidad
  • Fuentes de Felicidad.
  • Componentes de la Sexualidad (Identidad de Genero. Comportamientos Culturales de Género y Orientación Sexual).
  • Funciones de la Sexualidad (Erótica, Afectiva, Reproductiva y Comunicativa-Relacional).
  • Contextos de la Sexualidad (Individual, Pareja, Familiar, Social).
  • Ciclo Vital y Sexualidad (Niñez, Infancia, Adolescencia, Juventud, Adultez y Persona Mayor).

Formación para Padres y Madres desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Formación para Padres y Madres.
  • Afectividad Humana (Praxica, Psicológica y Cultural).
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal y Afectividad Sociogrupal).
  • Instrumentos Afectivos (Emociones, Sentimientos, Actitudes, Valores y Principios).
  • Desarrollo Afectivo.
  • Afectogramas.
  • Psicología Afectiva.
  • Pedagogía Afectiva.
  • Felicidad.
  • Fuentes de Felicidad.
  • Prevención de la Violencia Intrafamiliar (Física, Afectiva, Económica, Sexual, Negligencia y Descuido, Abandono, Exclusión, Simbólica y Sociocultural).
  • Ciclo de la Violencia Intrafamiliar.
  • Prevención del Maltrato Infantil.
  • Ciclo Vital y Sexualidad (Niñez, Infancia y Adolescencia).
  • Prevención del abuso sexual en niños y niñas.
  • Fortalecimiento del Buen Trato.
  • Modelo Formativo para la crianza de los hijos.
  • Prevención, Manejo y Solución de conflictos.

Formación para el Fortalecimiento de las Relaciones de Pareja desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Asertividad
  • Comunicación
  • Afectividad Interpersonal (conocimiento del otro, valoración del otro, destrezas interpersonales)
  • Afectividad Intrapersonal (Autoconocimiento, Autovaloracion y Autoadministración)
  • Sexualidad y Afectividad
  • Instrumentos Afectivos (Emociones, Sentimientos, Actitudes, Valores y Principios).
  • Desarrollo Afectivo.
  • Afectogramas
  • Psicología Afectiva.
  • Pedagogía Afectiva.
  • Felicidad.
  • Fuentes de Felicidad.
  • Prevención de la Violencia Intrafamiliar (Física, Afectiva, Económica, Sexual, Negligencia y Descuido, Abandono, Exclusión, Simbólica y Sociocultural).
  • Ciclo de la Violencia Intrafamiliar.
  • Prevención, Manejo y Solución de conflictos.

Formación para la Prevención de las Violencias desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Prevención de la Violencia Intrafamiliar (Física, Afectiva, Económica, Sexual, Negligencia y Descuido, Abandono, Exclusión, Simbólica y Sociocultural).
  • Ciclo de la Violencia Intrafamiliar.
  • Prevención de la Violencia Escolar.
  • Prevención de la Violencia Social.
  • Prevención de la Violencia de Grupos.
  • Violencia de Genero.
  • Prevención, Manejo y Solución de conflictos.
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal y Afectividad Sociogrupal).
  • Instrumentos Afectivos (Emociones, Sentimientos, Actitudes, Valores y Principios).
  • Desarrollo Afectivo.
  • Psicología Afectiva.
  • Pedagogía Afectiva.
  • Felicidad.
  • Fuentes de Felicidad.

Formación para el Fortalecimiento de la Resiliencia desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Resiliencia.
  • Resiliencia Familiar y Afectividad.
  • Resiliencia, Afectividad y Procesamiento del Duelo.
  • Resiliencia, Afectividad y Enfermedad.
  • Resiliencia, Afectividad y Población Vulnerable.
  • Resiliencia, Afectividad y Ciclo Vital (niñez, infancia, adolescencia, juventud, adultez y persona mayor).
  • Resiliencia, Afectividad y Prevención del Suicidio.
  • Afectividad Humana (Praxica, Psicológica y Cultural).
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal y Afectividad Sociogrupal).
  • Instrumentos Afectivos (Emociones, Sentimientos, Actitudes, Valores y Principios).
  • Desarrollo Afectivo.
  • Afectogramas.
  • Psicología Afectiva.
  • Pedagogía Afectiva.
  • Felicidad.
  • Fuentes de Felicidad.

Formación para la Prevención de la Soledad, la Depresión y el Suicidio desde la Afectividad Humana

  • Pautas de Crianza
  • Crianza Formativa
  • Proceso Suicida
  • Soledad
  • Depresión
  • Suicidio
  • Afectividad Intrapersonal
  • Afectividad Interpersonal
  • Desarrollo Afectivo
  • Afectogramas
  • Psicología Afectiva
  • Pedagogía Afectiva
  • Felicidad
  • Fuentes de Felicidad

Formación para el Perdón y la Reconciliación desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Perdón y Afectividad Humana
  • Reconciliación y Afectividad Humana
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal y Afectividad Sociogrupal).
  • Instrumentos Afectivos (Emociones, Sentimientos, Actitudes, Valores y Principios).
  • Desarrollo Afectivo.
  • Psicología Afectiva.
  • Pedagogía Afectiva.
  • Felicidad.
  • Fuentes de Felicidad.

Formación para la Construcción del Proyecto de Vida desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Proyecto de Vida.
  • Marca Personal.
  • Afectividad Intrapersonal (Conocimiento de Si Mismo, Valoración de Si mismo, Autoadministración).
  • Afectividad Interpersonal (Conocimiento del otro, Valoración del Otro, Destrezas Interpersonales)
  • Instrumentos Afectivos (Emociones, Sentimientos, Actitudes, Valores y Principios).
  • Desarrollo Afectivo.
  • Pedagogía Afectiva.
  • Felicidad.
  • Fuentes de Felicidad.

Formación para el Fortalecimiento Organizacional desde la Afectividad Humana

  • Fortalecimiento Organizacional.
  • Afectividad Interpersonal.
  • Afectividad Intrapersonal.
  • Teoría de la Mente.

Formación para el Emprendimiento Informacional (Digital, Artesanal, Social y Altruista) desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Informacionalismo.
  • Sociedad de la Información.
  • Economía del Conocimiento.
  • Economía Altruista.
  • Economía de las Donaciones.
  • Emprendimiento Informacional (Digital, Artesanal, Social y Altruista).
  • Altruismo
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal y Afectividad Sociogrupal).
  • Cultura Artesana.
  • Cultura Hacker.
  • Pluriespecialista.
  • Web Social.
  • Galaxia Internet.
  • Trabajo en Red.
  • Cooperación.
  • Reciprocidad.
  • Innovación.
  • Anticipación.
  • Compromiso con la Comunidad.
  • Empresa Social.

Formación para la Conciencia Ecológica desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Ecología.
  • Conciencia Ecológica.
  • Desarrollo Sostenible.
  • Conciencia Ecológica y Afectividad Humana.
  • Formación al Consumidor.
  • Afectividad Práxica.
  • Consumo Responsable.

Formación de Analistas Simbólicos desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Informacionalismo.
  • Sociedad de la Información.
  • Economía del Conocimiento.
  • Analista Simbólico
  • Cultura Hacker.
  • Aprender a Aprehender.
  • Procesar información.
  • Transformar la información en conocimiento relevante.
  • Conceptualización.
  • Aprehender a LEER y ESCRIBIR (ensayos, monografías, tesis, proyectos).
  • Pensamiento Sistémico.
  • Abstracción.
  • Conceptualización
  • Experimentación.
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal y Afectividad Sociogrupal).
  • Creatividad.
  • Innovación.
  • Galaxia Internet.

Formación para el Descubrimiento, Desarrollo y Posicionamiento de la Marca Personal (Branding Personal) desde la Afectividad Humana

Los conceptos articuladores de este proyecto son:

  • Marca Personal.
  • Personal Branding
  • Modelo DDP (Descubrimiento, Desarrollo y Posicionamiento de la Marca Personal).
  • Web Social.
  • Afectividad Psicológica (Afectividad Intrapersonal, Afectividad Interpersonal, Afectividad Sociogrupal).
  • Proveedor de servicios.
BOLETINES

BOLETÍN # 6

ARTICULO # 91 ANALISTAS SIMBÓLICOS: Los nuevos trabajadores del conocimiento

Según las últimas cifras del DANE[1] la tasa de desempleo en Colombia se situó en 14.6%, en números concretos, en los últimos doce meses el país llegó a 3.1 millones de desocupados, cuando un año atrás la cifra era de 2.8 millones. Esto indica que la tasa de desocupación se elevó en 298 mil personas. Pereira, Popayán y Quibdó registraron las tasas mas altas de desempleo con 20.6%, 20.1% y 19.1% respectivamente.

http://wp.me/pdesm-cG

ARTICULO # 92 FORMACIÓN DE ANALISTAS SIMBÓLICOS

Indudablemente, no sólo estamos en una época de cambios, el asunto  es más profundo, vivimos un cambio de época. Por lo menos así lo han documentado autores como Alvin Toffler[1] (1970, 1980, 1990, 2006). Daniel Bell[2] (1973). Peter Drucker[3] (1993). Manuel Castells[4] (2001, 2002). Juan Urrutia[5] (2009). David De Ugarte[6] (2007, 2009) y Pekka Himanen[7] (2001). Salvo algunas diferencias conceptuales, todos coinciden en lo esencial: el recurso más importante y determinante de esta nueva época es el conocimiento. De hecho, la generación, el procesamiento y la transmisión de la información se convierten en las fuentes fundamentales de la productividad y el desarrollo. Es más, los servicios basados en el conocimiento habrán de convertirse en la estructura central de la nueva economía y de una sociedad apuntalada en la información.

http://wp.me/pdesm-cY

EL SUSTITUTO DEFINITIVO: el conocimiento relevante

Sostienen los Toffler que el sustituto definitivo del capital es el conocimiento. Ahora bien, ¿Qué tipo de conocimiento? Está claro que no se refieren al conocimiento industrial, ese que enseñan en el sistema educativo desde el pre-escolar hasta la universidad. Ese que viene empaquetado y listo para ser consumido. El conocimiento al que hacen referencia los Toffler son datos, información, imágenes, símbolos, cultura, ideología y valores. Cada uno de los cuales forma parte de los elementos constitutivos de una nueva economía que emerge a su vez en una nueva sociedad, la cual va dejando atrás, poco a poco, la vieja sociedad industrial.

http://wp.me/pdesm-cA

¿SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN? ¿SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO? ¿SOCIEDAD INFORMACIONAL?

Mi trabajo como consultor artesano y analista simbólico esta atravesado por el paradigma de la Era de la Información y la ética hacker. Ambos conceptos no son muy conocidos por los habitantes de la sociedad industrial, por eso es necesario asumir una actitud pedagógica con miras a formar a aquellos que están en transito de una sociedad a otra y requieren luces para entender este cambio de paradigma.

http://wp.me/pdesm-ci

analistas simbolicos

ARTICULO # 92 FORMACIÓN DE ANALISTAS SIMBÓLICOS

Indudablemente, no sólo estamos en una época de cambios, el asunto  es más profundo, vivimos un cambio de época. Por lo menos así lo han documentado autores como Alvin Toffler[1] (1970, 1980, 1990, 2006). Daniel Bell[2] (1973). Peter Drucker[3] (1993). Manuel Castells[4] (2001, 2002). Juan Urrutia[5] (2009). David De Ugarte[6] (2007, 2009) y Pekka Himanen[7] (2001). Salvo algunas diferencias conceptuales, todos coinciden en lo esencial: el recurso más importante y determinante de esta nueva época es el conocimiento. De hecho, la generación, el procesamiento y la transmisión de la información se convierten en las fuentes fundamentales de la productividad y el desarrollo. Es más, los servicios basados en el conocimiento habrán de convertirse en la estructura central de la nueva economía y de una sociedad apuntalada en la información.

El mensaje es claro, si Colombia quiere subirse al tren de la Era de la Información y abrirse paso en la economía del conocimiento, debe formar a sus ciudadanos, debe convertir a sus nuevas generaciones  en trabajadores del conocimiento.

Ahora bien, ¿Qué es un trabajador del conocimiento?

Un trabajador del conocimiento es todo aquel cuya materia prima es la información y el conocimiento. Toffler define este último como datos, imágenes, símbolos, cultura, ideología y valores.[8] Yo le agrego modelos teóricos, conceptos e instrumentos de conocimiento.

Peter Drucker definía al trabajador del conocimiento como una persona con visible grado de desarrollo personal y profesional, gran destreza digital e informacional, autónomo en el desempeño y en el aprendizaje permanente, con capacidad creativa y actitud innovadora.[9]

El trabajador del conocimiento se define, en gran medida, por su capacidad de innovación: capacidad de elaborar conocimiento y aplicarlo.

En esta nueva realidad el concepto de conocimiento ha cambiado: conocimiento no es saber mucho de algo, estar informado, tener idea sobre algo, no es erudición. Conocimiento ahora significa:

  • Información eficaz en acción
  • Capacidad para la acción
  • Aplicación y uso productivo de la información
  • Información que se ha puesto a producir
  • Saber Hacer
  • Es la utilización inteligente de información relevante por personas que lo utilizan dentro de un contexto determinado para un propósito
  • Es un acto humano, no un objeto que se pueda almacenar, reutilizar o gestionar, que se basa en la interpretación de datos para actuar.

De manera pues que para hacerle frente a los retos que esta economía del conocimiento plantea ya no son necesarios más trabajadores industriales, se requieren trabajadores del conocimiento.

Ahora bien, existen dos tipos de trabajadores del conocimiento. Los profesionales industriales y los Analistas Simbólicos.

Los profesionales industriales:

  • Hacen un uso rutinario del conocimiento.
  • Fueron educados (capacitados) para satisfacer la demanda del mercado laboral industrial.
  • Tienen poca autonomía y están sujetos a rutinas laborales tipo fábrica.
  • Cumplen horarios fijos, marcan tarjeta y realizan tareas establecidas por un manual de funciones.
  • Son poco creativos y están inmersos en ambientes laborales donde no se promueve la innovación.

El Analista Simbólico en cambio:

  • Es un experto trabajador del conocimiento quien no solo opera con información, sino que sabe transformar dicha información en conocimiento relevante.
  • Domina poderosas herramientas que le permiten organizar el conocimiento.
  • Aprehende de manera autónoma. Se mueve como pez en el agua por el mundo de internet.
  • Piensa de forma sistémica.
  • Tiene capacidad de abstracción.
  • Posee espíritu de colaboración.
  • Desarrolla competencias Intrapersonales e Interpersonales para el trabajo en equipo.
  • Es proclive a la experimentación.
  • Es muy hábil para la conceptualización.
  • Despliega una amplia capacidad comunicativa e interactiva.
  • Es altamente creativo e innovador.
  • Tiene capacidad para ver las conexiones entre ideas, campos de conocimiento y conceptos.

Como es apenas lógico, un Analista Simbólico goza de más autonomía que un profesional industrial. Por ende, ya no busca solamente un empleo, sino trabajos que satisfagan sus intereses. Puede trabajar a distancia, con horarios flexibles, puede llevar a cabo su trabajo de forma individual o participar en proyectos colectivos de construcción de conocimiento como los que se llevan a cabo en un TALLER ARTESANAL.

¿Y sus ingresos? Pues son directamente proporcionales a la complejidad y calidad del conocimiento que domine y produzca. Por tal razón, y a diferencia de un profesional industrial que debe esperar cinco años para empezar a facturar, el Analista Simbólico puede ofrecer sus servicios acorde a su capital intelectual acumulado, el cual, no viene representado sólo por un diploma de pregrado, especialización, maestría o doctorado, sino, demostrado por su producción y experiencia, la cual es de conocimiento publico.

Transitar de una sociedad industrial basada en el capital, el trabajo y la tierra, a una sociedad cimentada sobre la información y el conocimiento, trae como consecuencia un dramático cambio en la formación de los nuevos profesionales.

Tal realidad deja al descubierto dos opciones: o se sigue educando para el cada vez más agonizante trabajo industrial o se forma para la producción de conocimiento relevante. En el primer caso se educarán profesionales que pasarán a engrosar las filas de los desempleados, pues sus conocimientos ya no serán tan demandados dada la sobreoferta de trabajadores industriales con esas mismas “aptitudes” y contando con suerte quienes logren acceder a un empleo, serán mal remunerados. En el segundo caso se formaran ANALISTAS SIMBÓLICOS.

Actualmente, en NINGUNA[10] institucion educativa (colegios, institutos y universidades) se forman Analistas Simbólicos.

Así las cosas mi propuesta es la siguiente:

Como Consultor Artesano y Analista Simbólico, estoy en capacidad de formar trabajadores del conocimiento, específicamente analistas simbólicos que podrán:

  • Aprender a Aprehender
  • Aprehender a acceder al conocimiento
  • Aprehender a procesar información y transformar dicha información en conocimiento relevante.
  • Aprehender a LEER y ESCRIBIR (ensayos, monografías, tesis, proyectos, etc)
  • Pensar de forma sistémica.
  • Tener capacidad de abstracción.
  • Ser proclives a la experimentación.
  • Tener espíritu de colaboración.
  • Desarrollar competencias Intrapersonales e Interpersonales para el trabajo en equipo.
  • Ser muy hábiles para la conceptualización
  • Ser altamente creativo.
  • Desplegar una amplia capacidad comunicativa e interactiva.
  • Ver las conexiones entre ideas, campos de conocimiento y conceptos.

¿Quién puede hacer uso de mis servicios?

Bachilleres

Solo uno de cada diez bachilleres en Colombia ingresa a la Universidad. Son mano de obra barata utilizada en oficios industriales. Por su labor escasamente reciben un salario mínimo. Un bachiller que se forme como Analista Simbólico estará en capacidad de ofrecer sus servicios como:

  • Asistente de investigación.
  • Capacitador en herramientas de investigación.
  • Formador de analistas simbólicos.
  • Podrá ser parte de equipos de producción de conocimiento colectivo.
  • Podrá ingresar a TALLERES ARTESANALES de producción de conocimiento.

Universitarios

La gran mayoría de estudiantes universitarios todavía están siendo educados para convertirse en profesionales industriales. Tienen dificultad para procesar textos académicos, leer y escribir ensayos, argumentar e investigar. Cuando salen al mercado laboral, tienen dificultad para acceder a un empleo y cuando lo hacen no son justamente remunerados.

Un universitario que se forme como Analista Simbólico estará en capacidad de ofrecer sus servicios como:

  • Asistente de investigación.
  • Capacitador en herramientas de investigación.
  • Formador de analistas simbólicos.
  • Podrá ser parte de equipos de producción de conocimiento colectivo.
  • Podrá ingresar a TALLERES ARTESANALES de producción de conocimiento.

Profesionales

Salvo contadas excepciones (universidades de elite) las universidades están produciendo profesionales industriales que hacen un uso rutinario del conocimiento y salen a engrosar las filas de los desempleados o mal pagados.

Un profesional que se forme como Analista Simbólico estará en capacidad de ofrecer sus servicios como:

  • Investigador
  • Consultor
  • Capacitador en herramientas de investigación.
  • Formador de analistas simbólicos.
  • Podrá ser parte de equipos de producción de conocimiento colectivo.
  • Podrá ingresar a TALLERES ARTESANALES de producción de conocimiento.

Mí propuesta también va dirigida a instituciones tales como:

  • Colegios
  • Centros de educación para el trabajo y el desarrollo humano
  • Universidades

Sin lugar a dudas, las instituciones que más pronto tomen conciencia del advenimiento de una nueva Era apalancada en la información y el conocimiento, más rápido empezarán a sacar provecho. De lo contrario, se verán rezagadas, eso es lo único seguro, el rezago.

Ahí está pues la propuesta. Si te interesa ya sabes donde puedes encontrarme. Aquí.


[1] El Shock del Futuro. La Tercera Ola. El Cambio del Poder. La Revolución de la Riqueza

[2] El Advenimiento de la Sociedad post-industrial

[3] La Sociedad Poscapitalista

[4] La Era de la Información Vol. I “La Sociedad Red”. La Era de la Información Vol. II ”El Poder de la Identidad”. La Era de la Información Vol. III “Fin de Milenio”

[5] El Capitalismo que Viene.

[6] El Poder de las Redes Sociales. Files: la democracia económica en el siglo de las redes. De las Naciones a las Redes.

[7] La Ética del Hacker y el Espíritu de la Era de la Información.

[8] Alvin y Heidi Toffler “La creación de una nueva civilización” 1994

[9] Peter Drucker “La sociedad poscapitalista” 1993

[10] Cuando digo “ninguna” no exagero, créeme, salvo algunos colegios que forman parte de la Red de Pedagogía Conceptual que tienen una cátedra de “lectores competentes”, lo mismo que el Instituto Alberto Merani. En ninguna parte forman Analistas Simbólicos.

analistas simbolicos, informacionalismo, sociedad de la informacion, TRABAJADORES DEL CONOCIMIENTO

ARTICULO # 91 ANALISTAS SIMBÓLICOS: Los nuevos trabajadores del conocimiento

De la tierra al capital; del capital al conocimiento

Según las últimas cifras del DANE[1] la tasa de desempleo en Colombia se situó en 14.6%, en números concretos, en los últimos doce meses el país llegó a 3.1 millones de desocupados, cuando un año atrás la cifra era de 2.8 millones. Esto indica que la tasa de desocupación se elevó en 298 mil personas. Pereira, Popayán y Quibdó registraron las tasas mas altas de desempleo con 20.6%, 20.1% y 19.1% respectivamente.

Las anteriores cifras son un contundente indicador. Las estrategias para generar empleo han sido un total fracaso. Pero lo peor no es eso, lo lamentable es que nuestros ilustres políticos y quienes aspiran a dirigir los destinos de este país, sigan insistiendo en formulas anacrónicas y desgastadas.

Basta con revisar las propuestas de los candidatos presidenciales a propósito de la generación de empleo, para constatar que no tienen ni la menor idea sobre las causas estructurales del problema. Como buenos demagogos, prometen entre otros “milagritos” los siguientes:

  • Reducir los costos de despido para disminuir el costo relativo del empleo. (¿favorecer más a los empleadores?) Vargas Lleras
  • Generar un total de 800 mil empleos anuales con la construcción de Vivienda de Interés Social. (¿qué clase de empleo?) Vargas Lleras
  • Fortalecer el SENA para ampliar el cubrimiento de la capacitación laboral a personas sin educación formal y personas de menores ingresos (¿más educación proletaria?) Vargas Lleras
  • Creación de 300.000 empleos temporales (¿empleos desechables?) Vargas Lleras
  • La flexibilización de los mercados laborales es la solución para la generación de empleo no como un plan coyuntural sino de manera permanente Para esto, se crearán programas activos de entrenamiento para reconvertir la fuerza de trabajo según la demanda de habilidades. (¿Qué tipo de habilidades?) Pardo
  • Retirar los estímulos a la informalidad, eliminar numerosas exenciones al capital para favorecer la relación trabajo/capital y fortalecer la protección al trabajador. Los empleadores deben comprometerse con dar trabajo de buena calidad. (¿lo permitirían los empresarios? ¿es el capital el factor determinante?) Fajardo
  • Ofrecer capital semilla para montar cafés internet, proyectos agrícolas, talleres, misceláneas, peluquerías, hoteles ecológicos, restaurantes. (¿más trabajo industrial?) Noemí

¿Qué tal estos genios, ah? Señores, los tiempos han cambiado!!! ¿Porque siguen insistiendo en lo mismo? ¿14.6%, 3.1 millones de desocupados, no les dice nada? A esta escandalosa cifra se le suma el deterioro en las condiciones del empleo, mal remunerado y poco valorado. Ni siquiera aquellos que invierten en la educación superior ven recompensados sus esfuerzos.

Todo lo anterior es prueba de una realidad inobjetable: el empleo en el sistema industrial está en crisis. Y ante este oscuro panorama solo quedan dos caminos, o siguen insistiendo con formulas industriales para la generación de empleo (como las que proponen nuestros sabiondos políticos) o cambiamos de paradigma y actuamos en consecuencia.

La cosa es muy sencilla. Estamos transitando de una sociedad industrial a una sociedad informacional. La primera era sostenida por trabajadores industriales, la segunda requiere trabajadores del conocimiento.

El desempleo actual tiene entre sus causas, la sobreoferta de trabajadores industriales (desde la mano de obra no calificada, hasta profesionales que hacen un uso rutinario del conocimiento).

Así mismo, la pérdida de los puestos de trabajo esta relacionada con el dramático paso de una economía industrial, de acuerdo con Alvin Toffler[2] caracterizada por principios como la uniformización, especialización, sincronización, concentración, maximización y centralización; a una economía del conocimiento en la que según Manuel Castells[3], la generación, el procesamiento y la transmisión de la información se convierten en las fuentes fundamentales de la productividad y el desarrollo.

Esta claro, necesitamos incursionar fuertemente en la economía del conocimiento. Países como Finlandia, Singapur, Corea del Sur, Taiwán, Chile, España y otros, le apostaron con firmeza a esa ruta y hoy se pueden ver los resultados. Estos países producen una gama diversificada de servicios y productos manufacturados de alta tecnología que tienen en la información y el conocimiento su principal materia prima (celulares, microchips, televisores plasma, aparatos electrónicos, juegos de video, nanotecnología, modelos teóricos, etc) No podemos seguir insistiendo en la exportación de materias primas,  ni de productos de baja tecnología (carbón, café, flores, cuero, banano, etc) a ese paso vamos a quedar rezagados y condenados a vivir por siempre en el subdesarrollo.

Hoy más que nunca es posible ponernos al nivel de dichos países. Porque a diferencia de la Era Industrial, en la que el capital era el factor determinante para crecer, en la Era Informacional, el recurso más importante para lograr el desarrollo es el conocimiento, y éste, lo pueden producir las personas con la formación adecuada para ello. Por tal motivo, necesitamos dejar atrás la educación industrial y concentrarnos en la formación de trabajadores del conocimiento en todos sus niveles. La mayor oportunidad para mejorar la competitividad está en competir en la nueva Era, no en perfeccionar la vieja.

De modo que para hacerle frente a los retos que esta economía de conocimiento plantea ya no son necesarios más trabajadores industriales, se requieren trabajadores del conocimiento.

Un trabajador del conocimiento es todo aquel cuya materia prima es la información y el conocimiento. Toffler define este último como datos, imágenes, símbolos, cultura, ideología y valores.[4] Yo le agrego modelos teóricos, conceptos e instrumentos de conocimiento.

Ahora bien, existen dos tipos de trabajadores del conocimiento: Los profesionales industriales y los Analistas Simbólicos. La diferencia entre ambos es que los primeros, hacen un uso rutinario del conocimiento, fueron educados para satisfacer la demanda del mercado laboral industrial, tienen poca autonomía y están sujetos a rutinas laborales tipo fábrica. Es decir, cumplen horarios fijos, marcan tarjeta y realizan tareas establecidas por un manual de funciones; son poco creativos, están inmersos en ambientes laborales donde no se promueve la innovación y a cambio de su trabajo reciben salarios paupérrimos.

El Analista Simbólico en cambio, es un experto trabajador del conocimiento quien no sólo opera con información, sino que sabe transformar dicha información en conocimiento relevante. Se caracteriza también porque domina poderosas herramientas que le permiten organizar el conocimiento. Aprehende de manera autónoma. Se mueve como pez en el agua por el mundo de internet. Piensa de forma sistémica. Tiene capacidad de abstracción, espíritu de colaboración, es proclive a la experimentación. Desarrolla Competencias Afectivas Intrapersonales e Interpersonales para el trabajo en equipo. Es muy hábil para la conceptualización. Despliega una amplia capacidad comunicativa e interactiva, saben LEER y ESCRIBIR, son altamente creativos e innovadores, tienen capacidad para ver las conexiones entre ideas, campos de conocimiento y conceptos. Etc…

Como es apenas lógico, un Analista Simbólico goza de más autonomía que un profesional industrial. Por ende, ya no busca solamente un empleo, sino trabajos que satisfagan sus intereses. Puede trabajar a distancia, con horarios flexibles, puede llevar a cabo su trabajo de forma individual o participar en proyectos colectivos de construcción de conocimiento.

¿Y sus ingresos? Pues son directamente proporcionales a la complejidad y calidad del conocimiento que domine y produzca. Por tal razón, y a diferencia de un profesional industrial que debe esperar cinco años para empezar a facturar, el Analista Simbólico puede ofrecer sus servicios acorde a su capital intelectual acumulado, el cual, no viene representado por un diploma de pregrado, especialización, maestría o doctorado, sino, demostrado por su producción y experiencia, la cual es de conocimiento publico.

De manera pues que urge FORMAR Analistas Simbólicos. Potentes trabajadores del conocimiento que no solamente serán demandados a nivel nacional sino a escala mundial. Al fin de cuentas, en esta nueva Era Informacional en la que internet ha roto las fronteras, ya no existe la escasez propia de la Era Industrial, sino la abundancia de información y conocimiento. Lo mejor es que por primera vez en la historia las personas pueden ser protagonistas, al fin y al cabo, somos nosotros los generadores del conocimiento. Somos tú y yo.

De modo pues que si en la Era Industrial el petróleo y lo recursos no renovables fueron una generosa fuente de riqueza para unos pocos; en la Era Informacional, los trabajadores del conocimiento seremos una inagotable fuente de riqueza para todos.

No lo dudes, estamos ante un cambio de Era. Estamos transitando del Industrialismo al Informacionalismo. En este panorama el trabajador industrial va quedando rezagado frente al trabajador del conocimiento.

Es inevitable, ya se pasó de la tierra al capital, ahora estamos pasando del capital al conocimiento.

Artículos relacionados

Analistas Simbólicos

¿Te gustaría formarte como un Analista Simbólico?


[1] http://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ech/ech/bol_ech_ene10.pdf

[2] Alvin Toffler “La Tercera Ola” 1980

[3] Manuel Castells “La Era de la Información” 1998

[4] Alvin y Heidi Toffler “La creación de una nueva civilización” 1994

SERVICIOS, sistema de formacion para el bienestar

ARTICULO # 87 EL MENU

En este blog se cocinan exquisitos platos alrededor del conocimiento. Son platos que, bien digeridos, le pueden ayudar a quien los consuma a construir su propio bienestar (bien-estar) y el de su entorno.

Debo reconocer algo: el concepto de bienestar es bastante etéreo, cada quien puede interpretarlo acorde a su experiencia. Sin embargo, es posible establecer unas fuentes comunes de un estado a veces tan incomprendido.

Te propongo que pensemos en éste concepto más allá de la teoría. ¿Qué te produce bienestar a ti? Esa es la pregunta por la que debemos empezar, la misma que me hice cuando inicié con este proyecto de Formación para el Bienestar.

Partiendo de mi propia experiencia y observando el entorno, he determinado 10 fuentes de bienestar. Probablemente existen más; nada tendría de raro que más adelante entren otros platos a formar  parte del menú.

Cada plato por si mismo hace su aporte en la construcción de ese bienestar. Pero es necesario complementar la dieta con otros alimentos para que haya un justo equilibrio.

A continuación te hago una presentación muy somera de cada plato, en las próximas semanas te contaré más detalles de las características y beneficios de cada alimento. El orden que voy a utilizar para hacerte esta presentación no es un indicador de la importancia de los platos, obedece más bien a la forma como me he organizado para darlos a conocer.

Empecemos….

Los diez platos comparten unos ingredientes básicos: Teoría General de Sistemas, Paradigma de la Complejidad o Paradigma Sistemico, Era de  la Información, Ética Hacker, Copyleft, Libre Circulación y Distribución del Conocimiento, Cooperación, Software Libre, Trabajo en Red, Artesanía y Lógica de Abundancia.[1] Asumamos estos elementos como la sal para adobar los platos.

Ahora, con los anteriores ingredientes en la mesa, más los propios de cada plato, se procede a su elaboración; en la cual, comparten el trabajo el cocinero y sus futuros comensales. Cabe señalar que el resultado siempre es único, exclusivo y el sabor depende del gusto del comensal.

Dicho lo anterior, el primer plato de este menú llamado Formación para el Bienestar se llama Autosostenibilidad.

Los ingredientes de este plato son:

  • Sistemas de Ayuda Mutua.
  • Sistemas Monetarios Complementarios.
  • Economía Altruista.
  • Economía de las Donaciones

Como podrás ver, los componentes de este plato no son muy comunes, generalmente no hacen parte de nuestra “canasta familiar”, no los encuentras a la “vuelta de la esquina” y los que te ofrecen, resultan ser contrabando o pirateados y lo peor es que sólo te venden humo. Si aprehendes a elaborar este plato, eso te asegurará recursos adicionales que te ayudarán a apalancar tus demás actividades.

¿Te llama la atención? Bueno, he dispuesto de un espacio adecuado donde conocerás más detalles. (Aquí lo puedes encontrar)

El segundo plato se llama Analistas Simbólicos.

Este es un exquisito manjar propio de la Sociedad de la Información. Lastimosamente, no se prepara en las cocinas del sistema educativo actual (desde el preescolar hasta la universidad). Y como si fuera poco, este sistema se ha convertido en un restaurante popular donde sólo ofrecen “corrientazos” a muy bajo precio. Claro, los aprendices pagan como si estuvieran siendo educados para ser Chefs profesionales y cuando salen al mundo real, escasamente llegan a ser ayudantes de cocina precariamente recompensados. Los únicos ganadores de este sistema son los dueños de las cocinas industriales, cuya miopía no les deja ver ni adaptarse a las nuevas realidades.

Ahora bien, mientras esas viejas cocinas se actualizan (si es que algún día lo hacen) podemos empezar desde la periferia con la construcción de cocinas ajustadas a las exigencias de la Sociedad de la Información. Lo bueno es que ya no necesitamos de esas viejas edificaciones, mejor aún, tenemos todas las herramientas en nuestras manos para preparar nutritivos Analistas Simbólicos[2] con los siguientes ingredientes:

  1. Aprender a Aprehender
  2. Aprehender a acceder al conocimiento.
  3. Aprehender a procesar información y transformar dicha información en conocimiento relevante.
  4. Aprehender a LEER y ESCRIBIR (pero de verdad)
  5. Pensamiento Sistémico.
  6. Abstracción.
  7. Experimentación.
  8. Colaboración.
  9. Trabajo en equipo.
  10. Conceptualización.
  11. Creatividad.
  12. Capacidades comunicativas e interactivas.

El tercer plato de este menú es la Marca Personal.

Se trata de un nutritivo alimento personal y profesional que se viene sirviendo de una forma sistematizada desde el año 1997. Esta re-evolución de los profesionales arrancó en Estados Unidos, impulsada inicialmente por “chefs” de alta arcunia como Tom Peters y Peter Drucker. Luego, fue aterrizada en el mundo de habla hispana por Andrés Pérez Ortega y ahora me propongo posicionarla por estos lares. La preparación de este plato requiere de los siguientes ingredientes:

  • Descubrimiento de la Marca Personal.
  • Desarrollo de la Marca Personal.
  • Posicionamiento de la Marca Personal.

Si deseas conocer un poco más sobre este exquisito plato, te invito a la mesa donde lo he servido. (Aquí)

Otro suculento plato es la Afectividad Humana

Este plato es la evolución de otro que al principio sirvieron como una provechosa novedad. Rápidamente se popularizó; aparecieron cocineros por doquier, creyéndose los mejores chefs del mundo ofreciendo un plato ya desgastado y mal elaborado. Dicho “platillo” es la mal llamada “inteligencia emocional” servida en “ingeniosas” variedades como en: la empresa, la familia, la pareja, el colegio, etc.

Con el paso del tiempo este plato demostró tener menos propiedades alimenticias de las que ofrecía. Resultó que simplemente es parte de otro plato más grande y nutritivo[3], el cual, requiere ser preparado por un cocinero que habite en la Sociedad de la Información, utilizando los siguientes ingredientes:

1. Afectividad Humana

1.1        Afectividad Práxica.

1.2        Afectividad Cultural.

1.3        Afectividad Psicológica

1.3.1      Afectividad Intrapersonal.

1.3.2     Afectividad Interpersonal.

1.3.3      Afectividad Sociogrupal

2. Instrumentos Afectivos

2.1        Innatos: emociones.

2.2  Evolutivos: sentimientos, actitudes, valores y principios.

3. Afectogramas.

4. Psicología Afectiva.

5. Pedagogía Afectiva.

6. Psicología de la Felicidad

6.1        Fuentes de Felicidad

6.1.1          La Familia

6.1.2          Los Amigos

6.1.3          La Pareja

6.1.4          El Si Mismo

6.1.5          El trabajo

Un plato elaborado con los anteriores ingredientes y servido en sus justas proporciones, produce un inmenso bienestar. Te lo garantizo.

Bien, este humilde restaurante recién abrió sus puertas al público. Por el momento está en capacidad de ofrecerte los anteriores cuatro platos (Autosostenibilidad, Analistas Simbólicos, Marca Personal y Afectividad Humana). Los seis restantes del menú (Formación para la Sexualidad, la Galaxia Internet, Aprehender a Ser Padres, Alfabetización Política, Emprendimiento Artesano y Social, Conciencia Ecológica) aún se encuentran en el horno, pero no demoran en estar listos. Tan pronto salgan te lo haré saber.

Los platos pueden ser servidos de forma individual, en pareja, colectiva, presencial o a distancia, siempre al gusto del comensal.

Aquí me puedes encontrar si te interesan estos manjares.


[1] Estos ingredientes no son estáticos, la lista tenderá a crecer en la medida en que vaya aprehendiendo y dominando el paradigma.

[2] El primero en hablar de este concepto fue Alvin Toffler, calificándolos como ”trabajadores hábiles en el manejo de los símbolos” posteriormente, dicho concepto lo retomaría Robert Reich en su libro “El trabajo de las naciones” allí él planteaba que la educación de un analista simbólico requiere el perfeccionamiento en cuatro habilidades básicas, a saber: abstracción, pensamiento sistémico, experimentación y colaboración.

[3] Este plato está inspirado en los banquetes del Chef  Miguel De Zubiria Samper.

biografia, sistema de formacion para el bienestar

ARTICULO # 84 ARRANCA EL VIAJE

Después de tres años de preparación en tierra, el mapa está listo. Ahora me dispongo a navegar en alta mar con la seguridad que da tener una hoja de ruta. He decidido tomar las riendas de mi propio destino, capitanear el barco que he diseñado para adentrarme en las inmensas y aún inexploradas aguas de la Era de la Información.

Este blog será la bitácora de ese viaje, el lugar donde dejaré constancia de las aventuras que me esperan. Estoy cerca al tercer piso, y si la “parca” no me lleva antes de tiempo, espero llegar al decimo nivel, ojalá lucido, escribiendo y sobre todo creando.

Llegar hasta aquí no ha sido fácil. Son tres años de nadar contra la corriente, de resistencia, de sueños fallidos, de caídas y levantadas. De soportar esos golpes que te da la vida, los mismos que te hacen fuerte, los mismos que te recuerdan que se requieren “guevos” para  tolerar la presión de un entorno acostumbrado a llevar una vida normalita y libretiada.

Este barco tomó su tiempo construirlo, de hecho, se cimentó sobre la base de unas canoas mas pequeñas.

Inicialmente, lo llamaba herramientas para la vida.[1] Después, competencias para la vida[2]. Cuando conocí la obra de Alvin Toffler su influencia no se hizo esperar y pasé a llamarlo competencias de tercera ola[3]. Hoy todo esto ha evolucionado y se ha convertido en lo que he denominado como el Sistema de Formación para el Bienestar.

Así se llama este barco: Sistema de Formación para el Bienestar. Ahora, permíteme presentarte cada una de sus partes:

Las aguas de la Era de la Información ya empezaron a ser surcadas. Una gran cantidad de pioneros nos están enviando valiosos detalles sobre la vida por esos lares. Pues bien, las bitácoras de esos generosos navegantes son mis provisiones. Gracias a ellos, estoy conociendo la arquitectura de una nueva sociedad que día tras día, va dejando atrás a la vieja y agonizante sociedad industrial, con sus anacrónicas y obsoletas instituciones inevitablemente afectadas por las nuevas reglas de juego.

Ahora bien, por supuesto que no pienso emprender este viaje solo. La mejor forma de crear conocimiento es en comunidad, trabajando en red. Por eso he dispuesto un espacio en el barco para la creación de un taller, en el que se puedan preparar futuros aprehendices dispuestos a conocer y dominar las artes de la navegación en esta nueva era. La meta es que dichos aprehendices se conviertan en maestros y cuando se sientan listos, puedan construir su propio barco dotado de su propio taller, con lo que pasarían a ser miembros del gremio y aliados de aventuras.

Este barco arranca oficialmente su viaje. El itinerario lo iré publicando poco a poco en esta bitácora.

No te pierdas esta aventura, a lo mejor te animas y dejas de ser un espectador para subirte a bordo. Francamente, no queda de otra, o emprendemos el viaje hacia la Era de la Información, o el tiempo nos coge con los “pantalones abajo” y nos deja rezagados.


[1] Ese primer intento contemplaba las siguientes herramientas: Inteligencia emocional, inteligencia financiera, emprendimiento e informática (septiembre 8 de 2008) el 29 de septiembre del mismo año, agregué dos herramientas mas: Habilidades para vender y alfabetización política.

[2] En esa segunda versión, seguía hablando de inteligencia emocional, pero le había agregado el desarrollo de competencias afectivas Intrapersonales, interpersonales y Sociogrupales. Seguía con la educación financiera. Para entonces ya estaba influenciado por el pensamiento de Yunus y hablaba de emprendimiento social. Ya no hablaba de Informática sino de TICs. Continuaba con la alfabetización política y había dejado por fuera las habilidades para vender. En esta versión empecé a hablar de la formación de analistas simbólicos. (30 de junio de 2009)

[3] En esta versión continuaba hablando de educación financiera, educación para la sexualidad, emprendimiento social, alfabetización política y analistas simbólicos. Lo que llamaba TICs, pasé a llamarlo tecnologías de internet, lo que llamaba inteligencia emocional se transformó en competencias afectivas Intrapersonales, interpersonales y Sociogrupales. Y en esta versión entraron marca personal, aprehender a ser padres y conciencia ecológica. (13 de agosto de 2009)

[4] Lo que en el paradigma anterior consideraba como educación financiera, ahora lo denomino  Autosostenibiidad, las competencias afectivas Intrapersonales, interpersonales y Sociogrupales las llamo Inteligencia Afectiva dando un paso más allá del concepto de inteligencia emocional. Sigo hablando de Emprendimiento Social y le agrego el Emprendimiento Artesano. Ya no hablo de educación sino de Formación para la Sexualidad. Las tecnologías de internet pasaron a llamarse la Galaxia Internet. Continúo con la Alfabetización Política, lo mismo que Aprehender a Ser Padres. Conciencia Ecológica y Analistas Simbólicos. Lo que en un principio llamaba herramientas y después competencias, ahora denomino como MACROTEMÁTICAS del Sistema de Formación para el Bienestar.

analistas simbolicos, Aprender a aprehender

¿QUÉ PUEDO HACER POR TI? ¿Tienes dificultad para leer y escribir ensayos, monografías o tesis?


¿Tienes dificultad para leer y escribir ensayos, monografías o tesis?

Si eres estudiante universitario de pregrado, especialización o maestría, te puedo enseñar a acceder al conocimiento y a producir conocimiento.

¿Por qué?

  1. Domino la Teoría de las Seis Lecturas
  2. Domino las claves de la argumentación
  3. Soy experto en argumentación escrita
  4. Soy lector profesional
  5. Soy un “Google Humano” (Permanezco actualizado sobre las últimas técnicas y herramientas de búsqueda de información en Internet y en el mundo físico. Lo que no encuentran los “robots” de Google, lo encuentro yo)

¿Qué beneficios te ofrezco?

Conmigo puedes aprehender a establecer:

  • Macroproposiciones
  • Proposiciones
  • Tesis
  • Definitorias
  • Derivadas
  • Argumentos y subargumentos demostrativos, explicativos y valorativos.

También puedes aprehender a elaborar MENTEFACTOS Conceptuales y Precategoriales. Herramientas que sirven para organizar el conocimiento, bastante útiles para llevar a cabo ejercicios de investigación y docencia.

¿Estás elaborando tu monografía o tesis de grado?

Además de lo anterior, te puedo enseñar a establecer una hoja de ruta, un mapa que te guie en la elaboración de tu monografía o tesis de grado. Este es un ejercicio que SIEMPRE se debe hacer antes de dar inicio a la redacción del documento. La gran mayoría de personas hace al revés, es decir, empiezan a redactar y van corrigiendo sobre la marcha, el problema es que no pocas veces se pierden y entran en un laberinto casi insalvable. Y es ahí cuando llega el atraso y la angustia porque el tiempo apremia. Necesitas un mapa y yo te lo puedo ayudar a trazar.

Escribir un ensayo, una monografía o una tesis de grado, es un arte. Y yo te lo puedo enseñar y por qué no, después podrías sacar incluso provecho económico de esta habilidad. Te aseguro que allá afuera, muchos estarán necesitando de tus servicios.

¿Enseñan en el colegio o en la universidad (o en alguna parte) a leer y a escribir textos académicos?

Por experiencia, sé que sólo enseñan la forma (normas técnicas –ICONTEC, APA) y pocas veces el fondo, es decir, no enseñan qué es, ni cómo establecer:

  • Macroproposiciones
  • Proposiciones
  • Tesis
  • Definitorias
  • Derivadas
  • Argumentos y subargumentos demostrativos, explicativos y valorativos.

Todo lo anterior, en su conjunto, constituye la “sustancia” de un ensayo, monografía o tesis.

Otra razón por la cual no dominamos el arte de leer y escribir textos académicos viene dada por nuestra idiosincrasia, no somos un pueblo lector. De hecho, ¿Cuántos libros leíste el año anterior? Y el no tener ese hábito dificulta nuestro acercamiento al conocimiento y más aún, la producción de éste. No en vano se dice que la lectura es el único camino que conduce a la escritura.

Con la llegada de Internet, vivimos expuestos a una sobre abundancia de información. Hoy más que nunca debemos aprehender a procesar esta información y sobre todo, aprehender a transformar dicha información en conocimiento relevante, con el cual, podamos satisfacer las necesidades de la sociedad, la comunidad y las personas.

NOTA

Probablemente te preguntes:

¿Y cuánto me va a costar esta asesoría?

No te preocupes, nos sentamos y lo conversamos. El precio no es fijo, podemos incluso intercambiar servicios, a lo mejor tienes algo que me pueda servir y ahí nos beneficiamos mutuamente. No permitamos que el “metalico” sea un obstaculo para acceder al conocimiento, eso es propio de una logica de escasez y el talento tiene que circular en abundancia.

Una última cosa

En nuestro país, existe toda una “industria” de elaboración de tesis y trabajos de grado. Es común encontrar alrededor de las universidades y aquí mismo, en internet, publicidad de personas y hasta “empresas” que ofrecen sus servicios en la elaboración de tesis. (Que irresponsabilidad!!!)

Debo ser franco contigo, yo no te doy el pescado, yo te enseño a pescar.

Adendum

Gracias a una amable lectora (Diana), pude caer en cuenta que los beneficiarios no solamente pueden ser universitarios, también podrían aprehender a LEER y ESCRIBIR de verdad, los siguientes:

  • Población objeto de trabajo de ONGs
  • Estudiantes de colegio
  • Estudiantes de Institutos Técnicos y Tecnológicos
  • Madres comunitarias

Hummm…….

¿Podrías ayudarme a identificar más posibles beneficiarios?

Dale, échame una mano, por favor.

andres granada, COMPETENCIAS DE TERCERA OLA

ARTICULO # 71 COMPETENCIAS DE TERCERA OLA

COMPETENCIAS DE TERCERA OLA

Los moradores de la tierra están divididos no solamente por la raza, la nación, la religión o la ideología, sino también, en cierto sentido, por su posición en el tiempo.[1] Es decir, una parte vive en el pasado, otros en el presente y unos pocos viven en el futuro. Viven ya en la Tercera Ola. ¿Donde queremos vivir nosotros? ¿En el pasado? ¿Nos satisface el presente? ¿Estamos preparados para el futuro?

Los colombianos debemos hacernos una pregunta fundamental: ¿Qué ciudadanos queremos para el futuro? Por estar pensando en lo urgente muchas veces nos olvidamos de lo importante. En medio de esta zozobra política, social y económica que estamos viviendo, no podemos olvidar que estamos obligados a construir un mejor país para nuestros hijos. Pero… ¿En que andamos? no voy a hacer un trillado diagnostico, más bien, presentaré formalmente el resultado de mis reflexiones, lecturas y escrituras en los últimos años.

Quienes han seguido este blog saben que se ha tratado de un proceso. Lo que empezó como una solitaria reseña de los libros que iba leyendo, se convirtió en una vitrina para opinar sobre el acontecer político; posteriormente evolucionó hacia una propuesta denominada herramientas para la vida; después se llamó competencias para la vida y ahora como resultado de todo este ejercicio he configurado lo que se ha convertido en un apasionante proyecto profesional, al que he denominado como COMPETENCIAS DE TERCERA OLA.

De acuerdo a mi estudio y experiencia he podido concluir lo que considero son las competencias que hoy debemos dominar para enfrentarnos a los profundos cambios que estamos viviendo y que se avecinan. Debemos empezar a prepararnos, tener una clara visión de futuro. Pues bien, dichas COMPETENCIAS DE TERCERA OLA son:

Marca Personal

Educación Financiera

Educación para la Sexualidad

Emprendimiento Social

Competencias Afectivas Intrapersonales, Interpersonales y Sociogrupales.

Aprehender a Ser Padres (Formación de Seres Humanos)

Analistas Simbólicos (Crear e Innovar)

Tecnologías de Internet

Alfabetización Política

Conciencia Ecológica.

¿Existe alguna institución donde podamos desarrollar las anteriores competencias? ¿Son útiles realmente estas competencias?

En adelante entonces, profundizaremos semana tras semana en cada una de las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA, el propósito es posicionar este concepto. Se empezará también con el ciclo de conferencias[2] y se procederá a constituir las dos primeras instituciones enfocadas en desarrollar las dos primeras competencias, a saber, MARCA PERSONAL y EDUCACIÒN FINANCIERA.

Las anteriores actividades tienen como objetivo demostrar la importancia de dominar dichas competencias, y sobre todo, la utilidad para nuestras vidas.

Espero poder aportar en el desarrollo y posicionamiento de estas competencias y que lo aquí se va a publicar, le pueda servir para aplicar en su propia vida.


Te invito a mi grupo de lectores en Facebook.

http://www.facebook.com/group.php?gid=6072579613


[1] Alvin Toffler “El Shock del Futuro” 1970.

[2] En las conferencias utilizare el sistema de TRUEQUE.