Publicado en AMOR

APRENDER A HACER EL AMOR

hacer-el-amor
Hace meses que no tengo sexo.

Pero estoy aprendiendo a hacer el amor.

La mujer que amo me compartió un manual para hacer el amor, pero no quise escucharlo.
En aquel tiempo solo me escuchaba a mi mismo.

Y cuando uno se escucha solo a si mismo y no escucha a su pareja, corre el riesgo de caer en un monologo egocéntrico, fastidioso y aburridor que lo único que hace es alejarlo a uno de la mujer que ama.

A uno le deberían enseñar a hacer el amor desde pequeño.

En lugar de educación para la sexualidad, debería haber formación para el amor.

Porque a decir verdad, el ser humano puede vivir sin sexo, pero se le complica la existencia si carece de amor.

Cuando no se es formado para el amor, amar se nos convierte en un calvario porque uno no puede valorar lo que no conoce.

¿Cómo valorar el amor si no lo conocemos, si no lo comprendemos?

Ese desconocimiento es lo que nos lleva a confundir el amor con el deseo.

Y cuando ese desconocimiento se acentúa, creemos que estamos amando, cuando en realidad solo estamos deseando, por eso es que ese falso amor se queda en el cuerpo y no pasa por la mente, ni mucho menos llega al espíritu.

Al quedarse así de pequeño, ese falso amor, llamado en realidad deseo, es posesivo, obsesivo, celoso, territorial, agresivo, compulsivo, ciego, egocéntrico.

Este resulta ser un “amor” que en lugar de agradar la vida, termina amargando la existencia.

Un amor que enferma,

Un amor que mata.

Un amor así no es real, es solo una ilusión llamada deseo.

Por eso, y aunque me haga falta, hoy ya no me importa vivir una larga temporada sin sexo, al fin de cuentas estoy aprendiendo a hacer el amor y con el amor llegará el sexo a mi existencia, solo es cuestión de paciencia.

De hecho, por ahí aprendí que la paciencia es la ciencia de la paz y esta claro que solo en paz es posible amar de verdad.

¿O que opinas tu?

Anuncios
Publicado en COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER, ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA, SISTEMA DE FORMACIÓN HUMANA

ESCUELA-TALLER DE FORMACIÒN AFECTIVA: PLAN DE FORMACIÒN

 

ARBOL DE LA VIDA DE LA COMUNIDAD FORMATIVA  EL TALLER
SISTEMA DE FORMACIÓN HUMANA / COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER

“Ha llegado el momento de que contemos con escuelas fuera de lo común, de que no abandonemos nuestra educación cuando empezamos a convertirnos en hombres y mujeres”

Henry David Thoreau

“Todas las grandes cosas del mundo empiezan en algo pequeño (…) un vieja de miles de jornadas empieza en el punto que se encuentra bajo nuestros pies”

Laozi

 

NIVEL INTRODUCTORIO

EL SISTEMA DE FORMACIÓN HUMANA DE LA COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER

  • Fundamentos Filosóficos
  • Enseñanzas
  • Practica y Oficio de la Formación Afectiva
  • Instituciones Formativas

NIVEL BÁSICO I

FUNDAMENTOS FILOSÓFICOS

Los Fundamentos Filosóficos son el Terreno donde se siembra el Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.  

  • Ética Aristotélica
  • Ética Budista
  • Ética Confuciana

NIVEL BÁSICO II

ENSEÑANZAS

Las Enseñanzas son las Raíces que sustentan el Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.

  1. La Práctica de Habilidades Psicológicas Afectivas nos permite aprehender a vivir y convivir con sabiduría.
  2. Somos seres Afectivos, Pensantes y Actuantes.
  3. Estamos Conectados Afectivamente con la vida.
  4. Tenemos Necesidades Afectivas de Comunidad, Estructura y Significado.
  5. Podemos elegir una Personalidad.
  6. Podemos elegir una Estrategia de Vida.
  7. Necesitamos Recursos Vitales para vivir una vida con Riqueza Existencial.
  8. El Sufrimiento no es un simple hecho, es un estado de ánimo y como tal, se puede reducir al máximo e incluso suprimir.
  9. Los Conflictos Afectivos son inherentes a nuestra naturaleza humana.
  10. Es posible construir nuestra Autonomía.
  11. El conocimiento, la riqueza y la fuerza son la fuente del poder intrapersonal, interpersonal y sociogrupal.
  12. Los seres humanos estamos en una constante búsqueda del Bien-Estar y del aumento de nuestras posibilidades.

NIVEL APLICADO I

FORMACIÓN AFECTIVA

La Práctica y el Oficio (enseñanza) de la Formación Afectiva es el Tronco que le da fortaleza al Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.

1.   Construcción de una Obra Existencial 

  • Obra Vital (Ser el corazón de una Tribu Familiar)
  • Obra Conceptual (Darle vida a una Tribu de Conceptos sobre el Mundo Afectivo Humano)
  • Obra Social (Crear y liderar una Tribu Formativa, es decir, una Comunidad Formativa)

2.   Lenguaje Afectivo

  • Lectura Afectiva
  • Escritura Afectiva
  • Radiografía Afectiva

 3.   Matemáticas Afectivas

  • Resta Afectiva
  • División Afectiva
  • Multiplicación Afectiva
  • Geometría Afectiva

 4.   Filosofía Practica

  • Filosofía Occidental
  • Filosofía Hindú
  • Filosofía Oriental

NIVEL APLICADO II

INSTITUCIONES FORMATIVAS

Las Instituciones Formativas son las Ramas que expanden el Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.

Primera Rama

Escuela-Taller de Formación Afectiva

Frutos

  • 48 Formadores Afectivos por cada Escuela-Taller (Aprehendices, Compañeros y Tutores)
  • Un Formador Afectivo hace Orientación Afectiva individual, a parejas y a padres de familia.
  • Un Formador Afectivo enseña Habilidades Psicológicas Afectivas a Individuos, al Sistema Educativo (Jardines, escuelas, colegios, institutos y universidades), y al Sistema Productivo (pequeñas, medianas y grandes empresas).
  • A partir de cada Formativo Afectivo que alcance el nivel de Tutor, se crea una nueva Comunidad Formativa.

Segunda Rama

Empresas Altruistas

Frutos

  • Recursos materiales para financiar objetivos sociales (Formación de Talentos y Tribus Familiares).

Tercera Rama

Talleres de Formación Humana

Frutos

  • Talentos Pràxicos
  • Talentos Psicológicos
  • Talentos Conceptuales y Artísticos

Cuarta Rama

Templos Formativos de Parejas

Frutos

  • Tribus Familiares

Quinta Rama

Casas-Taller de Formación Humana (Internados)

Frutos

  • Talentos (Pràxicos, Psicológicos, Conceptuales y Artísticos)
  • Tribus Familiares

Sexta Rama

Comunidades Formativas Espirituales

Frutos

  • Sana evolución espiritual.
  • Talentos (Pràxicos, Psicológicos, Conceptuales y Artísticos)
  • Tribus Familiares

NIVEL AVANZADO

RECURSOS VITALES

Los Recursos Vitales son el abono para alimentar el Terreno donde se siembra el Sistema de Formación Humana de la Comunidad Formativa El Taller.

Recursos Vitales Afectivos (Vínculos)

  • Tribu Familiar
  • Aprehendices

Recursos Vitales Intelectuales (Conocimientos)

Afectologìa

La Afectologìa es el estudio sistemático del Mundo Afectivo Humano. Se alimenta de las Ciencias Afectivas y de Otras Epistemologías.

Ciencias Afectivas

  • Biología del Afecto
  • Psicología del Afecto
  • Socioantropologia del Afecto
  • Sociobiologia del Afecto

 Otras Epistemologías

  • El Afecto en las Mitologías
  • El Afecto en las Religiones
  • El Afecto en los Sistemas Espirituales
  • El Afecto en la Economía
  • El Afecto en la Política
  • El Afecto en la Pedagogía
  • El Afecto en el Arte
  • El Afecto en la Prehistoria y la Historia
  • El Afecto en la Tecnología
  • El Afecto en la Ética

Recursos Vitales Materiales (Dinero)

Fuentes:

  • Aportes de los Aprehendices
  • Aportes de los Consultantes
  • Aportes de los proyectos en el Sistema Educativo (Jardines, escuelas, colegios, institutos y universidades)
  • Aportes de los proyectos en el Sistema Productivo (pequeñas, medianas y grandes empresas).
  • Aportes de recursos didácticos (Cartillas, revistas, libros, CDs, fascículos, bitácoras).

 

 

Publicado en PROYECTOS

NUESTROS PROYECTOS: LO QUE TE PODEMOS OFRECER

Hemos llegado por fin a los proyectos. Siete años nos tomó llegar a este punto!!! Hay que tener una paciencia infinita y un estomago de hierro para soportar tanto tiempo. Nos parece increíble que tantos años se puedan resumir en un párrafo. Pareciera poco, pero durante este tiempo acumulamos vivencias; alegrías, tristezas, satisfacciones, logros, fracasos, errores. Conocimientos; lecturas, pensamientos, reflexiones, artículos, ensayos. Experimentos; diplomados, orientaciones, asesorías, conferencias, talleres, grupos. Conversaciones; horas y horas de práctica para llegar a esta parte de nuestro viaje vital al interior del Sistema Afectivo Humano.

Después de tantos ires y venires logramos consolidar nuestra relación de pareja. Comprehender el propósito de nuestro encuentro en esta aventura llamada Vida no ha sido para nada fácil. No obstante, tenemos absolutamente claro que además de seguir construyendo nuestra relación, estamos llamados a poner nuestras experiencias y conocimientos sobre el Mundo Afectivo del ser humano, al servicio de la Formación Afectiva de las parejas, padres e individuos de nuestra generación. Esta es nuestra Causa Vital, y hemos decidido asumir el compromiso.

Compromiso que se extiende al cuidado y formación de los dos máximos regalos de nuestra existencia. Nos referimos a Orianna y Dante. Nuestros amados hijos. Con quienes tenemos el objetivo de brindarles un entorno seguro y tranquilo que favorezca su Desarrollo Afectivo e Intelectual, además de la exploración, identificación y cultivo de su Talento.

Crianza FormativaAsí las cosas, estamos plenamente conscientes que la Vida ha recompensado nuestro esfuerzo con tres hermosos frutos: nuestra relación de pareja, nuestros hijos y nuestra Estrategia de Vida representada en una Doctrina (Afectología), un Oficio (Formación Afectiva) y una Comunidad Formativa (El Taller).

Estos siete años han servido para gestar y dar a luz estas bellas realidades. Con este capital afectivo e intelectual, estamos listos para dar el siguiente paso. Darle vida a los proyectos que encarnan lo que Somos, es decir, nuestros afectos, creencias y prácticas vitales.

Justamente este es el propósito de este relato, hacerte una somera reseña de cada uno de los proyectos que hemos diseñado para echar a navegar este barco, cuyo destino es aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar. Lógicamente, para que esta embarcación surque con firmeza las aguas que tiene por delante, requiere de combustible y de personas que quieran subirse a viajar con nosotros. Pasajeros que con el paso del tiempo, tienen toda la posibilidad de convertirse también en tripulantes de esta nave existencial llamada Comunidad Formativa El Taller.

Estos son los proyectos que tenemos para ti:

 1.   ORIENTACIÓN Y TERAPIA AFECTIVA DE PAREJA

Somos una Pareja y estamos convencidos de una Verdad Vital que tiene dos caras: por un lado, la Vida en Pareja puede llegar a ser la más nutritiva y deliciosa fuente de Alimento Afectivo para un ser humano a lo largo de su vida. Pero también, la vida en pareja puede empezar siendo una ingenua ilusión emocional, para después convertirse con el paso del tiempo en la más fastidiosa, amarga, estresante y dolorosa fuente de intranquilidad y Mal-Estar Afectivo.

Como Pareja nos apasiona trabajar con y por otras Parejas. Ayudarles a resolver sus conflictos, Orientarlos y Formarlos. Esta es nuestra Causa Vital. Para esto nacimos. Nos dimos cuenta que nuestra sociedad demanda a gritos este tipo de guía y por eso hacemos lo que hacemos.

De modo que si tienes algún conflicto, y estas sufriendo en tu relación, te ofrecemos nuestra ayuda. Sabemos los estragos que estos problemas causan en la vida de una persona, pero éstos no se resolverán si no asumes una actitud proactiva.

No esperes que el otro cambie, toma la iniciativa, al final siempre ganaras. Si se resuelve el conflicto y continúas con tu pareja, ganas. Si la solución del conflicto es terminar con tu pareja también ganaras, la razón es que te podrás liberar de una dañina fuente de Mal-Estar Afectivo. Lo mejor de todo es que empezaras a comprehender como funciona esto del emparejamiento y tendrás una nueva oportunidad. No volverás a repetir la historia.

Date la oportunidad de aprehender a vivir una satisfactoria vida de pareja. Solo necesitas ejemplos, experiencias y conocimientos que te permitan re-estructurar los afectos, creencias y prácticas necesarios para lograr que tu relación de pareja funcione y sea fuente de Bien-Estar.  

 2.   ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA

Esta es nuestra Escuela de Formadores Afectivos. Funciona como un Taller Artesano. Es decir, las personas que ingresan a los diferentes Grupos lo hacen en calidad de Aprehendices. Esto es, van aplicando a su propia vida lo que van aprehendiendo en el Taller semana tras semana. Y para ir construyendo el sentido de Comunidad, con la guía de los Tutores, los Aprehendices colaboran en la elaboración, divulgación y ejecución de proyectos productivos; Actos Formativos como charlas, conferencias, conversatorios, foros, banquetes, talleres, seminarios, cursos, simposios, afectodramas, monólogos y coloquios. Todos enfocados a la enseñanza del concepto de su respectivo grupo y del Sistema Afectivo Humano. Conceptos y Afectos que permiten tener un mejor desempeño en cada uno de los escenarios de esta obra llamada Existir (si mismo, familia, pareja, trabajo, amigos, grupos, sociedad y naturaleza).

Esta metodología le permite al Aprehendiz estrechar los Vínculos Afectivos con sus pares, adquirir conocimientos sobre el Sistema Afectivo Humano y generar ingresos monetarios. Recursos que indudablemente le ayudan al Aprehendiz a aumentar sus posibilidades de Vivir y Convivir con Bien-Estar.

La Escuela-Taller de Formación Afectiva abre sus puertas para 6 grupos:

Cada grupo solo tiene capacidad para 8 Aprehendices.

3. AFECTOLOGÍA: UN CAMINO PARA APREHENDER A VIVIR Y CONVIVIR CON BIEN-ESTAR

Este es un espacio abierto al público en general. El propósito es dar a conocer la Doctrina de la Afectología. Enseñar un Afecto (emociónsentimientoactitudvalor y principio) en cada reunión semanal. Mostrar cómo la comprehensión y puesta en práctica de la Doctrina puede mejorar nuestra existencia; ayudarnos a tener una mejor Salud Afectiva, contribuir con nuestro Desarrollo Afectivo, y sobre todo, cómo esta Doctrina puede mostrarnos el camino para aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar, aquí y hora. En síntesis, cómo podemos aprehender a tener una mejor relación con nosotros mismos, nuestra familia, nuestros hijos, nuestra pareja, nuestros amigos, nuestra sociedad y nuestra naturaleza.

De igual manera, en este espacio reflexionaremos sobre los diferentes conflictos afectivos que agobian a los seres humanos de hoy. Mostraremos cómo la Afectología nos puede ayudar a superar estos conflictos afectivos individuales; soledad, depresión, ansiedad, angustia, miedo afectivo, culpa, rencor, desorientación, adicción, baja autoestima. Conflictos afectivos de pareja como la infidelidad, los celos, la agresividad, co-dependencia, las rupturas amorosas y el divorcio. Conflictos afectivos con los hijos desafiantes, agresivos, irresponsables, negligentes, desconsiderados y desagradecidos.

4.   LIBRO / TRABAJAR JUNTOS: UNA EFECTIVA ESTRATEGIA PARA LOGRAR QUE UNA RELACIÓN DE PAREJA FUNCIONE Y SEA FUENTE DE BIEN-ESTAR.

Este es un Libro que propone un modelo de emparejamiento basado en nuestras propias vivencias como pareja, en nuestros conocimientos sobre el fenómeno del emparejamiento y en nuestra experiencia como Orientadores y Formadores Afectivos de Parejas.

Por tratarse de un conocimiento tan vital, éste no puede estar sujeto a lógicas egoístas. De modo que este Libro lo iremos publicando poco a poco. Lo compartiremos gratuitamente. Este es nuestro aporte y por ende el de la Afectología, a la construcción de nuestra Comunidad Formativa. Una Comunidad integrada por hombres y mujeres que aprehendamos a Trabajar Juntos en la construcción de nuestra relación, la crianza de nuestros hijos y la generación de recursos para mantener a flote nuestro viaje en pareja por esta efímera vida.

La primera edición de este Libro la terminaremos el 31 de marzo del próximo año y su lanzamiento oficial será en el mes de abril.

A continuación te compartimos la tabla de contenido del Libro.

PARTE I

TRABAJAR JUNTOS EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA RELACIÓN

Capitulo 1

Satisfacer las necesidades biológicas de la pareja

Capitulo 2

Satisfacer las necesidades psicológicas de la pareja

Capitulo 3

Satisfacer las necesidades socioculturales de la pareja

PARTE II

TRABAJAR JUNTOS EN LA CRIANZA DE LOS HIJOS

Capitulo 4

Crear Conexión Afectiva con los hijos

Capitulo 5

Satisfacer las Necesidades Biológicas de los hijos

Capitulo 6

Satisfacer las Necesidades Psicológicas de los hijos

Capitulo 7

Satisfacer las Necesidades Socioculturales de los hijos

PARTE III

TRABAJAR JUNTOS EN LA GENERACIÓN DE RECURSOS

Capitulo 8

Recursos Afectivos

Capitulo 9

Recursos Intelectuales

Capitulo 10

Recursos Materiales

UNA INVITACIÓN

Comunidad de Parejas Formativas

 

Publicado en REFLEXIONES VITALES

REFLEXIÒN VITAL # 5 EL MAL-ESTAR AFECTIVO

La Afectología: un camino para aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar.

El MAL-ESTAR AFECTIVO es una dolorosa realidad humana. Puede ser tan pasajero como un fugaz dolor de cabeza, o tan crónico como una insoportable migraña. El malestar afectivo es ocasional, mientras que el  MAL-ESTAR AFECTIVO  es permanente. Mientras redacto estas líneas constato que no es fácil hablar sobre este tema. Al fin de cuentas quien lo escribe es una subjetividad afectiva, intentando reflexionar sobre una objetividad afectiva. Quizá la diferencia radique en que soy una subjetividad afectiva cuyo afortunado Trabajo es estudiar su propio mundo afectivo y el de los demás.

Pero mi intención no es impresionar sino aclarar. Y eso justamente es lo que nuestra sociedad actual requiere sobre este tema tan intenso como lo es la afectividad humana. Claridad en medio de este nebuloso maremágnum de afectos. Indudablemente, al mundo humano lo mueven los afectos. Como diría mi Luz, “la afectividad es el motor de la existencia”. Desde que te levantas hasta que te acuestas, ni siquiera durmiendo deja el Sistema Afectivo de funcionar. Las emociones están todo el tiempo a flor de piel, invaden todo nuestro ser, son tan presentes y vitales como la sangre para nuestro cuerpo.

Pero así como el sistema sanguíneo se puede contaminar de agentes tóxicos, lo mismo puede ocurrir con el Sistema Afectivo. Como Seres Afectivos que somos no estamos exentos a experimentar malestares afectivos; momentos de iratristezamiedoansiedadangustia. Esto puede ser pasajero y si estamos al mando de nuestra vida afectiva podremos tener dominio sobre estos episodios, evacuarlos, la cuestión no es evitar que sucedan, el asunto es no permitir que se conviertan en estados crónicos que nos sumerjan en un doloroso MAL-ESTAR AFECTIVO, haga metástasis y afecte los demás escenarios de  nuestra vida.

Son las ocho de la mañana y acabo de sostener una conversación sobre este tema con mi Luz. Gracias a ella he logrado tener una mayor comprehension de la diferencia entre MAL-ESTAR AFECTIVO y malestar afectivo. Sin embargo, para poder explicártela necesito presentarte la contraparte de este concepto, me refiero al BIEN-ESTAR AFECTIVO. Éste también tiene su versión pasajera, es decir, el bienestar afectivo.

El BIEN-ESTAR AFECTIVO y el MAL-ESTAR AFECTIVO son la consecuencia de nuestras acciones. Pongamos por caso tres roles. Tres papeles vitales de nuestra adultez; nuestra vida de pareja, nuestro rol como padres y nuestro trabajo.

De nuestro desempeño en estos tres escenarios vitales depende nuestro BIEN-ESTAR AFECTIVO o nuestro MAL-ESTAR AFECTIVO. Veamos como opera esto en el vínculo de pareja.

Podemos hacer de nuestra relación de pareja una nutritiva fuente de BIEN-ESTAR o una engañosa fuente de bienestar. ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro?

Una relación de pareja que es fuente de BIEN-ESTAR es aquella que esta mediada o alimentada por Actitudes.

La Actitud es un tipo de afecto que se caracteriza por nuestra capacidad de pensar SIEMPRE en el otro a la hora de actuar. Esto es, de Valorarlo; cuidarlo, apreciarlo, no hacerle daño con nuestras acciones. Esto significa serle fiel, generoso, bondadoso, ser alimento afectivo para el otro. Cuando esto sucede, nos convertimos en fuente de seguridad, tranquilidad, apoyo y confianza para nuestra pareja. En una palabra; en fuente de BIEN-ESTAR.

No obstante, para que esto sea posible los dos miembros de la pareja tienen que hablar el mismo idioma, el idioma de las Actitudes.  Ambos deben actuar basados en Actitudes. Porque cuando no es así, cuando solo a un miembro de la pareja lo mueven las Actitudes y al otro sentimientos y emociones, lo que se presenta es un peligroso desequilibrio que puede desencadenar en un parasitismo afectivo, es decir, una película en la que uno de los miembros pide, pide, pide y pide, pero pocas veces da. Y cuando lo hace, no lo disfruta genuinamente, de hecho, lo saca en cara cuando puede.

Precisamente, estos personajes son fuente de ilusorio bienestar afectivo. Esto es, nos pueden hacer experimentar emociones muy intensas como el placer e incluso como el amor en su estado sentimental, pero también pueden resultar sumamente peligrosos, dado que su pobre Desarrollo Afectivo los lleva a actuar egoístamente, a pensar solo en ellos, a no tener consideración con el dolor del otro, a engañar, ser infieles, manipuladores, despiadados, a convertirse en una amarga fuente de MAL-ESTAR AFECTIVO. En otras palabras, en fuente de ansiedad, angustia, pena, tristeza, zozobra, melancolía, ira, preocupación, estress e intranquilidad permanente. Todo este coctel es lo que termina finalmente enfermando el cuerpo.

El problema con el MAL-ESTAR AFECTIVO es que corremos el riesgo de acostumbrarnos a convivir en él. A apaciguarle con efímeros momentos de bienestar. Mas específicamente con fugaces momentos de placer que nos lleven a escapar -así sea por un pequeño instante- de esa pesada carga afectiva que llevamos sobre nuestros hombros, de esa punzante ansiedad que nos roba la tranquilidad. Esto significa, ni mas ni menos, exponernos a un mal mayor: las adicciones. ¿Por qué?

Para poder comprehender esto, hace falta una precisión sobre la ansiedad. Este estado afectivo tiene dos caras. Por un lado, hay un tipo de ansiedad que nos moviliza, que nos impulsa a actuar, a hacer. Esta es la ansiedad que se relaciona con el BIEN-ESTAR, porque nos incita a movernos a estar en acción para mantenernos fluyendo. Diríamos que este es un tipo de ansiedad positiva. En cambio, la ansiedad relacionada con el MAL-ESTAR, es la ansiedad negativa, esa que nos arrebata la tranquilidad. Ante esta situación, nuestro organismo instintivamente busca el equilibrio afectivo apelando al afecto que más tiene a la mano: la emoción  del placer.

Cuando uno se acerca al placer, no como una fuente de disfrute sino como una vía de escape, se expone a la adicción. Hoy, vivimos ante una sobreoferta de placeres. La satisfacción del placer es quizá la mayor industria del mundo. Cigarrillos, drogas, alcohol, sexo, comida chatarra, cafeína, juego, y un sinfín de calmantes afectivos. Cuando llevamos una vida de Mal-Estar, su agravante es la adicción. Sin duda alguna.

Quisiera terminar esta primera aproximación a uno de los conceptos centrales de la Afectología, concluyendo y haciendo énfasis en que el MAL-ESTAR depende exclusivamente del desempeño que tengamos en los roles de la existencia. Si nos enfrascamos en relaciones de pareja en las que somos incapaces de actuar basados en Actitudes, y lo que es peor, elegimos personajes igual o peor de egoístas a nosotros, lo más seguro es que sufriremos.

Si no somos capaces de asumir nuestro rol como padres y nos dejamos llevar por nuestros instintos, por ir detrás de novedad sexual, lo mas seguro es que sufriremos.

Y si  no somos capaces de cultivar nuestro talento, si dependemos económicamente de un empleo inestable, si le tenemos miedo a la Autonomía, lo mas seguro es que sufriremos.

Esto es el MAL-ESTAR AFECTIVO, sufrir. Y el sufrimiento trae intranquilidad y detrás de ésta viene la infelicidad.

De modo que nuestro MAL-ESTAR AFECTIVO no es culpa de nadie y el BIEN-ESTAR es responsabilidad nuestra.

Publicado en ENSEÑANZAS VITALES

ENSEÑANZAS VITALES (2): VALORA A TU PAREJA Y EVITARAS DOLOROSOS CONFLICTOS

Esta mañana me levanté pensando que en realidad yo trabajo para la Vida, le sirvo a la Vida. Analizando mi propia historia vital me doy cuenta que la mayoría de mis acciones como ser humano han estado encaminadas a aprehender a ser un trabajador de la Vida. Ahora comprendo el por qué de la dureza y crudeza de mi infancia, sin saberlo, la Vida me estaba marcando un sendero para llegar a servirle.

Como maestra, la Vida encarna la máxima sabiduría. La clave esta en aprehender a escucharla; observarla, conocerla, estar con todos nuestros sentidos dispuestos para captar sus enseñanzas.

Pues bien, el 31 de octubre pasado, reconocimos con mi Mincha el concepto que sintetiza la forma como nosotros le estamos sirviendo a la Vida. Después de un largo y extenuante viaje llegamos a la Afectología.  

Una de las parcelas de este nuevo territorio es la Vida en Pareja. De la calidad de este Vinculo Afectivo depende que el viaje por la vida se haga con Bien-Estar, tranquilos y felices; o con Mal-Estar, intranquilos e infelices. Por eso resulta tan importante, absolutamente determinante, aprehender a construir nuestra relación de pareja.

Tener la fortuna de Vivir en pareja es un Curso que la Vida nos ofrece, no solo para tener sexo, ni únicamente para gozar de compañía, sino también, para cultivar y desarrollar Habilidades Afectivas que nos den la oportunidad de ser mejores Seres Humanos, de ser mejores Aprehendices en el Oficio de Vivir y Convivir.

A veces somos malos estudiantes de la Vida en Pareja, perdemos ciertas materias, incluso, hasta reprobamos el año. Pero en el curso vital de la Vida en Pareja hay una materia que es esencial para ganar el año, para poder vivir un fin de año tranquilo, me refiero a la Valoración de nuestra pareja.

Cuando uno pierde esta materia desata conflictos. Al principio son unas pequeñas chispitas, pero cuando se acumulan, se arman voraces incendios. No es exagerado afirmar que incluso puede convertir la Vida en Pareja en un verdadero infierno; de esos que absorben tu energía, te enferman y afectan tu tranquilidad.

Valorar a nuestra pareja significa cuidarla, evaluar sus acciones con la mayor justicia posible, escucharla, reconocer sus aportes a la relación, exaltarlos, y sobre todo, Valorar a nuestra pareja significa apreciarla.

Cuando uno no cuida a su pareja, y no la defiende de los ataques de ciertos depredadores, corre el riesgo de que se le enferme su relación. Esta es justamente la enseñanza que capté de la Vida en estos días.

Resulta que hay un depredador que puede llegar a ser letal para la relación de pareja si no se le marcan límites a tiempo. Es sumamente difícil reconocerlo, pues esta amenaza es camaleónica, suele camuflarse, es como una especie de lobo con piel de oveja. Pero no solamente su camuflaje hace difícil el reconocimiento de este depredador, sino que, por tratarse de un vínculo tan cercano a nuestras vidas, afecta hondamente nuestros sentimientos. Hablo de la Familia de Origen, específicamente de los padres y hermanos, es decir, los suegros y cuñados de nuestra pareja.

Hay que aceptarlo, existen familias de origen que favorecen la relación, son un valioso apoyo, nos ayudan a crecer como pareja, a construir nuestra relación, a criar a nuestros hijos y hasta a producir recursos. Pero también es cierto que hay otras que son lamentables, un verdadero peligro, una autentica amenaza, y cuando atacan dejan heridas tan profundas y dolorosas que a nuestras pobres parejas les cuesta mucho cicatrizar. Tanto que a muchas se les convierte en un verdadero problema afectivo.

Cuando nuestra pareja ha sido victima de maltrato por parte de nuestra Familia de Origen, y además uno fue indiferente a esa situación; no la defendió en su momento, no la cuidó en su momento, no la valoró en su  momento, provocamos en ella un Mal-Estar Afectivo que inevitablemente lastima la relación.

Ese Mal-Estar Afectivo -como bien me lo enseñó la Vida a través de Eckhart Tolle– toma la forma de culpa, lamento, resentimiento, queja, tristeza, amargura y todas las formas de la falta de perdón que son causadas por exceso de pasado y falta de presencia.

La falta de presencia significa la dificultad para superar ese pasado. En esta situación cae nuestra pareja. La pregunta obligada es… ¿Cómo salir de ahí?

Indudablemente la sanación de esa herida debe ser un trabajo de los dos. Nuestra pareja perdonando, sacándose esas espinas afectivas de su corazón. El perdón es un regalo que nuestra pareja misma se debe dar. De lo contrario, seguirá atada en el pasado y se privará de disfrutar su presente, además se oscurecerá su futuro porque vivirá con zozobra, sin saber que hacer. Esto significa dejar a un lado el papel de victima y asumir una actitud mas proactiva en la solución de la situación, ocupándose de lo único sobre lo que puede tener control: su propia vida.

En el caso nuestro la tarea es reparar. Hacerlo quiere decir, en primer lugar, reconocer que somos responsables por acción u omisión de lo ocurrido con nuestra pareja. Y en segundo lugar, reparar el daño, no solo con un acto simbólico, sino, esforzándonos por comprehender la lección que la Vida nos enseña. Hay que Valorar a nuestras parejas, pero no solo con palabras, sino con lo que verdaderamente repara: los hechos, una y otra vez, todos los días de nuestra vida compartida.

En conclusión, si uno aprehende a Valorar a su pareja se va a ahorrar muchos dolores de cabeza y lo que resulta aun mejor, se va a ganar un sabroso co-equipero para Vivir y Convivir durante este efímero paso por la existencia.

Publicado en AFECTOLOGIA

ENSEÑANZAS VITALES: EL MIEDO

Cada día que vivo me convenzo más de una verdad universal: la Vida es la mejor Maestra de la Existencia. Basta con observarla, escucharla, sentirla. Prestarle atención. Hace unos días conversaba con mi Mincha sobre el miedo y me decía ella que una manera de combatir el miedo es creyendo en lo que se hace, sabiendo hacerlo y haciéndolo.

El sábado pasado me encontré con mi padre. Caminamos un rato antes de almorzar y vimos un libro: “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle. Al parecer la Vida me tenía deparada una enseñanza y por eso tuve ese encuentro no programado con mi padre. Justamente en este libro encontré otra respuesta sobre el miedo. Dice este “maestro espiritual” que la condición psicológica del miedo esta divorciada de cualquier peligro inmediato concreto y verdadero. Y que además se presenta de muchas formas: incomodidad, preocupación, ansiedad, nerviosismo, tensión, temor, fobia. Según este autor, este tipo de miedo psicológico se refiere siempre a algo que podría pasar, no a algo que está ocurriendo ahora. “Usted esta en el aquí y ahora, mientras que su mente está en el futuro. Esto crea una brecha de ansiedad.”

¿Cuantas veces sin ser conscientes no somos presa de este tipo de miedo? Lo confieso, también lo he experimentado. Y estoy de acuerdo con Tolle, el miedo parece tener muchas causas. Miedo a una pérdida, miedo al fracaso, miedo a ser herido.

El miedo psicológico es más común de lo que se cree. Y pensándolo bien, está directamente relacionado con las adicciones. ¿Por qué? Por la ansiedad que lo acompaña. ¿Cómo se suele calmar esa ansiedad? De múltiples maneras. Yo solía calmarla fumando. Pero también leyendo. Otros lo hacen comiendo, bebiendo, teniendo sexo, con pornografía, comprando, y un sin numero de escapes que encuentra la mente angustiada. Corriendo el peligro de caer en la adicción.

Este asunto del miedo lógicamente tiene que ver con la dimensión afectiva del ser humano. Por lo tanto cae en los terrenos de la Afectología. En el citado libro de Eckhart Tolle también encontré que la negatividad afectiva es causada por la negación del presente. La incomodidad, la ansiedad, el estrés, la preocupación – todas las formas del miedo- son causadas por exceso de futuro y demasiada poca presencia. En otras palabras, nos intoxicamos de futuro. Y por estar pensando tanto en él, nos olvidamos de vivir el presente. Que finalmente es lo único que tenemos. Qué fácil es caer en este estado. ¿No crees?

No quiere esto decir que uno no deba pensar nunca en el futuro, el problema es cuando se convierte éste en una obsesión. Ahí es cuando empieza a complicarse la película de la existencia.

En conclusión, el mejor remedio contra el miedo psicológico es la acción. Hacer. Pensar menos y hacer más. Y como bien lo enseña Tolle, no debe uno preocuparse por el fruto de sus acciones, simplemente hay que prestar atención a la acción en si misma. El fruto vendrá por añadidura.

Y cuando se le presta atención a la acción en si misma es cuando se fluye. Es cuando hay Bien-Estar. Es cuando hay “alegría, facilidad y liviandad en lo que se hace”.

Esta es la enseñanza que la Vida me ha regalado hoy, y como agradecimiento la escribo y te la comparto. Dicen que es una ley universal. Recibir para dar. Dar para recibir.

Publicado en AFECTOLOGIA, JOSE ANTONIO MARINA

LA NOMENCLATURA AFECTIVA

La Afectología es una Doctrina para aprender a Vivir y Convivir, como tal, se alimenta de tres nutritivas fuentes: la Ciencia, la Filosofía y la Religión. En otras palabras, es una síntesis, por eso podemos afirmar que la Afectología es más que una ciencia, más que una filosofía y más que una religión.

La Vida nos ha mostrado un guía para adentrarnos en la fuente científica de la Afectología. Este guía se llama José Antonio Marina. Su obra va desde la neurología hasta la ética. Según este pensador español, toda ciencia tiene que precisar su terminología y la ciencia de la afectividad inteligente también.[1]

El término Afectología puede tener una doble interpretación: se puede leer como el estudio del Sistema Afectivo Humano o como el  estudio del afecto.

En “El Laberinto Sentimental”Marina propone una nomenclatura afectiva que nosotros adoptamos provisionalmente para la Afectología:

  • Afecto y sus derivados: conjunto de todas las experiencias que tienen un componente evaluativo, a saber: doloroso/placentero, atractivo/repulsivo, agradable/desagradable, bueno/malo, estimulante/deprimente, activador/desactivador.

Sus especies principales son: sensaciones de dolor y placer, deseos, sentimientos.

  • Sensaciones de dolor y placer: experiencias estrictamente físicas. Melzack ha señalado que el dolor tiene tres componentes –sensorial, afectivo y cognitivo- y que cada uno depende de sistemas neuronales distintos.
  • Deseos: conciencia de una necesidad, de una carencia o de una atracción. Normalmente van acompañados de sentimientos que los amplían y dan urgencia.
  • Sentimientos: bloques de información integrada que incluye valoraciones en las que el sujeto esta implicado, y al que proporcionan un balance de situación y una predisposición a actuar.

Los sentimientos pueden clasificarse por su intensidad, duración, profundidad, pero estas distinciones están hechas dentro de un continuo, lo que  hace difícil marcar limites muy definidos. Por tal motivo, es útil usar los siguientes términos:

  • Estados sentimentales: sentimientos duraderos que permanecen estables, mientras cambian otros sentimientos simultáneos más efímeros. Dice Marina que aquí es conveniente introducir una distinción entre lo que él propone llamar hábitos sentimentales (por ejemplo, el amor o el odio), que tienen una permanencia configuradora de la personalidad, y estados de animo, el humor, que tiene duración pero menos consistencia.
  • Emoción: sentimiento breve, de aparición normalmente abrupta y manifestaciones físicas conscientes (agitación, palpitaciones, palidez, rubor, etcétera).

 

  • Pasión: sentimientos intensos, vehementes, tendenciales, con un influjo poderoso sobre el comportamiento.   

Esta nomenclatura afectiva es apenas una breve introducción a un concepto más amplio que manejamos desde la Afectología y es el de la Afectivopedia. Una especie de diccionario afectivo que iremos desarrollando poco a poco en este espacio.


[1] José Antonio Marina “El laberinto sentimental”. Editorial Anagrama 1996.

Publicado en AFECTOLOGIA

DIA 0: TRES AÑOS VIVIENDO Y CONVIVIENDO EN SOACHA

El pasado 8 de noviembre cumplimos tres años de estar viviendo en Soacha. Una vez renunciamos a nuestros empleos para dedicarnos a construir nuestro proyecto de vida compartido, lo siguiente era apretarnos el cinturón para no tener que volver al sistema. Y así lo hicimos.

Para evitar pagar arriendo en Bogotá y vernos obligados a buscar un empleo que nos alejara de nuestro objetivo, optamos por vivir en la casa que con tanto esfuerzo habían construido doña Imelda y don Silvino. Una cómoda vivienda que aunque lejos de la ciudad, nos brindaba la tranquilidad necesaria para dedicarnos a pensar y construir lo que en ese momento todavía no teníamos muy claro.

Tres años después me pregunto: ¿cumplimos el objetivo?

Si. Vinimos a diseñar un modelo de trabajo, una forma de “ganarnos la vida” en la periferia del sistema, y no solamente lo hemos logrado, si no que resultamos encontrando un Modelo de Vida, alrededor del cual hemos concebido una Doctrina a la que nuestras conciencias han llamado Afectología.

La Afectología es una Doctrina con la cual podemos aprehender a Vivir y Convivir. Esta inspirada en la vida y convivencia que han llevado un hombre y una mujer que son nuestros modelos: Imelda y Silvino. Padres de Luz Adriana y quienes me adoptaron en su hogar.

La Vida nos reveló que ellos son nuestro Modelo de Vida. Esto es, nuestro Modelo de pareja, de padres y de trabajadores. Ellos son nuestros verdaderos maestros en el Oficio de Vivir y Convivir. Aunque lo intuíamos, tardamos tres años en ser plenamente conscientes de ello. Estábamos buscando maestros por fuera, cuando los teníamos en casa, viviendo y conviviendo con nosotros. Bastaba con escucharlos, observarlos, en una palabra: Valorarlos.

Cuando tomamos conciencia de esto, literalmente nuestros corazones se llenaron de una inmensa alegría. Dicha que vino acompañada por la revelación de la Afectologia. Termino que volvió a nuestra mente colectiva el pasado 31 de octubre mientras nos compartíamos con Patito, Marleny y Conny.  Y digo volvió porque ya se había cruzado por nuestro camino meses atrás, sin decirnos mucho en ese momento.

Esta revelación era la pieza que le faltaba al rompecabezas que empezamos a armar hace tres años. De hecho, cada vez que encontrábamos una nueva pieza creíamos que la figura estaba armada, pero al mismo tiempo, intuíamos que algo faltaba. Hoy la sensación es completamente diferente. Y si esto es así, se tendrá que ver reflejado en la producción de relatos, el trabajo constante y por ende la consecución continua de recursos: más y mejores vínculos afectivos; más y mejores comprensiones del sistema afectivo humano; más y mejores ingresos económicos. Este será el indicador de que llegamos a un punto crucial de nuestro viaje. De no ser así, también será un claro indicador de que nos estamos autoengañando. Cualquiera sea el caso, lo importante es que nuestras conciencias están despertando. Y eso, es lo que finalmente importa: despertar.

De modo pues que este es el día cero en la historia de la Afectologia. Un relato que  ha llegado a nuestra conciencia para darle Estructura a nuestra existencia, para aprehender a Vivir y Convivir; para satisfacer nuestra necesidad vital de Comunidad; para comprender el Significado de nuestra vida.

Como todo relato se escribirá a diario. Se irá mostrando y explicando a partir de nuestras propias vivencias, de las reflexiones y experiencias que dichas vivencias nos dejen. Nuestro rol, además de vivir la Vida, será aprehender de ella, escucharla, observarla, leerla, sentirla y compartirla.

Hemos por fin comprendido que la mayor Maestra de la existencia es la Vida. Y que si le prestamos atención podremos ser unos buenos Aprehendices. Y que si somos aplicados podremos algún día llegar a ser unos útiles Tutores.