CONFERENCIAS

UNA CONFERENCIA PARA TI

UNA CONFERENCIA PARA TI

Tengo algo para compartirte:

Una experiencia de vida, unos conocimientos y una estrategia para aprender a estar en paz a pesar de las naturales adversidades de la vida.

La paz es un afecto muy importante, hay quienes dicen incluso que esta por encima del amor. Porque un corazón en paz atrae el amor, en cambio, un corazón en guerra espanta el amor.

La Paz es una construcción constante que requiere herramientas, son estas las que te comparto por medio de esta Conferencia.

Se trata de una Conferencia que como los partidos de fútbol, tiene una duración de 90 minutos.

Esta diseñada para ser llevada a cabo en grupos grandes, y también en grupos pequeños, incluso, te la puedo ofrecer de forma personalizada o con tu pareja o tu familia.

La Paz es más que una palabra, es un estilo de vida.

A este estilo de vida estoy entregado de tiempo completo.

Si logramos aprender a estar en paz con nosotros mismos, abriremos las puertas para conectarnos con los demás.

No es cliché es realidad:

La paz empieza por nosotros mismos.

Si te interesa esta propuesta para que la lleves a tu vida personal, familiar y laboral, me puedes contactar al siguiente número:

3142666337

Anuncios
terapia emocional

UNA TERAPIA EMOCIONAL PARA TI

TERAPIA EMOCIONAL

Hago psicología para ti.

Escribo libros y hago terapia para ti.

Somos seres emocionales, y como tal, aprender a expresar constructiva y creativamente nuestra emocionalidad, es vital para nuestra supervivencia, crecimiento y trascendencia.

Te propongo una Terapia en la que puedes ser más consciente de tus emociones.

Una Terapia en la que puedas desahogarte y liberarte de esas emociones estancadas que amenazan con enfermarte.

Una Terapia para convertir la soledad en creatividad y la depresión en comprensión.

Una Terapia que te ofrece Empatía y cercanía.

Una Terapia para que descubras el sentido de tu vida.

Una Terapia para que puedas estar en paz contigo mismo.

Esta es, groso modo, la Terapia que te ofrezco.

Una Terapia cuyo propósito es combatir la soledad, la depresión y el suicidio.

Podemos empezar conversando por WhatsApp.:

3142666337

SERVICIOS

¿QUÉ TE OFREZCO?

¿QUÉ TE OFREZCO?
El 25 de julio de 1999 entré a estudiar psicología en la Universidad Católica de Colombia. Ya casi se cumplen 18 años de estar caminando por este sendero.

Ha sido pues un largo viaje para llegar a este punto del camino.

Cuando tenía 12 años me fui por primera vez de mi casa a buscar mi destino.

Estuve en un internado durante 3 años.

Fui mensajero, vigilante, mesero.

He sido un rebuscador de la vida.

Me encontré con la paternidad a los 28 años y luego otra vez a los 30.

Vivi durante 7 años con una mujer maravillosa.

Sobreviví a la experiencia más dolorosa de la adultez: la separación familiar.

He vivido.

He gozado y he sufrido.

Creo que la formación profunda del psicólogo se da es en la vida misma.

Nuestra escultora es la sabia Vida.

Te ofrezco una experiencia de vida.

Una psicología que le apunta a desarrollar cuatro riquezas tuyas:

*Paz.

*Libertad.

* Felicidad.

*Productividad.

Así las cosas, he creado para ti cuatro experiencias que te pueden ayudar a crecer en las dos áreas fundamentales de la adultez:

El Amor y el Trabajo.

Este es el eje central de los Libros que escribo.

De las Conferencias que hago.

De las Terapias que llevo a cabo.

De la Comunidad que construyo .

Hoy me siento muy feliz porque no ha sido fácil para mí llegar hasta aquí.

He luchado y creo que ese espíritu de lucha es el que te puedo compartir.

A pesar de los dolores y las adversidades, creo que he sido un hombre afortunado.

Y como tal, me siento en el deber de retribuir algo de lo que generosamente he recibido.

Espero que algún día nos conectemos por medio de alguna de estas experiencias.

Te agradezco mucho tu retroalimentacion

Taller de Psicologia Afectiva Miguel De Zubiria

TALLER DE PSICOLOGIA AFECTIVA -MIGUEL DE ZUBIRIA-

 

taller de psicologia afectiva

En mi encuentro conmigo mismo, hoy me llegó un mensaje:

“Es de sabios aprender a escuchar”

En su juventud, Miguel De Zubiria, un apasionado de la música, decidió escuchar a un maestro de la psicología: Alberto Merani.

Esa decisión marcó su vida, a tal punto, que junto con su hermano Julián, fundo el Instituto Alberto Merani, a finales de la década de los 80 y años después, junto a su esposa Georgie, la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani.

Alberto Merani ha sido el gran maestro de Miguel De Zubiria.

Ahora Miguel está viviendo los años de la trascendencia, hoy esta es su tarea existencial, trabajar para dejar un legado, continuar con la tradición intelectual que heredó de su maestro Alberto.

Después de 20 años dedicados al estudio de la inteligencia, el ahora maestro Miguel, lleva más de 15 años consagrado al estudio de la afectividad humana, el fruto de estas investigaciones es lo que él mismo denomina como Psicología Afectiva.

Esta nueva psicología, que está sólidamente fundamentada en los hallazgos científicos de la Psicología Positiva y en los aportes de las neurociencias afectivas, se enfoca en tres aspectos centrales para la vida de todo individuo:

  1. Sus vínculos afectivos e interacciones con cada uno de ellos, que pueden ser fuente de felicidad o infelicidad.
  2. Sus cualidades afectivas e incompetencias (defectos), que pueden favorecer o complicar la interacción con cada uno de sus vínculos.
  3. Sus proyectos de vida, que serán determinantes para darle sentido y dirección a su vida.

Vínculos, cualidades y proyectos previenen al individuo de padecer los tres mal-estares de nuestro tiempo:

La soledad, por fallar en la interacción con los demás.

La depresión, por fallar en la interacción consigo mismo.

Y el suicidio, por perderle el sentido a la vida y no poder poner su vida al servicio de otras vidas.

Hace ya 8 años yo era un psicólogo desorientado, profesional, pero sin identidad. Llevaba 4 años de egresado y 2 de graduado, pero sentía que en la elección de carrera me había equivocado, y para continuar con el verso, la psicología que en la universidad aprendí, me había desilusionado.

Hasta que un día de septiembre del 2008, llegué a la Fundación Alberto Merani a tomar un diplomado en inteligencia emocional, esa fue la primera vez que entre en contacto con la Psicología Afectiva, y desde entonces estoy conectado con este tema de la afectividad humana.

Decidí escuchar a Miguel De Zubiria, lo elegí como mi maestro y él me aceptó como su discípulo.

En octubre de 2014, en la celebración de los 25 años de su teoría pedagógica, mi maestro me graduó como Pedagogo Conceptual, recuerdo que lo hice con una conferencia ante más de 300 personas y que llamé Ego vrs Amor.

Unos meses, en mayo de 2015, el maestro me convocaría a ser parte de su equipo de creativos para darle vida a lo que hoy es la FICA (Fundación Internacional de Coaching Afectivo). La institución que hemos concebido para divulgar los conceptos y herramientas de la Psicología Afectiva y para formar Expertos en Evaluación y Coaching Afectivo.

Como discípulo de mi maestro, siento que mi misión es multiplicar su mensaje, dar testimonio del poder transformador y estructurante de la Psicología Afectiva.

Para lograr este propósito, y fiel a la sabiduría popular, según la cual una sola golondrina no hace verano, decidí diseñar y darle vida a mi proyecto laboral independiente:

Un Taller de Psicología Afectiva, que en homenaje y gratitud con mi maestro, lleva el nombre de Miguel De Zubiria.

Este Taller de Psicología Afectiva tiene un doble propósito. En primer lugar; ofrecer servicios de Consultoría Afectiva, Evaluación Afectiva y Coaching Afectivo. Y en segundo lugar, conformar un grupo de estudio, práctica y trabajo de la Psicología Afectiva, una Tribu que se convierta en el equipo pionero de esta nueva rama de la psicología.

¿Serás tu uno de nosotros?

¿Te unirías a esta Tribu de Psicólogos Afectivos?

ANDREZ PAZ, IDENTIDAD PROFESIONAL

MI IDENTIDAD PROFESIONAL

IDENTIDAD PROFESIONAL ANDREZ PAZ

Ja, ja, ja, ja, empiezo este día feliz. La estructura de vida que estoy diseñando me está gustando, poco a poco me voy organizando y en lo importante me voy enfocando.

¿Qué es lo importante para un hombre de 35 años?

No sé cuál sea tu respuesta, pero la mía si es muy clara:

Tener una posición laboral.

Con trabajo, ese hombre podrá construir familia.

Con trabajo y con familia, ese hombre podrá construir una vida feliz, productiva y plena.

Una vida así es una vida que trasciende, que deja huella.

¿Fácil?

En lo absoluto.

Tremendamente difícil!!! Al menos para mi lo ha sido.

Sin embargo, hoy estoy muy contento, siento que he llegado a un hito en mi historia de vida personal y profesional.

Después de tanto tiempo, años; buscando, explorando, ensayando, fallando, corrigiendo, sufriendo, he descubierto por fin mi Identidad Profesional. Ya tengo claro quién soy y que hago a nivel profesional.

Esta conciencia de lo que soy y lo que hago a nivel profesional, es el fruto de una práctica psicológica muy poderosa:

EL AUTOCONOCIMIENTO

A esta práctica llegue gracias a la Psicología Afectiva, me la presentó mi maestro Miguel De Zubiria, desde el año 2008 vengo trabajando en esta idea, y sobre todo, practicándola, pues bien, hoy cosecho un bello fruto:

Mi Identidad Profesional!!!!

Esto para mi es más importante y me produce más felicidad, que el mismo hecho de haberme graduado como psicólogo. En ese entonces era apenas un proyecto de psicólogo, hoy, con mi Identidad Profesional me siento un psicólogo real.

Siento una alegría muy parecida a la que experimenté cuando me dieron la cedula de ciudadanía, sentirse mayor de edad le abría a uno las puertas de la vida. Creo que la Identidad Profesional me abre las puertas de la vida laboral en el mundo de la psicología y la pedagogía.

Esto de la Identidad Profesional es como un rompecabezas, poco a poco va uno descubriendo sus piezas, hasta que llega un día en el que te das cuenta que al juntar esas piezas puedes ver la imagen completa, ves tú identidad, tu cedula profesional, lo que te convierte en un trabajador independiente, capaz de asumir la responsabilidad de construir tu propio proyecto de vida laboral.

Recibir un diploma de psicólogo en una universidad es como cuando a un niño le sacan su registro civil. Ahí, en ese cartón, dice que uno es psicólogo, pero una cosa es lo que diga un papel, y otra cosa es la práctica. Por experiencia propia puedo confirmar una verdad de Perogrullo: uno se hace psicólogo es con la práctica, con años de práctica, ya llevo 12 y solo hasta ahora vengo a descubrir mi Identidad Profesional, que está constituida por el tipo de psicólogo que soy y la psicología que practico.

Cartas revista semana

CARTA PARA LA REVISTA SEMANA -LA POBREZA AFECTIVA-

 

 CARTA SEMANA

MI MUY APRECIADA REVISTA SEMANA:

Esta es la segunda carta que este año escribo para ti.

Escribirte cada semana es uno de mis propósitos.

Quiero conocerte  y que me conozcas.

Personalmente, te admiro por tu valentía y te respeto por tu seriedad.

Profesionalmente, te aprendo y me valgo de tus enseñanzas para compartir en mi trabajo como Psicólogo Afectivo.

En esta edición nos hablas de una Colombia empobrecida, veo que la economía te preocupa, ¿sabes?, yo me ocupo de otro tipo de economía, a mí me llama la atención la economía afectiva, de modo que sospecho que la principal pobreza de este país es la pobreza afectiva.

La pobreza afectiva produce conflictos, guerras a nivel micro y a nivel macro.

Desde la violencia doméstica, intrafamiliar, que no tiene estrato, pasando por la violencia barrial de grupos enfrentados por el control territorial, hasta bandas criminales de alcance regional.

Donde no hay amor, sino odio y temor no puede haber paz; ni en el corazón de una persona, ni el seno de una familia, ni en la vida de una sociedad.

En esta edición, la 1758!!! Hablaste de la soledad.

La soledad es una forma de pobreza afectiva, la más dolorosa, tanto, que si no se le presta atención, se puede convertir en una pesada depresión, y lo que resulta más grave aún, puede llevar a la desaparición, al suicidio como última opción.

La soledad es carencia de vínculos, y si los hay, carencia de calidad afectiva en esos vínculos.

La soledad es carencia de fortaleza para afrontar la adversidad.

La soledad es carencia de proyectos.

De manera que además de pensar en la forma de intervenir en esta epidemia, debemos plantearnos estrategias de prevención.

¿No crees, mi querida Semana?

La soledad, como un virus que carcome el corazón, se puede prevenir y una vez presente en la vida se puede transformar de una soledad que mata a una soledad que aviva.

Una soledad para conocerse, para valorarse, para aprender a compartirse consigo mismo.

Una soledad así transforma la vida y le devuelve el sentido a la vida.

Muchas gracias mí apreciada Semana.

Que responsable de tu parte llamar la atención sobre este fenómeno que corre el riesgo de convertirse en una auténtica pandemia.

Yo soy un combatiente contra la soledad, estoy convencido que conocerse y trabajar por su Desarrollo Afectivo son prácticas que pueden ayudar al ser humano a construir una vida feliz y plena.

En  consecuencia con lo anterior, te cuento, mi querida Semana, que una vez termine esta carta para ti, me lanzo a recorrer Bogotá, lo haré en Transmilenio; escucharé, observaré y documentaré la Afectividad en ese escenario social. Y hablaré, pedagogía afectiva haré. Y con esa actividad me sustentaré; afecto, sabiduría y pan cosecharé.

Sentiré el ambiente afectivo de Transmilenio en la mañana, en las tardes, en las noches, como vaya llegando cada día.

Ha comenzado mi misión.

Y a esta sociedad en la que nací y vivo, quiero servirle de corazón.

La psicología es mi vocación.

El Autoconocimiento y el Desarrollo Afectivo mi convicción.

FELICIDAD

LE APUESTO A LA FELICIDAD

LE APUESTO A LA FELICIDAD

Seamos aliados de nuestro crecimiento, no cómplices de nuestro sufrimiento.

Somos responsables de nuestro crecimiento, pero también de nuestro sufrimiento.

Como bien dicen por ahí, el dolor es inevitable, el sufrimiento es una opción.

Si sufrir es una opción, entonces crecer y ser feliz es también una opción.

Elegir la felicidad, aunque el dolor de vez en cuando nos visite, es un acto de sensatez.

Le apuesto a la felicidad.

¿Y tu?

PSICOLOGÍA AFECTIVA, PSICOLOGIA POSITIVA

¿CUÁL ES MI TRABAJO COMO PSICÓLOGO AFECTIVO?

MI TRABAJO COMO PSICOLOGO AFECTIVO

El pasado 19 de enero fui testigo de un acontecimiento histórico en el mundo de la Psicología en Colombia. Ese día, la semilla de la Psicología Positiva fue sembrada por el más brillante de sus cultivadores:

Mihaly Csikszentmihalyi.

En un evento organizado por la Asociación Colombiana de Psicología Positiva, este Grande de la ciencia psicológica contemporánea nos invitó a sumarnos al proyecto de la felicidad en Colombia.

Motivado por ese inspirador momento, elaboré este relato que tiene como propósito presentarte mi trabajo como Psicólogo Afectivo, una aplicación práctica de la Psicología Positiva.

La Psicología Afectiva es una aplicación desarrollada por mi maestro Miguel De Zubiría, un psicólogo y pedagogo colombiano con quien tengo la dicha de trabajar en la FICA, una institución que hemos creado para materializar  nuestro compromiso con la Evaluación del Bienestar Psicológico y la promoción del Autoconocimiento y el Desarrollo Afectivo como estrategias para la construcción de vidas felices y plenas.

Dos días después de ese evento me encontré con mi maestro Miguel y luego de esa reunión, salí más convencido que nunca de mí que hacer como psicólogo.

Yo soy un Psicólogo Afectivo.

Todos los días de mi vida estudio, practico y comparto lo aprendido sobre la Afectividad Humana.

Esta es una labor que sin duda alguna me hace muy feliz y le da pleno sentido a mi vida.

Pensando en mí que hacer como Psicólogo Afectivo, llegué a la conclusión que tengo tres trabajos:

Trabajo Personal.

Trabajo Familiar.

Trabajo Profesional.

El Trabajo Personal es hacer uso de las herramientas de la Psicología Afectiva para fortalecer mis cualidades, transformar mis defectos en cualidades, cultivar vínculos afectivos y construir mis proyectos de vida.

El Trabajo Familiar es desempeñar conscientemente esos roles afectivos que la vida me ha asignado, empezando por el primero de ellos:

Ser Papá de Orianna y Dante, desde la cuna hasta la tumba, en las buenas y en las malas.

Mi segundo rol afectivo es ser Hijo de Inés y Eduardo. Mis  padres que aun son una nutritiva fuente de afecto y sabiduría para mí, y que ahora están en una etapa del camino  en la que siento la necesidad de estar cerca a ellos, de compartirnos y conocernos.

Mi tercer rol afectivo es ser Hermano de Viviana y Gloria. Mis queridas compañeras de viaje familiar. Me interesa mucho asumir un rol mas activo en esta relación con mis hermanas, dos mujeres que amo inmensamente y todos los días de mi vida tengo en mi mente.

Mi cuarto rol afectivo es ser Tío de Juliana, María Fernanda, Dylan, Felipe, Gabriel y Juan David. Mis seis bellos sobrinos que me hacen pensar en el futuro de la tribu y en la importancia que para ese futuro tiene el asumir activamente mi rol como tío.

Mi quinto rol afectivo es ser Sobrino de Cecilia, Ofelia, Ibelice, Mery, Gonzalo, Javier, Oscar, Jorge y Nelson; tías y tíos que son fuente de afecto y sabiduría y en algún momento de sus vidas han estado presentes en la mía.

Y finalmente, mi sexto rol afectivo es ser primo de todos mis primos, es largo el listado, por eso lo dejaré para el relato donde profundice sobre la importancia de este rol afectivo.

Ser familiar entonces es mi segundo trabajo, y como tal, exige tiempo y atención. Ahora que lo pienso como Psicólogo Afectivo, la tribu familiar es una gran fuente de afecto y sabiduría, todas sus vidas, incluyendo la de quienes están en la otra vida, dejan lecciones para viajar por esta vida, solo es cuestión de valorarlas y conocerlas, arduo trabajo que bien vale la pena.

Y por ultimo, está mi Trabajo Profesional, el cual he estructurado a partir de mi Don y mis Talentos.

Tengo claro que mi Don es la palabra, y que tengo Talento como escritor, conferencista, consultor, profesor y orientador.

Como escritor mi propósito es hacer uso de la palabra escrita para dar testimonio del impacto positivo de la Psicología Afectiva en la transformación y construcción de mi vida personal, familiar y profesional.

Como conferencista, mi propósito es hacer uso de la palabra hablada para impactar los corazones de aquellas personas que necesitan ser motivadas e inspiradas para emprender un proceso de Autoconocimiento y Desarrollo Afectivo que les brinde las herramientas para construir conscientemente una vida feliz y plena en sus ámbitos personal, familiar y profesional.

Como consultor mi propósito es poner mi vida y mis conocimientos en Psicología Afectiva al servicio de la construcción de soluciones a los conflictos afectivos personales, familiares, de pareja y laborales que embargan y amargan la vida de las personas que en algún momento de sus vidas se encuentran en una sinsalida, atrapados en laberintos sentimentales que roban paz a su vida.

Como profesor, mi propósito es compartir a través de mi Escuela de Psicología Afectiva, todos los conocimientos que he adquirido en mi estudio y practica de esta aplicación de la Psicología Positiva.

Y como orientador, mi propósito es servir de guía para aquellas personas que quieran mejorar su vida afectiva, a través de Talleres de Afectividad, cuya finalidad es la construcción de Comunidad como una estrategia para el aprendizaje y practica de habilidades afectivas como el Valorar, Conocer e Interactuar, las cuales son vitales para el cultivo de vínculos afectivos que sean fuente de felicidad.

Este es mi Trabajo Profesional, mi fuente de pan.

Mi Trabajo Personal y Familiar, son mi fuente de afecto y sabiduría.

Afecto, sabiduría y pan son los recursos que necesito para sustentar mi vida y construir la vida que quiero.

Una vida feliz y plena.

Para esto trabajo.

Para esto vivo.

Será un placer para mi poderte servir; como Psicólogo Afectivo o como compañero, amigo o socio.

Nunca olvides que como bien lo enseña la sabiduría taoísta:

“Solos caminamos mas rápido, pero acompañados llegaremos mas lejos”

 

 

ANDRES PAZ, LIBRO

TODO HA DE TERMINAR PARA VOLVER A COMENZAR

Espiritualidad

En estos momentos voy a cosechar un fruto.

Hace un año, exactamente el 4 de enero de 2015, la Vida me llevó a un puerto seguro:

Dios.

Hace un año hice un pacto personal con Dios.

El barco de mi vida había naufragado, sin trabajo, sin familia, derrotado.

Ese día decidí poner a Dios en el primer lugar de mi vida, como ser humano, lo acepte, y como psicólogo afectivo comprendí que la espiritualidad es una fortaleza psicológica vital para la supervivencia.

Le pedí a Dios recuperar mi familia y mostrarme el camino para servirle.

Un año después doy un parte de victoria.

Soy consciente que tengo una bella familia.

Quizá no el tipo de familia que quería, pero es familia, y como tal, quiero dejar constancia que la valoro, lo agradezco, lo aprecio.

Las fiestas navideñas y de fin de año me dejaron muchas claridades y tranquilidades.

Atrás han quedado dos años de dolor, estoy convencido que me llegó la hora del amor, no de ese que se espera, sino de ese que se da generosamente, a todas esas personas que la Vida ponga en mi camino humano y profesional,

La familia, cualquiera sea su configuración es el valor mas importante de mi vida.

Por eso valoro y agradezco a Dios el tipo de familia que me ha concedido.

Y le pido, me vuelva a dar la oportunidad para hacer realidad el tipo de familia que quiero, me encanta mucho eso de compartir la vida con una mujer, unos hijos, crecer en familia, todos los días de nuestra vida.

Esta es mi petición personal para este año.

En cuanto a lo laboral, el camino esta muy claro:

Hacer Psicología Afectiva.

Construir, a través de la practica, una psicología de la vida afectiva para aprender a amar, vivir en paz y ser feliz.

¿Será esto mucho pedir?

Escribo este relato en un café Internet cerca al cementerio central, acabo de pasar un rato muy espiritual en este lugar.

Estoy convencido que la espiritualidad es la piedra angular del ser un humano.

Así como también estoy convencido que la afectividad es el camino para la expresión de nuestro espíritu.

Practicar la Afectividad, ese es mi propósito para este nuevo año.

Esto quiere decir, cultivar vínculos afectivos.

Darle una calurosa bienvenida a mi vida a todos aquellos seres humanos que Dios ponga en mi camino en la corriente de la Vida.

Cada vinculo es muy valioso.

Amigos, ese es mi proyecto afectivo clave para este año.

Buena energía para ti que lees este relato.

Y si algún día baja tu animo, y te sientes cansado de las presiones de la vida, no dudes conectarte conmigo, mi tarea es animar, dar aliento para continuar el viaje.

Recuerda que caminando solos podemos ir mas rápido, pero si caminamos acompañados, podremos llegar mas lejos.

Cuenta conmigo.

Que a mi me gustaría contar contigo.

Gracias por leer y por compartir.

Animo!!!!

Pdta

El titulo de este relato lo vi como un graffiti en el cementerio central