Archivo de la categoría: PSICOLOGIA AFECTIVA

PSICOLOGÍA AFECTIVA

QUE ES LA PSICOLOGIA AFECTIVA

MI IDENTIDAD PROFESIONAL

Identidad Profesional Psicologo Afectivo

La Identidad Profesional, es como la cédula de ciudadanía de todo trabajador independiente que sea un proveedor de servicios y un constructor de proyectos.

No surge la Identidad Profesional de la noche a la mañana, es el fruto de una intensa practica del Autoconocimiento.

Te presento esta versión avanzada de mi Identidad Profesional.

Cuando uno tiene claro lo que es y hace como profesional, la vida se llena de un tremendo sentido, adquiere rumbo, se encuentra un destino.

MIS PROYECTOS LABORALES

12080045_487162754795307_5242681374766335783_o

Mi proyecto laboral central es mi trabajo como Psicólogo Afectivo en la Fundación Internacional de Coaching Afectivo (FICA).

En este proyecto soy un trabajador interdependiente, es decir, soy socio de Miguel De Zubiria en la construcción de esta institución que está alineada con el propósito central de la Psicología Positiva:

La felicidad humana.

Un propósito que según lo plantea la Psicología Afectiva, depende de las interacciones que sean fuente de ilusiones, esto es de dopamina, pero también de placeres, es decir de endorfinas, de satisfacciones, que se traducen en grandes cantidades de serotonina y de cercanía, que se premia con la deliciosa oxitocina.

Este proyecto en sí mismo, es para mí una gran fuente de felicidad, más que un socio del creador de Pedagogía Conceptual y de Psicología Afectiva, soy un aprehendiz convencido de que el afecto es el motor de la existencia, por ello resulta tan importante aprender a cultivarlo.

Y aquí es donde entra en juego justamente el segundo elemento que de acuerdo con Psicología Afectiva impacta sobre la felicidad, me refiero a las cualidades, de las cuales dependen las interacciones humanas, que pueden ser fuente de bien-estar afectivo o mal-estar afectivo cuando no son las cualidades sino los defectos los que permean las interacciones consigo mismo y con los demás.

Por último, la Psicología Afectiva plantea que los proyectos de vida contribuyen con el logro diario de la felicidad. Tener proyectos, sentir que se está construyendo la vida, tanto personal como profesional, es una poderosa fuente de felicidad.

Con el diseño y construcción de los proyectos de vida se capitalizan ilusiones, placeres, satisfacciones y cercanías con aquellos que nos acompañan en la tarea de construir nuestras vidas.

Este proyecto laboral interdependiente cuenta con el aporte de dos mujeres que son nuestro polo a tierra: Claudia Blandón, quien es la directora ejecutiva y Yohanna Méndez, la directora estratégica. Miguel es el gestor y director general, y yo soy el vendedor de la idea, mi tarea es el marketing.

El marketing, según Seth Godin, uno de los duros en este tema, consiste en difundir ideas y difundir ideas es la actividad productiva más importante de nuestra civilización.

La FICA entonces es mi casa matriz, este proyecto de trabajo interdependiente es la base de mi trabajo independiente como Psicólogo Afectivo, y de donde surge mi segundo proyecto laboral:

El Taller de Psicología Afectiva Miguel De Zubiria.

REFLEXIONAR PARA CONOCERSE

  PENSAMIENTOS PARA EL FACEBOOK  plantillas 

Dice una meditación taoísta  que nosotros hablamos y escribimos  para explicarnos a nosotros mismos y yo estoy de acuerdo, porque eso es lo que siento al estar escribiendo este libro. Estoy tratando de explicarme mi vida, de construir mi vida a partir de la vida.

Creo que si uno reflexiona sobre su Ser y su Que Hacer, encuentra respuestas a sus inquietudes, se abren caminos, se inician proyectos, se cierran ciclos.

Yo soy un Psicólogo Afectivo, y como tal, me parece vital reflexionar sobre lo que soy y lo que hago, la verdad, me parece maravilloso que esta se pueda hacer.

Llevo varios años cultivando esta práctica, y ahora que tengo clara mi identidad, quiero hacerlo de una forma más profesional.

Reflexionar sobre lo que uno es y hace como profesional y como persona, es fundamental para crecer; como trabajador y como ser humano.

La consecuencia más notoria de esta reflexión constante es la toma de conciencia de sí mismo. Reflexionar es un ejercicio de autoconocimiento por excelencia.

Podría decirse sin lugar a dudas, que quien reflexiona se conoce.

Quien reflexiona se valora.

Quien reflexiona se conduce.

La reflexión es propia de una personalidad autotelica, como diría mi maestro Miguel, de personas que definen ellas mismas sus metas.

¿No es esto lo que estoy haciendo yo con este libro?

Acabo de tomar plena conciencia de que estoy construyéndome una personalidad autotelica.

Ahora comprendo porque hace días siento la necesidad de escribir sobre mis proyectos. Quiero empezar a hablarme de ellos y a compartirte lo que aprendo en esta actividad creativa.

 ¿CUÁLES SON LOS SERVICIOS DE UN PSICÓLOGO AFECTIVO?

SERVICIOS ANDREZ PAZ

Descubrí que un Psicólogo Afectivo pone a disposición de quien lo necesite tres servicios:

  • Consultoría Afectiva.
  • Evaluación Afectiva.
  • Coaching Afectivo.

Y también descubrí que estos mismos tres servicios me los debía ofrecer primero a mí mismo. ¿Si esto no me sirve a mí, como pretendo que le sirva a los demás?

Vamos a suponer que Eduardo Andrés Granada Becerra, un hombre de 35 años, soltero, padre de dos hijos y psicólogo de profesión, busca a Andrez Paz, Psicólogo Afectivo, para hacerle  una Consulta Afectiva.

¿Cómo se enteró Andrés de la existencia de este Psicólogo Afectivo? ¿Acaso ha leído alguno de sus relatos en internet? ¿Lo vio en Facebook o en su blog de wordpress? ¿O de pronto lo escuchó algún día mientras viajaba en Transmilenio? ¿O se lo recomendó un amigo, o un colega? ¿Es acaso una referencia de otro usuario? ¿Supo de él en alguna de sus conferencias?

El caso es que finalmente acuerdan una cita y se encuentran en el consultorio de Andrez, ubicado en la calle 76 con 26, a unas cuadras de la estación el Polo de Transmilenio.

Lo primero que Andrez me pregunta es: bueno hermano, ¿Cómo está tu vida afectiva?

¿Cómo está la relación contigo mismo?

¿Cómo están tus vínculos?

¿Cómo va tu trabajo? ¿Cómo van tus proyectos?

¿Estás en paz? ¿Eres feliz? ¿Productivo? ¿Te sientes pleno?

Después de esta primera consulta, que dura alrededor de dos horas, Andrez me lleva a reflexionar con más profundidad en mi vida afectiva, me ayuda a tomar conciencia de cuál es mi realidad afectiva y me empieza a mostrar cómo podría comenzar a mejorar y transformar esa realidad.

Para ello entonces me propone que hagamos una exhaustiva Evaluación Afectiva, que miremos como estoy a nivel de cualidades y defectos, que comprendamos como estos últimos afectan mi vida afectiva y laboral y como las cualidades pueden mejorar mi vida laboral y afectiva. En últimas, el propósito es que me haga más consciente de lo que soy, para poder fortalecer mis cualidades y modificar o atenuar mis defectos, por mi propio bien, como diría el maestro Miguel.

Esta Evaluación Afectiva se complementa con una medición de mis niveles de felicidad, con un Afectograma, me dice Andrez, que me permita ver con claridad mis índices de felicidad o infelicidad.

Son en total tres sesiones, una de consultoría y dos de evaluación en las que a través de la conversación, aplicación y comprensión de estos instrumentos afectivos, podemos obtener unas conclusiones y recomendaciones que me sirvan de insumo para emprender el tercer servicio que me ofrece Andrez.

Un proceso de Coaching Afectivo, un entrenamiento para en primer lugar, trabajar en el fortalecimiento de mis cualidades y debilitamiento de los defectos. En segundo lugar, un entrenamiento para mejorar mis vínculos afectivos y aumentar mis niveles de felicidad, y por último, un entrenamiento para diseñar y empezar a construir conscientemente mi proyecto de vida, tanto laboral como afectivo, en otras palabras, para llevar a cabo las tareas laborales y amorosas propias de mi adultez.

Consultoría, Evaluación y Coaching, estos son los servicios de un Psicólogo Afectivo.

Lo que estoy haciendo por mí y ahora puedo hacer por ti.

ESTRUCTURANDO LA VIDA CON PSICOLOGIA AFECTIVA

HOMBRE SOLO

Estoy diseñando una estructura de vida.

Una estructura debida para actuar de forma tal, que cada dia de mi vida pueda cultivar y cosechar los recursos vitales que necesito para mi supervivencia, crecimiento y trascendencia.

Soy un hombre solo, soberano.

Ahora que caigo en cuenta, el hombresolo es una herramienta ¿verdad?

Las herramientas sirven para reparar y construir.

Un hombre solo, soberano, puede ser una herramienta para reparar corazones estrellados y construir vidas felices y plenas.

Ahora comprendo mi llamado.

He sido llamado por la Vida para servirle en los fertiles campos de la Psicologia.

Mi vocacion es la Psicologia.

Mi oficio es la Psicologia Afectiva.

Mis herramientas provienen de la Psicologia Positiva.

Teniendo clara mi vocacion, mi oficio y las herramientas para llevar a cabo mi labor, creo que el siguiente paso es crear una estructura de vida flexible que me permita hacer las tareas propias de mi labor, esto es, cumplir con mi trabajo personal, familiar y profesional.

No es nada facil estructurarse.

Quien opta por la independencia y la soberania en su vida, se enfrenta al desafio de estructurarse, lo cual requiere mucho esfuerzo mental, paciencia afectiva y perseverancia activa.

Para mi ha sido muy dificil estructurarme.

Me esfuerzo mentalmente, pero todavia me siento impaciente afectivamente, y aunque persevero activamente, siento que lo hago desordenadamente.

¿Y que puede ordenar la mente?

Una estructura.

Cuando uno tiene una estructura de vida, puede actuar mas ordenadamente.

Y el actuar ordenado nos conduce a la productividad. A producir mas afecto, mas sabiduria y mas pan. Recursos vitales para asegurar tu supervivencia, crecimiento y trascendencia.

Con el pan supervivimos.

Con la sabiduria crecemos.

Con el afecto trascendemos.

Soy un hombre solo, soberano, y en estos momentos me pregunto:

¿Dónde y cómo podré cultivar y cosechar los recursos vitales para mi sustento?

No se porque, o talves si, pero siento que esta Psicologia Afectiva que estoy practicando, tiene un punto de partida clave para mi supervivencia, crecimiento y trascendencia.

Un terreno que en otros años he explorado, cultivado y cosechado, y lo he hecho tan bien, que hasta en EL PERIODICO EL TIEMPO, lo han reseñado.

Estoy hablando del mas grande sistema de transporte masivo del pais:

Transmilenio.

Y como ya me tengo que ir cumplir con esa labor, que no solo pan me deja, sino vinculos para cultivar sabiduria y afecto, entonces dejo hasta aquí mi primera tarea del dia:

Escribir.

Esto es lo que hago tan pronto me levanto a las cinco de la mañana.

Escribir para iluminar mi vida con la sabiduría que en este instante me envía la Vida.

 

EL MENSAJE DE LA PSICOLOGÍA AFECTIVA

El mensaje de la psicología afectiva

Si te conoces y trabajas en tu Desarrollo Afectivo constantemente, podrás construir una vida feliz y plena.

Según la Revista Semana, en una investigación realizada por científicos de la University College London, Reino Unido, reveló que a las personas les toma por lo menos 66 días adoptar nuevos hábitos.

Un hallazgo que coincide plenamente con los estudios llevados a cabo por la psicóloga positiva Barbara Fredrikson, quien en libro “Vida Positiva”, presenta las bases neuropsicológicas de este hecho humano.

Un hecho que como bien lo recalca ese estudio, requiere disciplina y capacidad de adaptación.

Conocerse puede llegar a ser un hábito.

Cultivar conscientemente vínculos afectivos puede llegar a ser un hábito.

Construir constantemente tus proyectos de vida puede llegar a ser un hábito.

Te puedes habituar a una vida feliz y plena, eso sí, no exenta de dolores y tristezas, porque estas también son parte importante de la vida, de hecho, suelen dejar las más profundas lecciones para seguir viajando por esta vida.

Los dolores y las tristezas son pasajeras, van y vienen, sin embargo, si te conoces y trabajas en tu Desarrollo Afectivo, tu viaje por la vida será feliz y pleno.

Este es el mensaje de la Psicología Afectiva.

La psicología que yo, como psicólogo afectivo; estudio, practico y comparto.

EL AFECTO

hombre feliz

El afecto es una necesidad vital, tan vital como el agua.

Tenemos necesidad de afecto.

He ahí el sufrimiento, cuando el afecto que alimenta nuestra vida brilla por su Ausencia y en su lugar solo quedan apariencias.

Cuando nos fijamos mas en la apariencia que en la esencia, nos privamos de alimentarnos con un afecto que nutra nuestra existencia.

Esa actitud pone de relieve una carencia.

La mas dolorosa carencia de la existencia:

La carencia afectiva.

De entrada, defino este tipo de carencia como la satisfacción insuficiente de las naturales necesidades afectivas humanas.

Esta insatisfacción es lo que configura una personalidad afectada por la carencia afectiva.

Esa es la primera consecuencia psicológica que identifico observándome y observando a las personas con quienes me relaciono en mi vida personal y laboral.

Cuando somos movidos por la carencia nos invade un sentimiento de urgencia, acompañado de punzante impaciencia.

He ahí la primera característica de la personalidad carente:

La impaciencia.

Y como la paciencia es la ciencia de la paz, fácilmente se concluye que el carente afectivo esta en permanente conflicto consigo mismo, no tiene paz.

Y esa crisis personal, lo lleva a desatar crisis de pareja, familiares y laborales.

Configurándose así una auténtica crisis existencial.

Que te sume en un pesado estancamiento y te deja al borde del derrumbamiento, pero también, en el preámbulo de un gran crecimiento.

Continuará….

Andrez Paz // Psicología de la Vida
-Pareja, Familia, Trabajo-

SENTIPENSADOR

CEREBRO Y CORAZON

 

Soy un sentipensador, aprehendiz, pero he tomado conciencia que lo soy.

Ahora siento que soy más conciente.

Siento como si mi espíritu se hubiera despertado.

¿Quizá he asistido a un nuevo nacimiento?

¿Será que el espíritu nace?

Si es así… ¿en que momento lo hace?

Lo cierto es que me siento diferente.

Luz Adriana se encontró con la idea del sentipensar en un relato de Eduardo Galeano, la atrapo, tanto, que produjo un relato al instante. Dejó la huella de cómo llegó a este proceso psicológico afectivo.

El sentipensar, como en este momento lo entiendo, es un proceso que consiste en cultivar y producir pensamientos a partir de emociones y sentimientos, es decir, a partir de la vida, de las experiencias de la vida.

El sentipensar tiene muchas características, yo mismo las estoy descubriendo y experimentando; y cuando las observo me sorprendo de su potencia, de su brillante energía transformadora.

Por ejemplo, durante este preciso instante está pasando frente a mi conciencia una idea:

El sentipensador es un creador.

El sentipensador es aquel que piensa a partir de lo que vive.

El sentipensador es aquel que cultiva y produce pensamientos a partir de lo que siente.

Aprehender a sentir, esta es una de las clave para convertirse en un sentipensador.

Aprehender a sentir es el fundamento del Desarrollo Afectivo.

Suspiro….

Ahora me pregunto:

¿Por qué estoy sentipensando esto?

-Porque has aprehendido a sentipensar y ahora debes compartirle a otros lo que has aprendido.

-Si eres egoísta y no compartes, se te apagará este don.

-Comparte y construye.

 

¿CÓMO SER UN PSICÓLOGO FELIZ EN MEDIO DE UNA SOCIEDAD DE CONSUMO?

 

“Siga el camino sabio de otros…”

I Ching

 “Todos podemos ser felices si sabemos qué buscar y cómo hacerlo.”

Miguel De Zubiría

“Si se os pregunta en qué consiste la felicidad, responded: en vivir de acuerdo con uno mismo…”

Sabiduría Hermética

 

Indudablemente vivimos en una época de dominio cultural de la sociedad de consumo; sus creencias, prácticas y afectos influyen poderosamente en el comportamiento de las mujeres y hombres de esta generación, en la que prima el placer sobre el “sentido que da a la vida un determinado compromiso.”[1]

En 1999, el mismo año en el que empezó mi peregrinaje por el fascinante mundo de la Psicología, Martin Seligman abrió un sendero sabio para la nueva generación de psicólogos.

Dicha corriente conocida como la Psicología Positiva, sostiene que la felicidad originada en el placer termina con él y “se pierde bajo las olas del devenir”.

Para que la felicidad perdure mas allá de un instante, es preciso que sea fruto no solo del placer, sino también del sentido o significado que da a la vida un compromiso. Es justamente esto, -de acuerdo como Mihaly Csikszentmihalyi– lo que produce el flujo que desemboca en la felicidad.[2]

Como psicólogo creo firmemente en esta concepción de la felicidad. Contraria como es apenas lógico, a esa felicidad chatarra y toxica que pregonan desde sus respectivos atriles mediáticos los apóstoles de la sociedad de consumo.

Por eso, 15 años después del inicio de esa profunda re-evolución en el mundo de la psicología, aquí estoy siguiendo el camino sabio de otros, sumándome a esta causa de la Psicología Positiva, uniéndome a sus filas, tal y como ya lo hiciera mi maestro Miguel De Zubiría, quien muy pronto detectó los alcances y el impacto que esta corriente tiene y tendrá en la conciencia de las actuales y próximas generaciones de psicólogos y por lo tanto de las personas que hacen uso de nuestros servicios terapéuticos y formativos.

Comparto plenamente la idea de mi maestro Miguel de que todos podemos ser felices si sabemos qué buscar y cómo hacerlo. A partir de mi propia experiencia, a esta idea le agrego que la felicidad no se compra, se cultiva.

La felicidad es una semilla que podemos cultivar en nuestras vidas.

Los psicólogos de esta generación tenemos el deber de ser felices. Solo siendo felices, podemos contribuir con la felicidad de los demás.

Por eso es que resulta tan importante comprender que la psicología más que una profesión es un estilo de vida, una forma de ser y de estar en el mundo.

La psicología no es solamente un medio para “ganarse la vida”, es ante todo una forma de vivir la vida.

La psicología no es solo un trabajo certificado por un cartón, es sobre todo una Vocación respaldada por una vida bien cultivada.

Se nace para ser psicólogo, no solo para trabajar como psicólogo.

Así como hay muchos estilos de vida, también hay muchas maneras de ser psicólogo.

Luego de seis años de profundo estudio, yo elegí la forma de ser psicólogo propuesta por mi maestro Miguel De Zubiría.

Yo soy Psicólogo Afectivo. Esta es mi identidad.

Mi propósito como Psicólogo Afectivo es uno solo:

Ser feliz, y con ello contribuir con la felicidad de los demás; de la Tribu Familiar a la que pertenezco, de las parejas y familias para las que trabajo.

En mi entender, la Psicología Afectiva es una practica psicológica que consiste en cultivar amorosa, sabia y conscientemente la semilla de la Felicidad en nuestras vidas.

Ahora bien, ¿Cómo puede un psicólogo cultivar la semilla de la felicidad en su vida?

De esto hablaremos en el próximo relato…

Salud!!!

 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Andrés Paz

Psicólogo Afectivo

Terapeuta Formativo de Pareja y Familiar

 

 

 

[1] Eduardo Punset: “El viaje a la felicidad”. 2005

[2] Ibid

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.613 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: