Publicado en PAREJA

TODO PROBLEMA DE PAREJA TIENE SOLUCIÒN

pareja-peleando

Todo problema de pareja tiene solución.

Pero esa solución no necesariamente pasa por continuar con la relacion.

En ocasiones, para salvar el vinculo lo mas sano es tomar distancia y esto no implica separación.

Cuando hay hijos de por medio por ejemplo, siempre lo mas sensato es la conversación.

Pero cuando la ira y no el amor, es lo que esta moviendo la relación, es urgente buscar una mediación.

Con una mediación se puede construir una mejor solución.

Busca ayuda para que esa ira no incendie tu corazón y termine quemando tu relación.

Siempre es mejor una intervención a tiempo, que un profundo dolor en tu corazón.

Cuenta conmigo.

Andrez Paz //Psicología de la Vida

Anuncios
Publicado en ANDRES PAZ, LUZ ADRIANA TIRADO, PAREJA

¿TIENEN SOLUCIÓN LOS CONFLICTOS DE PAREJA?

Todos los conflictos de pareja tienen solución.

La clave está es en la Voluntad de las partes.

La Voluntad depende de que tan dominado esté el ego.

Con un ego bajo control se facilita la construcción de una solución.

Sin embargo, cuando el ego gobierna la vida de uno de los dos, o peor aun, de los dos, el conflicto se agudiza profundizando el sufrimiento, o se complica, provocando la separación.

El ego es real y su poder también.

Si estas bajo su dominio, entre más pronto te liberes de su tiranía, mas posibilidades tienes de salvar tu relación.

Pero si es tu pareja la que esta bajo la tiranía del ego, además del amor, vas a necesitar mucha sabiduría, creatividad e inteligencia.

Adicionalmente, no es esta una batalla que se puede dar en solitario.

Busca ayuda.

Entre más cerebros, mentes y conciencias estén sintonizadas con esta lucha, mas posibilidades hay de ganar y empezar a construir una solución estructural para el conflicto.

No te confundas mas con las opiniones, busca ayuda.

Publicado en ANDRES PAZ, LUZ ADRIANA TIRADO, PAREJA

LA TERAPIA DEL AFECTO -LA TERAPIA QUE HA USADO MI AMADA LUZ ADRIANA PARA SANARME-

Toda relación de pareja tiene un propósito.

La clave esta en descubrir ese propósito.

Algunas veces, ese descubrimiento es a las buenas, otras veces, a las malas.

En mi pasada visita dominical a mi neofamilia, descubrí el propósito de mi relación con Luz Adriana.

Mi Luz, como siempre lo ha sido, me regaló un día delicioso y nutritivo. Un día en familia.

Bañar los niños, vestirlos, prepararlos para salir a caminar los cuatro por la montaña, son pequeñas cosas que engrandecen y alimentan el vínculo familiar.

Son pequeñas cosas que no se disfrutan cuando tu mente esta angustiada. Las tienes ahí, pero no las valoras, y como no las valoras no las cuidas, y como no las cuidas se deterioran, pasa lo predecible, las puedes perder.

Y cuando las pierdes sufres.

Y cuando tu mente esta angustiada entonces tu mente busca culpables y como no hay culpables, entonces sigues sufriendo, y así sucesivamente, atrapado en un pernicioso circulo vicioso.

Por fortuna, mientras estemos vivos siempre tendremos la posibilidad de romper con ese círculo vicioso.

¿Cómo?

Examinando tu vida, evaluándola, revisándola, reflexionándola, pensándola, analizándola.

Esta constante actividad te ayuda a salir del círculo vicioso porque te lleva a ver la realidad, la verdad sobre tu vida.

¿Y saben que descubrí el pasado domingo?

Que mi amada Luz Adriana ha sido mi terapeuta afectiva.

Si, esta sabia y bella mujer no ha hecho otra cosa que sanarme, curar mis heridas, cuidarlas con amor.

Si, hay heridas de la Vida que aunque no son visibles, aun siguen abiertas. Y como siempre, el amor es el mejor remedio para esas heridas.

Lo que descubrí es que Luz Adriana ha sido mi terapeuta afectiva durante los últimos siete años y medio de mi vida.

Yo he sido su caso. El caso con el que ella ha podido desplegar todo su Talento Psicológico.

Porque Luz Adriana es un tremendo Talento Psicológico.

Ahora comprendo porque las largas horas conversando.

Una sonrisa se pinta en mis labios porque esas largas conversaciones resultaron ser largas sesiones!!!

Luz Adriana me preguntaba y yo le contaba y le describía mi historia. Siempre con más detalles. Y aunque Ella no tomaba notas físicas, el conocimiento sobre la naturaleza humana le quedaba guardado en su corazón.

Lógicamente que en esos momentos no éramos conscientes de que estábamos en un intenso proceso terapéutico.

En ese momento estábamos era un sabroso proceso de enamoramiento.

Lo de la terapia afectiva lo vengo a reconocer apenas ahora. Lo cual me confirma que todo lo que vivimos en esta Vida tiene un propósito, así en ese momento no sepamos cual es.

¿Por qué cuento todo esto?

Porque esa terapia afectiva aun continúa. De hecho, entró en una fase crítica para este paciente. Y como bien me lo dijo mi maestro Miguel De Zubiría: “o te hundes del todo o sales mas adelante”.

Durante los últimos tres meses hemos vivido una aparente crisis de pareja. Profunda, la más de todas.

Sin embargo, lo que hoy estoy viendo es que… más que una crisis de pareja, es la batalla definitiva contra lo que en últimas liquida toda relación:

La tiranía del ego.

Una de las claves de los conflictos de pareja entonces, esta en la personalidad de los miembros de la pareja.

Dada mi herencia y entorno, sin que yo lo eligiera, en mi se configuró una  personalidad al servicio del ego, esclavo del ego, súbdito del ego.

Así llegué a mi cita vital con Luz Adriana.

Con una cantidad de rasgos egoístas heredados, pero también con heridas abiertas en mi infancia.

Abandono, maltrato, violencia, indiferencia.

Herencia y experiencias que configuraron una personalidad desconfiada, reacia al mundo,  que le costaba sentir al otro, dar al otro.

Una personalidad que le costaba creer que el otro estaba realmente interesado en su Bien-Estar.

Una personalidad que le costaba experimentar la abundancia del amor. Porque el amor, en sus años decisivos, brilló por su ausencia.

Esta historia tiene mucha tela de donde cortar.

Y me temo que no es solamente la nuestra, sino de toda una generación en cuya infancia queda el recuerdo de familias rotas, de padres ausentes, indiferentes, violentos, adictos y esclavos de sus pasiones…

Pero también de madres sumisas, permisivas, temerosas, y no pocas valientes…

Padres que en definitiva engendraron y criaron hijos que en su adultez no han sido capaces de sanar sus heridas, y peor aun, no han sido capaces de valorar el regalo que les de la vida: una familia, una esposa, unos hijos.

Sea lo que sea que hayan hecho nuestros padres, a estas alturas, los adultos de hoy, los que fuimos niños infelices ayer, tenemos el deber y la responsabilidad de liberarnos de nuestro pasado.

De comprender que la Vida nos repara y que esa reparación toma la forma de una esposa y unos hijos.

Comprender esto es nuestra sanación y nuestra salvación.

Nos sana porque cierra las heridas, y nos salva de vivir una vida amargada, incluso peor que la de nuestros padres.

La amargura viene con el sin sentido, la promiscuidad, el vicio.

Viene con la ilusión de pensar que los placeres del cuerpo son la solución para nuestra carencia afectiva.

Y dejo acá porque como dije anteriormente, esta historia con mi amada Luz Adriana es larga y se las voy a contar.

La Vida me ha pedido que lo haga.

¿Por qué?

Solo Ella lo sabe.

Yo solo obedezco.

Si tan solo nos dedicáramos a obedecer a la Vida. Ella misma nos recompensaría.

Ahora yo creo en esto y por eso he dejado de luchar y he comenzado a jugar.

Publicado en ANDRES PAZ, PAREJA

¿MIEDO O TRISTEZA?

¿Sientes miedo?” –Me preguntó la Vida-.

Si, -le contesté-

-¿Por qué? ¿A qué le temes?

-Creo que me siento solo. Temo no tener la fuerza suficiente para llevar a cabo la tarea que me has encomendado. ¿Cómo puedo gobernar este miedo?

-Necesito confesarte algo, aunque se, Vida, que tú ya lo sabes.

-Cuando me invade el miedo, me dan ganas de renunciar a todo esto y buscar un empleo para llevar una vida “normal”. ¿Por qué me pasa esto?

-Muy sencillo, porque el miedo te hace pensar en tu necesidad de  seguridad.

-Déjame preguntarte algo, Andrés.

-Dime Vida.

-¿Cuánto tiempo llevas tu caminando?

-20 años.

-Entonces tú ya gobiernas tu miedo. Lo que tú realmente tienes es tristeza. Te duele el corazón. ¿La extrañas, verdad?

-Si, inmensamente. ¿Para qué me has puesto esta prueba?

-Se que es muy duro. Pero necesitas probarte a ti mismo tu fortaleza.

-Necesitas descubrir tus sombras.

-Pero sobre todo, debes ahondar en tu corazón y reconocer con humildad lo que no le has dado a la mujer que te ha salvado.

-Ella todo te lo ha dado Andrés, todo.

-Si, mi querida Vida. Estos ya 78 días de soledad me han permitido apreciar el gran regalo que tú me has dado a través de Ella.

-¿Y cuál es ese regalo, según tu?

-Pues lo máximo que una mujer le puede dar a un hombre: su Amor. Personificado éste en dos hermosos hijos. Representado este Amor en su paciencia, su cuidado, su atención, su consejo, y sobre todo, en su confianza y apoyo para creer en la construcción de un proyecto de vida compartido.

-Veo que has aprehendido la Lección, Andrés.

-Soy consciente de lo que Ella significa para mi esencia y existencia. Para mi ser y mi estar en este mundo. Pero también soy consciente que debo satisfacer sus necesidades. Debo alimentar su corazón. Debo ser empático con Ella. Y sobre todo, debo ser agradecido con Ella.  Quiero ser merecedor de su nutritivo Amor. Pero también quiero que mi Amor sea nutritivo para Ella.

-¿Sabes algo Vida? Conversar contigo y escribir estas líneas, disipa un poco mi tristeza. Esta mañana escuché la voz hermosa de Ella y fue como un bálsamo para mi espíritu.

-Yo haré lo que a mi me corresponde Vida, lo demás te lo dejo a ti.

-Lo único que te pido es que me arropes con tu sabiduría.

-Cuenta con ella Andrés. Justicia y Gratitud. Aliméntate de estos principios todos los días de tu vida. Y confía también en el buen criterio y la Justicia de la mujer que te di para acompañarte el resto de tus días. Confía.

Publicado en ANDRES PAZ, PAREJA, REFLEXIONES VITALES

SANA SU CORAZÓN, AYÚDALA A SUPERAR SU DOLOR

 

Apelo a ti, mi Sabia Vida, porque se que Tú todo lo comprehendes.

-“Ni odio ni amor, usted me duele”. Esto me dijo Ella ayer.

¿Qué debo hacer mi querida Vida?

-Tú ya sabes lo que debes hacer.

-Tal vez si, pero me gustaría que me lo recordaras. ¿Podrías hacerlo?

-Claro que si Andrés. Tu ya aprehendiste que cada vez que me preguntes algo yo te daré una respuesta.

-Sana su corazón, ayúdala a superar su dolor.

-¿Cómo puedo hacer eso?

-Se siempre para Ella una solución. No confrontes, no debatas, no cuestiones. Deja que Ella procese a su manera y a su ritmo toda esta situación. Recuerda que Ella también necesita aprehender su Lección. Y esa Lección no se la das tú, se la doy yo.

-Adicionalmente, ayúdale a sanar su corazón pero no tengas expectativas. Puede que una vez sanado su corazón, Ella ya no quiera estar mas contigo. Y eso lo deberás respetar y aceptar.

-Ten siempre presente que tu interés debe ser solo su Bien-Estar. Contigo o sin ti. Nunca olvides que su Bien-Estar es el Bien-Estar de tus hijos.

-Gracias Vida. Me conforta tener esto claro. Hace más llevadero mi dolor. ¿Tienes algo más para decirme?

-Si. Se generoso, muy generoso. Así se alimenta el amor.

Publicado en ANDRES PAZ, CRISIS DE PAREJA, PAREJA

EL AMOR DE PAREJA: ENTRE LAS SOMBRAS Y LA LUZ

 

El amor de pareja es un amor que se mueve entre las sombras y las luces.

Hoy amanecí pensando que para que un amor de pareja trascienda y supere las sombras, es importante que como hombre y como mujer tengamos compasión por las sombras de nuestra pareja.

Las sombras, dentro del lenguaje cotidiano serian los defectos, los errores, los fallos que ha cometido tu pareja.

Y cuando nosotros nos quedamos patinando en esas sombras, en esas fallas, en esos errores, no vamos a poder ver la luz de nuestra pareja, su lado bueno, su lado positivo. Nos vamos a quedar atrapados fijándonos solamente en su sombra, en su lado negativo. Y es esta postura justamente lo que nos hace daño, lo que nos duele, lo que nos hace sufrir.

Entonces depende de ti finalmente en cual te quieres quedar. Si en la sombra o en la luz. Porque todos tenemos esos dos lados. Lo que cuenta acá es la disposición que tu tengas para mantener el control sobre tu sombra.

Y como es una batalla, entonces la batalla contra las sombras siempre es mejor darla entre dos. Porque si tu dejas que tu pareja se enfrente solo a esa sombra, èl lo debe hacer, lógicamente, o ella. Pero si tiene la ayuda de su pareja, si tiene la compasión de su pareja, si tiene el cuidado de su pareja, pues, puede salir mas rápido de esas sombras, puede superar esas sombras.

Pero cuando tu pareja se queda solamente viendo tus sombras, pues entonces no va a lograr ver tu luz, no la va a ver, no la logra ver, porque para poder ver algo primero hay que sentirlo.

Si el otro para ti representa solo dolor, pues lógicamente que lo que tu vas a ver en el otro son puras sombras.

Entonces cuando tu logras ver en el otro sus luces, tu vas a sentir por el otro lo que necesitas sentir para lograr que la relación continúe y pase al siguiente nivel. ¿Y que es lo qué se necesita? Amor.

Y el Amor tiene muchas caras. Cuando necesitamos superar ese dolor el Amor toma la cara de la compasión. Hay que tener compasión por el otro, porque el otro es un humano, y el otro ha cometido fallas y errores, es decir, el otro también ha sido oscurecido por las sombras.

Pero de eso se trata una relación de pareja, de ayudarle al otro a salir de la sombra y llevarlo a la luz.

Llevarlo a la luz.

Por eso es que yo digo que el amor de pareja se mueve entre las sombras y la luz.

Entre las sombras y la luz.

De eso trata todo este cuento.

Por eso yo amo tanto a mi Luz, porque no me quedo en sus sombras, solo me fijo en su luz.

Publicado en ANDRES PAZ, PAREJA, REFLEXIONES VITALES

LOS TORPES PARA AMAR

Has amado, pero de forma torpe.

Y como has sido torpe para amar por eso has sido sancionado.

Conocías mas no comprendías las leyes del amor

Irónicamente, esa comprensión te llegó con la sanción.

Tal y como ocurre con las leyes de los hombres, no comprehender la ley del amor no te exime de cumplirla.

Pase lo que pase, ahora aplícate a demostrar que has aprehendido la lección.

Y ten paciencia.

Mucha paciencia.

Ser paciente, generoso y consistente será tu redención.

Publicado en ANDRES PAZ, PAREJA

LAS RELACIONES DE PAREJA SON COMO UNA ESCUELA

Hay relaciones de pareja cuyo propósito es servirnos de escuela.

Ganar el año no necesariamente es continuar con la relación, sino comprehender las Lecciones Vitales que ese vínculo nos dejó.

Si aprehendimos la Lección, en la siguiente relación cometeremos menos errores que en la anterior.

Si pasamos por alto la Lección, esa nueva ilusión se convertirá en otra dolorosa desilusión.

De manera que no te preocupes si tu pareja te dejó, mas bien ocúpate de aprehender tu Lección.

Quien te deja no te merece.

Por eso no ruegues, quiérete.

Publicado en ANDRES PAZ, PAREJA

¿SEPARACIÓN?

No te has separado, has tomado distancia intima de quien era tu pareja.

No te has separado porque el vínculo familiar continúa.

Aunque las aguas estén hoy turbias, mañana llegará la claridad.

Si ella te ha pedido que te marches. Acéptalo y no insistas, es su decisión.

Cuando el vinculo es de sangre, cuando hay hijos de por medio, la separación no es una opción.

El dialogo debe ser siempre la mejor elección, pero cuando esto no es posible, porque para dialogar se necesitan dos; tomar distancia de quien fue tu pareja no significa que rompas el lazo afectivo con la Tribu Familiar.

Ellos, aunque afectados, no tienen velas en este entierro. Lo que muere es tu vínculo de pareja, no tu relación familiar.

Recuerda que la vida da muchas vueltas y si han de estar juntos mañana volverán. Por eso no pienses mal de ella, quédate solo con lo bueno.

Después de la tempestad vendrá la calma.

Cuando las emociones negativas se han decantado, llega el momento de reflexionar sobre la lección aprehendida.

Lo importante es que no te sientas culpable, ni busques culpables.

Libérate de resentimientos, no le permitas a tu corazón acumular rencores.

Abstente de señalar, de juzgar, de criticar.

No respondas a las ofensas, guarda silencio, se amo de lo que callas.

Eres Hombre y como tal, simplemente limítate a cumplir con tus deberes.

El primero de ellos es contribuir con el cuidado de tus hijos.

Tu tarea como Hombre es ser un generoso proveedor.

Asegúrate de velar por su Bien-Estar físico.

Que no le falte a tus hijos; alimento, salud, techo y protección.

Paralelamente asegúrate de su Bien-Estar mental.

Ten cuidado, que tus acciones y palabras no produzcan estrés en la madre de tus hijos, recuerda que si ella esta bien tus hijos estarán bien.

Aunque ya no sea tu pareja, debes cuidarla. A la distancia, pero cuidarla. Procura al máximo no ser una fuente de Mal-Estar para ella.

Si tienes paciencia, eres responsable, prudente y respetuoso, mañana podrá nacer una bella amistad. Ambos lo necesitan. Sus hijos se lo agradecerán y además se lo merecen.

No olvides tener presente el Bien-Estar social de tus hijos. Ellos necesitan compartir con niños de su edad.

Recuerda que tu deber es contribuir activamente con la exploración de su Talento.

Debes trabajar duro, enfocada y disciplinadamente para poner tus recursos afectivos, intelectuales y materiales al servicio de la formación de tus hijos.

Al fin de cuentas, la Vida te dio el privilegio de ser Padre y ésta es una dicha que va desde la cuna hasta la tumba.

Valórala y disfrútala, de esto depende tu propio Bien-Estar.

Publicado en INFIDELIDAD, PAREJA

INFIEL

Si tu pareja te ha sido infiel, tu no estas obligada a continuar con él.

Si lo haces, y él te vuelve a ser infiel, la responsabilidad por tu sufrimiento ya no solo será de él, sino de ti también, porque nadie te obliga a continuar con esa persona, si lo haces, es porque asumes las consecuencias.

Ahora, si continuas es porque algo debe estar pasando contigo.

Puede ser que no te estas valorando. A lo mejor tu decisión de continuar en la relación no esta alimentada por el amor propio sino por el miedo.

Tienes un profundo miedo a quedarte sola.

Eso quiere decir que no confías en ti, no crees en ti.

Entonces ahora la responsabilidad no es solo del que te fue infiel nuevamente. Si no de ti, que te niegas a ver la realidad. Te aferras a una ilusión, a una promesa respaldada por un regalo. Si despertaras tu conciencia, ya no volverías a sufrir por esa imaginaria relación.

Si tienes miedo a la soledad, atraerás para tu Vida hombres que no pueden serte fiel.

Porque esos hombres se especializan, quizá sin ser conscientes, en mujeres vulnerables, carentes de afecto, es decir, de amor propio.

Ahora bien, si actúas con firmeza y un día te “paras en la raya”, sin importar cuantas infidelidades hayas padecido, a partir de ese momento puedes hacer que ese hombre te sea fiel o que te termine la relación.

Cualquiera de las dos cosas representará ganancia. Hay hombres que cambian, pero solo porque sus mujeres cambian.

Hay hombres que nunca cambian, pero solo porque sus mujeres nunca cambiaron.

Cambia tú, y él cambiara.

Si cambias tú y él no cambia, entonces deberás actuar con firmeza, dejarlo y cambiarlo.  Esta determinación tuya, puede producir un profundo cambio en él.

Debes hacerle sentir y sentirlo tu también, que tu no estas escriturada para él. Que tú no eres de su propiedad. Que en cualquier momento te puedes ir. La inminencia de la perdida produce milagros.

Es en este punto donde te enfrentas a tus miedos.

Ten presente algo: lo que mas aterra a un hombre es la tortura de hallar a su mujer en brazos de otro. Ese es su principal miedo. Tenlo en cuenta.

Si no te metes en tu cabeza que estas dispuesta a dejarlo si él no cambia, entonces vas a seguir sufriendo. Y tendrás dos opciones: o te alejas, o cambias tu postura sobre la fidelidad, y no la esperas de él, pero tampoco se la prometes.

No prometer fidelidad si el otro te es infiel, también produce milagros.

Mantén la puerta de tu propia infidelidad abierta. Puede que nunca la cruces. Pero el otro debe tener claro que tú vas a estar dispuesta a cruzar esa puerta, o, a abandonarle. Es un juego Mujer, y debes aprehender a jugar las cartas que la Naturaleza te dio.

No esperes que el otro cambie. Cambia tú, es decir, aprehende a jugar.

Y no olvides que si aprehendes a jugar, nunca vas a perder, siempre vas a ganar. Porque en el Juego de la Vida todo lo que nos acontece es una Lección Vital.

Esta es una manera de combatir la infidelidad. Con estrategia. Más acción y menos queja.