FELICIDAD, fluir, FORMACIÓN AFECTIVA

FELICIDAD (Relato 24)

Hay logros en la vida que uno puede recordar conscientemente para experimentar felicidad. Hoy me levanté con la meta de plasmar estas palabras para conmemorar un logro que me permitió crecer un poco más en este viaje hacia el bienestar en el que ando.

El 22 de septiembre de 2006 me gradué como psicólogo profesional de la Universidad Católica de Colombia. Recuerdo que la ceremonia fue en el centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada. El diploma me lo entregó el Doctor Carlos Vargas (QEPD), me acompañaron mi padre, mi madre, mi tía chila y su esposo Fabio. Casualmente, caminando por la séptima después de la graduación, nos encontramos en el camino con Luz Adriana. Han pasado doce años ya, que veloz es el paso del tiempo.

Reflexionando, me doy cuenta como ese día se cruzaron los dos mundos centrales de mi adultez: el trabajo y el amor, el amor y el trabajo. En ambos mundos he vivido momentos difíciles, de lucha, de contradicción, de emociones encontradas, de altas y bajas, sin embargo, observando todo lo vivido en perspectiva, no eran más que pruebas para aprender y llegar al punto del camino en el que hoy me encuentro.

Este presente de mi existencia lo denomino con una sola palabra: Felicidad. Una felicidad que nace de la gratitud por continuar caminando junto a Luz Adriana y nuestros hijos, este núcleo familiar es mi mayor felicidad, es el eje de mi vida, mi mayor logro la verdad, mas importante incluso que haberme graduado como psicólogo.

Dos años después de ese logro intelectual llegó a mi vida una psicología bonita, una psicología afectiva, muy distinta a la psicología que había conocido en la universidad, de la cual incluso me había desilusionado. De hecho creo que si no hubiese sido por esa poderosa idea de la psicología afectiva me habría dedicado a otra actividad.

Justamente en este mes de septiembre se están cumpliendo 10 años de ese encuentro y he tomado conciencia que la psicología afectiva en realidad es una psicología de la felicidad; una teoría, pero sobre todo una práctica de la felicidad. Ser consciente de esto me hace pensar que más que un trabajo, lo que tengo es una misión: practicar el concepto de felicidad que ha construido la psicología afectiva: cultivar metas, vínculos, cualidades y compartir lo aprendido con entusiasmo.

Hace doce años no me imaginaba que íbamos a hacer una familia con Luz Adriana, y aquí vamos, ad portas de nuestro primer viaje a tierras ecuatorianas en compañía de Orianna y Dante a promover la Formación Afectiva como una herramienta constructora de felicidad.

Y doce años después encontré el tema que más me apasiona como psicólogo: la Felicidad. Estoy absolutamente convencido, como persona y profesional de la psicología, que nada más importa en esta vida que ser feliz. Como dicen por ahi, todo lo demás llega por añadidura.

En estos momentos por ejemplo estoy experimentando una intensa felicidad intelectual, propia del cultivo de la palabra y del trabajo con ideas. Quiero cumplir una meta que me he trazado: alimentar este libro con relatos escritos en tres días del mes: el 1, 11 y 22, días para dar cuenta de este viaje hacia el bienestar en el que estoy inmerso. No lo hacía desde el día en que reporté la novedad de la vasectomía, el 11 de julio.

Ya lo sé, la Felicidad es el Camino hacia el Bienestar.

#Deviajehaciaelbienestar

#FelicidadIntelectual
#FelicidadIntelectual

Anuncios
ANDRES PAZ, FORMACIÓN AFECTIVA, PSICOLOGÍA AFECTIVA, REFLEXIONES VITALES

¿ES LA VIDA JUSTA?

 

¿Es la Vida justa?

Si, es justa. Muy justa.

Es lo único justo que hay. Todo lo que nos acontece tiene una razón de ser.

Lo bueno nos alimenta el corazón, lo malo nos llama la atención.

En cualquiera de los dos casos siempre hay una Lección. Nuestra tarea es identificarla, comprenderla, interiorizarla, practicarla. Vencer la resistencia.

Quejarse de la injusticia de la Vida es negarse a aprehender.

Los dolores más intensos son los que proporcionan las lecciones mas profundas.

Asumir los hechos dolorosos de la existencia como una injusticia de la Vida es intoxicarse a si mismo. De nada sirve, mas que para alimentar el resentimiento y con ello el envenenamiento.

En cambio, aceptar los hechos dolorosos de la existencia como una Lección Vital, como una oportunidad para hacer un alto en el camino y reflexionar, es un alimento muy nutritivo para nuestra Mente; porque asumes la existencia como un desafío, porque descubres nuevos sentidos en tu Vida.

Y el Sentido de Vida es esperanza, es fe, es optimismo, es responsabilidad. Todos nutritivos afectos positivos que se puede proporcionar uno a si mismo. Así como también se proporciona uno a si mismo tóxicos afectos negativos.

Quiere esto decir que la Vida es justa, el que es injusto es uno.

Quiere esto decir que cuando ya no tenemos a quien mas echarle la culpa de nuestras “desgracias”, entonces culpamos a la Vida y la tildamos injustamente de injusta.

No, la Vida es Justa.

A cada quien le da lo que se merece.

Pero recuerda, sea lo que sea, es una Lección.

Si logras comprehender esto, habrás aprehendido la Lección.

FORMACIÓN AFECTIVA, PSICOLOGÍA AFECTIVA, SABIDURÍA TAOISTA

Propósito

Esta meditación taoista tiene un significado muy especial para mi. Me llegó justo el día en que terminé de configurar la Geometría de mi vida. 

El Tao es poderoso, lo he comprobado en carne propia.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Propósito 

De pronto, las cosas entran instantáneamente en foco.
He buscado la unidad toda mi vida.
Pero sólo podía vislumbrar fugazmente la monstruosa visión en fragmentos;
Me ha angustiado por años.

Cada vez que la veía, luchaba por concretarla.
Al principio, parecía que sólo tenía un patio de escultor lleno de figuras sin terminar-
Entonces, lentamente comenzó a tener sentido,
Deducido de vistazos fugaces e inferencias.

Más y más, esta misteriosa vida comienza a encajar.
Puede tomar más años revelar el todo.
Está bien.
Estoy preparado para recorrer la distancia. 


El destino de la propia vida no es revelado fácilmente. Es demasiado grande. Ciertamente puedes ponerlo pronto en la mira, pero aún tendrás que hacer cambios y ajustes a medida que tu verdadero propósito sea clarificado. Cuando comienza a encajar, hay una tremenda sensación de seguridad.

Entonces con cada paso sobre el camino del Tao, tu certeza resuena de cumbre a cumbre.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

FUENTE:

http://vivirtao.com

AMOR, ANDRES PAZ, AUTOESTIMA, AUTOVALORACION, FORMACIÓN AFECTIVA, PSICOLOGÍA AFECTIVA

EL AMOR PROPIO: EL PRIMER PASO PARA AMAR Y SER AMADO

Dice John Gray que “los problemas son inevitables. Pero estos problemas pueden ser o bien fuente de resentimiento y rechazo o bien oportunidades para profundizar una relación intima e intensificar el amor, el cuidado y la confianza”.[1]

Esta idea que tiene que ver con las relaciones de pareja, me hace pensar que se puede aplicar a nivel Intrapersonal y que ahí se encuentra una verdad profunda. Veamos.

El amor de pareja se alimenta de amor propio.

No puedo esperar que el otro me ame si no me amo primero a mi mismo.

No puedo pretender llenar mi vacío afectivo con un amor proveniente de afuera.

La primera fuente de amor debe ser el amor hacia mi mismo.

Si me amo a mi mismo voy a estar satisfecho y preparado para amar a los demás, ese primer de mas, mi pareja.

Si me amo a mi mismo habré comprendido una ley del emparejamiento:

Para poder amar a mi pareja primero me debo amar a mi mismo.

Si me amo a mi mismo tendré amor para compartir con mi pareja. Y si doy generosamente recibiré generosamente.

Si me amo a mi mismo tendré la suficiente sabiduría para atraer hacia mi una pareja que también se ame a si mismo.

Y compartiremos nuestro amor.

Y nos alimentaremos de nuestro amor.

Y con ese amor alimentaremos a nuestros hijos, a nuestra Tribu Familiar, a nuestra comunidad, a nuestra sociedad, a nuestra humanidad.

De tal modo que los problemas de pareja son oportunidades para profundizar una relación intima consigo mismo.

Para intensificar el amor propio.

Para incrementar el cuidado de si mismo.

Para fortalecer la confianza en si mismo.

Si cada miembro de la pareja hace esto, la relación vivirá, sino, morirá.

Y si sólo uno de los lo hace, éste tendrá una nueva oportunidad.

Y el otro se volverá a equivocar una y otra vez hasta que aprehenda la leccion o muera sin haber Conocido, Sentido y Practicado el amor verdadero.

 


[1] John Gray “Los hombres son de marte y las mujeres son de venus”

AFECTIVIDAD HUMANA, ANDRES PAZ, FORMACIÓN AFECTIVA, PSICOLOGÍA AFECTIVA

LA AFECTIVIDAD HUMANA: MAS ALLÁ DE LA “INTELIGENCIA EMOCIONAL”

La Afectividad Humana: el libro fundacional de la Psicología Afectiva
La Afectividad Humana: el libro fundacional de la Psicología Afectiva

En 1983 el estudio de la inteligencia se partió en dos. El responsable de esta ruptura, o mejor de esta re-evolución fue Howard Gardner. En efecto, su libro “Estructuras de la Mente: la Teoría de las Inteligencias Múltiples” marcaría lo que -en palabras de mi maestro Miguel de Zubiria[1]– seria el fin de la tiranía de la INTELIGENCIA: racional, cognitiva, monárquica, única, lógica-verbal, académica y escolar. El tan cacareado CI.

No contento con propinarle un certero golpe a la inteligencia única, Gardner propuso la existencia de siete mentes o siete tipos de inteligencia, a saber:

  • Inteligencia Lingüística
  • Inteligencia Musical
  • Inteligencia Logicomatematica
  • Inteligencia Espacial
  • Inteligencia Cinestesicocorporal
  • Inteligencia Intrapersonal
  • Inteligencia Interpersonal[2]

Después de Gardner, llegaría otro gigante de la psicología a hacer su aporte en el desmantelamiento de la inteligencia única como paradigma dominante. Robert Stemberg amplía y profundiza la critica realizada por Gardner al Coeficiente Intelectual (CI). Los hechos y la profunda recopilación bibliográfica de innumerables estudios lo obligan a postular, en contra del CI, cuando menos tres inteligencias[3]:

  • Analítica
  • Creativa
  • Práctica

Sostiene el maestro De Zubiriaque “faltaba cerrar la crítica con una propuesta que superara la vieja idea “inteligencia”. Inválido conceptual y prácticamente el CI, corresponde a mi juicio y al de muchos, a Daniel Goleman el merito mayor: finaliza por siempre la tiranía de la “inteligencia” reduciendo a su justa y pequeña medida la vieja y hereditaria inteligencia general de Binet, Simon y Weschler. Pues como bien lo captó hace siglos el filólosofo alemán Hegel: “la mejor critica a un rio es construirle un puente”. El puente que propone Goleman lo desarrolla en su libro La Inteligencia Emocional. Este libro demuele al antiguo CI. Y no solo ello, también avanza un paso, un paso crucial sobre Gardner y Sternberg al proponer en lugar del CI la teoría de la inteligencia emocional como fundamento primario de la mente humana.”[4]

Como podrás ver, mi maestro De Zubiria reconoce claramente el aporte hecho por Gardner (inteligencias personales) Stemberg (inteligencia social) y Goleman (Inteligencia emocional) a la superación de una INTELIGENCIA monolítica, única, invariable y hereditaria. Sin embargo, argumenta el Maestro que no les correspondería a estos “gigantes” expedir el acta de defunción de este pseudoconcepto llamado INTELIGENCIA. Dicha labor estaba reservada para Steve Mithen.

Steve Mithen aventaja a sus tres predecesores. Ni Gardner, ni Stemberg, ni Goleman gestan una teoría biopsicosocial mental, a partir de la cual se pueda sostener el nuevo concepto de MENTE HUMANA.[5] Plantea De Zubiria que “seria mejor, a cambio de inteligencia proponer como eje a la mente: sus orígenes, arquitectura, génesis y funciones. No lo había pensado así, -dice- pero más peligroso que los mismos test de CI fue el pseudoconcepto “inteligencia” tan peligroso y contaminado que hasta me obliga a destacar entre comillas el sugestivo concepto de “inteligencia emocional” No en vano considera el Maestro que “este termino también debe eliminarse del vocabulario científico por idéntica razón”

Así las cosas, si resulta inválido el concepto de “inteligencia” más inválido aún es el de “inteligencia emocional”. La razón es que al ser reemplazado por el concepto de MENTE HUMANA[6], las emociones pasan a constituirse como una parte más de un sistema todavía más amplio: el SISTEMA AFECTIVO[7].

De modo que no obstante la euforia e ingenuidad con que muchos psicólogos y psicólogas siguen “dando lora” con el cuento de la “inteligencia emocional”, es necesario hablar con seriedad y claridad. Ya no podemos –ni debemos- seguir dando vueltas alrededor de lo mismo, digamos las cosas por su nombre, hablemos de AFECTIVIDAD HUMANA.

Hablar de Afectividad Humana es reconocer que las personas no sólo estamos en capacidad de sentir, entender, controlar y modificar estados anímicos propios y ajenos. Además de nuestras emociones, como humanos nos mueven también sentimientos, actitudes, valores y principios. Hablar de “inteligencia emocional” es ser reduccionistas y es faltar a la evidencia cierta de la existencia de la Dimensión Afectiva humana. 

Pasar de la “inteligencia emocional” a la Afectividad Humana, es el aporte re-evolucionario de mi maestro Miguel De Zubiria Samper. Este Psicólogo y Pedagogo colombiano recoge las contribuciones teóricas de una línea directa que viene desde Gardner, pasa por Stenberg, Goleman, Mithen y es tan relevante que incluso bebe de la fuente directa de la Tercera Ola: Alvin Toffler.

Sin lugar a dudas, se trata de un descomunal aporte a la construcción de la Sociedad Formativa. Por esta razón, en la Escuela-Taller de Psicología Afectiva y Formación Afectiva se estudia, aplica y multiplica sus enseñanzas, por eso estoy trabajando arduamente, porque mi propósito es que esta Institución Formativa se convierta en el siguiente ladrillo en el levantamiento de ese edificio intelectual.

Gracias a la contribución teórica de los autores que te he presentado, es posible dar por muerto el pseudoconcepto de inteligencia. Todo lo que se le atribuya como tal, no son más que aptitudes de la Mente Humana, constituida por tres componentes: socioantropologico, biológico y psicológico, este último a su vez compuesto por un sistema cognitivo, expresivo y afectivo.

Después de décadas de estudio hemos descubierto lo fundamental. La AFECTIVIDAD es la dimensión más importante del Ser Humano. Ni el psicoanálisis, ni el conductismo, ni el análisis experimental del comportamiento, ni el cognitivismo, pudieron entender esta innegable realidad.

Nuestros afectos nos acompañan las 24 horas al día, nuestros pensamientos y nuestras acciones pasan primero por la dimensión afectiva. Eso lo sabían nuestros antepasados hace mucho tiempo, ¿en qué momento desviamos el rumbo?

Por todo lo anterior, no olvides que en adelante no debes decir “inteligencia emocional” sino, Afectividad Humana.

¿Queda claro?

Si no es así, no te preocupes que de aquí en adelante me daré a la tarea de explicártelo minuciosamente.

Una ultima cosa,

Al quedar demostrada la invalidez del concepto “inteligencia emocional”, (salvo que tu me ARGUMENTES lo contrario) igual suerte ocurre con el resto de “inteligencias” y todos sus “instrumentos para medirla”: cognitiva, creativa, social, financiera, práctica, comercial, organizacional, ecológica, exitosa y otras tantas que ni siquiera vale la pena enumerar.


[1] Miguel De Zubiria Samper “El mito de la inteligencia y los peligros del cociente intelectual CI”. Bogotá, 2006

[2] Howard Gardner “Estructuras de la Mente: la teoría de las inteligencias múltiples” México. Fondo de Cultura Económica. Segunda edición 1994.

[3] Ob cit. De Zubiria Samper. Pag 27

[4] Ibid. Pag 28

[5] Ibid. Pag 29

[6] La cual puede ser explicada desde sus tres constituyentes: Biología (Neurología, Filogenia y Bioquímica) Psicología (Sistema Afectivo, Sistema Cognitivo, Sistema Expresivo) Socioantropologia (Axiología, Ideología y Praxeologia)

[7] El Sistema Afectivo es parte del componente psicológico de la Mente Humana, comparte lugar con el Sistema Cognitivo y el Sistema Expresivo.

[8] Si quieres profundizar en el tema te recomiendo los siguientes libros de Miguel de Zubiria Samper: “La Afectividad Humana” y “Psicología de la Felicidad” Ambos se consiguen en las librerías Panamericana o directamente en la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani.

ANDRES PAZ, FORMACIÓN AFECTIVA, REFLEXIONES VITALES

LA CONCIENCIA: LO QUE ME GUSTA DE UNA MUJER

MUJER LEYENDO FERNANDO BOTERO
MUJER LEYENDO / FERNANDO BOTERO

De una mujer lo que más me gusta es su conciencia, no solo su cuerpo.

El cuerpo finalmente envejece mientras que la conciencia crece.

La belleza del cuerpo es aparente, mientras que la belleza de la conciencia es coherente y consistente.

Me gustan las mujeres que se esmeran en embellecer su conciencia y no las que se desvelan por “mejorar” su apariencia.

No es un mito, las mujeres que alimentan su conciencia, piensan.

En cambio, las mujeres que solo se preocupan por su apariencia… ¿vegetan?

Mujer, ocúpate de tu conciencia y deja de preocuparte tanto por tu apariencia. Te aseguro que así vivirás mejor y sufrirás menos.

Es más seductora la profundidad de una idea que de un escote. Atrae mejores hombres; no solo parásitos y depredadores.

Así, quizá en el Facebook algún día veremos más pensadoras y menos exhibidoras.

FORMACIÓN AFECTIVA

HEMOS ELEGIDO UNA PERSONALIDAD FORMATIVA (Relato # 2)

LUZ ADRIANA TIRADO VELANDIA Y ANDRÉS PAZ PAREJA

Luz Adriana y Andrés

A pesar de los determinismos biológicos, psicológicos y socioculturales, hemos aprehendido que aun queda un margen para la libre elección. Estudiando nuestra propia vida, identificamos que desde muy pequeños nos resistimos intuitivamente a los determinismos, a los caminos señalados, a los senderos densamente transitados.

Por eso hoy, cuando nuestra existencia nos marca 30 y 32 años en el calendario, siendo conscientes de las personalidades que hemos heredado y aprendido; queremos mediante este escrito ejercer un acto de soberanía sobre nuestras propias vidas. Hemos elegido una Personalidad Formativa.

Somos muy conscientes que de este tipo de personalidad se deriva un modo de actuar especifico e incluso una nueva identidad. Por este motivo, ya estamos en capacidad de empezar a definir lo que Somos y lo que Seremos.

El primer elemento de lo que Somos son nuestros Roles. El segundo nuestros Afectos, y el tercero nuestras Creencias.

Cada uno de los roles que nos plantea…

Ver la entrada original 555 palabras más