Publicado en FELICIDAD, fluir, FORMACIÓN AFECTIVA

FELICIDAD (Relato 24)

Hay logros en la vida que uno puede recordar conscientemente para experimentar felicidad. Hoy me levanté con la meta de plasmar estas palabras para conmemorar un logro que me permitió crecer un poco más en este viaje hacia el bienestar en el que ando.

El 22 de septiembre de 2006 me gradué como psicólogo profesional de la Universidad Católica de Colombia. Recuerdo que la ceremonia fue en el centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada. El diploma me lo entregó el Doctor Carlos Vargas (QEPD), me acompañaron mi padre, mi madre, mi tía chila y su esposo Fabio. Casualmente, caminando por la séptima después de la graduación, nos encontramos en el camino con Luz Adriana. Han pasado doce años ya, que veloz es el paso del tiempo.

Reflexionando, me doy cuenta como ese día se cruzaron los dos mundos centrales de mi adultez: el trabajo y el amor, el amor y el trabajo. En ambos mundos he vivido momentos difíciles, de lucha, de contradicción, de emociones encontradas, de altas y bajas, sin embargo, observando todo lo vivido en perspectiva, no eran más que pruebas para aprender y llegar al punto del camino en el que hoy me encuentro.

Este presente de mi existencia lo denomino con una sola palabra: Felicidad. Una felicidad que nace de la gratitud por continuar caminando junto a Luz Adriana y nuestros hijos, este núcleo familiar es mi mayor felicidad, es el eje de mi vida, mi mayor logro la verdad, mas importante incluso que haberme graduado como psicólogo.

Dos años después de ese logro intelectual llegó a mi vida una psicología bonita, una psicología afectiva, muy distinta a la psicología que había conocido en la universidad, de la cual incluso me había desilusionado. De hecho creo que si no hubiese sido por esa poderosa idea de la psicología afectiva me habría dedicado a otra actividad.

Justamente en este mes de septiembre se están cumpliendo 10 años de ese encuentro y he tomado conciencia que la psicología afectiva en realidad es una psicología de la felicidad; una teoría, pero sobre todo una práctica de la felicidad. Ser consciente de esto me hace pensar que más que un trabajo, lo que tengo es una misión: practicar el concepto de felicidad que ha construido la psicología afectiva: cultivar metas, vínculos, cualidades y compartir lo aprendido con entusiasmo.

Hace doce años no me imaginaba que íbamos a hacer una familia con Luz Adriana, y aquí vamos, ad portas de nuestro primer viaje a tierras ecuatorianas en compañía de Orianna y Dante a promover la Formación Afectiva como una herramienta constructora de felicidad.

Y doce años después encontré el tema que más me apasiona como psicólogo: la Felicidad. Estoy absolutamente convencido, como persona y profesional de la psicología, que nada más importa en esta vida que ser feliz. Como dicen por ahi, todo lo demás llega por añadidura.

En estos momentos por ejemplo estoy experimentando una intensa felicidad intelectual, propia del cultivo de la palabra y del trabajo con ideas. Quiero cumplir una meta que me he trazado: alimentar este libro con relatos escritos en tres días del mes: el 1, 11 y 22, días para dar cuenta de este viaje hacia el bienestar en el que estoy inmerso. No lo hacía desde el día en que reporté la novedad de la vasectomía, el 11 de julio.

Ya lo sé, la Felicidad es el Camino hacia el Bienestar.

#Deviajehaciaelbienestar

#FelicidadIntelectual
#FelicidadIntelectual

Anuncios
Publicado en ANDREZ PAZ, fluir, Metagramas, PENSAMIENTO CREATIVO, PERSONALIDAD AUTOTELICA, PSICOLOGÍA AFECTIVA

PERSONALIDAD AUTOTELICA

El Metagrama es como una radiografía de las metas.

Una radiografía que le permite a uno ver el rumbo que tiene su vida, el destino que le quiere dar, hacia dónde queremos encauzar nuestra existencia.

Observando mi Metagrama en este día, me doy cuenta que una de mis metas intrapersonales es forjar una personalidad autotelica.

¿Esto que significa?

El maestro Miguel De Zubiría me ha hablado mucho de autotelia, es tan importante este concepto que es uno de los propósitos de la Pedagogía Conceptual: formar seres autotelicos.

En este tercer día de viaje hacia el Bienestar, me doy cuenta que la autotelia es fundamental.

¿Por qué?

Resulta curioso, pero, justo lo que estoy haciendo en este efímero momento es una actividad autotelica.

Son las 5:32 am, hoy la jornada empezó a las 4:30, estoy determinado a crearme el hábito de crear entre entre las 4 y las 7 de la mañana, quiero enfocarme en este momento de la madrugada en el cultivo de las mágicas palabras.

Llevar a cabo esta actividad me permite experimentar una poderosa sensación de flujo. Me siento conectado conmigo mismo y con mi entorno; Fluyendo mientras escucho Personal Jesús, Depeche Mode me acompaña en este momento de fluido viaje hacia el Bienestar.

Y ahora escucho El Carretero diciendo:

“Yo trabajo sin reposo para poderme cazar, que yo trabajo sin reposo para poderme cazar, y si lo puedo lograr, seré un guajiro dichoso.”

Jejejeje, esto de cultivar la palabra es una delicia, lo disfruto mucho, me hace muy feliz, más aún porque me permite comprobar en la práctica que la Felicidad si es el camino al Bienestar.

Ahora tengo claro que la Meta es el Bienestar.

La Felicidad es el Camino.

La Creatividad es el Vehículo.

Amar es el Combustible.

Ahora escucho Hotel California y me remontó a mis 12 años, a la edad en que empezó mi vida en libertad.

25 años después cuando dejé mi casa paterna y me embarquè en mi viaje hacia el Bienestar, hacia este punto al que hoy he llegado.

Creo que este es el tiempo que ha durado mi formación, 25 años.

25 años de experiencias, de aprendizajes, de supervivencia, de superación de la violencia, de alegrías y tristezas, de logros y constructivos fracasos.

Fluir, Fluir, Fluir.

Ahora en este momento de alegría me llega una deliciosa melodia: Sweet Dreams.

Dulces sueños que se pueden hacer realidad si los cultivamos todos los días.

Yo me fui de casa a los 12 años a estudiar y 25 años después, vivo mi vocación de pedagogo y ejerzo mi profesión de psicólogo.

Hago lo que más me gusta, escribir libros y hacer conferencias.

Soy libre de construir mi vida, por eso me quiero forjar de forma consciente una personalidad autotelica.

Ya son las 6:38 de la mañana, ya amaneció, y escucho la Zenaida saliendo temprano del tugurio. Me transporto a Pereira, la ciudad en la que nací, y pienso en una prima que murió en un accidente de bus.

Me puse a leer un rato sobre el tema y aprendí que Autotelico es una palabra compuesta por dos raíces griegas:

“Auto (yo) y telos (meta).

Una actividad autotelica es aquella que hacemos por si misma, porque vivirla es su principal meta.

Dice el autor que si se aplica a la personalidad, la expresión autotelico designa a una persona que generalmente hace las cosas por sí misma en vez de hacerlas para conseguir después un objetivo externo.

También dice este chaman de la Psicología Positiva, que las personas autotelicas son más autónomas e independientes porque no pueden ser fácilmente manipuladas con amenazas o recompensas externas. Al mismo tiempo están implicadas en todo lo que les rodea porque están totalmente inmersas en la corriente de la vida.

Mi meta entonces es vivir esta actividad creativa todos los días!!! Con perseverancia y paciencia se forja una personalidad autotelica.

7:05, hora de cambiar de actividad, igualmente autotelica.

Un relajante baño con agua fría y después a escribirle una carta a mi amada hija Orianna.

Andréz Paz Pedagogo Psicologo

#desarrollandomimetagrama
#forjarpersonalidadautotelica
#Pedagogiaconceptual
#psicologiaAfectiva
#emperatriz