Publicado en HISTORIA DE VIDA

ME VOY…

“Su forma de abordar los problemas influye en como abordan otros los suyos, abórdelos sabiamente y no solo los resolverá, sino que dara asimismo un buen ejemplo que otros podrán seguir, abórdelos neciamente  y no solo los exacerbara, sino que provocará asimismo una reacción en cadena que agravará las cosas para otras personas. “

Lou Marinoff

 

Hemos llegado a un acuerdo, me quedaré hasta el 22 de diciembre.

Mientras tanto, iré cargando mis corotos: cuadernos de notas, libros y unos cuantos chiros. Eso es todo lo que tengo.

Vuelvo a empezar, o mejor, doy comienzo a un nuevo nivel de este juego de la vida. Un nivel actitudinal, autónomo y conceptual. Tengo que consolidar esta realidad para seguir creciendo como ser humano.

Para mantenerme en este nivel y no descender, tengo que practicar tres actitudes:

Empatía, asertividad y proactividad.

La práctica de la empatía empieza con los vínculos afectivos más importantes de mi vida.

¿Quiénes?

Mis hijos.

Tengo que velar por su bienestar. Ser un padre para ellos. Sentirlos, cuidarlos, apoyarlos.

Ser un padre proveedor fortalecerá mi empatía.

Tengo que estar muy atento a sus necesidades: físicas, psicológicas, espirituales.

Hacer lo que me corresponde. Cumplir con mi deber y ejercer mi derecho a ser padre.

Así como mi padre celestial me trata, yo debo tratar a mis hijos.

Mis hijos son lo más importante.

La práctica de la asertividad empieza con el vínculo afectivo más importante para mis hijos: su madre.

Debo ser muy asertivo con la madre de mis hijos. La interacción con ella debe ser muy fluida, sin miedo y sin agresión, siempre en pro del bienestar de los niños.

La práctica de la proactividad empieza con el cultivo del vínculo afectivo conmigo mismo. Es la proactividad la que me asegura la autonomía. En primer lugar, la autonomía afectiva para liberarme de mis miedos e inseguridades, de todos esos virus psicológicos que no me permiten crecer y me mantienen estancado, al borde del decaimiento.

En segundo lugar, la autonomía intelectual para liberarme de todas esas ideas chatarras y toxicas que me llevan a sentirme mal y perder energía innecesariamente.

Y en tercer lugar, la autonomía material para cumplir con mi responsabilidad como proveedor del clan familiar que me fue asignado.

La empatía, asertividad y proactividad son sumamente fundamentales para asegurar la autonomía afectiva, intelectual y material.

De esta manera podré contar con los recursos vitales (afecto, sabiduría y pan) necesarios para seguir construyendo mi proyecto de vida, es decir, seguir profundizando en lo que soy (identidad), lo que se (psicología de la vida) y lo que hago (psicología afectiva).

En tiempos de cambios, lo mejor es intentar conservar la serenidad.

No ha sido fácil para mí, pero no tengo más opción.

Estas son mis ideas, la manera como proceso mi presente vital, ahora el desafío será llevarlas a la práctica.

Anuncios
Publicado en Metagramas

LOS METAGRAMAS DE FELICIDAD (0)

Este es mi Metagrama de Felicidad del año 2019. Dice Miguel de Zubiria que los Metagramas son herramientas de navegación definitivas para ser más feliz. Así mismo, plantea que los Metagramas son una sencilla herramienta psicológica para diseñar tu futuro y sacarle máximo provecho a tu existencia.
Nunca en mi vida había escuchado esta palabra: “Metagrama”. Supe de su existencia por allá en marzo de 2017, me la presentó Miguel, y fue él quien me elaboró el primer Metagrama. Desde entonces me conecté con esa palabra, que es realmente una herramienta psicológica muy útil para aclarar lo que quieres en tu vida.

Yo no quiero irme de este mundo antes de tiempo, cuando soy muy optimista sueño con vivir cien años. En cambio, cuando me atrapa el pesimismo, siento que partiré muy joven, plasmo estas palabras por ejemplo para salir de un estado emocional negativo. Hace unos días recibí una noticia que me desanimó profundamente, y aquí estoy luchando por no dejarme llevar al extremo de la negatividad. Cultivar palabras es una estrategia poderosa para superar la negatividad y fluir con positividad por la vida. Escribir es sumamente terapéutico; lo practico como persona y lo recomiendo como psicólogo. Hoy justamente me encontré con unas palabras que quiero dejar plasmadas aquí:
“Practica con fervor y ese será tu regalo.”

Escribir me hace muy feliz. Yo soy muy feliz escribiendo. Tengo una poderosa intuición con respecto a los Metagramas, creo que el acto de escribir es la clave de esta herramienta, la única manera de demostrar que estos es así, es practicando. En lo que va corrido de este año 2019 voy en la versión # 11 de mi Metagrama de Felicidad, es justamente ésta la que hoy comparto. Y creo que esta es la segunda clave: compartir el Metagrama, mostrarlo a las personas que hacen parte de nuestra red vincular. Intuyo que es como una herramienta de conexión. Nos podemos conectar con nosotros mismos y también con los otros. Al fin de cuentas todos estamos construyendo nuestras vidas, aunque ayer pensaba que podemos ir por la vida en tres estados: deteriorándonos, estancados o creciendo.

Cada día que tengamos de vida, nuestros actos nos deterioran, nos mantienen estancados o nos ayudan a crecer.

Yo quiero creer en las bondades de los metagramas porque creo que nos ayudan a crecer. Esto quiero yo, crecer. Crecer en todos los ámbitos de la vida: a nivel amoroso, a nivel laboral, a nivel intelectual, a nivel personal, a nivel grupal, crecer. ¿Será mucho pedir?

Hace varias semanas que no escribía un relato largo para compartir, estaba concentrado en el diseño de mi Metagrama. Hoy siento que ya estoy listo para pasar a la siguiente fase. Solo espero que no sean estas palabras el fruto de un arrebato maniaco, sino, el inicio de un camino que vengo buscando hace rato: FELICIDAD. Así se llama este camino que quiero recorrer con el uso consciente, constante y sistemático de esa herramienta que propone la Psicología Afectiva formulada por Miguel de Zubiria. Y como el mismo Miguel dice, mi gran ilusión es que diseñes también tu propio Metagrama, que uses esta herramienta psicológica para que diseñes tu futuro y le saques el máximo provecho a tu existencia.

Es lo que anhelo para mí, y de todo corazón te lo deseo a ti. Sueño con que algún día no muy lejano podamos hacer un Torneo de Metagramas, algo como un encuentro de “metagrameros”. Las metas son la primera fuente de felicidad. Quiero creer que es así para vivir plenamente lo que en este Metagrama he plasmado. De modo que no quiero ser solo un divulgador de esta idea, quiero vivirla para dar testimonio de ella.

Los Metagramas son una herramienta psicológica poderosa para construir felicidad.

Publicado en DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR

RELATO 0. SERÁ MEJOR QUE LO CUENTE

Son las 4:28 de la mañana, la alarma del celular sonó a las 4am y apareció una palabra que decía: postergar. En efecto lo hice y minutos después volvió a sonar la alarma. Esta vez me hice caso y empecé a despertar. Las primeras palabras que llegaron a mi mente fueron: “Será mejor que lo cuentes” “Será mejor que lo cuentes”. Me levanté con ese insistente mensaje en mi cabeza, encendí la poca luz del cuarto en el que ahora habito, al lado del cuarto de mis hijos, tomé el cepillo, le apliqué un poco de crema y me fui a cepillar, mientras lo hacía, seguía escuchando: “Será mejor que lo cuentes” “Será mejor que lo cuentes”…

Recordé que en mi ahora pequeña biblioteca, que tengo justo frente a mi nueva cama, tenía un libro en la fila de los textos de estudio que se llamaba justamente así:

SERA MEJOR QUE LO CUENTES

-Los relatos como herramientas de comunicación-

STORYTELLING

Lo tomé, lo observé y mientras lo hacía, sentía la imperiosa necesidad de encender el computador y empezar a escribir; lo hice, me fui a la carpeta de “libros de Ándrez Paz” y allí me encontré con un archivo que decía:

“MAÑANAS MILAGROSAS”

Me llamó la atención y lo abrí porque debajo de ese título había dejado una pista que decía: “libro clave”, me puse a hojear su tabla de contenido y me encontré con el siguiente mensaje:

“Haz que hoy sea el día en el que dejas atrás  quien has sido y te conviertes en quien puedes  llegar a ser ….”

Hace mucho tiempo estoy intentando empezar la jornada a las 4 de la mañana, pero no lo he logrado. Siento que a esta hora ocurre algo mágico en el ambiente, me da la sensación de que a esta hora la energía es propicia para crear. Miro de reojo el reloj del computador y veo que ya son las 5am, es decir que llevo 32 minutos concentrado en esta labor, y me sorprende porque me he dado cuenta que tengo serios problemas de concentración, me distraigo fácilmente y salto de una tarea a otra sin mayor reflexión.

Hay un silencio sepulcral en el entorno, escucho el crujido de mi estómago, ya estoy plenamente despierto y soy consciente que no pasé una buena noche, tengo la sensación de no haber dormido bien, no sé si es por haber comido tan tarde, o por la expectativa de levantarme temprano, lo cierto es que estoy impactado con estas líneas que ahora justamente tú estás leyendo, si no me hubiese dejado guiar por mi intuición, seguramente no habría empezado a narrar este cuento.

¿Y cuál es tu cuento Ándrez? me pregunto a mí mismo.

No sé por dónde empezar, o bueno sí, la verdad es que quiero evolucionar de la pobreza hacia el bienestar.

Debo reconocer algo que no puedo negarme a mí mismo porque si no lo hago, entonces no voy a poder evolucionar.

Yo soy un hombre materialmente pobre, esta es mi realidad.

Alguna vez escuché por ahí unas palabras que me parecen muy reveladoras:

“Reconocimiento es liberación”

Cuando uno reconoce su realidad empieza a liberarse de ella.

Ahora son las 5:38am, debo dejar aquí por hoy porque el computador me anuncia que ya pasé de las 500 palabras y no deseo extenderme mucho en estos relatos, además quiero trabajar en la transcripción de un libro que estoy creando, al que precisamente he llamado Tiempos de Pan.

Me quedo con una pregunta que de paso te la extiendo a ti:

¿QUÉ HACER PARA EVOLUCIONAR DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR?

Publicado en LIbro Tiempos de Paz

MI PRIMER LIBRO

TIEMPOS DE PAZ

En este día del libro voy a lanzar formalmente mi primer libro.

Te lo presento, se llama TIEMPOS DE PAZ.

¿Te gustaría leerlo?

A mi me gustaría entregartelo personalmente, tomarnos un café, compartir un rato la vida y cosechar unas buenas emociones positivas.

Este es un libro artesano, hecho a mano, desde el corazón, intuitivo, espiritual, psicológico, afectivo, muy personal.

Esta foto que te comparto son los manuscritos, están sobre una banca de la Iglesia a la que asisto. Allí escribí las últimas líneas.

Ahora el libro esta en proceso de transcripción, tomando forma, haciendo tránsito para llegar muy pronto a tus manos.

Todo proyecto tiene su historia, y con este relato te he empezado a contar la historia de mi primer libro.

Salud!!!

Publicado en ANDRES PAZ, LIBRO

TODO HA DE TERMINAR PARA VOLVER A COMENZAR

Espiritualidad

En estos momentos voy a cosechar un fruto.

Hace un año, exactamente el 4 de enero de 2015, la Vida me llevó a un puerto seguro:

Dios.

Hace un año hice un pacto personal con Dios.

El barco de mi vida había naufragado, sin trabajo, sin familia, derrotado.

Ese día decidí poner a Dios en el primer lugar de mi vida, como ser humano, lo acepte, y como psicólogo afectivo comprendí que la espiritualidad es una fortaleza psicológica vital para la supervivencia.

Le pedí a Dios recuperar mi familia y mostrarme el camino para servirle.

Un año después doy un parte de victoria.

Soy consciente que tengo una bella familia.

Quizá no el tipo de familia que quería, pero es familia, y como tal, quiero dejar constancia que la valoro, lo agradezco, lo aprecio.

Las fiestas navideñas y de fin de año me dejaron muchas claridades y tranquilidades.

Atrás han quedado dos años de dolor, estoy convencido que me llegó la hora del amor, no de ese que se espera, sino de ese que se da generosamente, a todas esas personas que la Vida ponga en mi camino humano y profesional,

La familia, cualquiera sea su configuración es el valor mas importante de mi vida.

Por eso valoro y agradezco a Dios el tipo de familia que me ha concedido.

Y le pido, me vuelva a dar la oportunidad para hacer realidad el tipo de familia que quiero, me encanta mucho eso de compartir la vida con una mujer, unos hijos, crecer en familia, todos los días de nuestra vida.

Esta es mi petición personal para este año.

En cuanto a lo laboral, el camino esta muy claro:

Hacer Psicología Afectiva.

Construir, a través de la practica, una psicología de la vida afectiva para aprender a amar, vivir en paz y ser feliz.

¿Será esto mucho pedir?

Escribo este relato en un café Internet cerca al cementerio central, acabo de pasar un rato muy espiritual en este lugar.

Estoy convencido que la espiritualidad es la piedra angular del ser un humano.

Así como también estoy convencido que la afectividad es el camino para la expresión de nuestro espíritu.

Practicar la Afectividad, ese es mi propósito para este nuevo año.

Esto quiere decir, cultivar vínculos afectivos.

Darle una calurosa bienvenida a mi vida a todos aquellos seres humanos que Dios ponga en mi camino en la corriente de la Vida.

Cada vinculo es muy valioso.

Amigos, ese es mi proyecto afectivo clave para este año.

Buena energía para ti que lees este relato.

Y si algún día baja tu animo, y te sientes cansado de las presiones de la vida, no dudes conectarte conmigo, mi tarea es animar, dar aliento para continuar el viaje.

Recuerda que caminando solos podemos ir mas rápido, pero si caminamos acompañados, podremos llegar mas lejos.

Cuenta conmigo.

Que a mi me gustaría contar contigo.

Gracias por leer y por compartir.

Animo!!!!

Pdta

El titulo de este relato lo vi como un graffiti en el cementerio central

Publicado en CONSULTORIA DE PAREJA, DESAMOR

YA NO ME ESPERAS… Y YO TAMPOCO

ex
Ya no me esperas y yo tampoco.

Al finalizar mi jornada de trabajo en la Intervencion y Prevencion de la delincuencia juvenil, ya no tengo la ilusión de verte.

Me estoy acostumbrando a vivir sin ti.

He comenzado un nuevo camino afectivo que empieza por mejorar la relación conmigo mismo, y me estoy consolidando en un sendero laboral.

Poco a poco me voy olvidando de ti.

De tu presencia.

De tu influencia.

De tu indiferencia.

De tu ausencia.

Cuando alguien se aleja de ti, lo más sensato es alejarse también de ese alguien.

Si el otro no te valora, lo que sigue es valorarte a ti mismo.

Y veras como no tardará la corriente de la Vida en traerte a alguien que si te valorará y tu compañía disfrutará, porque ya tendrás una mejor relación contigo mismo. Te amargaras menos y te amaras más.

No quiero volver a cometer el mismo error.

Ahora soy conciente que para caminar equilibradamente por un nuevo camino afectivo, debo alejarte de mí, enterrarte en mi pasado, para que tu fantasma no me impida disfrutar del presente, y afecte la construcción de mi futuro afectivo y laboral.

El tiempo que antes me gastaba buscándote a ti, ahora lo invierto conociéndome a mí, y sirviéndole a parejas en crisis que desean salir de ahí.

Que irónico, hoy la base de mi trabajo es todo lo que aprehendí junto a ti. De los aciertos y los errores, del dolor de haber sido desterrado por ti, de todos los fallos que en esta relación cometí.

Pero como bien lo enseña la sabiduría popular, ya no es tiempo de llorar sobre la leche derramada.

La tristeza esta quedando atrás, y ahora me están llegando los tiempos de alegría. Y lo mejor, a pesar de tu ausencia en mi vida.

Eso quiere decir que también puedo ser feliz sin ti.

Lo cual me alegra aun más, porque por momentos llegué a sentir que no iba a ser capaz.

Pero aquí estoy, dejando testimonio de la forma como me estoy recuperando de la ausencia de tu amor.

Superando el desamor que tu partida me dejó.

Ya no me esperas, y yo tampoco.

Y este cuento de amor y desamor, sigo narrando poco a poco.

Andréz Paz // Psicología de la Vida
-Pareja, Familia, Trabajo-

Publicado en CULTIVAR LA MENTE

LA MENTE ES UN GRAN CULTIVO

No se cuando voy a morir.

Podría ser mañana, en una semana, un mes, un año, una década, 50 años.

No se.

Mientras ese día llega,

Tengo dos opciones:

O gozo la Vida, o la padezco.

Cada día me convenzo mas que vivir, de una u otra manera depende del tipo de MENTE que decida cultivar.

Porque la MENTE es un gran cultivo.

No se que tan consciente seas de ello, tu, que estas leyendo este relato.

Allá, en tu MENTE, podríamos decir que existen tres grandes parcelas.

La parcela Afectiva.

La parcela Espiritual.

La parcela Sapiencial.

Si tu cultivas con dedicación y generosidad la parcela Afectiva, vas a cosechar los frutos mas nutritivos que un ser humano pueda necesitar para vivir una vida gozosa: el amor y todos sus derivados.

Si tu cultivas con dedicación y confianza la parcela Espiritual, vas a tener en tu corazón la fuerza mas poderosa que necesita un ser humano para enfrentar todos los desafíos de la existencia. Vas a aceptar todo lo que te llegue, porque sabrás, que esa Fuerza no te envía nada en vano, que todo tiene un propósito.

Si tu cultivas con dedicación y voluntad tu parcela Sapiencial, vas a cosechar los pensamientos mas bellos para que florezcan en tu corazón los sentimientos mas bellos y con ello todas tus acciones sean bellas.

Esto que estas leyendo no es solo una cuestión poética, producto de la MENTE de un “psicólogo loco”, es ACCIÓN.

Cultivar la MENTE requiere ACCIÓN.

PRACTICA!!!!!

Esto es lo que hoy comprendo, ayer no lo tenia tan claro y mañana lo comprenderé mejor.

Es la Vida, cada día nos enseña algo nuevo, solo tenemos que ESCUCHAR.

¿Escuchas a la Vida?

Lo irónico es que el ruido de la búsqueda material nos priva de ESCUCHAR LA VIDA.

La Vida nos dice:

Cultiva tu MENTE.

El alimento afectivo, espiritual y sapiencial fortalece nuestra MENTE.

Y una MENTE fortalecida es una MENTE que se vuelve magnética para lo material.

Empezando por el primer recurso material que debemos conquistar.

Nuestro Tiempo.

El tiempo es Vida.

¿Eres dueño de tu tiempo?

¿Puedes disponer de tu tiempo?

¿Dedicas tu tiempo a hacer lo que mas te gusta y apasiona?

¿Trabajas en lo que te toca o en lo que te gusta?

¿Vives o sobrevives?

El tiempo es la mayor riqueza.

El tiempo es el primer recurso material que se cosecha cuando cultivas en tu MENTE afectividad, espiritualidad y sabiduría.

Esto que acabas de leer no te lo digo desde mi intelecto sino desde mi corazón.

No es lo que pienso sino lo que siento.

No es lo que deseo sino lo que vivo.

Yo soy dueño de mi tiempo.

¿Y sabes por que?

He aprendido a cultivar mi MENTE.

Por eso digo que practico la Afectividad, cultivo mi Espiritualidad y me Alimento de Sabiduría.

El genuino Bienestar va de adentro hacia afuera!!!!!

La MENTE es un gran cultivo.

¿Cuando empezaras a cultivar tu MENTE de forma consciente?

Publicado en ANDRES PAZ, EL JUEGO DE LA VIDA, LUZ ADRIANA TIRADO

EL AFECTO: EL ALIMENTO DE LA EXISTENCIA

Una profunda crisis existencial me llevó a comprender que la Vida es como un juego. Y que como tal, todos podemos aprehender a jugarlo.

En medio de la crisis, agucé mis sentidos y empecé a escuchar la Vida. Lo primero que ésta me dijo fue:

Andrés, Yo Soy un Juego. La Vida es un Juego.”

Después me dijo la Vida que este juego llamado Vivir tiene tres mundos o tres realidades, y que además, existen tres niveles en este juego.

Este relato es la continuación de ese dialogo que tuve con la Sabia Vida.

“¿Cómo está tu corazón Andrés?” –Me preguntó la Vida

-Sinceramente Vida, un poco sediento.

-¿Sediento?

-Si, estar privado de esa fuente de alimento afectivo para mi corazón ha incrementado mucho mi ansiedad.

-Lo comprendo Andrés, sabes que lo comprendo. Y precisamente hoy te voy a hablar de eso. Del Afecto.

-Que bueno Vida, este asunto del Afecto es lo que ha ocupado mi atención en los últimos años. Aunque parece ser que me metí mucho en la teoría y me descuidé con la practica.

-No te angusties mas por eso Andrés, todo sucede como tiene que suceder.

-Muchas gracias Vida, tus palabras actúan como un bálsamo para mi agitado corazón. ¿Cómo es de importante este asunto del Afecto, no es así Vida?

-No es solo importante Andrés, lo es todo!!! El Afecto es el alimento de la existencia. Y como veo que te esta afectando tanto la ausencia de tu amada, entonces déjame decirte que el vinculo de pareja no es la única fuente de afecto. He ahí la importancia de que comprendas el por qué el Juego de la Vida tiene tres mundos o realidades.

-Muy bien Vida, te escucho entonces.

-Ustedes los humanos están expuestos a tres realidades afectivas. Y como veo que te gustan tanto las metáforas, imagínate que esas tres realidades son como tres campos de cultivo.

-Si Vida, las metáforas me encantan. Como solía decir la mincha cuando yo le hablaba al oído: “dime mas”…

-Imagina que cada uno de esos tres campos de cultivo tiene un nombre. Empecemos por el terreno afectivo intrapersonal.

-Aja, continua por favor…

-Ahora imagina que ese terreno afectivo intrapersonal esta dividido a su ves en tres parcelas. Digamos que la primera de esas parcelas que debes cultivar con dedicación es la llamada parcela del Si Mismo.

-¿Si Mismo?

-Si Andrés, la primera parcela afectiva que debes cultivar es la relación contigo mismo. Tu mismo eres tu primera fuente de afecto. Si trabajas con dedicación esa parcela podrás cosechar un nutritivo alimento afectivo para tu existencia: el amor propio. Cuando te amas a ti mismo significa que confías en ti, crees en ti. Significa también que te cuidas, que te valoras, que te respetas. Que eres importante para ti mismo.

-Eso me pone a pensar Vida, ¿sabes?

-¿Qué te pone a pensar?

-En mi trabajo como orientador existencial le suelo preguntar a las personas: ¿Cómo està tu vida afectiva? Automáticamente estas personas hacen alusión a sus relaciones de pareja. Pocas veces mencionan la relación que tienen consigo mismo.

-Te cuento esto Vida porque intuyo que las personas en general no son muy conscientes de lo que significa su dimensión afectiva. De lo que significa su sentir.

-Además, si te interpreto bien, dependiendo la relación que uno tenga consigo mismo, así será la relación con los demás. Y ese primer demás es justamente la pareja. ¿No es verdad Vida?

-Así es Andrés, en la carencia de amor propio esta el origen de los conflictos de pareja.

-Ufff Vida, esto es impresionante. ¿Por qué no nos enseñan esto? ¿Por qué tenemos que aprender a los trancazos?

-Esta es precisamente la tarea de tu generación Andrés. Ser muy conscientes de sus sentires, de la forma como funciona el afecto. Por eso te estoy hablando y por ello me encanta que estés escuchando. Tienes una inmensa tarea por delante.

-Así es Vida. Este conocimiento que me estas transmitiendo está transformando mi existencia. Me siento como si estuviera cambiando de piel, estoy experimentando una profunda metamorfosis. Me duele ser consciente de lo incompetente que he sido.

-Pero tampoco tienes porque angustiarte Andrés, porque estas comprendiendo. Y de la mano de la comprensión viene la transformación. Esto explica lo que estas experimentando.

-Muchas gracias Vida, tus palabras alimentan mi tranquilidad.

-Sereno Andrés, sereno. Si te mantienes sereno, más y mejor me escucharas. Y dejemos aquí, para que tus pocos lectores no se aburran. Mejor diles que en el próximo relato avanzaremos en el conocimiento de los demás territorios afectivos.

-Muy bien Vida, estoy de acuerdo. Hasta pronto.

¡

Publicado en ANDRES PAZ, LUZ ADRIANA TIRADO, PAREJA

LA TERAPIA DEL AFECTO -LA TERAPIA QUE HA USADO MI AMADA LUZ ADRIANA PARA SANARME-

Toda relación de pareja tiene un propósito.

La clave esta en descubrir ese propósito.

Algunas veces, ese descubrimiento es a las buenas, otras veces, a las malas.

En mi pasada visita dominical a mi neofamilia, descubrí el propósito de mi relación con Luz Adriana.

Mi Luz, como siempre lo ha sido, me regaló un día delicioso y nutritivo. Un día en familia.

Bañar los niños, vestirlos, prepararlos para salir a caminar los cuatro por la montaña, son pequeñas cosas que engrandecen y alimentan el vínculo familiar.

Son pequeñas cosas que no se disfrutan cuando tu mente esta angustiada. Las tienes ahí, pero no las valoras, y como no las valoras no las cuidas, y como no las cuidas se deterioran, pasa lo predecible, las puedes perder.

Y cuando las pierdes sufres.

Y cuando tu mente esta angustiada entonces tu mente busca culpables y como no hay culpables, entonces sigues sufriendo, y así sucesivamente, atrapado en un pernicioso circulo vicioso.

Por fortuna, mientras estemos vivos siempre tendremos la posibilidad de romper con ese círculo vicioso.

¿Cómo?

Examinando tu vida, evaluándola, revisándola, reflexionándola, pensándola, analizándola.

Esta constante actividad te ayuda a salir del círculo vicioso porque te lleva a ver la realidad, la verdad sobre tu vida.

¿Y saben que descubrí el pasado domingo?

Que mi amada Luz Adriana ha sido mi terapeuta afectiva.

Si, esta sabia y bella mujer no ha hecho otra cosa que sanarme, curar mis heridas, cuidarlas con amor.

Si, hay heridas de la Vida que aunque no son visibles, aun siguen abiertas. Y como siempre, el amor es el mejor remedio para esas heridas.

Lo que descubrí es que Luz Adriana ha sido mi terapeuta afectiva durante los últimos siete años y medio de mi vida.

Yo he sido su caso. El caso con el que ella ha podido desplegar todo su Talento Psicológico.

Porque Luz Adriana es un tremendo Talento Psicológico.

Ahora comprendo porque las largas horas conversando.

Una sonrisa se pinta en mis labios porque esas largas conversaciones resultaron ser largas sesiones!!!

Luz Adriana me preguntaba y yo le contaba y le describía mi historia. Siempre con más detalles. Y aunque Ella no tomaba notas físicas, el conocimiento sobre la naturaleza humana le quedaba guardado en su corazón.

Lógicamente que en esos momentos no éramos conscientes de que estábamos en un intenso proceso terapéutico.

En ese momento estábamos era un sabroso proceso de enamoramiento.

Lo de la terapia afectiva lo vengo a reconocer apenas ahora. Lo cual me confirma que todo lo que vivimos en esta Vida tiene un propósito, así en ese momento no sepamos cual es.

¿Por qué cuento todo esto?

Porque esa terapia afectiva aun continúa. De hecho, entró en una fase crítica para este paciente. Y como bien me lo dijo mi maestro Miguel De Zubiría: “o te hundes del todo o sales mas adelante”.

Durante los últimos tres meses hemos vivido una aparente crisis de pareja. Profunda, la más de todas.

Sin embargo, lo que hoy estoy viendo es que… más que una crisis de pareja, es la batalla definitiva contra lo que en últimas liquida toda relación:

La tiranía del ego.

Una de las claves de los conflictos de pareja entonces, esta en la personalidad de los miembros de la pareja.

Dada mi herencia y entorno, sin que yo lo eligiera, en mi se configuró una  personalidad al servicio del ego, esclavo del ego, súbdito del ego.

Así llegué a mi cita vital con Luz Adriana.

Con una cantidad de rasgos egoístas heredados, pero también con heridas abiertas en mi infancia.

Abandono, maltrato, violencia, indiferencia.

Herencia y experiencias que configuraron una personalidad desconfiada, reacia al mundo,  que le costaba sentir al otro, dar al otro.

Una personalidad que le costaba creer que el otro estaba realmente interesado en su Bien-Estar.

Una personalidad que le costaba experimentar la abundancia del amor. Porque el amor, en sus años decisivos, brilló por su ausencia.

Esta historia tiene mucha tela de donde cortar.

Y me temo que no es solamente la nuestra, sino de toda una generación en cuya infancia queda el recuerdo de familias rotas, de padres ausentes, indiferentes, violentos, adictos y esclavos de sus pasiones…

Pero también de madres sumisas, permisivas, temerosas, y no pocas valientes…

Padres que en definitiva engendraron y criaron hijos que en su adultez no han sido capaces de sanar sus heridas, y peor aun, no han sido capaces de valorar el regalo que les de la vida: una familia, una esposa, unos hijos.

Sea lo que sea que hayan hecho nuestros padres, a estas alturas, los adultos de hoy, los que fuimos niños infelices ayer, tenemos el deber y la responsabilidad de liberarnos de nuestro pasado.

De comprender que la Vida nos repara y que esa reparación toma la forma de una esposa y unos hijos.

Comprender esto es nuestra sanación y nuestra salvación.

Nos sana porque cierra las heridas, y nos salva de vivir una vida amargada, incluso peor que la de nuestros padres.

La amargura viene con el sin sentido, la promiscuidad, el vicio.

Viene con la ilusión de pensar que los placeres del cuerpo son la solución para nuestra carencia afectiva.

Y dejo acá porque como dije anteriormente, esta historia con mi amada Luz Adriana es larga y se las voy a contar.

La Vida me ha pedido que lo haga.

¿Por qué?

Solo Ella lo sabe.

Yo solo obedezco.

Si tan solo nos dedicáramos a obedecer a la Vida. Ella misma nos recompensaría.

Ahora yo creo en esto y por eso he dejado de luchar y he comenzado a jugar.