Publicado en CUERPO DE PSICOLOGIA POSITIVA MARTIN SELIGMAN, LIBRO DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR EN 78 RELATOS, LIBROS DE AUTOCONOCIMIENTO

RELATO 43. CUERPO DE PSICOLOGÍA POSITIVA -MARTÍN SELIGMAN-

“Los relatos además son altamente pedagógicos, favorecen la síntesis y el recuerdo y proporcionan un contexto a sus enseñanzas. También fomentan la cohesión de un grupo, pues un país, empresa o grupo de personas con relatos compartidos tiene más posibilidades de vivir y trabajar en armonía.”

Antonio Núñez

-¡Será mejor que lo cuentes!-

“Anhelo por un mayor entendimiento de su yo interior y la necesidad de encontrar un significado más profundo a su vida. (…) Comienzo de un periodo de crecimiento personal.”

Ocho de Copas

Carta 43

 

Yo Soy Psicólogo. Esta es mi profesión. Fui llamado a este servicio a los 18 años. Ingresé a la Universidad Católica de Colombia el 25 de julio de 1999. Recuerdo ese dia como si hubiese sido ayer. Ese mismo año, Martin Seligman llegaría a la presidencia de la Asociación Americana de Psicología (APA). Y desde esa posición, emprendería una re-evolución que hoy el mundo conoce como Psicología Positiva. Todo me imaginé, menos que 21 años después haría parte de este movimiento.

Llevo varios días pensando este relato, se me han presentado muchos obstáculos para darle vida. No obstante, hoy desperté con un intenso deseo de lograrlo. Quiero plasmar las palabras que me permitan comunicar y compartirle al mundo, el aporte que estoy haciendo desde mi profesión como psicólogo al movimiento mundial de la Psicología Positiva. 

Toda idea siempre tiene una historia, una raíz. Esta idea del Cuerpo de Psicología Positiva Martin Seligman hunde sus raíces en mi época como estudiante de Psicología. Siempre me he sentido llamado al liderazgo, pero en aquellos años, carecía del temperamento y el carácter necesario para sacar adelante una iniciativa. Todos esos fracasos me dejaron profundas lecciones que con los años he venido a capitalizar en mi propio proceso de crecimiento; tanto personal como profesional. En otras palabras, había mucho ego y poca conciencia, mucho entusiasmo y poca constancia.

¿Dónde estoy ahora?

Es la primera vez en todos los emprendimientos que he llevado a cabo, que siento que estoy bien encauzado. Diría que este camino empezó en el año 2008 cuando conocí la Psicología Afectiva en un diplomado de Inteligencia Emocional, de la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. En ese entonces prácticamente había renunciado a la psicología, creía que había elegido la carrera equivocada, por eso hasta probé con un par de semestres de derecho. De no haber sido por ese correo que me llegó donde me enteraban de la apertura de ese diplomado, otra seria la  historia.

Hice el diplomado de Inteligencia Emocional, y me dediqué a estudiar Pedagogía Conceptual y Psicología Afectiva durante 11 años seguidos. Eso duró mi paso por la escuela de Miguel De Zubiria. A quien admiro, aprecio y por quien experimento una profunda gratitud porque me enseñó a pensar y me inició por los senderos de la Psicología Positiva. Con los años vine a tomar conciencia que la Teoría de la Afectividad que él formula, es en realidad una derivación de psicología positiva. Me atrevo a decir que Miguel es uno de los grandes pioneros de este enfoque en Colombia.

Un dia de abril de 2018 Miguel me dijo: “Te tengo el trabajo de tus sueños”. Luego me escribiría Edna Acosta, quien era coordinadora de la Unidad de Proyectos Especiales de la Fundación Alberto Merani,  contándome de la propuesta de ser parte del equipo de psicólogos y pedagogos que estaban llevando a cabo el Proyecto Felicidad con la Gobernación de Cundinamarca. Y si señor, era el trabajo de mis sueños en ese momento. Viajar por Cundinamarca hablando de Psicología Positiva en el Diplomado de Felicidad  que se había diseñado en el marco de la construcción de la Política Publica de Felicidad, Bienestar y Nuevo Liderazgo. Una delicia. Y más aún porque varios de los viajes los pude hacer en compañía de mi familia. Una grata e inspiradora experiencia.

Todo ese proceso me metió de lleno en el núcleo de la Psicología Positiva. En el 2019 ejecutamos la segunda parte del Proyecto Felicidad. Esta vez estuve comisionado para dar el Diplomado de Felicidad a docentes de los municipios de Medina y Paratebueno, Cundinamarca. Duré tres meses habitando en ese cálido territorio, tiempo suficiente para pensar e imaginar los siguientes pasos. De forma muy intuitiva fui recorriendo el camino para llegar a este punto en el que hoy me encuentro. Hablando de lo que hoy es una bella realidad: El Cuerpo de Psicología Positiva Martin Seligman.

Hoy creo que el hecho que marcó el inicio de este proyecto fue haber publicado un video que grabé en la vía Medina-Paratebueno, contándole a mis colegas psicólogos del Proyecto Felicidad. Un par de días antes Patricia Vega, la directora del proyecto, me había dicho que estaban requiriendo profesionales para vincularlos como formadores y asesores. De modo que eso que fue lo que le anuncié a mis colegas, les dejé mi número de WhatsApp y una vez compartido el video empezaron a llegar decenas de hojas de vida, al final conté más de 300. Semanas después se me daría por abrir un grupo de difusión y ahí nacería mi primera Red de Psicología Positiva. Durante los meses siguientes me dedicaría a nutrir esa red; compartiéndoles contenido de Psicología Positiva y familiarizándolos con este poderoso enfoque psicológico.

Iniciando el año 2020 se me ocurrió la idea de organizar un Encuentro de Integración de Psicología Positiva. Empecé a trabajarlo y logré llevarlo a cabo el 29 de febrero. Ese dia, como dije en un relato anterior de este libro, confirmé mi misión profesional:

Encauzar psicólogos por la corriente de la Psicología Positiva.

 

Y en este camino, luego de aquel encuentro, apareció un gran obstáculo: El bendito Coronavirus.  

Empezamos el mes de marzo con toda la disposición, de los 20 asistentes al Encuentro quedamos 16. Inicialmente nos estábamos proponiendo organizar el Segundo Encuentro de Integración de Psicología Positiva. Pero con el paso de los días, la realidad nos mostraba que no sería posible en el corto plazo dada le emergencia de la pandemia. Cambio de planes, como si fuéramos un barco y hubiese necesidad de virar de rumbo en el viaje. Y así fue. Maniobré y en el viaje continuamos cinco. Marha fue la primera en responder al llamado, luego se sumó Eulalia, y después llegaron Janeth y Milena. Conformamos lo que denominé como la Célula Madre del Cuerpo de Psicología Positiva Martin Seligman.

Y dimos comienzo al viaje, ya llevamos 18 horas de recorrido, dos horas diarias de lunes a viernes. Nos conectamos muy juiciosamente por Facebook a las 3pm y llevamos a cabo nuestras Sesiones Prácticas de Psicología Positiva. Vamos en nueve encuentros y estamos muy motivados e inspirados para continuar. Ya tenemos una estructura conceptual de esta Idea del Cuerpo de Psicología Positiva, igualmente, nos estamos guiando por un Modelo de Educación Positiva que estamos estudiando y aplicándonos en nuestra propia formación. Diseñamos un plan de crecimiento personal y lo estamos trabajando desde la práctica del Conócete a Ti Mismo. En los siguientes relatos compartiré dichos esquemas y seguiré dando cuenta de este proceso. Al cual se han unido recientemente otras dos colegas que también estuvieron presentes en el Encuentro de Psicología Positiva: Luz Ángela y Viviana.

Es mi deseo que más colegas se sumen a esta iniciativa, empezando por aquellos que asistieron al primer Encuentro. Tengo en mente al creativo Rafael Andrés, quien aportó el logo inaugural del Cuerpo de Psicología Positiva, diría que es como el primer vestido de este recién nacido proyecto. Desde aquí te doy las gracias tocayo y guardo la esperanza de que nos encontremos en algún lugar de este viaje. También estoy pensando en Olga, Moisés, Eliana, Diana, Mayra, Angélica y Fernando.

Estoy muy contento porque este Viaje Hacia El Bienestar que inicié en solitario en noviembre de 2017, ahora cuenta con la presencia de unas valiosas compañeras de viaje. Esto es para mí un sueño hecho realidad. Darle vida a un Cuerpo de Psicología Positiva que funcione como un Organismo (Cuerpo Social) una Escuela (Comunidad Educativa) y una Tribu (Unidad Social).

De manera pues que el bendito coronavirus no será un obstáculo para continuar avanzando. Es más bien un maestro que nos está dando la oportunidad de volver a casa, es decir, de volver a nosotros mismos. Y sobre todo, esta pandemia es la señal del nacimiento de un nuevo tiempo. Mismo que va a requerir de nuevas instituciones sociales, de nuevas formas de aprender y compartir. De nuevas formas de construir, emprender, trabajar, servir, estudiar y crear en equipo. Estoy convencido que el caos se afronta creando; nuevas personalidades y desde éstas, nuevas posibilidades que nos permiten crecer, tanto en lo personal como en lo profesional.

Autor:

Yo Soy Andrés Paz, un Psicólogo Libre para Servir.

Un comentario sobre “RELATO 43. CUERPO DE PSICOLOGÍA POSITIVA -MARTÍN SELIGMAN-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s