Publicado en ANDANTE, Columnas de Opinión

LOS DANIELES

LOS DANIELES

Me gusta mucho esta propuesta de Periodismo Ciudadano. Un contrapoder al poder político establecido (sobre todo el poder mafioso y criminal). Admiro a este par de periodistas. Daniel Coronell encarna una Fortaleza Psicológica que es vital en esta sociedad colombiana: Sentido de la Justicia y también Valentía. Daniel Samper es la encarnación del sentido del humor. Una fuente de positividad, de emociones positivas, de serotonina para estos tiempos de estrés. De modo que, desde una perspectiva psicológica, el aporte de estos dos ciudadanos periodistas es muy valioso. Por eso lo comparto, ademas, con su labor social me inspiran en la creación de mi propia columna de opinión.

Creo que TODOS los psicólogos podemos expresar nuestra opinión y con ello aportar nuestra mirada a la realidad social colombiana. Y de paso, mostrar nuestra indignación por la falta de conciencia del Estado, en la importancia que tiene la Atención Psicológica de la población, especialmente en estos tiempos de pandemia que ademas de psicólogos voluntarios, requiere de la participación REMUNERADA de miles de psicólogos. No sobramos, antes vamos a hacer falta porque esto va para largo. Son tiempos extraordinarios y la ATENCIÓN PSICOLÓGICA es crucial, tan vital como la atención medica.

Esta semana comparten LOS DANIELES un par de columnas de opinión muy emocionales. Daniel Coronell narra una historia conmovedora de un medico que murió a causa del coronavirus. Nos muestra que las emociones no siempre son positivas, pero siempre pueden dejar lecciones. De paso llama la atención sobre la precariedad que esta viviendo el gremio medico.

Por su parte, Daniel Samper me hizo reír como siempre. Me encanta su forma de hacer sátira política, es muy creativa y sarcástica. Recrea con finura el circo político que padecemos. ¿Cómo es posible que en Colombia ganen más los profesionales de la política que los profesionales de la salud?

Esta crisis sanitaria y social nos tiene que dejar una profunda conciencia de la Justicia que requerimos como sociedad. Los profesionales de la Salud y de la Educación deben ser mas valorados. Lo mismo que los periodistas de verdad. Como estos Danieles que han emprendido esta empresa periodística tan necesaria en estos tiempos de pandemia y corrupción política.

De modo que continuo en conexión con esta corriente de energía inspiradora, atento a estas dos neuronas espejo que enseñan con su hacer el oficio del columnista de opinión. Deseo seguirles el ritmo para desarrollar las cualidades y habilidades que requiere el oficio.

#LosDanieles

#PsicologiaPositiva

Publicado en ANDRES PAZ, REFLEXIONES DE PSICOLOGIA

PSICOLOGIA EN TIEMPOS DE PANDEMIA

COLPSIC - Colegio Colombiano de Psicólogos
Colegas, los invito a que escuchemos la voz del COLPSIC. Es importante que nos conectemos para que asumamos una postura frente a la respuesta gremial al impacto del coronavirus en nuestra vida laboral como psicólogos.
El debate actual en nuestro gremio gira en torno al hecho de que el COLPSIC esté respondiendo a la pandemia con psicólogos voluntarios, cuando el Estado podría vincular laboralmente a ese equipo de respuesta psicológica del COVID 19.
¿Voluntariado o vinculación laboral?
El impacto del coronavirus ademas de biológico es sobre todo psicológico y social.
La labor de los psicólogos es CRUCIAL para contener el impacto emocional que se vive mas allá de los hospitales. El confinamiento, la perdida de estructura, la violencia intrafamiliar es una bomba de tiempo de estres y malestar.
Así como a los médicos, enfermeros y todo el personal hospitalario se les vincula laboralmente, igual TIENE que ocurrir con los psicólogos. Es no solamente justo sino y sobre todo NECESARIO.
Esta es mi postura, consciente también de la importancia del servicio voluntario, que debe ir de la mano de la labor reconocida por un ingreso que permita el sostenimiento personal y de nuestras familias. Es lo justo. Por eso comprendo la indignación de los colegas, mas aun en un país en el que la clase política gobernante no valora el aporte de la psicología al bienestar y la salud mental de la sociedad.
Si COLPSIC no hace valer el aporte humano y profesional de los psicólogos, ¿entonces quién?
El Estado y las grandes empresas deben financiar la atención psicológica de la población colombiana. Las consecuencias sociales de no hacerlo será mas costoso y lamentable.
En conclusión, que contraten psicólogos para afrontar el impacto psicológico de la pandemia. Es la mejor estrategia para sacar lo mejor de cada uno de nosotros.
Publicado en COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA

COLUMNAS DE OPINIÓN

Dice Daniel Coronell que el periodismo es un contrapoder. Todos los ciudadanos deberiamos hacer periodismo para ejercer control sobre el poder. Una humilde columna de opinión representa un gran aporte. Plasmo estas palabras para conectarme con el nacimiento de esta iniciativa ciudadana de estos renombrados periodistas. Ambos vienen del statu quo del periodismo y ahora se han convertido en un par de herejes.

#LosDanieles.

Un espacio virtual donde ahora van a publicar sus columnas como periodistas independientes. Perdió la Revista Semana y ganó la ciudadanía.

Hace un tiempo albergué el sueño de ser columnista de Semana, alcancé a escribir unas cuantas inspirado en las portadas, luego perdí el entusiasmo y abandoné esa ilusión, mas ahora que esa revista ha sido contagiada por el virus del Uribismo. De modo que abandono ese sueño y me conecto con una acción mas real, inspirado también en unas palabras de Luis Ernesto Gomez:

Para tener columna no se necesita revista solo lectores. 

Así que en este blog quiero desarrollar una Columna de Opinión. Creo que la acción de #LosDanieles es indicadora de una tendencia que cobrará mucha fuerza en la sociedad que quedará después del Coronarivus. Dicha tendencia es el Periodismo Ciudadano. El contrapoder, como bien lo llama Coronell. Este periodismo ciudadano abre la puerta para que Ciudadanos provenientes de los sectores de la sociedad se animen a hacer su aporte en esa contención del abuso del poder, no solo político, sino también económico, religioso y científico. Hay muchos poderes establecidos que requieren de la contención ciudadana.

Como pedagogo me interesan dos temas fundamentalmente. La educación y la politica. Por eso también celebro el paso de Julian De Zubiria de la Revista Semana al El Espectador,  para mi es un referente en la reflexión de la educación, es como una especie de periodismo ciudadano en el campo educativo. Ademas de la estrecha relación que hay entre la educación y la política. Quizá, el mayor campo de batalla política se da en el sistema educativo.

De manera que me voy a inspirar en estos tres columnistas para crear mi columna. Los leeré cada vez que publiquen y desde ahí haré mi aporte. El cual compartiré en una parcela de este cultivo de palabras.  Me gusta mucho la comunicación, de hecho si no hubiese estudiado psicología me habría inclinado por el periodismo. De modo que esta corriente emocional es la energía que requiero para dar rienda suelta a mi deseo de consolidar una Columna de Opinión. Meta que hace parte de mi desarrollo como Ciudadano Activista.

Si por algún motivo, razón, circunstancia o simple casualidad llegas a estas palabras, me alegraría mucho que me dejaras un mensaje para sentir tu compañía en este viaje que ahora emprendo. Creo que los psicólogos tenemos que escribir, mas aun en estos tiempos que se requiere de tanta creatividad para afrontar las múltiples amenazas que se ciernen sobre la humanidad.

Publicado en CUERPO DE PSICOLOGIA POSITIVA MARTIN SELIGMAN, PSICOLOGIA, PSICOLOGIA POSITIVA

AMAR LA PSICOLOGIA

 

Me puse la meta de escribir un relato para expresar mi amor por la Psicologia. Hace unos dias se me ocurrió la idea, la he venido contemplando y he tomado la decisión en este instante de hacer lo que me prometi.

Yo soy Psicólogo, esta es mi profesión. Hace 21 años decidi servir a la Humanidad a traves de la Psicologia. No ha sido un camino facil, en varios tramos del recorrido he sentido la tentación de renunciar. ¿Existen los expsicologos?

Lo cierto es que continuo en el camino porque a medida que he ido avanzando, me he dado cuenta paulatinamente del poder sanador y transformador de la Psicologia. Por eso la Amo, con todas las fuerzas de mi Ser.

Ser Psicologo es una bendición. Especialmente cuando se vive la Psicologia que se estudia, cuando se va mas allá del conocimiento y se lleva a la practica sobre Si Mismo.

Amar la Psicologia es creer en Ella. Es confiar en sus metodos, modelos, teorias y sistemas que nos pueden ayudar a transformar nuestras mentalidades, a cambiar la perspectiva, a encontrar la felicidad, a construir el bienestar, a crecer en cada una de las areas de nuestras vidas. La Psicologia es capaz de esto y de mucho mas.

Pero requiere practica, mucha practica. Por eso es que la Psicologia es una disciplina, mas que un saber es sobre todo un hacer. Es como el futbol. Se puede saber mucho del futbol, pero no jugar bien al futbol, o al menos no lo suficientemente bien como para ser profesional y vivir de él.

Para vivir de la Psicologia hay que amarla. Y como todo amor, exige entrega. Si queremos vivir dignamente de la Psicologia hay que entregarnos a Ella. A su permanente estudio, a su constante practica, a su diaria creación, a su perseverante difusión.

Yo soy un enamorado de la Psicologia en general. Sin embargo, me he comprometido con una Psicologia en particular. Es una joven Psicologia con antepasados muy antiguos y sabios. Me refiero a la bella Psicologia Positiva. Que poderoso este enfoque, que esperanzador. Una Psicologia que me invita a ver lo mejor de cada ser humano. Una Psicologia que me muestra la autentica riqueza de la Humanidad. Sus fortalezas, cualidades, dones, talentos, habilidades y capacidades, etc.

¿Cómo no amar una Psicologia asi?

Yo creo entonces que para crecer como psicologos hay que amar la Psicologia. Hay que seguir estudiandola, practicandola, y especialmente, hay que atreverse a hacer Psicologia. Plantear nuevas ideas, establecer nuevas conexiones entre las multiples miradas psicologicas que existen y entre éstas y otros campos de la acción humana.

Con estas palabras que acabo de plasmar he cosechado una buena cantidad de emociones positivas. Nutritivas dosis de serotonina y dopamina. He fluido. He fortalecido la relación conmigo mismo y mi compromiso con la Psicologia. Tiene mucho sentido este camino de la Psicologia, significa mucho para mi.

Me alegra haber logrado expresar esto que siento por la Psicologia, lo hago pensando en mis colegas. Para mi y para ellos es que escribo.

Ama la Psicologia, te aseguro que serás correspondido.

#PsicologiaPositiva
#CuerpodePsicologiaPositiva

 

Publicado en CUERPO DE PSICOLOGIA POSITIVA MARTIN SELIGMAN, LIBRO DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR EN 78 RELATOS, LIBROS DE AUTOCONOCIMIENTO

RELATO 43. CUERPO DE PSICOLOGÍA POSITIVA -MARTÍN SELIGMAN-

“Los relatos además son altamente pedagógicos, favorecen la síntesis y el recuerdo y proporcionan un contexto a sus enseñanzas. También fomentan la cohesión de un grupo, pues un país, empresa o grupo de personas con relatos compartidos tiene más posibilidades de vivir y trabajar en armonía.”

Antonio Núñez

-¡Será mejor que lo cuentes!-

“Anhelo por un mayor entendimiento de su yo interior y la necesidad de encontrar un significado más profundo a su vida. (…) Comienzo de un periodo de crecimiento personal.”

Ocho de Copas

Carta 43

 

Yo Soy Psicólogo. Esta es mi profesión. Fui llamado a este servicio a los 18 años. Ingresé a la Universidad Católica de Colombia el 25 de julio de 1999. Recuerdo ese dia como si hubiese sido ayer. Ese mismo año, Martin Seligman llegaría a la presidencia de la Asociación Americana de Psicología (APA). Y desde esa posición, emprendería una re-evolución que hoy el mundo conoce como Psicología Positiva. Todo me imaginé, menos que 21 años después haría parte de este movimiento.

Llevo varios días pensando este relato, se me han presentado muchos obstáculos para darle vida. No obstante, hoy desperté con un intenso deseo de lograrlo. Quiero plasmar las palabras que me permitan comunicar y compartirle al mundo, el aporte que estoy haciendo desde mi profesión como psicólogo al movimiento mundial de la Psicología Positiva. 

Toda idea siempre tiene una historia, una raíz. Esta idea del Cuerpo de Psicología Positiva Martin Seligman hunde sus raíces en mi época como estudiante de Psicología. Siempre me he sentido llamado al liderazgo, pero en aquellos años, carecía del temperamento y el carácter necesario para sacar adelante una iniciativa. Todos esos fracasos me dejaron profundas lecciones que con los años he venido a capitalizar en mi propio proceso de crecimiento; tanto personal como profesional. En otras palabras, había mucho ego y poca conciencia, mucho entusiasmo y poca constancia.

¿Dónde estoy ahora?

Es la primera vez en todos los emprendimientos que he llevado a cabo, que siento que estoy bien encauzado. Diría que este camino empezó en el año 2008 cuando conocí la Psicología Afectiva en un diplomado de Inteligencia Emocional, de la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. En ese entonces prácticamente había renunciado a la psicología, creía que había elegido la carrera equivocada, por eso hasta probé con un par de semestres de derecho. De no haber sido por ese correo que me llegó donde me enteraban de la apertura de ese diplomado, otra seria la  historia.

Hice el diplomado de Inteligencia Emocional, y me dediqué a estudiar Pedagogía Conceptual y Psicología Afectiva durante 11 años seguidos. Eso duró mi paso por la escuela de Miguel De Zubiria. A quien admiro, aprecio y por quien experimento una profunda gratitud porque me enseñó a pensar y me inició por los senderos de la Psicología Positiva. Con los años vine a tomar conciencia que la Teoría de la Afectividad que él formula, es en realidad una derivación de psicología positiva. Me atrevo a decir que Miguel es uno de los grandes pioneros de este enfoque en Colombia.

Un dia de abril de 2018 Miguel me dijo: “Te tengo el trabajo de tus sueños”. Luego me escribiría Edna Acosta, quien era coordinadora de la Unidad de Proyectos Especiales de la Fundación Alberto Merani,  contándome de la propuesta de ser parte del equipo de psicólogos y pedagogos que estaban llevando a cabo el Proyecto Felicidad con la Gobernación de Cundinamarca. Y si señor, era el trabajo de mis sueños en ese momento. Viajar por Cundinamarca hablando de Psicología Positiva en el Diplomado de Felicidad  que se había diseñado en el marco de la construcción de la Política Publica de Felicidad, Bienestar y Nuevo Liderazgo. Una delicia. Y más aún porque varios de los viajes los pude hacer en compañía de mi familia. Una grata e inspiradora experiencia.

Todo ese proceso me metió de lleno en el núcleo de la Psicología Positiva. En el 2019 ejecutamos la segunda parte del Proyecto Felicidad. Esta vez estuve comisionado para dar el Diplomado de Felicidad a docentes de los municipios de Medina y Paratebueno, Cundinamarca. Duré tres meses habitando en ese cálido territorio, tiempo suficiente para pensar e imaginar los siguientes pasos. De forma muy intuitiva fui recorriendo el camino para llegar a este punto en el que hoy me encuentro. Hablando de lo que hoy es una bella realidad: El Cuerpo de Psicología Positiva Martin Seligman.

Hoy creo que el hecho que marcó el inicio de este proyecto fue haber publicado un video que grabé en la vía Medina-Paratebueno, contándole a mis colegas psicólogos del Proyecto Felicidad. Un par de días antes Patricia Vega, la directora del proyecto, me había dicho que estaban requiriendo profesionales para vincularlos como formadores y asesores. De modo que eso que fue lo que le anuncié a mis colegas, les dejé mi número de WhatsApp y una vez compartido el video empezaron a llegar decenas de hojas de vida, al final conté más de 300. Semanas después se me daría por abrir un grupo de difusión y ahí nacería mi primera Red de Psicología Positiva. Durante los meses siguientes me dedicaría a nutrir esa red; compartiéndoles contenido de Psicología Positiva y familiarizándolos con este poderoso enfoque psicológico.

Iniciando el año 2020 se me ocurrió la idea de organizar un Encuentro de Integración de Psicología Positiva. Empecé a trabajarlo y logré llevarlo a cabo el 29 de febrero. Ese dia, como dije en un relato anterior de este libro, confirmé mi misión profesional:

Encauzar psicólogos por la corriente de la Psicología Positiva.

 

Y en este camino, luego de aquel encuentro, apareció un gran obstáculo: El bendito Coronavirus.  

Empezamos el mes de marzo con toda la disposición, de los 20 asistentes al Encuentro quedamos 16. Inicialmente nos estábamos proponiendo organizar el Segundo Encuentro de Integración de Psicología Positiva. Pero con el paso de los días, la realidad nos mostraba que no sería posible en el corto plazo dada le emergencia de la pandemia. Cambio de planes, como si fuéramos un barco y hubiese necesidad de virar de rumbo en el viaje. Y así fue. Maniobré y en el viaje continuamos cinco. Marha fue la primera en responder al llamado, luego se sumó Eulalia, y después llegaron Janeth y Milena. Conformamos lo que denominé como la Célula Madre del Cuerpo de Psicología Positiva Martin Seligman.

Y dimos comienzo al viaje, ya llevamos 18 horas de recorrido, dos horas diarias de lunes a viernes. Nos conectamos muy juiciosamente por Facebook a las 3pm y llevamos a cabo nuestras Sesiones Prácticas de Psicología Positiva. Vamos en nueve encuentros y estamos muy motivados e inspirados para continuar. Ya tenemos una estructura conceptual de esta Idea del Cuerpo de Psicología Positiva, igualmente, nos estamos guiando por un Modelo de Educación Positiva que estamos estudiando y aplicándonos en nuestra propia formación. Diseñamos un plan de crecimiento personal y lo estamos trabajando desde la práctica del Conócete a Ti Mismo. En los siguientes relatos compartiré dichos esquemas y seguiré dando cuenta de este proceso. Al cual se han unido recientemente otras dos colegas que también estuvieron presentes en el Encuentro de Psicología Positiva: Luz Ángela y Viviana.

Es mi deseo que más colegas se sumen a esta iniciativa, empezando por aquellos que asistieron al primer Encuentro. Tengo en mente al creativo Rafael Andrés, quien aportó el logo inaugural del Cuerpo de Psicología Positiva, diría que es como el primer vestido de este recién nacido proyecto. Desde aquí te doy las gracias tocayo y guardo la esperanza de que nos encontremos en algún lugar de este viaje. También estoy pensando en Olga, Moisés, Eliana, Diana, Mayra, Angélica y Fernando.

Estoy muy contento porque este Viaje Hacia El Bienestar que inicié en solitario en noviembre de 2017, ahora cuenta con la presencia de unas valiosas compañeras de viaje. Esto es para mí un sueño hecho realidad. Darle vida a un Cuerpo de Psicología Positiva que funcione como un Organismo (Cuerpo Social) una Escuela (Comunidad Educativa) y una Tribu (Unidad Social).

De manera pues que el bendito coronavirus no será un obstáculo para continuar avanzando. Es más bien un maestro que nos está dando la oportunidad de volver a casa, es decir, de volver a nosotros mismos. Y sobre todo, esta pandemia es la señal del nacimiento de un nuevo tiempo. Mismo que va a requerir de nuevas instituciones sociales, de nuevas formas de aprender y compartir. De nuevas formas de construir, emprender, trabajar, servir, estudiar y crear en equipo. Estoy convencido que el caos se afronta creando; nuevas personalidades y desde éstas, nuevas posibilidades que nos permiten crecer, tanto en lo personal como en lo profesional.