Publicado en Metagramas

LOS METAGRAMAS DE FELICIDAD (0)

Este es mi Metagrama de Felicidad del año 2019. Dice Miguel de Zubiria que los Metagramas son herramientas de navegación definitivas para ser más feliz. Así mismo, plantea que los Metagramas son una sencilla herramienta psicológica para diseñar tu futuro y sacarle máximo provecho a tu existencia.
Nunca en mi vida había escuchado esta palabra: “Metagrama”. Supe de su existencia por allá en marzo de 2017, me la presentó Miguel, y fue él quien me elaboró el primer Metagrama. Desde entonces me conecté con esa palabra, que es realmente una herramienta psicológica muy útil para aclarar lo que quieres en tu vida.

Yo no quiero irme de este mundo antes de tiempo, cuando soy muy optimista sueño con vivir cien años. En cambio, cuando me atrapa el pesimismo, siento que partiré muy joven, plasmo estas palabras por ejemplo para salir de un estado emocional negativo. Hace unos días recibí una noticia que me desanimó profundamente, y aquí estoy luchando por no dejarme llevar al extremo de la negatividad. Cultivar palabras es una estrategia poderosa para superar la negatividad y fluir con positividad por la vida. Escribir es sumamente terapéutico; lo practico como persona y lo recomiendo como psicólogo. Hoy justamente me encontré con unas palabras que quiero dejar plasmadas aquí:
“Practica con fervor y ese será tu regalo.”

Escribir me hace muy feliz. Yo soy muy feliz escribiendo. Tengo una poderosa intuición con respecto a los Metagramas, creo que el acto de escribir es la clave de esta herramienta, la única manera de demostrar que estos es así, es practicando. En lo que va corrido de este año 2019 voy en la versión # 11 de mi Metagrama de Felicidad, es justamente ésta la que hoy comparto. Y creo que esta es la segunda clave: compartir el Metagrama, mostrarlo a las personas que hacen parte de nuestra red vincular. Intuyo que es como una herramienta de conexión. Nos podemos conectar con nosotros mismos y también con los otros. Al fin de cuentas todos estamos construyendo nuestras vidas, aunque ayer pensaba que podemos ir por la vida en tres estados: deteriorándonos, estancados o creciendo.

Cada día que tengamos de vida, nuestros actos nos deterioran, nos mantienen estancados o nos ayudan a crecer.

Yo quiero creer en las bondades de los metagramas porque creo que nos ayudan a crecer. Esto quiero yo, crecer. Crecer en todos los ámbitos de la vida: a nivel amoroso, a nivel laboral, a nivel intelectual, a nivel personal, a nivel grupal, crecer. ¿Será mucho pedir?

Hace varias semanas que no escribía un relato largo para compartir, estaba concentrado en el diseño de mi Metagrama. Hoy siento que ya estoy listo para pasar a la siguiente fase. Solo espero que no sean estas palabras el fruto de un arrebato maniaco, sino, el inicio de un camino que vengo buscando hace rato: FELICIDAD. Así se llama este camino que quiero recorrer con el uso consciente, constante y sistemático de esa herramienta que propone la Psicología Afectiva formulada por Miguel de Zubiria. Y como el mismo Miguel dice, mi gran ilusión es que diseñes también tu propio Metagrama, que uses esta herramienta psicológica para que diseñes tu futuro y le saques el máximo provecho a tu existencia.

Es lo que anhelo para mí, y de todo corazón te lo deseo a ti. Sueño con que algún día no muy lejano podamos hacer un Torneo de Metagramas, algo como un encuentro de “metagrameros”. Las metas son la primera fuente de felicidad. Quiero creer que es así para vivir plenamente lo que en este Metagrama he plasmado. De modo que no quiero ser solo un divulgador de esta idea, quiero vivirla para dar testimonio de ella.

Los Metagramas son una herramienta psicológica poderosa para construir felicidad.