Publicado en ANDRES PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA

LO QUE PIENSO SOBRE GUSTAVO PETRO

Esta semana he reflexionado mucho para poder escribir esta columna, he leído y escuchado opiniones de simpatizantes y detractores del protagonista de esta portada; creo que nuestras posturas políticas dicen mucho de lo que somos.

Debo confesar que me parece completamente estúpida e idiota, esa división entre izquierda y derecha que se suele hacer en el mundo de la politica. Me parece que es una trampa para crear división entre los colombianos. ¿A quien le conviene una sociedad dividida?

Me siento más inclinado a pensar que la disputa no es entre “izquierda y derecha” , sino, entre Estado y Sociedad Civil.

Creo que el Estado es el negocio de los políticos, por lo tanto, las contiendas electorales son simplemente las batallas para acceder al botin.

Yo desconfío de los políticos en general, pero también es cierto que no se puede generalizar. Como en todo, hay excepciones.

Aunque para muchos mi postura puede estar equivocada, yo creo que Gustavo Francisco Petro Urrego es una de esas excepciones. Petro es un político excepcional. Un valiente, un luchador, un hombre que la tiene clara frente al hecho de que hay que facilitar el acceso a la educación de la juventud colombiana. En esto estoy completamente de acuerdo con él. Y me pregunto si Petro sería capaz de cambiar el Sistema Educativo, liberar la Educación y entregarle esta función a la Sociedad Civil. Esa sí que sería una auténtica re-evolución.

Gustavo Petro es un tipo incómodo para el establecimiento, una piedra en el zapato para las mafias políticas, aunque para muchos es motivo de odios viscerales, para muchos otros es un líder con visión qué comprende las necesidades de esta generación.

Tengo claro que es un ser humano, por lo tanto no está exento de equivocación: ¿quien está libre de pecado en el mundo de la politica? Ni Antanas Mockus, a quien también lo ha tentado la vanidad.

En sus 200 años de historia, este país ha sido gobernado por los mismos de siempre. Ocho generaciones de gobernantes han configurado un Estado incapaz de superar la Inequidad; por eso la violencia, por eso el subdesarrollo, por eso la polarización social.

Como es apenas lógico, a esa élite gobernante no le interesa soltar el poder político, ni mucho menos perder el control del aparato estatal, éste es su modus vivendi, de esto depende el mantenimiento de sus privilegios.

El Estado es nuestro, no de unos pocos, aunque esto en la práctica dista mucho de la realidad, me parece importante apoyar una propuesta que desafíe el Statu Quo. Creo que Petro es parte de esa propuesta, aunque no el único.

El liderazgo de Gustavo Petro es muy importante para el país, hay que valorarlo. Y también es importante reconocer que no se puede caer en idolatrías ni caudillismos que nos lleven al abismo.

A pesar de mi escepticismo frente a los políticos, sigo creyendo en Petro, en su lado amable, en su constante lucha contra la inequidad y la injusticia social en este país.

Gracias a Dagoberto Quiroga, alguna vez tuve la oportunidad de saludar a Petro en persona, me gustaría mucho volver a saludarlo y conversar con él.

Aprovecharía para preguntarle:

¿Usted apoyaría el Cambio del Sistema Educativo?

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#RevistaSemana
#FelicidadIntelectual

Publicado en ANDRES PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO

RELATO 31. HAY QUE CAMBIAR EL SISTEMA EDUCATIVO

El remedio más eficaz para combatir el cáncer de la corrupción es CAMBIAR el Sistema Educativo. Sueño con un Sistema Educativo en el que ganemos TODOS. Es un sueño que comparto con muchos otros soñadores que estamos convencidos de la urgente necesidad de Cambiar el Sistema Educativo. Es urgente diseñar un Sistema que nos permita tomar conciencia que lo más valioso de un país, en todo el sentido de la palabra, son sus habitantes, en sus talentos y dones está la mayor riqueza.

Para nadie es un secreto que la inequidad es un doloroso malestar de nuestra sociedad. La profunda inequidad es un factor de violencia.  De acuerdo con el Banco Mundial, Colombia es el segundo país más desigual de América Latina y el séptimo en todo el mundo. Una realidad como esta me hace sentir la imperiosa necesidad de unirme a esta tarea de Cambiar el Sistema Educativo.

Plasmo estas palabras el 11 de diciembre de 2018, en las últimas semanas vengo prestándole atención a un sueño “imposible”: Cambiar el Sistema Educativo. ¿Podré ser testigo de esta transformación social? Espero y aspiro a estar presente para entonces. Calculo este proyecto para una generación, es decir, creo que tardarán 25 años de arduo trabajo. Empezando desde ya. Hoy tengo 38 años, este sueño está proyectado para cuando llegue a los 63.

Lo que más alegría me produce de aceptar el llamado a Cambiar el Sistema Educativo, es que no estoy solo en la tarea, ya somos muchos, y también somos conscientes que necesitamos conectarnos, unirnos, crecer y movernos en la misma dirección. Esto no es tarea de un solo individuo, esta es una apuesta colectiva, es un reto generacional.

El Viaje hacia el Bienestar requiere utopías, horizontes hacia dónde dirigirnos, pues bien, descubrí que este es mi horizonte como Pedagogo, me ilusiona mucho este sueño de Cambiar el Sistema Educativo, creo que vale la pena sumarse a esta tarea que pone a prueba la inteligencia colectiva y nuestra capacidad para cooperar como miembros de la especie humana.

Cristian me pregunta, ¿cuál sería tu propuesta?

He estado pensando esta pregunta y llegaba a mi mente Rodolfo Llinas. Según este neurocientifico, el cerebro tiene básicamente tres funciones: Movimiento, Intencionalidad y Predicción.

Cristian, necesitamos crear un cerebro colectivo que se mueva con la intención de hacer realidad lo que hoy es un bello sueño: Cambiar el Sistema Educativo.

Hay que crear un Movimiento Sociopolítico y creo que la primera tarea es crear células sociales. Así es como hoy lo veo y lo manifiesto en estas palabras. Cada uno de nosotros es una neurona de ese cerebro colectivo. La meta es conectarse con otras neuronas y darle vida a células eucariotas, grupos de activistas movidos por un mismo fin: Cambiar el Sistema Educativo.  

Por lo pronto, hay que seguir produciendo reflexiones que nos permitan hacernos conscientes de la urgencia de esta tarea para nuestra generación. Y además de las reflexiones, es fundamental hacer conexiones, intercambiar información y conversar al respecto.

Siento en mi interior la voz de Rodolfo Llinas diciéndonos:

“Hay que cambiar el sistema educativo, ya!!!”

Publicado en COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA

MIERDERO

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Algo huele muy mal en la politica colombiana. Esta saliendo a flote todo ese mierdero de la corrupción. Que pena usar esta palabra tan fea, pero no encuentro otra mejor para describir la grave crisis de las instituciones estatales.

El sentido común japonés nos enseñó que toda crisis trae cambios, ¿cuáles serán los cambios que traerá esta crisis del Estado?

Yo estoy convencido que en Colombia no disfrutamos de una auténtica democracia, sino que padecemos una salvaje “cleptocracia” es decir, un gobierno de delincuentes; los hay en el ejecutivo, abundan en el legislativo y esto que está ocurriendo con el fiscal, es una muestra de que los corruptos se están apoderando del poder judicial.

¿Ya habremos tocado fondo?

¿Qué hacer?

A todo este mierdero de la corrupción y al crecimiento de la cleptocracia, se le suma otra desviación de la democracia, una de sus peores enfermedades: la “plutocracia” es decir, el gobierno de los más poderosos económicamente.

¿Es Nestor Humberto Martínez el fiscal de bolsillo de Luís Carlos Sarmiento Angulo?

¿Fue puesto el fiscal allí para desviar las investigaciones de Odebrecht?

Lo que está ocurriendo con el fiscal Martínez, trae a mi conciencia lo ocurrido con otro fiscal que fue muy celebre por sus vínculos con el paramillitarismo: Luís Camilo Osorio.

¿Quiere esto decir que la fiscalia es un ente que puede ser capturado por las fuerzas económicas y criminales del país?

El diseño actual del Estado lo hace propenso a la corrupción. El Fiscal es elegido por políticos, ¿por qué no podría ser elegido en una votación popular?

¿Podría un fiscal elegido por políticos ser independiente?

Está nauseabunda cañería seguirá destapandose y sigo pensando que el remedio más eficaz para combatir la corrupción es cambiar el Sistema Educativo. Esto no es un asunto de leyes anticorrupcion, es una cuestión de cambio de mentalidad y eso solo se logra por medio de un sistema educativo que realmente enseñe a pensar.

¿Qué piensas tú?

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#RevistaSemana
#FelicidadIntelectual

Publicado en ANDRES PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO

RELATO 30. FELIZ, YO TE QUIERO VER FELIZ

La imagen puede contener: 2 personas, incluido Andrés Paz Psicologo Pedagogo, personas sentadas

Una de las actividades que más nos gusta llevar a cabo en familia es ir a cine. Es una pasion familiar. Justamente ayer para cerrar el mes y darle la bienvenida a este nuevo diciembre, nos vimos “El Grinch”.

Me gustó la película porque muestra que el verdadero espíritu de la navidad no es ese afán consumista de comprar regalos, sino, compartir en familia y disfrutar del encuentro.

Hemos llegado al 1 de diciembre y este barco familiar sigue navegando con rumbo hacia el Bienestar. Estamos unidos y con la esperanza de poder cumplir con nuestro destino.

Estoy muy contento porque el mes pasado logré la meta de escribir los relatos que me propuse para alimentar este libro. Siento que el cultivo de las palabras me da la energía para continuar con este viaje y sobre todo, me va mostrando el rumbo a seguir.

¿Cuál es el fruto de cultivar palabras?

¿Qué utilidad práctica tiene hacer el ejercicio de escribir?

En mi experiencia propia he podido comprobar que la palabra sana. Hablar y escribir, sana. ¿Qué sana? Las heridas del corazón, los dolores del alma. Por eso siempre le recomiendo a mis consultantes que escriban, que se expresen, que se liberen de esas ideas que merodean por sus cabezas y que en no pocas ocasiones producen verdaderos dolores de cabeza.

Como leí hace poco por ahí, “la palabra es la herramienta creativa por excelencia.” Para eso sirven las palabras, para crear. ¿Para crear qué? Nada más y nada menos que para crear la propia vida.

Yo creo que los seres humanos en general, no somos todavía muy conscientes del poder sanador y creador de las palabras. Si así fuera, no habría tanta resistencia a desarrollar el hábito de leer y escribir, y si así fuera, pronunciaríamos más bendiciones y menos maldiciones.

Ya está llegando a su fin este primer día de diciembre, en este día siempre me acuerdo del año 1995, en aquel diciembre tenía 15 años y estaba sobreviviendo en un internado de Manizales. 23 años después, plasmo estas palabras en el tercer piso de la mansión que hábito con mi mayor tesoro.

En el cine nos comimos un paquete GIGANTE de snacks, no de los clásicos “De Todito”sino de una marca bumanguesa llamada casualmente: “LA VICTORIA” ¿Verdad que recuperar tu familia y navegar por la Vida junto a ella es una gran victoria?

Nos gusta quedarnos hasta el final, disfrutar hasta de los créditos de la película, a veces llegan mensajes por ese medio, el de anoche llegó en la voz de Fany Lu:

Feliz, yo te quiero ver feliz.

Eso quiere la Vida con cada uno de nosotros, vernos felices.

#DeviajeHaciaelBienestar
#FelicidadIntelectual