Publicado en ANDRES PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA, FELICIDAD INTELECTUAL

EL CÁNCER DE LA CORRUPCIÓN

Una sociedad pobremente educada es una sociedad propensa a la corrupción. En el pasado, la agenda politica era la guerra con las extintas Farc, en el presente, el principal flagelo que padecemos los colombianos es la corrupción estatal.

Asumo mi rol de pedagogo y me esfuerzo en producir estos pensamientos para que me ayuden a comprender esta enfermedad social llamada corrupción.

Estoy pensando en Albert Einstein y recuerdo una de sus frases más sabias: “No es posible resolver un problema con la misma mente que lo creó”

Consciente o inconscientemente, por acción u omisión, nosotros los colombianos hemos creado el Estado que tenemos. Esa maquinaria intelectual la creamos todos, y como toda creación humana, individual o colectiva, tiene sus imperfecciones y disfunciones.

Dicen que el arte es un camino poderoso para intentar comprender la realidad que vivimos. Hace unos días nos vimos con Luz Adriana una serie de Netflix que refleja muy bien este tema de la corrupción, aunque a decir verdad, el caso colombiano supera la ficción. Distrito Salvaje muestra muy por encima como se mueven los hilos del poder corrupto, ese que se moviliza para robarse 50 billones anuales.

Con todo ese dinero, más el que se despilfarra en burocracia, alcanzaria para financiar el proyecto más importante de una sociedad consciente: la educación de sus ciudadanos.

Ahora bien, ¿cómo puede un Estado con mentalidad corrupta educar a los ciudadanos? ¿Ha llegado la hora de la sociedad educadora?

Todo este escándalo de corrupción me hace pensar en algo que se me está convirtiendo en una certeza: Somos víctimas de una cleptocracia, los Colombianos estamos siendo gobernados por mafias políticas que se dicen defensores de las Instituciones y la democracia.

Esta rampante corrupcion es una prueba fehaciente del fracaso de nuestra educación.

Escucho a Rodolfo Llinas diciendo:

“Esta educación es malisima, es urgente cambiarla ya!!!”

Ojalá los colombianos algún día escuchemos más a los científicos y menos a los políticos.

¿Qué opinas tú?

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#RevistaSemana
#FelicidadIntelectual

Anuncios
Publicado en ANDRES PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR

RELATO 29. LA UNION

Esta foto nos la tomamos en un lugar llamado La Unión. Estuvimos allí el pasado 18 de noviembre. Fuimos a cumplir una misión con nuestra Fundación. Gracias a la profesora María de Jesús, hicimos un taller de familia con sus estudiantes y sus familias.

Hoy es 22 de noviembre y plasmo estás palabras para cumplirme un compromiso que me hice. Sumo este relato al que escribí el 11 de noviembre hablando del Posconflicto y al que escribí el 1 de noviembre hablando de la Célula Familiar.

Tres palabras me aparecieron en este Viaje Hacía el Bienestar durante este mes:

Celula Familiar.
Posconflicto.
Unión.

Observando la foto me doy cuenta que representa justamente esas tres palabras.

Esta célula familiar es el mayor proyecto de mi vida. Quienes me conocen, saben lo mucho que he luchado por mantenerme conectado a estos hermosos seres que la vida me ha dado como compañeros de viaje.

Nosotros estamos en una etapa de construcción del Posconflicto familiar que vivimos. Este año ha sido mágico, de reconexiones y viajes.

A la profesora María de Jesús la conocí en el Diplomado de Felicidad en Fomeque, desde ahí quedamos conectados y el domingo pasado logramos llevar a cabo una actividad que ella muy de cuenta suya le obsequió a sus estudiantes y sus familias. El encuentro fue en un balneario llamado El Kiosko, casualmente en un sector conocido como La Unión, un hermoso lugar detrás de los cerros orientales de Bogotá.

La aventura empezó el domingo a las tres de mañana, nos levantamos muy entusiasmados por el viaje, Dante con iniciativa, fue el primero en alistarse. Llegamos a Transmilenio a las 5am, lleno total. Logramos abordar un colectivo de Cootransfomeque a las 6:30am, partimos desde la sexta con Caracas. El paisaje es espectacular. Unos verdes que alegran la vida. Vimos la “danza de los pinos” contemplamos una belleza de tierra.

Llegamos a las 8:05am, la profesora María de Jesús aún no había llegado. Nosotros estábamos muy felices de haber logrado llegar a tiempo.

Vivimos una experiencia fascinante con un grupo de familias muy bonitas, compartimos con ellos experiencias y prácticas que nos ayudan a mantenernos en paz con nosotros mismos y con nuestra família más cercana. Cuatro horas de intensa interacción Intrapersonal, interpersonal y sociogrupal.

Entramos en escena los cuatro, Dante y Orianna hicieron sus aportes, estuvimos muy sincronizados. Luego compartimos un delicioso arroz con pollo, dos platos me comi. Completamos la jornada con piscina para los niños y nosotros observando la majestuosidad del entorno. Árboles exóticos, tres picos de altas montañas, un cálido clima, un lugar especial, muy especial.

La Unión, mágico lugar para hacer encuentros familiares.

Terminada la actividad nos fuimos para el centro de Fomeque. Caminamos un rato, sentimos las energías del pueblo, bonito, muy activo. Un pueblo avícola, el segundo con mayor número de galpones en el país.

De regreso, una emisora de Choachi que se escuchaba en el colectivo, fue el canal para que nos llegara este mensaje:

“Unidos progresamos más”

#DeViajeHaciaelBienestar
#FelicidadIntelectual

Publicado en ANDRES PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA, FELICIDAD INTELECTUAL

CARTA A IVÁN DUQUE

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Estimado presidente Iván:

Hace unos días leí una carta que un pedagogo llamado Julián De Zubiria le escribió. Justamente lo hizo por intermedio de la Revista Semana, una publicación de la que sueño ser parte algún día.

¿Qué tal esa carta presidente, ya la leyó? ¿Qué opina de la postura de Julián? A mi se me hace que es muy estatista, creo que no obstante su vasta experiencia, es un pedagogo atrapado en esa dicotomía entre la educación pública y la educación privada. No creo que la esencia del debate actual sea cual de los dos sistemas privilegiar. Creo que es necesario ir más allá y atrevernos a migrar de un Estado docente a una sociedad educadora.

Yo estoy convencido presidente Duque, que lo mejor que puede hacer el Estado es entregarle el control y administración de la Educación a la Sociedad Civil. En otras palabras, de cara al siglo XXI, la educación es un asunto de la Sociedad no del Estado.

Presidente, ya hay muchos argumentos que sustentan esta propuesta. Un pedagogo llamado Alejandro Álvarez Gallego escribió un artículo académico muy profundo que le recomiendo. Se llama ese artículo precisamente asi: “Del Estado Docente a la Sociedad Educadora ¿Un cambio de época?”

Sin duda alguna estamos viviendo un cambio de época, yo se que usted es consciente de esta innegable realidad. Estamos en una nueva época en la que se hace urgente actualizar el obsoleto sistema educativo. Y esa tarea le corresponde es a la Sociedad no al Estado. Parece increíble, pero hoy por hoy el Estado es el principal obstáculo para nuestro desarrollo como sociedad.

Presidente, conozco un pedagogo que tiene muy claro el camino casualmente es el hermano mayor de Julian. Él está convencido que la solución estructural a este problema estructural; (en el que el tema presupuestal es apenas una de las aristas) pasa por una audaz decisión política y social: LA LIBERTAD EDUCATIVA.

Hace 200 años, hombres y mujeres valientes lucharon por nuestra libertad. Nosotros somos la generación de LA LIBERTAD EDUCATIVA.

Miguel De Zubiria es un pedagogo visionario, en un potente libro suyo llamado “El genial capitalismo”, muestra con lucidez está idea de la Libertad Educativa. Se lo recomiendo Presidente.
¿Es posible que los profesores estatales dejen de ser empleados del Estado y se conviertan en dueños de los colegios?

¿Es posible que el Estado le entregue directamente los recursos a las familias para que ellos elijan donde ingresar a sus hijos?

¿Es posible convertir la educación superior en una política pública y gestionar los recursos para apoyar a todo aquel que quiera estudiar?

Estimado presidente, usted puede pesar a la historia como el artífice de la mayor transformación política y social del país. Lidere la Libertad Educativa y lleve este país al futuro.

Si es es cierto eso de que “el futuro es de todos” y que la equidad es el principio que guía su gobierno, prestele atención a la educación, este esta es la mejor herramienta para construir una sociedad equitativa.

Sus hijos ya tienen asegurada una educación de élite, ¿por qué no darle una educación de élite a todos los hijos e hijas de los colombianos?

Sólo con una educación de élite puede hacerse realidad eso de lo que usted tanto habla en la “Economía Naranja” y convertir a Colombia en una sociedad altamente educada.

Cordial saludo presidente, ojalá lea esta carta y que la vida me de la oportunidad de conversar personalmente con usted.

Tengalo presente:

LIBERTAD EDUCATIVA.

Escuche también al gran Rodolfo Llinas:

“Hay que cambiar el sistema educativo, ya!!!”

Atentamente,

Ândrez Paz

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#FelicidadIntelectual
#RevistaSemana

Publicado en DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO, TRIBU FAMILIAR

RELATO 28. RAICES

 

Me gusta mucho escribir, de hecho, mi pasión # 1 es hacer libros. Hace ya casi tres años estoy escribiendo de forma intensa y sistemática. Ya tengo siete manuscritos, de los cuales he publicado tres. No obstante esta entrega, aún sigo dudando de este oficio. Por eso quiero aprovechar esta oleada de creatividad que me ha llegado después del viaje a Ecuador, para plasmar las palabras que quiero plasmar en los libros que estoy haciendo.

Este es uno de ellos: El Viaje Hacía el Bienestar. Cada relato es como una bitácora de este viaje que formalmente inició hace ya un año.

Ahora quiero tejer este relato conectandolo con lo que escribí en aquel entonces. En ese relato 1 expresaba que me había dado cuenta que era intelectualmente adulto y emocionalmente continuaba siendo un niño. Fue difícil para mi reconocer esa realidad.

Con el tiempo, vine a encontrar una convincente explicación a esa realidad en la famosa teoría del apego de John Bowlby. Según ésta, la calidad de nuestros apegos tempranos influye profundamente en nuestro comportamiento adulto.

Básicamente, existen dos tipos de apego: inseguro y seguro.

Se le llama apego inseguro porque las experiencias tempranas fueron por debajo de lo óptimo (sus cuidadores estaban distraídos, eran extremadamente autoritarios, eran despectivos, no eran confiables, estaban ausentes o tal vez eran amenazantes).”

No es éste el espacio para entrar en detalles, pero así es como yo recuerdo mi infancia, muy amenazante, con la violencia intrafamiliar como pan de cada día.

Con una realidad como esta, al individuo le toca construir su propia zona de seguridad. Esto es lo que he procurado hacer en mi adultez con mi celula familiar, la cuál ha sido para mi la oportunidad de romper con esa herencia de violencia. Tampoco ha sido fácil este empeño.

Estoy reflexionando sobre esto porque llevo un año sin ver a mis padres, especialmente a mi madre, Inesita, quien está de primera -de izquierda a derecha- en la foto que acompaña este relato.

Confieso que me ha emocionado mucho ver a mi madre en compañía de sus hermanos: Javier, Cecilia, Ofelia, Oscar, Gonzalo y Jorge. Todos ellos son mis raíces. Los aprecio por eso, aunque la relación hoy en día es más bien distante. Sin embargo, me alegra mucho ese encuentro, que bueno que mi madre se haya podido compartir con sus hermanos. Me imagino su felicidad.

En el Viaje Hacía el Bienestar es clave sanar las raíces, arduo trabajo porque cometemos el error de juzgar. Mi sueño es poder estar conectado con todos los miembros de mi tribu, poco a poco, sin presiones ni culpas, pero tampoco con indiferencia.

#DeViajeHaciaelBienestar
#FelicidadIntelectual
#TribuBecerra

Publicado en ANDREZ PAZ

RELATO 27 POSCONFLICTO

Plasmo estas palabras en una fecha mágica: mes 11 día 11. Los números tienen su magia, Pitágoras captó muchas claves al respecto. Hay quienes dicen que el 1111 es un portal de ingreso a otra realidad. La verdad no se mucho al respecto, pero si me gusta poder plasmar estas palabras en este día.

Hace un año exactamente pasé por este portal. La noche del 10 de noviembre de 2017 me acosté con la sensación de que tenía que empezar un libro para emprender un viaje, no tenía muy claro cual seria el destino pero igual quería arrancar.

En la madrugada del 11 de noviembre unas palabras rondaban insistentemente por mi cabeza: “Será mejor que lo cuentes” “Será mejor que lo cuentes”. Escuché esa voz en mi interior y me puse manos a la obra; así nació el primer relato de este serie que hoy completa un año y llega al número 27. La meta es llegar al 77 y materializar un libro que de cuenta de este viaje hacia al Bienestar en el que estoy embarcado.

Con el tiempo, me vine a dar cuenta que ese relato cero, era el punto de partida de una nueva era que empezaba en mi vida. Días antes había logrado retomar la vida en familia, luego de cuatro años de naufragio y de cargar con el peso del exilio afectivo. Ahora se que en ese momento lo que empezó fue lo que comúnmente se conoce como el Posconflicto.

Ese proceso de reconexion familiar y de construcción luego de esos cuatro años de doloroso conflicto, tuvo un momento hermoso con un magico y fascinante viaje que nos regaló la vida.

Entre el 30 de septiembre y el 6 de octubre de este año 2018, vivimos una experiencia maravillosa que nos cohesionó más como celula familiar y nos confirmó en nuestra misión como fundación. Gracias a una generosa invitación que nos hiciera Teresa Vinueza, la directora de la Unidad Educativa Lev Vigotsky, viajamos a Ecuador.

Durante esa semana hicimos seis presentaciones, le llegamos a mas de mil persones entre madres, padres de familia y docentes, hicimos formación afectiva, hablamos de felicidad; los cuatro, en família, en paz y muy felices por estar viviendo esa experiencia iniciatica.

Para mi fue un sueño hecho realidad, fue la constatación del poder de las palabras, durante mucho tiempo anhelé la unidad familiar. Yo, que vengo de una célula familiar desunida y disfuncional, lo que más he deseado en mi adultez es vivir esta experiencia de la unidad. Estoy muy agradecido con la vida por está bendición.

Un año llevamos construyendo este Posconflicto, sabemos que esta es una manera de aportarle a la construcción de una sociedad en paz, desde la célula familiar. No te imaginas cuanto me alegra poder plasmar estas palabras y compartirlas contigo en este día.

Esa semana de acción en Ecuador nos dejó la inspiración para diseñar un Seminario que queremos hacer en colegios. Lo hemos llamado justamente asi:

FAMÍLIA, VIOLENCIA Y PAZ.

Deseo que para dentro de un año pueda estar dando cuenta de los avances en el cumplimiento de esta misión.

El Posconficto se construye día a día, palabra a palabra, acción tras acción.

Nos vemos en la próxima bitácora de este viaje, algo me dice que estaré muy activo en esta narración. Me siento muy motivado y lleno de energía creativa.

#DeViajehaciaelBienestar
#FelicidadIntelectual

Publicado en ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA, FELICIDAD INTELECTUAL, LIBRO

HAY QUE APRETARLE EL CINTURÓN AL ESTADO NO A LOS CIUDADANOS

Los colombianos tenemos un Estado que padece dos costosas enfermedades terminales: corrupción y burocracia.

La corrupción es un cáncer que nos roba 50 billones de pesos al año. ¿Cuánto nos cuesta el cáncer de la burocracia?

Ahora nos hablan de una “Ley de Financiamiento” y nos pretenden vender el cuento de que la estabilidad económica del país depende de dicha ley. ¿Será?

Digamos la verdad: los impuestos en este país son utilizados para mantener el cáncer, es decir, la corrupción y la burocracia.

El miedo que nos meten es que si no pagamos mas impuestos no es posible financiar los programas sociales. ¿Cuanta corrupción y burocracia hay en estos programas?

Se supone que el Estado es un ente que está al servicio de la Sociedad, pero en Colombia ocurre al contrario: los colombianos trabajamos para mantener al Estado, un Estado corrupto y burocrático dirigido por una clase política perversa, delincuente y criminal.

¿O acaso no es un crimen ponerle más impuestos a la canasta familiar?

¿Debería la comida tener impuestos?

En un país en el que los pobres reciben educación de pobres, resulta absolutamente indignante que se le pida a los ciudadanos del común apretarse el cinturón.

En un país donde la educación de calidad no es un derecho sino un privilegio, resulta aberrante que se impongan más impuestos para financiar un Estado corrupto y burocrático.

Y con el cinismo propio de la mayoría de los políticos, dice Iván Duque que “Si todos ponemos, Colombia gana”

¿Qué pone la clase política?

¿Estarán dispuestos a renunciar a sus descarados privilegios?

¿Cuánto nos cuesta a los colombianos mantener a los políticos y su clientela?

Más que impuestos, lo que necesitamos es más conciencia de la ineficacia del Estado para resolver los problemas sociales, de hecho, el principal problema que tenemos los colombianos es éste Estado corrupto y burocrático.

¿Qué opinas tú?

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#FelicidadIntelectual
#RevistaSemana

Publicado en ANDREZ PAZ, COLUMNAS SEMANA, FELICIDAD INTELECTUAL

CONOCE EL MUNDO Y TE CONOCERÁS A TI MISMO


Esta portada de Semana me hizo recordar unas palabras de José Antonio Marina. Las encontré en uno de sus mejores libros: EL APRENDIZAJE DE LA SABIDURÍA. Dice este encantador filósofo que “en un mundo amenazador, mísero, humillante, sometido a la ley de la selva, no se puede ser feliz.”

Hace unos días me encontré en el Camino con un colega de la Universidad. Recién había terminado una sesión de trabajo psicológico y tuve la dicha de cruzarme con Wilson Pasachoa. Un ser brillante, “con gracia” como diría él.

Dicen por ahí que la admiración es el camino del aprendizaje, pues bien, admiro mucho a las personas como Wilson. Tengo noticia de su existencia desde hace más de 10 años. Desde nuestros tiempos como estudiantes de la Católica.

Esta portada de Semana me hizo recordar una idea que aquel día me compartió Wilson: LA MICROPOLITICA.

Es un placer escuchar a Wilson, habla con claridad, fluidez, pasión y convicción. Ese día me ayudó a comprender que hay una Macropolitica, reflejada por ejemplo en esta portada de Semana, e igualmente, hay una Micropolitica, esa lucha por el poder que se da al interior de cada uno de nosotros.

Observar esta portada de Semana me lleva a preguntarme: ¿Puede la Macropolitica darnos información acerca de la Micropolitica? ¿Pueden estos hechos mundiales darnos información sobre nosotros?

La Revista Semana plantea que el mundo esta medio loco porque un fascista llegó al poder en Brasil, Obama y Clinton fueron atacados, un gobierno descuartizó a un periodista y los migrantes viajan en masa por el mundo.

Si uno observa estos hechos y los vuelca sobre si mismo, ¿qué encontrará? ¿Qué pasa cuando un individuo esta medio loco?

Creo que lo que pasa a nivel mundial, puede ser de utilidad para observar lo que pasa a nivel personal, familiar y comunitario.

La locura de un líder político puede llevar al derrumbamiento de una sociedad.

Un líder político loco puede crear con la ayuda de sus aulicos, ese mundo amenazador, mísero, humillante, sometido a la ley de la selva, en el que no se pueda ser feliz como dice José Antonio Marina.

Celebro haber plasmado estas palabras, con ellas retomo una meta que tenía en el tintero. Hacer columnas de opinión inspiradas en la portada de la Revista Semana. La meta es completar 52 y convertirlas en un libro.

Cada uno de nosotros crea su propio mundo. Yo plasmo estas palabras porque creo que con ellas estoy creando el mío.

Esto me hace muy feliz, experimento lo que la psicología afectiva llama Felicidad Intelectual y de paso me ayuda a hacerme más consciente de una parte de lo que elegí ser: un Storyteller; un escritor a partir de sus propias vivencias y un divulgador de lo que enseñan las ciencias…

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#FelicidadIntelectual

Publicado en ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO

RELATO 26 CÉLULA FAMILIAR

Plasmo estas palabras el 1 de noviembre de 2018. Emprendo esta acción creativa observando una imagen que me emociona. Las emociones producen pensamientos y los pensamientos producen emociones. Esta fotografía familiar a mí me produce un torrente de emociones positivas. ¿Cómo se le llama a eso? Movido por este “Qui de Felicidad”, me dispongo a darle vida a estos pensamientos.

Adquirí un compromiso conmigo mismo, me propuse crear un relato en tres días específicos de cada mes: 1, 11 y 22. La meta es completar 78 relatos y con ello darle forma a un libro que he llamado: De Viaje Hacia el Bienestar. Esta es una meta intelectual, me siento muy motivado para llevarla a cabo, ya llevo un año trabajando en este proyecto, vamos por el 33% de la meta. Ejercitar el intelecto contribuye con el bienestar, por eso leo y escribo habitualmente.

La unidad familiar es vital para el bienestar. En los últimos tres relatos de esta serie he podido dar cuenta de esta unidad. Este proyecto familiar es esencial para mí, es el proyecto que me hace experimentar el sentido de comunidad, el que me permite vivir la experiencia del compromiso, el que me hace sentir como parte de un Nosotros, el que le aporta un profundo significado a mi existencia. Navegar en familia por la vida es un inmenso logro y una gran responsabilidad.

Hace exactamente un mes estábamos en tierras ecuatorianas, esta foto nos la tomó Emilia Vinueza, una creativa y talentosa mujer que con su lente retrató momentos y expresiones que ahora hacen parte de nuestro banco de recuerdos emocionales. Esta foto es como la portada de ese viaje a Ecuador que nos dejó tantas vivencias llenas de sentido.

Somos una célula familiar, hemos sobrevivido al naufragio, seguimos navegando juntos, tenemos un proyecto de vida compartido. Viajar es una parte fundamental de este proyecto, queremos que nuestros hijos conozcan la vida explorando el mundo, que conozcan muchos lugares, que interactúen con muchas personas, de diferentes culturas, de diversas formas de ser y estar en la vida.

El viaje a Ecuador nos dejó esta mágica foto, y ahí vamos, haciéndonos conscientes de nuestra misión como familia y como fundación. Viendo el horizonte despejado y claro.

El Viaje hacia el Bienestar es un viaje que se hace en familia, cualquiera sea el tipo de familia, pero en familia.

La familia es clave para  la supervivencia, el crecimiento y la trascendencia.