andres granada, REVISTA SEMANA

DE ANDREZ PAZ PARA REVISTA SEMANA

CARTAS A SEMANA DE ANDREZ

Mi muy apreciada SEMANA:

Me gusta mucho tu nombre.

Tienes nombre de mujer.

De mi maestro aprendí que la mujer es un ser muy especial, tiene vocación de maestra.

La mujer es una maestra de la vida.

¿Acaso no son ustedes las primeras responsables de nuestra educación?

¿Acaso no son ustedes nuestra primera fuente de amor?

Ahora comprendo, a mis 35 años, que ustedes nos alimentan el cuerpo con su leche, desde el primer día de nuestros días y hasta el último día de nuestra vida. Su leche es el amor.

Pero también comprendo, que son ustedes las primeras en alimentar nuestra mente.

Sus pensamientos y palabras van dando forma a nuestra mente.

Pero también tus emociones y sentimientos y sobre todo tus comportamientos, le van dando forma a nuestro corazón.

Y más me alegra comprender, por fin, que son ustedes las primeras en alimentar nuestro corazón, nuestro espíritu se nutre de tu amor; de madre, cuando somos hijos, y de mujer, cuando somos hombres dispuestos a dejarnos amar.

Son ustedes vitales para nosotros.

Por eso me gusta tu nombre, SEMANA, tienes espíritu de mujer.

Yo te veo a ti, mi querida SEMANA como una maestra.

Contigo, puedo aprender de la historia de una de mis madres, la conocemos como Colombia.

Todas tus ediciones son como retratos hablados de una época.

En todas tus ediciones se ve el sistema nervioso de esta sociedad colombiana. Lo que somos; lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos como parte de este pedazo de tierra que lleva un poco más de 200 años llamándose Colombia.

Yo soy hijo de Colombia, nací en esta bella tierra, una tierra cafetera, allá, en el eje, germine yo.

Pereirano soy, en mis viajes he pasado por Cali, Manizales, y ahora, desde hace 20 años, Bogotano soy.

Esas son mis raíces.

Quiero conocer la historia de dónde vengo, y encuentro que tú, mi sabia SEMANA, me puedes ayudar con este propósito, además de mantenerme al tanto de lo que ocurre en Colombia y el mundo.

Pero también quiero conocer tu mentalidad, las creencias que hay detrás de ti, tus prácticas, tus afectos.

Mi tema central, mi querida SEMANA, es el afecto.

Yo soy Psicólogo Afectivo.

Como tal, me interesan tres grandes afectos:

El Amor.

La Paz.

La Felicidad.

Yo soy un asiduo lector tuyo, desde hace muchos años, más de 20.

Pero desde el año 2007 especialmente, empecé a sentir un profundo aprecio por ti, luego de participar en el Foro de Líderes en la U, que en ese año se llevó a cabo en la Universidad Externado.

Desde entonces quedé conectado con la Red.

En ese Foro conocí Facebook, y de ahí salí  motivado a construir un Blog. Han pasado ya 8 años y hoy tengo una bitácora con más de 600 relatos en los que hablo de mi vida y mi psicología.

En los últimos años he visto con alegría como te has interesado por los temas psicológicos, especialmente los afectivos.

Siempre hablas de amor.

Últimamente te la pasas hablando de paz, y no dudas en hablar de la felicidad.

De hecho, en esta edición, la 1757!!!, haces dos menciones a la felicidad, que como psicólogo afectivo no puedo dejar de comentar.

En primer lugar, encontraste en un estudio de la Universidad de British Columbia en Vancouver, Canada, que el tiempo libre es la mayor fuente de felicidad.

Si señora, ese estudio al parecer tiene razón, me lo confirmó mi propio maestro Miguel De Zubiria, el padre de la Psicología Afectiva y quien me adentró en estos terrenos de la Afectivida.

Según ese estudio entonces, las personas más felices son aquellas que disponen de más tiempo libre para hacer lo que más les gusta y no los que se preocupan solo por acumular dinero.

Así mismo, el estudio destaca la importancia de valorar el tiempo y saber priorizarlo, como un requisito clave para el logro de la felicidad.

El tiempo es clave.

Si lo miramos como un recurso, son 86.400 segundos diarios.

Toda una fortuna!!!

De la sabia inversión que de ese tiempo hagamos depende la felicidad que experimentemos en nuestra vida.

Y en el segundo artículo sobre la felicidad asumiste una postura crítica, la cual comparto porque las encuestas que pretenden medir la felicidad se quedan cortas al indagar solamente por el sentir, y no tener en cuenta el hacer y el pensar como fuente de felicidad.

¿Qué es Colombia el país más feliz del mundo? Ja, ja, ja.

Al igual que tú, mi apreciada SEMANA, esa conclusión me causa risa.

Un país con niveles tan altos de violencia y profunda desigualdad, no da cuenta de la felicidad sino del sufrimiento de sus habitantes.

Éste históricamente ha sido un país violento.

Un país en guerra.

No en vano estamos buscando estar en paz como sociedad, y ni que decir como individuos, o parejas y familias.

De hecho, valorándola psicológicamente, esta encuesta presenta una gran contradicción.

Mientras que el 87% de los colombianos respondió ser muy feliz o feliz, solo el 36% se declara optimista hacia adelante.

La prueba de que los colombianos no tenemos claro que es eso de la felicidad, es que no existe una persona feliz que sea pesimista, porque el optimismo es propio de las personas felices.

Yo soy optimista.

Durante un tiempo fui idealista, y luego de unos cuantos golpes en la vida, ahora soy realista.

Por eso creo que, contrario a lo que planteas en tu portada, este año puede no ser tan duro, sobre todo si empezamos a tener una mirada más amplia de la economía, más cercana incluso a la psicología.

Yo me atrevo a hablar incluso de una economía afectiva, intangible, pero presente en la vida de todas las personas.

En esta economía los recursos no son el dinero sino los afectos.

Tres de ellos son la máxima riqueza que todo ser humano puede disfrutar:

El Amor.

La Paz.

La Felicidad.

¿Podrías tú, admirada SEMANA, algún día hacer pedagogía afectiva?

¿Podrías tu contribuir con el Desarrollo Afectivo de los colombianos?

¿No sería esta una gran contribución en la construcción de una Colombia en paz?

Alguna vez leí por ahí que para transformar las estructuras sociales, primero hay que transformar las estructuras mentales.

Tú, respetada SEMANA, tienes todo para contribuir con ello.

Estoy para servirte, mucho me gustaría estar junto a ti, conocerte más íntimamente.

Con profundo aprecio,

Andrez Paz

Psicólogo Afectivo.

Anuncios

1 thought on “DE ANDREZ PAZ PARA REVISTA SEMANA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s