CENTRO EDUCATIVO AMIGONIANO, PROYECTO DE VIDA, PROYECTO DE VIDA LABORAL

MIS PROYECTOS LABORALES -Centro Educativo Amigoniano-

 

LOGO CEA

 

Yo no creo en los sueños, creo en los proyectos.

Como soñar no cuesta nada, se nos puede ir la vida soñando y no haciendo nada.

Creo que si uno quiere algo tiene que Proyectarlo, Ejecutarlo, Evaluarlo y Corregirlo. A esto le llamo el ciclo PEEC de construcción de proyectos de vida.

Construir proyectos de vida requiere esfuerzo, dedicación, constancia, disciplina, voluntad, diversión, entretenimiento, relajación, conversación, reflexión, acción, proyección, ejecución, evaluación, corrección, una y otra vez, obteniendo pequeñas victorias y abonando los grandes logros.

Día a día.

Por el resto de la vida.

El Centro Educativo Amigoniano (CEA) es uno de mis proyectos laborales.

Hoy estoy prestando mis servicios profesionales como psicólogo en el CIPA, uno de sus programas.

Estoy identificado con la Causa Social Amigoniana:

La intervención y prevención de la delincuencia juvenil.

Por eso creo en la educación amigoniana.

Creo en la pedagogía amigoniana porque yo soy un fruto de ella.

Llevo 22 años siendo estructurado por la identidad amigoniana.

Esta es una parte de mi herencia y aprendizaje, fundamental en la construcción de mi identidad personal y laboral, en lo que soy y hago en esta vida.

Toda organización dedicada a la educación debe contar con psicólogos en sus filas.

El CEA cree en el valioso aporte que la psicología puede hacer en la construcción de los proyectos de vida de los jóvenes que hoy, privados de su libertad, están bajo su responsabilidad formativa.

Cada psicólogo aporta su ser y saber en esta ardua tarea de ayudar a los jóvenes a descubrir el sentido de sus vidas a través del diseño y construcción de sus proyectos de vida.

Esta es mi misión como psicólogo en esta valiosa institución social creada y dirigida por la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos, los herederos del legado de Luis Amigó.

Los amigonianos.

Esto para mi no es una etiqueta, es una esencia, una forma de ser y sobre todo, un hacer por el otro.

Ese otro es el joven en dificultad con la ley o vulnerable en su viaje por la vida.

Y eso fui yo, un niño vulnerable que en su infancia estuvo cerca al mundo de la delincuencia, un niño que se salvó de la calle, de la cárcel, del hospital y del cementerio.

Un niño que no se perdió en su adolescencia, y luego un adolescente que no se murió en su juventud.

Un niño que logró llegar a su adultez y que durante el trayecto en su vida afectiva se cayó y volvió a levantar, una y otra vez.

Y con cada caída, nuevas lecciones aprehendía.

Con estas lecciones de la vida, y lo que he aprendido en psicología, he creado una psicología para ayudarle a mis 49 jóvenes de Voluntad Y Crecer, a diseñar y construir sus proyectos de vida.

Este es mi rol, este es mi papel, esto es lo que soy y lo que hago en el Centro Educativo Amigoniano.

La piedra angular de mis proyectos laborales.

Por eso es un trabajo tan valioso para mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s