BITACORAS PROYECTO DE VIDA

EL ARTE DE VIVIR

EL ARTE DE VIVIR

Recuperé el arte de vivir. Un libro escrito por un psicólogo llamado Charles Spezzano, que había extraviado hace un par de meses y que extrañaba porque es una sencilla y clara visión de la manera como podemos los seres humanos construir una vida en la que podamos experimentar gratitud y satisfacción.

Lo había perdido en casa de mis padres, cada vez que los visitaba le preguntaba a mi madre:

-Madre, ¿Has visto por ahí el arte de vivir?

-No, y luego respondía con una de sus frases favoritas: “Y lo he buscado!!!”

Ayer 12 de noviembre recuperé el arte de vivir.

Y hoy, 13 de noviembre me levanté entusiasmado a escribir.

Mi momento de mayor intimidad es entre las 5am y 6am, es el instante en el que puedo sentarme  a escribir desde el corazón, a hacer una sincera valoración de lo que estoy viviendo.

Estoy nervioso, he logrado llegar a un punto de mi vida que había anhelado, tanto a nivel afectivo como laboral, pero siento que me urge fortalecer mis cualidades y corregir mis fallos para no malograr lo que hasta ahora he alcanzado.

Siento que este nerviosismo y ansiedad la puedo canalizar de forma creativa, practicando las ideas que he concebido para conducir y construir mi proyecto de vida.

La primera de ellas es:

Debo aprehender a valorar.

Vivir es un arte, definitivamente, y como todo arte, requiere del cultivo de habilidades.

Siento que la primera habilidad del arte de vivir, la piedra angular, es aprehender a valorar.

Creo que lo primero que uno cosecha cuando aprehende a valorar, es un sentimiento de gratitud con todo lo que la vida le ofrece día tras día, y deja de quejarse por lo que no tiene, y empieza a agradecer mas. Y cuando este sentimiento se vuelve un compañero permanente de viaje, comienza uno a experimentar satisfacción.

Así lo creo, porque por instantes así lo he vivido.

Ahora quiero que esta sensación sea parte de mí.

Por eso soy consciente que debo aprehender a valorar. Para ser agradecido y estar satisfecho con lo que hasta hoy he vivido.

El pasado 11 de noviembre lancé mi proyecto de vida, el mismo día en el que asumí la responsabilidad laboral de orientar el diseño y construcción de 49 proyectos de vida.

En el proyecto laboral que estoy desarrollando en el Centro Educativo Amigoniano, ahora estoy en el CIPA. Para mi alegría, fui trasladado nuevamente y tengo la fortuna de conocer un nuevo programa de la institución. Pasé de la selva de cemento, a un bello jardín, en el que ahora me corresponde impactar la vida de 49 adolescentes que estoy seguro Dios ha puesto en mis manos para ser cultivados a partir de mi propio testimonio de vida amigoniana.

Con ellos me voy a ejercitar en el arte de vivir, aprenderemos juntos. Creceré ayudándolos a crecer.

Confirmo así una vez más mi creencia en las Diosidencias.

Como bien lo leí en un mensaje de esos que suele enviar la vida:

“Cuando un hombre sabe para donde va, la vida se encarga de construirle el camino”.

Respiro profundo porque este ejercicio le da paz a mi mente y serenidad a mi corazón.

Aprehender a valorar, esta es la primera lección de mi nueva dirección.

Pero no puede ser de vez en cuando, sino a diario.

Solo así es posible desarrollar las habilidades necesarias para desempeñarse con destreza en el bello arte de vivir.

Anuncios

1 thought on “EL ARTE DE VIVIR”

  1. Hola andres me encantan tus talleres son buenisimos y me han ayudado mucho. Gracias por esta labor tan bonita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s