Publicado en FALLOS PSICOLOGICOS, PSICOLOGIA DE LA VIDA

PSICOLOGÍA DE LA VIDA -UNA PSICOLOGÍA PARA APRENDER A CORREGIR LOS FALLOS DE LA MENTE-

ego vrs espiritu
Cuando expreso mi Don mi espíritu se libera.

Tengo claro que mi Don es la palabra.

Pero hay algo en mi mente que dificulta la expresión de lo que soy.

Entiendo que el Don es la riqueza que cada uno tiene para ofrecerle al mundo.

Pero esa riqueza puede quedarse oculta y sin expresarse, si no logramos corregir los fallos de nuestra mente.

Porque la mente puede ser una poderosa herramienta para construir nuestros proyectos de vida.

Pero si perdemos el control de nuestra mente y no corregimos sus fallos, se puede convertir en un arma para destruir nuestra propia vida y la de los demás.

Mi mente falla, lo se.

Y solo mi espíritu la puede reparar, eso también lo se.

La pregunta es:

¿Como?

¿Como puedo lograr que mi espíritu corriga los fallos de mi mente?

Parece que hay un camino.

Conociendome.

Y para conocerme necesito dejarme conocer por los demás.

Son los otros los que nos ayudan a conocernos mejor.

Son los otros los que nos ayudan a identificar los fallos de nuestra mente.

Por eso hay que valorar a los otros, celebrar su llegada a nuestra vida, porque la interacción con ellos sera una nueva oportunidad para identificar los fallos de nuestra mente y empezar su corrección.

Y a mayor corrección mayor evolución.

Mayor expresión de lo que somos.

Mayor producción de lo que tenemos para compartir con los otros.

En mi caso, mas y mejor palabra.

Palabra motivadora e inspiradora.

Antes de empezar este relato me sentía estresado, y ahora, en este punto me siento mas relajado.

Y escucho una voz que dice:

“Ten paciencia hasta que a ti llegue la vivencia y así aprenderás a conciencia”.

Yo quiero producir una palabra que parta de la vivencia, es decir, de la vida, de la experiencia de aquello que impacta mi espíritu y pone a pensar mi mente.

Tengo un modelo psicológico para compartir, pero no lo quiero hacer como un ejercicio de erudiccion intelectual, sino como una reflexión vital.

No quiero que sea mi ego el que conduzca esta obra, le quiero entregar las riendas de mi vida a mi espíritu, para que sea El quien construya la Psicología de la Vida a partir de mi propia vida.

Una vida que tiene una historia.

Un testimonio.

Un proyecto.

Una vida que quiere ser contada, reflexionada y compartida.

Suena la alarma, quiere esto decir que debo terminar aquí.

Significa que he recibido el llamado para pasar de la reflexión a la acción.

Y la acción serán las vivencias, que luego reflexionaré para convertirlas en experiencias, en lecciones para seguir caminando por la vida, permitiendo que mi espíritu exprese la psicología de la vida.

Así, poco a poco, día a día, paso a paso, letra a letra, iré corrigiendo los fallos de mi mente.

Ya me siento mejor.

He quedado recargado de entusiasmo y con fuerzas para seguir caminando.

Andrez Paz // Taller de Psicología de la Vida.

 

Anuncios
Publicado en PSICOLOGIA DE LA VIDA

PSICOLOGÍA DE LA VIDA -UNA PSICOLOGÍA PARA APRENDER A SATISFACER LAS NECESIDADES PSICOLÓGICAS-

NECESIDADES PSICOLOGICAS
He nacido como psicólogo pensador.
 
El 21 de octubre de 2015 lance al mundo la Psicología de la Vida, la idea que cultivaré por el resto de mis días.
 
La pirámide me quedo muy hermosa, una bella figura geométrica que representa una estructura mental.
 
Además de experimentar un sentido de comunidad, el ser humano necesita una estructura mental para poder estar en comunid ad y disfrutar de los beneficios de la comunión con otras mentes, de su fusión con otras vidas y de su interacción con otros seres.
 
Esa comunión estructurada le ayudará al ser humano a comprender el significado de su existencia y el sentido de su vida.
 
La Psicología de la Vida es una psicología que le ayuda al ser humano a aprender a satisfacer sus Necesidades Psicológicas.
 
Estoy seguro de esto.
 
Tan seguro que son estos los pensamientos que conducen mi propia vida.
Navegando por la literatura espiritual hay una práctica que es muy sugerida para entrar en contacto con nuestra esencia y despertar nuestra conciencia.
 
“Debes compartir lo que has comprendido y estas aprendiendo”.
 
Porque entre mas compartas las lecciones que sobre la vida has aprendido, más comprenderás la vida y su sentido.
 
Por eso he comenzado a compartir la Psicología de la Vida.
 
Porque es la brújula de mi existencia y sus ideas pueden ayudar a orientar otras vidas.
 
Esa es justamente una de mis labores como psicólogo:
 
Orientar.
 
Y esta sumamente claro que la Palabra, sea hablada o escrita, cumple esa función:
 
Orientar.
 
Como psicólogo, yo oriento con la Palabra.
 
Y esta Palabra esta estructurada en lo que he llamado Psicología de la Vida.
 
El modelo psicológico que he creado para Hacer Psicología y para ser un Humano Adulto en esta vida.
En otras palabras, para construir mí Proyecto de Vida.
 
Andrez Paz // Taller de Psicologia de la vida.
 
 
 
Publicado en CARTAS AMIGONIANAS

CARTAS AMIGONIANAS

CON MI PADRE ESPIRITUAL

Muy apreciado padre Arnoldo:

Hace tiempo en mi mente viene rondando la idea de escribir un libro inspirado en sus homilías.

Me gusta escucharlo y aprender lo que usted plantea en sus sermones.

Disfruto de este placer intelectual y espiritual hace ya 22 años, desde que tenía 13, en mis tiempos en la Escuela de Trabajo la Linda, y ahora como psicólogo en el Centro Educativo Amigoniano.

Más de dos décadas abriendo mi mente y mi corazón para dejarme guiar por la Palabra y su sabia interpretación.

He postergado muchas veces esta tarea, pero creo que ha llegado su momento; porque como bien usted me lo señaló en aquella reunión con Inca, Ricardo y Claudia, a la disciplina en mi vida le ha llegado su momento.

Este libro entonces es una forma de ejercitar esa disciplina.

Este es un libro de Cartas Amigonianas.

Cartas de un colaborador amigoniano.

Cartas de un reeducado amigoniano.

Cartas de un psicólogo amigoniano.

La disciplina me señala que debo escribir una carta después de cada eucaristía en la que escuche su palabra.

Veo entonces mi querido padre que la disciplina implica un propósito, pero también constancia.

Florece padre esta idea, justo el día en que el evangelio según San Marcos hace referencia al hecho de que la grandeza está en servir.

Yo creo en esta verdad padre.

Psicológicamente hablando nos hacemos grandes, es decir, pensamos, sentimos y actuamos como adultos en el momento en el que nos consagramos al servicio; cuando descubrimos nuestra función y misión en esta vida.

Todos somos útiles, todos servimos para algo, de lo que se trata es de descubrirlo, creerlo y construir el servicio que tenemos para ofrecer a nuestro prójimo.

No es coincidencia que justo en este día, 21 de octubre de 2015, yo haya tenido la fortuna de lanzar formalmente el servicio que he diseñado para servirle a mi sociedad.

Padre, no me cabe la menor duda que la mejor Estrategia de Vida en la adultez es el servicio.

El servicio lo afirma a uno en la adultez.

El servicio le estructura al ser humano una mentalidad adulta.

Por eso creo que el maestro Jesús decía que “el que quiera ser grande entre ustedes debe ser servidor de los demás” y grande no significa ser superior a los demás, sino, un Adulto Consciente entre los demás.

Y esto que exige la mayor responsabilidad también trae consigo la mayor libertad:

La libertad de la mente para que se pueda expresar la belleza del espíritu.

Y esta libertad de la mente, me permite, como lo dijo usted en esta eucaristía, sentir que yo presto un servicio tal y como Dios quiere que yo lo preste.

Por eso me gustó tanto la referencia que usted hizo al ser acomedido, porque prestar un servicio es ser acomedido.

En este día aprendí de usted que acomedido es aquel que se da cuenta de la necesidad del otro y corre a ayudarlo.

Y agregó también que por eso uno no puede pasar por la vida dormido, debe es pasar despierto para ver como uno puede ayudar al otro.

Y concluiste tu sermón citando una de las frases celebres que le han atribuido a la madre Teresa de Calcuta:

“El que no vive para servir, no sirve para vivir”.

Los amigonianos entonces estamos llamados a servir.

Cada uno desde nuestras propias vivencias, experiencias y sapiencia en pro del cumplimiento de ese legado que nos dejó Luis Amigò a los religiosos, reeducados y colaboradores:

“Vosotros, zagales de su rebaño, sois los que habeis de ir en pos de la oveja descarriada hasta volverla al aprisco del buen pastor”.

De modo que mi querido padre, nosotros los reeducados somos actores de una nueva evangelización, que hemos aceptado el llamado a ser discípulos y misioneros de Jesús para ayudar a los adolescentes a resignificar sus historias de vida y construir sus proyectos de vida.

Entre otras cosas, para eso es que sirve la Psicología de la Vida.

La psicología que he creado para compartir en esta vida.

Un fuerte abrazo mi querido padre y muchas gracias por compartirme su sabiduría.

Solo espero que estas cartas de verdad se conviertan en un libro y puedan servir como un testimonio de vida.

Un testimonio de vida Amigoniana.

Con profundo aprecio,

Su discípulo e hijo espiritual:

Andrez Paz.

 

 

 

 

Publicado en PSICOLOGIA DE LA VIDA, VINCULOS AFECTIVOS

PSICOLOGÍA DE LA VIDA -UNA PSICOLOGÍA PARA APRENDER A CULTIVAR VÍNCULOS AFECTIVOS-

 

VINCULOS AFECTIVOS

Alguna vez, durante los siete años que vivimos juntos, la madre de mis hijos me compartió uno de sus más bellos pensamientos:

“La afectividad es el motor de la existencia”

Un pensamiento que ella después convirtió en una bella y profunda reflexión, de esto hace ya varios años, y hoy, cuando me he decidido a practicar con disciplina la Psicología de la Vida, la traigo a colación.

¿Por qué?

Porque me permite expresar la primera característica del modelo psicológico que he denominado como Psicología de la Vida.

Para mi la Psicología de la Vida es la ciencia, el arte y el oficio de cultivar Vínculos Afectivos.

“Hay una luz que ilumina mi camino al andar”….

Y esa luz me muestra el camino del amor y la felicidad.

El amor y la felicidad son fruto del cultivo consciente de los Vínculos Afectivos.

La vida afectiva es como una gran hacienda dividida en parcelas.

Aparentemente unas parcelas afectivas son más importantes que otras, pero en realidad todas son valiosas, por eso es necesario conocerlas y tomarse el tiempo de interactuar con ellas, prestarles atención, cultivar con dedicación en cada nueva situación.

Los terrenos afectivos deben ser cultivados de forma constante y equilibrada, porque de no ser así, no se cosecharan los frutos y se desequilibrará la vida.

Y una vida desequilibrada es una vida estancada.

Una vida sufrida.

Una vida amarga que amarga la vida de los demás.

Justo en este instante la Vida me dice:

“Debes mantener y tener claro el concepto”.

“Confía en tu luz”.

“Confía en tu alma”

“Pon luz en la oscuridad”.

Mientras redacto estas líneas escucho Green Valley, una música espiritual que me permite conectarme con Dios, escuchar su silenciosa voz, disfrutar de su compañía para inspirarme a escribir en soledad, día tras día, al empezar de nuevo la vida.

Publicado en MODELO PSICOLOGICO, PSICOLOGIA DE LA VIDA

EL MODELO PSICOLÓGICO DEL PSICÓLOGO ANDRÈZ PAZ

MODELO PSICOLOGICO DEL PSICOLOGO ANDREZ PAZ

¿Te imaginas una mente con esta estructura?

¿Se puede estructurar la mente?

¿Cómo estructurar la mente?

Hoy es un día muy importante para mí en mi labor como psicólogo.

Después de 16 años navegando por el mundo de la psicología, he llegado a un punto que siempre había anhelado:

Configurar un modelo psicológico.

Alguna vez leí por ahí que las edificaciones con forma de pirámide son más estables.

Por una extraña razón, un día de hace 7 años empecé a utilizar esta figura geométrica para ir configurando mi modelo psicológico.

Curiosamente, esa estructura que iba diseñando, mi propia vida iba afectando. Como pensamientos produciendo realidades, y realidades inspirando pensamientos.

He jugado y trabajado con este triángulo hasta que un dia me di cuenta que es una representación de la mente humana.

El estudio de la mente humana es mi pasión.

Y la estudio observando mi vida, y la vida de mis vínculos afectivos.

¿Para qué lo hago?

¿Por qué lo hago?

Yo estudio la mente humana para hacer psicología. Ese es mi trabajo.

Hacer psicología.

Y hago psicología porque es la brújula que conduce mi vida afectiva.

Con psicología aprendo a cultivar mis vínculos afectivos.

Cultivar conscientemente los vínculos afectivos, es la clave de la Autentica Felicidad.

Publicado en PSICOLOGIA DE LA VIDA

ADULTOS DISCIPLINADOS

enfoque-autodisciplina-300x200
Disciplina es lo que ahora necesito.
 
Un talento sin disciplina es improductivo.
 
Pero… ¿Qué es la disciplina?
 
Lo primero que viene a mi mente es que se trata de un trabajo constante y sistemático.
 
La disciplina, cualquiera sea, requiere un conjunto de practicas respaldadas por unos conceptos.
 
Mi proyecto de vida laboral es Hacer Psicología, y para ello requiero una disciplina.
 
Lo curioso del asunto es que esta disciplina que requiero para Hacer Psicología, es la misma que necesito para ser un humano adulto, el cual es mi proyecto de vida afectivo.
 
Necesito disciplina para trabajar y para amar.
 
Como diría mi apreciado maestro Miguel de Zubiría; en el amor y en el trabajo los adultos nos jugamos la calidad de nuestra vida.
 
De nuestro desempeño en el amor y en el trabajo depende nuestro bienestar y felicidad en esta etapa de la vida llamada adultez.
 
De eso depende nuestro equilibrio, nuestra salud mental.
 
Por eso es tan importante la disciplina.
 
Sin disciplina nos quedamos anclados en la adolescencia, nos convertimos en adultos adolescentes, quejándonos de lo que los demás no nos dan, sin ser conscientes que la clave esta en dar y compartir.
 
Por eso un adulto consciente es un adulto disciplinado.
 
Al menos cronológicamente ya llegué a la adultez. Ahora soy un hombre de 35 años, que tiene ante si dos caminos:
 
La adultez consciente o la adultez adolescente.
 
Reflexiono porque estoy determinado a ser un Adulto Consciente, pero no basta con la palabra, además de ésta, lo que ahora se necesitan son hechos, hechos y mas hechos, porque la palabra sin hechos es infértil, no produce nada, son solo ilusiones.
 
Para disciplinar mi mente necesito una estructura.
 
Ya la tengo.
 
A esa estructura yo le llamo Psicología de la Vida.
 
La Psicología de la Vida es mi disciplina.
 
Indago un poco más y veo que disciplina es método, orden, regla, pauta, norma.
 
En ese orden de ideas, comprendo que la disciplina es la base del crecimiento.
 
Sin disciplina no es posible Crecer, avanzar, progresar.
 
Sin disciplina nos limitamos a la mera lucha por la supervivencia.
Con disciplina no solamente es posible el crecimiento, sino también la trascendencia y de paso se asegura con creces la supervivencia.
 
De modo que aunque mi mente se resista, debo disciplinarla para poder avanzar, porque si no me voy a estancar.
 
Llegó el momento de la disciplina.
 
Llegó el momento de la Psicología de la Vida.
 
Andrez Paz // Taller de Psicología de la Vida