MAESTROS

MIS MAESTROS -Arnoldo Acosta y Miguel de Zubiria

mis maestros

“Ten paciencia, hasta que a ti llegue la vivencia, así aprenderás a conciencia”

Como psicólogo, yo escribo a partir de mis vivencias. Esto quiere decir que soy un psicólogo práctico.

Pero al mismo tiempo, valoro mis vivencias a partir de una teoría, de una visión de la existencia, a esa teoría yo la he llamado Psicología de la Vida.

Esto significa también que soy un psicólogo teórico, me encanta teorizar, me fascina pensar. A mi juicio, la actividad mas satisfactoria de la existencia humana.

El 8 de julio de 2015, lo voy a recordar como el día en el que salí de un laberinto sentimental que estaba absorbiendo mis energías, gastándome la vida, haciéndome pesada la existencia.

En ese miércoles, en Bogotá, que de por si es fría, estaba haciendo mas frio de lo habitual. Sin embargo, para mi fue un día caluroso. En la mañana, trabajando en el CETA, sentí la calidez de mi apreciado padre Arnoldo, quien acostumbra ir todos los miércoles a oficiar la eucaristía en la institución. Tuve la oportunidad de saludarlo en el comedor y con un abrazo sentir su energía.

Ya en la noche, pude experimentar la calidez de la interacción con mi maestro Miguel de Zubiría, con  quien nos reunimos en su apto a una sesión de trabajo en su Taller de Psicología Afectiva.

En un mismo día me compartí con mis dos maestros, esto es, con mis tutores, mentores, guías, orientadores, formadores.

El padre Arnoldo ha sido mi maestro desde que yo tenía 13 años. Es decir, ya casi 22 años siendo estructurado para llevar una constructiva y productiva vida.

Este padre ha sido mi segundo padre.

Miguel de Zubiría ha sido mi maestro desde que yo tenia 27 años, es decir, ya casi 8 años aprendiendo a pensar, asimilando una estructura de pensamiento psicológico y pedagógico.

He llegado a una conclusión personal:

El padre Arnoldo ha sido mi maestro de Psicología de Jesús, y Miguel ha sido mi maestro de Psicología Afectiva.

Para mí, esta es una prueba que todo en la vida esta conectado.

TODO.

En este día pude comprender que yo soy un aprehendiz de la Psicología de Jesús, es decir, de su forma de pensar, sentir y actuar.

Para mi Jesús es un autentico psicólogo de la vida que enseñó con palabras y hechos como cultivar y construir una vida con sentido.

Su mensaje fue muy claro:

Con amor.

Y fue tan re-evolucionario ese mensaje que dio origen a toda una civilización.

Sin duda alguna, un mensaje espiritual que trascendió en el tiempo y que hoy mas que nunca esta vigente, pero mas en su necesidad que en su practica.

El amor es una práctica, un arte, una ciencia, un oficio.

Así lo he escuchado de labios de mi maestro Miguel de Zubiría. Justamente en este día, en el que Claudia Blandon y yo, tuvimos el privilegio de recibir una presentación de su teoría del amor.

El amor es el tema central de la Psicología Afectiva.

De manera que el mensaje de Jesús, no es solo un asunto espiritual, sino una realidad psicológica, que por supuesto tiene repercusiones biológicas y socioculturales.

Todavía no comprendo del todo porque como psicólogo me ha tocado hacer esta conexión. Sin embargo, lo primero que llega a mi mente es la idea del pasado, presente y futuro y aunque algunos piensan que el tiempo es nada, yo pienso que el tiempo es todo.

Simplemente veo una línea de continuidad:

En primer lugar, un mensaje del amor que tiene un largo pasado.

En segundo lugar, una explicación del amor que tiene un amplio presente.

Y en tercer lugar, una puesta en practica de ese mensaje y esa explicación, que tiene un profundo futuro.

Del pasado viene el mensaje de Jesús sobre el amor.

En el presente está la explicación del amor que ofrece la Psicología Afectiva.

Y en el futuro esta la puesta en practica de ese mensaje y esa explicación. Esta es la tarea de la Psicología de la Vida.

Esa es mi labor como psicólogo.

Esa es nuestra misión como Taller de Psicología Practica.

Todo esta conectado.

El año pasado mientras mi vida de pareja estaba sumida en una profunda crisis, luchaba por mantenerme a flote avanzando en mi vida laboral.

Dos personajes fueron determinantes en ese momento.

El padre Arnoldo Acosta y el maestro Miguel de Zubiría.

El 22 y 24 de julio, el padre Arnoldo me abrió las puertas de la Escuela de Trabajo El Redentor, en una actividad de re-inducción, me contrató para ofrecer unas conferencias testimoniales con todo el personal del Centro Educativo Amigoniano, mas de 200 personas escucharon mi testimonio de vida.

Con ese acto me conecté con la Comunidad Amigoniana y con la Psicología de Jesús.

Esas dos conferencias las disfruté enormemente, fue un sueño cumplido. Un logro personal y profesional.

pedagogo conceptualTres meses después, mi maestro Miguel me graduó como Pedagogo Conceptual en el congreso conmemorativo de los 25 años de pedagogía conceptual.

Debuté como conferencista en el mundo de la pedagogía y la psicología, ante un auditorio de más de 300 personas.

¿Y adivinen de qué hablé?

Del amor!!!

Con esta conferencia me afirmé como Psicólogo Afectivo.

Avanzaba laboralmente, pero las emociones que en el trabajo ganaba, en el hogar las perdía. La crisis de pareja persistía.

Este año 2015 aparecieron nuevamente estos dos personajes en la obra de mi vida.

El 24 de marzo empecé a trabajar en la Escuela de Trabajo El Redentor con el padre Arnoldo.

El 16 de mayo empecé a trabajar en el Taller de Psicología Afectiva de mi maestro Miguel.

Dos auténticos logros laborales porque no es fácil acceder a formar parte de dos laboratorios sociales tan importantes:

Un Centro de Reeducación y un Taller de Psicología.

Estos son mis dos proyectos laborales y son el sustento del trabajo que estoy edificando:

Mi Taller de Psicología Practica, el cual lancé formalmente el 1 de julio de este año, día en el que publiqué el concepto a través de un mentefacto conceptual, una herramienta que aprehendí a utilizar en el Taller de Psicología Afectiva de mi maestro Miguel.

Todo está conectado.

En la sesión de trabajo con el maestro Miguel, acordamos que le ayudaríamos a los jóvenes del Centro Educativo Amigoniano, a diseñar y construir sus proyectos de vida afectivo y laboral.

Si esos muchachos atrapadados por las feroces garras de la delincuencia, comprenden las dinámicas del amor, contaran con herramientas para edificar un Hogar en paz y un Trabajo con sentido.

Tarea en la que todos aprendemos lo que nos corresponde aprender.

Después de cuatro meses; dos en El Redentor y dos en el CETA, por fin me asignaron el trabajo psicológico con dos sesiones completas; Avanzar y Futuro.

El 9 de julio, después de unas cuantas retroalimentaciones de tipo operativo, pedagógico y psicológico, Inca, el coordinador del CETA, me notificó esa responsabilidad.

Coincide este avance laboral, con una declaración de libertad afectiva que me permitió salir de ese laberinto sentimental en el que duré atrapado durante 18 dolorosos meses.

Con un camino nuevo en mi vida afectiva, y un sendero abierto en mi vida laboral.

Soy libre para vivir y crear.

Andrez Paz // Psicología de la Vida.
-Pareja, Familia, Trabajo-

Anuncios

5 thoughts on “MIS MAESTROS -Arnoldo Acosta y Miguel de Zubiria”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s