andres granada

CENTRO EDUCATIVO AMIGONIANO -Una empresa de relaciones personales-

CENTRO EDUCATIVO AMIGONIANO

Claudia Cárdenas, la líder de Talento Humano, me marcó con una frase el día de la inducción:

“Esta es una empresa de relaciones personales”.

En ese momento sentí que debía destacar ese pensamiento, lo que no sabia era cuando.

Pues bien, el momento ha llegado.

Llevo ya dos meses cumpliendo con mi misión en la Escuela de Trabajo el Redentor, uno de los programas del Centro Educativo Amigoniano y he podido constatar en carne propia que Claudia tiene toda la razón.

Esta es una empresa de relaciones personales.

Aquí es fundamental aprender a relacionarse, de lo contrario, uno no podría adaptarse.

Este es un escenario de intensa interacción intrapersonal, interpersonal y sociogrupal.

Este es un terreno para la práctica del complejo arte de las relaciones humanas.

Este es un campo fértil para el cultivo de vínculos afectivos.

Aquí es posible aprender a vivir y convivir.

Una de las cosas que más me alegra de ser parte de esta empresa es que se respira una cultura de la calidad, mi tocayo Andrés Rodríguez es el líder de este proceso y un día, en reunión con todos los psicólogos de la organización dijo:

“Ustedes pueden proponer, porque al que no propone se le impone.”

Este pensamiento, junto con el de Claudia, puso mi mente a pensar.

En la practica he podido constatar que en efecto esta es una empresa de relaciones personales, pero también he podido observar que a esta practica le hace falta un concepto que la respalde y la fortalezca, un marco teórico fundamentado en los principios de la Identidad Amigoniana.

La calidad va de la mano de la innovación, donde hay una cultura de la calidad necesariamente están abiertas las puertas para la innovación.

Así las cosas, atendiendo al pensamiento de Andrés, me atrevo a tomar la iniciativa y proponer un modelo conceptual que sirva de guía para favorecer las relaciones personales y el cultivo de vínculos afectivos que sean fuente de paz, crecimiento y bienestar.

Porque la esencia de la tarea en esta institución es cooperar, trabajar en equipo en pro de una Causa:

La intervención y prevención de la delincuencia juvenil.

Para mi, que disfruto de la fortuna de ser padre y ser psicólogo; aportar a esta Causa es fuente de una profunda satisfacción existencial, me hace experimentar que mi vida tiene sentido.

Y una vida con sentido es una vida dichosa.

Es fundamental que seamos plenamente concientes de la inmensa labor social que llevamos a cabo, máxime cuando vivimos en un país cuya cultura inequitativa, violenta e indiferente produce de forma silvestre las condiciones familiares y sociales de donde surgen ejércitos de menores y jóvenes atrapados por las feroces garras de la delincuencia.

Ovejas descarriadas por las que debemos ir en pos, y una vez en nuestros rebaños, nunca mas volverlas a abandonar; porque de nada sirve engordarlas durante un tiempo para luego lanzarlas nuevamente a merced de los depredadores.

Creo que para fortalecer nuestra labor en pro de esta Causa, necesitamos una psicología que nos identifique y nos lleve a trabajar en comunidad, en equipo, no como islas sino como una red con unas prácticas en común.

A estas prácticas las llamo:

Psicología Amigoniana.

¿Y qué es la Psicología Amigoniana?

Es:

Valorar.

Conocer.

Interactuar.

Cultivar.

Construir.

Compartir.

Conducir.

Administrar.

Gobernar.

Practicas que potencian el tejido de vínculos afectivos.

Que mejoran las relaciones personales.

Y que favorecen la interacción consigo mismo, con los compañeros, con la institución, y sobre todo con los jóvenes, que al fin de cuentas son la razón de ser de nuestra labor.

Finalizo este relato con un pensamiento de Ricardo Pérez, el segundo al mando de este barco amigoniano:

“Más que un cargo, cada uno de nosotros lo que propone es un estilo de vida, una visión sensata del mundo.”

Pues bien, como fruto del modelo de Crianza Amigoniana que soy, esto es lo que vivo, y esto es lo que propongo.

Lo que viene entonces es el cultivo de esta idea de la Psicología Amigoniana, tomo la iniciativa conciente de la verdad impartida por el Maestro:

“La mies es mucha y los obreros pocos”.

Te invito a esta labor.

Te invito a pensar.

Te invito a crear.

Te invito a transformar.

Te invito a trascender.

Te invito a crecer.

 Andrez Paz

Psicologo Amigoniano

Centro Educativo Amigoniano

Anuncios

4 thoughts on “CENTRO EDUCATIVO AMIGONIANO -Una empresa de relaciones personales-”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s