CAUSA, REPARAR Y RECONSTRUIR PROYECTOS DE VIDA

Busco personas que quieran trabajar conmigo en la Reparación y Reconstrucción de Proyectos de Vida.

VALORARSE

PROYECTO DE VIDA

UN PROYECTO DE VIDA EN 40 DÍAS

PROYECTO DE VIDA

Hoy el I Ching # 40 me dijo:

”El peligro ocasiona movimiento. Mediante el movimiento escapamos al peligro. He ahí la liberación”

Hoy la Iglesia Católica celebra el inicio de la cuaresma. He aprendido que la construcción de nuestro relato identitario se hace a partir de la reflexión de las actividades cotidianas; personales, familiares y sociales.

Así las cosas, quiero aprovechar este día para empezar mi cuaresma personal. Es decir, un plan de 40 días de construcción conciente de mi proyecto de vida, que como ya ustedes saben, esta centrado en la edificación de mi Hogar y mi Trabajo.

Porque el terreno ya esta listo; mi propia vida

Porque los planos ya están listos; mi proyecto de vida.

Porque ya tengo las herramientas; la Psicología de la Vida.

Con el terreno, los planos y las herramientas, siento y pienso que es el momento de poner manos a la obra, de entregarme en cuerpo, mente y espíritu a la construcción de lo que he planeado:

Ser un Adulto y un Talento Creativo.

Para mi Ser Adulto es ejercer el rol de padre, esposo, familiar y trabajador.
Yo soy un trabajador del bello campo de la psicología. En él quiero cultivarme como un Talento Creativo. Es decir, como un psicólogo que construye su trabajo a partir de sus dones y talentos.

Creo que Dios me dotó del don de la palabra y me dio talento para ser conferencista, escritor y profesor; tres labores que tienen un solo propósito:

Ayudar a Democratizar la Psicología.

Esta es mi causa como psicólogo.

Porque yo no vivo la psicología como un negocio sino como una causa.

Una causa que tiene un propósito muy claro:

Ayudar a reparar y reconstruir proyectos de vida.

Propósito que me implica asumir una triple tarea como psicólogo afectivo y espiritual:

Orientar, Formar y Cultivar seres humanos (empezando por mi mismo, claro está).
Seres humanos que dada nuestra propia naturaleza, estamos conminados a satisfacer nuestras necesidades afectivas.

Necesidades que en nuestra sociedad actual están pobremente satisfechas. He aquí el deber de asumir el liderazgo y construir comunidad, para que este trabajo que empieza siendo un proyecto individual, se convierta en una actividad colectiva. Esta es la razón por la cual he creado la Escuela de Psicología de la Vida.

Mientras redacto estas líneas pienso en la idea de la Gestión de Calidad, mas específicamente en el PHVA. Y es que la vida es un continuo proceso de crecimiento que se puede Planear, Hacer, Verificar y Actuar.

En otras palabras, la vida es un proceso que se puede proyectar, ejecutar, evaluar y corregir.

Entonces lo que hay que gestionar es la calidad de la vida; tanto afectiva como laboral.

Después de la planeación entro entonces a la fase de ejecución, al Hacer conciente y diligente.

Hoy la vida pone a mi disposición esta idea de los 40 días, la cual me parece muy lógica y razonable.

En 40 días entonces podré hacer un alto en el camino para llevar a cabo la tarea de la verificación, es decir, de la evaluación del proceso. Con ello, no daré lugar a autoengaños, y evitaré caminar en círculos para así avanzar en línea recta hacia la construcción y consolidación de mi proyecto de vida.

Presiento que este ejercicio me permitirá enfocar todo mi Ser (cuerpo, mente y espíritu), para pensar, sentir y actuar en pro del objetivo que me he trazado.

El seguimiento que hagas a este proyecto y tu retroalimentación es vital para que nos conectemos, y si en nuestro destino está encontrarnos, para empezar a construir Comunidad.

Esto es justamente lo que hace un psicólogo que decide convertirse en un Talento Creativo:

Construir Comunidad.

Saludos.

ESCUELA DE PSICOLOGÍA DE LA VIDA

ESCUELA DE PSICOLOGÍA DE LA VIDA

Escuela de Psicologia de la Vida

 

El Trabajo es el sustento de un Hogar.

Sin Trabajo, es apenas lógico que el Hogar corra el riesgo de derrumbarse.

El Trabajo asegura la supervivencia del Hogar.

Nosotros no logramos consolidar una forma de trabajar juntos, aun nos faltaba Crecer mas como seres humanos, sobre todo a mi. Porque como bien lo leí por ahí, primero hay que ser persona antes de ser pareja. Esta fue una de las razones por las cuales nuestro Hogar se derrumbó.

Si has tenido la oportunidad de emprender la construcción de tu Hogar, y experimentar la dolorosa sensación producida por su derrumbamiento, podrás identificarte con lo que te estoy diciendo.

Sin embargo, esta claro que toda crisis es una oportunidad de crecimiento, y como toda oportunidad, uno la puede tomar o dejarla pasar.

Yo decidí aprovechar esta oportunidad para Crecer, esto es, en mi forma de pensar, sentir y actuar, por eso, en lugar de dejar mi Hogar derrumbado y cargar con esa frustración, opté por comprometerme con su reparación y reconstrucción.

No es fácil, pero me lo debo y se lo debo a mis hijos, y a todos mis familiares, amigos y conocidos. ¿Cómo voy a tirar la toalla? ¿Cómo no voy a luchar?

“Lucha”, así le digo de cariño a Luz Adriana, y así me digo a mi mismo cada día:

Lucha Andrés, lucha. Vale la pena dar la vida por esta Causa, ¿O acaso hay algo más importante en esta vida terrenal que el Hogar?

Yo creo en el Hogar.

Esta creencia es la base de mi Trabajo, y es así porque estoy convencido que un Hogar es el mayor regalo que Dios nos puede dar.

Y para sustentar ese Hogar hay que trabajar, y he aquí que se me presenta la oportunidad de expresar otra creencia:

Yo creo que para sustentar un Hogar, Dios nos ha dotado de dones y talentos, es nuestra tarea descubrirlos y cultivarlos, porque son semillas que bien trabajadas, tarde o temprano empezaran a dar sus frutos.

Por eso es que creo que todos somos Talentos Creativos en potencia, de lo que se trata es de descubrir esos dones y talentos y participar activamente con Dios en la co-creacion de nuestra vida; en la construcción de nuestro Hogar y nuestro Trabajo.

Como bien lo señalé en el relato anterior, el punto de partida de mi Proyecto de Vida Laboral como Talento Creativo, es ser un Psicólogo Divulgador. Esto significa ser conferencista, escritor y profesor.

Con conferencias, relatos y clases, los psicólogos podemos dar a conocer la potencia y los alcances transformadores de la Psicología.

Yo creo en la Psicología, por eso decidí consagrar mi vida a su divulgación. Ya lo hago como conferencista, hace siete años lo hago como escritor bloguero y ahora lo voy a hacer formalmente como profesor.

Parafraseando una frase popular: si las personas no van donde el psicólogo, entonces el psicólogo debe ir donde las personas. Por eso divulgo la Psicología en Transmilenio, por eso escribo y comparto mis relatos psicológicos en las redes sociales, por eso hago conferencias de Psicología en colegios y empresas.

Llevo ya 16 años en este mundo de la Psicología, 5 años de educación en una facultad, y 11 años de formación en la vida. Esta experiencia académica y vivencial, sumada a mis 7 años de estudio de la teoría de la afectividad humana de mi maestro de psicología afectiva, Miguel De Zubiría, me ha servido como fundamento para crear una teoría psicológica a la que he llamado Psicología de la Vida. La cual considero como un conjunto de herramientas para construir un proyecto de vida afectivo y laboral; un Hogar y un Trabajo.

Así como a nivel afectivo mi Causa personal es la reparación y reconstrucción de mi Hogar, a nivel laboral mi Causa es la Democratización de la Psicología.

Para mi la Psicología debe ser un derecho de todos, no un privilegio de unos pocos.

Comprender cómo funciona nuestra mente y actuar en consecuencia, indudablemente nos ayuda a Crecer como seres humanos. Es decir, nos permite aprehender a pensar, sentir y actuar como adultos responsables, con nuestro Hogar y nuestro Trabajo. Los dos máximos desafíos que enfrentamos en la adultez.

De modo que para enfrentar este desafío, he decidido dar el siguiente paso y poner en marcha una Escuela de Psicología de la Vida.

Esta es una Escuela de Psicología en la que estoy compartiendo toda mi experiencia afectiva, intelectual y laboral.

Una Escuela en la que, al igual que yo, y si te identificas con la causa de la Democratización de la Psicología, podrás ejercer como conferencista, escritor y profesor, como un divulgador de la psicología, que tanto lo necesita. El Hombre lo dijo muy claro; “la mies es mucha y los obreros pocos”.

Pero mas importante todavía, una Escuela en la que estudiando, practicando y trabajando en comunidad, podrás Crecer en tu forma de pensar, sentir y actuar.

Como podrás ver, yo no vivo la Psicología como un negocio sino como una Causa.

Por eso yo no vendo Psicología, yo comparto Psicología.

No soy un mercader de la Psicología, sino un activista de la Psicología.

Todo activista tiene su Causa, la mía es luchar y trabajar por la Democratización de la Psicología.

Por esta misma razón yo no me dirijo a un mercado, sino a la sociedad.

Yo no busco atraer clientes, sino conectarme con compañeros, colegas, amigos y socios que quieran apoyar esta Causa y hacerla parte de su propia vida.

Esta Escuela es una Psicología Practica sustentada en una teoría, pero más que en una teoría, en una experiencia de vida.

Como bien lo dirían mis colegas Antonio y Wilson, esta Escuela es una Psicología para la vida cotidiana y familiar; para el Hogar y el Trabajo. Para edificar un proyecto  de vida afectivo y laboral.

Esta es una Escuela de Psicología sustentada en la ciencia y en lo mejor de las tradiciones espirituales de las diferentes culturas del mundo, por eso es una Psicología Afectiva y Espiritual, una Escuela de Psicología de la Vida.

Si quieres más información acerca de cómo te puedes vincular a esta Escuela de Psicología, el siguiente paso es que me escribas, ahí conversaremos un rato sobre este proyecto y luego daremos otro paso, nos veremos, nos tomaremos un café y acordaremos horarios, aportes y demás aspectos operativos.

De esta manera activo oficialmente este proyecto laboral, un Trabajo con el que anhelo cultivar y cosechar los recursos vitales; afecto, sabiduría y pan necesarios para contribuir con el sustento de mi Hogar y el Crecimiento en su forma de pensar, sentir y actuar de las personas que trabajen conmigo.

Saludos.

CARTAS A LUZ ADRIANA

CARTA A UNA FORMADORA AFECTIVA

 

 EN EL CHORRO DE QUEVEDO

Admirada Luz Adriana:

Yo soy un lector tuyo.

Te leo, te sigo, te aprendo.

Una fuente de sabiduría común a los dos, hoy me dijo:

“Lo oscuro adhiere a lo luminoso y perfecciona así la claridad de lo luminoso.”

Por eso yo, que soy lo oscuro,

Adhiero a tus pensamientos que son lo luminoso.

Tú eres fuego (la hija del medio) y yo soy trueno (el hijo mayor).

Tú eres Luz y yo soy ruido.

Tú iluminas el camino y yo lo sigo, y lo cuento…

Y dice la misma fuente de sabiduría que “todo lo que expande luz en el mundo, depende de algo a lo cual quedar adherido para poder alumbrar de un modo duradero.”

Naufrago y adhiero a ti.

En un acto de libertad.

Porque tus pensamientos son luz.

Porque tus obras son ejemplo.

Yo siempre te he amado y te voy a amar;

Pro existencialmente,

Sin importar nuestro presente,

Siempre estaré presente.

 

 

 

CONFERENCIAS ANDREZ PAZ

LAS CONFERENCIAS DEL PSICÓLOGO ANDRÉS PAZ

CONFERENCISTA

El punto de partida de mi Proyecto de Vida Laboral como Talento Creativo es ser un Psicólogo Divulgador.

La primera labor de un Psicólogo Divulgador es ser conferencista. Yo siento que me gradué como tal, en el Congreso de la celebración de los 25 años de Pedagogía Conceptual el 6 y 7 de octubre del año pasado.

Gracias a mi maestro de psicología afectiva, Miguel De Zubiría, pude desplegar mis habilidades como conferencista ante un auditorio de más de 300 personas que a juzgar por sus reacciones, fueron muy receptivos al mensaje que les transmití. Tanto que las semillas sembradas en esa conferencia no tardaron en dar sus frutos días después.

En efecto, después de esa conferencia donde hablé sobre el ego y el amor desde una perspectiva afectiva y espiritual, la rectora del Colegio Femenino Don Bosco, me contrató para dar esa misma conferencia en el cierre de año con los padres de familia.

Luego viajé a Chiquinquirà, a ofrecer dos conferencias en el Colegio Campestre Nueva Inglaterra. Ese día hablé ante los padres de familia de la diferencia entre educar y formar, y de la importancia de tomar conciencia de que el futuro de nuestros  hijos depende de nuestro presente.

El año pasado entonces, gracias a estas conferencias y sumadas a las dos que había ofrecido en el Redentor el 22 y 24 de julio, me hice plenamente conciente de que ser conferencista es una de mis labores, me apasiona esta tarea. Me confirma que definitivamente he sido bendecido con el don de la palabra.

Las horas que he practicado en Transmilenio me han permitido desarrollar la habilidad de pararme frente a un grupo de personas, tocarles el corazón y ponerlos a reflexionar sobre sus vidas.

A propósito de Transmilenio, debo confesar que allí me siento como en un “entrenamiento”, es el lugar donde me preparo para mis “partidos”. Veo cada conferencia como un partido de futbol.

Por eso es tan importante la labor que llevo a cabo en este escenario social, no solo porque tengo la oportunidad de entrenar y probar mis ideas, sino porque estoy convencido que en un país donde la Salud Mental es tan precaria, es necesario llevar la psicología formativa y preventiva a este tipo de escenarios, que además es un autentico laboratorio social en el que puedo materializar mi causa como psicólogo:

Democratizar la psicología.

En lo que va corrido del 2015 he podido llevar a cabo esta causa; primero con una actividad intensa en Transmilenio, y segundo con cinco conferencias que he tenido la oportunidad de ofrecer en los dos sectores que considero clave en la vida social: el sector educativo (colegios) y el sector productivo (empresas).

El 19 de enero volví a Chiquinquirà. Ofrecí otras dos conferencias en el Colegio Campestre Nueva Inglaterra, gracias a la confianza que Sandra y su equipo de compañeras depositaron en mí para llevar a cabo una actividad de inducción para sus nuevos docentes.

Ese día, hice énfasis en la gran responsabilidad que tienen los maestros en la formación de estas nuevas generaciones que están creciendo en hogares derrumbados, y por lo tanto, en la importancia de estar equilibrados afectivamente, porque un maestro no solo educa con sus conocimientos, sino que también forma con sus actitudes. También tuve la oportunidad de exponerles mi modelo de proyecto de vida y les presenté las herramientas de la Psicología de Vida.

Aquel día tomé conciencia que la Psicología de la Vida es una ética, y como tal, puede ser implementada como un programa de formación en las instituciones educativas, y porque no, también en las instituciones productivas, por una sencilla razón, y es que estas herramientas contribuyen con el crecimiento y por lo tanto el bienestar de los seres humanos.

Como anécdota familiar, en ese viaje me acompañó mi madre Inés, con quien aprovechamos para visitar la Basílica de Chiquinquirà. Y también estuvo presente Daniela Serrano, una joven y pilosa mujer que se mueve como pez en el agua por el mundo del mercadeo, a quien curiosamente conocí en Transmilenio en una de mis jornadas de divulgación y entrenamiento. Después de una consulta llegamos a la conclusión que podíamos unir nuestros talentos para construir un portafolio de servicios de formación para colegios y empresas. En esas andamos.

El 30 de enero, un día antes del cumpleaños numero 6 de mi hija Orianna, tuve la oportunidad de participar como conferencista en la actividad de inducción a docentes del Colegio Dulce María de la Localidad de Suba. Fueran dos conferencias que tuvieron como banda sonora a mi grupo de Regué favorito: Green Valley.

Además de las reflexiones propias del que hacer docente, les presente mi modelo de proyecto de vida, al igual que las herramientas de la Psicología de la Vida, me llamó la atención que fue una conferencia muy afectiva y espiritual. Este fue también el fruto de una semilla sembrada en el Congreso de Pedagogía Conceptual.

Como nota curiosa, durante la conferencia, salió a colación el tema de la gestión de calidad, el famoso PHVA que tiene tan obsesionados a tantos directivos con ese cuento de la calidad en los procesos, y me surgió una inquietud, que no expresé en esos momentos pero que aprovecho para soltarla en este instante:

¿Qué será mas importante, la calidad en los procesos o la calidad en la vida afectiva de los docentes?   

Un tema para pensar.

Ese día me acompañó mi sobrino Gabriel, quien fue el encargado del registro fotográfico.

Y ayer, 13 de febrero, el día en que mi sobrino Felipe cumplió sus primeros 12 años, llegué con mi Psicología de la Vida al sector productivo, a las empresas. Gracias, justamente a una semilla sembrada en Transmilenio.

Solanyi, una compañera de mi generación, ambos somos modelo 80, me escuchó en una de mis charlas en Transmilenio y al otro día me llamó para que nos reuniéramos con sus compañeros del Copaso del Centro Comercial Gran San. Aquel día conversamos un rato y acordamos que haría una conferencia para todo el personal operativo y administrativo del Centro Comercial, con miras también a ofrecer formación a los dueños de los locales.

Pues bien, hice la conferencia, y fue tanta mi alegría que me surgió la inspiración para redactar este relato que da cuenta de mi actividad como conferencista, primero en los colegios y ahora en las empresas.

El hilo conductor de la conferencia fue el Hogar y el Trabajo y la importancia de estar construyendo conscientemente un proyecto de vida afectivo y laboral, porque son estos dos escenarios las principales fuentes de bienestar o malestar afectivo.

Con esta conferencia confirmé una vez mas que en las empresas, además de capacitación, se necesita con urgencia, Formación. En realidad, los empresarios y sus directivos deben ocuparse del bienestar mental de sus colaboradores, por una sencilla y no altruista razón:

La productividad.

La productividad de un trabajador depende de su equilibrio afectivo, mismo que se ve afectado por los conflictos interpersonales, tanto en el Hogar como en el mismo Trabajo.

He ahí la importancia de que las empresas cuenten en sus filas con lideres empáticos y conectados con las necesidades afectivas de sus colaboradores.

Después de la conferencia conversé un poco más con Solanyi, quien me invitó a desayunar y me compartió sus impresiones de la actividad. Además de tomarnos la foto de rigor.

Esta vez fue mi padre Eduardo quien me acompañó. Fue muy inspirador para mi verlo ahí, escuchando el cuento que ahora estoy contando.

Que alegría haberle podido mostrar a mi padre que se puede vivir haciendo lo que mas nos gusta. Que todos estos años de cultivo, esfuerzo y sacrificio están empezando a dar sus frutos.

Así estoy construyendo mi Trabajo. Ser un Talento Creativo en el mundo de la psicología, implica comprender que nuestra mayor herramienta es la palabra, por eso es tan importante ejercitarla y cultivarla, porque la palabra anima, motiva, inspira, concientiza, en suma, la palabra, sana.

Me salió largo este relato, apto solo para quienes están siguiendo esta historia, este proyecto de vida. De modo que si tuviste la paciencia de leer hasta aquí, te agradezco tu retroalimentación, es muy útil para mí porque me permite comprender un poco más lo que estoy haciendo y compartiendo.

Saludos.

PROYECTO DE VIDA

PSICOLOGÍA DE LA VIDA: HERRAMIENTAS PARA CONSTRUIR TU PROYECTO DE VIDA

PSICOLOGÍA DE LA VIDA

No quiero desarrollar una teoría que esté desconectada de la vida, porque me parece que es la vida misma nuestro punto de partida. Este fin de semana por ejemplo ocurrieron dos hechos vitales de los cuales quiero dejar huella.

El sábado publiqué por fin mi proyecto de vida, mi hoja de ruta, mi mapa, los planos de la personalidad que he comenzado a edificar conscientemente, para de esta manera completar mi Identidad.

Y el domingo, mi hermana Viviana llegó al tercer piso de su existencia.

Estos dos hechos me ponen a pensar en lo que estaba haciendo yo cuando también llegué a los 30.

En el diplomado de afectividad humanaRecuerdo que estaba volcado de lleno en el estudio de la teoría de la afectividad humana de mí maestro de psicología afectiva, Miguel De Zubiría, de hecho, por aquellos días estábamos llevando a cabo un diplomado de afectividad que organizamos con Luz Adriana. Ya había nacido Orianna y sin saberlo todavía, Dante venia en camino.

De modo que eran tiempos de desbordante optimismo y alegría, trabajábamos juntos; tanto en la construcción de nuestro Hogar, como de nuestro Trabajo.

Pero también eran tiempos de ingenuidad, tanto en el Hogar, como en el Trabajo. Una experimentación a ciegas, probando y probando.

Esas pruebas permanentes, sin una hoja de ruta clara, llevaron al desgaste emocional, a tal punto, que dejamos de trabajar juntos y el Hogar y el Trabajo que estábamos edificando, se nos derrumbó.

Esto que podría ser visto como una tragedia, se esta convirtiendo en nuestra mejor oportunidad de crecimiento. La tristeza del derrumbamiento ha llevado a cada uno por su lado a redefinir su proyecto de vida; tanto afectivo como laboral.

Afectivamente, los dos sabemos que tenemos una responsabilidad compartida, ella como madre y yo como padre. Cada uno, de forma autónoma definiendo su rol.

Como pareja, esa vieja relación de adolescentes ha muerto. Si ha de renacer este vínculo algún día, lo hará sobre las bases de nuestra propia autonomía afectiva y laboral. Será una relación entre dos adultos que habrán aprendido de su amarga experiencia. Esta es mi esperanza, y aunque hoy estamos a la distancia, todo mi ser esta conectado con esta mujer. Hoy no concibo mi vida con una mujer diferente a la madre de mis hijos.

EL CLAN TIRADO PAZLuz Adriana es la mujer más importante de mi vida. No tengo ningún problema en reconocer esto. 9 años después de nuestro “casual” encuentro en la Cinemateca Distrital, con esta bella mujer logramos concebir no solo dos hijos, sino también una teoría que gestamos entre los dos desde el mismo día en que nos conocimos aquel sábado 28 de enero de 2006.

Y es justamente esta teoría la base de nuestro proyecto de vida laboral. Luz Adriana esta materializando esas ideas que trabajamos en nuestros años de convivencia en un proyecto laboral que ha llamado Comunidad de Formación Afectiva Crecer. Un muy bello proyecto, del cual yo soy su primer seguidor y te invito a que lo conozcas, porque en realidad esta impregnado de mucha sabiduría porque tiene su toque personal.

En lo que a mi respecta, esas ideas las he organizado en lo que llamo la Psicología de la Vida. Una psicología afectiva y espiritual que actúa como una caja de herramientas para construir un proyecto de vida afectivo y laboral.

Como Pedagogo Conceptual que soy, comprendo que los conceptos son herramientas. El lenguaje configura tu realidad, los conceptos te pueden ayudar a construir tu Identidad.

La Psicología de la Vida entonces es un conjunto de conceptos que llevados a la practica te pueden ayudar a Crecer como Ser Humano, esto es, a Crecer en tu forma de sentir, pensar y actuar. En otras palabras, a convertirte en un adulto responsable y dueño de tu propio destino, autor de tu propia vida.

Tremendo desafío, ¿no?

Pues bien, este es el reto que he asumido para mi vida. Crecer y ser un adulto responsable, capaz de edificar un Hogar y un Trabajo Talentoso y Creativo.

Como dicen que el ejemplo empieza por casa, entonces yo mismo estoy utilizando estas herramientas de la Psicología de la Vida. Digamos que ahora soy un Adulto Aprehendiz dando testimonio de su propio proceso.

De modo que mediante este relato te presento oficialmente la Psicología de la Vida, esta es mi propuesta como psicólogo, una teoría que yo mismo estoy encarnando y que poco a poco te iré explicando.

Como puedes ver en la imagen que acompaña este relato, esta teoría tiene su representación geométrica, si te fijas bien, esos son los conceptos que componen la Psicología de la Vida, esas son las herramientas para valorar, conocer, conducir, cultivar y construir tu proyecto de vida; afectivo y laboral.

Saludos.

PROYECTO DE VIDA

YO SOY ANDRÈZ PAZ Y ESTE ES MI PROYECTO DE VIDA

ANDREZ PAZ

Empiezo este relato con las letras de una bella canción de Green Valley:

“Te tira la vida al camino si estas en lo cierto… Basta con cerrar los ojos y luego imaginar, tu puedes decidir a dónde vas, tú decides el momento y decides el lugar, decides el rincón a donde iras, dejándote llevar y llevar…”

He descubierto dos tesoros: el Hogar y el Trabajo, fuentes de amor y pan. Sin embargo, para poder disfrutar de estos tesoros, necesito una nueva personalidad.

Una personalidad que sea capaz de ser conciente de lo valiosos que son el Hogar y el Trabajo, para que pueda pensar, sentir y actuar en consecuencia.

En algún momento de mi formación aprendí que uno puede elegir su personalidad, que no necesariamente tiene que estar sometido a los dictados de sus instintos, o a los condicionamientos destructivos de su entorno.

Comprendí que uno puede construir una personalidad capaz de tener control sobre lo heredado y lo aprendido.

Llevo ya mucho tiempo tratando de entender esta idea, ahora creo que mas allá de tratar de entenderla, lo que debo hacer es vivirla. Solo cuando una idea se vive, se logra comprenderla, es decir, transformar la realidad vital.

A mi se me derrumbó el Hogar, y para evitar mi propio derrumbamiento, he decidido hacer uso de lo que he aprendido a lo largo de mi vida; como ser humano y como psicólogo.

De esta manera, haré frente al debilitamiento afectivo y por lo tanto, al deterioro vital que supone afrontar la dura realidad del derrumbamiento de la mayor fuente de afecto terrenal del Ser Humano:

Su Hogar.

Su Comunidad primaria.

La mayor bendición que Dios puede dar a un hombre.

En cada vida hay experiencias, hay lecciones. Y la vida que más podemos conocer es la propia. Es verdad que de las demás vidas también se aprende, con las historias de los otros también podemos aprender de nosotros mismos.

Porque de lo que se trata es de aprehender para comprender,  y por ende Crecer como Ser Humano. Esto es, Crecer en nuestra forma de sentir, pensar y actuar.

Sin embargo, para que este crecimiento constante sea una realidad en nuestra vida, necesitamos un claro proyecto de vida, el cual es como un mapa para emprender el viaje de crecimiento.

De hecho, estudios científicos demuestran que el Ser Humano necesita un mapa por naturaleza.

Hace poco leí en un libro de Seth Godin, que el doctor Jan Souman, del Instituto Max Planck de Cibernética Biológica, estudió lo que nos sucede cuando no tenemos mapas, ni brújulas, ni puntos de referencia.

Souman investigó lo que le sucede a la gente que se pierde en un bosque o en el Sahara y que no puede orientarse ni por la estrella Polar ni por el sol.

Pues resulta que andamos en círculo. Por mucho que intentemos andar en línea recta, para salir del bosque o del desierto, siempre acabamos donde empezamos. Nuestros instintos no nos bastan. En palabras del doctor Souman: “No confíes en tus sentidos porque aunque creas que avanzas en línea recta, no es así.”

Lo reitero, el Ser Humano necesita un mapa por naturaleza.

Pues bien, con este relato te presento el mapa que he trazado para mi viaje. Son los planos de la personalidad que he empezado a edificar para completar mi Identidad.

El terreno para construir es mi propia vida, y las herramientas con las cuales estoy llevando a cabo esta construcción es lo que he llamado Psicología de la Vida.

Me cansé de andar en círculos, de volver a empezar un proyecto de vida afectivo y laboral mal planificado y por ende mal ejecutado.

Vienen a mi mente las palabras de mi maestro de psicología afectiva, Miguel De Zubiría, a propósito del derrumbamiento de mi Hogar:

“¿Qué ocurre con tu existencia? ¿Qué pasa con tu pareja? ¿Qué ocurre con tu trabajo? Siempre te siento volviendo a comenzar, desde el inicio, y ahora solo.”

Si maestro, he vuelto a empezar, y ahora solo, ¿doloroso? pues “pa que le digo que no, si, si”.

Pero prefiero volver a empezar, a dejarme derrumbar por el peso de este dolor, si es verdad que soy libre para elegir, pues entonces elijo el camino del ascenso, no del descenso, opto por el camino del crecimiento para que todo este sufrimiento tenga sentido.

Hoy te presento los planos de la personalidad que he elegido encarnar, y como esto es un modelo psicológico, te lo iré mostrando poco a poco a partir de mis propias experiencias de vida.

De modo que mucho gusto:

Yo soy Andréz Paz, y este es mi proyecto de vida:

Ser un Adulto para construir un Hogar, y un Talento Creativo para edificar un Trabajo que me permita aportar al sustento de ese Hogar.

Saludos.

proyecto de vida

Proyecto de Vida Afectivo

Proyecto de Vida Laboral

Psicólogo Divulgador

Psicólogo Afectivo y Espiritual

PSICOLOGO LIDER

AFECTIVIDAD Y ESPIRITUALIDAD

EL ALIMENTO ESPIRITUAL

 alimento espiritual

La espiritualidad es la necesidad consiente de Dios.

Ha despertado en mi este instinto espiritual.

Que bello.

Hoy comprendí que es necesario alimentar nuestro espíritu.

Porque un espíritu bien alimentado fortalece el corazón.

Con un corazón fortalecido, nuestra mente podrá pensar con mayor claridad.

Esto significa que podremos tomar mejores decisiones.

Y las mejores decisiones, traen bendiciones.

El alimento espiritual es vital, tan vital como el alimento para el cuerpo.

No es solo una metáfora, se trata de una realidad humana.

Nuestro espíritu requiere alimento, y si no se alimenta, sufriremos de carencias afectivas.

¿Y cuàl es el alimento del espíritu?

La Palabra.

La Palabra la puedo uno consumir solo o acompañado.

Cuando se consume en compañía, es como cuando se come en compañía, más satisfactorio.

He aquí la importancia de la comunidad.

Esta es la sensación que estoy experimentando en mis banquetes espirituales en Torre Fuerte.

Fe en la Palabra.

Acompañadas por obras para confirmar la Palabra.

Gracias a esta Palabra comprendí que la construcción de un Hogar es de dos: 50/50, pero también que hay momentos en los que a alguno de los miembros de la pareja, le toca asumir el 100%. Es su deber y no lo puede eludir, porque hacerlo, significaría la muerte definitiva del Hogar.

Y mientras al menos uno siga trabajando, el Hogar seguirá respirando.

Necesitamos alimentar nuestro espíritu.

Necesitamos de Dios.

Asi lo siento, asi lo pienso, y asi te lo comparto.

Salu-dos.