psicologia espiritual

MENSAJES DESDE ARRIBA

MENSAJES DESDE ARRIBA

Podrás pensar que estoy loco, pero cuando uno empieza a transitar por los senderos del espíritu, aprender sobre la vida no es gracias a nuestro intelecto sino a la intuición. Es tan potente esto que no se puede explicar, solo experimentar.

Ando con mi mente y espíritu dispuestos a aprender, a ser guiado, a ser receptivo a los mensajes superiores de la vida.

LA MUJER DE MI VIDAAyer, cuando me senté frente al computador, por una extraña razón me llegó una foto en la que estamos Luz Adriana y yo, una bella foto que hacía rato no veía, de repente llegaron unos sentimientos que se volvieron pensamientos y le escribí a una carta a la afectiva, sabia y creativa madre de mis hijos.

Después me fui a caminar, tenía que imprimir semillas para sembrar en Transmilenio, luego de esa tarea me fui para el parque de los periodistas a observar un poco la vida que allí circula.

Sentado allí, se me acercó Sebastián, un habitante de calle de 21 años quien para ganarse el pan me cantó el padre nuestro en latin, aproveché y empecé a conversar con ese hombre, entramos en confianza y terminamos hablando de Dios, me sorprende que estas personas, a pesar de sus circunstancias son muy espirituales, no temen poner a Dios por delante, son fuertes aunque parezca lo contrario.

Tuvimos un debate acerca del porque de sus circunstancias, el me decía que eran las drogas, especialmente el bazuco el responsable de su presente. No pude evitar reflexionar en este instante y plantearle que a lo mejor las drogas eran una consecuencia de algo más arraigado.

¿Qué podría ser? –pregunto él-

-Careciste de un hogar, a lo mejor tuviste padres, pero no un hogar.

Al principio el se resistió a esa idea, porque en su mentalidad el único responsable de su destino era él, En otro tiempo yo habría pensado lo mismo, pero hoy, a la luz de mi propia experiencia he llegado a la conclusión que nuestra herencia marca parte de nuestro destino, para bien o para mal.

Yo soy el responsable de mi vida, si, ¿pero que es lo que yo soy?

Somos lo que pensamos, sentimos y hacemos, pero eso que pensamos, sentimos y hacemos es una herencia de nuestra especie y de nuestra tribu familiar, pero también es lo que aprendimos en nuestra infancia y adolescencia, es el entorno. Y estamos a merced de esa herencia y de esos aprendizajes hasta que decidamos hacer uso de nuestro libre albedrio y completar nuestra identidad proyectando y construyendo nuestra personalidad elegida. Es decir, nuestros propios pensamientos, afectos y acciones.

No sé si esto se comprenda fácilmente, pero lo que pretendo decir es que nuestras acciones, buenas o malas, son movidas por esas fuerzas heredadas y aprendidas, he ahí la importancia de tomar conciencia acerca del legado que le vamos a heredar a nuestros hijos.

Y el mejor legado, para mí, no es la educación, sino un hogar.

Porque un hogar es la mejor fuente de afecto, sabiduría y pan.

El caso es que escribo este relato porque este hombre me transmitió un contundentemente mensaje que “coincidió” con la acción de la carta pública que le envié a Luz Adriana. Tanto me impactó que no puede evitar escribir este relato para dar testimonio de ello.

Me dice Sebastián, miremos 1 Juan 3:18:

“Queridos hijos, que nuestro amor no quede solo en palabras; mostremos la verdad por medio de nuestras acciones”

Luego seguimos conversando y de repente me dice, ahora miremos Mateo 7:7:

“Sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontraras; sigue llamando y la puerta se te abrirá.”

Y para rematar me dejó con Romanos 8: 28, 31

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos” (…) “¿Qué podemos decir acerca de cosas tan maravillosas como estas? Si Dios esta a favor de nosotros, ¿Quién podrá ponerse en nuestra contra?”

No te parece sorprendente. A mí me impactó. Tanto que me vi impulsado a compartirte esta anécdota.

En este mismo día, una canción de Green Valley llegó con un mensaje complementario:

“Siempre intenta descifrar lo que te enseña la vida, sigue un camino correcto, y veras como el calor purifica tus heridas, veras que estas en lo cierto”

Así funciona esto, ya no temo aceptarlo ni compartirlo.

Saludos.

Andréz Paz // Psicología de la Vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s