LUZ ADRIANA

CARTA A MI AMADA LUZ ADRIANA

LA MUJER DE MI VIDA

Mi amada Luz Adriana:

No puedo darme por vencido,

Algo mas fuerte que mi propio ego me dice que tengo que seguir luchando, que hay que ser hombre y pelear, porque un hombre nunca se da por vencido, Eso es propio solo de los pusilanimes, y yo seré todo lo negativo que tu creas, pero no soy un cobarde.

¿Como voy a renunciar al regalo que Dios me dio?

Solo la muerte me lo impedirá, porque yo soy un convencido que la responsabilidad con el hogar es hasta que la muerte nos separe.

Pero un hogar no se construye dividido, sino unido.

Y es de esa unión de donde sale el alimento mas nutritivo para nuestros hijos.

El amor.

El amor ha vencido mi ego, por eso estoy aqui luchando, pensando maneras de hacer lo que tantas veces me pediste y mi ignorancia afectiva me impedía captar:

Sorprenderte.

No se que vayas a pensar con este acto, ni como vas a reaccionar, pero es que ya no quiero tener miedo Luz Adriana.

Yo quiero es amarte, servirte, acompañarte, “ser tu bastón al caminar y al despertarme tu abrigo”,

¿Sabes? esto no lo tenia planeado, simplemente ayer te pensé muy intensamente, escucharte al otro lado del teléfono me hizo sentir profundamente tu espíritu y me hizo afirmarme en mi determinación de no rendirme.

Y hoy descubrí que para eso ya no tengo que temerte sino amarte.

No es que yo te tenga miedo a ti, sino que el temor era a perderte.

Ya perdí ese temor, ahora soy libre para amarte.

Necesito amarte, porque soy padre, el padre de tus hijos, y ellos serán muy felices de ver que su padre ama a su madre.

Esa felicidad de mis hijos, es lo que mas me motiva, es lo que noquea a mi ego y me lleva a este acto.

La felicidad no es a medias, Se es o no se es.

¿Es la felicidad de nuestros hijos lo mas importante?

EL CLAN

Pues siento que depende de nuestro amor.

Puedo estar equivocado, pero es lo que siento y necesito desesperadamente expresartelo!!!!!

Discúlpame que lo haga por este medio, pero tenemos una responsabilidad, no solo familiar sino también social,.

No podemos hablar de armonía con el cosmos, si antes nuestro hogar no se repara y reconstruye.

Un hogar derrumbado y no reconstruido, SIEMPRE, SIEMPRE deja secuelas emocionales en nuestros hijos.

Secuelas que le traerán amarguras en su vida afectiva. Esas son solo unas de las muchas consecuencias.

Como nuestros canales de comunicación están en su mas baja expresión, no veo otra opción que expresarte estos sentimientos y pensamientos en voz alta.

Porque mi compromiso no es solamente contigo, con mis hijos, con tu familia y con la mía, mi compromiso es con mis amigos, las personas que están confiando en mi trabajo, y sobre todo, con la sociedad.

Somos miembros de una generación que esta dejando derrumbar los hogares, somos una generación de padres separados, de madres solteras, de caos afectivo.

Basta con observar las consecuencias: incremento dramático de la delincuencia, la prostitución, el microtrafico, las pandillas juveniles, y todos esos fenómenos que sumados a la soledad, la depresión y el suicidio, dan cuenta de las consecuencias del derrumbamiento de los hogares. Y lo mas terrible es que una sociedad sin hogares, es una sociedad en riesgo. Tu lo sabes.

Se paga un precio alto, muy alto.

Yo soy conciente de mis fallos, se que soy el principal responsable de la situación.

Se que fui agresivo, violento, infiel, desleal, indiferente, indolente, tacaño, miserable, ingrato, se que fui una rata inmunda y un animal rastrero como alguna vez me lo dijiste.

Se que fui todo eso y quizas mucho mas. Lo se, y no te imaginas el dolor que he experimentado al mirarme al espejo de mi conciencia y quitarme el velo del autoengaño.

Ya tu lo habías visto, pero yo. Ignorante era.

Tan estúpido como para no emprender las acciones reparadoras.

A veces, personas como yo, necesitamos sufrir amargamente para despertar.

El dolor me ha despertado mi amada Luz Adriana.

¿Tu crees que un hombre como yo no sufre la distancia de su hogar?

¿Tu crees que yo no te necesito?

¿Tu crees que yo necesito a mis hijos?

Los necesito, asi como ustedes me necesitan a mi.

Nos necesitamos.

No quiero que te sientas presionada, simplemente necesito liberarme de este trago amargo, necesito expresarte lo que siento y pienso.

Y lo hago en publico porque quiero que el mundo sea testigo de mi compromiso contigo y con nuestro hogar.

Mi satisfacción es poderte expresar esto,

Pedirte un perdón publico por todos mis actos estúpidos que tanto dolor de causaron, a ti y a nuestros hijos. Y a la tribu.

Soy consciente que no puedo esperar nada de ti.

Simplemente quiero que sepas que sigo enamorado de ti, hoy mas que nunca.

Con profundo y verdadero amor;

Andres

EL CLAN TIRADO PAZ

Anuncios

3 thoughts on “CARTA A MI AMADA LUZ ADRIANA”

  1. Andres, el contenido de esta carta es muy meritorio, ignificativo; con sentido humano como quien lo escribe, familiar por el enfoque de su contenido, social para poder conocerlo y opinar, y lo más importante es el impacto que esperamos tenga esta bella declaración. Que Dios los bendiga.

    1. Muchas gracias apreciado Dario por estas bellas palabras de aliento.

      Un fuerte abrazo para ti y los tuyos; Maria Ines, Angelica y Martha.

      Espero que algun dia nos volvamos a compartir.

      Andres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s