HOGAR

LA HERENCIA DE UN HOGAR

ELIJO EL AMOR

La mejor herencia que le podemos dejar a nuestros hijos no es la educación.

Hoy puedo decir, que el mejor legado para nuestros hijos es una HOGAR.

Cuando dejamos a nuestros hijos sin un HOGAR, estamos cometiendo el mas vil de los actos egoístas porque condenamos a nuestros hijos a la pobreza afectiva.

Por mucho que una mujer intente ser madre y padre al mismo tiempo, difícilmente se podrá llenar ese vacío afectivo que queda en el corazón de nuestros hijos.

La madre es la madre y el padre es el padre.

Saquemonos de una vez por todas esa toxica idea de que madre es solo una y que padre es cualquiera. No, el padre también es solo uno e irreemplazable.

He ahí mi convicción de luchar a muerte por reparar y reconstruir mi HOGAR.

Y no es mi HOGAR en el sentido de propiedad, sino de Responsabilidad.

Cuando se tiene hijos, ser adulto es construir un hogar, y si se derrumba, la tarea siguiente es la reparación y reconstrucción de ese HOGAR.

Porque un HOGAR es la mejor herencia que le podemos dejar a nuestros hijos.

Lo contrario también es cierto, un hogar derrumbado es el peor daño que le podemos hacer a nuestros hijos, les dejamos un problema que tendrán que afrontar en su adultez.

Los condenamos a la carencia afectiva.

Por eso es que nada es mas importante en mi existencia, he tomado conciencia que este es el sentido de mi vida: Luchar por mi HOGAR y dar testimonio de esta ardua e irrenunciable lucha.

Debo romper esa herencia que me dejaron mis padres.

No puedo repetir su historia.

En las conferencias que dicté ayer en el colegio Campestre Chiquinquirá Nueva Inglaterra, me hice consciente de que la Psicología de la Vida, es mi caja de herramientas para reparar y reconstruir mi HOGAR.

Me hice consciente de que mi causa no es la democratizacion de la psicología, sino, la reparación y reconstrucción de mi HOGAR.

Me hice consciente que esta experiencia es para compartirla, porque la principal herencia que los hombres y mujeres de esta generación le podemos dejar a nuestros hijos, es un HOGAR.

De modo que la conclusión es muy sencilla;

Que la herencia sea una HOGAR, no una carencia afectiva.

Andréz Paz // Psicología de la Vida

Anuncios

1 thought on “LA HERENCIA DE UN HOGAR”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s