HISTORIA DE VIDA

CIEGOS POR LA VIDA

Bien dicen por ahí que el que no sabe es como el que no ve, es decir, el ignorante es ciego.

El ignorante por su propia ignorancia le dice SI AL EGO, una y otra vez, como si se tratara de una acción rayada.

Decirle si al ego es un fallo constante de la mente y por eso andamos CIEGOS por la vida.

¿En qué momento toma uno conciencia de su ignorancia, esto es, de las repetidas veces que uno le ha dicho si al ego?

En mi vida de pareja y familiar he sido un completo ignorante y he tomado conciencia de ello gracias al dolor que me ha producido la distancia de mi mayor tesoro:

Mi clan familiar; mis hijos y la madre de mis hijos.

No los he perdido porque ellos para mí no son una propiedad sino una responsabilidad y si uno pretende caminar por la vida como un Ser Adulto, no puede renunciar a esa bella responsabilidad.

Y digo que es bella porque no hay mejor oportunidad en la existencia para liberarse del yugo opresor de la ignorancia y decirle no al ego y SI A LA SABIDURIA.

Si a la sabiduría, si a la luz.

Caminar por los senderos de la sabiduría es caminar hacia la luz, hacia el despertar. Hacia la configuración de una mente libre de fallos y que funcione armónicamente, con fluidez y en paz. En suma:

Una mente adulta.

Cuan arrepentido estoy de todos mis fallos!!!

Cuan arrepentido estoy de mi ignorancia!!!

Cuan arrepentido estoy de todo el malestar que le causé a mi clan familiar y a mi tribu!!!

Gracias, gracias, gracias Señor, porque gracias a este dolor te he conocido y me pregunto cómo he podido caminar sin ser consciente de tu presencia en mi vida, sin valorarte.

Porque revisando mi historia de vida compruebo que siempre has estado ahí, he sido yo el que no había querido aceptarte, escucharte, conocerte, obedecerte.

Me arrepiento de mi ignorancia.

Pero gracias por este momento.

Gracias por permitirme llegar a la adultez.

El domingo pasado comprendí muy claramente tu mensaje:

El único requisito para caminar por los senderos de la sabiduría es asumir tu responsabilidad como el hombre de tu casa.

El hombre que trabaja.

El hombre que cuida de sus hijos.

El hombre que vela por la madre de sus hijos.

El hombre que da testimonio de su vida.

Porque la salvación empieza por casa.

Muchas veces me dijiste:

Salva tu mundo.

Gracias, gracias, gracias.

Anuncios

1 thought on “CIEGOS POR LA VIDA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s