ANDRES PAZ, Psicologia del amor

¿AMOR INCONDICIONAL?

 

“Empezamos a crecer cuando le damos a la vida más de lo que esperamos recibir de ella.”

Ari Paluch

“Es mejor estar del lado de los que dan que del lado de los que piden.”

Osher

Es muy difícil aprehender la lección del amor incondicional.

Amar sin condiciones, sin esperar nada a cambio; es darse la oportunidad de experimentar la satisfacción del dar, del servir, sin que ello implique dependencia.

¿Cuándo es dependencia afectiva?

Cuando se da esperando algo a cambio, y si no llega esa reciprocidad, entonces verse condenado a sufrir. Este es un síntoma de estar viviendo un amor dependiente.

Un amor autónomo es un amor libre, es el paso previo al amor interdependiente; de la necesidad mutua, de la ayuda mutua.

Nos ayudamos (ayu-damos) porque nos amamos, porque el bien-estar del otro es mi bien-estar.

Crecer en el amor.

Duele mucho Crecer en el amor. 

Sin embargo, para Crecer primero es necesario creer en el amor.

Y que esa creencia lleve a la práctica del amor.

Y que esa practica del amor te haga sentir amor en tu corazón.

Hasta convertirla en un círculo virtuoso.

¿Qué tipo de amor?

Un amor nutritivo, incondicional, es decir un amor servido, un amor como servicio.

Amar es servir. Y si es un amor grande es un servicio por convicción, incondicional. La recompensa es la satisfacción inmediata por servir

Cuando es un amor adolescente es un amor interesado, condicionado: “Si me das te doy; si no me das no te doy”.

En cambio el amor grande, adulto, es un amor incondicional: “Te doy porque me satisface hacerlo, si reciprocas, bien, si no lo haces, igual estaré bien. Mi felicidad no depende de ti, es una responsabilidad mía. Simplemente, me interesa que estés bien, conmigo o sin mí, pero que estés bien.”

Bellas palabras que requieren de una dura y constante practica para que se materialicen y no se las lleve el viento. De hecho, si se practican estos pensamientos, se fortalece el espíritu y se debilita el ego.

Porque cuando el ego domina, éste impone un amor condicional.

Mientras que cuando es el espíritu el que guía, éste sirve un amor incondicional.

Mucho hay que aprender sobre este tema, por eso me he consagrado a la psicología del amor.

Apenas soy un aprehendiz, pero tengo toda la voluntad de comprender y compartir.

En la vida de pareja, siempre será mejor amarse que amar-garse, por eso es tan vital comprender el amor.

Intuyo que por eso se sufre por amor, porque no se le comprende.

Y cuando uno no comprende algo no lo puede sentir, no lo puede vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s