VIDA PSICOLOGICA

CONSAGRARSE A UNA VIDA PSICOLÓGICA

http://marcelapereyra.wordpress.com/2012/06/20/simbolo-de-la-psicologia-2/
A Psique se la representaba con alas de mariposa. Los griegos creían que cuando moría una persona y exhalaba su último aliento, el alma abandonaba el cuerpo volando en forma de mariposa. En este caso, la mariposa como simbolo de la capacidad del alma de transformarse, de ser una simple oruga que se arrastra por la tierra, un día como escuchando un llamado se envuelve en su capullo, aislandose del mundo entero y a su debido tiempo, renace, ya no como gusanito, sino como una espléndida mariposa que se eleva a las alturas. No es casualidad que el animal totémico de la Psicología sea uno de los seres simbólicamente más ricos para describir el proceso de transformación de las personas: el origen de la palabra que da nombre a la profesión, la psicología.

 

“Todo camino de resignificaciòn y conversión personal  exige esfuerzo y dedicación al mas alto nivel, porque siempre se trata de promover en la persona aquellas capacidades que o no sabe que posee o que no ha sabido o que no le han permitido otros desarrollar, para ser verdaderamente feliz”.

-Aula para educadores-

Reflexiones Amigonianas

“Cada organismo engendra su propio mundo, dotado de valores propios aunque no independientes.”

José Antonio Marina

-El misterio de la voluntad perdida-

 

He firmado un pacto con la Vida, así lo dejé constatado en el relato anterior. Cuando esto ocurre en la vida de un ser humano, se activan unas fuerzas que empiezan a moverlo a uno hacia el cumplimiento de esos acuerdos, y esto es así porque comprometerse con la Vida es el más serio de los compromisos.

Por eso, después de la firma de ese contrato psicológico con la Vida, aquí estoy cumpliendo con la primera tarea que me fue confiada, esto es, consagrarme a una vida psicológica. Este relato tiene como propósito dar cuenta de esa consagración, en realidad lo que busco es explicarme a mi mismo lo que esto significa.

¿Por qué he decidido consagrarme a una vida psicológica?

Cuando empecé a pensar en esta idea de la consagración a una vida psicológica, lo primero que se me vino a la mente, fue la sensación de haber descubierto un sendero para poder satisfacer mis propias necesidades psicológicas

Pero ahora que lo medito con más detenimiento, veo que consagrarse a una vida psicológica también es un camino necesario para cultivar mi identidad.

De modo que consagrarse a una vida psicológica significa asumir un compromiso con el cultivo de tu identidad. Cuando uno tiene clara su identidad empieza a crecer psicológicamente

La consagración es el inicio de una profunda transformación.

Consagrarse a una vida psicológica significa disponer el espíritu para experimentar una profunda transformación psicológica.

Sin embargo, este tipo de consagración solo es posible si tú sientes en tu corazón que la psicología es realmente tu vocación. Y esto es así, porque puede darse el caso en el que aunque la psicología sea tu profesión, no necesariamente es tu vocación.

Vocación y profesión son dos realidades diferentes, no precisamente están conectadas, aunque algunas veces dichosamente coinciden. Por eso es que sostengo que hay psicólogos por vocación y psicólogos de profesión.

Una de las tantas diferencias entre una y otra realidad, es que el psicólogo por vocación vive para la psicología, contribuye con su desarrollo y divulgación, por eso se alimenta digna y generosamente de Ella; mientras que el psicólogo de profesión vive de la psicología, y en no pocas veces sufre para alimentarse de Ella. O quizá si saque provecho material de Ella, pero lo hace poniéndola al servicio de negocios egocéntricos que esclavizan y enferman al ser humano, y no de causas concientes que liberan y contribuyen con el crecimiento psicológico de la humanidad, como si lo hace el psicólogo por vocación.   

Si lo observamos en detalle, veremos que vocación y profesión son dos términos que ha importado la psicología desde el campo de la religión. Pero dicha importación no ha estado ajena a la tergiversación. En el campo de la religión profesar es como un rito de consagración, de entrega a la vida religiosa. El equivalente en el campo de la psicología, es la graduación, ese rito secular que te hace profesional, pero que no necesariamente significa una consagración a la vida psicológica.

Porque así como es posible entregarse a una vida religiosa al servicio de Dios, también es posible consagrarse a una vida psicológica al servicio de la Vida. A la larga, termina siendo lo mismo, pero desde diferentes campos.

Esta es la razón por la que consagrarse a una vida psicológica implica vivir la psicología como una vocación al servicio de la Vida.

La psicología como una vocación, en esencia es formación. De hecho, es Formación Psicológica para la Vida familiar, laboral, de pareja, social y personal.

Un psicólogo por vocación es un formador y como tal, comprende que “el ejemplo es el mejor predicador y su fuerza de persuadir irresistible”, así lo aprehendí del psicólogo Luis Amigó. Pero no se trata de un ejemplo de perfección psicológica sino de crecimiento psicológico.

Por esta razón, consagrarse a una vida psicológica implica esforzarse por encarnar lo que se predica, desde esta perspectiva, se trata de una invitación a aceptar el llamado que nos hace la Vida a hallarle sentido a la existencia a partir del aporte que podemos hacer en la edificación de una tribu familiar, una vocación, una institución social, un oficio, una comunidad, una sociedad y una identidad.   

Así es como entiendo la consagración a una vida psicológica, por eso es que ser psicólogo en esta nueva era de la Psicología Positiva es mas que una profesión, se trata de una autentica vocación que incluso trasciende la certificación de un papel que te acredite como tal, porque para un psicólogo por vocación, su carta de presentación es su vida misma, que no tiene que ser perfecta, pero si coherente y consistente, a pesar de sus propias imperfecciones.

::::::::::::::::::::::::

Nota

El credito de la imagen es de:

http://marcelapereyra.wordpress.com/2012/06/20/simbolo-de-la-psicologia-2/

 

Anuncios

3 thoughts on “CONSAGRARSE A UNA VIDA PSICOLÓGICA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s