COYUNTURA

LA CRISIS DE VENEZUELA Y LAS RELACIONES DE PAREJA

VENEZUELA

Observando lo que viene pasando en Venezuela no puedo dejar de ver la estrecha relación que existe entre las crisis políticas y las crisis en las relaciones de pareja.

Si uno lo observa con detenimiento, la política empieza en casa, y si se va más al fondo, la política empieza en la mente de cada uno de nosotros.

La polarización política en Venezuela está entrando en una fase peligrosa.

La razón: de lado y lado se esta sembrando el odio. Y cuando el odio coge fuerza se pasa de la agresión verbal a la agresión física, los muertos de esta semana en Venezuela son la prueba de ello.

Con un agravante, ambos bandos se culpan mutuamente y ninguno asume su responsabilidad en el conflicto. Tal cual ocurre en las relaciones de pareja.

¿Por qué resulta tan difícil reconocer la responsabilidad propia y dejar de acusar al otro por la crisis?

La respuesta a este interrogante es sumamente sencilla y clara, pero tremendamente difícil de asimilar y aplicarla.

Se llama ego.

Cuando la mente de un individuo esta bajo los dominios del ego, le es imposible reconocer conscientemente su responsabilidad en el conflicto.

Es tan poderoso el ego y sobre todo tan enceguecedor e insensible, que lleva a su esclavo a maltratar al otro, a juzgarlo, criticarlo, señalarlo, condenarlo; y como complemento de esta acción, no reconoce sus propios actos y los pocos que si reconoce los minimiza.

Actitud que como es apenas lógico, lo único que hace es echarle mas leña al fuego y con ello, escalar el conflicto.

Y si así ocurre con las mentes individuales, igual ocurre con las mentes colectivas.

Fíjate por ejemplo en la actitud de Nicolás Maduro. Ve enemigos por todas partes.

Le echa la culpa del desabastecimiento alimentario a un complot de la “burguesía”. Y no es capaz de reconocer que en realidad la crisis en este sector tiene su origen en las pésimas decisiones económicas que ha tomado. Por eso la inflación del 50%, por eso la escases en los supermercados, por eso el descontento social de ese sector de la población que no se beneficia de las migajas del régimen.

Cuando se ven enemigos por todas partes significa que esa mente esta llena de miedo.

El miedo es uno de los lugartenientes más fieles del ego.

Cuando el ego activa el miedo, éste intimida o ataca. Apela a la fuerza para controlar al otro.

Esa es la función por ejemplo de los grupos paramilitares chavistas: meter miedo; intimidar bajo el cuento de la defensa de la “revolución bolivariana.”

Una falsa revolución que como ha ocurrido con todas las mal llamadas revoluciones va a ser devorada por sus propios hijos.

La respuesta agresiva del chavismo es indicador de que están invadidos por el miedo. Y cuando una mente individual o colectiva tiene miedo en su corazón, eso es lo que refleja, eso es lo que proyecta en el otro y en los demás.

¿Pero miedo a que?

Miedo a perder al poder.

Un clásico ejemplo de apego al poder.

Igual ocurre en las relaciones de pareja. En la que se da un apego a la relación o un apego al poder. En cualquiera de los dos casos el miedo sale a flote y con él la agresividad o la otra cara del miedo, la huida.

Todo esto es controlado por ese poderoso ego.

Como bien lo dice un refrán popular, para pelear se necesitan dos.

De modo que tanto a nivel político como a nivel de la relación de pareja, la desactivación y superación del conflicto requiere que alguno de los dos, de el primer paso, esto es, empiece a liberarse de la tiranía del ego, ese es el enemigo a vencer.

Si cambia uno, el otro inevitablemente empezará a cambiar. Tarde o temprano.

¿En términos prácticos esto que significa?

Dejar de acusar al otro, dejar de señalar al otro.

Hacerse responsable de sus propios actos.

Reconocer sus errores.

No presionar al otro, dejar al otro hacer su propio proceso.

Dejar de ser un problema y convertirse en una solución.

No intimidar, ni chantajear, ni manipular.

La verdadera fortaleza no esta en la violencia, sino en la sabiduría.

Un espíritu sabio le arrebata el poder a un ego prepotente.

Pero recuerda que el enemigo no es el otro, el enemigo es tu ego.

El enemigo es tu yo egoísta.

¿Y cómo se  le da golpe de estado al ego propio?

De la única forma posible, con acciones amorosas.

Y la primera acción amorosa que uno debe llevar a cabo es consigo mismo.

Si tú te sanas, si tú resuelves tus conflictos contigo mismo, tu vida de pareja tarde o temprano será una fuente de nutritivo Bienestar.

Sanate,

Libérate de tu ego.

Esto no te lo digo desde mi intelecto, te lo expreso desde mi corazón.

Y yo se que tu sabes de donde vienen los mensajes del corazón.

Suspiro y siento que esta crisis Venezolana no puede ser resuelta solamente por sus líderes, éstos se encuentran bajo el dominio de sus propios egos; y de seguir así, se avecinan tiempos duros en este país, y como son nuestros vecinos, inevitablemente padeceremos las consecuencias.

De modo que desde esta “trinchera” psicológica propongo una solución espiritual, amorosa con los siguientes elementos:

  1.  Si eres Venezolano y te duele tu país, no le permitas a tu corazón albergar odio o rencor hacia el gobierno “chavista”. Lo mismo si eres partidario del chavismo, no le des cabida en tu corazón a sentimientos negativos hacia la oposición. Los pensamientos y las emociones son energías y estas se acumulan, para bien, o para mal. De modo que cada uno, desde su individualidad puede contribuir con la solución de ese duro conflicto venezolano. No es un cliché, todos son hermanos, y solo una poderosa fuerza afectiva y espiritual puede evitar que se de la dolorosa confrontación armada entre los venezolanos.
  1. Para materializar esta intención podemos crear una imagen con la bandera de Venezuela y el siguiente mensaje: “Lo siento y te amo”. Pega esta imagen en tu perfil de Facebook y compártela. De esta manera la energía crecerá. Funciona. Tú sabes que es así. Necesitamos desactivar los odios y activar el amor.

Hoy amanecí sintiendo la necesidad de crear este relato y desde ya experimento una recompensa.

Sigo comprendiendo mis propios conflictos.

En mi corazón tengo presentes a Néstor, Mariana, Flor, Alberto, Nathaly, Bibiana,

Gracias por leer y compartir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s