HISTORIAS

UN HOMBRE QUE NO CUIDA A SU FAMILIA ES UN HOMBRE CONDENADO A LA RUINA

CUIDAR LA FAMILIA

La Maestra Vida nos enseña de muchas maneras, a veces a partir de nuestras propias vivencias y en otras ocasiones observando las vivencias de los demás.

En un nuevo caso que llegó a nuestro Taller Afectivo la enseñanza fue muy clara:

Cuando un hombre se enfoca en construir una fortuna por encima de la construcción de una Tribu Familiar, a la larga, pierde la fortuna material y se queda sin la mayor fortuna que un hombre pueda disfrutar en su existencia: su familia.

A esta conclusión llegamos después de la sesión de Formación Afectiva que tuvimos con un par de mujeres (Madre e hija) que han padecido los estragos de un vínculo amargo.

No obstante esta realidad, estas dos mujeres tienen la oportunidad de reinterpretar su Vida y dejar de ser “victimas” para convertirse en las constructoras de su propio destino. Esta es la oportunidad que la Vida les esta ofreciendo.

¿Lograran comprender que su tarea existencial es liberarse de esa dependencia malsana que las ata?

¿Lograran comprender que su camino esta por el lado del fortalecimiento de sus cualidades? ¿Por el desarrollo de sus pasiones? ¿De su talento?

No se trata de emprender un cambio radical, si no de cultivar una forma de vida mas autónoma que las ayude a liberarse de sus miedos. Poco a poco, con estrategia.

Nos gustaría mucho emprender un Proceso de Formación Afectiva con estas dos mujeres. Les vemos mucho potencial.

Como cosa curiosa, después de nuestra cita en Iserra 100, a la salida del centro comercial nos encontramos con un antiguo alumno del COLSES: Nicolás.

“Andrés Paz”- Me llamó.

Inmediatamente lo reconocí. Siete  años más “viejo” pero con el mismo espíritu.  Ahora comprendo porque éramos tan afines en esa época.

Lo curioso es que en medio de la conversación la Vida puso en su corazón el mensaje:

“-Mi padre tuvo dinero, pero… no se, es como una maldición, cuando un hombre no es responsable con su familia, en algún momento le empieza a ir mal.”

¿Llamativo no?

¿Casualidad?

Juzguen ustedes.

Ya veremos que acontece con esta historia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s