Publicado en HERRAMIENTAS AFECTIVAS

ANTES QUE AUTOADMINISTRAR-SE ESTA AUTOCONOCER-SE Y AUTOVALORAR-SE -Lecciones Afectivas del Maestro Miguel De Zubiría-

VINCULOS SAGRADOS
Lo que más AMO en este mundo y por ende le da pleno sentido a mi existencia, es mi esposa Luz Adriana, mis hijos Orianna y Dante y mi trabajo como Formador Afectivo.

“Una estructura sin vida es inmóvil.

Pero una vida sin estructuras pasa inadvertida.”

John Cage

 

Como si se tratara de un campesino, un Formador Afectivo es un cultivador de Vínculos.

Al igual que el laborioso campesino, el Formador Afectivo también tiene sus herramientas.

El Formador Afectivo cultiva sus vínculos con Herramientas Afectivas.

El vínculo consigo mismo es el primer vínculo que cultiva un Formador Afectivo.

Yo soy Formador Afectivo, y por eso, hace unos días empecé a cultivar más conscientemente un mejor vínculo conmigo mismo.

Para llevar a cabo este cultivo intrapersonal, revise mi caja de herramientas y la primera que se me ocurrió utilizar fue la Autoadministracion. Sentía que primero debía planear todo el trabajo que iba a emprender.

De modo que acudí a la fuente de la cual me estoy nutriendo, y lo hice con un claro propósito: aprender a utilizar mejor esta herramienta de la Autoadministración.

Yo estoy aprendiendo de un maestro: Miguel De Zubiría. El padre de la Psicología Afectiva.

En su libro “Formar, no solo educar”, encontré que planear, ejecutar y monitorear son tres acciones muy útiles para uno ejercitarse en el manejo de la Herramienta Afectiva Autoadministracion. Con base en esta información produje un relato y se lo hice a llegar a mi maestro De Zubiría. 

Dicho relato tenía un sentido auto crítico, en la medida en que reconocía mis propias limitaciones autoadministrativas. No obstante, en ese mismo relato daba cuenta de la conexión existente entre el oficio de la Formación Afectiva y la figura del campesino.

Lógicamente mi maestro captó el espíritu de ese ejercicio y pronto me hizo una muy nutritiva retroalimentación. A continuación te comparto una parte de lo que me escribió:

“Me parece magnífica tu auto crítica. Por alguna curiosa razón, esta madrugada estaba pensando en escribirte ¡en idéntica dirección a lo que dices de ti mismo! Fue sorprendente comprobar la identidad de ideas. Y me encantó la figura del campesino, ella nos ayuda a entender-te.”

Seguí escribiendo sobre Autoadministracion y luego el maestro me hizo llegar otra retroalimentación:

“Muy claros tus artículos, pero tampoco olvides que antes que auto administrar-se esta autoconocer-se y auto valorar-se.”

La primera te dice quien eres, cuales son tus anhelos, sueños, posibilidades, logros, fracasos. Desde los anhelos más sencillos y básicos, hasta los más altos.

La segunda tiene la labor delicadísima de valorarlos, jerarquizar y decidir de cara a ti y al a mundo (que casi siempre son otros) las prioridades. Una vez clara la meta, toma el timón la auto administración.

Muchas veces los problemas auto administrativos pueden ser de auto conocimiento, no saber QUIEN, me lo temo. O de auto valoración, no saber en QUE, en verdad ocupar-se: en que ocupar nuestro tiempo de la mejor manera de cara a nuestros genuinos anhelos, metas.

Tema para pensar.”

Mi maestro con sus reflexiones me pone a pensar. Y aquí estoy, dando cuenta de esa recomendación.

La lección en esta oportunidad es muy clara:

“(…) antes que auto administrar-se esta autoconocer-se y auto valorar-se.”

 Así las cosas, la pregunta que debo hacerme es:

¿Quién Soy?

A los 13 años empecé a escribir. A dejar huella de mi existencia. Los diarios personales son un ejercicio de Autoconocimiento que cobra gran relevancia con el paso del tiempo. Como si se tratara de un banco de recuerdos, en esos diarios uno deja consignado sus sentires, pareceres y experiencias. Todo lo que va configurando una personalidad.

A los 26 años, ya graduado como psicólogo de la Universidad Católica de Colombia y viviendo los placeres del noviazgo con mi Luz, empecé a reflexionar más conscientemente sobre mi realidad y mi entorno social. Aun recuerdo que el relato inaugural de mi primer blog fue una reseña de un libro que recién había leído en aquellos días: “La verdad sobre las mentiras” del ya fallecido Santiago Medina, celebre por su vinculación con el proceso 8.000 en los tiempos del expresidente Samper. Esa primera época fue muy política, me gustaba mucho opinar sobre política.

A los 28 años descubrí la Psicología Afectiva. Y desde entonces me convertí en un estudioso de la obra de Miguel De Zubiría.

Con mi maestro MIguel De Zubiria en la clausura de nuestro diplomado en Afectividad Humana en el 2010. La foto fue tomada en el viejo auditorio del COLSES.

En su libro “La afectividad humana”, el maestro De Zubiría plantea la tesis central de Psicología Afectiva:

“Una subjetividad la arman creencias, afectos y roles.”

Hoy, cuando he llegado a los 33 años, ya tengo claro QUIÉN SOY y QUE ES lo que he venido a hacer en esta Vida.

Yo soy Andrés Paz.

Creo en la Formación Afectiva.

Lo que más AMO en este mundo y por ende le da pleno sentido a mi existencia, es mi esposa Luz Adriana, mis hijos Orianna y Dante y mi trabajo como Formador Afectivo.

Esto soy yo; un esposo, un padre y un formador.

A partir de mi propia experiencia vital, la misión de mi vida es ayudar a construir una Sociedad Formativa.

En este orden de ideas, el Autoconocimiento entonces es un punto de partida. Es vital tener claro quién eres y para dónde vas.

Y es aquí cuando cobra relevancia la enseñanza del maestro De Zubiría:

Una vez clara la meta, toma el timón la auto administración.”

Si señor. Así lo estoy sintiendo y experimentando.

En consecuencia entonces con lo aprendido, el siguiente paso es aplicar otra enseñanza del maestro De Zubiría, esta vez a propósito de mi conexión entre el oficio de la Formación Afectiva y la figura del campesino, ya no solo como un cultivador de vínculos, sino también como un cultivador de ideas:

Sobre el particular, lo siguiente fue lo que el maestro De Zubiría recientemente me escribió:

“Lo primero que los campesinos genuinos hacen   es conocer y valorar sus opciones para este semestre o año. Saben que no le pueden apostar a todos los sembrados, sino a uno o dos,… o tres. En particular, saben que su labor no es solo colgar cada día una nueva semilla en el espacio, sino conocer y valorar cual es su mejor, más útil y valioso cultivo para esta temporada. ¿Papa, tomate, lechuga,…?

Conocen, valoran ¡y deciden!”

Esta enseñanza sobre el que hacer del campesino, me permitió expandir la metáfora del Formador Afectivo como un campesino y pensar entonces que es posible hablar de una Granja de Formación Afectiva.

Una granja donde se cultive el equivalente ideativo a las frutas y verduras que cultiva un campesino.

De modo que la tarea es conocer, valorar y decidir las opciones que tenemos para cultivar el próximo año.

El resultado de esta tarea la publicaré en el próximo relato, justamente para dar respuesta a la pregunta que el maestro De Zubiría me planteó:

“¿Cuál es TU cultivo para el 2014?”

Aunque mas que una pregunta es un autentico desafío. Y lo asumo teniendo muy presente sus propias palabras a propósito de mi oficio como productor de ideas:

“Si, llegarás a ser un campesino de ideas,…  todavía no lo eres. De momento, eres un esparcidor de variadas ideas.“

De manera que estos cinco años de estudio de Psicología Afectiva, tendrán que verse reflejados en la producción de nuestro primer libro. Ya hemos entrenado a través de los cientos de artículos que hemos producido y publicado. Pero ha llegado el momento de la graduación.

En conclusión, para un Formador Afectivo no basta con saber la teoría, para ser considerado como tal, es vital la practica.

Es vital conocer-se, valorar-se y administrar-se.

Y el único camino para lograr esto es demostrándolo.

No hay de otra.

 

Anuncios

Autor:

Yo Soy Andrés Paz, un Psicólogo Libre para Servir.

Un comentario sobre “ANTES QUE AUTOADMINISTRAR-SE ESTA AUTOCONOCER-SE Y AUTOVALORAR-SE -Lecciones Afectivas del Maestro Miguel De Zubiría-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s