EMPAREJAMIENTO FORMATIVO

ARMONÍA Y PAZ EN LA RELACIÓN DE PAREJA (Paso # 2)

 

-¿Me desagrada?- ¿Por qué? –No estoy a su altura… ¿Ha respondido así alguna vez un hombre?

Federico Nietzsche

“Lo que alguien cree llega a ser realidad para él”

Mónica Cavallè

 

Yo creo en el Emparejamiento Formativo.

La tesis básica de este modelo de emparejamiento es que las parejas debemos Trabajar Juntos.

Trabajar Juntos en la construcción de la relación, la crianza de nuestros hijos y la consecución de recursos para sostener nuestra Tribu Familiar.

Esto en la teoría es perfectamente posible, pero en la práctica es sumamente difícil.

Así lo estoy experimentando, de esta forma lo estoy sintiendo.

Para que llamarnos a engaños, no es fácil.

En tiempos de amores líquidos y cuando se ha vuelto normal el caos en el amor, pensar que emparejarse va más allá de aparearse, de satisfacer unas necesidades biológicas, es casi una locura.

¿Cómo se va a amarrar uno a una sola mujer?

¿Cómo se va cerrar a la posibilidad de tener un romance aquí y allá?

¿Cómo va a renunciar a su libertad?

Soy hombre, tengo 33 años y vivo en una sociedad en la que el compromiso y la responsabilidad como pareja, padre y trabajador son un bello predicamento de dientes para afuera. Pero adentro, en el campo de batalla, en la vida cotidiana si que es difícil, muy difícil.

El Emparejamiento Formativo contempla que uno se empareja fundamentalmente es para crecer como ser humano. Para fortalecer sus cualidades y mantener a raya sus defectos.

Aunque es una dura batalla, y son esos defectos los que justamente van en contra de la armonía y la paz en la relación.

Los defectos están alimentados por el egoísmo.

Las cualidades son atraídas por el altruismo.

Cuando una relación de pareja es alimentada por las cualidades de cada uno, ésta mantiene en armonía.

Pero cuando alguno de los dos pierde el control sobre sus defectos, la relación se caotiza, porque el egoísmo deteriora la confianza y por lo tanto la fe en la relación.

En esta historia de amor con Luz Adriana, ella esta mas cerca al altruismo, a la empatía y yo, la verdad es que yo estoy más cercano al egoísmo. Esta es la batalla que todos los días tengo que dar.

Por eso como decía Nietzsche, a veces siento que no estoy a su altura.

Yo entiendo bien lo que debo hacer, pero a veces me gana el sinsabor, el egoísmo, el malestar, el afán. Y cuando entro en este estado afectivo me bloqueo, y por momentos, siento ganas de renunciar, de tirar la toalla.

Y es aquí donde se afecta la armonía en la relación.

Pero cuando esto ocurre, entra en acción el sistema inmune de la mente. Ese que está para protegernos del ataque de los pensamientos negativos, de la negatividad que se puede apoderar de nuestra conciencia, de las creencias que lo pueden llevar a uno abandonar el barco.

Entiendo que es una batalla, o por lo menos yo lo siento y lo creo así.

Tengo ante mi dos caminos:

Por un lado, está una vida compartida, en comunidad, fuertemente estructurada y con un claro propósito existencial. Este es el sendero del Emparejamiento Formativo que se me presenta con Luz Adriana.

Y por el otro, está una vida solitaria, promiscua, al servicio solamente de mis placeres, mis cadenas. Frustrado y lamentándome hasta la muerte de lo que pudo haber sido y no fue. Obligado al autoengaño para mantenerme en pie.

El primero es un camino muy difícil, así lo estoy sintiendo y experimentando. Pero mi conciencia me dice que es el camino más sensato.

El segundo camino en cambio, es un camino estúpido, cobarde, pusilánime.

Creo firmemente en el Emparejamiento Formativo, y esta creencia me da la fortaleza para seguir batallando contra mis defectos, y alimentando mis cualidades.

Una de estas cualidades es que me encanta reflexionar. Gracias a esto constato que escribir me relaja, serena mi mente y sobre todo, me ayuda a comprenderme mas y mejor.

Una mente serena es una mente que puede contribuir con la armonía y la paz en la relación.

Mientras que una mente en caos, deteriora y acaba con la relación.

Una última cosa:

Cuando la mente está en su estado armónico la relación de pareja avanza.

Pero cuando la mente está en su estado caótico, la relación de pareja se estanca.

De modo que cuando la mente esta serena se puede dar un paso cada día.

Acabo de caer en cuenta que esta reflexión es un indicador del estado de nuestra relación.

Nos vemos (ojalá  mañana) con el tercer paso de esta historia de amor de Emparejamiento Formativo:

“Búsqueda y Descubrimiento del propósito de nuestra relación de pareja”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s