Publicado en AFECTOLOGIA

REUNIONES DE AFECTOLOGÍA: TENEMOS UN MENSAJE PARA TI

126

Tenemos un mensaje de la Vida.

La Vida quiere transmitirnos unas enseñanzas que están elaboradas con conocimientos del presente y del pasado. Enseñanzas Vitales que son la materia prima para la construcción de nuestro futuro afectivo. Dichos conocimientos provienen de los tres grandes campos que ha creado la especie humana para edificar cultura:

v  Ciencia

v  Filosofía

v  Religión

La Ciencia nos explica el Sistema Afectivo Humano.

La Filosofía reflexiona sobre el Sistema Afectivo Humano.

La Religión moviliza, regula y gestiona los afectos que circulan por el Sistema Afectivo Humano.

Como ves, las enseñanzas tienen que ver con nuestro Mundo Afectivo. Están relacionadas con una verdad universal: somos Seres Afectivos. Sentimos.

Aunque todos los seres humanos sentimos, no todos sentimos igual. Este mensaje proveniente de la Vida nos enseña a evolucionar en el sentir. Esto es, a Desarrollarnos Afectivamente.

Según el mensaje de la Vida, todos los seres humanos empezamos este viaje por el Desarrollo Afectivo en el nivel de las emociones. Son los instintos los que guían nuestro actuar. Cuando venimos a la vida, aunque existimos, aun no somos consientes de nuestra existencia. Somos absolutamente dependientes. Y si no tenemos quien nos cuide, no podemos cuidarnos a nosotros mismos.

Con el paso del tiempo, a las emociones se pueden sumar los sentimientos. De ser así, vamos tomando conciencia de nuestra existencia, aunque todavía somos dependientes. Sin embargo ya hay un avance, empezamos a sentir aprecio por nosotros mismos, a pensar en nosotros mismos, a actuar en beneficio de nosotros mismos. A cuidarnos. En esta etapa se empieza a configurar la autovaloración, el autoconocimiento y la autoadministración.

Si el Desarrollo Afectivo sigue su curso normal, a las emociones y los sentimientos se le sumaran las actitudes. Este tipo de afectos refuerzan nuestros sentimientos, pero sobre todo, nos permiten empezar a sentir al otro, conocer al otro, y lo más importante, actuar en beneficio del otro. En esta etapa se empieza a experimentar el poder de la empatía.

El siguiente nivel son los Valores. Cuando éstos son el combustible central de nuestro comportamiento, sentimos la necesidad de trabajar en pro de nuestra sociedad. De actuar de una forma tal que nuestra vida y trabajo contribuyan con el orden y la armonía social.

Desarrollarnos afectivamente significa alejarnos paulatinamente de la selva, humanizarnos. La meta de este viaje afectivo son los Principios. Actuar predominantemente basado en Principios, significa graduarnos como auténticos Seres Humanos. Como individuos plenamente conscientes de que somos parte de una especie y como tal estamos conectados, sin importar donde vivamos, ni a que a cultura pertenezcamos. De modo pues que humanizarnos significa actuar siempre en pro del Bien-Estar personal, del otro, de los otros y de todos los seres vivientes de este planeta llamado tierra.

El Ser Humano ha descubierto muchos caminos que lo conducen a la meta de los Principios. De hecho, cada generación alumbra nuevos senderos para las generaciones siguientes.

Este es justamente el mensaje que te traemos: la Vida nos ha mostrado un nuevo camino para aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar. Un camino al que hemos llamado Afectología. Un camino hecho de Ciencia, Filosofía y Religión.

El componente científico de este camino está constituido por tres materiales:

  • La Biología del Afecto (Bioquímica, Neurología, Filogenia)
  • La Psicología del Afecto (Personalidad heredada, aprendida y elegida)
  • La Socioantropologia del Afecto (Afectos, Creencias y Practicas)

El componente filosófico de este camino está constituido por las enseñanzas afectivas provenientes de tres grandes civilizaciones:

  • Civilización Occidental (Aristóteles)
  • Civilización Hindú (Buda)
  • Civilización del Lejano Oriente (Confucio)

Con respecto a la Religión, este camino satisface las tres grandes necesidades afectivas que tenemos los Seres Humanos:

El camino de la Afectología nos permite cultivar y desarrollar Habilidades Afectivas para relacionarnos más efectivamente con cada uno de nuestros Escenarios de Interacción Afectiva:

  • Familia
  • Pareja
  • Amigos
  • Trabajo
  • Grupos
  • Sociedad
  • Naturaleza
  • Yo

En el camino de la Afectología cada uno de estos escenarios se convierte en fuente de Bien-Estar; por ende de tranquilidad, Salud Afectiva y Felicidad. Estados afectivos propios de aquellos que aprehenden a hacer circular afectos positivos por su Sistema Afectivo.

Así las cosas, te hacemos una invitación formal a nuestras reuniones de Afectología. Todos los domingos a las 11:30am en la Biblioteca Virgilio Barco, estaremos mostrando este nuevo camino. Cada reunión tendrá una duración de 2 horas y para seguir en este viaje solo te solicitaremos una Donación Justa. Con estos recursos seguiremos financiando la construcción de este camino y la difusión de este mensaje de la Vida.

Al fin de cuentas, somos mensajeros de la Vida y trabajamos para ella.

Luz Adriana Tirado y Andrés Paz

Formadores Afectivos

Comunidad Formativa El Taller

Las palabras corrientes comunican solo lo que ya sabemos; solamente por medio de las metáforas podemos obtener algo nuevo.

Aristoteles

Aristoteles y el poder de la metafora

Publicado en PROYECTOS

NUESTROS PROYECTOS: LO QUE TE PODEMOS OFRECER

Hemos llegado por fin a los proyectos. Siete años nos tomó llegar a este punto!!! Hay que tener una paciencia infinita y un estomago de hierro para soportar tanto tiempo. Nos parece increíble que tantos años se puedan resumir en un párrafo. Pareciera poco, pero durante este tiempo acumulamos vivencias; alegrías, tristezas, satisfacciones, logros, fracasos, errores. Conocimientos; lecturas, pensamientos, reflexiones, artículos, ensayos. Experimentos; diplomados, orientaciones, asesorías, conferencias, talleres, grupos. Conversaciones; horas y horas de práctica para llegar a esta parte de nuestro viaje vital al interior del Sistema Afectivo Humano.

Después de tantos ires y venires logramos consolidar nuestra relación de pareja. Comprehender el propósito de nuestro encuentro en esta aventura llamada Vida no ha sido para nada fácil. No obstante, tenemos absolutamente claro que además de seguir construyendo nuestra relación, estamos llamados a poner nuestras experiencias y conocimientos sobre el Mundo Afectivo del ser humano, al servicio de la Formación Afectiva de las parejas, padres e individuos de nuestra generación. Esta es nuestra Causa Vital, y hemos decidido asumir el compromiso.

Compromiso que se extiende al cuidado y formación de los dos máximos regalos de nuestra existencia. Nos referimos a Orianna y Dante. Nuestros amados hijos. Con quienes tenemos el objetivo de brindarles un entorno seguro y tranquilo que favorezca su Desarrollo Afectivo e Intelectual, además de la exploración, identificación y cultivo de su Talento.

Crianza FormativaAsí las cosas, estamos plenamente conscientes que la Vida ha recompensado nuestro esfuerzo con tres hermosos frutos: nuestra relación de pareja, nuestros hijos y nuestra Estrategia de Vida representada en una Doctrina (Afectología), un Oficio (Formación Afectiva) y una Comunidad Formativa (El Taller).

Estos siete años han servido para gestar y dar a luz estas bellas realidades. Con este capital afectivo e intelectual, estamos listos para dar el siguiente paso. Darle vida a los proyectos que encarnan lo que Somos, es decir, nuestros afectos, creencias y prácticas vitales.

Justamente este es el propósito de este relato, hacerte una somera reseña de cada uno de los proyectos que hemos diseñado para echar a navegar este barco, cuyo destino es aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar. Lógicamente, para que esta embarcación surque con firmeza las aguas que tiene por delante, requiere de combustible y de personas que quieran subirse a viajar con nosotros. Pasajeros que con el paso del tiempo, tienen toda la posibilidad de convertirse también en tripulantes de esta nave existencial llamada Comunidad Formativa El Taller.

Estos son los proyectos que tenemos para ti:

 1.   ORIENTACIÓN Y TERAPIA AFECTIVA DE PAREJA

Somos una Pareja y estamos convencidos de una Verdad Vital que tiene dos caras: por un lado, la Vida en Pareja puede llegar a ser la más nutritiva y deliciosa fuente de Alimento Afectivo para un ser humano a lo largo de su vida. Pero también, la vida en pareja puede empezar siendo una ingenua ilusión emocional, para después convertirse con el paso del tiempo en la más fastidiosa, amarga, estresante y dolorosa fuente de intranquilidad y Mal-Estar Afectivo.

Como Pareja nos apasiona trabajar con y por otras Parejas. Ayudarles a resolver sus conflictos, Orientarlos y Formarlos. Esta es nuestra Causa Vital. Para esto nacimos. Nos dimos cuenta que nuestra sociedad demanda a gritos este tipo de guía y por eso hacemos lo que hacemos.

De modo que si tienes algún conflicto, y estas sufriendo en tu relación, te ofrecemos nuestra ayuda. Sabemos los estragos que estos problemas causan en la vida de una persona, pero éstos no se resolverán si no asumes una actitud proactiva.

No esperes que el otro cambie, toma la iniciativa, al final siempre ganaras. Si se resuelve el conflicto y continúas con tu pareja, ganas. Si la solución del conflicto es terminar con tu pareja también ganaras, la razón es que te podrás liberar de una dañina fuente de Mal-Estar Afectivo. Lo mejor de todo es que empezaras a comprehender como funciona esto del emparejamiento y tendrás una nueva oportunidad. No volverás a repetir la historia.

Date la oportunidad de aprehender a vivir una satisfactoria vida de pareja. Solo necesitas ejemplos, experiencias y conocimientos que te permitan re-estructurar los afectos, creencias y prácticas necesarios para lograr que tu relación de pareja funcione y sea fuente de Bien-Estar.  

 2.   ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA

Esta es nuestra Escuela de Formadores Afectivos. Funciona como un Taller Artesano. Es decir, las personas que ingresan a los diferentes Grupos lo hacen en calidad de Aprehendices. Esto es, van aplicando a su propia vida lo que van aprehendiendo en el Taller semana tras semana. Y para ir construyendo el sentido de Comunidad, con la guía de los Tutores, los Aprehendices colaboran en la elaboración, divulgación y ejecución de proyectos productivos; Actos Formativos como charlas, conferencias, conversatorios, foros, banquetes, talleres, seminarios, cursos, simposios, afectodramas, monólogos y coloquios. Todos enfocados a la enseñanza del concepto de su respectivo grupo y del Sistema Afectivo Humano. Conceptos y Afectos que permiten tener un mejor desempeño en cada uno de los escenarios de esta obra llamada Existir (si mismo, familia, pareja, trabajo, amigos, grupos, sociedad y naturaleza).

Esta metodología le permite al Aprehendiz estrechar los Vínculos Afectivos con sus pares, adquirir conocimientos sobre el Sistema Afectivo Humano y generar ingresos monetarios. Recursos que indudablemente le ayudan al Aprehendiz a aumentar sus posibilidades de Vivir y Convivir con Bien-Estar.

La Escuela-Taller de Formación Afectiva abre sus puertas para 6 grupos:

Cada grupo solo tiene capacidad para 8 Aprehendices.

3. AFECTOLOGÍA: UN CAMINO PARA APREHENDER A VIVIR Y CONVIVIR CON BIEN-ESTAR

Este es un espacio abierto al público en general. El propósito es dar a conocer la Doctrina de la Afectología. Enseñar un Afecto (emociónsentimientoactitudvalor y principio) en cada reunión semanal. Mostrar cómo la comprehensión y puesta en práctica de la Doctrina puede mejorar nuestra existencia; ayudarnos a tener una mejor Salud Afectiva, contribuir con nuestro Desarrollo Afectivo, y sobre todo, cómo esta Doctrina puede mostrarnos el camino para aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar, aquí y hora. En síntesis, cómo podemos aprehender a tener una mejor relación con nosotros mismos, nuestra familia, nuestros hijos, nuestra pareja, nuestros amigos, nuestra sociedad y nuestra naturaleza.

De igual manera, en este espacio reflexionaremos sobre los diferentes conflictos afectivos que agobian a los seres humanos de hoy. Mostraremos cómo la Afectología nos puede ayudar a superar estos conflictos afectivos individuales; soledad, depresión, ansiedad, angustia, miedo afectivo, culpa, rencor, desorientación, adicción, baja autoestima. Conflictos afectivos de pareja como la infidelidad, los celos, la agresividad, co-dependencia, las rupturas amorosas y el divorcio. Conflictos afectivos con los hijos desafiantes, agresivos, irresponsables, negligentes, desconsiderados y desagradecidos.

4.   LIBRO / TRABAJAR JUNTOS: UNA EFECTIVA ESTRATEGIA PARA LOGRAR QUE UNA RELACIÓN DE PAREJA FUNCIONE Y SEA FUENTE DE BIEN-ESTAR.

Este es un Libro que propone un modelo de emparejamiento basado en nuestras propias vivencias como pareja, en nuestros conocimientos sobre el fenómeno del emparejamiento y en nuestra experiencia como Orientadores y Formadores Afectivos de Parejas.

Por tratarse de un conocimiento tan vital, éste no puede estar sujeto a lógicas egoístas. De modo que este Libro lo iremos publicando poco a poco. Lo compartiremos gratuitamente. Este es nuestro aporte y por ende el de la Afectología, a la construcción de nuestra Comunidad Formativa. Una Comunidad integrada por hombres y mujeres que aprehendamos a Trabajar Juntos en la construcción de nuestra relación, la crianza de nuestros hijos y la generación de recursos para mantener a flote nuestro viaje en pareja por esta efímera vida.

La primera edición de este Libro la terminaremos el 31 de marzo del próximo año y su lanzamiento oficial será en el mes de abril.

A continuación te compartimos la tabla de contenido del Libro.

PARTE I

TRABAJAR JUNTOS EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA RELACIÓN

Capitulo 1

Satisfacer las necesidades biológicas de la pareja

Capitulo 2

Satisfacer las necesidades psicológicas de la pareja

Capitulo 3

Satisfacer las necesidades socioculturales de la pareja

PARTE II

TRABAJAR JUNTOS EN LA CRIANZA DE LOS HIJOS

Capitulo 4

Crear Conexión Afectiva con los hijos

Capitulo 5

Satisfacer las Necesidades Biológicas de los hijos

Capitulo 6

Satisfacer las Necesidades Psicológicas de los hijos

Capitulo 7

Satisfacer las Necesidades Socioculturales de los hijos

PARTE III

TRABAJAR JUNTOS EN LA GENERACIÓN DE RECURSOS

Capitulo 8

Recursos Afectivos

Capitulo 9

Recursos Intelectuales

Capitulo 10

Recursos Materiales

UNA INVITACIÓN

Comunidad de Parejas Formativas

 

Publicado en REFLEXIONES VITALES

REFLEXIÒN VITAL # 5 EL MAL-ESTAR AFECTIVO

La Afectología: un camino para aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar.

El MAL-ESTAR AFECTIVO es una dolorosa realidad humana. Puede ser tan pasajero como un fugaz dolor de cabeza, o tan crónico como una insoportable migraña. El malestar afectivo es ocasional, mientras que el  MAL-ESTAR AFECTIVO  es permanente. Mientras redacto estas líneas constato que no es fácil hablar sobre este tema. Al fin de cuentas quien lo escribe es una subjetividad afectiva, intentando reflexionar sobre una objetividad afectiva. Quizá la diferencia radique en que soy una subjetividad afectiva cuyo afortunado Trabajo es estudiar su propio mundo afectivo y el de los demás.

Pero mi intención no es impresionar sino aclarar. Y eso justamente es lo que nuestra sociedad actual requiere sobre este tema tan intenso como lo es la afectividad humana. Claridad en medio de este nebuloso maremágnum de afectos. Indudablemente, al mundo humano lo mueven los afectos. Como diría mi Luz, “la afectividad es el motor de la existencia”. Desde que te levantas hasta que te acuestas, ni siquiera durmiendo deja el Sistema Afectivo de funcionar. Las emociones están todo el tiempo a flor de piel, invaden todo nuestro ser, son tan presentes y vitales como la sangre para nuestro cuerpo.

Pero así como el sistema sanguíneo se puede contaminar de agentes tóxicos, lo mismo puede ocurrir con el Sistema Afectivo. Como Seres Afectivos que somos no estamos exentos a experimentar malestares afectivos; momentos de iratristezamiedoansiedadangustia. Esto puede ser pasajero y si estamos al mando de nuestra vida afectiva podremos tener dominio sobre estos episodios, evacuarlos, la cuestión no es evitar que sucedan, el asunto es no permitir que se conviertan en estados crónicos que nos sumerjan en un doloroso MAL-ESTAR AFECTIVO, haga metástasis y afecte los demás escenarios de  nuestra vida.

Son las ocho de la mañana y acabo de sostener una conversación sobre este tema con mi Luz. Gracias a ella he logrado tener una mayor comprehension de la diferencia entre MAL-ESTAR AFECTIVO y malestar afectivo. Sin embargo, para poder explicártela necesito presentarte la contraparte de este concepto, me refiero al BIEN-ESTAR AFECTIVO. Éste también tiene su versión pasajera, es decir, el bienestar afectivo.

El BIEN-ESTAR AFECTIVO y el MAL-ESTAR AFECTIVO son la consecuencia de nuestras acciones. Pongamos por caso tres roles. Tres papeles vitales de nuestra adultez; nuestra vida de pareja, nuestro rol como padres y nuestro trabajo.

De nuestro desempeño en estos tres escenarios vitales depende nuestro BIEN-ESTAR AFECTIVO o nuestro MAL-ESTAR AFECTIVO. Veamos como opera esto en el vínculo de pareja.

Podemos hacer de nuestra relación de pareja una nutritiva fuente de BIEN-ESTAR o una engañosa fuente de bienestar. ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro?

Una relación de pareja que es fuente de BIEN-ESTAR es aquella que esta mediada o alimentada por Actitudes.

La Actitud es un tipo de afecto que se caracteriza por nuestra capacidad de pensar SIEMPRE en el otro a la hora de actuar. Esto es, de Valorarlo; cuidarlo, apreciarlo, no hacerle daño con nuestras acciones. Esto significa serle fiel, generoso, bondadoso, ser alimento afectivo para el otro. Cuando esto sucede, nos convertimos en fuente de seguridad, tranquilidad, apoyo y confianza para nuestra pareja. En una palabra; en fuente de BIEN-ESTAR.

No obstante, para que esto sea posible los dos miembros de la pareja tienen que hablar el mismo idioma, el idioma de las Actitudes.  Ambos deben actuar basados en Actitudes. Porque cuando no es así, cuando solo a un miembro de la pareja lo mueven las Actitudes y al otro sentimientos y emociones, lo que se presenta es un peligroso desequilibrio que puede desencadenar en un parasitismo afectivo, es decir, una película en la que uno de los miembros pide, pide, pide y pide, pero pocas veces da. Y cuando lo hace, no lo disfruta genuinamente, de hecho, lo saca en cara cuando puede.

Precisamente, estos personajes son fuente de ilusorio bienestar afectivo. Esto es, nos pueden hacer experimentar emociones muy intensas como el placer e incluso como el amor en su estado sentimental, pero también pueden resultar sumamente peligrosos, dado que su pobre Desarrollo Afectivo los lleva a actuar egoístamente, a pensar solo en ellos, a no tener consideración con el dolor del otro, a engañar, ser infieles, manipuladores, despiadados, a convertirse en una amarga fuente de MAL-ESTAR AFECTIVO. En otras palabras, en fuente de ansiedad, angustia, pena, tristeza, zozobra, melancolía, ira, preocupación, estress e intranquilidad permanente. Todo este coctel es lo que termina finalmente enfermando el cuerpo.

El problema con el MAL-ESTAR AFECTIVO es que corremos el riesgo de acostumbrarnos a convivir en él. A apaciguarle con efímeros momentos de bienestar. Mas específicamente con fugaces momentos de placer que nos lleven a escapar -así sea por un pequeño instante- de esa pesada carga afectiva que llevamos sobre nuestros hombros, de esa punzante ansiedad que nos roba la tranquilidad. Esto significa, ni mas ni menos, exponernos a un mal mayor: las adicciones. ¿Por qué?

Para poder comprehender esto, hace falta una precisión sobre la ansiedad. Este estado afectivo tiene dos caras. Por un lado, hay un tipo de ansiedad que nos moviliza, que nos impulsa a actuar, a hacer. Esta es la ansiedad que se relaciona con el BIEN-ESTAR, porque nos incita a movernos a estar en acción para mantenernos fluyendo. Diríamos que este es un tipo de ansiedad positiva. En cambio, la ansiedad relacionada con el MAL-ESTAR, es la ansiedad negativa, esa que nos arrebata la tranquilidad. Ante esta situación, nuestro organismo instintivamente busca el equilibrio afectivo apelando al afecto que más tiene a la mano: la emoción  del placer.

Cuando uno se acerca al placer, no como una fuente de disfrute sino como una vía de escape, se expone a la adicción. Hoy, vivimos ante una sobreoferta de placeres. La satisfacción del placer es quizá la mayor industria del mundo. Cigarrillos, drogas, alcohol, sexo, comida chatarra, cafeína, juego, y un sinfín de calmantes afectivos. Cuando llevamos una vida de Mal-Estar, su agravante es la adicción. Sin duda alguna.

Quisiera terminar esta primera aproximación a uno de los conceptos centrales de la Afectología, concluyendo y haciendo énfasis en que el MAL-ESTAR depende exclusivamente del desempeño que tengamos en los roles de la existencia. Si nos enfrascamos en relaciones de pareja en las que somos incapaces de actuar basados en Actitudes, y lo que es peor, elegimos personajes igual o peor de egoístas a nosotros, lo más seguro es que sufriremos.

Si no somos capaces de asumir nuestro rol como padres y nos dejamos llevar por nuestros instintos, por ir detrás de novedad sexual, lo mas seguro es que sufriremos.

Y si  no somos capaces de cultivar nuestro talento, si dependemos económicamente de un empleo inestable, si le tenemos miedo a la Autonomía, lo mas seguro es que sufriremos.

Esto es el MAL-ESTAR AFECTIVO, sufrir. Y el sufrimiento trae intranquilidad y detrás de ésta viene la infelicidad.

De modo que nuestro MAL-ESTAR AFECTIVO no es culpa de nadie y el BIEN-ESTAR es responsabilidad nuestra.