BOLETINES

BOLETÍN # 2 EL OFICIO DE SER PADRES

BOLETÍN # 2 EL OFICIO DE SER PADRES.

Anuncios
EL TALLER, LECCIONES EMPRENDEDORAS

LECCIÓN EMPRENDEDORA # 1: DAR, DIFUNDIR Y COMPARTIR (post # 121)


Si estas incursionando en este mundo del emprendimiento, esta lección que hoy comparto contigo te puede resultar fundamental. Si quieres que tu propuesta tenga una buena acogida, debes estar preparado para Dar; no escatimar esfuerzos en Difundir; y lo más importante, estar dispuesto a Compartir. A continuación te explicaré en que consiste cada uno de estos actos y como lo estamos aplicando en nuestro emprendimiento: El Taller: Centro de Formación Afectiva.

En el emprendimiento clásico (al que denominamos “emprendimiento industrial”) se suele hacer mucho énfasis en el marketing estandarizado,  ese que busca persuadir a los consumidores sobre las bondades de un producto o servicio, interesado únicamente en vender y poco en Dar. No le interesa construir una comunidad, por eso no le aporta a sus usuarios, se preocupa más por la forma que por el fondo.

En el nuevo emprendimiento (al que denominamos Emprendimiento Informacional) la clave consiste en identificar los nuevos problemas y posibilidades a los que el producto o servicio se puede aplicar. El arte de la persuasión es reemplazado por la identificación de las oportunidades.[1] ¿Y cómo se logra esto? Creando una comunidad alrededor del servicio que se ofrece, para darle información y conocimiento relevante.

Dar significa tomarse el tiempo suficiente para explicarle a la comunidad, a través de artículos, videos y audios la forma como el servicio le puede ser útil. Pero no lo hace hablando solo del servicio, sino reflexionando, ofreciendo recomendaciones, arrojando luces que le aporten a su comunidad.

En El Taller por ejemplo publicamos Boletines quincenales de cada una de nuestras líneas de trabajo. En estos momentos estamos desarrollando tres: El Oficio de Ser Padres; Parejas Felices y Empresas Humanas. En cada Boletín, le damos a nuestros usuarios contenidos de calidad; material que elaboramos con esfuerzo, pensando en el Bien-Estar de nuestra comunidad. Sabemos que muy probablemente no conoceremos a quienes se benefician de nuestros boletines, pero el solo hecho de estar aportando recompensa el trabajo. Implica tiempo, pero vale la pena. Creemos firmemente en ese principio universal que enseña primero a Dar para después Recibir.

De la mano del Dar, viene el Difundir. Indudablemente, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, traen consigo poderosas herramientas que nos ayudan considerablemente en esa tarea de mostrar lo que somos y hacemos, pero sobre todo, en la necesaria construcción de nuestra comunidad. Difundir hoy es muy fácil, basta un poco de creatividad y persistencia. Hay que hacer presencia permanentemente, cuando se está aportando algo que es relevante para la sociedad, los usuarios lo reciben con agrado y hasta colaboran en la necesaria multiplicación.

En El Taller empezamos haciendo un uso intensivo de las redes sociales. Publicamos en nuestros Blogs, alimentamos nuestros grupos en Facebook, estamos creando nuestro canal en Youtube y elaboramos bases de datos para difundir nuestros Boletines. Aún nos falta mucho, son muy variadas las herramientas que podemos utilizar, por ende el potencial de crecimiento es casi que ilimitado.

Cuando Das con generosidad y Difundes con energía, seguro te empiezan a llamar. Poco a poco empiezas a ser buscado, y la cosecha dependerá de lo mucho que hayas sembrado. Pero es justo aquí donde entra en escena el Compartir. Si apenas estas empezando con tu emprendimiento, no tiene sentido cobrar por tus servicios un valor exorbitante. Tienes que estar al alcance de tu comunidad, de aquellos que conocen lo que sabes y que te pueden dar la oportunidad de ser recomendado y requerir servicios más complejos y por ende de mayor valor.

De acuerdo con la etimología, Compartir viene de “comedere” que significa “comer” en latín, y hace referencia a comer el pan con alguien. Es decir a compartirlo.

En El Taller, nuestro Pan es la información y el conocimiento sobre el mundo de la afectividad y su incidencia en todas las esferas de la vida cotidiana. Por ser un tema de tanta relevancia para la sociedad, lo compartimos generosamente con nuestra comunidad. Por eso hemos asumido este emprendimiento como una causa y no como un negocio. La prueba de ello es nuestro Plan 2000 mil.

¿Plan 2000 mil?

Si, las conferencias de las tres líneas de trabajo que estamos desarrollando en El Taller, a saber: El Oficio de Ser Padres; Parejas Felices y Empresas Humanas, son a $2.000 mil pesos. En verdad, esto no es una triquiñuela publicitaria, es una demostración de lo que llamamos Compartir.

En efecto, nosotros dictamos conferencias en las que cobramos $2.000 mil pesos por persona. El único requisito es que como mínimo sean 25 asistentes. Es decir, que a la mesa se sienten 25 comensales para Compartir nuestro manjar de Formación Afectiva.

La moraleja de este cuento entonces es muy clara:

Si quieres emprender, ten en cuenta que hoy la clave es construir comunidad, y para ello debes Dar con entusiasmo; Difundir con energía y Compartir con generosidad.

Solo es cuestión de tiempo y tener paciencia para empezar a recoger.

 

 


[1] Robert Reich “El Trabajo de las Naciones: Hacia el capitalismo del siglo XXI”. Editorial Javier Vergara. Buenos Aires. 1991

 

EL TALLER

ARTICULO # 120 LO QUE SOMOS NOSOTROS

Con este texto nos queremos presentar. Pero no deseamos exponerte una vacía misión, ni una rimbombante visión. ¿Para qué hacer lo que todo mundo hace? Preferimos más bien mostrarte lo que Somos Nosotros, nuestro Concepto. Lo haremos desarrollando brevemente las siguientes seis proposiciones. Decimos “brevemente” porque a cada una de ellas le dedicaremos un articulo completo.

1. Somos un Taller y nos dedicamos a la Formación Afectiva

Somos un Taller porque aquí aprehendemos haciendo. Porque utilizamos el método de ensayo y error para mejorar nuestros quehaceres. Porque no separamos la teoría de la práctica. Porque nos esmeramos en hacer las cosas bien hechas. Porque nos apasiona lo que hacemos. Porque podemos demostrar lo que somos y sabemos. Porque adquirimos y desarrollamos habilidades que nos permiten mejorar nuestra base de conocimiento y nuestra competitividad (escribir, investigar, pensar, crear, innovar, enseñar, conversar…) Y porque hacemos del trabajo algo bueno en si mismo y no sólo un medio de vida.

También somos un Taller porque emulamos la estructura de los talleres medievales y preindustriales. Aquí empezamos como aprehendices, ascendemos a oficiales y por último nos convertimos en maestros. No nos identifican etiquetas “profesionales”, de hecho, para ingresar al Taller y vivir esta experiencia única, no es requisito traer un titulo bajo el brazo. Basta con la buena voluntad, la disposición de hacer y de aprehender haciendo.

Aquí somos artesanos del conocimiento. Nuestra materia prima es toda la información que tenga que ver con la Afectividad Humana; la procesamos y luego la convertimos en conocimiento relevante para ser transmitido a través de nuestros actos de Formación Afectiva.

Nos dedicamos a la Formación Afectiva, es decir, nuestro trabajo está encaminado en ayudar a las personas a desarrollarse afectivamente; adquirir herramientas que les permita tener una mejor relación consigo mismo, con los otros y con los grupos en lo que participe.

2. Tenemos como propósito procurar la Felicidad de las personas a través de la Formación Afectiva

¿Existe algo más importante que la Felicidad? En absoluto. Nuestra vida gira en torno a esta palabra, hasta hace poco mal entendida y tergiversada. Hoy, gracias a numerosas investigaciones científicas provenientes de la Psicologia Positiva, la Psicologia de la Felicidad, la Psicología Afectiva y la Bioquímica, es posible establecer con claridad en que consiste la Felicidad y como se puede construir.

Y éste es precisamente nuestro propósito central. Lograr que a partir de toda esa cantidad de conocimientos -convertidos en Formación Afectiva– cada día más personas aprendan Qué es realmente la Felicidad, Cómo se construye y que beneficios trae para la existencia.

3. Sabemos que con Formación Afectiva podemos desarrollar Competencias Afectivas Interpersonales, Sociogrupales e Intrapersonales, que nos ayuden a fortalecer nuestros vínculos y con ello a producir de modo natural las sustancias bioquímicas necesarias para procurarnos Bien-Estar, Satisfacción y Felicidad.

La Felicidad, la Satisfacción y el Bien-Estar, pasa por tener unas buenas relaciones con los otros, los grupos y consigo mismo. La naturaleza premia eso. Cuando una persona tiene muy buenos vínculos, su cerebro libera sustancias como la dopamina, la oxitocina, la endorfina y la serotonina; neurotransmisores que estimulan naturalmente a las personas y que le producen esos anhelados estados.

4. Estamos convencidos que gracias a la Formación Afectiva podemos ser mejores Padres, Parejas, Amigos, Trabajadores y Personas.

La Formación Afectiva nos permite desarrollarnos afectivamente y desempeñar muy bien cada uno de nuestros roles. Podemos ser mejores padres porque tendremos clara cual es nuestra misión y poseemos las herramientas para formar a nuestros hijos. Como parejas porque aprendemos a elegir, profundizar, desconflictuar y terminar nuestros vínculos íntimos. Como amigos porque aprendemos a reconocer la importancia de la amistad y a fortalecer estos vínculos. Como trabajadores porque aprendemos a disfrutar lo que hacemos y como personas porque le encontramos sentido a la existencia.

5. Cumplimos con nuestro propósito a través de Actos Formativos como Conferencias, Talleres, Seminarios, Cursos, Jornadas de Formación Afectiva y Diplomados.

En El Taller actualmente tenemos tres líneas de trabajo: El Oficio de Ser Padres, Parejas Felices y Empresas Humanas. Cada una de ellas la desarrollamos a través de actos formativos que tienen como base la PsicologíaAfectiva, la Pedagogía Afectiva y la Pedagogía Conceptual.

Cada acto formativo es diseñado a partir de la necesidad de la comunidad respectiva y de los temas centrales que se plantean en cada línea de trabajo.

6. Está demostrado que la Formación Afectiva es una excelente estrategia de Prevención

La Formación Afectiva sirve para prevenir la violencia intrafamiliar, escolar; el maltrato infantil, la soledad, la depresión y el suicidio y demás psicopatologias relacionadas con la falta de destrezas Interpersonales, Sociogrupales e Intrapersonales


 

BOLETINES, EL OFICIO DE SER PADRES

BOLETÍN # 1 EL OFICIO DE SER PADRES

EDITORIAL

LA FORMACIÓN AFECTIVA DE NUESTROS HIJOS: UNA TAREA INAPLAZABLE

Andrés Granada

En El Taller tenemos como propósito “Procurar la Felicidad de las Personas a través de la Formación Afectiva”. Los hijos, indudablemente son una gran fuente de felicidad, sobre todo, cuando están pequeños y nos alegran la existencia con su sonrisa, sus ocurrencias, ingeniosidades y nuevos aprendizajes, en fin, día tras día nos motivan a luchar, a seguir adelante a pesar de los avatares de la cotidianidad. Nadie duda que compartir la vida con los hijos produce una gran felicidad. Leer más…

LO QUE HAY QUE APREHENDER PARA SER MEJORES PADRES

Andrés Granada

Lo que voy a compartir contigo en este artículo es más importante incluso que la piedra filosofal, esto no lo aprenderás jamás en una universidad, nunca te lo van a contar en los grandes medios de comunicación, los profesores que mantienen y legitiman el sistema educativo industrial no tienen ni idea de esto, ellos están programados, parecen robots, autómatas que sólo siguen órdenes y piensan en su pensión. Leer más…

SOMOS GRACIAS AL JUEGO: CRIANZA A PARTIR DE LA LÚDICA

Helman Yefren Eslava

Francesco Tonucci, en su obra “La Ciudad de los Niños”, afirma que los aprendizajes más importantes del individuo se han dado antes entrar por primera vez a la escuela, pero al mismo tiempo se carece de maestros, programación y conocimientos específicos a la hora de abordar esta etapa tan importante de la vida. Leer más…

LA IMPORTANCIA DEL SUEÑO EN NUESTROS HIJOS PEQUEÑOS

Sandra Mújica

Con el agitado ritmo de vida, el tiempo para compartir con los hijos se hace cada vez más corto. Los horarios intensivos del trabajo de los padres, la organización del espacio y la economía del hogar, las compras, el gimnasio, el momento de esparcimiento con amigos y otras actividades de la cotidianidad generan nuevas dinámicas familiares, donde los hijos se acogen a esa regularidad u optan por buscar a sus padres en el poco tiempo que tienen para ellos. Leer más…

SER MEJORES PADRES ES CRIAR MEJORES HIJOS

Pilar Rodriguez

Examinando el número en aumento de niños y jóvenes que presentan problemas por la falta de desarrollo afectivo, es evidente que terminan convirtiéndose en seres inválidos socialmente, quedando en manos de los padres toda la responsabilidad. Leer más…

EL OFICIO DE SER PADRES: LO QUE PODEMOS HACER POR TI

Nuestros Servicios

Dada la urgencia que tiene nuestra sociedad de Formar a sus nuevas generaciones, en El Taller le hemos dado prioridad a la línea de trabajo “El Oficio de Ser Padres”. Sin lugar a dudas, son los padres quienes tienen la principal responsabilidad en la Formación de sus hijos, y como tal, deben contar con herramientas que les ayuden en esta titánica laborLeer más…

 

 

andres granada

ARTICULO # 118 LA FORMACIÓN AFECTIVA DE NUESTROS HIJOS: UNA TAREA INAPLAZABLE

En El Taller tenemos como propósito “Procurar la Felicidad de las Personas a través de la Formación Afectiva”. Los hijos, indudablemente son una gran fuente de felicidad, sobre todo, cuando están pequeños y nos alegran la existencia con su sonrisa, sus ocurrencias, ingeniosidades y nuevos aprendizajes, en fin, día tras día nos motivan a luchar, a seguir adelante a pesar de los avatares de la cotidianidad. Nadie duda que compartir la vida con los hijos produce una gran felicidad.

Ahora bien, no todo es color de rosa en esta tarea. A medida que los hijos van creciendo el oficio se complica. Los hijos ponen a prueba tu paciencia, tu capacidad de aguante, tu voluntad. Cuando hacemos una buena labor en la crianza, los hijos siguen siendo fuente de felicidad, pero si fallamos, por que somos permisivos o exageradamente autoritarios, cuando no corregimos a tiempo o lo hacemos con exceso, las consecuencias suelen ser lamentables. Entonces, lo que alguna vez era fuente de felicidad, con el tiempo se convierte en fuente de desdicha y sufrimiento. ¿Hacen sufrir los hijos a sus padres? Claro que sí, más de lo que nos imaginamos; hoy, aunque duela reconocerlo, esta no es la excepción sino la regla.

Muchas de las patologías sociales tienen su origen en una mala crianza. La delincuencia juvenil, el abuso en el consumo de sustancias psicoactivas, el pandillismo, los embarazos adolescentes, la violencia escolar, entre otras, nos llevan a preguntarnos ¿Y los padres? ¿Qué estamos haciendo los padres?Responder a estos interrogantes necesariamente da lugar a un amplio debate, las opiniones vienen y van, se buscan culpables a diestra y siniestra.

Muchas pueden ser las conclusiones, pero nadie puede negar que ayer y hoy, los padres ocupamos el primer lugar en esta responsabilidad. Somos los directamente responsables –por acción u omisión- del “producto” que se le está entregando a la sociedad; un ser humano apto para ser una buena pareja, amigo, trabajador, padre de familia, una persona satisfecha consigo misma y que le aporta a la sociedad; o por el contrario, un agresor, delincuente, antisocial, parasito, una mala persona, un individuo que tiene como único destino una cárcel o un cementerio. Aunque no pocas veces nos hacemos los de la vista gorda, todo empieza en casa, para bien o para mal.

Preguntémonos entonces, ¿Es posible ser mejores padres? ¿Se pueden adquirir herramientas que nos ayuden en este oficio del ser padres? Claro que sí. En El Taller estamos convencidos de ello y por eso consideramos que el aporte hecho a esta causa por el maestro Miguel De Zubiria, es tan pertinente y relevante que no sólo es un deber, sino una obligación multiplicarlo. Nuestra sociedad requiere de este conocimiento, de estas valiosas enseñanzas provenientes de la Psicología Afectiva. Nosotros somos intermediarios, apasionados estudiosos, multiplicadores y conocedores de las bondades de la red para hacer llegar a aquellos padres y madres de familia la información necesaria con la cual pueden mejorar considerablemente su oficio de ser padres.

En El Taller estamos comprometidos con esta tarea y por eso hemos creado este Boletín. Queremos compartir contigo información y conocimientos, herramientas y recomendaciones que estamos seguros te van a ser de mucha utilidad, lo generaremos cada 15 días y nuestros artículos giraran alrededor de los siguientes temas:

1. Crianza Formativa: una estrategia para formar mejores personas.

2. El Desarrollo Afectivo de mis hijos e Instrumentos para conocerlo (escalas y afectogramas).

3. La importancia de Formar hijos Sociables y Generosos.

4. La importancia de Formar hijos Respetuosos y Responsables.

5. Exploración, Identificación y Desarrollo del Talento de mis hijos.

6. Estrategias para Corregir Afectiva y Efectivamente el comportamiento de mis hijos.

7. Sexualidad y Afectividad: estrategias de formación.

Este es nuestro aporte a la causa. Necesitamos asumir una actitud más proactiva ante el crucial tema de la buena crianza de nuestros hijos. La sociedad actual lo reclama y las generaciones futuras nos lo agradecerán.

Ayúdanos a multiplicar, comparte este Boletín con tus contactos. Esa es tu contribución con la causa.

EL TALLER, MEMORIAS DEL TALLER

ARTICULO # 117 UNA BREVE RESEÑA DE LO APRENDIDO EN EL CONGRESO-TALLER LATINOAMERICANO DE DESARROLLO AFECTIVO E INTELECTUAL

Gracias a una generosa invitación de mi maestro Miguel De Zubiria, pude estar presente en el “Primer Congreso-Taller Latinoamericano de Desarrollo Afectivo e Intelectual”. El evento se llevó a cabo el 29 y 30 de octubre en el Hotel Tequendama en Bogotá y contó con la asistencia de más de 200 personas.

A mi juicio, este Congreso-Taller simboliza la presentación en sociedad de la Fundación Internacional de Psicologia Afectiva (FIDPA), la más reciente creación del maestro De Zubiria. Institucion que “tiene por meta central investigar, evaluar y diseñar actividades potenciadoras de la felicidad, y preventivas de la soledad, la depresión y el suicidio en niños y jóvenes”

En la presentación del evento, se reflexionaba sobre un hecho inobjetable. Nunca como antes la crianza y la educación tuvieron tanta importancia… ni habían sido tan complejas. Los niños y jóvenes de nuestra época enfrentan retos evolutivos enormes que a sus tutores les generan muchas dudas e inquietudes: ¿Cómo educar a estos muchachos? ¿Cómo hacer de niños y jóvenes personas felices, eficaces y competentes en los terrenos afectivo, intelectual y comportamental? Preguntas sin respuesta hasta tanto la pedagogía y la Psicologia, no especifiquen las tareas de cada edad en cada terreno evolutivo. Ya hoy posible.

En efecto, la Psicología Afectiva y su hermana la pedagogía afectiva, ofrecen unas acertadas respuestas. Y de eso se trató el Congreso-Taller, de mostrar esos avances y estrategias.

Como era de esperarse, el evento fue inaugurado por mi maestro De Zubiria, quien en su conferencia dio cuenta de las grandes tareas del desarrollo humano. La tesis fue muy clara. De cara a las exigencias de la sociedad de hoy y sobre todo la venidera, se debe formar a los muchachos para que sean competentes intelectual y afectivamente. (Sobre este aspecto escribiré un artículo contándote más detalles de lo que lo anterior significa).

Jose Brito Albuja fue el siguiente expositor. Se trata de un educador ecuatoriano que ha sido uno de los más entusiastas discípulos del maestro De Zubiria. Hizo una presentación bastante interesante sobre los mundos Popperianos, además de una reflexión sobre la ética, citando reiteradamente a Jose Antonio Marina.

Luego entró en escena una Psicóloga Mexicana. Maria Fayne Esquivel. Quien nos presentó una investigación sobre la forma como los niños afrontan la frustración, utilizando como recurso el juego. Dicha ponencia me hizo llegar a la siguiente conclusión: la forma como los niños afronten su frustración, es un buen indicador de su nivel de desarrollo afectivo e incluso, da cuenta de la forma como lo están criando. En los videos que nos presentó la Psicologia mexicana, se mostraban tres situaciones experimentales. En cada una de ellas se veía la reacción de un niño luego de que su mamá le quitaba su juguete. Una de las niñas no hizo nada, fue indiferente. La segunda niña, armó tremenda pataleta y el tercer niño, fue más recursivo, se dio cuenta donde habían puesto el juguete e inmediatamente después se ayudó de una silla para intentar alcanzarlo. De acuerdo con esto, ¿Cuál de los tres tendrá un mayor nivel de desarrollo afectivo?

En la tarde el maestro De Zubiria volvió a la escena. Esta vez con un taller sobre la evaluación del desarrollo afectivo. Grosso modo, -porque también escribiré un articulo detallado-. El maestro expuso la herramienta más poderosa en la actualidad para dar cuenta de la vida afectiva de las personas: Los afectogramas. Un instrumento que permite hacer una radiografía muy precisa de la forma como están los vínculos de una persona en sus diferentes roles y acorde a su etapa de ciclo vital.

En general, estas fueron las presentaciones que más llamaron mi atención, y por eso las reseño. A partir de las memorias del evento espero escribir unos cuantos artículos para compartir contigo.

En este evento me acompañó Pilar Rodriguez, una entusiasta colega del Taller. Ambos nos sentimos como en casa, dado que mucho de lo presentado en el Congreso-Taller nos era familiar y fue objeto de estudio en el diplomado en Formación Afectiva que concluimos el pasado 9 de octubre.

Muchas gracias Maestro por la invitación!!!!

biografia

ARTICULO # 116 HOJA DE RUTA: UN PLAN DE PRODUCCION INTELECTUAL


Una de las habilidades clave de un Analista Simbólico es ayudar a las personas a comprender sus necesidades. Muy diferente a crearlas, como ocurre con el marketing estandarizado, el cual, y de acuerdo con Robert Reich[1]; requiere persuadir a un gran numero de consumidores de las virtudes de un producto, preparar cantidades de pedidos y responder a las cuotas de venta, apelando siempre a la persuasión, sin importar si a larga el producto o servicio resulte de utilidad o no para quien lo adquiere.

En concordancia con la filosofía artesana, una buena forma de ayudar a las personas a comprender sus necesidades, es compartiéndole material intelectual que le aporte en la solución de sus dificultades y en la construcción de su Proyecto de Vida. Por eso el Analista Simbólico escribe, reflexiona, hace conexiones y comparte sus hallazgos con su comunidad, con la gente que lo lee.

Así las cosas, como Psicólogo Afectivo y Analista Simbólico, mi propósito es ayudarte a comprender tus necesidades; específicamente, aquellas relacionadas con tu dimensión afectiva y particularmente con tu rol de padre o madre de familia, con tu vida de pareja y si es tu caso, con tu experiencia como emprendedor (a).

¿Cómo pretendo lograr esto?

Para cumplirte con el propósito, he diseñado un plan de producción intelectual que será como mi hoja de ruta. Lo público para tener una guía y para que te enteres de lo que te puedes encontrar en este Blog de aquí en adelante.

La columna vertebral de este plan es la Psicología Afectiva. Mi pasión, la disciplina que le da sentido a mi existencia, y a la cual he decidido dedicarle el resto de mis días. Gran parte de lo que aquí te encuentres, esta permeado por esta novísima rama de la Psicologia creada por mi maestro Miguel De Zubiria Samper. Una de mis tareas entonces es dar a conocer su obra, interpretarla, aplicarla a la vida cotidiana, desarrollar sus tesis básicas, sus postulados, sus conceptos, sus fundamentos evolutivos y epistemológicos; refutar las tesis que esta teoría supera con creces, y que todavía siguen siendo utilizadas por mis despistados colegas (Un par de ejemplos: la cacareada “inteligencia emocional” y su “evolución”, la “inteligencia afectiva”. Ambos conceptos erróneos y hasta mal entendidos)

Como una estrategia para multiplicar las enseñanzas de la Psicología Afectiva, con mi esposa le hemos dado vida al Taller. El Taller es un Centro de Formación Afectiva que tiene como propósito “Procurar la Felicidad de las Personas a través de la Formación Afectiva”. Es un modelo de emprendimiento que iremos explicando poco a poco y de paso te contaremos como te puedes unir a nuestro equipo de trabajo. También te compartiremos nuestras experiencias en este proyecto, los actos formativos que vamos llevando a cabo y las líneas de trabajo que iremos desarrollando. Por lo pronto, te cuento que nos hemos enfocado en dos temas muy importantes. El Oficio de Ser Padres y Las Relaciones de Pareja y sus Historias. Ambos temas los desarrollaremos en detalle con Boletines que publicaremos cada 15 días.

Como El Taller es un emprendimiento, su desarrollo va dejando unas invaluables enseñanzas. Fiel a la ética hacker, es muy importante compartirlas, dejarlas en la red para que otros tomen atenta nota, se apoderen de lo que les sirva y no cometan los mismos errores que muy seguramente se cometen por la falta de experiencia. A esto le llamaré Lecciones Emprendedoras.

La Psicología Afectiva es un desarrollo de Pedagogía Conceptual. Por eso es muy importante dominar este modelo pedagógico. Además, su didáctica es la base de la pedagogía afectiva y por ende de los actos formativos (conferencias, talleres, seminarios, cursos, diplomados y jornadas de formación afectiva) que llevamos a cabo en El Taller. Por tal motivo, con mi esposa hemos abierto un blog en el que cada semana te compartiremos un par de artículos sobre este modelo creado por el maestro Miguel De Zubiria.

Mi maestro De Zubiria suele decir que “somos nuestros aprehendizajes” y ¿de dónde viene lo que aprendemos? En parte, de lo que él mismo -citando al gran Karl Popper- denomina el Mundo 3 o el mundo de los productos de la mente. Los libros son el depósito por excelencia de los productos de la mente. ¿Qué productos? Principios, leyes, teorías, ideologías… por eso, me daré a la tarea de hacer una reseña de cada libro que voy leyendo, los cuales son fuente primaria para todo lo que publico en este Blog. Sobre el particular, permíteme contarte que en estos momentos estoy llevando a cabo cuatro líneas de lectura. En primer lugar, Psicología Afectiva, es decir, la obra De Zubiriana; en segundo lugar, estoy leyendo sobre Mente Humana, particularmente Teorías Modulares Evolucionistas y Memetica. En tercer lugar, estoy intentando comprender el concepto de Informacionalismo; y por ultimo, estoy nutriéndome de fuentes que me dan insumos para fortalecer el Modelo del Taller; tendencias, innovación conceptual, posturas críticas hacia el capitalismo industrial, nueva economía y cultura artesana.

Hace mucho tiempo que vengo planeado escribir una serie de cartas. Hoy hemos perdido lo que en una época era la norma y no la excepción. El genero epistolar ha sido celebre porque de alguna manera da cuenta de las características de la época. Quiero escribir cartas a familiares lejanos; a personas que ocupan determinados cargos de relevancia política, económica, social; a instituciones y gremios que de acuerdo con mi parecer obstaculizan el desarrollo del país; a organizaciones que para bien o para mal, juegan un papel importante en el circo nacional y latinoamericano; a entidades que se ocupan de temas como la educación, la niñez, la mujer, la religión, los derechos humanos, etc.

Desde que conocí la obra de Steven Pinker y del divulgador científico Antonio Velez me enamoré del concepto de Naturaleza Humana y por ende de la Psicologia Evolucionista. Misma que le da un solido fundamento a la Psicología Afectiva. De hecho, el descubrimiento cumbre de la Psicologia es el de utilizar el prisma evolutivo para mirar a través de él la psiquis humana. Sin esta mirada, todo intento por entender a los hombres terminará en el más completo fracaso.[2] De modo que, en este Blog, -parafraseando a Velez- no se hablará de naturaleza O cultura, sino más bien de naturaleza Y cultura. Es falso que el hombre “nace”, y es igualmente falso que el hombre “se hace”. El hombre “nace” Y se “hace”.[3] Gran parte de nuestra vida afectiva tiene su base en nuestra propia naturaleza heredada de los antropomorfos y los primeros homínidos. Esto es muy importante comprenderlo, porque como bien lo señala Anton Chejov –citado por Pinker- “El hombre se volverá mejor cuando le muestres como es”.

Muy probablemente ya te habrás preguntado: ¿Y qué es un Analista Simbólico? Este es un término acuñado por Robert Reich en su libro “El Trabajo de las Naciones”. Obra publicada en 1990, y que representó un aporte considerable para comprender como se están configurando las categorías de trabajo en la nueva economía global. En la cual, aquellos que desarrollen habilidades metacognitivas para la intermediación estratégica, la identificación y resolución de problemas serán los grandes beneficiados de una economía que ha dejado de ser nacional para convertirse en mundial; economía centrada principalmente en el procesamiento de información y la producción de conocimiento relevante. Esto es determinante para comprender los cambios que se están dando en el ámbito laboral, y por eso en este Blog se reflexionará sobre ello, haciendo una férrea critica a nuestro obsoleto sistema educativo industrial, concebido para producir obreros en masa y no para aprehender.

La dimensión afectiva del ser humano ha sido objeto de múltiples interpretaciones. O mejor, de incontables tergiversaciones, especulaciones, conjeturas, juicios de valor provenientes de la religión, el esoterismo y la pseudociencia, carentes a todas luces de validez científica, que infortunadamente han hecho carrera y han contaminado las mentes de generaciones enteras, generando confusión y malos entendidos. Hasta ahora venimos a tener idea de como funciona ese mundo afectivo, la Psicología Afectiva apenas es una niña, pero son tan sólidos sus fundamentos que muy pronto ganará fuerza y ayudará a comprender ese motor de la existencia que es la afectividad. Por lo pronto, baste empezar con una seria Alfabetización Afectiva; Jose Antonio Marina nos ayuda en esa tarea, “El Laberinto Sentimental” y “El Diccionario de los Sentimientos” son dos obras clave para este propósito. Tenemos que aprehender con claridad que es una emoción, un sentimiento, una actitud, un valor y un principio. Sólo así podremos aspirar algún día a comprender como es que funciona este esquivo mundo afectivo.

La Psicología Afectiva se nutre de la casuística. Voy a compartir contigo entonces casos que nos permitan aprender sobre la afectividad de las personas en sus cinco dimensiones: Familia, Pareja, Amigos, Trabajo y Si Mismo.

En la Era de la Información la riqueza de un país ya no está representada en sus recursos naturales. La Verdadera Riqueza la poseen sus ciudadanos; parece una frase cliché, pero así es. Los verdaderos activos de una nación son las capacidades de sus ciudadanos para aportarle a la economía global. En otras palabras, el nivel de vida de la población de un país depende cada vez más de lo que pueda aportar a la economía mundial en términos del valor de sus conocimientos y habilidades.[4]

¿Y quienes son estas personas? Indudablemente los Talentosos. Aquellos que al decir de mi maestro De Zubiria “producen realizaciones u obras sobresalientes” demandadas por la economía mundial. Formar el Talento de TODOS nuestros niños y jovenes es vital para el desarrollo del país. Hay que pasar de la perversa lógica de la “selección del talento”, a la democratización del Talento. Esta es la tesis que defiende el maestro, sostiene que cada estudiante, por lógica tiene un campo que reúne su mayor interés y sus mejores aptitudes cognitivas y expresivas. El Talento surge entonces de conjugar estas condiciones psicológicas con la resonancia cultural y la formación del talento, su condición social. Al coincidir las condiciones psicológicas, con las condiciones sociales todo joven despliega su talento potencial y a futuro aportará riqueza a su nación, pues el talento y la creación humana son la materia prima de la ciencia, la tecnología, el arte y de las empresas, las cuales crean la riqueza y el bienestar colectivo… o su ausencia la pobreza.[5] Tremendamente importante, ¿no?, por eso en este Blog te encontraras con este tema que también tiene una intima relación con la Psicología Afectiva.

Mi intención es que este Blog se convierta en un lugar de referencia para aprender sobre Psicología Afectiva. Por eso también compartiré contigo entrevistas realizadas a personajes que tengan algo para decirnos al respecto. Indagaremos sobre sus posturas sobre los temas centrales de la existencia humana; la familia, los hijos, la pareja, los amigos, el trabajo, el talento, la educación, el amor, la felicidad, la soledad, la depresión y el suicidio, entre otros.

Antes de incursionar en esto de los blogs, acostumbraba a dejar evidencias de mi existencia en libros, por ahí tengo varios tomos de memorias, de historias, de recuerdos de infancia y adolescencia. Desde pequeño he tenido la necesidad de escribir, de contar. De dejar huellas para revisarlas con el paso de los años y comprender el rumbo que ha tomado la vida. Detrás de toda obra humana hay una biografía, una historia de vida, y como me asiste la firme motivación de trabajar fuertemente para convertirme en las próximas décadas en el heredero intelectual de mi maestro Miguel De Zubiria, considero que es importante contar mi historia personal; para ello hablaré sobre mi vida familiar, recordaré mis orígenes, lo publicable de mis relaciones de pareja, mis experiencias en el mundo del trabajo, mi vida escolar –desde la escuela hasta la universidad-, los vínculos con los amigos, aquellos hechos que marcaron mi existencia.

Lo anterior será una reconstrucción del pasado. Pero también hablaré de mi presente. De mis roles, afectos y creencias. De lo que hago, amo y creo. Pero también de lo que me disgusta, de lo que me genera aversión, de todo aquello en lo que no creo. De esos dogmas y falsas creencias impuestas por la “tradición”.

El estudio de la afectividad tiene un correlato bioquímico. Cuando estamos expuestos a la acción de las emociones y los sentimientos, nuestro cerebro produce unas sustancias que nos estimulan o nos atormentan. La felicidad, el amor, la soledad, la depresión y otros estados, están acompañados de esas sustancias que nos alegran la existencia o nos entristece la vida. Comprender esto, y sobre todo aprender a producir dichas sustancias de forma natural, a través del fortalecimiento de los vínculos, resulta fundamental para tener una mejor calidad de vida.

Por ultimo, todo lo dicho hasta aquí no podría ser posible si no tuviéramos una Mente que nos lo permitiera. Por eso, me ocuparé de lo que realmente es el objeto de estudio de la Psicologia: la Mente Humana, ese sistema que nos permite ser lo que somos.

Esta es pues mi hoja de ruta de producción intelectual, una guía que me orientará en esta viaje que he emprendido y el cual ya no tiene vuelta atrás.

Me anima poner en práctica un principio universal: Dar para Recibir. Quiero ser tenido en cuenta para dictar muchas conferencias, talleres, cursos, seminarios, jornadas de formación afectiva. No tengo más opción, a esto le dedico el 100% de mi tiempo. Necesito tener tranquilidad para seguir adelante con este propósito de multiplicar las enseñanzas de la Psicología Afectiva. Y eso sólo se logra Dando, compartiendo los conocimientos, ayudando a los demás. Ya comprendí que definitivamente lo primero que hay que hacer es DAR. Si se hace con convicción, voluntad y entrega, tarde o temprano empezaré a Recibir. Tengo confianza absoluta en este principio.


[1] Robert Reich “El Trabajo de las Naciones: hacia el capitalismo del siglo XXI” Javier Vergara Editor. Buenos Aires, 1993.

[2] Antonio Velez “Homo Sapiens”. Villegas Editores. Bogotá, 2006

[3] Ibid, pag 30

[4] Robert Reich “El Trabajo de las Naciones: hacia el capitalismo del siglo XXI” Javier Vergara Editor. Buenos Aires, 1993. Pag 154

[5] Miguel De Zubiria Samper “Psicologia del Talento y la Creatividad” Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Bogotá, 2006