EL OFICIO DE SER PADRES, SERVICIOS

EL OFICIO DE SER PADRES: LO QUE PODEMOS HACER POR TI

Dada la urgencia que tiene nuestra sociedad de Formar a sus nuevas generaciones, en El Taller le hemos dado prioridad a la línea de trabajo “El Oficio de Ser Padres”. Sin lugar a dudas, son los padres quienes tienen la principal responsabilidad en la Formación de sus hijos, y como tal, deben contar con herramientas que les ayuden en esta titánica labor, la cual nunca termina y requiere de una orientación permanente a lo largo del crecimiento de los hijos.

Las bases teóricas de esta línea de trabajo provienen de la Psicologia Afectiva. Específicamente de la propuesta del Psicologo y Pedagogo colombiano Miguel De Zubiria Samper, quien con su serie “Ser Mejores Padres” hace una contribución valiosísima a un tema tan vital como la crianza. No en vano considera el maestro que “ninguna labor humana es más útil y compleja que la paternidad.

Así las cosas, en esta línea de trabajo te podemos ofrecer los siguientes servicios: 1 Curso, 21 Seminarios, 7 Talleres y 7 Conferencias. A continuación una relación de cada uno de ellos.

CURSO “EL OFICIO DE SER PADRES”

Duración: 28 horas

Módulos

1. Crianza Formativa: una estrategia para formar mejores personas

2. El Desarrollo Afectivo de mis hijos e Instrumentos para conocerlo (escalas y afectogramas).

3. La importancia de Formar hijos Sociables y Generosos.

4. La importancia de Formar hijos Respetuosos y Responsables.

5. Exploración, Identificación y Desarrollo del Talento de mis hijos

6. Estrategias para Corregir Afectiva y Efectivamente el comportamiento de mis hijos.

7. Sexualidad y Afectividad: estrategias de formación.

SEMINARIOS

Duración: 8 horas

Los seminarios se desarrollan alrededor de 2 temas seleccionados con base en los módulos propuestos en el curso.

Veamos un ejemplo:

Un seminario puede ser la combinación del modulo 1 (Crianza Formativa: una estrategia para formar mejores personas) y el modulo 2 (El Desarrollo Afectivo de mis hijos e Instrumentos para conocerlo (escalas y afectogramas).

Las combinaciones son 21 en total. De modo que puedes elegir la que más se requiera en tu comunidad. Somos flexibles y nos adecuamos a tu necesidad.

TALLERES

Duración: 4 horas

1. Crianza Formativa: una estrategia para formar mejores personas.

2. El Desarrollo Afectivo e Instrumentos para conocerlo (escalas y afectogramas).

3. La importancia de Formar hijos Sociables y Generosos.

4. La importancia de Formar hijos Respetuosos y Responsables.

5. Exploración, Identificación y Desarrollo del Talento de mis hijos.

6. Estrategias para Corregir Afectiva y Efectivamente el comportamiento de mis hijos.

7. Sexualidad y Afectividad: estrategias de formación.

CONFERENCIAS

Duración: 2 horas

1. Crianza Formativa: una estrategia para formar mejores personas.

2. El Desarrollo Afectivo e Instrumentos para conocerlo (escalas y afectogramas).

3. La importancia de Formar hijos Sociables y Generosos.

4. La importancia de Formar hijos Respetuosos y Responsables.

5. Exploración, Identificación y Desarrollo del Talento de mis hijos.

6. Estrategias para Corregir Afectiva y Efectivamente el comportamiento de mis hijos.

7. Sexualidad y Afectividad: estrategias de formación.

Costo de las Conferencias: Dependerá del número de personas y para ello nos guiaremos por la siguiente tabla:

# de Personas Valor
30 – 39 personas $5.000 c/u
40 – 49 personas $3.750 c/u
50 – 59 personas $3.000 c/u
60 – 69 personas $2500 c/u
70 – 79 personas $2.150 c/u
80 – 89 personas $1.900 c/u
90 a 100 personas

$1.700 c/u

 

Nuestro propósito es multiplicar la Formación Afectiva. Esta es nuestra propuesta en esta importante linea de trabajo. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

eltaller@centrodeformacionafectiva.com

Anuncios
EL TALLER, LINEAS DE TRABAJO DEL TALLER

LINEAS DE TRABAJO DEL TALLER: El Oficio de ser Padres

Una vez terminado el proceso de formación, los miembros del Taller hemos establecido las líneas de trabajo que desarrollaremos de aquí en adelante. Nuestro propósito es uno sólo, “Procurar la Felicidad de las personas a través de la Formación Afectiva”. Así las cosas, los frentes en los que nos vamos a concentrar y las comunidades a las que nos dirigiremos son las siguientes:

  1. El Oficio de Ser Padres (Dirigido a Jardines Infantiles, Colegios y Juntas de Acción Comunal)
  2. Plantear una Alianza con la FIDPA (Fundación Internacional de Psicologia Afectiva) para ayudar a distribuir sus productos y servicios y con ello multiplicar la obra del maestro Miguel De Zubiria.
  3. Formación Afectiva para el Fortalecimiento Organizacional (Empresas)
  4. Escuelas de Formación Afectiva (Colegios)
  5. Formación Afectiva para Parejas.
  6. Investigación (empezando con una línea de base y estado del arte sobre la formación afectiva en Colombia)
  7. Proyecto Formadores Afectivos (Aprehendices para el Taller)

Para dar a conocer estas líneas de trabajo, en El Taller hemos diseñado una estrategia de difusión en la que haremos un uso intensivo de la Web Social (Correos electrónicos, blogs, Youtube, Facebook y Twitter). A través de estas redes, distribuiremos un Boletín donde publicaremos artículos, compartiremos información valiosa para nuestra comunidad y daremos a conocer los servicios que ofrecemos (conferencias, talleres, cursos, seminarios, asesorías y consultorias)

De acuerdo con nuestro plan, la primera línea de trabajo que desarrollaremos será la del “Oficio de Ser Padres”. Y como bien lo señala mi maestro citando a Kurt Lewin: “No hay nada tan práctico como una buena teoría”. Por eso, en El Taller adoptamos la propuesta hecha por el Psicologo y Pedagogo colombiano Miguel De Zubiria Samper, denominada “Ser Mejores Padres”. Esta es una iniciativa cimentada sobre la Teoría de la Afectividad Humana (desarrollada también por este mismo autor). Su propósito es ofrecer herramientas a los padres de familia que les permita desarrollar afectivamente a sus hijos. Es decir, a nivel Interpersonal (interacción entre personas), socio-grupal (interacción individuo-grupos) e Intrapersonal (la relación del individuo consigo mismo), precisamente las tres dimensiones que causan y constituyen en su conjunto la felicidad humana.[1] La cual indudablemente se construye con Formación Afectiva, nuestro propósito en El Taller.

Estas serán pues las bases teóricas de esta línea de trabajo. Las adoptamos no solo por su solidez, sino por su relevancia para la sociedad actual, tan urgida de herramientas que le ayuden a formar mejores seres humanos. Y sin lugar a dudas, son los padres –debidamente preparados- quienes deben asumir la mayor responsabilidad en esta ardua tarea.

En este orden de ideas, el Boletín correspondiente al “Oficio de Ser Padres” lo publicaremos cada 15 días y girará alrededor de los siguientes temas:

  • Estilos de Crianza
  • Crianza Formativa
  • Instrumentos para medir el Desarrollo Afectivo de los hijos
  • Cómo formar hijos sociables y generosos
  • Didáctica positiva y didáctica negativa
  • Cómo formar hijos responsables y respetuosos
  • Cómo explorar, identificar y desarrollar el talento de los hijos.

El primer boletín de esta línea de trabajo lo publicaremos el próximo 31 de octubre. El tema será “Estilos de Crianza”.

Atentos pues y esperamos que nos sigan en esta tarea de contribuir con la formación de los padres de familia de Colombia y América Latina.


[1] Miguel De Zubiria Samper “Ser Mejores Padres I: conozco el desarrollo afectivo de mis hijos” Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Bogotá, 2010

EL TALLER

ARTICULO # 115 CABEZAS DURAS Y DEDOS INTELIGENTES Estilo de vida y cultura técnica de los artesanos colombianos del siglo XIX

Antes de la llegada del capitalismo salvaje con sus fábricas y sus cadenas de montaje, la economía la movían los artesanos con sus talleres y su estilo de vida independiente. Me gusta mucho la cultura artesana, trae consigo una filosofía de vida, unos valores propios de una praxis que no tiene como fin ultimo el lucro, sino, el servicio a la comunidad y la posibilidad de vivir dignamente haciendo con pasión lo que se disfruta.

Sobre ese estilo de vida y el impacto que tuvo sobre las costumbres artesanas el advenimiento de la sociedad industrial, habla en detalle el sociólogo y profesor de la Universidad Nacional de Colombia Alberto Mayor Mora, en su libro “Cabezas duras y dedos inteligentes: estilo de vida y cultura técnica de los artesanos colombianos del siglo XIX”. Leer este libro es emprender un viaje por la Colombia del siglo XIX, aun rural, campechana, todavía sin definir su identidad como nación, sometida a los vaivenes de las disputas políticas de los gamonales de la época.

En el libro, el profesor Mayor expone con lujo de detalles la forma como se tuvieron que reorganizar los oficios de cara al siglo XIX. Lo difícil que fue intentar trasplantar un estilo de vida artesano europeo a tierras donde la disciplina y la identidad de gremio aun estaba en ciernes. Los primeros visos del industrialismo por estas tierras, trajo consigo una inevitable transición de artesanos a técnicos y con ello un trastorno en el ethos del artesano. Quien ya no se vislumbraba como un actor independiente sino como un obrero sumiso al servicio de la fabrica y el patrón. De cara a las nuevas realidades tecnológicas, se hizo necesario que el Estado le diera vida a centros especializados de formación. Es aquí donde surgen las Escuelas de Artes y Oficios y con ellas, la lucha entre los oficios viejos y los modernos: relojeros, calígrafos, zapateros, sastres, talabarteros, maquinistas, fundidores, hojalateros.

El Taller era concebido como una escuela, como un espacio de socialización política y moral. En este libro, el profesor Mayor Mora da cuenta de la vida en el taller, relata como compartían y convivían aprendices, oficiales y maestros, cuenta como era el adiestramiento en el oficio. Habla de las características sociales y humanas del artesano. Expone los valores que movían la praxis artesana. Su concepción frente al dinero y su vida afectiva.

Vale la pena leer este libro. Vale la pena rescatar y readaptar la cultura artesana a las nuevas realidades tecnológicas. Hoy está incursionando en el medio un nuevo tipo de artesano, con unos valores y una praxis que simula los viejos talleres, es paradójico, pero, nuestros antepasados artesanos perdieron su identidad al ser convertidos en obreros para la fabrica, hoy, una forma de escapar a ese destino alienado y dependiente, es haciéndose artesano. La diferencia está en que los artesanos de hoy ya no manipulamos cosas tangibles, nuestra materia prima es la información y con ella creamos conocimiento relevante y útil para la sociedad. Al mismo tiempo, construimos nuestra autonomía y entablamos nuevos lazos de interdependencia.

No es fácil desprenderse de la lógica industrial, del mandato del mercado. Sin embargo tampoco es imposible, se requiere escenarios, crear ambientes donde se ponga en practica la filosofía artesana. Y eso es justamente lo que hacemos en El Taller: Centro de Formación Afectiva, un lugar que nos brinda la posibilidad de desarrollarnos afectiva, intelectual y profesionalmente.

Precisamente, este libro del profesor Alberto Mayor, nos da elementos que muy seguramente tendremos en cuenta para la construcción de nuestra identidad como Taller. Esa es nuestra apuesta, cimentar las bases de un modelo que aspiramos a multiplicar el resto de nuestra existencia. Al fin de cuentas somos artesanos, y como tal, creadores de nuestro propio destino.

DIPLOMADO EN FORMACION AFECTIVA, MIGUEL DE ZUBIRIA, PSICOLOGIA AFECTIVA

ARTICULO # 114 EL MAESTRO MIGUEL DE ZUBIRIA: De paso por El Taller

La causa de la Formación Afectiva tiene un Precursor ilustre: Miguel De Zubiria Samper. El maestro le ha dado vida a la Fundación Internacional de Psicologia Afectiva (FIDPA) y con ello marca el inicio del accionar de un nuevo campo de la Psicologia.

Cuando un precursor le da vida a un nuevo paradigma, es necesario que surjan a su alrededor nuevas instituciones impulsadas por quienes tienen la misión de multiplicar los nuevos saberes. Estos son los Pioneros. El precursor sabe que debe emplearse a fondo para que su hallazgo tenga eco y por eso apoya a aquellos que adoptan sus planteamientos y se la juegan para posicionarlos en la comunidad.

Como Psicólogo he adoptado los postulados de la Psicología  Afectiva y como pionero, -junto con mi esposa le hemos dado vida al Taller: Centro de Formación Afectiva.

El sábado 9 de octubre es otra de las fechas claves de nuestra historia. Es muy importante por dos razones: en primer lugar, porque este día dimos por concluido el primer diplomado en Formación Afectiva de nuestro Taller y con ello, el primer proceso de formación para vincular aprehendices que se identifiquen con la causa de la Formación Afectiva y quieran hacer del Taller una posibilidad de trabajo y desarrollo afectivo, intelectual y profesional. Y en segundo lugar, porque contamos con la presencia del Padre de la Psicologia Afectiva, Miguel De Zubiria Samper.

El haber compartido con el Maestro De Zubiria representó mucho para nosotros. Sentimos que fue un espaldarazo a nuestra labor. Con mi esposa y quienes ingresan al Taller como aprendices, quedamos muy entusiasmados para seguir adelante con esta causa de la Formación Afectiva. Porque somos pioneros, y como tal, nos asiste la convicción de estar aportándole a la sociedad con un nuevo paradigma, uno que pone la dimensión afectiva en el centro de todo. O acaso, como bien se pregunta el maestro: “¿Existe algo más importante que la felicidad?”

En la clausura del Diplomado el maestro nos compartió parte de su historia de vida. Nos contó en  general, las líneas argumentales de su próximo libro: “Padre bueno, Padre malo”. Una obra que se prometió publicar después de la muerte de su papá, quien paradójicamente fue su padre malo. Una obra en la que da cuenta de la mala crianza de la que fue objeto, producto de la influencia de Rousseau en la mentalidad de su padre, en la que  primaba la libertad sobre la responsabilidad. Una crianza permisiva que lo llevó a fracasar una y otra vez, a pesar de su brillantez intelectual.

A los 15 años ya acumulaba un prontuario propio de un hijo malcriado. Nos contaba como empezó a fumar a los 9 años. Y a los 12 ya consumía marihuana. Del Gimnasio Moderno lo expulsaron en tercer grado. Luego, en el colegio siguiente, lo echaron en quinto grado. Fue a parar a una academia militar donde sólo se lo aguantaron hasta los 12 años. Después de trasegar por varios colegios, logró graduarse del San Viator. De allí saltó a estudiar medicina en la Universidad Javeriana para ser expulsado nuevamente porque en aquella época tocaba en una banda de Rock.

Un  hombre que ha escrito tanto, necesariamente tenia que ser un lector voraz. Y a fe que Miguel lo fue y lo sigue siendo. Recordaba la enorme biblioteca de su padre en la que se sumergía a leer lo que le diera la gana. Como los clásicos textos del marxismo-leninismo, en los que muy seguramente lo introdujo el que considera uno de sus cuatro padres buenos. Su abuelo.

Un tio lo introdujo en el mundo de la música. Y fue tanta su influencia que con el tiempo lo recuerda como uno de sus padres. Su esposa (Georgie Juliana Ragó) y madre de sus dos hijos (Alejandro y Juan Sebastian) es su tercer padre. Y en cuarto lugar su padre y maestro Alberto Merani.

Los cuatro lo formaron. Los cuatro le exigieron. Los cuatro le dieron lo que su liberal padre le negó. Una Formación como persona. Gracias a ellos, hoy Miguel De Zubiria es Miguel De Zubiria. El mismo que en una época creyó firmemente en el cuento de la inteligencia y el CI, el mismo que se dio cuenta a tiempo que lo más importante de la existencia no es la “inteligencia” sino la felicidad.

Y a eso es lo que se dedica el maestro hoy en día, a estudiar la felicidad. A indagar por sus fuentes. A preguntarse por su antítesis: la infelicidad, a preocuparse por las tres epidemias del siglo XXI, la soledad, la depresión y el suicidio. De hecho, en su intervención nos habló de su teoría de las 10 depresiones, dejándonos claro que la depresión es un fenómeno psicobiologico, que se puede combatir fortaleciendo los vínculos con los demás. Los amigos, la pareja, la familia, uno mismo. Encontrándole sentido a la vida, sacándole el jugo a la existencia.

El maestro De Zubiria, además de su bagaje intelectual, es un ejemplo de vida, de entrega al pensamiento, a la reflexión, al aporte a la humanidad. Ha dejado huella con su Pedagogía Conceptual, pero indudablemente, su pasaporte a la inmortalidad se lo dará la Psicología Afectiva.

Y los pioneros como nosotros nos daremos a esa tarea. No sólo por él, sino porque la sociedad requiere herramientas para formar mejores seres humanos, necesita con urgencia humanizar al hombre y construir Bien-Estar.

Como llegó se fue. A pie, solo con su sombrilla, contento por este encuentro, por este reconocimiento a su labor, que no proviene de la alta arcunia de la academia, sino de un apasionado discípulo quien junto con su esposa y un puñado de convencidos por la causa le ayudará a ocupar su lugar en la historia de la Psicologia.

Este fue pues el hombre que nos honró con su presencia. El gran maestro, pero sobre todo, SER HUMANO. Miguel De Zubiria Samper.


ESCUELAS DE FORMACION AFECTIVA

ARTICULO # 113 RECUERDOS DEL VIAJE A TUNJA: PROMOVIENDO LAS ESCUELAS DE FORMACIÓN AFECTIVA

Las caricaturas son de Helman

De los momentos especiales del Taller hay que dejar memoria. Y como el viaje a Tunja fue un momento muy especial, pues aquí estoy depositando estas letras para la posteridad. De paso me uno a Hellman, quien ya dejó su testimonio y le agrego unas divertidas caricaturas de quienes estuvimos explorando esas históricas tierras boyacenses.

Todo empezó por un llamado de la rectora del colegio Inem de Tunja. Gracias a las bondades de la red, ella diò con este blog, le gustó lo aquí se promueve y se puso en contacto con nosotros (en este articulo cuento más detalles de ese afortunado encuentro). Como resultado de ese encuentro, acordamos hacerle una propuesta para llevar la Formación Afectiva a su colegio.

Esa propuesta la denominamos Escuela de Formación Afectiva y el pasado 28 de septiembre llevamos a cabo la primera fase. La sensibilización.

Teníamos un propósito muy claro: demostrar la pertinencia y relevancia de constituir una Escuela de Formación Afectiva en la que se apliquen los principios Co-Responsabilidad, Personas Formando Personas y Aprehender Haciendo. Principios que se constituyen en las bases para favorecer el desarrollo de competencias afectivas Interpersonales, Sociogrupales e Intrapersonales.

Fieles a nuestra praxis artesana de aprehender haciendo, invitamos a nuestros aprehendices a asumir este reto. Después de ires y venires, al viaje se sumaron Helman, Andres, Martha, Pilar, Dennis y Patricia, ellos, más Luz Adriana como oficial del Taller y quien esto escribe, nos atrevimos, creímos que era posible hacerlo y lo hicimos.

Empezamos el recorrido a las 5 de la mañana. Nos encontramos primero con Martha en la Boyacá con 1ra de Mayo. Después recogimos a Dennis y a Pilar en la 68, luego a Andres en la 80 y casi que nos vamos sin Helman quien nos estaba esperando en la Boyacá con Av Suba. Llegamos al supuesto punto de encuentro, pero Helman no estaba allí, esperamos un rato y nada, decidimos continuar, dos cuadras después lo vimos, allí estaba, esperándonos, soportando el frio inclemente.

Ya con el cupo completo emprendimos el viaje rumbo a Tunja. Aprovechamos las dos horas y media que tardó para repasar el libreto y finiquitar detalles. Previamente habíamos elaborado un libreto donde plasmábamos la forma como íbamos a llevar a cabo la sensibilización.

Al colegio llegamos a las 8:30. El inicio de la jornada fue un poco traumático pues esperaban la presencia de 10 integrantes del Taller. De modo que se tuvo que cambiar la distribución que inicialmente se tenía. El caso es que después de los arreglos de rigor, el grupo se repartió y nos lanzamos a hacer la sensibilización.

En la primera de las cuatro presentaciones, Luz Adriana se le midió a trabajar en el auditorio. Frente a más de 200 personas, entre padres de familia, estudiantes y docentes expuso los argumentos para constituir en el colegio una Escuela de Formación Afectiva.

Pilar, con sus pendones hizo lo propio. Cada uno de nosotros nos paramos frente a los padres de familia, con la convicción y seguridad de estarles presentado una novedosa propuesta.

Después de ese primer “susto”, nos reunimos. Don Nicolás (presidente de la Asociación de padres) se fajó con un provechoso desayuno. Conversamos y en ese primer momento quedamos muy satisfechos. Listos para el segundo round.

Antes del medio día volvimos de nuevo al ruedo. Esta vez con los nervios más controlados. Luz Adriana al teatro y yo al Auditorio. Los demás a sus respectivos salones. Hasta este punto ya nos sentíamos en nuestra salsa, haciendo lo nuestro. Comprobando la necesidad que tiene esa comunidad de formación afectiva.

Al medio día nos volvimos a encontrar, nuevamente don Nicolás nos atendió en su restaurante, para ese momento ya nos sentíamos como en casa y disfrutando de la experiencia.

En la tarde tuvimos dos presentaciones más y terminamos la jornada sobre las 6pm. Satisfechos por el deber cumplido. Hicimos un amplio diagnostico de las problemáticas presentes en cada una de las dimensiones por las que indagamos (familia, pareja, trabajo, amigos y el Si Mismo). También cumplimos con el propósito de dar a conocer la propuesta de la Escuela de Formación Afectiva y logramos que se inscribieran una gran cantidad de interesados padres de familia y entusiasmados estudiantes.

Nos llamó poderosamente la atención el interés de los padres por la propuesta, y más aún, la disposición a participar de los estudiantes más pequeños (Los de sexto a octavo grado) es una lastima que no podamos decir lo mismo de los docentes.

Luego de esa extenuante jornada nos despedimos con un caluroso abrazo de la rectora, una mujer que ha depositado su confianza en El Taller y que nos agradeció nuestro compromiso con la causa de la Formación Afectiva. Quedamos de tabular la información recogida y de programar la segunda fase con las personas inscritas. Nos gusta su entusiasmo y su sincero deseo de hacer algo importante por su comunidad.

El viaje de regreso fue de integración. Dennis con sus creativos juegos, patito con sus “televisiones”, en fin, nos reímos, comimos, nos tomamos unos vinitos y gozamos de esa deliciosa experiencia. La primera de muchas que seguramente vendrán. Estamos dispuestos a viajar por todo el país, de modo que si eres docente, o rector de un colegio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros; nuestro propósito es ir hasta el último rincón de Colombia a multiplicar la tan necesaria Formación Afectiva.

Quedamos debiendo las fotos, por salir a las carreras olvidamos la cámara, afortunadamente Don Nicolás y su equipo grabaron parte de nuestras intervenciones, tan pronto nos envíe ese material lo subiremos a nuestro canal de Youtube y lo compartiremos contigo.

informacionalismo

ARTICULO # 112 EL JUEGO DEL PODER


El poder es un juego[1]. Sus jugadores son cuatro: Los Oficialistas, los Antioficialistas, los Oscilantes y los Creadores. En este artículo te hablaré un poco de cada uno ellos.

Los oficialistas: estos defienden e intentan perpetuar el sistema manteniendo el poder en sus manos.

Los antioficialistas: estos son los que se oponen al sistema y quieren acceder al poder arrebatándoselo a los oficialistas. Lo hacen de dos formas: a las buenas (jugando con las reglas de quienes detentan el poder) o a las malas (a través de la lucha armada).

Los que intentan acceder al poder por las buenas, regularmente -tarde o temprano- terminan cooptados por el sistema (véasen estos ilustres ejemplos: Angelino Garzón (antiguo militante de la Unión Patriótica y hoy Vicepresidente de Colombia), Rosemberg Pabon, Evert Bustamante (otroras guerrilleros del M19 y exfuncionarios del gobierno de Uribe Velez)

Los que se atreven a desafiar al sistema, intentando acceder al poder por las malas, casi siempre terminan mal. Son como un virus del sistema, y como tal, cuando éste se siente amenazado, despliega todo su poder para eliminar el virus. Al precio que sea. (Tal y como ocurrió con el “Mono Jojoy”, abatido por las fuerzas oficialistas).

Esos que se levantan en armas contra el poder establecido (supuestamente en nombre del pueblo) son vistos por el sistema como enemigos del pueblo y como tal se les trata. No solamente se les mata físicamente, sino también moralmente. Pasan a la historia como malhechores, bandidos, delincuentes, bandoleros, terroristas. (Nuestros abuelos y conocedores de la historia colombiana, han de recordar a personajes tan celebres como “chispas” “Efrain Gonzalez”, “Sangrenegra”, el “Capitán Venganza”, “Desquite”)

Oficialistas y Antioficialistas, tiene cada uno un sistema de valores, un discurso ideológico. Con esa visión del mundo intentan ganarse la simpatía del tercer grupo. Para ello hacen uso de los medios de comunicación, de la propaganda, de las instituciones del Estado. Dicen trabajar por el bien de la “patria” de los “intereses superiores de la patria”. La demagogia corre por las venas de ambos grupos que buscan persuadir el apoyo de quienes supuestamente tienen el poder de elegir: el pueblo. Estos vienen a ser los Oscilantes.

Los Oscilantes están al vaivén de los acontecimientos. Son presa fácil de quienes ostentan el poder en el momento. En últimas son los que siempre pagan los platos rotos. Fácilmente manipulables. Son los que terminan legitimando las acciones de los oficiales, por lo menos hasta que éstos son derrocados por los antioficiales.

Vemos dos ejemplos.

El 1 de enero de 1959 accedió al poder un hombre que hasta ese momento era la cabeza del grupo de los Antioficialistas. Derrocó al líder de los Oficialistas. El primero se llama Fidel Castro; el segundo se llamaba Fulgencio Batista. Desde entonces, el dictador cubano pasó a ser la cabeza del Oficialismo. 50 años han transcurrido y el viejo “revolucionario” aun sigue en el poder y sus opositores, convertidos en Antioficialistas, no han podido arrebatárselo.

En 1999 en Venezuela llegó al poder por la vía democrática un personajillo que va camino a atornillarse. Hugo Chavez le quitó el poder a la rancia oligarquía venezolana, que de ser oficialista pasó a ser antioficialista.

En la mitad siempre están los oscilantes. Utilizados y manipulados por ambos grupos.

El cuarto grupo es el de los creadores. Estos son los que le dan vida  a las nuevas instituciones cuando se da un cambio de época. Ya ocurrió en el siglo XVIII y XIX, en aquel tiempo, el oficialismo estaba representado por la monarquía, la nobleza y los terratenientes, quienes finalmente fueron derrocados por el antioficialismo representado en la naciente burguesía. Este grupo, ahora convertido en oficialista, le dio vida a un nuevo sistema político: La Democracia. Un nuevo modelo económico, el Capitalismo. Un nuevo paradigma tecnológico, el Industrialismo. Un sistema educativo de masas. Es decir, sentó las bases de lo que en ese entonces era re-evolucionario, y hoy, es anacrónico.

Como bien lo señala Alvin Toffler, “unas generaciones nacen para mantener una civilización y otras para crearla”. Eso hacen los Creadores, darle vida a una nueva civilización. Hoy, en los albores del siglo XXI, estamos asistiendo a un cambio de época tan impactante (o más) como el que se vivió hace 200 años. Eso quiere decir que en el mundo entero, ya hay personas creadoras dándole vida a las nuevas instituciones, acorde con el nuevo paradigma Tecnológico: el Informacionalismo. Esto implica transformaciones en el tipo de democracia que conocemos (será más profunda), un nuevo modelo económico, un nuevo sistema educativo, en fin, una nueva Re-Evolución.

Indudablemente, serán los creadores los nuevos y determinantes jugadores del Poder.

¿En que rol quieres jugar?


[1] Si quieres saber un poco más de esta metáfora. Te recomiendo el sitio de Waldemar de Gregori. http://globaltriunity.net/espanhol/manifiesto/manifiesto.htm