Publicado en EL TALLER

BOLETÍN # 11 EL TALLER

EL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA

El Taller: Centro de Formación Afectiva, nos ofrece una posibilidad de Trabajo y Desarrollo: Afectivo, Intelectual y Profesional. Es una organización en la que somos Humanos con Recursos, y no simples recursos humanos renovables y explotados. Somos un Taller porque aquí aprehendemos haciendo. Porque utilizamos el método de ensayo y error para mejorar nuestros quehaceres. Porque no separamos la teoría de la práctica. Porque nos esmeramos en hacer las cosas bien hechas. Porque nos apasiona lo que hacemos. Porque podemos demostrar lo que somos y sabemos. Porque adquirimos y desarrollamos habilidades que nos permiten mejorar nuestra base de conocimiento y nuestra competitividad (escribir, investigar, pensar, crear, innovar, enseñar, conversar…) Y porque hacemos del trabajo algo bueno en si mismo y no sólo un medio de vida.

http://wp.me/pdesm-mN

QUIERO SER PARTE DEL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA ¿QUÉ DEBO HACER?

Si buscas empleo, este no es el lugar. Si tu interés en cambio es trabajar y de paso desarrollarte afectiva, intelectual y profesionalmente, EL TALLER es para ti. Cuando una empresa o fundación “tradicional” quiere vincular personal a su plantilla, suele hacer una convocatoria (regularmente por computrabajo) recibir hojas de vida, filtrarlas (las que no sirven van a parar al “picapapeles”), someter a los preseleccionados a largas entrevistas y aplicarles pruebas tediosas que supuestamente dan cuenta de su “personalidad” y su capacidad.

http://wp.me/pdesm-n9

PROYECTOS DEL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA

Todos los proyectos del TALLER están sustentados sobre la Teoría de la Afectividad Humana y sus amplias bases teóricas[1]. Dicho respaldo científico ofrece las herramientas requeridas para emprender la tarea de la formación afectiva. A continuación te presento una relación de los proyectos que llevamos a cabo en nuestra organización (y a la que puedes ingresar si es de tu interés) en esta oportunidad sólo veremos los nombres de los proyectos, en las próximos días los iremos mostrando con más detalle.

http://wp.me/pdesm-nb

Anuncios
Publicado en EL TALLER

PROYECTOS DEL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA

Todos los proyectos del TALLER están sustentados sobre la Teoría de la Afectividad Humana y sus amplias bases teóricas[1]. Dicho respaldo científico ofrece las herramientas requeridas para emprender la tarea de la formación afectiva.

A continuación te presento una relación de los proyectos que llevamos a cabo en nuestra organización (y a la que puedes ingresar si es de tu interés) en esta oportunidad sólo veremos los nombres de los proyectos, en las próximos días los iremos mostrando con más detalle.

  1. Formación Afectiva para el Oficio de ser Padres.
  2. Formación Afectiva para Niños.
  3. Formación Afectiva para la Construcción y Fortalecimiento de la relación de pareja.
  4. Formación Afectiva para la vida en pareja (“cursos pre-matrimoniales”)
  5. Formación Afectiva para el Descubrimiento, Desarrollo y Posicionamiento de la Marca Personal.
  6. Formación Afectiva para la Construcción del Proyecto de Vida.
  7. Formación Afectiva para el Desarrollo del Habito de la Lectura.
  8. Formación Afectiva para la Sexualidad.
  9. Proyecto Afectividad Humana.
  10. Proyecto Formadores Afectivos
  11. Formación para la Orientación Afectiva individual, de pareja y familiar desde la Psicología Afectiva.
  12. Formación Afectiva para el Desarrollo y Fortalecimiento de la Resiliencia.
  13. Formación Afectiva para la Prevención de la Soledad, la Depresión y el Suicidio.
  14. Formación Afectiva para la Prevención de las Violencias.
  15. Formación Afectiva para el Fortalecimiento Organizacional.
  16. Formación Afectiva para la Inter-Acción Comercial.
  17. Formación Afectiva para el Emprendimiento Informacional.
  18. Formación Afectiva para la Administración y Consecución  de Recursos.
  19. Formación Afectiva para el Desarrollo de la Conciencia Política.
  20. Formación Afectiva para el Desarrollo de la Conciencia Ecológica.
  21. Consultoria Artesana y Afectiva.
  22. Revista Formación Afectiva.
  23. Revista Formación para la Sexualidad.

Como ves, la Afectividad Humana y por ende la Formación Afectiva tiene un amplio campo de acción. Estos son los proyectos del TALLER. Muy probablemente surgirán más, en la medida en que vayamos desarrollando este proyecto y se sumen nuevos Formadores Afectivos. ¿No te gustaría ser uno?

Clic aquí para saber como te puedes vincular a EL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA.


[1] Psicologia Afectiva, Psicologia Evolutiva, Teoría de la Mente, Salud Mental Positiva, Psicologia de la Felicidad, Psicologia Positiva, Pedagogía Conceptual, Pedagogía Afectiva. Biologia de la Mente. Socioantropologia de la Mente, Psicologia de la Mente.

Publicado en EL TALLER

ARTICULO # 105 QUIERO SER PARTE DEL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA ¿QUÉ DEBO HACER?


Si buscas empleo, este no es el lugar. Si tu interés en cambio es trabajar y de paso desarrollarte afectiva, intelectual y profesionalmente, EL TALLER es para ti.

Cuando una empresa o fundación “tradicional” quiere vincular personal a su plantilla, suele hacer una convocatoria (regularmente por computrabajo) recibir hojas de vida, filtrarlas (las que no sirven van a parar al “picapapeles”), someter a los preseleccionados a largas entrevistas y aplicarles pruebas tediosas que supuestamente dan cuenta de su “personalidad” y su capacidad.

Quienes resultan “elegidos” siguen en el proceso. Entonces vienen los exámenes médicos, deben aportar los papeles de rigor y abrir una cuenta para que le consignen su irrisorio salario. Después viene la inducción, la presentación de sus futuros compañeros, en fin. Todo un ritual que deja como resultado el ingreso a una organización que espera lo mejor de ti, pero que pocas veces garantiza dar lo mejor de si, para que el nuevo integrante se sienta a gusto en los próximos meses (no olvidar que los contratos ahora son temporales, de modo que la estabilidad no está asegurada). Y entonces viene la rutina, el stress, el cumplimiento estricto de un horario, marcar tarjeta y realizar tareas que adormecen la mente.

El anterior es un ritual que hoy repiten las personas una y otra vez, hasta el cansancio (o hasta que consiga un “contacto” o “palanca” que le ayude a saltarse el proceso). Pero como bien nos lo enseña la dialéctica, toda tesis tiene su antítesis. Pues bien, EL TALLER es la antítesis de esas organizaciones “tradicionales”. Aquí no buscamos gente que trabaje para nosotros, sino, con nosotros. Por eso el proceso de “selección” para vivir esta experiencia, para ser parte de nuestra comunidad, es radicalmente diferente y acorde con nuestros valores y estilo de vida.

Nosotros nos dedicamos a la FORMACIÓN AFECTIVA. Es decir, tenemos como propósito ayudar a las personas a ser MEJORES PERSONAS. Ser mejores padres, parejas, hijos, hermanos, trabajadores, amigos. Para lograrlo, ayudamos a las personas a desarrollar competencias afectivas Intrapersonales, Interpersonales y Sociogrupales. Esta tarea la llevamos a cabo a través de actos educativos como conferencias, talleres, seminarios, cursos, diplomados y asesorías. También brindamos orientación afectiva individual, de pareja, familiar y grupal.

Aquí aplicamos el principio de “aprehender haciendo”. Eso significa que a medida que vas dominando la teoría de la AFECTIVIDAD HUMANA, al mismo tiempo, vas compartiendo tus conocimientos participando en cada uno de los actos educativos del TALLER. Es decir, teoría y práctica van de la mano. Aquí es donde está el trabajo, porque hacerlo representa la posibilidad de obtener ingresos. Ya sea dictando conferencias, organizando un taller, dirigiendo un seminario, participando en un diplomado, etc… En conclusión, vas aprendiendo y de paso vas ganando (afectiva, intelectual y económicamente).

Para poder hacer lo anterior, además de aplicarlo a nuestra propia vida, tenemos que aprehenderlo. ¿Conoces alguna parte donde se enseñe esto? Seguramente no.

Pues bien, si quieres vivir esta experiencia, si quieres darte la oportunidad de desarrollarte afectiva, intelectual y profesionalmente, y si deseas unirte a esta comunidad de FORMADORES AFECTIVOS…. El proceso que debes seguir es el siguiente:

1. Tomar Diplomado en Afectividad Humana

Esta es la puerta de entrada a EL TALLER. Este es nuestro filtro inicial. Si quieres trabajar en FORMACIÓN AFECTIVA, por supuesto que primero te tienes que preparar. En este diplomado aprenderás los aspectos básicos de la teoría de la AFECTIVIDAD HUMANA; te familiarizaras con la filosofía de la cultura artesana, (la cual constituye el ethos de EL TALLER). Y te introducirás en el mundo de la WEB SOCIAL. Hábitat natural de quienes hacemos parte de esta organización. Quiere decir esto que aprenderás a manejar las herramientas propias de los ciudadanos digitales.

(Clic aquí, para ver toda la información –contenido, horarios, costos y formas de pago del diplomado)

2. Realizar Itinerario de Lecturas

Al iniciar el diplomado, se te hará entrega de tres paquetes de lecturas: 1) Un material que te ayudará a comprender el modelo de EL TALLER como una nueva forma de organizar y gestionar el trabajo. 2) Material sobre la denominada SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN, el cual, te permitirá comprender porque en EL TALLER somos trabajadores del conocimiento. Y 3) Material sobre la teoría de la AFECTIVIDAD HUMANA y sus bases epistemológicas. Necesario para comprender los copiosos fundamentos teóricos de nuestro quehacer, es decir, de la FORMACIÓN AFECTIVA.

3. Abrir su Bitácora de Viaje

El Blog es la carta de presentación de cada uno de los integrantes del TALLER. En él debes dar cuenta, -en primer lugar- de lo que vas aprendiendo en el diplomado y de lo aprendido también con el itinerario de lecturas. Y en segundo lugar, debes dejar constancia de lo que significa para ti vivir esta experiencia.

4. Elaborar un Escrito

Cuando se esté acercando el final del diplomado, debes elaborar un escrito donde justifiques tu deseo de ingresar al TALLER. Para ello debes tener en cuenta tu experiencia de vida (personal, académica laboral), lo mismo que lo aprendido con el itinerario de lecturas y el diplomado.

5. Participar en Tertulia

El cierre del diplomado es una tertulia. En ella podrás compartir tu escrito y conversar sobre la experiencia vivida durante el proceso de formación. En este espacio, el maestro y los oficiales del TALLER tomarán atenta nota y luego se reunirán para evaluar el proceso de cada uno de los aspirantes a ingresar al TALLER.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Esto es pues lo que debes hacer si quieres ser de los pocos que se dan la oportunidad de transformar su existencia.

Aquí estamos para compartirte todo lo que somos y lo que sabemos para ayudarte a desarrollar afectiva, intelectual y profesionalmente.

Publicado en AFECTIVIDAD HUMANA

ARTICULO # 104 EL OFICIO DE SER PADRES

La crianza de un hijo implica dos tipos de tareas: las cotidianas y las cruciales. Las primeras se llevan a cabo de modo casi instintivo (cuidar, alimentar, vestir, asear, vigilar, etc). Las segundas requieren de un dominio especial. Mismo que la gran mayoría de quienes se embarcan en este oficio, difícilmente adquieren. Las tareas cruciales en la crianza de los hijos son formar y orientar, pero sobre todo, la tarea más importante de los padres es desarrollar afectivamente a sus hijos.

La Psicología Afectiva plantea que el desarrollo afectivo es lo central de la existencia humana.[1] De hecho, no hay nada más importante y determinante para la vida de una persona que desarrollarse afectivamente. Así lo han comprobado cientos de investigaciones en Salud Mental Positiva, los cuales han dado cuenta de que el desarrollo afectivo es la mayor causa de felicidad, lo mismo que las incompetencias afectivas causan la mayor infelicidad.

Desarrollarse afectivamente, significa adquirir competencias afectivas Intrapersonales (Autovalorar-se, Autoconocer-se y Autoadministrar-se); Interpersonales (Valorar al Otro, Conocer al Otro e Interactuar con el Otro -Destrezas Interpersonales-) y Sociogrupales. Competencias que se convierten en las herramientas necesarias y fundamentales  para interactuar de forma adecuada con la familia, los amigos, la pareja, el trabajo y consigo mismo.

Miguel De Zubiria[2] –experto en Psicologia Afectiva– plantea que los padres deberían ser los tutores principales del desarrollo afectivo de sus hijos. En nosotros como padres recae la mayor responsabilidad en este duro oficio de formar a las siguientes generaciones. Tarea que por lo visto, cada vez se ha vuelto más compleja y generación tras generación, los nuevos padres ejecutan de una forma inadecuada y sin el compromiso característico de nuestros antepasados.

A esto debe sumársele unas nuevas realidades: los niños crecen solos, carecen de tutores afectivos, los padres abandonan su hogar, ha aumentado el número de madres solteras, mismas que deben asumir ambos roles, incluyendo el de salir a trabajar, dejando a su prole al cuidado de terceros o en instituciones donde no se forma y escasamente se educa.

La conclusión es muy sencilla. “Es buen padre quien contribuye  con decisión a desarrollar afectivamente a sus hijos.”[3] No basta con ser un mero proveedor de recursos. Es necesario prepararlos para la vida real, dotarlos de herramientas que les permitan tener una mejor relación consigo mismo, con los demás y con la sociedad en general.

Por eso desarrollar afectivamente a los hijos, es la tarea crucial de los padres. Ese es nuestro verdadero oficio. Ni más, ni menos.


[1] De Zubiria, Miguel “Ser Mejores Padres I: Conozco el desarrollo afectivo de mis hijos” Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Bogotá. 2010.

[2] Ibid

[3] Ibid

Publicado en EL TALLER

ARTICULO # 103 EL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA

“Si haces siempre lo mismo, no esperes resultados distintos”

Albert Einstein

“Si te quedas en lo conocido, nunca descubrirás nada nuevo”

Tiziano


El Taller: Centro de Formación Afectiva, nos ofrece una posibilidad de Trabajo y Desarrollo: Afectivo, Intelectual y Profesional. Es una organización en la que somos Humanos con Recursos, y no simples recursos humanos renovables y explotados.

Somos un Taller porque aquí aprehendemos haciendo. Porque utilizamos el método de ensayo y error para mejorar nuestros quehaceres. Porque no separamos la teoría de la práctica. Porque nos esmeramos en hacer las cosas bien hechas. Porque nos apasiona lo que hacemos. Porque podemos demostrar lo que somos y sabemos. Porque adquirimos y desarrollamos habilidades que nos permiten mejorar nuestra base de conocimiento y nuestra competitividad (escribir, investigar, pensar, crear, innovar, enseñar, conversar…) Y porque hacemos del trabajo algo bueno en si mismo y no sólo un medio de vida.

También somos un Taller porque emulamos la estructura de los talleres medievales y preindustriales. Aquí empezamos como aprendices, ascendemos a oficiales y por último nos convertimos en maestros. No nos identifican etiquetas “profesionales”, de hecho, para ingresar al Taller y vivir esta experiencia única, no es requisito traer un titulo bajo el brazo. Basta con la buena voluntad, la disposición de hacer y de aprehender haciendo.

Aquí somos artesanos del conocimiento. Nuestra materia prima es toda la información que tenga que ver con la Afectividad Humana; la procesamos y luego la convertimos en conocimiento relevante que después compartimos en forma de conferencias, talleres, seminarios, cursos, diplomados y asesorías sobre FORMACIÓN AFECTIVA.

Estamos convencidos de la relevancia y pertinencia que tiene para la sociedad, la formación de mejores seres humanos, por eso, y en palabras de Richard Sennett “El artesano representa la condición específicamente humana del compromiso”[1].

Las personas que se identifiquen con nuestro propósito, es decir, con la Formación Afectiva, tienen las puertas abiertas en nuestro Taller y pueden solicitar su ingreso. Claro está que el proceso es radicalmente diferente al que se exige en una empresa o fundación convencional. Aquí no hay pruebas psicotécnicas, no se pasa por aburridas entrevistas y no se compite con nadie para ingresar, sólo consigo mismo y sus propias barreras.

Quien logra ingresar, quien se hace parte de esta comunidad dedicada a la Formación Afectiva, puede participar en los proyectos del Taller. Lo cual significa trabajo, y por lo tanto representa ingresos.

Pero más que los ingresos, -que en cualquier caso resultan mejores que los obtenidos en un empleo cuyas rutinas adormecen la mente-; lo mejor de ser parte de EL TALLER, es seguir recibiendo Formación y con ello tener la posibilidad de desarrollarse Afectiva, Intelectual y Profesionalmente.

Afectivamente, porque al ser la Formación Afectiva el eje central del TALLER, se constituye éste en un escenario propicio para que sus miembros tengan la posibilidad de desarrollar competencias afectivas Intrapersonales, Interpersonales y Sociogrupales. Útiles no sólo para llevar a cabo su trabajo al interior del TALLER, sino para tener un impacto positivo en las demás esferas de su vida (familia, amigos, pareja y Si mismo).

Intelectualmente, porque en EL TALLER se trabaja con conocimiento. Se aprende a procesar información, se aprende a pensar, a conceptualizar, a argumentar, a diseñar actos educativos, a leer sistemáticamente, a escribir de forma convincente. De igual manera, el trabajo en equipo y la conversación permanente, facilitan el desarrollo de la inteligencia colectiva.

Y Profesionalmente, porque todo lo aprendido en EL TALLER repercute en una mayor competitividad, dado que se desarrollan habilidades muy escasas y por ende muy valoradas en la sociedad de hoy, pero sobre todo del mañana. Habilidades que marcan la diferencia entre un profesional industrial y un profesional artesano.

Además, quien realiza todo el proceso en EL TALLER, es decir, primero como aprendiz, luego como oficial y finalmente como maestro, estará en condiciones de emanciparse, constituir su propio taller y multiplicar el modelo. Cuando ese día llegue, pasará a ser Aliado y entrará a formar parte del gremio de artesanos, en este caso del gremio de Formadores Afectivos.

¿Te imaginas un lugar donde puedas vivir una experiencia de trabajo y desarrollo afectivo, intelectual y profesional?

Ese lugar es EL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA.

De manera que si…

  • Estas inconforme con lo que haces.
  • Sientes que no se reconoce justamente tu esfuerzo ni tu talento.
  • Deseas darle sentido a tu vida dedicándote a algo que realmente te apasione y le aporte a la sociedad.
  • Quieres hacer de tu trabajo algo bueno en si mismo.
  • Aspiras a obtener mejores ingresos.
  • Anhelas trabajar con mayor autonomía, con personas que tienen un propósito común y en un ambiente apto para el desarrollo afectivo, intelectual y profesional…

Entonces te invitamos a trabajar con nosotros, te invitamos a ser parte de EL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA.


[1] Sennet, Richard “El Artesano” Editorial Anagrama. Barcelona. 2009

Publicado en andres granada

ARTICULO # 102 FORMACIÓN AFECTIVA CON PADRES Y MADRES DE FAMILIA

Uno de los escenarios en los que se requiere FORMACIÓN AFECTIVA es en los Hogares Infantiles. Durante el mes de junio tuve la oportunidad de continuar con el ejercicio de formación a padres y madres de familia en el Hogar Infantil Camitas Blancas de la Sociedad de San Vicente de Paul.

No obstante lo limitado del tiempo, logramos abordar temas de vital importancia como la Crianza Formativa, la Comunicación Afectiva y la Prevención, manejo y solución de Conflictos.

En esta oportunidad quiero compartir contigo la generosa retroalimentación de los padres de familia. Sus palabras sin lugar a dudas se constituyen en una voz de aliento para seguir adelante con este propósito de la Formación Afectiva. De hecho, publico estos comentarios como una muestra del impacto que tiene para las personas el recibir formación entorno a la afectividad. Dimensión tan olvidada en esta sociedad acelerada tan pendiente de sobrevivir y no de EXISTIR.

Por fortuna, hoy contamos con las herramientas necesarias para formar afectivamente a las personas, ha llegado el momento de asumir una tarea que otrora estaba reservada a los nutritivos núcleos familiares, mismos que se han visto fragmentados por la presión ejercida por la subsistencia. Ahora necesitamos mas FORMADORES AFECTIVOS. Personas que le quieran apostar a la formación de mejores seres humanos.

Ahora bien, para ser FORMADORES AFECTIVOS es necesario capacitarse. Por eso te quiero invitar al diplomado que hemos diseñado para tal fin. (clic aquí para mayor información)

Aquí te dejo pues los comentarios de padres y madres de familia que han empezado recibir Formación Afectiva.

Felicitaciones, sus talleres son de mucha ayuda para la formación de mis hijos y para  mi diario vivir, mil gracias, que Dios le siga dando esa fuerza, de verdad esto es lo que necesita el mundo entero para formar personas.

Los talleres fueron constructivos e interesantes y dejan dudas sobre como estoy formando a mis hijos y como la forma en que los eduque influye en su futuro. Es una buena forma de revolucionar el pensamiento de la gente y dejan un buen mensaje.

Los temas del taller me parecen muy acertados, ya que la situación del país, de los colegios, de los jóvenes y de nuestro entorno está muy complicada y es fundamental recuperar y aplicar los valores y la afectividad como herramienta fundamental para la crianza de mi hija. La afectividad fue un tema importante para mi como mamá porque me recuerda que somos humanos y que debemos afrontar los conflictos con amor, respeto y mucha comunicación. Me encantó el taller, me hace reflexionar y hacer un balance de lo que hacemos como familia y en mis roles individuales para autocriticarme y sacar lo mejor de mi.

Los talleres me parecieron sumamente importantes, tanto por la pedagogía y el conocimiento, como lo que despierta en uno para ponerlo en práctica con la familia y con los hijos. Un buen maestro nunca llegará a saber hasta donde llega su influencia. Gracias Andrés.

El taller para mi fue muy importante porque afectivamente no era muy asertiva, me gustó el lenguaje claro y sin tabus, muchas veces uno se complica y complica la crianza de los niños. Yo quiero un niño feliz. Feliz consigo mismo, con la vida y su proyecto de vida. Gracias, queremos más talleres.

Me parecieron excelentes los temas vistos. Me han dejado una gran enseñanza que poco a poco la pondré en practica. Me gustaría tener la oportunidad de asistir a más talleres y con más tiempo. Tu como conferencista muy claro y conciso, llegas con gran carisma al publico. Felicitaciones y muchos éxitos.

Me pareció muy buena esta escuela de padres, he asistido a varias charlas de escuela de padres, pero sinceramente esta me pareció muy interesante y muy útil para mi familia y para mi vida. Andrés te felicito, eres un hombre que Dios nos puso en nuestro Hogar Infantil Camitas Blancas, quisiera que siguieras orientándonos, guiándonos y dándonos herramientas para seguir guiando a nuestros hijos y pareja.

El taller me pareció muy interesante y muy productivo, me dieron tips que seguramente voy a tener en cuenta y voy a utilizar en la vida diaria y sobre todo en la crianza con mi hijo. Cambio mi concepto sobre los Psicólogos. Gracias por el compromiso, la manera de enseñarnos y dejar huella en nuestras vidas.

Es la primera vez que asisto a una escuela de padres, de verdad que los temas que se trataron fueron muy interesantes y podemos llegar a ser mejores padres y mejores personas. Nadie nos enseña a ser padres y por eso quiero seguir asistiendo a estas conferencias tan interesantes, te agradezco por estos tres días de conferencias. Creo que se está cambiando la educación con este método.

La escuela de padres fue muy productiva, aprendí mucho del manejo de mi misma y el control de mi vida. Como mamá se aprende mucho de pautas para la crianza de nuestros hijos y nuestra relación de pareja. Me gustaría tratar más sobre el tema de las relaciones entre pareja, la comunicación y el trato. Andres eres una persona muy especial que sabe llevar un tema muy bien, concretas y con agrado. Te felicito.

Me pareció excelente, aprendí mucho como manejarme como mamá, como ser mejor persona y saber manejar los problemas familiares y que todo depende de nosotros para que nuestros hijos sean buenas personas. Lo felicito porque son pocas las personas que se interesan por la afectividad del ser humano ya que todo en la vida ahora es plata.

Realmente me gustaron mucho los temas que trató en las tres sesiones, de hecho son muy importantes, también me da gran tranquilidad y seguridad para criar a mis primeros hijos que son gemelos. Se que aportando en mi diario vivir tanto en mi hogar como en la sociedad y mi entorno, quedo tranquila sabiendo que lo estoy haciendo bien. Andrés es un placer haberlo distinguido, usted se hace entender, en sus explicaciones es muy contundente. Realmente es muy profesional. Gracias por darme ese empujoncito de más para querer ser mejor como persona, como hija, como esposa y como madre. Dios lo bendiga a usted y su familia.

Qué bonito, cierto?

Cada día y en cada intervención, conferencia, taller, curso, diplomado y demás actos educativos entorno a la AFECTIVIDAD HUMANA, me convenzo de la necesidad de la formación afectiva y lo mejor es que las personas lo valoran y lo reclaman.

Si te mueve este propósito, te invito a ser parte de mi equipo, te invito a EL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA, te invito a ser FORMADOR AFECTIVO.

Publicado en MIGUEL DE ZUBIRIA, PSICOLOGÍA AFECTIVA

MENSAJE DE MIGUEL DE ZUBIRIA

Con mi mentor y maestro Miguel de Zubiria
Con mi mentor y maestro Miguel de Zubiria / Padre de la Psicología Afectiva

Desde que estoy inmerso en el estudio y puesta en práctica de la teoría de la Afectividad Humana, he tenido la oportunidad de intercambiar algunos mensajes con mi Maestro Miguel De Zubiria. Su obra, además de afectar positivamente mi existencia, ha resultado una nutritiva fuente de desarrollo intelectual.

Hoy quiero compartir con ustedes un mensaje muy especial que me envió el Maestro, a propósito de la organización que he constituido y que denomino EL TALLER: CENTRO DE FORMACIÓN AFECTIVA.  Indudablemente, reconozco en el Maestro De Zubiria una poderosa influencia en mi sentir, mi pensar y sobre todo en mi actuar como persona y como profesional.

Dice el Maestro:

Hola Andrés:

Estoy muy feliz por que en alguna manera he contribuido a tu felicidad. Y muy orgulloso de tener un discípulo tan comprometido, destacado y brillante. Hasta ahora capto que tener un genuino discípulo es una suerte inmensa por ser una paternidad M-3, la más compleja de todas.

Te felicito en tu nuevo empeño, se que será muy exitoso, tienes todos los ingredientes para que así ocurra. Sin embargo, no será fácil, persiste y lucha por convertir tu sueño en una realidad. Pienso que ya estas situado en el umbral de la nueva psicología, y como pocos tu puedes y debes tomar estas banderas, la sociedad necesita con urgencia orientaciones en estos temas tan centrales de la condición humana.

Suerte, paciencia y persistencia en esta gran primera empresa

Miguel