Publicado en ALFABETIZACION POLITICA

ARTICULO # 90 UN DÍA PARA LA HISTORIA Y LA SAGRADA HERENCIA

El 26 de febrero de 2010 entrará a formar parte de la historia colombiana. Ese día, se evitó una dictadura constitucional respaldada por unas emotivas y supuestas mayorías que asaltadas en su buena fe, pretendían depositar la suerte de TODOS los colombianos en manos de un hombre sediento de poder y rodeado de una camarilla que además de mediocre, ni siquiera fue capaz de actuar con eficacia en el trámite de la ley de referéndum. Por fortuna.

Por si no lo sabias, una dictadura constitucional es la forma de gobierno dictatorial en la que, aunque se respeta la Constitución, en realidad el poder se concentra de manera autoritaria o totalitaria en las manos de un dictador, controlando éste, directa o indirectamente, los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, por lo que no se asienta el principio de separación de poderes, requisito indispensable según Montesquieu y la corriente politológica mayoritaria para que la forma de gobierno se configure como Estado de Derecho[1]

¿No es acaso eso lo que pretendían hacer Uribe y sus áulicos? ¿No sostenían Uribe y su “filosofo” de cabecera que el Estado de Opinión estaba por encima del Estado de Derecho? ¿No controlaba Uribe el poder legislativo? ¿No pretendía poner un fiscal de bolsillo?

Una democracia de por si en crisis, con un congreso podrido y tomado por la parapolitica, la corrupción y la politiquería, difícilmente habría soportado el rigor de la concentración del poder en manos de un individuo sin principios. De tenerlos, hace rato habría dejado ver sus verdaderas intenciones camufladas por una “cantinflesca” “encrucijada del alma”.

Ese día, el país entero estaba a la expectativa. Y no era para menos. Se trataba de la decisión más importante desde los tiempos de la constituyente del 91, pero a diferencia de ese positivo acontecimiento histórico que significó una evolución política, en esta oportunidad Colombia se jugaba su suerte. No se trataba solamente de la posibilidad de reelegir al presidente, estaba sobre la mesa la desgracia de legitimar y respaldar una forma de hacer política.

Lo que se ha dado en llamar “uribismo” es la degradación de esta política industrial o de segunda ola. Una política que gira alrededor de un individuo es patética y poco creíble. La demora es que el personaje central caiga en desgracia para que todos los patos salgan a volar.

¿Significará el fin de la era Uribe el ocaso del uribismo?

Probablemente si. Cuando una organización no gira en torno a unos valores y principios sino de un hombre, tiene muy poco futuro. Sin embargo, las malas prácticas en la política no van a desaparecer, nuestros ilustres políticos son unos expertos del camuflaje. Para la muestra un botón: Juan Manuel Santos.

Este ilustre delfín, miembro de una de las familias más poderosas e influyentes del país desde los tiempos de Eduardo Santos, ha sido capaz de pasar del gobierno de Cesar Gaviria (Ministro de relaciones exteriores) al de Andrés Pastrana (Ministro de Hacienda) y luego de ser opositor, convertirse en Ministro de Defensa del gobierno Uribe.

En efecto, de acuerdo con la Silla Vacia “cuando Uribe arrancó su gobierno, Santos venía de apoyar la candidatura de Serpa y se ubicó en la oposición. En su columna “Me da mucha pena” de El Tiempo, la emprendió con toda contra la primera reelección del mandatario paisa y fue uno de sus críticos más mordaces. A la vez, defendió el Partido Liberal, que trató de presidir después de que Uribe nombró a Horacio Serpa Embajador ante la OEA. Así lo propuso en una reunión en la casa del senador Juan Fernando Cristo. Pero para ese entonces, los liberales ya estaban en conversaciones con César Gaviria para que se volviera presidente del Partido. “Después de esa reunión, salió a crear La U”

Este camaleón de la política pretende heredar el trono y liderar a los representantes de la “nueva política” personificada en un partido narcisista lleno de “Uportunistas” arropados con la popularidad del gran jefe.

Gracias al juicioso trabajo de la Silla Vacia[2], es posible establecer el perfil del partido que ambiciona quedarse con la mayor cantidad del botín del Estado. De acuerdo con este medio, dicha organización ha conformado una verdadera “Selección Colombia” (llena de troncos por cierto)

Esa “ejemplar selección” cuenta en sus filas con “figuras estelares”. Desde retoños como Nicolás Uribe (un yupi bogotano con acento paisa, salido de las entrañas del gran jefe). Investigados por parapolitica como Jorge Visbal Martelo (quien renunció a su curul en el actual periodo para ser investigado por la Fiscalía) Marco Alirio Cortes Torres, Manuel Guillermo Mora y Armando Bennedeti (los cuatro tienen investigación preliminar en la Corte Suprema por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares).

Caciques políticos como Eduardo Carlos Merlano (hijo de Jairo Merlano cacique sucreño quien estuvo investigado por parapolitica), Andrés Felipe Serna Hoyos (hijo del reconocido cacique antioqueño Bernardo Guerra Serna). Piedad Zucardi (esposa del ex senador Juan Jose Garcia Romero, un político corrupto condenado por el famoso miti-miti de Telecartagena). Dilian Francisca Toro (con investigación preliminar por parapolitica en Corte Suprema). Jose David Name Cardozo (heredero del clan político de los Name). Aurelio Iragori (cacique político del Cauca).

Tránsfugas como Jorge Ballesteros Bernier (proveniente de Alas equipo Colombia). Elsa Gladis Cifuentes (lastimosamente paisana mía, quien proviene de las filas de Cambio Radical). Plinio Olano (boyacense, quien viene de Cambio Radical). Musa Besaile (viene del partido liberal y tiene investigación preliminar por parapolitica). Roy Barreras (el principal promotor del transfuguismo que se bajo de Cambio Radical)

Cristianos como Victor Velázquez Reyes (tránsfuga de Colombia viva y fervoroso homofóbico). Jorge Enrique Gomez (pastor cristiano que tiene investigación en la Corte Suprema por estafa).

Miembros de la farsandula criolla como Neru (coreagrafo de Shakira, Aura Cristina Geithner e Ivan y sus Ban-Band)

Herederos de los parapoliticos como Maritza Martinez (esposa de Luis Carlos Torres, quien tiene investigación formal en la Corte Suprema por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares). Martin Morales Diaz (cuota de Zulema Jattin, investigada para parapolitica). Astrid Sanchez Montes de Oca (hermana de Odin Sanchez, exsenador detenido por parapolitica)

Exfuncionarios del gobierno Uribe como Juan Lozano (tránsfuga de Cambio Radical y otrora seguidor de Luis Carlos Galán) Camilo Montes (ex asesor del director del Sena y quien posa como el representante de los emprendedores colombianos)

Estos son pues algunos de los representantes de la “nueva política”, los sagrados herederos del gran jefe, aquellos que quieren convertirse en los padres de la patria, proto-hombres y mujeres cuyo único interés es servir al país.

Que belleza de prospectos!!! Con políticos asi, yo no voy a salir a votar, sino a Botar.

Tu me entiendes, no?


[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Dictadura_constitucional

[2] Cristina Velez Vieira “La U la verdadera “Selección Colombia” 17 de febrero de 2010  http://www.lasillavacia.com/historia/6885

Anuncios

Autor:

Yo Soy Andrés Paz, un Psicólogo Libre para Servir.

2 comentarios sobre “ARTICULO # 90 UN DÍA PARA LA HISTORIA Y LA SAGRADA HERENCIA

  1. A pesar de que como bien lo decis, este dia, el 26 de febrero pueda ser digno de que se le coloque como “dia festivo” para conmemomerar este triunfo de la democracia, hace falta mucho criterio político en el colombiano de a pie a la hora de decidir el destino del país, y ese exiguo criterio, alimentado diariamente por la desinformación de los medios, le hará votar por estas mismas figurillas que se presentan como única opción.

    El único camino sería la formación, pero soy un poco pesimista, no veo los espacios de formación en la televisión que nos toca.

    1. Xavi, coincido con vos, el único camino es la formación, por supuesto que dicha formación no va a venir del Estado ni de quienes lo explotan. Tenemos que empezar desde la periferia. Lo importante es tener claridad de que el sistema industrial es obsoleto y que debemos visibilizar el sistema informacional no sólo en la teoría sino en la practica.

      Xavi, estoy preparando unos ensayos donde profundizo al respecto.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s